Version classiqueVersion mobile

Estudios del Trabajo desde el Sur. Volumen II

 | 
Dasten Julián Vejar
, 
Álvaro Galliorio Jorquera

Precariedad y sociedad. Para estudiar la precariedad en el Sur

Dasten Julián Vejar

Texte intégral

Introducción

1La búsqueda remanente de las ciencias sociales por conocer, interpretar y explicar la realidad, le hace explorar en el lenguaje conceptos y categorías que den cuenta de su complejidad. En las últimas décadas, el concepto de la precariedad ha parecido incidir de diversas maneras en diversas materias y sub-campos de las ciencias sociales.

2Si bien el concepto fue introducido pensando en relaciones sociales inestables y frágiles, reconfiguró diversos modelos de análisis y enfoques teóricos que se plasmaron, principalmente, en los estudios del trabajo. El trabajo había alcanzado una significativa mutación desde la década de los 80’s, donde las instituciones de regulación, los cambios político-económicos y tecnológicos prefiguraban una significativa fragilización del “trabajo” como garante de las relaciones de integración y aseguramiento social.

3Los estudios del “trabajo precario” (precarious work) y de la “precariedad laboral” (labor precarity), han dado cabida a una enorme cantidad de investigaciones a nivel global. Su diversidad y extensión no ha significado una definición homogénea y consensuada, sin embargo, son algunos rasgos los que trascienden analíticamente en la definición del objeto de investigación.

4Entre estos rasgos afines se pueden encontrar la inestabilidad, la insuficiencia de los salarios e ingresos, la inexistencia de protección y seguridad social por medio del trabajo, y los riesgos a la salud y la vida producidos por las condiciones de trabajo. Esta serie de coordenadas se encuentra presente en la mayoría de los estudios sobre precariedad, y ofrece un esquema básico para ahondar en su campo de problematización.

5La precariedad del trabajo ha sido puesta en el debate de los estudios del trabajo desde los cambios en los patrones de acumulación y las políticas de bienestar en el empleo. En un segundo momento, se han traducido en experiencias globales en que el capitalismo ha debilitado los vínculos de protección en el trabajo, intercalando una diversificación de formas flexibles y atípicas de empleo. Todo este conjunto de cambios en el mundo del trabajo, suponen una dimensión temporal de la precariedad, el cual ha sido denominado “precarización del empleo”, en tanto proceso gradual de fragilización de las seguridades del empleo protegido, garantizado, con horarios definidos y empleadores directos.

6Este resumen, del complejo marco de antecedentes, debe ser complementado con una lectura global, histórica y colonial del capital, en su desarrollo desigual y en su constante proceso de innovación de las fuerzas productivas. La tecnología demarca un componente significativo para atender las particularidades de precariedades que se fundan en una relación entre el sujeto y la máquina, entre el sujeto y el software, entre el sujeto y la objetivación del saber.

7A la vez, la precariedad es irruptora y estructurante en las prácticas colectivas, en las identidades del trabajo y en las subjetividades, por lo cual tiene un contenido estratégico en la reproducción y actualización de modelos de dominación que se encuentran instalados como regímenes de gobierno de lo social. En este sentido la precariedad introduce una problematización a las categorías tradicionales de clase, raza, género, etc. erosionando su homogeneidad, y expandiendo el foco de los estudios del trabajo.

8Si bien estos fenómenos parecen distantes a los estudios tradicionales respecto al trabajo, su extensión en el plano de la realidad social por medio del crecimiento de las economías de servicios, la proliferación de la terciarización y subcontratación, la informatización de los procesos, las nuevas lógicas de organización del trabajo, y la globalización del proceso de trabajo, suponen una necesaria interpelación a realidades prefijadas por la investigación del trabajo.

9En este texto tratamos de poner en relación una problematización de los elementos macro-estructurales que deben ser considerados en el estudio de la precariedad del trabajo. Para ello profundizaremos en una primera parte de este trabajo entre los vínculos entre precariedad del trabajo y Sur global. A continuación, proponemos algunas coordenadas de referencia que deben se problematizadas en la definición de los estudios empírico de la precariedad, de manera de evitar y prevenir enfoques situacionistas que no complejicen la relacionalidad del trabajo en las sociedades contemporáneas. Finalmente, exponemos algunas de las potencialidades de este enfoque y las posibles tareas de su adopción en un contexto como el latinoamericano.

Precariedad y globalización del capital

  • 2 Samir Amin, The Law of Worldwide Value, New York, Monthly Review Press, 2010; Robert Castel, El asc (...)
  • 3 Robert Castel, La metamorfosis social de la cuestión social. Una crónica del salariado, España, Ed. (...)
  • 4 Castel, Robert, “La protección social en una sociedad de semejantes”. Revista CS, 2007 (1), pp. 13- (...)

10La crisis de las sociedades de aseguramiento y la descomposición del bienestar social2 , constituyen el núcleo problemático de la producción teórica europea con respecto al fenómeno de la precariedad3 . Como ya es conocido, la flexibilidad y la precariedad laboral se impusieron como parte de la “conmoción de la condición salarial” en las sociedades del capitalismo industrial en los años setenta y ochenta4 , lo cual estuvo marcado por la innovación socio-técnica de la reorganización de las lógicas del trabajo y las políticas de ajuste y restructuración productiva.

  • 5 Castel, “El ascenso de las incertidumbres…”, op. cit.

11Es claro identificar en este proceso un quiebre con respecto a la anterior división social y espacial del trabajo, una revolución científico-tecnológica de los medios de producción, la desregulación laboral y una masiva desvinculación de los individuos de los sistemas de protección característicos del Estado de Bienestar5. Este conjunto de transformaciones sociales sintetiza parte importante de las formas que cobró el trabajo en las sociedades contemporáneas, en tanto, se desplegaron como dispositivos institucionales y como políticas de producir la vida en sociedad.

12Este conjunto de hechos tuvo significativo impacto en la producción científica de la sociología y los estudios del trabajo. Este impacto ha sido canalizado de diversa forma por las geografías y temporalidad (es) de la precarización. Cada comunidad científica ha ofrecido su diagnóstico, evaluación y propuesta de análisis de la precariedad, concentrándose en su contexto socio-histórico y en la forma en que intercede en la reproducción de su propia configuración social.

13En el caso de la sociología del trabajo europea, está se encuentra concentrada en ‘una actualidad del trabajo’ que, en su dinámica y cambio, ha puesto su eje en las transformaciones estructurales y productivas, las nuevas formas de identificación subjetiva asociadas a estos cambios, y la incidencia de la aplicación de las políticas de empleo y protección social guiadas por el neoliberalismo.

  • 6 Dörre, “La precariedad…”, op. cit., p. 84

14Este set de ejes de transformación de las “sociedades desarrolladas industrializadas”, va acompañada de una nueva estructura del mercado de empleo, la redefinición de las relaciones laborales y las amenazas al status de seguridad del trabajo. Estos hechos se encuentran atravesados por el fenómeno de la “transición, desde una precariedad marginal, hacia una precariedad discriminatoria”6 , redefiniendo los límites y fronteras de las zonas de integración y exclusión social.

  • 7 Richard Sennett, The corrosion of character: the personal consequences of work in the new capitalis (...)

15De manera directa, este proceso de precarización social tiene incidencia en una expansión del fenómeno de la precariedad laboral como redefinición y caracterización del empleo, así como un descentramiento de las posiciones de estabilidad, seguridad y solidaridad en el trabajo7, hacia una de mayor incertidumbre, inseguridad y fragilidad.

  • 8 Andrew Ross, Low Pay, High Profile. The global push for fair Labor, New York, The New Press, 2004; (...)
  • 9 Guy Standing, The Precariat: The New Dangerous Class, London and New York, Bloomsbury Academic, 201

16En la otra vereda, se encuentra el debate de la sociología del trabajo estadounidense8, el cual se encuadra en una sociedad marcada en las últimas décadas por la descomposición de su sistema de protección social y la privatización del bienestar social, lo que ha conllevado que la precariedad laboral irrumpa como un fenómeno masivo y expansivo en el mercado de trabajo9.

