Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Luis Emilio Recabarren

 | 
Eduardo Devés Valdés
, 
Ximena Cruzat Amunátegui

El Socialista, Valparaiso

Texte intégral

El Socialista, Valparaíso 21/08/1915

A TODAS LAS MUJERES

1Extracto de una Conferencia dada por Luís E. Recabarren S., al personal de la fábrica de tabacos la tarde del 12 de agosto de 1915.

2Mujercitas de las clases pobres: obreras, empleadas, etc.

3Nunca habéis pensado razonable y tranquilamente en vuestro porvenir en el sentido de vivirlo mejor que el presente. Nunca nadie tampoco os ha presentado la fórmula cómo debéis pensar de manera de alcanzar algún resultado práctico que os beneficie. Resignarse a la situación estrecha, mísera, aflictiva, en que generalmente vivimos, no es propio de personas dignas y amantes del progreso y bienestar propios. A nadie dañareis, ni produciréis mal alguno con pensar cómo obtener mayor comodidad para vuestra vida futura.

4Sabéis que el trabajo en exceso aniquila y deforma el organismo, que empobrece la sangre, que produce la tuberculosis, daña los órganos de la generación, e incapacita a las mujeres para ser madres competentes para la salud de sus hijos cuando los tenga. La gran mortandad de niños, es prueba de la mala salud de las madres, producida por el trabajo excesivo y el alimento deficiente.

5Si todo esto podéis saberlo y convenceros fácilmente que, aparte de que el trabajo excesivo y antihigiénico daña físicamente a las mujeres, hay que agregar que la mala habitación, la mala alimentación, y los vicios, completan la obra destructora del trabajo en el cuerpo de las mujeres, bien fácilmente podemos convencernos que si siempre vais a trabajar en esas condiciones, vuestro destino será tener hijos raquíticos, idiotas, que en vez de ser la esperanza de ayuda para vuestra vejez, sólo serán lo que son hoy la mayoría de los obreros: viciosos y esclavos, malos hijos y peores esposos.

6La totalidad de las madres abriga la dulce esperanza de que sus hijos podrán ser su alivio en la vejez. Y ya vemos lo que ocurre. La mayor parte de las madres no goza en la vejez de la ayuda de los hijos, porque mil causas hacen que el hombre sea ingrato con la madre que le dio la vida. Pero si las futuras madres aprenden a preservar a sus hijos de las influencias malsanas, y saber educarlos y guiarlos; librarán sus hijos del mal, de la esclavitud, de la muerte y los conservarán fieles a sus cariños, para su vejez. Si queréis salvar a vuestros hijos, o a los hijos de otras mujeres de tan cruel porvenir, si queréis salvar vuestra juventud y vuestra belleza, que no la explote toda el capital; si queréis hacer todo esto que será sólo para el bien de vosotras y de vuestros hijos, precisa pues, que afirméis vuestra naciente organización para que la fraternal unión de todas les dé a todas cada día mayor inteligencia y con la inteligencia la capacidad necesaria para obtener todo el bienestar que merecéis.

7Ya veis, pues, todo el inmenso bien que podéis alcanzar:

8Bienestar para vosotras;

9Preservación de vuestra vida, juventud y belleza;

10Bienestar físico, económico y moral para vuestros hijos;

11Y para la patria y la humanidad, hombres hermosos, inteligentes y poderosos para el bien.

12En resumen, si continuáis viviendo indiferentes a todo progreso, como hasta ahora, tendréis que aceptar: Trabajar siempre en condiciones peligrosas para vuestra salud y la de vuestros hijos, sin abrigar de veras la esperanza de que vuestros hijos os ayuden en los últimos años de vuestra trabajada vida. Daréis vuestra belleza, vuestra juventud, vuestra vida a las fábricas y talleres que tragan insaciables, vida y belleza de jóvenes mujeres dignas de mejor suerte.

13Si vida, belleza y juventud dais a la fábrica con el trabajo, ¿qué dejaréis para vuestro hogar, para vuestra familia? Pensad en esto. Toda esa triste situación, acompañada de permanentes enfermedades y otras plagas tendréis si continuáis vuestra vida como hasta ahora, indiferentes al llamado de la razón y de la unión. Pero si en cambio, despertáis a la nueva vida a que os llamamos, si formáis vuestra resolución de vivir asociadas para la defensa de vuestra salud presente y futura; si aumentáis el sentimiento fraternal que debe unir a todas las mujeres pobres, podréis ver realizadas en poco tiempo las siguientes aspiraciones:

14Trabajar bajo condiciones humanas, en talleres higiénicos, y con salarios suficientes para las necesidades de la vida, y en condiciones adecuadas para no perjudicar la salud presente y futura.

