Version classiqueVersion mobile

Estudios del Trabajo desde el Sur. Volumen II

 | 
Dasten Julián Vejar
, 
Álvaro Galliorio Jorquera

Mutuales de Seguridad en Chile: tipologías de reclamos

Luis Ramón Montero Vargas

Texte intégral

Introducción

1Las mutuales de seguridad son entidades chilenas que están encargadas de administrar el seguro social, que está determinado por la ley n° 16744, las mutuales son entidades que llevan mucho tiempo presente en chile, estas en un primer momento de existencias nacieron de las necesidades que presentaron los trabajadores y trabajadoras de tener acceso a servicios sanitarios en caso de Accidente, enfermedad o muerte de ellos. Con el paso del tiempo los empleadores sintieron la necesidad de tener a los trabajadores protegidos, dado que los hospitales públicos no era lo suficientemente efectivos a la hora de atender a los trabajadores. Para el año 1924 se legisló por primera vez en chile respecto al funcionamiento y alcance de las mutuales de seguridad, en 1950 de definió el seguro social, que era transversal a todos los trabajadores y además otorgaba la responsabilidad al empleador sobre los accidentes laborales y enfermedades profesiones que pudiera sufrir un trabajador.

2En 1968 se consolidaron como entidades privadas sin fines de lucro, en el periodo de dictadura cívico militar se agregaron 2 modificaciones en la ley organiza que las constituía. Y hasta el día de hoy no se han realizado mayores modificaciones en la ley que las rige, es por ello, que es necesario hacer una investigación respecto del funcionamiento de las mutuales de seguridad, particularmente de los principales reclamos que se han presentado en contra de estas entidades, sin más la presente investigación tiene por objetivo generar tipologías que den cuenta de los reclamos que hacen los afiliados en contra de las mutuales de seguridad y además hacer una revisión crítica de las modificaciones a la ley 16744 que fueron realizadas en periodo de dictadura cívico militar.

Sistema de Salud Chileno y Mutuales de Seguridad

  • 2 De Castro, “El Ladrillo”, Centro de Estudios Públicos CEP, Santiago de Chile, 1992.

3El sistema de salud chileno es el fruto de las reformas estructurales que se realizaron en el periodo de dictadura cívico militar. El sistema antiguo se denominaba Servicio Médico Nacional (SERMENA), Este fue modificado porque presentaba una serie de ineficiencias que lo hacían insostenible a largo plazo para el país. En ese sentido algunos de los problemas que presentaba el antiguo sistema de salud chileno eran el alto costo que suponía la mantención de este para el Estado, presentaba problemas discriminatorios e injusto a la hora de otorgar los servicios a los benefactores. Por último, su baja eficiencia, es decir que los recursos que se gastaban eran mayores a la cantidad de benefactores a los que cubría2.

  • 3 Idem.

4Es por esto que los tecnócratas de la época propusieron e implementaron una serie de medidas reformistas para el Sistema de Salud Chileno, orientadas a una mayor descentralización y que permitiera la participación y control de la base social sobre el sistema hospitalario3. Siguiendo esta misma línea reformista es que el financiamiento de la salud, primero debía depender de los recursos del Estado para subsidiar los gastos de la población con menores ingresos y segundo el cobro efectivo de los costos a quienes estaban en condiciones de financiarlo. Se entiende que el financiamiento de los gastos se organizaría en un sistema de prepago con cuotas mensuales, en donde la persona estaría constantemente pagando esta cuota y tendría acceso a la atención medica en caso que fuese necesario, esta cuota sería un porcentaje de sus ingresos mensuales y el resto lo subsidiaria el estado en caso de ser necesario.

  • 4 Narbona, Karina & Gonzalo Durán, Caracterización del Sistema de Salud Chileno. Enfoque Laboral, Sin (...)
  • 5 El Sistema de FONASA descuenta el 7 % del sueldo Bruto que percibe el trabajador, en ese sentido y (...)