  • 10 Ross, “Low pay, high profile…”, op. cit.
  • 11 Göran Therborn, What does the ruling class do when it rules? State apparatuses and state power unde (...)
  • 12 Kalleberg, “Good Jobs, Bad Jobs…”, op. cit.
  • 13 Standing, “The precariat…”, op. cit.
  • 14 Kim Moody, Workers in a lean World. Unions in the international Economy. London. Verso, 2001.

17En Estados Unidos, la precariedad laboral se sitúa en el medio de procesos de incorporación de trabajadores y trabajadoras migrantes10; una alta concentración de la riqueza y desigualdad social11; procesos de restructuración productiva12; una alta segmentación del mercado laboral13 ; ascendentes procesos de flexibilización laboral14; sobre-cualificación y bajos salarios; crisis y recesión económica (2008-2013); discriminación de género, una estructura del trabajo racializada, acompañada de un alto desempleo juvenil.

  • 15 David Harvey, Espacios del Capital. Hacia una Geografía Crítica, Madrid, Akal, 2007
  • 16 Dasten Julián, “Bases del modelo de valoración precario del trabajo en Chile. Acercamientos desde l (...)
  • 17 Castel, “El ascenso de las incertidumbres…”, op. cit.

18En este proceso la forma la relación entre capital-trabajo, asumió un carácter de mayor asimetría, lo que permitió a la clase capitalista a nivel global un amplio margen para refundar las bases del proceso de acumulación en la explotación del trabajo, generando las pautas para la competitividad y las ventajas comparativas que el capital requería para su desplazamiento y movilidad15. El objetivo consistía en generar un nuevo ciclo de expansión para la acumulación del capital, lo cual introdujo la conformación de amplias zonas de vulnerabilidad y desafiliación social en la periferia del capitalismo16, y un acelerado proceso de descomposición de la seguridad y marginalización de sectores de la población en las sociedades del Norte17.

  • 18 Beverly Silver & Giovanni Arrighi, “Workers North and South”, en Leo Patnich y Colin Leys (ed.), Wo (...)
  • 19 Doreen Massey, Spatial divisions of labor: social structures and the geography of production, New Y (...)

19Esta tendencia se encuentra en sintonía con las transformaciones de las economías industrializadas, las cuales se han visto sometidas a procesos de des-industrialización, deslocalización de la producción, restructuración y una profunda erosión de las condiciones de trabajo, por medio de la flexibilización y la segmentación de los mercados laborales18. De conjunto, resultan ser fenómenos inscritos en un amplio y acelerado proceso de transformación del sistema mundo, por medio de una ofensiva de las políticas neoliberales, que puja (ba) n por removilizar el metabolismo del capital hacia una nueva dimensión de articulación en la geografía mundial19.

  • 20 Beck, “Un nuevo mundo feliz”, op. cit.; Isabell Lorey, Die Regierung der Prekären, Berlín, Verlag T (...)
  • 21 Harvey, “Espacios del capital…”, op. cit.
  • 22 Dörre, “La precariedad…”, op. cit.

20La falta de mecanismos de control, vigilancia y participación que detuviesen la descomposición del estatus de la seguridad social resultaban prefigurar un nuevo escenario de precarización social, como nuevo régimen social institucionalizado20. Este “padecer” la-política se extiende como un profundo síntoma de la democracia en su relación con el capital21, síntoma exacerbado en el actual período de crisis del capitalismo en el sur de Europa, proceso el cual también avanza de acuerdo con los principios del “consenso neoliberal” referentes a la desregulación laboral y la consecuente precarización del empleo22.

  • 23 Dörre, “Finance capitalism, landnahme and discriminating precariousness…”, op. cit.
  • 24 Michael Burawoy, “The Extended Case Method”, en Sociological Theory, 16: 1, 1998, pp. 4–33.

21Paralelamente a ello se reintroduce en el campo político la emergencia de sujetos que reivindican un pasado de seguridad, bienestar e igualdad, como parte de un acuerdo corporativo de compromiso y colaboración entre las clases sociales en el anterior modelo de reproducción social23, lo cual integra el “padecer” al campo político, como parte de la lucha entre las fuerzas sociales por su definición, estructuración y estructura24.

22Por otro lado, y en relación a lo anterior, la disputa política por el sujeto, las subjetividades, sentidos, discursos e imaginarios del trabajo en las sociedades des-aseguradas, tiende al recrudecimiento de gobiernos con orientación des-regulacionista, no-proteccionistas y de promotores de la flexibilización del empleo. En ello convive la emergencia de protestas explosivas y otras organizadas institucionalmente, pero limitadas a reivindicaciones puntuales, sin potencia para incidir en un nivel político de carácter sistémico.

Precariedad del trabajo en el Sur

  • 25 Ronaldo Munck, “The precariat: a view from the South”, en Third World Quarterly, 34: 5, 2013, pp. 7 (...)

23De conjunto, esta producción teórica y empírica (europea y Norteamérica) ha contribuido de manera innegable al estudio de las transformaciones del trabajo y su precarización. Sin embargo, ha permeado e influenciado los análisis de la precariedad laboral en América Latina25 , en una recepción muchas veces acrítica de sus conceptualizaciones de la precariedad, sin situar su especificidad como un proceso espacial, temporal, político y socio-histórico proveniente de las determinantes características de nuestra región.

  • 26 Silver, “Workers North and South”, op. cit.

24Por ello, las preguntas que afloran a este vacío de la producción científica sobre los estudios del trabajo son ¿Qué expresiones cobra en el trabajo en el Sur distintas a las del Norte? ¿Cuál es el caso de la precariedad en el Sur? ¿Cuáles son las particularidades debiese considerar un estudio del trabajo en el Sur? El principal supuesto que se encontraría tras estas preguntas es el que afirma que en distintos lugares del mundo la precariedad laboral muestra distintas caras y facetas26, las cuales debiesen ser estudiadas a través de un proceso de localización y provincialización de las expresiones del trabajo.

  • 27 Celso Furtado, La economía latinoamericana. Formación histórica y problemas contemporáneos, México, (...)
  • 28 Andre Gunder Frank, Dependent Accumulation and Underdevelopment, Hong Kong-London, Macmillan Press, (...)
  • 29 Immanuel Wallerstein, World-Systems Analysis: An Introduction, Durham, Duke University Press, 2004

25Para dicha tarea, suponemos que el concepto de Sur nos ofrece una nutritiva guía teórica y metodológica para la investigación social. El “Sur”, como legado de la tradición del debate entre centro-periferia27, la teoría de la dependencia28 y el sistema-mundo29, exhibe la riqueza de presentarse como parte del proceso de polarización mundial del espacio de producción, movilización y realización del capital, por medio de los cambios en la mundialización, la globalización, la financiarización y el neocolonialismo.

  • 30 Michael Löwy, The Politics of Combined and Uneven Development: The Theory of Permanent Revolution, (...)

26Reviviendo el enfoque del desarrollo desigual y combinado30, la crisis de acumulación capitalista de los años 70’ representó para el capital, la necesidad imperiosa de restituir la tendencia de la tasa decreciente de ganancia, movilizando una nueva estrategia imperialista de intervención en el Tercer Mundo. Esta estrategia se basó en generar una nueva ofensiva de violencia y conflicto en la periferia, conjunto al desplazamiento de las tensiones de clases en el centro (por el anterior límite de las sociedades de bienestar y sus acuerdos corporativos). Podemos acordar con Silver y Arrighi que:

  • 31 Silver, “Workers North and South”, op. cit.

la crisis capitalista de los 70’ aumentaría en vez de amortiguar la conciencia de clase del proletariado mundial en expansión. En los 80’ y los 90’, la crisis del capital se torna, en su lugar, en una crisis del trabajo, resultando en la desestructuración o fundamental restructuración de todas las organizaciones de la clase trabajadora que se habían formado y consolidado durante el siglo precedente31

  • 32 Giovanni Arrighi & Immanuel Wallerstein, Movimientos Antisistémicos, AKAL, 1999

27La serie de engranajes que dan cuenta de la “resolución” de la crisis del régimen de acumulación capitalista anterior y la gestación del nuevo régimen a escala mundial, suponen una innegable fuerza coercitiva sobre las relaciones de producción, lo cual le convierte en parte fundamental para la comprensión y el estudio del trabajo. Su consideración en el plano científico configura una matriz para el análisis de las formas desiguales y combinadas que asume el capitalismo hoy en día, dando cuentas de las diversas lógicas de apropiación y despojo, de resistencias culturales, políticas y económicas, y de la heterogeneidad de formas de producir/vivir que conviven en el sistema-mundo32.