15Tendréis salarios cuando estéis sin trabajo, y cariñosa atención cuando el trabajo os enferme.

16Si vuestra vida se desarrolla con salud, aún en el trabajo, y si el destino os convierte en madres, podréis convidar con vuestra salud a vuestros hijos y criarlos sanos, para que os ayuden después.

17Ninguna mujer puede creerse libre de ser madre, puesto que la Naturaleza le ha dado esa hermosa misión. Por eso es que juiciosamente debe preparar su porvenir. Así, trabajando con salud y amor, conservaréis la belleza, la juventud y la vida. Así libraréis vuestra vejez de los hospitales, de los asilos, de los hospicios, etc.

18Toda mujer que esté forzada a trabajar, ya sea en el taller o en la casa y cualquiera que sea el salario que gane, tiene el deber de preocuparse de su salud y de cuidarse para su porvenir.

19En la mujer pobre el matrimonio no le da felicidad, sino que aumenta sus obligaciones y miserias. Pero asociadas, hoy, las mujeres podrán crear para el porvenir el bienestar hasta en el matrimonio. Escoged mujercitas entre luchar para defender la salud la vida, o dejarse arrebatar la salud y la vida.

20Para luchar en defensa de vuestra salud y de vuestra vida, está la Sociedad de defensa del trabajo y de la vida, cuya secretaría está en calle Retamo 49, a donde podéis acudir a cualquiera hora y con confianza a solicitar informes que se dan gratuitamente. Asociarse será crear esperanzas de tener mejor habitación, vida más barata, trabajo más aliviado y mejor pagado y más inteligencia para alcanzar progresos en todos los órdenes de la vida. Vosotras mismas cuidaréis de vuestra sociedad y de vuestro progreso. Acudid, pues, mujercitas, a engrandecer esta sociedad para que cumpla tan hermoso programa. La secretaría funciona todas las noches de 8 a 10.

El Socialista, Valparaíso 28/08/1915

A LOS SOCIALISTAS DEL PAIS

21Por voluntad del Congreso Socialista realizado el 1° de mayo último, se constituyó, con domicilio en Valparaíso, un Comité Ejecutivo Nacional, que fuera el eje central del Partido Obrero Socialista.

22El congreso socialista era la representación de todos los socialistas de Chile. Pues bien, si cada una de las secciones organizadas desde Pisagua a Punta Arenas no cooperan al sostenimiento de este comité ¿de qué habrá servido su organización?

23El congreso socialista puso a este comité la obligación de fundar un periódico que fuera su órgano central. El acuerdo se ha cumplido para establecer la unidad nacional del partido. Las secciones del partido ¿han cumplido con su deber?

24Cada sección del Partido debe enviar al comité ejecutivo el 20 por ciento de sus cuotas cobradas para que este comité pueda cumplir con la misión que se le ha confiado: mantener el periódico central, propagar la doctrina y desarrollar la organización obrera. ¿Con qué cooperan las secciones para que el comité pueda verificar tan necesaria labor? Si algunas secciones no pueden enviar el 20 por ciento, envíen por lo menos una cuota de dos pesos cada mes, que de esta manera algo hará el comité ejecutivo.

25Y en cuanto a leer El Socialista. ¿Cuántos lectores hay en cada sección? Si en cada una de las secciones no hay interés por leer el órgano central del Partido, ¿podrá haber unidad nacional de los socialistas? Exponemos a la consideración de todos los socialistas desde Pisagua a Punta Arenas lo ya expresado y esperamos verles entrar a cumplir con sus deberes.

26Hace cuatro meses ya que el comité ejecutivo trabaja para establecer esa unidad y para obtener medios que le permitan batallar y aún no lo consigue, ¿es que será poco tiempo?

