Version classiqueVersion mobile

La Liga de las Juventudes Comunistas (Komsomol) y la transformación de la Unión Soviética (1917-1932)

 | 
Matthias Neumann

Parte I. Revolución y Guerra Civil

3. Nacimiento en la Guerra Civil

Texte intégral

La lucha por una identidad

1La fundación de una Liga Juvenil de Toda Rusia en octubre de 1918 fue un gran éxito para el Partido Bolchevique, teniendo en cuenta las circunstancias de la expansión de la Guerra Civil. Desde su formación, el compromiso del Komsomol con el Partido Bolchevique lo vinculó al régimen y a su política. Durante los próximos dos años, este se incorporó gradualmente al nuevo Estado emergente. La transición del movimiento espontáneo de jóvenes de febrero de 1917 al establecimiento del Komsomol, implicó un cambio en la dirección de las iniciativas y la formulación de políticas. De manera análoga al partido, las organizaciones juveniles habían perdido gran parte de su adhesión social en los doce meses posteriores a la Revolución de Octubre. La Liga se había establecido sobre la base de un movimiento juvenil en gran medida desintegrado y, por lo tanto, se enfrentaba a la necesidad de revitalizar su base organizativa. De hecho, con su establecimiento como una organización para toda Rusia, la mayoría de los activistas había decidido no intentar revitalizarla desde su base hacia arriba: la dirección de la formulación de las políticas y el proceso de ejecución se había invertido inevitablemente. Después del primer Congreso, era obvio que la revitalización solo podía provenir del aparato institucional recién establecido. Más allá de eso, ahora que se había establecido el Komsomol, el partido podría comenzar a conducir una política más coherente hacia el movimiento juvenil. Era evidente que el partido intentaría ayudar a la Liga a consolidar su estructura y asegurar su hegemonía sobre todos los jóvenes organizados en la Rusia soviética.

  • 367 Kenez, The Birth; Revesz, Organisierte Jugend; Fainsod, How Russia Is Ruled; Fisher, Pattern.

2Desde este punto de partida, sería fácil hacer una crónica del desarrollo del Komsomol durante la Guerra Civil, como se ha hecho antes, en términos de su gradual subordinación al control del partido que, incuestionablemente, tuvo lugar durante la Guerra Civil.367 Ciertamente, la historia de su incorporación al aparato del partido-Estado emergente no necesita una revisión drástica. Sin embargo, un análisis adicional de ese proceso, que incluye y examina el impacto de los desarrollos sociales dentro y fuera de la Liga, ofrece una visión ligeramente modificada de los cambios organizacionales. Este sugiere que la transición del Komsomol al aparato del partido-Estado no fue tan directa como parece en retrospectiva.

  • 368 Tirado, Young Guard!, 178-179.
  • 369 RGASPI. fM1, op.23, d.2,l.59.
  • 370 Slavnyi put’, 126-241; Zentralkommittee der FDJ, Der Komsomol, 15-33. El libro fue un resumen de ci (...)

3A lo largo de la Guerra Civil, el estado de las relaciones entre el partido y el Komsomol varió considerablemente según el nivel institucional, la localidad y el entorno político y social. Como ha señalado Isabel Tirado, las organizaciones de los partidos provinciales a menudo eran hostiles con el Comité local del Komsomol.368 El liderazgo regional del Komsomol en Turkestán escribió, en carta al Comité Central del Komsomol (octubre de 1919) que el partido apenas había ayudado en la creación de organizaciones en las principales ciudades. A veces, declaraba la carta, incluso actuaba como un freno en este proceso.369 En tales circunstancias, el partido no pudo controlar el desarrollo de las organizaciones juveniles locales. Parece que con demasiada frecuencia los análisis están atrapados por la historiografía soviética sobre la evolución del Komsomol, según la cual la política juvenil fue parte de la “alta política” a lo largo del crítico tiempo de la Revolución y la Guerra Civil.370 Si aceptamos este punto de vista, no hay más que un pequeño paso para coincidir con la óptica de ver a los líderes del partido ejerciendo influencia y control sobre el desarrollo del Komsomol, de acuerdo con algún tipo de plan maestro de construcción del Estado. La política y la educación de la juventud eran importantes para los bolcheviques, pero el Komsomol no estaba en el centro de la política educativa en 1918 y la política de la juventud no fue prominente en el avatar político cotidiano durante la Guerra Civil.

  • 371 Fitzpatrick, “The Bolshevik Dilemma”, 599-613.

4Este capítulo se centrará en los factores políticos y sociales que determinaron la evolución organizacional del Komsomol durante la Guerra Civil. En un artículo sobre clase, cultura y política a principios del período soviético, Sheila Fitzpatrick ha proporcionado un excelente ejemplo y enfoque que busca analizar la degeneración de la democracia revolucionaria en el Partido Bolchevique en términos distintos a los políticos.371 También debemos examinar la importancia y el impacto de los problemas de clase en el futuro desarrollo del Komsomol. Los cambios graduales en la composición social de la liga plantean la pregunta de si hubo algún tipo de correlación entre este desarrollo y la tendencia continua hacia la deslocalización y la burocratización.

La Guerra Civil y la composición social

  • 372 Kulyshev, Partiinaia organizatsiia, 14.

5En el momento en que se estableció el Komsomol, este solo podía reclamar 22.100 miembros y estaba lejos de ser una organización de masas. Todavía era una organización muy inestable, y la desintegración de clases que se intensificó durante la Guerra Civil, no facilitó su revitalización y expansión. Muchas instancias urbanas que se fusionaron con el Komsomol no tenían, literalmente, ningún arraigo social. En Petrogrado, por ejemplo, el número de trabajadores metalúrgicos en fábricas de más de 50 trabajadores, disminuyó de 254.088, en enero de 1917, a 39.380, en enero de 1920.372 Dado que los trabajadores jóvenes fueron los primeros en perder sus trabajos -dada su débil posición en la fuerza de trabajo- esta desintegración masiva inevitablemente le pasó factura a las ramas locales del Komsomol, donde originalmente habían predominado los jóvenes de la clase trabajadora. Además, las constantes movilizaciones de los trabajadores para la guerra, también tuvieron graves consecuencias para la estructura organizativa y la composición social del Komsomol.

  • 373 Slavnyi put’, 165-166.
  • 374 Pravda, 5 de octubre de 1919, 2.
  • 375 Slavnyi put’, 179; KPSS o komsomole, 37-38; Iunyi kommunist, no. 13 (octubre de 1919), 1.

6En la primavera de 1919, la organización de Petrogrado movilizó alrededor del 20 %, y la de Moscú, hasta un 25 % de sus miembros en la primera movilización del Komsomol, que abarcó a Rusia en su totalidad.373 Hubo movilizaciones similares a nivel nacional después de su Segundo Congreso, en octubre. El día de apertura del congreso, el partido hizo un llamado a los jóvenes comunistas para movilizarse en la lucha contra Denikin.374 La llamada fue respondida. El congreso decidió que la organización de Tula, Vorónezh, Tambov, Riazán, Kaluga y Orel, y las que se encontraban dentro del territorio de la región fortificada de Moscú, tenían que enviar al frente a todos los miembros mayores de 16 años que fueran capaces de prestar servicio militar y que solo tres miembros activos debían quedarse en casa. Se suponía que el resto de las organizaciones debían movilizar al 30 % de sus miembros para apoyar el frente sur.375 La portada de Iunyi Kommunist declaró, unos días después del congreso, que los komsomol’tsy fueron llamados "Al frente!":

  • 376 Iunyi kommunist, no. 13 (octubre de 1919), 1.

En el presente punto crítico y crucial (de la guerra), los trabajadores jóvenes y los campesinos no deberían quedarse atrás de sus camaradas mayores. Los jóvenes deberían estar listos en la primera llamada, en el primer grito de guerra, para precipitarse en la batalla, la última y decisiva batalla. [...] La preparación para la lucha del destacamento revolucionario y la preparación de todas las fuerzas nos entregarán la victoria. En el frente, camaradas, cierren las filas con más fuerza.376

  • 377 KPSS o komsomole, 37-38.
  • 378 Iunyi kommunist, no. 2 (enero de 1919), 13; Slavnyi put’, 163-168.
  • 379 Iunyi kommunist, no. 2 (enero de 1919), 13.
  • 380 Ibidem.
  • 381 Ibidem.
  • 382 Iunyi kommunist, nos. 6-7 (agosto de 1919), 18.
  • 383 Ibidem.

7Aunque el Comité Central del Partido Bolchevique intentó más tarde frenar esta movilización masiva, de todas formas tuvo un efecto crucial en el trabajo de las organizaciones locales del Komsomol.377 Este no solo perdió a muchos de sus miembros más comprometidos, sino que, también, se vio privado de gran parte de su circunscripción principal. La movilización tuvo un efecto adverso en la organización.378 Como se muestra en el primer capítulo de este estudio, este desarrollo, de hecho, comenzó antes de que el Komsomol se hubiera formado. Un ejemplo típico se proporciona en la cuenta de un activista de una fábrica en Basmannyi raion, en Moscú.379 Al describir el trabajo de la organización juvenil de la fábrica, los activistas dijeron a los lectores de Iunyi kommunist que la organización local de la Tercera Internacional había trabajado muy bien, reclutando a todos los jóvenes que trabajaban en la fábrica y organizando reuniones y conferencias muy concurridas. Con el inicio de la Guerra Civil, sin embargo, esto cambió. Muchos miembros activos siguieron el llamado a las armas y se fueron al frente y, además, muchos trabajadores jóvenes fueron golpeados por el desempleo. El ambiente entre los jóvenes cambió, las reuniones se redujeron, la organización se paralizó y, finalmente, colapsó. Esta fue reconstituida en el verano de 1918, cuando 120 jóvenes trabajadores se inscribieron, pero la falta de activistas entusiastas dejó la organización en crisis. Después de haber sido reconstituida e integrada al Komsomol, una reunión convocada para explicar los objetivos y la tarea de la organización no logró concitar mucho interés. Solo aparecieron 30 jóvenes trabajadores. Cuando a otros se les preguntó por qué no se presentaban y se sumaban, la respuesta fue “ya nos hemos inscrito cinco veces en una liga, solo pagamos las cuotas de militancia y llevamos la tarjeta en nuestros bolsillos, y no hay otros beneficios”.380 Las promesas de que esta organización era ahora comunista y cumpliría sus tareas, fueron rechazadas como palabras vacías. Los activistas que escribieron en Iunyi kommunist argumentaron que solo la agitación y la propaganda integrales podrían despertar la pasión entre los jóvenes.381 Muchas organizaciones juveniles locales enfrentaron problemas similares. Los líderes del Komsomol de Vladimir, por ejemplo, informaron que habían establecido 37 organizaciones locales en Vladimir uezd. Sin embargo, no tenían presencia en las fábricas porque solo habían atraído a 50 obreros. Solo diez de ellos fueron descritos como activos. El gubkom aguantó la gran escasez de trabajadores y recursos.382 Estos hechos, naturalmente, tuvieron impacto en la forma en que se hizo la política a nivel local. Cuando solo unos pocos miembros activos quedaron a cargo de todos los asuntos de organización, la democracia de base cedió inevitablemente a la formulación de políticas administrativas y centralizadas. En los órganos superiores, la toma de decisiones colectivas también fue socavada. En el gubkom de la guberniia de Moscú, solo tres de los siete funcionarios jóvenes quedaron a cargo.383 Esto reforzó aún más las tendencias hacia la centralización y la burocratización como resultado de lidiar con la crisis interminable que enfrentaban los cuadros.