5Con la liberalización o apertura al mercado del Sistema de Salud chileno se dio pie a la creación de dos actores que administraran la prestación de servicios sanitarios, un actor público y otro privado, específicamente como actor público el Fondo Nacional de Salud (FONASA) y como actor privado las Instituciones de Salud Previsional (ISAPRES)4 . El Fondo Nacional de Salud, nace en 1979 como continuador legal del Servicio Médico Nacional (SERMENA), en el contexto de reestructuración del Sector Público de Salud, la normativa que dicta la restructuración del sector es el decreto N° 2763, concretamente el Capítulo III “Del Fondo Nacional de Salud”, Título I De las Funciones, Artículo 26 señala que será un servicio público funcionalmente descentralizado, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio. Las funciones del Fondo son definidas en el artículo 27 de la misma ley, algunas de las funciones son a) Recaudar, Administrar y distribuir los recursos señalados en el artículo 33, es decir aportes que se consulten en la ley anual de presupuestos, ingresos por conceptos de cotizaciones de salud que corresponda efectuar a los afiliados de los distintos regímenes5, las contribuciones que los afiliados deban hacer para financiar el valor de las prestaciones y atenciones que ellos y los respectivos beneficiarios soliciten y reciban del régimen, estos son solo algunos de los ingresos que tiene que administrar FONASA. B) Financiar, en todo o e parte, de acuerdo a las políticas y prioridades de salud para el país que defina el Ministerio de Salud. Sintetizando FONASA estaría a cargo de restaurar y distribuir los recursos financieros, además, el fondo estaría a cargo de administrar la modalidad de atención de la libre elección. En otras palabras, el fondo otorga la posibilidad a los usuarios de acceder a prestaciones médicas que estén afiliados a esta.

6Las Instituciones de Salud Previsional (ISAPRES) son las entidades de prestación privadas. Las ISAPRES carecen de textos legales que regulen este concepto:

  • 6 Zamorano, Marcelo, “La obligación de seguridad en la subcontratación laboral: Previsibilidad del he (...)

Las ISAPRES son personas jurídicas de derecho público o privado, con o sin fines de lucro, que tiene por objetivo exclusivo el financiamiento de prestaciones y beneficios de salud con cargo al aporte de la cotización legal para la salud o una superior convenida, así como las actividades que sean afines o complementarias de ese fin6

  • 7 Prados Sánchez, Augusto & Salameros Rojas, Antonio, “Isapres y contrato de salud previsional”. Memo (...)
  • 8 Zamorano, op. cit.
  • 9 Idem.

7Existen dos tipos de ISAPRES, abiertas y cerradas, las primeras reciben como afiliados a cualquier persona, independiente de su calidad laboral y su empleador7. En otras palabras, prestan sus servicios a todo tipo de público y tiene un carácter lucrativo8 . Estas funcionan como compañías aseguradoras en donde el seguro ofrecido depende del monto de la contribución y el riesgo individual del asegurado, en esa lógica las ISAPRES generan planes diversificados y en la medida del riesgo al que están sometidos sus adherentes. Un ejemplo para esto es que una mujer en edad fértil tiene que pagar un monto más alto por los servicios que le presta la ISAPRE comparado con un hombre de la misma edad. Las ISAPRES cerradas han sido pensadas para grupos cerrados como lo son empresas de trabajadores, estas son la continuación de los servicios médicos de las empresas, son de carácter cerrado porque solo los funcionarios de las empresas pueden ingresar a estas entidades, generalmente tienden a pactar contratos con grupos definidos de personas (Sindicatos y trabajadores de una misma empresa) esto implica que el riesgo médico está implícito en el plan ofrecido, se entiende que el riesgo es igual para el grupo9. Las funciones que tienen las ISAPRES son otorgar los servicios médicos a los afiliados.

