Version classiqueVersion mobile

Estudios del Trabajo desde el Sur. Volumen II

 | 
Dasten Julián Vejar
, 
Álvaro Galliorio Jorquera

Presentación. Espacio, territorio y trabajo

Herson Huinca Piutrin

Texte intégral

  • 2 Ver más en: http://longmarchtorome.com
  • 3 Steven T. Newcomb. Pagans in the Promised Land. Fulcrum Publishing. 2008.

1El hecho de ligar las nociones de “trabajo”, “territorio” y “espacio” bajo un análisis realizado desde el sur es una tarea novedosa al momento de estudiar el capitalismo y sus manifestaciones en una escala periférica. Sabemos que el capitalismo no siempre se ha manifestado de la misma manera. En diversos continentes este ha tenido una manifestación única, como también este se ha reestructurado a lo largo de los siglos de forma única. En el contexto en que se realiza el presente estudio no es posible dejar de lado en cómo se ha articulado el capitalismo desde el siglo XVI. Sin embargo, en las ciencias sociales chilenas y globales poco ha sido el énfasis que se la ha dado a las acciones que desde los inicios del capitalismo global ha realizado y motivado el Vaticano junto a las coronas europeas durante el período colonial en la construcción de un sistema global capitalista fundado en la división internacional del trabajo. La constitución de este sistema se fundó desde el primer viaje de Cristóbal colón a las islas, que llegaron a ser conocidas como Caribe, donde el Papa Alejandro VI emitió una serie de bulas papales a las monarquías de Castilla y Aragón. En este sentido, siguiendo también el reciente argumento de The Long March to Rome2, cuando nos fijamos en la redacción específica de una serie de decretos papales —entre los cuales están Dum Diversas (1452), Romanus Pontifex (1455) e Inter Caetera (1493)— observamos que en ellos se invitó a que las naciones no cristianas, llamadas en su momento “paganas” fueran invadidas, capturadas, vencidas, sometidas y reducidas a la esclavitud perpetua y que todas sus propiedades y bienes fueran quitadas con el fin de beneficiar a la cristiandad occidental y el sistema de dominación imperial. Este sistema epistemológico de dominación conocido más bien como Doctrina del descubrimiento funcionó como motor de los procesos de conquista y dominación de los territorios del mundo, en su mayoría territorios indígenas. Como bien lo ha mencionado el investigador nativo-americano Steven T. Newcomb (Shawnee/Lenape) los pueblos indígenas fueron convertidos en paganos en tierras prometidas.3 Las tierras del sur global, que aquí en este libro es tratada, han sido puestas al servicio de la conquista/colonización y la posterior manipulación del territorio y usufructo de los diversos recursos presentes en ella en un sentido más contemporáneo.

  • 4 Sobre estudios sobe la repartición de la riqueza en sociedades democráticas liberales se puede cons (...)

2A nivel global y estableciendo un cierto seguimiento del funcionamiento del capitalismo en su modelo neoliberal este ha venido modificado el sistema político de los Estados nacionales bajo la que hoy conocemos como democracia liberal.4 En este marco no existe cabida a una puesta en escena de otras economías que no estén articulados al capitalismo neoliberal. En este libro Osvaldo Blanco plantea que el capitalismo tiende a producir una desigualdad geográfica, explotando y acrecentando las asimetrías surgidas por las relaciones espaciales de intercambio. El resultado de esto es la concentración de la riqueza y el poder en lugares determinados. En este sentido, siguiendo el argumento de Blanco muchas organizaciones obreras se han concentrado en unas macro-zonas territoriales vinculadas a la explotación de determinados recursos naturales o bien a la especialización en determinados sectores económicos. Un elemento central a poner atención cuando observamos en Chile la creación e impacto de nuevos sectores económicos al sur del país como son la actividad pesquera y la actividad minera el norte del país. Sin embargo, este libro nos invita a ver las estructuras de clases más allá de objetos históricos estancos y sin movimiento sobre el territorio y los diversos espacios. Es más, su invitación se funda en cómo las personas, no importando el género, se insertan en las estructuras de clases sociales y que lo racial al interior de dichas estructuras de clases muestran tendencias que pueden expresarse en configuraciones diferenciales de tipo geográfico y laborales.