  • 384 Dune, Notes. Arkadii Golikov se hizo conocido por el seudónimo “Arkadii Gaidar”. Gaidar, Shkola. Ga (...)

8Las movilizaciones afectaron al Komsomol de muchas maneras. Las campañas de reclutamiento del régimen llevaron a los komsomol’tsy, así como a los jóvenes no bolcheviques, a unirse a las filas de la Guardia Roja y el Ejército Rojo. Esto, a su vez, significó que la Liga no tuvo ningún papel en la vida de muchos jóvenes comunistas durante la Guerra Civil. Estos simplemente pasaron por alto a la organización a través de su compromiso militar. Eduard Dune, por ejemplo, no mencionó a la organización juvenil ninguna vez en sus memorias de la Guerra Civil, aunque luchó por la Guardia Roja en la Revolución de Octubre en Moscú, a la edad de 18 años y, luego, sirvió en el Ejército Rojo. Lo mismo aplica para el joven estudiante Arkadii Golikov, de la pequeña ciudad de Arzamas. Se unió a la Guardia Roja después de la Revolución Octubre y se convirtió en el comandante de una compañía a la edad de 15 años. Para ambos, su cosmos político estaba completamente determinado por el ejército y el partido.384 Las biografías de estos dos jóvenes comunistas ciertamente no fueron excepcionales. Un efecto secundario de la transformación gradual del Komsomol en una organización sobretodo política, fue que muchos jóvenes comunistas lo consideraron como una especie de “partido chico”. Por lo tanto, se esforzaron por unirse al propio Partido Bolchevique, con una autoridad mucho más alta en el movimiento comunista. Muchos de ellos, sin embargo, más tarde también se unirían al Komsomol cuando el partido resolvió hacer obligatoria la militancia activa para todos los miembros jóvenes del partido.

  • 385 Tirado, Young Guard!, 60-61, 94.
  • 386 Ibidem., 63: “Presumiblemente”, porque según Tirado, no eran ni trabajadores industriales ni campes (...)
  • 387 Ibidem, 96.
  • 388 Iunyi kommunist, nos. 6-7 (agosto de 1919), 18.
  • 389 Ibidem., 106, n. 98). Las cifras fueron publicadas en Iunyi proletarii, no. 7 (Julio de 1920), 14.
  • 390 Tirado, Young Guard!, 151, 170, n. 19). Tirado se refiere a los muchos informes de distritos public (...)

9La Guerra Civil aceleró los cambios en la composición social de la Liga. Desde los sucesos de Octubre, los estudiantes y los trabajadores de oficina fueron convirtiéndose, gradualmente, en una fuerza importante dentro del movimiento juvenil comunista. En la organización de Petrogrado, SSRM, este desarrollo había comenzado a fines de 1917 por el declive de las organizaciones de la clase trabajadora anteriormente fuertes, y el surgimiento de la organización del primer distrito de la ciudad, que consistía, principalmente, en estudiantes y jóvenes intelectuales.385 Que este desarrollo representara una tendencia general en el movimiento juvenil, se hizo evidente en la Primera Conferencia Regional del Norte, del 20 de octubre de 1918, poco antes del congreso de formación del Komsomol. Los delegados que, supuestamente, eran estudiantes y trabajadores de oficina, constituían alrededor del 43 por ciento, mientras que los trabajadores de fábricas representaban menos del 40 %.386 Continuando con esta tendencia, en el Segundo Congreso del Komsomol (octubre de 1919), los obreros y campesinos obreros se habían convertido en una clara minoría entre los delegados, con 205 representantes en comparación con 239 de los estudiantes y trabajadores de oficina.387 Además, parecía que no solo era en los escalones superiores de la jerarquía del Komsomol en que la intelligentsia joven se estaba convirtiendo en mayoría. La organización local de Vítebsk informó que, después de una nueva inscripción, que vio a 12 miembros ociosos expulsados - la mayoría de ellos presuntamente estudiantes- la organización contaba con 55 trabajadores y 50 estudiantes, a fines del verano de 1919.388 En el Komsomol de Petrogrado, que era mucho más grande, los trabajadores industriales jóvenes solo representaban el 47,7 % de la militancia a principios de 1920. La proporción de estudiantes (15,4 por ciento) y trabajadores de oficina (33,4 por ciento) había aumentado, combinando un 48,8 %. Los jóvenes desempleados constituían el 3,5 por ciento de la militancia total.389 Los estudiantes y los trabajadores de oficina habían sido parte del movimiento juvenil en toda Rusia desde el principio. Sin embargo, cuando comenzaron a constituir el grupo más grande en ciertas organizaciones urbanas del Komsomol, esto marcó un desarrollo importante para una organización que surgió al interior del movimiento obrero. El editor de la revista Iunyi kommunist en Moscú, criticó este cambio en diciembre de 1918. Se quejó de que el vínculo entre el Komsomol y las fábricas se había roto y que la organización estaba perdiendo su carácter proletario.390

  • 391 Calculo basado en cifras soviéticas oficiales; ver Rigby, Communist Party Membership, 52, 85. Fitzp (...)

10Los cambios en la composición social del Komsomol guardaban cierta analogía con los del Partido Bolchevique. Mientras en febrero de 1917 la proporción de obreros en la militancia del partido había sido de alrededor del 60 %, y la proporción combinada de estudiantes, intelectuales o trabajadores de oficina había sumado el 32 %, en 1921 los obreros habían disminuido significativamente (41 %). En términos de números absolutos de miembros, entre marzo de 1918 y marzo de 1921, el número de miembros del partido que eran obreros aumentó en aproximadamente un 35 %, mientras que el número de estudiantes, empleados e intelectuales, aumentó más del doble.391

  • 392 Fitzpatrick, “The Bolsheviks Dilemma”, 605.

11La similitud entre el partido y el Komsomol a este respecto no es sorprendente, porque los delegados del Primer Congreso del Komsomol habían definido claramente a su Liga como una organización política vinculada al nuevo gobierno bolchevique, y no como un grupo de presión social que promovería el interés de sus miembros a través del nuevo régimen. De esta manera, el Komsomol se expuso a los cambios organizativos y sociales dentro del partido, donde los problemas de clase fueron los que despertaron la controversia real.392 Dadas las raíces de la organización en el movimiento obrero, las diferencias sobre la cuestión de la identidad de clase eran inevitables. Tres preguntas interrelacionadas atrajeron la atención de los komsomol’tsy en todos los niveles organizativos del liderazgo del partido durante los primeros dos años después de su fundación: las cuestiones de la estructura e identidad de la Liga, su relación con el Partido Bolchevique y su papel dentro de un Estado comunista. Todos ellos estaban interconectados por los problemas de clase que involucraban.

Identidad de clase y estructura organizacional

12La cuestión de la estructura de la Liga, es decir, si debería convertirse en una organización de masas o en una organización exclusiva de jóvenes cuadros políticos que organizaría a los jóvenes fuera del Komsomol, estaba estrechamente vinculada a la discusión sobre su identidad social. Muchos komsomol’tsy abogaban por una organización juvenil exclusivamente proletaria en lugar de una organización que incluyera jóvenes de todas las clases sociales. Aquí surgieron las tensiones entre la tarea, proclamada en voz alta, de convertirse en una organización de masas de trabajadores y jóvenes campesinos, y la necesidad de tener una identidad proletaria.

  • 393 Slavnyi put’, 75; Tirado, Young Guard!, 103.

13Para 1919, el Komsomol era sin duda el principal actor institucional entre los jóvenes, sin embargo, todavía existían otras organizaciones juveniles, culturales, educativas y políticas. Las organizaciones y asociaciones de estudiantes bolcheviques se habían organizado desde el verano de 1917 en Moscú, pero en Petrogrado, después de la fundación del Komsomol, surgieron otras.393 La mayoría de las veces estas organizaciones se establecieron bajo la estrecha guía del comité local del Partido Bolchevique, que determinó su identidad política desde el principio.

  • 394 KPSS o komsomole, 33-34.
  • 395 RGASPI, fM1, op.2, d1, l.12.
  • 396 Ibidem.
  • 397 Ibidem., l.14.

14El Komsomol no tenía una relación cercana con estas organizaciones. Sin embargo, su liderazgo estaba comprometido con transformarla en una organización de masas y, en consecuencia, no podía aceptar competidores potenciales. Aunque la resolución del Octavo Congreso de la Tierra había hablado de “organizaciones” juveniles y, por lo tanto, demostró que la tarea y el papel del Komsomol todavía no se había determinado completamente, no se dudaba que la Liga tenía confirmado el principal papel de organización juvenil.394 En general, la resolución debe haber confirmado la opinión del liderazgo del Komsomol de que este tenía el único derecho legítimo de representar y organizar a los jóvenes. Esta comprensión de su posición se destacó más claramente en la actitud de la dirigencia de la Liga hacia las organizaciones juveniles con otras afiliaciones o identidades políticas poco claras. En el plenario del Comité Central del Komsomol, Lazar Shatskin declaró sobre la relación de la Liga con la Federación Rusa de Juventudes Anarquistas y sus grupos locales, que “debía haber una sola táctica: arresto, dispersión, no cortejar a los culpables”.395 Los Komsomol’tsy debían mostrar vigilancia e informar al partido qué grupos emprenden propaganda contrarrevolucionaria. Esos grupos serían tratados entonces por la Cheka de Dzerzhinsky que ya había arrestado a muchos jóvenes anarquistas cuando se habían reunido en un congreso de toda Rusia en Moscú.396 Shatskin argumentó que los mismos métodos deberían aplicarse a todas las organizaciones juveniles que se alinearan a otros partidos contrarrevolucionarios en las grandes ciudades. Sin embargo, si una organización anarquista existía en una aldea, el objetivo debía ser infiltrarse en ella y destruirla desde adentro en lugar de utilizar acciones represivas directas.397 Este enfoque mostró que el líder del Komsomol era cauteloso acerca de alienar a la juventud campesina.

  • 398 Ibidem., l.10.
  • 399 Riordan, “The Russian Scouts”, 51; Korolev, Ocherki po istorii sovetskoi shkoly, 354.
  • 400 RGASPI, fM1, op.2, d1, l.10.
  • 401 Ibidem.
  • 402 Tovarishch Komsomol, 26-27; Kopelev, The Education, 28-29.