8Las Mutuales de Seguridad surgen como un tercer actor en una triada de Salud Pública, están encargadas de las acciones de prevención de riesgo y de los servicios y tratamientos de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Además, las mutuales de seguridad son responsables de administrar el seguro social contra los riesgos de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

9Las mutuales en Chile datan del año 1840, estas se organizaron como “Mutuales y Organizaciones de Socorro Mutuo”, básicamente eran organizaciones de trabajadores y trabajadoras que estaban destinadas a brindar protección ante accidentes, enfermedad o muerte de sus afiliados, esto de forma solidaria. Las mutuales y sociedades de socorros mutuo reunían sumas de dinero a partir de la cotización directa de sus miembros, estas organizaciones generalmente se agrupaban en torno a un oficio o lugar de trabajo, los montos que se recaudaban estaban destinados a cubrir los gastos de enfermedad, invalidez o fallecimiento de sus cotizantes. A partir del año 1910 estas agrupaciones presentaron diferencia con sindicatos y partidos políticos de la orientación socialistas presentes en Chile, estas organizaciones señalaban que las medidas que tomaban las mutuales y organizaciones de socorro mutuo eximían de su responsabilidad a los empleadores y al Estado de sus efectivas responsabilidades y deberes relacionados con el bienestar de la población.

10Como bien se ha señalado, la necesidad de tener organizaciones de socorro mutuo o bien mutualidades fue una carencia que nace de los trabajadores, pero sin embargo a esto, los empleadores también requirieron de alguna entidad que se encargara específicamente de la salud de los éstos, puesto que cada vez que alguno de ellos sufría alguna lesión en el trabajo o padecía de alguna dolencia producto del trabajo que desempeñaba, los servicios de atención médica pública no eran capaces de atender a los trabajadores de manera eficiente, debido a que los servicios sanitarios de la época no contaban con los recursos suficientes para prestar atención médica oportuna y mejorar a los obreros. Algunas de las dificultades a las que se exponían los trabajadores a la hora de acceder a los servicios médicos era quedar sin atención médica o bien, debían esperar periodos muy extensos para recibir atención y su posterior recuperación, además no contaban con alguna clase de subsidio que cubriera el tiempo en el que el trabajador dejaba de laburar, en ese sentido las Mutuales de Seguridad surgen como un modo paliativo y que buscaba solucionar estos problemas.

  • 10 Oyanedel, Juan Carlos, Héctor Sánchez, Manuel Inostroza, Camila Mella & Salvador Vargas, “Conocimie (...)

11En el año 1950 un grupo de empleadores que se desenvolvía en el área inmobiliaria se organiza para crear la primera mutual de seguridad en Chile10. Posterior a ello en el año 1968 se consolidaron legalmente como entidades privadas sin fines de lucro y con la ley N° 16744 de Accidentes y enfermedades profesionales, que establece el seguro social obligatorio contra accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

  • 11 Idem.

12Cabe mencionar que la ley N° 16744 no era la primera legislación que se destinaba a resguardar a los trabajadores en caso de accidente o enfermedad, en el año 1924 ya se había firmado la ley N° 4054. La legislación de 1924 establecía la responsabilidad del empleador en el génesis de los accidentes laborales y enfermedades profesionales de sus empleados. Si bien esta ley le atribuía las responsabilidades de accidentes o enfermedad profesionales al empleador, la legislación no determinaba los medios por los cuales el empleador se debía hacer cargo del trabajador accidentado o que padeciera de una enfermedad producto del trabajo que se desempeñaba11. Es decir, no determinaba si el empleador debía correr con los gastos asociados al accidente o bien a la enfermedad profesional (indemnización, Subsidios, pensiones o pensiones de supervivencia)

13Con la firma de la ley N° 16744 de accidentes y enfermedades profesionales se adopta dos nuevos conceptos que son el de “Accidente Laboral” y de “Enfermedades profesionales” si bien antes se utilizaban, ahora cuentan con cierta definición. Esta normativa define accidente laboral como “Toda lesión que una persona sufra a causa o con ocasión del trabajo, y que produzca incapacidad o muerte” y entiende que la enfermedad profesional “es la causada de manera directa por el ejercicio de la profesión o el trabajo que realice una persona y que le produzca incapacidad o muerte”, estas definiciones deben ser adoptadas por las mutuales de seguridad.