  • 33 Vijay Prashad, The poorer nations. A possible History of The Global South, New York, Verso, 2013, p (...)

28El Sur, a la vez, parece estar atravesado por la “emergencia de resistencias” desde los años 1990, luego de la “paz” impuesta por dictaduras militares y estrategias imperiales en la periferia. Este proceso se ve acompañado de la “desactivación de la energía de las políticas neoliberales, las cuales emergen fuera de las instituciones nacionales e internacionales”33 y que conllevan procesos políticos que redefinen la hegemonía del capitalismo financiero en su transnacionalización y deslocalización. Estas emergencias son fruto de la acción de movimientos sociales, actores comunitarios e indígenas, desde espacios periféricos, locales y regionales.

  • 34 Maristella Svampa, “Extractivismo, desarrollo y buen vivir: visiones en pugna”, Actuel Marx Interve (...)

29Correspondiente a este tipo de acciones de resistencia, se encuentran situadas en un conjunto de formaciones sociales diversas en sus historias y configuraciones políticas, que encuentran en sus diferencias un punto nodal de encuentro en cuanto a: 1) Su asimétrica posición en las relaciones internacionales de intercambio, circulación y producción económica, como parte de una ley global del valor y la valorización del capital; 2) un proceso de tensión entre (re) conquista, resistencias y emancipación en el imaginario social y cultural, por el ejercicio de la hegemonía cultural de un occidente estadounidense-europeo neocolonial; y 3) un proceso ofensivo de violencia en contra de la naturaleza, el medio ambiente y el ser-humano, por medio de la transnacionalización, expansión y radicalización de los modelos económicos y métodos productivos depredadores, basada en una política extractivista centrada en el despojo34.

  • 35 Prashad, op. cit., p. 11

30La forma que cobra el “Sur Global” es el de “un lugar de grandes luchas, de una variedad de tácticas y estrategias, experimentadas en las calles y oficinas de gobiernos. Es una historia sin finalizar”35 , que reúne en definitiva una heterogeneidad de procesos históricos, políticos, económicos y sociales en la disputa, lucha y conflicto por el bien-estar.

  • 36 Lee, Ching Kwan y Yelizavetta Kofman, “The politics of Precarity: Views Beyond the United States”, (...)
  • 37 Dorothy Solinger, Contesting citizenship in urban China : Peasant migrants, the state and the logic (...)
  • 38 Karl Von Holdt y Eddie Webster, Beyond the apartheid workplace: Studies in transition, Scottsville, (...)
  • 39 Burawoy, op. cit.

31Reconociendo esta distinción multidimensional que constituye el Sur, como espacio de permanente re-adecuación y luchas/conflictos sociales, nos invita a pensar la precariedad del trabajo y laboral desde una perspectiva diferenciada, reflexiva y contextual. En esta dirección destacan los trabajos de Lee y Kofmann36 referentes a la precariedad como fenómeno “más allá de la realidad de EEUU”, con investigaciones realizadas en la sociedad China, de acuerdo con fenómenos como la proletarización, la migración y modelos de acumulación originaria37; debates acerca de la precariedad laboral en países como Sudáfrica38 con una tradición colonial reciente, y el caso de países como Zambia, con las nuevas fuerzas neo-coloniales en la acción de procesos poscoloniales39.

  • 40 Bogaert, Koenraad, “Contextualizing the Arab Revolts: The Politics behind Three Decades of Neoliber (...)
  • 41 Barbara Harris-White y Nandini Gooptu, “Mapping India’s World of Unorganized Labour”, en Leo Patnic (...)
  • 42 Dibyendu Maiti. “Precarious Work in India: Trends and Emerging Issues” American Behavioral Scientis (...)

32Por otra parte, es posible identificar los trabajos de Bogaert40 sobre el contexto social de precariedad laboral y social en los países árabes, como legado de las políticas neoliberales en el mundo árabe, y la crisis del modelo de reproducción y el estallido de protestas sociales en la llamada Arab Spring. También podemos encontrar los estudios realizados por Harris-White y Gooptu41 sobre las condiciones de trabajo de los trabajadores no-organizados (sindicalmente) en el caso de India, mostrando su fragilidad, la condición estructural y simbólica que acompaña su actividad y reproducción; o los de Maiti42 sobre la extensión e incremento del trabajo precario en vinculación con las estrategias de contratación fundadas en la informalidad del trabajo, la precarización del empleo asalariado y la inexistencia de una legislación laboral en contexto de alta industrialización.

  • 43 Harvey, op. cit.

33De esta distinción, entre la historia de las naciones pobres y la constitución del Sur Global, es que esta serie de investigaciones exhiben que el trabajo se encuentra sujetado a un profundo y violento legado histórico colonial, con un arraigo en la sobreexplotación, la esclavitud, el trabajo forzoso, el despojo de los pueblos originarios, la informalidad, etc. Esta conjunto de hechos resultan ser tendencias históricas de la expansión de los límites geográficos del capital43, y que involucran a poblaciones heterogéneas en su tradición, cultura y economía, a la hora de insertarse en la cadena global de acumulación capitalista.

34Por ello, el reconocimiento de esta complejidad en el articular el trabajo como parte de la (re) producción del Sur Global, involucra desde el plano académico y de la investigación social, una reubicación de los estudios del trabajo en el capitalismo tardío, especialmente en la dinámica de su desarrollo desigual y combinado. De la misma forma se requiere situar epistémicamente las categorías de “precariedad” y “precariedad del trabajo”, considerando su enunciación desde contextos socio-históricos diversos culturalmente, heterogéneos económicamente, y dispersos geográficamente.

35Creemos que este ejercicio es desarrollable desde el reconocimiento de los múltiples niveles y locaciones de referencialidad que sujetan la precariedad en su definición, contenido, trayectoria y forma. Esto involucra considerar un modelo que integre esta complejidad y que, de manera relacional, se focalice en responder a las preguntas por el mundo del trabajo desde su problematización en correspondencia con la intercepción de los modelos de dominación imperantes y las prácticas de resistencia y lucha colectiva.

La precarización en Chile y la Araucanía

36En esta dirección, los cambios políticos sucedidos en Chile en las últimas décadas, y las características estructurales que muestra el “modelo de valorización precario del trabajo en Chile”, han dinamizado la tendencia a una alta conflictividad entre la relación del capital y el Trabajo. La precariedad se ha introducido como una condición estructural de las políticas neoliberales, actuando como soporte de las relaciones sociales de explotación en el des-aseguramiento de la población y en su mercantilización de los servicios de bienestar.

  • 44 Giovanni Alves, A condicho de proletaridade. A precaridade do Trabalho no Capitalismo Global, Londr (...)

37El trabajo constituye en esta red de relaciones un pilar fundamental, ya que pese a su “debilitamiento”44, juega un rol central en la estructuración de las condiciones de posibilidad del ejercicio de la coerción social y en el modelamiento de las relaciones sociales de poder. Sin embargo, la geografía del trabajo no es uniforme, especialmente cuando se trata del Sur, sino que más bien integra relacionalmente las producciones de posiciones de clase, raza, género, etc.