Lers

El Socialista, Valparaíso 4/09/1915

LAS MUJERES DEBEN LUCHAR

27Siempre se trabaja por evitar que las mujeres tomen participación empeñosa en la lucha por el mejoramiento obrero. Pero hoy la mujer debe convencerse que debe luchar tan activamente como el hombre para conquistar el bienestar. Si la mujer joven pierde juventud y belleza en el trabajo abrumador; si la mujer madre quiere para sus hijos salud y bienestar, a la vez que espera una vejez tranquila y cómoda; si la mujer esposa quiere para sí y su marido alivio y vida mejor; si la mujer en cualquiera condición sufre el malestar que nos agobia, tiene a la vista sobrados motivos que la empujan a compartir con el hombre, los sitios de combate en la obra mejoradora de nuestro vivir en que los socialistas y las organizaciones obreras estamos empeñados.

28Mujercitas: Venid al lado del hombre, como hermana en la lucha, a batallar para hacer hermosa y alegre la vida humana.

Lers El Socialista, Valparaíso 1l/09/1915

EL MEJORAMIENTO MORAL

29Párrafos de la conferencia dada por Recabarren, en la velada de los carpinteros, la noche del 4 de septiembre de 1915.

30Toda clase de sociedades establece en sus Estatutos una disposición que dice que el objetivo principal de la sociedad es contribuir al mejoramiento moral y material de sus asociados. La triste realidad nos ha probado que ese pensamiento es letra muerta y en general resulta una pura ilusión. El estatuto de los carpinteros obliga a todo socio recién incorporado a prestar una promesa que finaliza así: “Prometéis bajo palabra de honor cooperar al desarrollo económico y MORAL de todos sus asociados”.

31Una sociedad de lucha económica y que se precie de moderna no debe, por ningún motivo, aceptar colectivamente, actos que pongan en peligro la moral individual. Si los individuos no pueden todos moralizarse, al menos una colectividad tiene el deber de imponerse por sobre toda consideración, para evitar que los individuos fracasen en su moral. Para esto solo se necesita un carácter firme.

32La acción que toda sociedad realice en pro del mejoramiento moral de una sociedad, se traducirá en bienestar y felicidad individuales. Una sociedad que diga que tiene por objeto combatir la feroz explotación capitalista, no puede ni debe transigir con los vicios, puesto que los vicios de los pobres son los que enriquecen a la clase capitalista y la ponen soberbia para oprimirlos más. Si queremos extirpar la explotación y la opresión capitalista, necesitamos extinguir primero los vicios que nos dominan, porque mientras toleremos los vicios, la tiranía vivirá sobre nosotros.

El Socialista, Valparaíso 9/10/1915

LAS DOS FUERZAS

I

33En todo el mundo hay dos fuerzas que luchan:

  • la fuerza del pasado que nos retiene, que nos impide avanzar;
  • la fuerza del presente, que nos abre las puertas de un porvenir maravilloso.

34El pasado es la ignorancia, la fuerza conservadora del poco saber y del saber imperfecto e incompleto; es la falta de experiencia y la experiencia incompleta. Conservar y repetir los hechos del pasado negándose a pensar y a ensayar si esos hechos pueden perfeccionarse, es no querer el progreso.

35Para el progreso hay dos aspectos:

36El individual; y

37El social o colectivo.

38El individuo puede progresar, sin trabas, dentro de todo aquello que esté al alcance de sus fuerzas propias. La sociedad no puede progresar sino por la voluntad de los individuos. Los individuos que progresan y se forman conciencia de ese progreso, sienten con todo su ser la aspiración sublime de que su saber, su progreso, sea de todos y para todos, sin límites artificiales. Trabajan para inyectarlo dentro del organismo social, en que viven, pero la sociedad resiste y expulsa de su seno lo que aún su cerebro no admite.

39La lucha se entabla con persistencia entre el individuo y la sociedad. El individuo porfía por obtener el triunfo, procurando que la sociedad le acepte lo que él estima como ideales hermosos. La sociedad compuesta de un conglomerado heterogéneo, híbrido, abigarrado, no le acepta, y en la lucha concluye por eliminar la acción, cuando se hace intensa hacia la perfección, en vez de colocarla siquiera en estudio. Tal el caso de Francisco Ferrer.