14Se hace necesario señalar algunas de las normativas que rigen a las mutuales de seguridad, A) Todos los trabajadores por cuenta ajena, cualquiera que sea la labor que desempeñen, sean ellas manuales o intelectuales, o cualquiera que sea la naturaleza de la empresa, institución, servicio o persona para quien trabaje están sujetos al seguro social que administran las mutuales de seguridad. B) Este seguro también podrá ser administrados por las mutuales de los empleadores, que no persigan fines de lucro, esto sobre los trabajadores adheridos que no sean miembros de la mutual empleador, en otras palabras, los mutuales que nacen de empresas, no pueden perseguir lucrar con los servicios que les preste a trabajadores de otras empresas o empleadores. Además, C) las mutuales de seguridad no pueden ser administradas directa o indirectamente por instituciones con fines de lucro y que los miembros sean solidariamente responsables de las obligaciones contraídas con la mutual de seguridad. Sin embargo, se debe mencionar que en el periodo de dictadura cívico militar se le introdujeron modificaciones a la ley orgánica de estas entidades, que venían en primer lugar a terminar con la idea de organización sin fines de lucro, el decreto de ley N° 18269 les permite a las mutuales de seguridad usar sus instalaciones y recursos para vender servicios médicos, en otras palabras, le permite funcionar como clínica privada.

15Los empleadores que están afiliados a alguna mutualidad deben pagar una prima mensual a éstas por cada trabajador que tienen, esta prima equivale al 0,8 % del sueldo bruto que paga el empleador a su trabajador. En año 1989, con el decreto de ley N° 18811 se les permite modificar las primas a las mutuales, si es que el empleador no se ajusta a los índices de accidentabilidad, es decir, si los empleadores tienen más trabajadores accidentados de los que le permite el indicador, la prima que tengan que pagar a las mutuales será mayor a la que deberían pagar si es que se mantienen dentro de los indicadores que han sido pensados para la empresa.

  • 12 Idem.

16La “Encuesta nacional de empleo, trabajo, salud y calidad de vida” (ENEST), es un insumo que otorga datos de cómo se encuentra funcionando las mutuales de seguridad en Chile, además, la investigación “Conocimiento y evaluación acerca de las mutuales de segurida de Chile”12, genera datos de cómo se encuentran funcionando estas entidades.

  • 13 Idem.
  • 14 Base de datos de encuesta nacional de empleo, trabajo, salud y calidad de vida (ENEST)

17Las mutuales de seguridad señalan que “Los trabajadores de nivel socioeconómico más bajos son los más afectados por dolencias del tipo accidente de trabajo y enfermedades laborales"13. Por otro lado, los resultados agregan que el 29,5%14 de los diagnósticos entregados por los especialistas de las mutuales de seguridad son consideradas como enfermedades profesionales y/o accidentes laborales, es decir que hay cerca de un 70,5 % de trabajadores que tienen dolencias que no son considerados como accidentes o enfermedades profesionales.

18Si bien es entendible que no todos los pacientes que son atendidos en la mutual de seguridad quepan en las categorías de accidentes laborales y enfermedad profesional, este 29,5 % es cuestionable, ya que el 93,2 % de esta cifra corresponden a los empleadores o patrones. De lo anterior se puede inferir que las mutuales de seguridad no están dando cumplimiento a los compromisos que asume como una entidad que se encarga de los accidentes laborales y enfermedades profesionales de todos los y los trabajadores.

Metodología

19La investigación fue realizada en el periodo de junio del 2015 hasta noviembre del mismo año, esta consto de la revisión de los reclamos que los afiliados interponían a las mutuales de seguridad, dado que el acceso a los reclamos fue denegado por las entidades encargadas de administrarlos (Superintendencia de seguridad social) es que se trabajó sobre los reclamos que fueron publicados en la página web, “reclamos.com”. Dado que el acceso a esta página web es público, se sostuvieron una serie de criterios a la hora de seleccionar los reclamos en contra de las mutuales de seguridad. Los reclamos que se seleccionaron fueron; contaran con el nombre, Rol Único Nacional (Run), Número de teléfono del reclamante, dirección y, por último, identificación de la mutual reclamada, de un listado de aproximadamente 60 reclamos, solo 31 cumplieron con todos los criterios de selección y estos se distribuían entre febrero del 2014 hasta noviembre del 2015.