38El “sur del sur”, como lo representa el sur de Chile, supone un lugar construido socio-históricamente por diversos procesos. Su construcción ha sido forjada en procesos de ocupación y despojo de los pueblos indígenas, la concentración de la tierra y el agua, una ocupación militar, las propiedades hacendales, el extractivismo y en la construcción de ciudades y asentamientos urbanos. Se suman a estos procesos la política estatal de colonización por medio de población migrante, el centralismo político y económico de Santiago sobre “las regiones”, la construcción de una frontera de conexión con el resto del país, predominancia de la agricultura y la ganadería. En una suerte de aislamiento excepcional frente al resto de la sociedad chilena, se solidifica la idea de tierra prístina, pero a la vez sacrificable y apropiable, y en una paradoja incesante de romantización idílica en el imaginario cultural colonial.

39En nuestro caso, hemos orientado nuestro trabajo de investigación a estudiar la relación de carácter precaria que se ha construido con el trabajo en el sur. El trabajo suele estar articulado a las condiciones impuestas por la naturaleza, la confluencia de una organización social y la construcción de las relaciones humanas en cultura y sociedad. En el caso del sur, las condiciones climatológicas marcan el trabajo como un ejercicio de esfuerzo, de batalla contra la inclemencia de las estaciones del año, una adaptación a dichas condiciones y la preservación de la vida como fin último.

40Por otra parte, la historia delimita el modelo de ocupación del territorio, donde habrá relaciones de coexistencia violenta entre culturas y pueblos que cuentan con divisiones sociales del trabajo y perfiles ocupacionales distintos y propios. A la vez, emergerán formas asociativas de cooperación en el contexto monárquico, como en el de ocupación por el estado chileno en 1883. La simbiosis en el proceso de producción espacial tiene como eje las relaciones de clase y raza, como distintivos de la configuración de la Araucanía.

41Esta relación involucra una revisión socio-histórica de las mutaciones de las formas de trabajo y una cartográfica de las formas de empleo y trabajo que conviven en un territorio como la Araucanía y la Macro Zona Sur de Chile. Este ejercicio desafía las generalizaciones, dando cuenta de la multidimensionalidad de las causas y consecuencias de su (re) producción en diversos estudios de casos que confluyen en el concepto de precariedad y trabajo precario, pero suponen también un desafío a la comprensión de las particularidades históricas de la región, su invención y las relaciones que lo articulan al capitalismo global.

  • 45 Antileo, E., Herson Huinca, Calfío, Margarita y Cárcamo, Luis (Eds.), AWÜKAN KA KUXANKAN ZUGU WAJMA (...)

42Sin lugar a dudas La Araucanía responde a una excepcionalidad sintética de las múltiples violencias que anida el capitalismo periférico. Ya desde su “invención”, como espacio imaginario, invadido, ocupado y despojado, “nombrado” por el poder colonial del imperio español, luego por el estado chileno, después de los latifundistas y terratenientes, y hoy de las empresas forestales, es que se ha configurado un dínamo interminable de violencias coloniales45.

43Reconocer este contexto puede llevar a entender la precariedad como un producto histórico de estas violencias, lo cual sería un elemento central en la investigación de las formas y sentidos que cobra el trabajo y la vida hoy en día. También es importante reconocer la precariedad como una relación que actualiza dinámicamente la reproducción de las violencias coloniales y que se vuelve una práctica instituida hacia el pueblo mapuche por parte de la institucionalidad gubernamental.

44El ejercicio de la precariedad es parte de la matriz de coerción en las diásporas, producto de lógicas de despojo y expulsión que se siguen condensando en los territorios. Es posible reconocerle en la racialización del trabajo, lo que va de la mano de la vulnerabilidad frente a las nuevas situaciones de despojo, el desempleo y en el cercamiento producido por la ocupación del territorio por parte de las inversiones forestales y de proyectos extractivos de carácter energético, minero, etc.

  • 46 Saskia Sassen, Territorio, autoridad y derechos. De los ensamblajes medievales a los ensamblajes gl (...)

45La institucionalización y normalización de las situaciones de precariedad es parte constitutiva de vulnerar y vulnerabilizar la posición social de diversas poblaciones en la región y los territorios. La matriz de políticas públicas asistenciales, la carencia de derechos sociales, culturales, etc., sumado a situaciones de vulneración de derechos humanos, conducen a la configuración de barreras que, acopladas a los intereses y las dinámicas extractivas, conducen a un cercenamiento de la expresión política y de la activación de lógicas de confluencia y coordinación colectiva de mayor amplitud46.

46La Araucanía supone un proceso dinámico, político e histórico que configura las formas, sectores y unidades de producción con significados culturales territoriales. Este proceso supone una interrelación entre las formas de trabajo y las especificidades productivas de los territorios, ya que poseen un carácter metabólico, en el sentido en que son simbióticos y codependientes, elaboran cierta comunicación e interdependencia. A la vez, esta relación metabólica articula los sentidos de la dominación, las relaciones de “domesticación” y resistencias que conviven en la construcción histórica del territorio, así como la emergencia de solidaridades, prácticas de subsistencia y estrategias productivas.

  • 47 Antileo, E., Herson Huinca, Calfío, Margarita y Cárcamo, Luis (Eds.), AWÜKAN KA KUXANKAN ZUGU WAJMA (...)
  • 48 Ricardo Herrera, “La construcción histórica de La Araucanía: Desde la Historiografía Oficial a las (...)

47Desde esta perspectiva, es que las formas de violencia se imbrican en las estructuras y relaciones productivas, delineando sus contornos y definiendo su carácter político en relación a las relaciones de poder de las cuales se embebe y nutre en la delimitación de su reproducción47 . Consideramos aquí la “política de desarrollo”, su concepción occidental, la generación de reducciones, la influencia religiosa, la ocupación militar y la formalización de la educación en el siglo XX48, como base de pilar de ordenamiento y construcción de la Araucanía.

48Yendo más allá de la institucionalización regional administrativa y su eje en el poder de estado, “el sur” supone una forma de habitar el espacio, de generar solidaridades, de combatir las inclemencias climáticas, de producir intercambios socioculturales, económicos, etc., y una manera de identificar las fronteras/bordes de las posibilidades humanas en su lucha por la vida. El trabajo, se sumerge en este contexto de lucha y homeostasis ante la naturaleza generando una particular perspectiva y posicionamiento práctico en su ejecución, división, transmisión y organización.

49Por la complejidad de este proceso, y a modo de ejemplificación y representación de la problematización teórica con respecto a la reproducción social de la precariedad en el trabajo en la Araucanía, es que hemos operacionalizado cuatro coordenadas de referencia (COR) que se encuentran presentes en nuestro abordaje de la precariedad del trabajo. Este proceso ha sido posible luego de un trabajo reconstructivo de antecedentes, análisis de fuentes secundarias, de prácticas de investigación, contactos y de información cualitativa que hemos ido construyendo de modo flexible en los últimos 10 años.

  • 49 Julián, Dasten, “Precariedad laboral en América Latina: Contribuciones a un Modelo para Armar”, Rev (...)

50Todas estas COR entran en un permanente conflicto y negociación de posiciones e intereses en el territorio. La geografía de la coordenada “Sur” pasa a ser central en términos teóricos y metodológicos, ya que trabajamos el concepto de dimensión como una de las posibilidades de reducción y reconocimiento de la complejidad del marco y contexto socio-histórico estudiado49. Por lo cual, el sur sintetiza la articulación específica de las coordenadas señaladas y supone una introducción particular al estudio de la precariedad, pensando en los significados de contexto que asumen dimensiones tales como la inseguridad, la insuficiencia, la inestabilidad, las condiciones de trabajo y las jornadas de trabajo.

Conclusiones y coordenadas

51Distintos diagnósticos se han concentrado en la especificidad de la realidad del trabajo en América Latina. Sus particularidades siempre se encuentran sujetas a un contexto y una historia donde predominan en la actualidad las tensiones políticas entre neoliberalización y neo-desarrollismo, los efectos de la restructuración productiva y la predominancia de una economía primario exportadora; las limitadas formas de incorporación, innovación y transferencia tecnológica; la significativa presencia de formas de trabajo atípico e informal y su coexistencia con una economía asalariada formal; y la convivencia de modelos de producción capitalista con modelos de producción centrados en lógicas de subsistencia que marcan límites a la expansión del capital.