3El concepto de precariedad laboral entendida como las relaciones sociales inestables y frágiles aquí en el sur la hemos podido entender en el lenguaje corriente de diversas personas no necesariamente pertenecientes al campo de la academia. Es que esto nos hace darnos cuenta que en estos momentos asistimos a la configuración de un nuevo actor social. A nivel global dicho concepto ya se ha estado haciendo más presente al interior de diversos países. En el caso de Chile la precariedad laboral ya es una realidad instalada. Es aquí donde Dasten Julián se interroga de qué manera el trabajo en el sur cobraría una diferencia distinta a la del norte y cómo se hace necesario de un proceso de localización y provincialización de las expresiones del trabajo, que por un lado serían afectadas por las condiciones climatológicas como de la herencia de un sistema colonial. Se trata aquí de una invitación a un ejercicio necesario para extender el análisis en la investigación social de cómo entender el trabajo y la precariedad laboral desde la periferia.

  • 5 Sobre este tópico se puede consultar el trabajo que realiza Andrés Prieto. Manifiesto apologético d (...)

4A mi entender comenzar a expandir el análisis del trabajo, y particularmente, la precariedad laboral en territorios indígenas que hoy denominamos Wallmapu o país mapuche, es comprender y darnos cuenta en cómo el capitalismo y su manifestación a través de un multiculturalismo neoliberal nos está golpeando. Aquí me gustaría detenerme en ver cómo el capitalismo en el territorio hoy denominado administrativamente “región de La Araucanía”, “región de Los Ríos”, “región de Los Lagos” y “región de Aysén”, ha ingresado bajo la forma de la instalación de un sistema colonial donde la propiedad de la tierra y la desposesión de esta para los pueblos indígenas ha configurado una pirámide socio-racial donde en su cono más alto encontramos un grupo socia político y económico blanco de origen europeo proveniente de la herencia de la colonización de fines del siglo XIX. En su nivel más bajo encontramos un grupo social que es más extensivo demográficamente que corresponde a la población indígena mapuche. En el sector medio de esta pirámide nos encontramos con una clase media bien dinámica a la que en su mayoría corresponde a población criolla. Con esto queremos decir que se necesitan de mayores estudios y trabajos que giren en torno a la constitución de esta pirámide socio-racial donde diversos ejes y factores como la propiedad y el acceso a oportunidades es determinante en la legitimación de esta. En este sentido estaríamos hablando de lo que Julián hace hincapié, en que la precariedad laboral involucra una violencia colonial a través de la detracción del estatus de lxs trabajadorxs. El uso de este discurso ya lo podemos encontrar en el sistema de pensamiento de la doctrina del descubrimiento en donde los indígenas perdieron su condición de humanidad, reduciéndoles en la mayoría de los casos a la esclavitud bajo el argumento de la animalidad.5 Sabemos que ya ha sido normalizada la idea de que no se tenga considerado como derecho el acceso a la seguridad y el bienestar social y que cada vez más asistimos a la privatización de la vida, donde ya podemos ver la invasión de una monetización de las relaciones sociales como también del territorio.

5Ahora, aunque desde el comienzo del discurso de los derechos humanos la protección de los derechos de la infancia y su sometimiento a la explotación laboral ha seguido pendiente. En los países y pueblos periféricos del sistema mundo la explotación siempre ha estado y sigue fundándose en la explotación de las infancias. En este libro Pérez-Capera hace hincapié en la relación entre trabajo y la infancia latinoamericana en el caso de México. En el sur esto nos hace pensar en la constante movilidad en el territorio mapuche donde los niños menores de 18 años se encuentran en la constante búsqueda de mejores oportunidades e ingresos en las faenas de recolección de frutas en la zona central de Chile. Sus motivaciones son en su mayoría el ayudar al círculo familiar de las comunidades y hogares urbanos desde donde poder aumentar los ingresos tanto como para cubrir las necesidades básicas y los eventuales estudios de las infancias y juventudes indígenas. Pérez-Capera aquí plantea que se hace necesario poner atención a los altos niveles de desempleo que sitúan a la unidad doméstica que ocupe el lugar de proveedora y cuidado donde ya el Estado se encuentra más distante de cubrir estas necesidades. Importante es ligar el trabajo y la lucha por la vida desde las infancias indígenas y no indígenas no solamente en el sur global o el espacio interno del Estado nación, sino que también en las actuales migraciones internacionales de los pueblos indígenas. Por otro lado, las condiciones laborales del trabajo infantil y en particular de las mujeres indígenas han sido una de las situaciones más preocupantes en el continente latinoamericano como también en el mundo. Esto en el sentido que la autora sostiene en que existen condiciones informales donde no existe posibilidad de aseguramiento ni para ellas ni para sus familias. Aquí ver a la familia como un espacio de resistencia frente al sistema de explotación capitalista se transforma en un nuevo espacio de búsquedas de liberación.