20Por otro lado, se trabajó con la encuesta “evaluación de los servicios prestados por las mutuales de seguridad” de elaboración propia y fue aplicada a una parte de los participantes de actividades de la dirección de trabajo, esta encuesta fue aplicada a cerca de 385 participantes de estas actividades. Cabe señalar que de esta encuesta y para efectos de esta investigación se trabajó con los reactivos que consultan por reclamos que los afiliados hayan presentado en contra de las mutualidades. Este insumo permitió ver cierta consistencia en las tipologías que posteriormente fueron creadas. Para el análisis de los reclamos se construyó una matriz en donde se buscaba ver si esto contravenía las responsabilidades de las mutuales de seguridad dictadas en la ley 16744, y, además, la concurrencia de los mismos y en base a estos dos criterios se construyeron las tipologías de reclamos así las mutualidades.

Resultados

21Del análisis realizado surgieron 6 tipologías de reclamos: Problemas con los profesionales de la salud, Niegan prestaciones de servicios, Niegan accidentes médicos, Niegan enfermedad Profesional, No responden a veredictos de la Superintendencia de Seguridad Social y finalmente Problemas administrativos. Ahora bien, estas tipologías de reclamos se pueden agrupar en 2 macro de categorías, un primer grupo es “Reclamo por prestación de servicios médicos” y un segundo grupo es “reclamos por los servicios administrativos”. A continuación, la tabla N° 1 muestra con que tipologías están constituidos las macros categorías.

Tabla N° 1: Tipologías de Reclamos separadas por grupo.

Reclamos por prestaciones de
Servicios Médicos
Reclamos por los servicios administrativos
Problemas con los profesionales de la Salud. No responden a Verdecitos de la
Superintendencia de Seguridad
Social.
Niegan prestaciones de servicios. Cambian diagnósticos médicos.
Niegan accidentes laborales.
Niegan Enfermedad Profesional.

Fuente: Base de datos propia.

Reclamos por prestaciones de Servicios Médicos

a. Problemas con los profesionales de la Salud de las Mutuales de Seguridad

22Los reclamos estaban orientados a cuestionar el trabajo que realizaban los médicos generales, médicos especialistas, enfermeras, técnicos médicos. En general toda la línea de atención a la que se enfrenta un afiliado una vez requiere de la aplicación del seguro laboral.

23Las prácticas que se describían iban desde la impuntualidad a la hora de la atención, mala atención en los boxes médicos. Es decir, no se hacían las revisiones exhaustivas que corresponden a una persona que se había accidentado, subestimar la gravedad del paciente, no entregarle la información necesaria respecto a lo que el paciente padece, nula información del tratamiento, entregar erróneos diagnósticos médicos. Por otro lado, los profesionales que trabajan en estas entidades carecen de sensibilidad a la hora de atender a sus pacientes, extremo recelo del cómo se dirigen a ellos los pacientes, faltas de respeto, tratarlos de manera despectivas. Por último y no menos grave es la intimidación hacia los pacientes por parte de los profesionales de la salud que busca el desincentivo del paciente con el tratamiento médico.

b. Niegan prestaciones de servicios médicas

24Las mutuales les niegan los servicios médicos a los afiliados cuando éstos son solicitados, lo que destaca en esta tipología, básicamente son negados los servicios médicos en casos donde los accidentes son por traslado de las personas al lugar de trabajo o bien cuando se van camino a sus hogares. Cabe señalar que la tendencia que se ha visto es que generalmente las mutualidades plantean que no es accidente de trayecto (trabajohogar) en el caso que la persona que reclama el seguro vaya acompañada de algún familiar.

c. Niegan accidentes laborales.

25Una de las practicas que más reclamos presenta es la negación de accidentes laborales, los médicos atienden a los pacientes, pero una vez que deben entregar el diagnóstico y señalar que han sufrido de un accidente laboral no lo hacen, en vez de afirmar que es accidente laboral, señalan que los accidentes son productos de descuido o por razones que se escapan a las labores que desempeñan los pacientes en su sitio de trabajo. De esta manera seden toda la responsabilidad del accidente a la persona. Cabe señalar que, pese a que los afectados sufren de los accidentes en contexto de trabajo, los profesionales de la salud encuentran los recursos para negar la existencia del accidente laboral.