II

40La escuela cuyo programa enseñador lo forman viejos y envejecidos amantes arraigados de los ideales pasados de moda, de formulismos anticuados, de hipocresías, de enseñanzas inmorales; esa escuela así organizada, forma al niño, lo moldea, le construye su cerebro en condiciones falsas para su propio bien. Hace del niño un esclavo, un autómata, un cómplice de los errores, un idólatra, un bandido, un inmoral. Quienes como Ferrer, comprenden el mal que trae para la humanidad futura el montón de desgracias que eso produce, trabajan para obligar a la sociedad a transformar el sistema escolar.

41Haciéndose difícil obligar a la sociedad a perfeccionar el sistema escolar del Estado, Ferrer evitó la lucha y abrió escuelas particulares, usando de una fortuna de que disponía para ese objeto. Y empezó a nacer en España una Nueva Humanidad libre y sana, llena de amor a lo real, llena de amor al ser humano, que debe ser lo más amado. Entonces, la sociedad contrariada por estos hechos, mató a Ferrer, no pudiendo matar a los miles de niños que ya tenían dentro de su cerebro la inextinguible chispa de la Nueva Vida, donde vivirá eternamente la memoria de uno de sus precursores: Ferrer.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Valparaíso 23/10/19

¿EL ENEMIGO? TU MISMO

42Siempre se ha dicho que el enemigo del obrero es el mismo obrero. Y esa es una verdad incuestionable. Cuanta obra para el bienestar general de los obreros se quiera acometer, son los mismos obreros los que le ponen mil obstáculos, poniendo por condición sólo tonterías que para nada sirven, y todo para estorbar el progreso de una obra o para matarla en sus primeros pasos.

43Si se organiza una sociedad cuyo objetivo principal sea la protección al trabajo, la educación social y económica de los socios y otras ideas progresistas y superiores, inmediatamente aparecen por todas partes, obreros que proponen desviaciones al objetivo, exigiendo que se consulte esto o aquello y que, de lo contrario, no se asocian.

44Supongamos que el principal objetivo de una sociedad sea procurar el mejoramiento de los salarios y la disminución de las horas de trabajo, en su parte material; y arrancar vicios y aumentar la cultura, en su parte moral; si uno o varios obreros ponen por condición, por ejemplo, que esta sociedad tenga presidente, no habrá hecho otra cosa que preocuparse de una solemne tontería, porque una sociedad con presidente no les va a producir mayor bienestar por eso sólo hecho de tener presidente. Y por el estilo son todas las trabas que los mismos obreros se ponen.

45Unos exigen presidente, otros funerales suntuosos, cuotas mortuorias, personería jurídica, otros quieren pagar bajísimas cuotas y obtener grandes beneficios. Y así, unas tras otras, van apareciendo las tonterías que los obreros exigen como condición para asociarse, sin pensar que de esta manera ellos mismos se arman la zancadilla contra su propio bienestar.

46Ante esta cantidad de errores que los obreros proponen, precisa que los compañeros más juiciosos se den un poco de trabajo y paciencia para hacer comprender, uno por uno, si es posible, los errores en que incurren y cuyo daño es tan sólo para ellos mismos. El obrero que reconoce la necesidad de unirse para defenderse de la explotación patronal y comercial, sólo debe sentirse guiado a unirse para realizar los ideales que se tracen y para realizarlos en bien de su felicidad. Pero si el obrero, en vez de pensar con cariño y buena voluntad en estas cosas, se desvía y pone por condición para asociarse sólo tonterías y errores, el mal que retrasa su progreso es sólo para el mismo obrero.

47Si el obrero no quiere comprender dónde está su bienestar, seamos más abnegados para hacerlo comprender. Si el obrero es caprichoso para combatir su propia unión, seamos nosotros más caprichosos aún, hasta conseguir que el obrero se resuelva a hacer su unión. Si el obrero es porfiado y lucha contra la organización, seamos nosotros aún porfiados para hacerlo luchar en favor de la organización que sea su propio beneficio. Y así pronto el éxito vendrá con nosotros. Si lo que nosotros buscamos es el bien del obrero, no abandonemos nuestra hermosa misión de ser incansables e invencibles.

48Hombres y mujeres que lucháis por la redención de la humanidad: no nos dejemos vencer por el mal, seamos porfiados para proseguir la buena obra en que estamos empeñados, porque de esta porfía depende la dicha de todos.