52Todas estas especificidades, a las cuales se suman las ya señaladas en el apartado anterior, constituyen de conjunto el mapa del trabajo en América Latina. Este mapa exhibe serios contrastes a nivel de formaciones nacionales, territoriales y sectoriales. Sumado a ello, se encuentra una heterogeneidad de condiciones de trabajo en el marco ocupacional que señalan importantes diferencias en la configuración de identidades referidas a los oficios, profesiones y “haceres”, vinculadas a la dinámica histórica de transformación y adecuación de la acumulación capitalista colonial en la región.

53Por ello, es que consideramos necesario introducir una serie de coordenadas que den cuenta de la complejidad de las precariedades de la vida y el trabajo en el sur de Chile, pensando en las múltiples capas que configuran la morfología y cartografía del trabajo en el Sur:

COR del Espacio-Tiempo:

  • 50 David Gómez Arredondo, Calibán en cuestión, Aproximaciones teóricas y filosóficas desde nuestra Amé (...)
  • 51 Ibid., p. 27
  • 52 Chakrabarty, D. (2000), Provincializing Europe. Postcolonial Thought and Historical Difference, Pri (...)

54La precariedad laboral (en su sentido salarial), con sus respectivas expresiones en distintos contextos sociales, simbólicos, territoriales y espaciales, manifiesta que “la pérdida” (material, psíquica, imaginaria, simbólica, etc.) que expresa “lo precario”, sea un elemento variable, espacial y temporal en su definición. Como lo explayan autores como Gómez Arredondo50, las especificidades del colonialismo en América Latina tienen que ver con otra temporalidad respecto a otras regiones de sur global. Y es que “el colonialismo ibérico que marca esta parte de América inicia a fines del siglo XV y concluye mayoritariamente a comienzos del siglo XIX, mientras que el colonialismo británico en la India no se consolida sino hasta mediados del siglo XIX”51. Este ejemplo, destaca la necesidad de entrar en la dialéctica del fenómeno, “provincializando” su uso en materia de análisis y acción52.

55Sin embargo, el acto de “perder” de las relaciones coloniales es lo que puede ser entendido como una práctica constante por la contradicción entre los sujetos-del-trabajo y el desposeimiento/explotación frente al capital y la sociedad de conjunto. Este hecho reinstituye un momento práctico de convergencia que asume una forma espiral: entre la centrífuga fuerza de pauperización, endeudamiento, monetarización y vulneración de la vida, y la fuerza centrípeta de aglutinamiento, colectivismo y solidaridad entre los actores y movimientos sociales para la resistencia. En este intersticio se configura una ocupación y forma de habitar el espacio que le otorga una singular distribución, y carga simbólica y material a la (s) precariedad (es).

56Este conjunto de hechos nos habla de compresiones espacio-temporales específicas. En ellas las definiciones del tiempo quedan sujetas a patrones y relaciones interculturales y coloniales, así como también entran en juego las cargas simbólicas de “quienes llegan” a construir socialmente el espacio (colonos, migrantes, burocracia, etc.), y también de las relaciones de poder que delimita el capital como frontera.

COR Laboral y del Trabajo:

57Por otra parte, la precariedad del trabajo, involucra la degradación del status del trabajador o trabajadora, en referencia a “la falta” de soportes de seguridad, suficiencia y de bienestar social, lo cual va acompañado de la comodificación y privatización de la vida, como (a) elemento de monetarización de las relaciones sociales y la naturaleza, (b) la profundización de una lógica de mercantilización institucionalizada por parte del Estado post o neocolonial, y de (c) la fragilidad que sume la vida en contextos de amplia vulnerabilidad social, como es el caso de América Latina. La distinción entre trabajo y empleo configura un importante elemento en las trayectorias productivas de los sujetos, pensando en las particularidades de esta configuración social, en su tradición, en sus identidades, los modelos de producción y los imaginarios sociales asociados al trabajo/vida.

  • 53 Enrique De la Garza, “Más allá de la fábrica” en Revista Nueva Sociedad. Núm. 232, marzo-abril, Arg (...)

58La mayoría de la literatura ha tendido a enfocarse en los estudios sobre “empleo precario”, donde se asocia el vínculo salarial dependiente a formas de subcontratación y externalización, la insuficiencia salarial, vínculos contractuales acotados temporalmente, y la falta de seguridad y protección social. Esta orientación excluye y reduce la complejidad de la configuración social latinoamericana, al invisibilizar los tipos de trabajos no-asalariados que están presentes en, por ejemplo, la (nueva) informalidad, trabajos esclavos y trabajos autónomos o cuentapropistas53.

59De esta forma, la COR Laboral y del Trabajo debiese entrar en diálogo con las demás COR de manera de elaborar un diagnóstico sociológico, antropológico, histórico, económico y político de la relación interdependiente entre trabajo y sociedad sureña. De esta relacionalidad entre COR se desprende la emergencia de una actividad socio-analítica, reconstructiva y sistémica de entender las COR.

COR Sistémico:

  • 54 Judith Butler, Precarious life: the powers of mourning and violence, London-New York, Verso, 2004, (...)
  • 55 Walter Mignolo, , “Espacios geográficos y localizaciones epistemológicas: la ratio entre la localiz (...)

60Entonces, “la precariedad” no sólo constituye un discurso que recorre trans-espacialmente en búsqueda de una definición, sino que más bien se inserta como una condición de reproducción de esa relación (desigual) que consolidan diversos modelos de dominación en su intersección. En este sentido, “la precariedad designa esa condición políticamente inducida en la que ciertas poblaciones adolecen de falta de redes de apoyo sociales y económicas y están diferencialmente más expuestas a los daños, la violencia y la muerte”54. De allí que insistamos en la localización epistemológica del concepto “precariedad”55 , identificando las estructuras y prácticas sociales de su reproducción, y desplegándolo plásticamente al conjunto de las poblaciones colonizadas, amenazadas por el modelo extractivo, la población femenina, la población migrante, las clases empobrecidas y asalariadas, y/o que simplemente se ubican en las posiciones periféricas del capitalismo global.

61De esta forma, se hace necesario notar que, al alero de la comprensión de las relaciones precarias de empleo y trabajo, las relaciones de “precarización social” constituyen uno de los fundamentos estructurales para: a) la interpretación de las sociedades periféricas dependientes en la actualidad; y b) para significar y entender de conjunto la profundidad de los espacios de la vida que el trabajo reproduce. Su importancia dinamiza el estudio de la precariedad laboral de acuerdo con el espacio social que ocupan sus actores, otorgando consistencia histórica y relacional. Los diversos padecimientos sociales se relocalizan en una economía social del sufrimiento y de visibilización de las relaciones de poder que modelan los contornos de la precariedad y su densidad.

COR Práctica:

62En el caso específico del cómo se expresa este problema en su completa dimensión para sujetos y actores concretos en las realidades locales, la precariedad se ejerce como una relación que sujeta las relaciones de vida de las personas, introduciendo pautas de comportamiento en el trabajo y más allá del trabajo. Ello involucra que, en una situación de vulnerabilidad frente a la intromisión del capital, industria, etc., las formas de vida locales deban/puedan/quieran adaptar y re-significar sus formas de vivir colectivamente como parte de una estrategia de supervivencia activa.

63Esta relación de indefensión frente a la violencia y poderes que se ejercen en la precarización del trabajo y la vida, la producción de prácticas de subordinación e insubordinación, la construcción de subjetividad (es) en el control, la configuración de imaginarios sociales y una nueva producción de sentidos centradas en la esquizofrenia de las identidades laborales: esquizofrénica, ya que involucra en la asalarización o en cadenas de trabajo formas de afirmación positiva a la precariedad, pero una negatividad con las formas de trabajo y vida tradicionales en los territorios.

  • 56 Marimán, Pablo, “Situación histórica y contemporánea del Gnulumapu”, Ponencia en las III Jornadas d (...)