26Se puede decir que esta lógica se da porque la ley que define lo que es accidente laboral es muy laxa en la descripción de esta, por lo que deja un amplio margen de interpretación a los especialistas de la salud a cargo de definir ¿Qué es? Y ¿Qué no es? Accidente laboral. Por otro lado, esta es una constante crítica que se le hace a toda la ley 16744 puesto que de manera implícita le otorga este rol calificativo a la comisión de médicos que tratan o bien evalúan a los pacientes.

d. Niegan enfermedades profesionales.

27La negación de enfermedades profesionales por los especialistas de las mutualidades es una práctica constante, generalmente los argumentos que utilizan para la negación de las enfermedades profesionales están orientados a calificar a dichas enfermedades como preexistentes, ignorando toda relación que existen entre el tiempo que tiene una persona desempeñando un mismo trabajo y el desgaste que este produce en el organismo, en este sentido patologías tales como tendinitis, lumbagos crónicos, hernias musculares, etc. son calificadas como enfermedades preexistentes, liberando de toda responsabilidad a las mutuales de los tratamientos de recuperación que deben entregar a los pacientes.

28Los afectados con las decisiones que toman los especialistas médicos, buscan una segunda y hasta tercera opinión, los antecedentes que entregan estos médicos, además de sus diagnósticos arrojan que las enfermedades que padecen los trabajadores son generadas por el desgaste que provoca el trabajo que desempeñan. Una vez teniendo esta segunda opinión los trabajadores piden su reevaluación en las mutualidades en donde se enfrentan a una serie de problemáticas que dicen relación con los plazos, la disponibilidad que presentes los especialistas médicos y más.

29Nuevamente y al igual que la tipología anterior nos encontramos con que la ley que existe y que regula el funcionamiento de las mutualidades tiene muy poco regulado lo que se va a entender por enfermedad profesional, por otro lado en ella se plantea que debe existir un listado de enfermedades que serán entendidas como profesional, ahora bien esto no es per se dado que nuevamente tenemos la figura del médico como el profesional evaluador de la enfermedad y que finalmente entrega la categoría de enfermedad profesional o preexistente.

Reclamos por servicios administrativos

a. No respetan veredictos de la Superintendencia de seguridad social

30Las mutuales de seguridad no respetan los fallos a favor de los trabajadores, en donde se les pide a las mutualidades reintegrarlos y continuar con las terapias de recuperación, básicamente la forman en las que operan es mediante la aceptación del fallo. Una vez que deben comenzar con las prestaciones médicas comienzan a extender los plazos de atención, es decir le entregan fechas de atención que superan por muchos las que deberían dar para atender a pacientes con dolencias que deben tener un rápido tratamiento.

31Ahora bien, esta tipología pone en cuestionamiento el rol de la superintendencia de seguridad social dado que al no fiscalizar de manera efectiva el cumplimiento de sus fallos, deja desprotegidos a los usuarios de las mutuales de seguridad lo que se traduce en que las mutuales de seguridad entreguen plazos excesivamente lejanos para la atención de los reincorporados y además de ello, no cumplir a cabalidad con su rol rehabilitador que dicho sea de paso está en la ley orgánica que las rige. Está practica finalmente atenta con el deber ser de la mutualidad.

b. Cambios de diagnósticos médico

32Los profesionales médicos que trabajan para las mutualidades realizan las evaluaciones médicas correspondientes a los accidentados o bien a los enfermos que llegan por causas u ocasión del trabajo, en este contexto es que los profesionales le entregan diagnósticos que certifican que el accidente o bien la enfermedad es por causa u ocasión del trabajo. Una vez que el diagnóstico pasa por la comisión médica que confirma o bien cuestionan el veredicto del médico. En este momento es que los diagnósticos que los médicos entregan son cambiados, esto provoca que se posterguen las fechas de las operaciones y también se suspendan los tratamientos médicos.

Conclusión

33Esta primera investigación propone varias hipótesis para posteriores investigaciones, es decir, las tipologías señaladas vienen a posicionarse como futuras hipótesis de investigación que deben ser comprobadas con un trabajo empírico en profundidad, de momento las tipologías de reclamo hacia las mutualidades permiten visualizar que éstas no están cumpliendo con los principios con las que fueron creadas.