15En las reuniones también se discutió la cuestión del scoutismo.398 En 1918, el comisario de Educación, Anatoly Lunacharsky y el comisario de Salud Pública, Nikolai Semashko, rindieron un informe sobre el movimiento Scout entre la población. Estaban contemplando la mejor manera de responder y abogaban por la organización de grupos similares a los scouts bajo la tutela del Komsomol. Algunas organizaciones de scouts, sin duda la minoría, habían adoptado una clara identidad pro bolchevique después de la Revolución de Octubre. Esto condujo, finalmente, a la aparición de los llamados IuK (Iunye kommunisty), los Jóvenes Scouts Comunistas, en varias regiones del país, entre 1918 y 1919.399 A pesar de la participación de los bolcheviques en estas organizaciones, todavía se consideraban de naturaleza pequeño burguesa, a pesar de su apoyo al nuevo régimen. El problema era que, como señaló N. Zander, miembro del Pleno de Rusia Occidental en la discusión del scoutismo, que organizaciones juveniles como Iugend-Bund, que no tenían una identidad política clara y uniforme, estaban atrayendo a la juventud obrera. Vio la propaganda y la agitación como crucial para ganarlos para el Komsomol.400 Sin embargo, al igual que Shatskin, tomó una línea dura hacia las organizaciones con una clara afiliación partidista que no fuera bolchevique. El Komsomol debía continuar combatiéndolos por cualquier medio necesario. Sus filas deberían estar infiltradas para apoderarse de ellas. El objetivo debía ser conquistarlos desde dentro y ganar a los buenos elementos para este.401 Finalmente, unos meses más tarde, el Segundo Congreso decidiría liquidar todas las organizaciones scouts, incluido el IuK. Sin embargo, durante la Guerra Civil esto fue más fácil decirlo que hacerlo. El joven Lev Kopelev, por ejemplo, se uniría a los scouts en su Ucrania natal (primavera de 1922) y también establecería contacto con el Iuk.402

  • 403 RGASPI, fM1, op.2, d.1, l.14.
  • 404 Ibidem., l.16.
  • 405 Ibidem.

16En lo que respecta a las organizaciones culturales y educativas, Shatskin explicó en la sesión plenaria que había que tratarlas cuidadosamente según su composición social. Aquellos grupos que organizaron a los jóvenes intelectuales, que ocuparon edificios bonitos y tenían instrumentos musicales, deberían ser expulsados. Si una organización incluía trabajadores, la táctica debería ser hablar con ellos y tratar de destruir la organización desde adentro. Todos estos círculos, continuó Shatskin, tenían que reorganizarse por completo. El Komsomol debía luchar contra aquellos grupos liderados por jóvenes de la intelligentsia que intentaron ganarse a los jóvenes trabajadores.403 En la misma reunión, otro miembro del pleno, Selivanov, también señaló que bastantes anarquistas se habían infiltrado en las filas del Komsomol. Esto no debía estar permitido.404 Además, muchos círculos culturales y educativos de estudiantes que reclamaban no ser parte del Partido, resistían los intentos del Komsomol por reorganizarlos. Selivanov criticó estos círculos por aislarse del trabajador y la juventud campesina a través de sus actividades. Esto fue inaceptable. Selivanov exigió que estos círculos se dispersaran.405

  • 406 Iunyi kommunist, no.5 (Mayo 1919), 15-16.
  • 407 Slavnyi put’, 147.
  • 408 KPSS o komsomole, 34-35.
  • 409 Ibidem, 34-35.

17Sin embargo, esta no fue una línea general hacia todas las organizaciones estudiantiles, porque muchas de ellas se habían afiliado al Partido Bolchevique, o sus miembros se mostraron simpatizantes. Esto colocó a los líderes del Komsomol en un dilema. Sabían que tenían que fusionarse con ellos si querían imponer su monopolio sobre la representación organizacional de la juventud, pero si lo hacían, era claro que esto cambiaría significativamente el carácter social de la Liga. De hecho, los estudiantes se habían unido al Komsomol desde su fundación. La organización local en Poltava, Ucrania, por ejemplo, informó que casi la mitad de los miembros locales de la Unión Comunista de Estudiantes se habían unido al Komsomol en la primavera de 1919.406 Al final, el Comité Central del Komsomol presionó para una fusión con estas organizaciones y decidió, el 26 y el 27 de abril de 1919, en sesión plenaria celebrada en presencia de un miembro de alto rango del Partido Bolchevique, establecer células del Komsomol en las escuelas.407 Dos semanas después, el Comité Central del Gabinete Organizativo del Partido aprobó las directrices sobre el trabajo del Komsomol entre los jóvenes estudiantes: “Todo el trabajo entre la clase trabajadora, la juventud campesina como entre los que están en educación, debería reunirse en manos del Liga de las Juventudes Comunistas”.408 Habiendo confirmado el monopolio del Komsomol, se decidió que los miembros de las organizaciones estudiantiles serían aceptados individualmente a través de una “comisión de liquidación” que consistía en un miembro del Partido Bolchevique, otro del Komsomol y uno de la organización de estudiantes. Una reunión general del Komsomol local tenía el derecho de rechazar a un estudiante, aunque se podía apelar contra esa decisión ante las autoridades del partido local y los cuerpos superiores de la Liga juvenil.409 Este documento ilustra cuán cerca se había vuelto la relación entre el partido y el Komsomol, porque el partido aprobó las pautas para la Liga e intervino, mediante la participación en las “comisiones de liquidación”, en los asuntos referentes a su organización.

  • 410 Ibidem., 35.
  • 411 Tirado, Young Guard!, 104.

18El mismo documento también mostró que la sospecha tradicional de la clase trabajadora hacia los estudiantes, los jóvenes intelectuales y los trabajadores de oficina, estaba arraigada entre los jóvenes de la clase trabajadora. Las pautas generales para admitir estudiantes en la Liga indicaron que a los estudiantes de segundo nivel (aproximadamente 12-17 años) de la Escuela Unificada de Trabajo, solo se les permitiría unirse a través de un informe del gabinete de la escuela y dos recomendaciones de miembros del Partido Bolchevique o miembros del Komsomol con al menos tres meses de antigüedad.410 Estas reglas demostraron que incluso en los escalones más altos del Komsomol había una hostilidad generalizada hacia los estudiantes. Oskar Ryvki, presidente del Comité Central, se había pronunciado en contra de la afluencia de demasiados estudiantes porque esto traería demasiados elementos “pequeños burgueses” a la Liga.411 Aquí fue donde se hizo evidente la tensión entre los desafíos de crear una organización juvenil única y el supuesto carácter de clase de esa organización. Estas reglas restrictivas para admitir estudiantes no solo afirmaron la autopercepción de muchos komsomol’tsy como la vanguardia de la juventud, sino también, complicaron el proceso de fusión de las organizaciones estudiantiles con el Komsomol.

  • 412 Ibidem., 106-107.
  • 413 Konecny, Builders and Deserters, 50.
  • 414 Tirado, Young Guard!, 105-106.
  • 415 Ibidem., 111.

19La integración de las organizaciones estudiantiles al Komsomol no fue fácil. Muchos komsomol’tsy temían una reducción en la composición de la clase trabajadora de la Liga. Las duras reglas y la abierta hostilidad que se mostró hacia los estudiantes ayudaron a garantizar que las organizaciones estudiantiles siguieran existiendo. No fue hasta febrero de 1920, casi un año después de haberse decidido la fusión oficial con el Komsomol, que las organizaciones estudiantiles perdieron la mayor parte de su autonomía.412 La autoridad del Komsomol en las universidades, sin embargo, permaneció muy débil en ese momento.413 La reacia integración cambió el carácter del Komsomol. Mientras que el contingente estudiantil creció consistentemente, la organización perdió muchos miembros activos de la clase trabajadora a través de movilizaciones para el esfuerzo de la guerra.414 Además, las exigencias de la Guerra Civil a menudo significaron que los estudiantes y los trabajadores de oficinas quedaban a cargo de los cuerpos principales. Esto no es sorprendente, dado que la educación superior tiende a crear preferencia por el trabajo organizacional, mientras que los trabajadores jóvenes con menos educación, favorecen la acción directa. En el Tercer Congreso del Komsomol (octubre de 1920), Shatskin, que había ido a un gimnaziia, culpó a la inactividad de los jóvenes trabajadores por el hecho de que los jóvenes intelectuales se habían hecho cargo de la Liga.415 Esta, sin embargo, no era la historia completa.

  • 416 Slavnyi put’, 131.
  • 417 Fisher, Pattern, 24.

20Aunque la dirección del Komsomol compartía gran parte de las sospechas de clase, al final impulsó su desarrollo como una organización de masas de todos los jóvenes, incluidos los jóvenes trabajadores, campesinos y estudiantes. No todos los miembros dieron la bienvenida a esta política: la oposición se levantó rápidamente. En Ucrania, por ejemplo, alrededor de 40 organizaciones juveniles fundaron una Comisión Comunista de Jóvenes Trabajadores de Ucrania, en julio de 1919. Esta se declaró parte del Komsomol.416 Sin embargo, el nombre indicaba que esta organización era exclusivamente para jóvenes de la clase trabajadora y, desde el principio, fue hostil hacia los jóvenes intelectuales y estudiantes, que no fueron admitidos en la Liga.417 Además, los líderes ucranianos sugirieron establecer “colectivos” especiales para jóvenes campesinos fuera de la Liga, adoptando así una idea extendida dentro de la sección proletaria del Komsomol de no convertirse en una organización masiva de todos los jóvenes.

  • 418 Ibidem., 20-21.

21En el Primer Congreso del Komsomol, los delegados de la región de los Urales habían abogado por el establecimiento de “Hogares Proletarios Jóvenes” que servirían como clubes de masas para los jóvenes de la clase trabajadora. Sólo el "elemento más consciente" podría unirse al Komsomol, sugirió Khazan, quien, debe señalarse, había sido miembro del Buró de Organización del Primer Congreso. Al hacerlo, contradijo el concepto oficial del Komsomol como organización de masas y abogó por una organización de vanguardia mucho más exclusiva. Aunque la propuesta fue rechazada por el congreso por una mayoría no declarada, la idea de una organización con una clara identidad proletaria que organizara a la mayor parte de la juventud proletaria fuera del Komsomol, no desapareció.418

  • 419 Dunaevskii, “K voprosu o sozdanii sovetov rabochei molodezhii”, Iunyi kommunist, no. 5 (mayo 1919), (...)

22En la primavera de 1919 Vladimir Dunaevskii, uno de los principales activistas sindicales de la organización moscovita del Komsomol, sacó a relucir la idea de establecer soviets juveniles, es decir, secciones de jóvenes en los sindicatos. En un artículo en Iunyi kommunist describió su teoría de que solo a través de tales instituciones los jóvenes trabajadores podrían enarbolar sus intereses económicos específicos.419 Su idea era un intento por lidiar con el desafío de la degeneración de la clase obrera y la falta de trabajo del Komsomol en el plano económico después de que su vínculo con las fábricas se había roto. Él pensó que los soviets jóvenes podrían ayudar a superar la alienación de los activistas del Komsomol respecto a la masa de jóvenes de la clase trabajadora y, así, revitalizar el movimiento. El Komsomol ejercería su guía ideológica sobre toda la juventud de la clase trabajadora a través de estas instituciones juveniles.

  • 420 Slavnyi put’, 159; Fisher, Pattern, 22.
  • 421 Fisher, Pattern, 23.
  • 422 Iunyi kommunist, no. 15 (noviembre 1919), 19.