64La COR Práctica supone entender esta concreción de la precariedad alojada como eslabón de una cadena de relaciones de poder que cruzan y se superponen a la subjetivación como proceso social. Es decir, introduciendo la agencia de la relación consentimiento, compromiso, subordinación, resistencia y autonomías, podemos dar cuenta de las maneras en que la precariedad se expande en los territorios, problematizando las prácticas sociales de quienes habitan, construyen y reinstituyen el espacio. En este punto es nodal las agencias propias de los y las sujetas que involucran, relacionalmente, la construcción sociopolítica de un lugar llamado Wallmapu56.

65En resumen, este conjunto de COR articulan una problematización del fenómeno de la precariedad del trabajo en contextos marcados por la vulnerabilidad, la pobreza y la ruralidad. Además, se suman zonas de trabajadores marcados por escaza alfabetización, enfermedades permanentes, una estructura productiva racializada, con salarios de insuficiencia, una significativa presencia del trabajo autónomo y de alta rotación temporal.

66Si bien estos COR pueden parecer propios de un pensamiento esquemático y estructuralista, hacemos esta propuesta con miras a visibilizar la emergencia de criterios que deben ser identificados como marcos generales de expresión de contextos singulares. Ello involucra la necesidad de un diálogo y una propuesta desde las ciencias sociales para dar cuenta de la (s) complejidad (es) de la reproducción de la Araucanía.

  • 57 Julián, Dasten, “Precariedad laboral en América Latina: Contribuciones a un Modelo para Armar”, Rev (...)

67Para nuestro caso particular, las COR aparecen como dispositivos analíticos que complementan el enfoque de las “dimensiones de la precariedad”57, y ofrece al campo científico la posibilidad de desarrollar una operacionalización relacional y reflexiva de la diferencia, sentidos, distinciones y dialéctica en que los sujetos construyen y significan sus formas de vida. Este ejercicio es una tarea teórica y práctica que involucra un manejo de herramientas conceptuales fundadas en la reflexividad crítica de la realidad, una operacionalización metodológica de sentido práctico y una antropología del trabajo en las geografías periféricas.

Bibliographie

Bibliografía

AMIN, SAMIR, The Law of Worldwide Value, New York, Monthly Review Press, 2010

ALVES, GIOVANNI, A condicho de proletaridade. A precaridade do Trabalho no Capitalismo Global, Londrina: Praxis, Bauru, Canal6 editora, 2009

ARRIGHI, GIOVANNI & IMMANUEL WALLERSTEIN, Movimientos Antisistémicos, AKAL, 1999

BARCHIESI, FRANCO, Precarious liberation: Workers, the state, and contested social citizenship in post-apartheid South Africa, Albany, State University of New York Press, 2011

BASUALDO, VICTORIA & MARÍA ALEJANDRA ESPONDA, “La expansión de la tercerización a nivel global a mediados de los años setenta, sus antecedentes históricos y su alcance actual”, en La terciarización laboral. Orígenes, impactos y claves para su análisis en América Latina, Victoria Basualdo y Diego Morales (Coord.), Siglo XXI, Buenos Aires, 2014, pp. 19 – 64.

BAUMAN, ZIGMUNT, Globalization: the human consequences, New York, Columbia University Press, 1998

BECK, ULRICH, Un Nuevo mundo feliz, Barcelona, Paidós, 2007

BOGAERT, KOENRAAD, “Contextualizing the Arab Revolts: The Politics behind Three Decades of Neoliberalism in the Arab World”, en Middle East Critique, 22: 3, Routledge, 2013, Pp. 1 – 22.

BURAWOY, MICHAEL, “The Extended Case Method”, en Sociological Theory, 16: 1, 1998, pp. 4–33.

BUTLER, JUDITH, Precarious life: the powers of mourning and violence, London-New York, Verso, 2004

CASTEL, ROBERT, 1997. La metamorfosis social de la cuestión social. Una crónica del salariado. España, Ed. Paidos Ibérica. S.A

“La protección social en una sociedad de semejantes”. Revista CS, 2007 (1), pp. 13-40.

2010. El ascenso de las incertidumbres: trabajo, protecciones, estatuto del individuo, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica

CHAKRABARTY, D. 2000. Provincializing Europe. Postcolonial Thought and Historical Difference, Princeton, NJ: Princeton University Press. 2000. DE LA GARZA, ENRIQUE,

2011. “Más allá de la fábrica” en Revista Nueva Sociedad. Núm. 232, marzo-abril, Argentina, Buenos Aires, Fundación Friedrich Ebert (FES), pp. 50–70

DÖRRE, KLAUS, (2009) “La Precariedad ¿Centro cuestión social del siglo XXI?” en Revista Actuel Marx Intervenciones, Núm. 8, Santiago de Chile, LOM ediciones, 2009, pp. 79–108

2012. “Finance Capitalism, Landnahme and Discriminating Precariousness–Relevance for a New Social Critique”, en Social Change Review, 10: 2, December, pp.125–151.

DÜSSEL, ENRIQUE, Transmodernidad e interculturalidad Interpretación desde la Filosofía de la Liberación, México D.F., UAM-Iz, 2005

FURTADO, CELSO, La economía latinoamericana. Formación histórica y problemas contemporáneos, México, Siglo XXI editores, 1969.

GÓMEZ ARREDONDO, DAVID, Calibán en cuestión, Aproximaciones teóricas y filosóficas desde nuestra América, Bogotá, Desde Abajo Ediciones, 2014

GUNDER FRANK, ANDRE, Dependent Accumulation and Underdevelopment, Hong Kong-London, Macmillan Press, 1982

HARRIS-WHITE, BARBARA Y NANDINI GOOPTU, “Mapping India’s World of Unorganized Labour”, en Leo Patnich y Colin Leys (eds.), Working Classes. Global Realities, Socialist Register 2001, London, Merlin Press, 2000, pp. 89 – 118.

HARVEY, DAVID, Espacios del Capital. Hacia una Geografía Crítica, Madrid, Akal, 2007

HERRERA, RICARDO, “La construcción histórica de La Araucanía: Desde la Historiografía Oficial a las Imágenes Culturales y Dominación Política”, Revista Austral de Ciencias Sociales, 7, 2003, pp. 29-40.

JULIÁN, DASTEN, 2014a. “Bases del modelo de valoración precario del trabajo en Chile. Acercamientos desde la política laboral y la cultura del trabajo” en Revista Sociológica. Núm. 81: 1, enero-abril, México, UAM Azcapotzalco, pp. 119 – 160

2014b. “La precariedad laboral, modernidad y modernización capitalista: Una contribución al debate desde América Latina”, en Revista Trabajo y Sociedad, 23, invierno, Argentina, Santiago del Estero, Universidad Nacional de Santiago del Estero, pp. 147 – 168

2017. “Precariedad laboral en América Latina: Contribuciones a un Modelo para Armar”, Revista Colombiana de Sociología, 40 (2): 27-46. 2017.

KALLEBERG, ARNE, 2003. “Flexible Firms and Labor Market Segmentation: Effects of Workplace Restructuring on Jobs and Workers” en Work and Occupations, 30: 2, pp. 154-175.

2011. Good jobs, bad jobs: the rise of polarized and precarious employment systems in the United States, 1970s to 2000s, New York, Russell Sage Foundation.

LEE, CHING KWAN Y YELIZAVETTA KOFMAN, “The politics of Precarity: Views Beyond the United States”, en Work and Ocuppations, 39: 4, 2012, pp. 388 - 408.