34Se puede decir que las tipologías de reclamos que aquí se exponen no son más que el reflejo de una institución que opera con muchas libertades, que no se encuentra velando por la salud y seguridad de los trabajadores. Pero más allá de eso, estos son síntomas de un sistema de salud laboral precario y que debe ser puesto en cuestionamiento porque ha perdido el valor constitutivo, es decir poner al trabajador como principal foco de funcionamiento.

35Que una mutual de seguridad pueda trabajar como clínica y que además pueda modificar las primas dependiendo de la accidentabilidad de la empresa, no habla de un plan vinculado a cuidar la salud de las y los trabajadores, por el contrario, lo que se está poniendo en juego con estas medidas es hacer de estas empresas rentables y lucrativas. Nuevamente este es otro elemento que se vio modificado en periodo de dictadura cívica militar chilena, en este periodo se dinamito el concepto de solidaridad que fue pilar para el desarrollo de estas organizaciones.

Bibliographie

Bibliografía

DE CASTRO. “El Ladrillo” Centro de Estudios Públicos CEP, Santiago de Chile, 1992.

NARBONA, KARINA & GONZALO DÚRAN, Caracterización del Sistema de Salud Chileno. Enfoque Laboral, Sindical e Institucional, Fundación Sol, Santiago de Chile, 2008.

OYANEDEL, JUAN CARLOS, HÉCTOR SÁNCHEZ, MANUEL INOSTROZA, CAMILA MELLA & SALVADOR VARGAS, “Conocimiento y evaluación acerca de las mutuales de seguridad en Chile”, Ciencia y trabajo, 16: 51, pp. 146-151, 2014.

PRADOS SÁNCHES, AUGUSTO & SALAMEROS ROJAS ANTONIO, “Isapres y contrato de salud previsional”. Memoria para optar al grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales. Santiago, Chile. Universidad de Chile, 2006.

ZAMORANO, MARCELO, “La obligación de seguridad en la subcontratación laboral: Previsibilidad del hecho y del daño” Revista chilena de derecho, Santiago de Chile, pp.77-111, 2012.

Notes

2 De Castro, “El Ladrillo”, Centro de Estudios Públicos CEP, Santiago de Chile, 1992.

3 Idem.

4 Narbona, Karina & Gonzalo Durán, Caracterización del Sistema de Salud Chileno. Enfoque Laboral, Sindical e Institucional, Fundación Sol, Santiago de Chile, 2008

5 El Sistema de FONASA descuenta el 7 % del sueldo Bruto que percibe el trabajador, en ese sentido y dependiendo del sueldo bruto que tenga el trabajador, este puede acceder a distintos regímenes de prestaciones de servicios de salud, para quienes tienen mayores ingresos deben pagar un porcentaje de las prestaciones de salud que reciben y por el contario para quienes tiene menores ingresos, pueden acceder a las prestaciones sanitaria de manera gratuita.

6 Zamorano, Marcelo, “La obligación de seguridad en la subcontratación laboral: Previsibilidad del hecho y del daño” Revista chilena de derecho, Santiago de Chile, pp.77-111, 2012.

7 Prados Sánchez, Augusto & Salameros Rojas, Antonio, “Isapres y contrato de salud previsional”. Memoria para optar al grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales. Santiago, Chile. Universidad de Chile. 2006

8 Zamorano, op. cit.

9 Idem.

10 Oyanedel, Juan Carlos, Héctor Sánchez, Manuel Inostroza, Camila Mella & Salvador Vargas, “Conocimiento y evaluación acerca de las mutuales de seguridad en Chile”, Ciencia y trabajo, 16: 51, pp. 146-151, 2014.

11 Idem.

12 Idem.

13 Idem.

14 Base de datos de encuesta nacional de empleo, trabajo, salud y calidad de vida (ENEST)

Auteur

Sociólogo Universidad Católica de Temuco. Miembro Grupo de Estudios del Trabajo desde el Sur (GETSUR)

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search