23La dirigencia del Komsomol rechazó la idea de Dunaevskii durante un pleno, a fines de abril, y en un ampliado del Comité Central, en julio de 1919.420 Dunaevskii y sus partidarios volvieron a plantear el tema en el Segundo Congreso del Komsomol. Después de una ardua discusión se le permitió presentar una resolución, la que fue rechazada por la mayoría. Durante el debate, Zander, uno de los defensores de las secciones juveniles, dijo al pleno que el Komsomol no podía organizar a todos los jóvenes de la clase trabajadora, porque constituía su “vanguardia más importante”.421 En este punto, el vínculo entre las tres controversias -sobre la estructura e identidad social del Komsomol; sobre su relación con el partido, y sobre su papel en el Estado-, pasó a primer plano. Muchos komsomol’tsy aparentemente habían adoptado el “vanguardismo” proletario que el primer programa de la Liga había reclamado para sí. Pensaban que el Komsomol no debía abrazar a los jóvenes de todas las clases si quería mantener su identidad proletaria y bolchevique. Dunaevskii destrozó esta creencia. En un discurso sobre la filosofía del movimiento proletario de jóvenes que se publicó en Iunyi kommunist, en noviembre de 1919, declaró: “Nuestro movimiento es mesiánico. Somos la vanguardia de la vanguardia”.422 Debemos resaltar que, durante todas estas controversias, la identidad bolchevique de la Liga no fue nunca cuestionada; en cambio, sí se debatió acerca del impacto que el desarrollo social tendría sobre tal identidad.

24Las propuestas, sin embargo, arrojaron respuestas contradictorias al problema de la clase. La organización ucraniana quería restringir la militancia exclusivamente a jóvenes proletarios, apoyando la idea, contenida en las propuestas de la sección de los Urales y los partidarios de Dunaevskii, de que el Komsomol, en cuanto tal, no debía convertirse en una organización masiva, sino que debería patrocinar y controlar las organizaciones juveniles populares. La propuesta de Dunaevskii reconoció que el Komsomol ya no era una institución popular de clase trabajadora que representaba únicamente los intereses de esa clase. Reconoció que, con el cambio en la composición social y el papel político de la Liga, se había convertido en una organización política comprometida en la defensa de la revolución, es decir, del régimen bolchevique. En su opinión, la Liga ya había perdido algo de su autonomía ante el partido y del Estado, de modo que la representación de los intereses de la clase obrera en contra del emergente Partido-Estado, solo podía estar fuera del Komsomol. En consecuencia, Dunaevskii abogó por instituciones populares -como los soviets y los sindicatos- como cuerpos a través de los cuales los jóvenes de la clase trabajadora podrían, presumiblemente, defender mejor sus intereses. Aunque esto significaría excluir del Komsomol a grandes segmentos de la juventud de la clase trabajadora, estos, de todos modos, se verían atraídos por el movimiento comunista.

25El problema con la idea de Dunaevskii, era que habría convertido al Komsomol en una especie de partido menor operando sus propias organizaciones de masas, es decir, correas de transmisión entre él y las masas de la juventud. Además, indicaba la existencia de una división generacional dentro de la clase obrera y, por lo tanto, se oponía a la idea bolchevique de la unidad de la clase obrera. Esto claramente no era aceptable para el Partido Bolchevique, ya que implicaba la posibilidad del surgimiento de un segundo conflicto político.

La subordinación al Partido

26El segundo tema polémico fue la relación del Komsomol con las estructuras políticas de la República Bolchevique a nivel local y central. Al momento de su fundación, la estructura interna de la Liga era embrionaria. Sus regulaciones habían aumentado el poder del Comité Central a expensas de la autonomía de los organismos locales. Su liderazgo aspiraba a actuar como una organización nacional. Al mismo tiempo, la clase trabajadora continuaba desintegrándose. Todo esto creó el potencial para un desarrollo altamente desigual entre los diferentes niveles organizacionales.

  • 423 Fisher, Pattern, 8.

27Este proceso se aceleró rápidamente después del Primer Congreso, fomentado por una deficiente comunicación entre los niveles central y local. Por un lado, estaba el Comité Central del Komsomol que intentó consolidar la organización y tratar con los niveles superiores del Partido Bolchevique; por otro, las entidades locales que, con su pequeña base, tenían que tratar de cumplir con las tareas básicas que el programa había establecido. Ralph T. Fisher describió, correctamente, los años 1918-1920 como el período formativo de la organización, en cual se estableció su patrón básico.423 Debemos hacer notar que este patrón se determinó en dos niveles organizacionales distintos. El nivel central, estrechamente vinculado a la política del Partido Bolchevique, y el nivel local, cuya vida estuvo más determinada por el impacto de la Guerra Civil.

  • 424 KPSS o komsomole, 7.
  • 425 Tirado, Young Guard!, 180.

28El congreso fundador del Komsomol había sido el preludio de una política más activa por parte del partido que, ahora, tenía que integrar una organización juvenil nacional en el nuevo aparato estatal. El partido se enfrentó a una tarea similar en relación con los sindicatos. Apenas unos días después del congreso, Sverdlov, Secretario del Comité Central bolchevique, emitió una circular en la que no sólo pedía a las organizaciones partidistas locales ayudaran con medios organizativos y materiales a las secciones locales del Komsomol, sino que, también, proponía la creación de sedes locales del Komsomol en lugares donde todavía no existían. Además, recomendó que todos los miembros jóvenes del partido (es decir, menores de 23 años) se convirtieran en miembros de la organización y “participen activamente en su trabajo”.424 Claramente, el partido no solo estaba tratando de aumentar la militancia, sino también, asegurar su influencia a través de un núcleo partidario más grande. En el nivel superior, esto ya se había logrado. El Comité Central estaba completamente lleno de cuadros del partido. Sin embargo, como ha demostrado Tirado, las relaciones más cercanas con el partido no derivaban únicamente por la intervención de éste. En Petrogrado, por ejemplo, los enlaces estaban más cerca de lo que las reglas de la Liga y las instrucciones del partido habían establecido, sin embargo, estos vínculos no tomaron un carácter condescendiente.425 Lo mismo sucedió también en Moscú, donde el Komsomol trabajó estrechamente con el partido en su tarea de reclutar nuevos miembros.

  • 426 Pravda, 22 de mayo 1919; 4.
  • 427 Lunev, “Blind Faith in a Bright Future”, 27-28.
  • 428 Ostrovskii, Sobranie sochinenii, Tom 2, 83-84. El mismo Ostrovskii se unió al Komsomol en junio de  (...)

29Durante la Guerra Civil, las ramas locales del Komsomol podían establecerse de maneras completamente diferentes, dependiendo de la situación militar y política prevaleciente en las regiones. En Moscú y Petrogrado, las iniciativas y campañas de reclutamiento, como la “Semana Roja de la Juventud”, podían organizarse adecuadamente y contar con la ayuda de la organización del partido y su máquina de propaganda. En Moscú, el “Día de la Juventud Comunista” (23 de mayo de 1919), Pravda hizo un llamamiento a los jóvenes para unirse a su lado antes de que fuera demasiado tarde.426 En las regiones donde los bolcheviques habían consolidado, al menos temporalmente, su poder, los activistas del partido también podían empezar a organizar a los jóvenes. En Kharkov, por ejemplo, un responsable político del Ejército Rojo (además, él mismo komsomolets), comenzó, en el verano de 1919, a organizar y reclutar personas para una célula del Komsomol. La organización del Komsomol de Kharkov consistía solo en 17 personas.427 A menudo, sin embargo, las iniciativas de los partidos se parecerían a las que Nikolai Ostrovskii describió en su novela inacabada, Born in the Storm, donde la célula local ordenó a uno de sus jóvenes simpatizantes a establecer una rama del Komsomol. El Comité Revolucionario del partido aprobó entonces el primer grupo de komsomol’tsy, ampliando la organización de los jóvenes, en cuyo caso el control y la supervisión eran obviamente limitados.428 Sin embargo, a menudo sucedía que los jóvenes activistas políticamente inexpertos y ansiosos por involucrarse en la lucha revolucionaria, buscaban instrucciones y consejos de los miembros del partido local. Por lo tanto, muchas unidades locales del Komsomol recientemente establecidas, se convirtieron desde el día de su formación, en unidades “subordinadas” al comité local del partido.

  • 429 Rigby, “Staffing USSR Incorporated”, 524.
  • 430 Lewin, “The Civil War”, 403.

30Durante la mayor parte de la Guerra Civil, la falta de un verdadero aparato partidista pagado a tiempo completo, llevó a los bolcheviques a ejercer la “dictadura del proletariado” tomando el control de las instituciones populares y, a través de ellas, la máquina estatal.429 En esta búsqueda de la autoridad política, el Komsomol no fue más que otro jugador entre los múltiples organismos estatales e instituciones populares en competencia, como los sindicatos, los soviets y el ejército. Más de un año después de la Revolución, los bolcheviques se vieron obligados a construir un nuevo Estado en medio de la desintegración económica y la degeneración del tejido social, particularmente en los centros urbanos. El movimiento social que había contribuido significativamente a la insurrección bolchevique había desaparecido, y el partido tenía que construir el Estado independientemente de la sociedad y a base de un “desarrollo social al revés”.430 Aunque el estado de ánimo popular y la reacción de las masas a las iniciativas políticas fueron muy importantes durante la Guerra Civil, el Octavo Congreso del Partido cambió sus prioridades hacia “gobernar” y, con ello, cambió a la vez, el rol de los cuadros.

  • 431 KPSS o komsomole, 7.
  • 432 Ibidem., 33-34.
  • 433 Ibidem., 34.
  • 434 Kommunisticheskaia Partiia Sovetskogo Soiuza v rezoliutsiiakh, Tom 2, 74-77.

31Después de que una circular de noviembre de 1918 describiera la función principal del Komsomol como una “escuela que entrena comunistas nuevos y conscientes”,431 el Octavo Congreso del Partido (marzo de 1919) fue más allá y declaró que la principal tarea de la política juvenil del partido era alcanzar una reserva bien entrenada a fin de atraer a trabajadores -entusiastas y conscientes- para construir la sociedad comunista. Más importante aún, el partido declaró que esta tarea debía ser llevada a cabo por organizaciones juveniles como el Komsomol,432 y otras que mostraran el “mayor grado de actividad espontánea” (makisimum samodeiatel ’nosti).433 Al hacerlo, el partido otorgó al Komsomol el estatus de brazo ejecutivo del mismo. Considerando el adicional llamado del congreso por el centralismo más estricto y la disciplina más severa, es decir, la subordinación de todas las facciones partidarias y de organizaciones de trabajadores a la disciplina partidista para ganar “influencia crucial y control total”434 en las instituciones, el congreso anticipó no solo una intensificación de la política de cuadros, sino también una redefinición de la relación entre el partido y el Komsomol.

  • 435 Rigby, “Staffing USSR Incorporated”, 524-525.
  • 436 Ibidem., 525.
  • 437 Service, The Bolshevik Party, 207-208.
  • 438 Iunyi kommunist, no. 15 (noviembre 1919), 18.
  • 439 Lewin, “The Civil War”, 417.