LOREY, ISABELL, Die Regierung der Prekären, Berlín, Verlag Turia + Kant, 2012

LÖWY, MICHAEL, The Politics of Combined and Uneven Development: The Theory of Permanent Revolution, Chicago & Minneapolis, Haymarket Books, 2010

MAITI, D. “Precarious Work in India: Trends and Emerging Issues” American Behavioral Scientist, vol. 57, no. 4, Apr. 2013, pp. 507–530

MARIMAN, P. “Situación histórica y contemporánea del Gnulumapu”, Ponencia en las III Jornadas de Historia Mesoamericana. 2011. Disponible en

https://www.comunidadhistoriamapuche.cl/wpcontent/uploads/2016/06/P-Mariman-ponencia_III-jornadas_.pdf

MARINI, RUY MAURO, Dialéctica de la dependencia, México, Ed. Era, 1973

MASSEY, DOREEN, Spatial divisions of labor: social structures and the geography of production, New York, Methuen, 1984

MIGNOLO, W. “Espacios geográficos y localizaciones epistemológicas: la ratio entre la localización geográfica y la subalternización de conocimientos”, texto completo en url: http://www.javeriana.edu.co/pensar/Rev34.html, 1996 fecha de consulta el 21 de diciembre del 2015.;

MOODY, K. 2001. Workers in a lean World. Unions in the international Economy. London. Verso.

MUNCK, RONALDO, “The precariat: a view from the South”, en Third World Quarterly, 34: 5, 2013, pp. 747 – 762

NEFFA, JULIO CÉSAR, “La transición desde ‘los verdaderos empleos’ al trabajo precario”, en Julio C. Neffa y Enrique de la Garza (coord.), Trabajo, identidad y acción colectiva, México D.F.: Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales y Universidad Autónoma de México, 2010, Pp: 43 – 80.

POWELL, WALTER, “The capitalist firm in the twenty-first Century: emerging patterns in western Enterprise”, en Paul DiMaggio (ed.), The twentieth century firm : changing economic organization in international perspective, Princeton, Princeton University Press, 2001, pp. 33 –68.

PRASHAD, VIJAY, The poorer nations. A possible History of The Global South, New York, Verso, 2013

ROSS, ANDREW, Low Pay, High Profile. The global push for fair Labor, New York, The New Press, 2004.

SASSEN, S. 2010. Territorio, autoridad y derechos. De los ensamblajes medievales a los ensamblajes globales. Buenos Aires : Katz Editores.

SCULLY, BEN, Why don’t informal workers organize ? The livelihoods and politics of South Africa’s marginalized labor force (Unpublished manuscript), Baltimore, MD, Johns Hopkins University, 2012

SENNETT, RICHARD, 1998. The corrosion of character : the personal consequences of work in the new capitalism, New York, Norton.

2013. Together. The Rituals, Pleasures & Politics of cooperation , London, Penguin Books.

SILVER, BEVERLY & GIOVANNI ARRIGHI, “Workers North and South” en Leo Patnich y Colin Leys (ed.), Working Classes. Global Realities, Socialist Register 2001, London, Merlin Press, 2000, pp. 53–76.

SOLINGER, DOROTHY, Contesting citizenship in urban China : Peasant migrants, the state and the logic of the market , Berkeley, University of California Press, 1999

STANDING, GUY, The Precariat: The New Dangerous Class, London and New York, Bloomsbury Academic, 2011

SVAMPA, MARISTELLA, “Extractivismo, desarrollo y buen vivir: visiones en pugna”, Actuel Marx Intervenciones, No. 20, 2016, pp. 181 – 204.

THERBORN, GÖRAN, What does the ruling class do when it rules? State apparatuses and state power under feudalism, capitalism and socialism, London & New York, Verso, 2008

VON HOLDT, KARL Y EDDIE WEBSTER, Beyond the apartheid workplace: Studies in transition, Scottsville, South Africa, University of KwaZulu-Natal Press, 2005

WALLERSTEIN, IMMANUEL, World-Systems Analysis: An Introduction, Durham, Duke University Press, 2004

WU, JANG MEI, “Rural migrant workers and China’s differential citizenship: A comparative institutional analysis”, en Martin King Whyte (Ed.), One country, two societies: Rural–urban inequality in contemporary China, Cambridge, Harvard University Press, 2009, pp. 55-81.

Notes

2 Samir Amin, The Law of Worldwide Value, New York, Monthly Review Press, 2010; Robert Castel, El ascenso de las incertidumbres: trabajo, protecciones, estatuto del individuo, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2010; Klaus, Dörre, “Finance Capitalism, Landnahme and Discriminating Precariousness– Relevance for a New Social Critique”, en Social Change Review, 10: 2, December, 2012, pp.125–151.

3 Robert Castel, La metamorfosis social de la cuestión social. Una crónica del salariado, España, Ed. Paidos Ibérica. S.A, 1997; Castel, “El ascenso de las incertidumbres…”, op. cit.; Zigmunt Bauman, Globalization: the human consequences, New York, Columbia University Press, 1998; Ulrich Beck, Un Nuevo mundo feliz, Barcelona, Paidós, 2007; Klaus Dörre, “La Precariedad ¿Centro cuestión social del siglo XXI?” en Revista Actuel Marx Intervenciones. Núm. 8, Santiago de Chile, LOM ediciones, 2009, pp. 79–108

4 Castel, Robert, “La protección social en una sociedad de semejantes”. Revista CS, 2007 (1), pp. 13-40.; Neffa, Julio César, “La transición desde ‘los verdaderos empleos’ al trabajo precario”, en Julio C. Neffa y Enrique de la Garza (coord.), Trabajo, identidad y acción colectiva, México D.F.: Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales y Universidad Autónoma de México, 2010, pp. 43 – 80; Basualdo, Victoria y María Alejandra Esponda, “La expansión de la tercerización a nivel global a mediados de los años setenta, sus antecedentes históricos y su alcance actual”, en La terciarización laboral. Orígenes, impactos y claves para su análisis en América Latina, Victoria Basualdo y Diego Morales (Coord.), Siglo XXI, Buenos Aires, 2014, pp. 19 – 64.

5 Castel, “El ascenso de las incertidumbres…”, op. cit.

6 Dörre, “La precariedad…”, op. cit., p. 84

7 Richard Sennett, The corrosion of character: the personal consequences of work in the new capitalism, New York, Norton, 1998; Richard Sennett, Together. The Rituals, Pleasures & Politics of cooperation, London, Penguin Books, 2013; Castel, “La metamorfosis social…”, op. cit.; Castel, “El ascenso…”, op. cit.

8 Andrew Ross, Low Pay, High Profile. The global push for fair Labor, New York, The New Press, 2004; Anna Kalleberg, “Flexible Firms and Labor Market Segmentation: Effects of Workplace Restructuring on Jobs and Workers” en Work and Occupations, 30: 2, 2003, pp. 154-175; Anna Kalleberg, Good jobs, bad jobs: the rise of polarized and precarious employment systems in the United States, 1970s to 2000s, New York, Russell Sage Foundation, 2011

9 Guy Standing, The Precariat: The New Dangerous Class, London and New York, Bloomsbury Academic, 2011

10 Ross, “Low pay, high profile…”, op. cit.

11 Göran Therborn, What does the ruling class do when it rules? State apparatuses and state power under feudalism, capitalism and socialism, London & New York, Verso, 2008

12 Kalleberg, “Good Jobs, Bad Jobs…”, op. cit.

13 Standing, “The precariat…”, op. cit.

14 Kim Moody, Workers in a lean World. Unions in the international Economy. London. Verso, 2001.

15 David Harvey, Espacios del Capital. Hacia una Geografía Crítica, Madrid, Akal, 2007

16 Dasten Julián, “Bases del modelo de valoración precario del trabajo en Chile. Acercamientos desde la política laboral y la cultura del trabajo”, Revista Sociológica, 81: 1, enero-abril, México, UAM Azcapotzalco, 2014a, pp. 119 – 160

17 Castel, “El ascenso de las incertidumbres…”, op. cit.

18 Beverly Silver & Giovanni Arrighi, “Workers North and South”, en Leo Patnich y Colin Leys (ed.), Working Classes. Global Realities, Socialist Register 2001, London, Merlin Press, 2000, pp. 53–76; Walter Powell, “The capitalist firm in the twenty-first Century: emerging patterns in western Enterprise”, en Paul DiMaggio (ed.), The twentieth century firm: changing economic organization in international perspective, Princeton, Princeton University Press, 2001, pp. 33 –68; Kalleberg, “Flexible firms and labor market segmentation…”, op. cit.; Dörre, “La precariedad…”, op. cit.