6En una escala nacional y/o local asistimos en estos momentos a la conclusión e instalación de un sistema económico neoliberal orientado a la apertura del mercado en todos sus ámbitos. Hemos asistido a la privatización, bajo la dictadura, desde la propiedad de la tierra, los recursos naturales, la educación e incluso el sistema de salud ha ido entrando en una progresiva privatización. En este libro se examina cómo se ha dado pie a la instalación de un sistema de salud fundado en un actor público y otro privado (FONASA y las ISAPRES), y cómo desde un aspecto de carácter etnográfico se observa una disminución de los servicios entregados a sus clientes. A esto también se suma un fenómeno que tiene que ver con la normalización de un sistema de salud fundado en la precariedad material y de la calidad de su atención. Bien lo ha dicho Alvaro Galliorio Jorquera en este libro, el neoliberalismo es y ha sido un paradigma de las reformas que se han realizado en diversos Estados del mundo. El mundo del trabajo ha comenzado una continua y extensiva precarización bajo el trabajo a honorarios en paralelo al trabajo estatal, este último con mayores beneficios.

  • 6 Desde el año 2011 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha establecido el Foro sobr (...)

7En definitiva, mencionar que este libro viene a identificar nuevos y nuevas actores (as) desde una perspectiva del sur como lo son los pueblos indígenas, quienes desde el siglo pasado han sido invisibilizados en el análisis económico estructuralista y que han sido reducidos a la categoría de campesinos. Del mismo modo, en esta obra se ha podido identificar a las empresas como un actor nuevo en esta cartografía del sistema económico neoliberal y, por otro lado, en un aspecto jurídico tenemos a los derechos humanos cada vez menos tomados en cuenta. Sin embargo, la sociedad civil continúa haciendo frente a las nuevas reformas laborales y las políticas que ha impulsado el Estado en Chile. Los estudios aquí presentes, como sobre el retail en la ciudad de Temuco sugieren que se necesita un rol más activo del Estado en mejorar las condiciones laborales de lxs trabajadorxs. El panorama no es del todo nuevo sin modificaciones constitucionales y, menos aún, cuando las universidades como unidades de formación de políticos y tecnocracias no parten de un abordaje desde los derechos humanos el trabajo y el territorio. Es más, las empresas nacionales y transnacionales han venido adquiriendo un gran poder de decisión en el campo de las legislaciones laborales como también en la orientación de las investigaciones en las universidades y hacia donde se deben enfocar las formaciones de los futuros profesionales de sus respectivas casas de estudios. Las puertas giratorias (políticos y profesionales de alto rango en el Estado y luego Gerentes de las empresas) han venido permitiendo la inversión y ganancia de las grandes empresas y los grandes proyectos, en desmedro de los derechos humanos de la sociedad civil, estos sean trabajadores, personas de afectación directa de los proyectos de inversiones y, también, los pueblos indígenas. Frente a estos nuevos fenómenos que se nos avecinan, felicitar iniciativas como este libro en el sentido de poder establecer nuevos y mejores marcos analíticos en el estudio del capitalismo y sus manifestaciones tanto en el centro y la periferia. El hecho de poner mayor énfasis en las empresas y su lazo con los derechos humanos nos viene a demostrar que una gran parte de los Estados no tienen la iniciativa ni el interés en el resguardo del bienestar en los derechos de la sociedad civil.6 Sin caer en el melodrama, desde diversas trincheras se vienen articulando luchas y resistencias cotidianas que nos esperanzan en la construcción de nuevos mundos.

Notes

2 Ver más en: http://longmarchtorome.com

3 Steven T. Newcomb. Pagans in the Promised Land. Fulcrum Publishing. 2008.

4 Sobre estudios sobe la repartición de la riqueza en sociedades democráticas liberales se puede consultar Tomas Piketty. Le capital au XXIe siècle. Paris, Le Seuil, 2013.

5 Sobre este tópico se puede consultar el trabajo que realiza Andrés Prieto. Manifiesto apologético de los daños de la esclavitud en el Reino de Chile. Santiago de Chile, Catalonia, 2013.

6 Desde el año 2011 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha establecido el Foro sobre Empresas y derechos humanos, esto con la finalidad de discutir las tendencias y desafíos en la aplicación de los principios rectores y promover el diálogo y las cooperaciones sobre cuestiones relacionadas con las empresas y los derechos humanos.

Auteur

Dr. en Ciencias Sociales por École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS), Paris, Mg. en Historia Contemporánea y filosofía por la École Normale Supérieure. Miembro de la Comunidad de Historia Mapuche.

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search