32El Octavo Congreso del Partido, también comenzó a desarrollar un “partido oficial” a tiempo completo. Esto tenía como objetivo aumentar la autoridad administrativa y política del partido a través de una dirección central más efectiva de sus cuadros en las instituciones gubernamentales y las organizaciones populares.435 El proceso se destacó por el rápido aumento en el personal del Comité Central: de 30, en marzo de 1919, a 80 en diciembre, a 150 en la primavera de 1920, y a 602 un año después, aumentando la capacidad del partido para ejercer la autoridad administrativa y política en todos los sectores.436 Sin embargo, la decisión de centralizar la autoridad política y administrativa en el órgano más alto del partido no se tomó únicamente por iniciativa de las autoridades centrales. Los recursos humanos del partido se estiraron hasta el punto de ruptura bajo las circunstancias de la Guerra Civil. Su deseo de transformar el orden político, económico y social del país en medio de la crisis militar, dejó a los funcionarios bolcheviques locales abrumados con las responsabilidades. Como consecuencia, muchos de estos cuadros locales también pedían una mayor centralización, disciplina y jerarquía.437 En un discurso dicho en el primer aniversario del Komsomol, Nikolai Bukharin explicó a la dirección de la Liga del raion de Moscú (octubre de 1919), que el partido se había convertido en una organización distintivamente militar, en la que cada miembro era un “soldado de la revolución”. Esta estructura era necesaria para soportar la presión colosal y la embestida que enfrentaban los bolcheviques y argumentó que el Komsomol debía adoptar el mismo camino.438 En esta lucha por la supervivencia política, los métodos administrativos y coercitivos parecían casi naturales tanto en el partido como en el Komsomol.439

  • 440 Tirado, Young Guard!, 180.

33Las tendencias hacia la centralización habían surgido en el movimiento juvenil en 1917, como lo demostró el primer capítulo de este libro, habiendo contribuido a la formación del Komsomol. Después de su establecimiento, estas tendencias se hicieron aún más fuertes. En Petrogrado, por ejemplo, se introdujo el cargo de organizador de distrito, quien debía estar a cargo de la orientación política e ideológica de tal espacio. Era directamente responsable ante el Comité de Petrogrado de la Liga y, además, tenía un asiento en el Comité del Partido del distrito.440 Por lo tanto, no solo constituyó un canal directo entre el órgano de la Liga más alto de la ciudad y la organización del distrito, sino también, entre la Liga y el partido. La superposición de personal entre el Komsomol y el partido, la absorción cada vez mayor de las funciones estatales por parte del partido y el declive de la autoridad de algunos comisariatos gubernamentales, tuvieron un fuerte impacto en el desarrollo del Komsomol. Esto se puede ilustrar mirando el trabajo del club del Komsomol.

  • 441 Ibidem., 130.
  • 442 Ibidem., 132.
  • 443 Ibidem.
  • 444 Grant, “Organizing Mass Physical Culture”, 96, 105-107; Siegelbaum, “The Shaping of Soviet Workers’ (...)

34Desde el momento en que la Liga comenzó su labor educativa, particularmente, su trabajo en el club cultural, surgió la tensión jurisdiccional con el Narkomprós (Comisariado del Pueblo para la Instrucción Pública). Particularmente fuera de los centros políticos de Petrogrado y Moscú, los problemas surgieron rápidamente. La visión de los activistas del Komsomol sobre estas instituciones (clubes) se definió por su compromiso con la pureza de clase, lo que chocó con el enfoque inclusivo del Narkomprós hacia la educación. En marzo de 1919, los líderes del Komsomol afirmaron que todos los clubes juveniles deberían estar bajo la autoridad de la Liga.441 La incorporación del Komsomol al aparato estatal se hizo evidente cuando el partido intentó sistematizar la división del trabajo del club entre los dos cuerpos. En Petrogrado, se decidió que el partido local designaría al director de la sección del Narkompros, mientras que el comité local del Komsomol nombraría al director asistente que, a su vez, también estaría a cargo de la educación política dentro del comité local del Komsomol.442 Todo el episodio mostró cómo el partido se estaba convirtiendo en el órgano decisivo en el aparato estatal y fortaleciendo su influencia en todas las instituciones a través de su política de cuadros. La adopción en la Liga del sistema de “nombramientos”, reflejó la forma en que la organización se estaba involucrando profundamente en el emergente aparato del partido-Estado en centros como Petrogrado. Finalmente, en 1920, se llegó a un acuerdo a nivel nacional que otorgaba al Komsomol plena jurisdicción sobre todo el trabajo político en los clubes, mientras que el Narkompros seguía siendo responsable de los temas educativos y culturales. Se decidió que los jóvenes mayores de 16 años se unirían a los clubes patrocinados por el Komsomol, mientras que los adolescentes más jóvenes se unirían a los clubes del Narkompros.443 Sin embargo, en la práctica, persistió la confusión sobre las cuestiones de contenido y autoridad en los clubes a lo largo de la década de 1920, particularmente en los clubes de fábricas, donde los sindicatos y el Komsomol operaban en conjunto.444

  • 445 Fisher, Pattern, 12; Tirado, Young Guard!, 181.
  • 446 KPSS o komsomole, 35-36.
  • 447 Ibidem. En marzo de 1921, en el Décimo Congreso del Partido, mediante resolución, se reforzó la mil (...)

35Un mes después de que en el Octavo Congreso surgiera la perspectiva de una redefinición de la relación, la dirección del Komsomol celebró una reunión ampliada con representantes provinciales para discutir la posición de la Liga en este tema. Finalmente, el plenario adoptó una resolución que propuso que el Comité Central del Komsomol estuviera subordinado al Comité Central del Partido y que los comités locales del Komsomol estuvieran subordinados a los órganos locales del partido.445 En agosto de 1919, los Comités Centrales del Komsomol y del Partido adoptaron una resolución conjunta que siguió la misma línea. Establecía que el Komsomol reconocía el programa del Partido Bolchevique, que su Comité Central estaba “directamente subordinado al Comité Central del RKP (Partido Bolchevique)”, y que sus “organizaciones locales trabajarían bajo el control de las organizaciones locales del partido”.446 En el nivel local, este control se ejercería mediante la representación mutua entre el Komsomol y el partido. La resolución pedía a las organizaciones y células del partido local que establecieran organizaciones del Komsomol en línea con el programa y las regulaciones de la Liga, usando a todos los miembros del partido de 20 años o menos, para quienes la militancia en el Komsomol ahora era obligatoria. Más allá de eso, la resolución conjunta recomendó el establecimiento de bloques del Partido Bolchevique en las organizaciones locales del Komsomol en los casos en que se aplicara una política no comunista, es decir, una política no bolchevique, de elementos pequeño burgueses o kulaks demasiado fuertes.447

36Esta resolución conjunta determinó la relación partido-Komsomol de una nueva manera. La organización ya no se describía como “totalmente independiente” (polno nezavisimyi) y su trabajo como “completamente autónomo” (polno samodeiatel’nyi) como lo había sido en el primer programa, sino “autónoma” (avtonomyi). La nueva relación entre el Komsomol y el Partido Bolchevique permitió a este último ejercer su influencia a través de tres canales diferentes: primero, verticalmente, a través de la pirámide del Komsomol, ya que el Comité Central de este estaba directamente subordinado al Comité Central del Partido Bolchevique; en segundo lugar, horizontalmente, a través de la representación a nivel local y el hecho de que los órganos locales del Komsomol trabajaran bajo el control de la organización del partido local; y en tercer lugar, al aumentar el tamaño de los núcleos.

  • 448 KPSS o komsomole, 36-37.

37Esto último se volvió cada vez más importante, ya que el crecimiento de la organización traería más y más miembros no partidarios a la Liga. Esto sembró las semillas de lo que Irina Il’na denominó obshchestvennaia nomenklatura, que creció en las organizaciones sociales durante la década de 1920, incluido el Komsomol. Las direcciones de los órganos centrales y locales quedaban así impregnadas de miembros del Partido Bolchevique. Sin embargo, la resolución siguió indicando que el Komsomol debería ser autónomo desde el punto de vista organizativo (samodeiatel’nyi) y de su trabajo, señalando, a su turno, que los controles partidarios debían ser claros y no tomar un carácter condescendiente.448 Los conflictos de intereses resultaron intrínsecos a esta estructura del emergente obshchestvennost’ soviético.

  • 449 Fisher, Pattern, 409
  • 450 Ibidem., 409

38A principios de octubre de 1919, se esperaba que los delegados al Segundo Congreso del Komsomol adoptaran estos cambios en las regulaciones. Entre el Primer Congreso (octubre/noviembre de 1918) y el Segundo, la militancia reportada aumentó de 22.100 a 96.096.449 En el momento de la reunión, el dominio bolchevique de las altas esferas de la organización era claramente visible. De un total de 348 delegados, 286 (66,6 %) eran miembros del partido, 103 se describían a sí mismos como simpatizantes, y 58 como personas que no eran miembros del partido.450

  • 451 Ibidem., 14.
  • 452 RGASPI, f. M1, op.2,d.1, ll.39-40; Kenez, The Birth, 92; Fisher, Pattern, 49.
  • 453 Vea Koenker, “The Trade Unions”, 451.

39Oskar Ryvkin, quien informó en nombre del Comité Central del Komsomol, explicó al Congreso la necesidad de los cambios organizacionales implicados en la resolución conjunta. Su argumento principal era que, dado que el Komsomol era parte de todo el movimiento comunista y la responsabilidad de este último recaía en el Partido bolchevique, era natural que el Comité Central de la Liga estuviera subordinado al Comité Central del Partido Bolchevique.451 Su defensa de la resolución no encontró oposición real y fue ratificada. Esto es notable, dado que habían surgido controversias feroces sobre otros temas. Una propuesta para establecer una célula del Komsomol en el ejército, fue derrotada por la estrecha mayoría de 120 a 94 votos. Esta cuestión había dividió la opinión en el plenario de julio del Komsomol, pero cuando el Congreso se reunió, tanto el partido como la dirección del Komsomol anticipadamente habían dejado clara su posición452. Al margen de este asunto, el evento demostró que la mayoría de los delegados no tenían objeciones reales al estrechamiento de vínculos con el partido, y la subordinación a él de los cuerpos centrales y locales de la Liga. Al parecer, la mayoría de ellos se encontró en una posición similar a la de sus contrapartes sindicales, a fines de 1919, cuando asumieron las implicancias de la “estatización” de los sindicatos.453 Muchos de los activistas del Komsomol no vieron conflicto entre la posición de “independencia total” declarada en el primer programa y la subordinación de su organización al partido. Después de todo, compartían el objetivo principal: construir el comunismo, y consideraron que el partido tenía el derecho legítimo de reclamar la supervisión de todo el movimiento comunista.

  • 454 Tirado, Young Guard!, 176.
  • 455 Iuny kommunist, no.11 (septiembre 1919), 3-5.