19 Doreen Massey, Spatial divisions of labor: social structures and the geography of production, New York, Methuen, 1984; Harvey, “Espacios del capital…”, op. cit.

20 Beck, “Un nuevo mundo feliz”, op. cit.; Isabell Lorey, Die Regierung der Prekären, Berlín, Verlag Turia + Kant, 2012; Dasten Julián, “La precariedad laboral, modernidad y modernización capitalista: Una contribución al debate desde América Latina”, en Revista Trabajo y Sociedad, 23, invierno, Argentina, Santiago del Estero, Universidad Nacional de Santiago del Estero, 2014b, pp. 147 - 168

21 Harvey, “Espacios del capital…”, op. cit.

22 Dörre, “La precariedad…”, op. cit.

23 Dörre, “Finance capitalism, landnahme and discriminating precariousness…”, op. cit.

24 Michael Burawoy, “The Extended Case Method”, en Sociological Theory, 16: 1, 1998, pp. 4–33.

25 Ronaldo Munck, “The precariat: a view from the South”, en Third World Quarterly, 34: 5, 2013, pp. 747 – 762

26 Silver, “Workers North and South”, op. cit.

27 Celso Furtado, La economía latinoamericana. Formación histórica y problemas contemporáneos, México, Siglo XXI editores, 1969; Amin, “The Law of Worldwide Value”, op. cit.

28 Andre Gunder Frank, Dependent Accumulation and Underdevelopment, Hong Kong-London, Macmillan Press, 1982; Ruy Mauro Marini, Dialéctica de la dependencia, México, Ed. Era, 1973

29 Immanuel Wallerstein, World-Systems Analysis: An Introduction, Durham, Duke University Press, 2004

30 Michael Löwy, The Politics of Combined and Uneven Development: The Theory of Permanent Revolution, Chicago & Minneapolis, Haymarket Books, 2010

31 Silver, “Workers North and South”, op. cit.

32 Giovanni Arrighi & Immanuel Wallerstein, Movimientos Antisistémicos, AKAL, 1999

33 Vijay Prashad, The poorer nations. A possible History of The Global South, New York, Verso, 2013, p. 9

34 Maristella Svampa, “Extractivismo, desarrollo y buen vivir: visiones en pugna”, Actuel Marx Intervenciones, No. 20, 2016, pp. 181 – 204.

35 Prashad, op. cit., p. 11

36 Lee, Ching Kwan y Yelizavetta Kofman, “The politics of Precarity: Views Beyond the United States”, en Work and Ocuppations, 39:4, 2012, pp. 388 - 408.

37 Dorothy Solinger, Contesting citizenship in urban China : Peasant migrants, the state and the logic of the market, Berkeley, University of California Press, 1999; Jang Mei Wu, “Rural migrant workers and China’s differential citizenship: A comparative institutional analysis”, en Martin King Whyte (Ed.), One country, two societies: Rural–urban inequality in contemporary China, Cambridge, Harvard University Press, 2009, pp. 55-81.

38 Karl Von Holdt y Eddie Webster, Beyond the apartheid workplace: Studies in transition, Scottsville, South Africa, University of KwaZulu-Natal Press, 2005; Franco Barchiesi, Precarious liberation: Workers, the state, and contested social citizenship in post-apartheid South Africa, Albany, State University of New York Press, 2011; Ben Scully, Why don’t informal workers organize ? The livelihoods and politics of South Africa’s marginalized labor force (Unpublished manuscript), Baltimore, MD, Johns Hopkins University, 2012

39 Burawoy, op. cit.

40 Bogaert, Koenraad, “Contextualizing the Arab Revolts: The Politics behind Three Decades of Neoliberalism in the Arab World”, en Middle East Critique, 22:3, Routledge, 2013, Pp. 1 – 22.

41 Barbara Harris-White y Nandini Gooptu, “Mapping India’s World of Unorganized Labour”, en Leo Patnich y Colin Leys (eds.), Working Classes. Global Realities Socialist Register 2001, London, Merlin Press, 2000, pp. 89 – 118.

42 Dibyendu Maiti. “Precarious Work in India: Trends and Emerging Issues” American Behavioral Scientist, vol. 57, no. 4, Apr. 2013, pp. 507–530

43 Harvey, op. cit.

44 Giovanni Alves, A condicho de proletaridade. A precaridade do Trabalho no Capitalismo Global, Londrina: Praxis, Bauru, Canal6 editora, 2009

45 Antileo, E., Herson Huinca, Calfío, Margarita y Cárcamo, Luis (Eds.), AWÜKAN KA KUXANKAN ZUGU WAJMAPU MEW. Violencias coloniales en Wajmapu. Temuco: Ediciones Comunidad Historia Mapuche. 2016.

46 Saskia Sassen, Territorio, autoridad y derechos. De los ensamblajes medievales a los ensamblajes globales. Buenos Aires: Katz Editores. 2010.

47 Antileo, E., Herson Huinca, Calfío, Margarita y Cárcamo, Luis (Eds.), AWÜKAN KA KUXANKAN ZUGU WAJMAPU MEW. Violencias coloniales en Wajmapu. Temuco: Ediciones Comunidad Historia Mapuche. 2016.

48 Ricardo Herrera, “La construcción histórica de La Araucanía: Desde la Historiografía Oficial a las Imágenes Culturales y Dominación Política”, Revista Austral de Ciencias Sociales, 7, 2003, pp. 29-40.

49 Julián, Dasten, “Precariedad laboral en América Latina: Contribuciones a un Modelo para Armar”, Revista Colombiana de Sociología, 40 (2): 27-46. 2017.

50 David Gómez Arredondo, Calibán en cuestión, Aproximaciones teóricas y filosóficas desde nuestra América, Bogotá, Desde Abajo Ediciones, 2014

51 Ibid., p. 27

52 Chakrabarty, D. (2000), Provincializing Europe. Postcolonial Thought and Historical Difference, Princeton, NJ: Princeton University Press. 2000.

53 Enrique De la Garza, “Más allá de la fábrica” en Revista Nueva Sociedad. Núm. 232, marzo-abril, Argentina, Buenos Aires, Fundación Friedrich Ebert (FES), 2011, pp. 50–70; Enrique De la Garza, “Identidad y proceso de rabajo”, en Estudios del Trabajo desde el Sur. Vol. 1. Álvaro Galliorio y Dasten Julián (Compiladores). Editorial Ariadna. Pp. 17 – 32. 2018

54 Judith Butler, Precarious life: the powers of mourning and violence, London-New York, Verso, 2004, p. 46

55 Walter Mignolo, , “Espacios geográficos y localizaciones epistemológicas: la ratio entre la localización geográfica y la subalternización de conocimientos”, texto completo en url: http://www.javeriana.edu.co/pensar/Rev34.html, 1996 fecha de consulta el 21 de diciembre del 2015.; Enrique Düssel, Transmodernidad e interculturalidad Interpretación desde la Filosofía de la Liberación, México D.F., UAM-Iz, 2005

56 Marimán, Pablo, “Situación histórica y contemporánea del Gnulumapu”, Ponencia en las III Jornadas de Historia Mesoamericana. 2011. Disponible enhttps://www.comunidadhistoriamapuche.cl/wp-content/uploads/2016/06/P-Mariman-ponencia_III-jornadas_.pdf

57 Julián, Dasten, “Precariedad laboral en América Latina: Contribuciones a un Modelo para Armar”, Revista Colombiana de Sociología, 40 (2): 27-46. 2017.

Auteur

Dr. En Sociología por la Universidad Friedrich Schiller de Jena (Alemania). Académico de la carrera de Sociología de la Universidad Católica de Temuco. Este trabajo es producto del Proyecto FONDECYT REGULAR No. 1161347, “Cartografía de la (s) precariedad (es) laboral (es) y las relaciones laborales de la Zona Centro Sur de Chile. Tipología del Trabajo Precario y su incidencia en la práctica sindical en las regiones del Maule, Biobío y La Araucanía”.

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search