40De hecho, la redefinición más bien fluida de la relación partido-Komsomol reveló que la resolución conjunta, en cierta medida, simplemente formalizó procedimientos que habían caracterizado el trabajo de la Liga desde la primavera de 1919, particularmente en las organizaciones urbanas más grandes. Además, el estrechamiento de relaciones comportó una oportunidad para que el partido asegurase su hegemonía en el Estado emergente, asegurando su desempeño en muchos sectores de manera más eficiente; en cierta forma, la subordinación aseguró la participación. La mayoría de los líderes y delegados tenían una visión integradora del Komsomol. No consideraron la posibilidad de que la Liga pudiera distinguirse del resto del movimiento obrero y su legítimo conductor, el Partido Bolchevique.454 Este criterio de que el Komsomol no podía constituir una especie de partido político en sí mismo, con su propio programa y táctica, había sido comunicado a sus miembros en un largo artículo aparecido en Iunyi kommunist, poco antes del Segundo Congreso.455

  • 456 Tirado, Young Guard!, 231.

41Sin embargo, hubo otro factor que no debe ser ignorado en el proceso de centralización de la Liga y su subordinación al partido, a saber, el elitismo prevaleciente entre los jóvenes comunistas. El primer programa del Komsomol había declarado: “La juventud, como la parte más activa y revolucionaria de la clase obrera, es la vanguardia de la revolución proletaria”.456 El partido no había eclipsado esa autopercepción alabando continuamente a los jóvenes como los constructores del comunismo. Aunque esta percepción parecía tener el potencial de desafiar la supremacía del partido como líder del movimiento comunista, también podía ayudar a su subordinación. La resolución del Octavo Congreso del Partido había descrito al Komsomol como la reserva del partido y, poco después, este afirmó el monopolio del Komsomol en la realización del trabajo entre los jóvenes. Al mismo tiempo, también había pedido disciplina, cohesión y unidad en el movimiento comunista frente a la Guerra Civil. Esta política partidaria, por un lado, respaldaba el avantgardismo de los jóvenes comunistas, pero, por otro, cambió sus connotaciones al restringirlo a la juventud. Los komsomol’tsy no solo eran la reserva del partido, sino también la vanguardia de la juventud y, específicamente, la juventud de la clase obrera. Además, los dirigentes del Komsomol y muchos activistas ya se habían convertido en importantes cuadros bolcheviques, lo que agregó un nuevo lado a su identidad como komsomol’tsy. Claramente habían ganado una conciencia política partidista. Esta fue una de las razones por las que no hubo una fuerte oposición a la subordinación de la organización en 1919. También debe tenerse en cuenta que los órganos inferiores (de base y locales) del Komsomol no estaban realmente involucrados en este proceso. El cambio estructural en el Komsomol fue, claramente, una cuestión entre los cuerpos centrales del partido y el Komsomol, y las consecuencias no se hicieron visibles para las bases hasta 1920. Además, aún no se había visto cómo estos cambios afectarían el trabajo en terreno, particularmente fuera de los centros urbanos.

Centralización, burocratización, estatización y el problema de clase

42La incorporación del Komsomol al emergente aparato partido-Estado fue impulsada en gran medida por los órganos superiores y centrales de este. Sus estrechos lazos con el Partido bolchevique y la amplia doble militancia de los líderes de los komsomol’tsy, se centraron en la adopción de las “tradiciones” bolcheviques para la formulación de políticas en los asuntos internos de la Liga. Después de que el Segundo Congreso había votado subordinarla a la autoridad del partido, el faccionalismo en el Komsomol se volvió menos aceptable ya que no había lugar para él en el Partido Bolchevique.

  • 457 Fisher, Pattern, capítulo 2.
  • 458 Ibidem., 32.
  • 459 Ibidem., 34, 37-38.
  • 460 Ibidem., 30.
  • 461 Slavnyi put’ 165-166.

43El análisis de Fisher de los informes del congreso mostró que, a pesar de los debates reales sobre cuestiones de desarrollo y trabajo de la Liga, el Comité Central del Komsomol condujo con tranquilidad a la Liga durante los años de la Guerra Civil y en una relación estrecha con el partido.457 La posición de miembros clave, Shatskin y Ryvkin, quienes representaban la línea del Partido Bolchevique, siempre prevaleció. Debemos tener en cuenta que no todos los miembros elegidos del Comité Central estuvieron realmente involucrados en el trabajo de esta instancia durante estos tiempos. Como informó Ryvkin en 1919, el trabajo a menudo lo realizaba un pequeño grupo, a veces no más de dos o tres personas.458 La mayoría de las veces las decisiones se tomaron “por unanimidad” en los congresos, lo que demuestra las crecientes restricciones de los principios democráticos en los procedimientos de toma de decisiones, limitaciones que venían produciéndose desde el Primer Congreso. Los líderes del Komsomol a menudo también usaron su posición y autoridad para limitar la discusión sobre ciertos asuntos.459 Entre el Primer y Tercer Congreso del Komsomol (octubre de 1918 - octubre de 1920), el Comité Central del Komsomol aumentó gradualmente su autoridad administrativa y política dentro de la Liga. Al igual que el partido, ella comenzó a pedir informes periódicos a los organismos locales, asignando funcionarios a tareas y áreas geográficas determinadas.460 En particular, como el Komsomol se había expandido a las repúblicas nacionales, el Comité Central de estas, con la ayuda del partido, había subordinado las organizaciones regionales a su autoridad, de manera administrativa y burocrática. Esto ocurrió en Turkestán, donde el comité regional del Partido Bolchevique estableció un gabinete provisional del Komsomol en febrero de 1919, o en Bielorrusia, donde el Comité Central del Komsomol estableció una Gabinete de Organización, en julio de 1920.461

  • 462 Este conflicto fue descrito y analizado en detalle por Tirado, Young Guard!, 185-198.

44Como resultado de este desarrollo desigual a nivel central y provincial, surgió en la Liga una severa crisis interna en el verano de 1920.462 No fue sorpresa que esta surgiera al mismo tiempo que se formaba la llamada Oposición Obrera contra la idea de Trotsky de la militarización del trabajo y la fusión de los sindicatos con el Estado. Los activistas obreros entre los komsomol’tsy, que tuvieron que hacer frente al continuo declive de la juventud proletaria dentro de la Liga, estaban hartos de la falta de trabajo hacia la juventud trabajadora por parte de la Liga, y con la falta de receptividad de sus órganos centrales.

  • 463 Mawdsley, “The Civil War”, 101.

45Hasta la primavera de 1920, la Guerra Civil y la simplificación de toda la política a la distinción amigo-enemigo, habían servido para unir a los jóvenes bolcheviques contra el enemigo común, independientemente de su origen y posición de clase. Muchos debates intelectuales habían sido reprimidos por llamados a la unidad, la cohesión y la disciplina. La homogeneidad militar había prevalecido sobre la heterogeneidad social. Ahora, sin embargo, el régimen bolchevique ya no enfrentaba una amenaza militar.463 Con la victoria en la Guerra Civil a la vista, muchos komsomol’tsy comenzaron a cuestionar los desarrollos organizacionales que la Liga había emprendido: la tendencia hacia una mayor centralización y burocratización de los procedimientos de toma de decisiones, la cuestión de la autonomía y el problema de la burocratización, ahora fueron objeto de escrutinio por parte de los activistas locales. Una vez más, en el corazón de la controversia se encontraba la cuestión de la identidad social del Komsomol y, por lo tanto, la cuestión del conflicto de clases.

  • 464 Tirado, Young Guard!, 185.
  • 465 Fisher, Pattern, 409

46El desencadenante del conflicto, que aquí solo resumiremos brevemente, fue el plan del Comité Central del Komsomol para reducir el poder de los departamentos económico-legales de este -órganos principales en el cambio de la protección laboral que operaba como un enlace entre la masa de trabajadores jóvenes y la organización local del Komsomol- buscando subordinarlos a la secretaría del Comité Central.464 Esta disposición no solo implicaba una mayor pérdida de autoridad por parte de los órganos locales, sino también, fue un paso más en la redefinición de la Liga como una organización completamente política. Para muchos activistas obreros a nivel local, y también dentro de los cuerpos superiores del Komsomol, este realineamiento de la organización estuvo vinculado a la gran afluencia de los estudiantes desde la formación de la Liga. Entre octubre de 1919 y mayo de 1920, la militancia volvió a subir de 96.096 a 319.000. Aunque no hay cifras disponibles respecto a la posición de clase de estos miembros, se puede suponer, dado el estado del movimiento obrero y la fusión en curso con las organizaciones estudiantiles, que la mayoría no provenía de la clase trabajadora.465

  • 466 Tirado, Young Guard!, 186-187; Dunaevskii, “O nashikh bolezniakh”, Iunosheskaia Pravda (Agosto 1920 (...)
  • 467 Activistas de Ucrania, Siberia, el área industrial central y la provincia de Moscú (La fortaleza de (...)

47La discusión sobre la estructura interna del Komsomol se intensificó durante la primavera y el verano de 1920. Dunaevskii volvió a despertar la polémica. En un artículo publicado en Iunosheskaia pravda, en agosto de 1920, ordenó que la Liga volviera a sus raíces en el movimiento obrero, manteniendo su función como guía ideológica y educadora de la juventud.466 Su propuesta para redefinir el papel del Komsomol en el Estado contenía una dura crítica a la alienación del Comité Central de lo que él entendía como el electorado natural del Komsomol, la juventud de la clase trabajadora. Además, atacó la forma en que conducía los asuntos de la organización. Una vez más, se discutió la idea de organizar a los jóvenes de la clase trabajadora fuera del Komsomol. El análisis de Dunaevskii de la situación de la Liga encontró apoyo entre muchos activistas locales de las antiguas fortalezas del movimiento obrero.467

  • 468 Ibidem. Slavnyi put’, 204; Tirado, Young Guard!, 188.
  • 469 KPSS o komsomole, 40-42.

48En agosto de 1920, durante la tercera sesión plenaria conjunta del Comité Central y los representantes de las organizaciones provinciales (68 delegados en total), la crisis alcanzó su punto máximo. Dunaevskii recibió el apoyo no solo de la mayoría de los representantes provinciales, sino también de la mayoría de los miembros del Comité Central. Este logró que se aprobara una resolución que criticó duramente el trabajo y la conducta del Comité Central respecto del desarrollo organizacional de la Liga y su relación con el partido.468 Con esta resolución el conflicto se intensificó. Ryvkin y Shatskin remitieron el asunto a la Oficina de organización del partido, tras lo cual, una reunión conjunta de los dos dirigentes del Komsomol con una de las secretarias del partido, resolvió expulsar a Dunaevskii y a dos de sus partidarios, Polifem e Iakovlev, del Comité Central y del trabajo juvenil en general. Dunaevskii intentó movilizar a las organizaciones regionales contra esta intervención, tras lo cual, el 2 de septiembre de 1920 se le suspendió por seis meses la militancia en el partido. El partido lo acusó de “sindicalismo juvenil” y de intentar crear una “facción secreta” dentro del Komsomol para dirigirla a un conflicto con el Partido Bolchevique.469

  • 470 Slavnyi put’, 206.
  • 471 Tirado, Young Guard!, 193-194.

49Como la posición de Dunaevskii siguió disfrutando de la simpatía de muchas organizaciones provinciales, el 29 de septiembre, tres días antes de la sesión de apertura del Segundo Congreso del Komsomol, el Comité Central del Partido decidió, en sesión plenaria en la que Lenin estuvo presente, establecer una agrupación del partido dentro de la Liga. Esto aseguraría que las ideas de Dunaevskii fueran presentadas fuera de línea con el partido, se cumplieran las directivas del partido y se “mantuviera la relación organizativa existente entre el RKSM (Komsomol) y el RKP (b) (Partido bolchevique)”.470 Además, la sesión decidió enviar a Preobrazhenskii, Bujarin y Andreev para conducir el congreso. La participación directa de estos funcionarios del partido aseguró de que el grupo partidario dentro del congreso se pusiera en línea. Preobrazhenskii aseguró un voto del grupo partidario que respaldaba las decisiones del Partido Bolchevique y, de ese modo, indirectamente aprobó las acciones de Shatskin y Ryvkin de entregar el asunto a los órganos del partido.471

  • 472 Para la composición del Tercer Congreso del Komsomol ver Slavnyi put’, 218.
  • 473 La cifra de aproximadamente 480.000 miembros del Komsomol en el momento del Tercer Congreso, es amp (...)
  • 474 Kenez, The Birth, 91.
  • 475 Iunyi kommunist, no. 5 (Mayo 1919), 4.

50Al congreso asistieron 602 delegados, de los cuales 507 (84,2 por ciento) eran miembros o candidatos del Partido Bolchevique. Un poco más de la mitad de los delegados, 327, fueron clasificados como trabajadores o campesinos.472 La organización aumentó su militancia a alrededor de 480.000 en 12.000 organizaciones y células del Komsomol.473 Alrededor del 20 % de estos eran jóvenes campesinos.474 Sin embargo, debemos anotar que, desde sus primeros días, en el Komsomol había un gran número de “miembros de papel” bastante inactivos, un problema que Dunaevskii había criticado en mayo de 1919.475

  • 476 Tirado, Young Guard!, 195; Tovarishch Komsomol, 36-37.
  • 477 Iunyi kommunist, no. 7 (junio 1921), 8.

51La acción del partido no pudo evitar que en el congreso se expusieran abiertamente críticas a la actuación del Comité Central. Los delegados que simpatizaban con Dunaevskii indicaron la amplia brecha y las malas relaciones y comunicación que había entre la dirigencia y las organizaciones locales. Al final, Ryvkin admitió que la crisis de liderazgo y el problema de la burocratización de la Liga habían sido causados por la fuerte afluencia - particularmente a los órganos de gobierno de la organización- de elementos no pertenecientes a la clase trabajadora.476 Este análisis era parcialmente correcto, pero también fue una concesión deliberada a los sentimientos de los komsomol’tsy proletarios con el fin de desviar las críticas del rol de la dirigencia en la centralización y la burocratización. Los elementos de clase no obrera, los estudiantes en particular, se convirtieron en chivos expiatorios colectivos.477

  • 478 Tirado, Young Guard!, 196.
  • 479 Tovarishch Komsomol, 36-37; Fisher, Pattern, 26.
  • 480 Tovarishch Komsomol, 36-37, 41.
  • 481 Kenez, The Birth, 170.

52Finalmente, Bukharin tomó el tema en su discurso y argumentó que el problema no podía resolverse simplemente excluyendo a los estudiantes de la organización, ya que no solo los elementos no proletarios habían causado la burocratización. Según él, las tendencias hacia la burocratización solo podrían superarse elevando los niveles culturales y políticos entre las bases. Esta era la manera de cerrar la brecha entre el liderazgo y la base.478 Su posición, finalmente, fue adoptada por el Comité Central del Komsomol. El Comité Central la usó más tarde para rechazar otra propuesta de los delegados ucranianos, los llamados klassoviki. En la reunión del Buró de Organización, exigieron la exclusión de los elementos no obreros, es decir, la purga y la organización en “colectivos” especiales de la masa de la juventud que estaba fuera de la Liga.479 Esta idea no era nueva y demostró que el conflicto en torno a la clase y la identidad social de la Liga, se mantuvo en el corazón de la “controversia Dunaevskii”. Al final, la dirigencia mostró cierta receptividad a estos sentimientos generalizados. Rechazó la idea de formar organizaciones especiales para jóvenes intelectuales y estudiantes, pero, mientras que la clase trabajadora y los jóvenes campesinos podían unirse a la Liga directamente, el resto tendría ahora que hacerlo disponiendo de dos recomendaciones de miembros del partido y/o Komsomol.480 Para los representantes del klassoviki ucraniano, esto no fue suficiente y continuarían pidiendo purgas para cambiar el carácter social de la organización.481

  • 482 Lewin, “The Social Background of Stalinism”, 114.

53La incorporación del Komsomol a la emergente nueva estructura estatal fue compleja. No hubo un proceso lineal ni semejante al producido por el Partido Bolchevique. Las discusiones entre facciones del partido, en especial sobre el papel de las organizaciones de trabajadores (sindicatos), demuestran que no había un solo plan para el proceso de construcción del Estado. La hipótesis de Moshe Lewin de que los bolcheviques “no estaban adecuadamente preparados para comprender el Estado que ellos mismos estaban construyendo”482, también se aplica al desarrollo organizacional del Komsomol y su relación con el partido. Los escritos de Krupskaya y Lenin sobre organizaciones juveniles de antes de la Revolución de Octubre, parecían ofrecer un modelo básico para el rol y la estructura de las organizaciones juveniles, pero esas ideas fueron superadas por las circunstancias posteriores a la insurrección. Los bolcheviques se encontraron en la posición de tener que construir su Estado sobre la base de una sociedad descompuesta y en medio de una sangrienta Guerra Civil.

  • 483 Fisher, Pattern, 62.
  • 484 Kenez, The Birth, 93.
  • 485 Slavnyi put’, 235.

54Las realidades del proceso de construcción del Estado durante la Guerra Civil, significó que, en muchos lugares, el Komsomol local se fusionaría con los aparatos de la administración. Los activistas locales asumirían responsabilidades gubernamentales que, normalmente, estarían reservadas para las agencias de gobierno. Como dijo Shatskin en el Tercer Congreso: “hemos hecho muchas cosas que el Estado proletario debió haber hecho”.483 Esto, a su vez, muestra que la afirmación de Peter Kenez de que “solo los más ingenuos sugerirían que el Komsomol fue, desde el momento de su creación, un instrumento más en la mano del Partido”484, apreciación que necesita ser revisada. Con la fundación del Komsomol, el partido disponía de un medio potencialmente poderoso, pero el mismo, con frecuencia, no respondió a tales expectativas. La Liga se convirtió en un jugador poderoso por derecho propio y algunos komsomol’tsy claramente percibieron esto. En el Tercer Congreso, un delegado de Kazan sugirió formar un partido ruso de jóvenes comunistas que “reemplazaría al partido y se haría cargo de su trabajo”.485 El partido no pudo controlar completamente su nuevo instrumento.

55Por lo tanto, el desarrollo de la Liga en 1919-1920, debe verse en dos niveles: el Comité Central y los órganos provinciales y locales. El órgano central desde el principio había sido formado por cuadros jóvenes del partido. Además, aunque la estructura organizativa de la Liga todavía estaba en una etapa embrionaria, su claro compromiso con la causa bolchevique y los procesos de “estatización” en curso, gradualmente hicieron del partido su socio principal. La cooperación con el partido, ya sea a nivel local o central, aseguró la participación del Komsomol en la emergente nueva sociedad. En consecuencia, la subordinación del Komsomol al partido pareció, ser a primera vista, una situación de ganar y ganar tanto para el partido como para la jefatura del Komsomol. Fue esta percepción de la relación lo que generó críticas, tanto en el Komsomol como en el partido, sobre la condescendencia y superposición que estaban surgiendo (en ámbitos superiores), así como respecto de la falta de asistencia y atención a los órganos provinciales y locales del Komsomol por parte de las organizaciones locales del partido.

  • 486 Tirado, Young Guard!, 183, 191.
  • 487 KPSS o komsomole, 39-40. Para un ejemplo de conflicto por actividades superpuestas y la falta de as (...)

56En el momento de la “dunaevshchina”, Ryvkin se sintió obligado a criticar al partido por no haber prestado atención al Komsomol antes de que surgiera la oposición. Él culpó al partido por privar al Komsomol de sus miembros más talentosos para transferirlos al trabajo del partido.486 El partido sabía que el trabajo juvenil en sus comités locales estaba lejos de ser bueno y, a menudo, discrepaba de la línea del Comité Central. Una circular del Comité Central del partidario, de julio de 1920, criticó enérgicamente el trabajo de las organizaciones locales del partido entre los jóvenes. Se criticaban las tendencias “amiguistas” y, particularmente, la duplicación de las unidades del Komsomol por unidades especiales del partido para el trabajo juvenil, el apoyo financiero insatisfactorio y el fracaso para mantener vivas las estructuras locales del Komsomol ante las continuas movilizaciones militares. Las críticas indicaron que, muchas de las directivas sobre el trabajo juvenil del Comité Central del Partido Bolchevique emitidas desde octubre de 1918, no fueron implementadas adecuadamente o completamente ignoradas por las organizaciones locales del partido.487

57La tendencia hacia la centralización y la burocratización a nivel superior fue, parcialmente, paralela a nivel local del Komsomol. El uso de métodos administrativos y burocráticos fue principalmente registrado en la movilización militar y productiva, lo que ayudó a la desintegración de la clase obrera industrial y afectó los intentos de mantener el trabajo de la Liga en estas condiciones. A diferencia del partido bolchevique, el Komsomol nació en medio de la Guerra Civil, y las circunstancias sociales asociadas tuvieron un impacto aún mayor en su desarrollo organizacional. Sin embargo, para la mayoría de los jóvenes de base de la clase trabajadora, el proceso de centralización y burocratización en todos los niveles de la pirámide organizacional, no fue un asunto primordial. Estuvieron más preocupados por aumentar la afluencia de miembros de la clase trabajadora a la Liga y a sus cuerpos gobernantes. Dos años después de su creación, el Komsomol se dividió en términos de su identidad social. Tanto a nivel local como en el centro, las tensiones de clase se habían vuelto evidentes. La mayor parte de la discusión sobre la estructura, el trabajo y las tareas de la Liga durante esos dos primeros años, estuvo relacionado, en cierta medida, con este asunto, envolviéndose en una lucha interna sobre su identidad, no tanto política, sino programática y social. Cuando la presión de la Guerra Civil disminuyó (1920), esta lucha pasó a primer plano, similar a la que estaba ocurriendo en el terreno sindical y la lucha de facciones en el partido.

  • 488 Tirado, Young Guard!, 187.

58La llamada “dunaevshchina”, durante 1920, mostró hasta qué punto el Komsomol había cambiado su carácter organizativo. El conflicto surgió entre esa parte del Komsomol que promovió un rol más político -a través de su incorporación al aparato del emergente partido-Estado- y aquellos funcionarios y miembros de base que defendieron sus raíces en el movimiento obrero. Estos últimos no criticaron per se la centralización y la burocratización en los órganos superiores (también se habían vuelto comunes a nivel local). Además, si bien el empleo de los procedimientos democráticos no carecía de importancia, no fue, necesariamente, una preocupación principal entre los komsomol’tsy. Incluso el mismo Dunaevskii estuvo de acuerdo en que era necesaria una mayor cohesión interna en el Comité Central para un funcionamiento más eficiente.488

  • 489 Las posiciones contradictorias en el debate sindical se pueden ver en los proyectos de resolución d (...)

59En este sentido, los activistas obreros del Komsomol se encontraron en el mismo dilema (insoluble) que sus contrapartes en la Oposición Obrera dentro del partido. La cuestión de cómo las organizaciones de trabajadores deberían representar los intereses de sus adherentes frente a un gobierno socialista, aún no había sido respondida. Si se suponía que el Komsomol defendía los intereses de los trabajadores jóvenes, ¿cómo podría hacerlo después de su subordinación al Comité Central del Partido Bolchevique? No fue sorprendente que el resultado de esta controversia se hiciera eco del compromiso que Lenin defendió en el debate sindical: el Komsomol debería estar subordinado al Estado y al partido, pero, al mismo tiempo, debía disfrutar de algún tipo de autonomía y actuar como una escuela de comunismo “para los trabajadores”. Para muchos líderes bolcheviques, la “autonomía” de las organizaciones de masas, sin embargo, no impidió el control fuerte y directo a través del Partido Bolchevique.489 Para otros, sin embargo, el principio de Lenin de la “independencia organizativa” de las organizaciones juveniles, ciertamente había sido trastornado.

Notes

367 Kenez, The Birth; Revesz, Organisierte Jugend; Fainsod, How Russia Is Ruled; Fisher, Pattern.

368 Tirado, Young Guard!, 178-179.

369 RGASPI. fM1, op.23, d.2,l.59.

370 Slavnyi put’, 126-241; Zentralkommittee der FDJ, Der Komsomol, 15-33. El libro fue un resumen de cinco folletos oficiales para el estudio de la historia de la organización juvenil. Los folletos fueron publicados por el Comité Central del Komsomol en Moscú, 1949.

371 Fitzpatrick, “The Bolshevik Dilemma”, 599-613.

372 Kulyshev, Partiinaia organizatsiia, 14.

373 Slavnyi put’, 165-166.

374 Pravda, 5 de octubre de 1919, 2.

375 Slavnyi put’, 179; KPSS o komsomole, 37-38; Iunyi kommunist, no. 13 (octubre de 1919), 1.

376 Iunyi kommunist, no. 13 (octubre de 1919), 1.

377 KPSS o komsomole, 37-38.

378 Iunyi kommunist, no. 2 (enero de 1919), 13; Slavnyi put’, 163-168.

379 Iunyi kommunist, no. 2 (enero de 1919), 13.

380 Ibidem.

381 Ibidem.

382 Iunyi kommunist, nos. 6-7 (agosto de 1919), 18.

383 Ibidem.

384 Dune, Notes. Arkadii Golikov se hizo conocido por el seudónimo “Arkadii Gaidar”. Gaidar, Shkola. Gaidar nació en 1904; Balashov, Shkola, 62.

385 Tirado, Young Guard!, 60-61, 94.

386 Ibidem., 63: “Presumiblemente”, porque según Tirado, no eran ni trabajadores industriales ni campesinos.

387 Ibidem, 96.

388 Iunyi kommunist, nos. 6-7 (agosto de 1919), 18.

389 Ibidem., 106, n. 98). Las cifras fueron publicadas en Iunyi proletarii, no. 7 (Julio de 1920), 14.

390 Tirado, Young Guard!, 151, 170, n. 19). Tirado se refiere a los muchos informes de distritos publicados en Iunyi proletarii y Iunyi kommunist. Algunos de estos han sido citados arriba: Iunyi kommunist, no. 2 (enero de 1919), 13-14; nos. 6-7 (agosto de 1919), 16; Iunyi proletarii, no. 8 (abril de 1919), 8.

391 Calculo basado en cifras soviéticas oficiales; ver Rigby, Communist Party Membership, 52, 85. Fitzpatrick ve estas cifras confirmadas por datos más confiables del censo del partido en 1922. Fitzpatrick, “The Bolsheviks’ Dilemma”, 604, n. 16.

392 Fitzpatrick, “The Bolsheviks Dilemma”, 605.

393 Slavnyi put’, 75; Tirado, Young Guard!, 103.

394 KPSS o komsomole, 33-34.

395 RGASPI, fM1, op.2, d1, l.12.

396 Ibidem.

397 Ibidem., l.14.

398 Ibidem., l.10.

399 Riordan, “The Russian Scouts”, 51; Korolev, Ocherki po istorii sovetskoi shkoly, 354.

400 RGASPI, fM1, op.2, d1, l.10.

401 Ibidem.

402 Tovarishch Komsomol, 26-27; Kopelev, The Education, 28-29.

403 RGASPI, fM1, op.2, d.1, l.14.

404 Ibidem., l.16.

405 Ibidem.

406 Iunyi kommunist, no.5 (Mayo 1919), 15-16.

407 Slavnyi put’, 147.

408 KPSS o komsomole, 34-35.

409 Ibidem, 34-35.

410 Ibidem., 35.

411 Tirado, Young Guard!, 104.

412 Ibidem., 106-107.

413 Konecny, Builders and Deserters, 50.

414 Tirado, Young Guard!, 105-106.

415 Ibidem., 111.

416 Slavnyi put’, 131.

417 Fisher, Pattern, 24.

418 Ibidem., 20-21.

419 Dunaevskii, “K voprosu o sozdanii sovetov rabochei molodezhii”, Iunyi kommunist, no. 5 (mayo 1919), 4-5. La controversia de Dunaevskii es examinada en detalle en Tirado, Young Guard!, 151-156.

420 Slavnyi put’, 159; Fisher, Pattern, 22.

421 Fisher, Pattern, 23.

422 Iunyi kommunist, no. 15 (noviembre 1919), 19.

423 Fisher, Pattern, 8.

424 KPSS o komsomole, 7.

425 Tirado, Young Guard!, 180.

426 Pravda, 22 de mayo 1919; 4.

427 Lunev, “Blind Faith in a Bright Future”, 27-28.

428 Ostrovskii, Sobranie sochinenii, Tom 2, 83-84. El mismo Ostrovskii se unió al Komsomol en junio de 1919 en la ciudad de Shepetovka, en Ucrania. La unidad del Komsomol consistía de solo cinco miembros. Tregub, The Heroic Life, 14.

429 Rigby, “Staffing USSR Incorporated”, 524.

430 Lewin, “The Civil War”, 403.

431 KPSS o komsomole, 7.

432 Ibidem., 33-34.

433 Ibidem., 34.

434 Kommunisticheskaia Partiia Sovetskogo Soiuza v rezoliutsiiakh, Tom 2, 74-77.

435 Rigby, “Staffing USSR Incorporated”, 524-525.

436 Ibidem., 525.

437 Service, The Bolshevik Party, 207-208.

438 Iunyi kommunist, no. 15 (noviembre 1919), 18.

439 Lewin, “The Civil War”, 417.

440 Tirado, Young Guard!, 180.

441 Ibidem., 130.

442 Ibidem., 132.

443 Ibidem.

444 Grant, “Organizing Mass Physical Culture”, 96, 105-107; Siegelbaum, “The Shaping of Soviet Workers’ Leisure”, 80.

445 Fisher, Pattern, 12; Tirado, Young Guard!, 181.

446 KPSS o komsomole, 35-36.

447 Ibidem. En marzo de 1921, en el Décimo Congreso del Partido, mediante resolución, se reforzó la militancia obligatoria del Komsomol para todos los miembros del partido hasta la edad de 20 años. KPSS o komsomole, 44-45.

448 KPSS o komsomole, 36-37.

449 Fisher, Pattern, 409

450 Ibidem., 409

451 Ibidem., 14.

452 RGASPI, f. M1, op.2,d.1, ll.39-40; Kenez, The Birth, 92; Fisher, Pattern, 49.

453 Vea Koenker, “The Trade Unions”, 451.

454 Tirado, Young Guard!, 176.

455 Iuny kommunist, no.11 (septiembre 1919), 3-5.

456 Tirado, Young Guard!, 231.

457 Fisher, Pattern, capítulo 2.

458 Ibidem., 32.

459 Ibidem., 34, 37-38.

460 Ibidem., 30.

461 Slavnyi put’ 165-166.

462 Este conflicto fue descrito y analizado en detalle por Tirado, Young Guard!, 185-198.

463 Mawdsley, “The Civil War”, 101.

464 Tirado, Young Guard!, 185.

465 Fisher, Pattern, 409

466 Tirado, Young Guard!, 186-187; Dunaevskii, “O nashikh bolezniakh”, Iunosheskaia Pravda (Agosto 1920), 2-4.

467 Activistas de Ucrania, Siberia, el área industrial central y la provincia de Moscú (La fortaleza de Dunaevskii) dominó la oposición. Tirado, Young Guard!, 188.

468 Ibidem. Slavnyi put’, 204; Tirado, Young Guard!, 188.

469 KPSS o komsomole, 40-42.

470 Slavnyi put’, 206.

471 Tirado, Young Guard!, 193-194.

472 Para la composición del Tercer Congreso del Komsomol ver Slavnyi put’, 218.

473 La cifra de aproximadamente 480.000 miembros del Komsomol en el momento del Tercer Congreso, es ampliamente aceptada. Mehnert, Die Jugend, 63; Kenez, The Birth, 94, 168; Hildermeier, Geschichte der Sowjetunion, 338; Slavnyi put’, 216.

474 Kenez, The Birth, 91.

475 Iunyi kommunist, no. 5 (Mayo 1919), 4.

476 Tirado, Young Guard!, 195; Tovarishch Komsomol, 36-37.

477 Iunyi kommunist, no. 7 (junio 1921), 8.

478 Tirado, Young Guard!, 196.

479 Tovarishch Komsomol, 36-37; Fisher, Pattern, 26.

480 Tovarishch Komsomol, 36-37, 41.

481 Kenez, The Birth, 170.

482 Lewin, “The Social Background of Stalinism”, 114.

483 Fisher, Pattern, 62.

484 Kenez, The Birth, 93.

485 Slavnyi put’, 235.

486 Tirado, Young Guard!, 183, 191.

487 KPSS o komsomole, 39-40. Para un ejemplo de conflicto por actividades superpuestas y la falta de asistencia a una célula local del Komsomol por una célula del partido en la ciudad de Iakhrom, ver RGASPI, fM1, op.23, d.3,ll.9-9ob.

488 Tirado, Young Guard!, 187.

489 Las posiciones contradictorias en el debate sindical se pueden ver en los proyectos de resolución del Décimo Congreso del partido, marzo de 1921. Wade (ed.), Documents of Soviet History, Vol 2, 207-218. Ver también Altrichter, Staat und Revolution, 129-132.

© Ariadna Ediciones, 2019

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540

Acheter

Volume papier

amazon.fr
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search