Lers

El Socialista, Valparaíso 6/11/1915

A LAS MADRES

49Nunca mejor oportunidad que la presente para que las madres reflexionen sobre las consecuencias de las guerras, que producen el más terrible malestar sobre todo el mundo. Si las madres se hubieran dedicado a encarnar en el corazón de sus hijos el más venerado respeto por la vida y la felicidad ajenas, no veríamos a los hombres matarse mutuamente. Si las madres jamás se hubieran ocupado de inspirar odios a los seres que se consideran extraños, no habría aparecido en el corazón del hombre el odio para nadie. Si las madres hubieran dedicado toda su vida a enseñar el más sublime amor para todos los seres humanos, sin excepción alguna, ningún hombre habría sido capaz de odiar a otro y mucho menos matarlo.

50Madres que amáis a vuestros hijos, con tan sublime amor; madres que sentís la vida llena de goces con sólo el amor maternal, preparad a vuestros hijos para el futuro, a fin de que sean ellos herederos y sembradores del amor recíproco entre todos. Si amáis vuestros hijos pensad que todas las madres deben amar los suyos; y que todas deben querer la dicha y el amor para sus hijos y no la fatiga y la muerte horrible en las guerras.

51Madres chilenas: iniciemos la gran obra de enseñar a los niños y niñas que la más hermosa virtud es el amor al ser humano. Enseñemos a nuestros hijos el verdadero amor a la humanidad.

Lers

El Socialista, Valparaíso 20/11/1915

EL DOLOR HUMANO

52Nunca escribiremos lo suficiente para trazar los terribles episodios del dolor humano. Cada día ellos son más increíbles y más espantosos. La pobre humanidad sufre las consecuencias de su propia ignorancia, pero recibe, sin duda, la cruel lección que la ha de redimir de la oscuridad en que ha vivido. La claridad que le ilumina, enrojecida por la sangre del martirio, será muy triste y dolorosa hoy, pero fatalmente determinante.

53Si, fatalmente, es esta la claridad que disipa las tinieblas de la ignorancia, y que recién ahora viene o vendrá a iluminar la mentalidad humana para que exijan su verdadero camino hacia el bien y la felicidad perfectos.

54Esta guerra tan cruel ha de ser la última. No es posible que la humanidad, después de este sacrificio atroz, no tome las precauciones efectivas y precisas en lo porvenir. Telegramas de las últimas noticias son terriblemente angustiosos y habrán producido tanta amargura en el mundo que ya se estará preparando la reacción saludable. He aquí las dos más terribles noticias de los últimos días:

55“Londres, 14. La Pall Mall Gazette publica una noticia de Berna, según la cual Alemania está llamando al servicio a hombres de 40 y 45 años. Numerosas mujeres del pueblo de Daranstadt, invadieron la estación del ferrocarril a la partida del tren. Como los hombres de esa clase militar dejan a sus familias desamparadas, éstas se lanzaron al medio de la vía a fin de impedir su partida. Los oficiales que conducían el contingente dispararon sus revólveres contra las mujeres, para despejar la vía y mataron e hirieron a muchas. Después de esa agresión, atemorizadas las mujeres, el tren partió a su destino”.

56“Berlín, 14. Continúa la excitación popular producida por la escasez de víveres. La policía cargó violentamente sobre la multitud, matando a doscientas personas, y dejando innumerables heridos en las calles”.

57Después de estos horribles hechos que la guerra produce, no ha de estar distante el día en que la humanidad encuentre la fuente que produce su mal y la seque. Las mujeres que tanto sufren, no lo dudamos, han de tomar el camino de las grandes agitaciones que nos llevan a todos a concluir con el origen de todos los males.

Lers

El Socialista, Valparaíso, 25/12/1915

LA EDUCACION ESCOLAR

58Será para nosotros una faz nueva de este tema, que es, podríamos decir, tema de todos los días, menos en la parte que queremos analizar.

59¿Que aprenden mejor y primero el niño y la niña en las escuelas?

60Posiblemente los padres y las madres no podrían responder, porque tienen mala memoria y no recuerdan sus épocas de escuela. Pues bien, nosotros responderemos: lo primero que se aprenden en la escuela es principio corruptor, relajación y depravación. Y esto ocurre en toda clase de escuelas, desde la cristiana hasta la laica. No culparemos de ello a los encargados de la enseñanza y su vigilancia. La primera culpa y quizás la única está en el ambiente hipócrita que la sociedad ha creado en todas sus esferas. Es la vida práctica del hogar con todas sus costumbres relajadas, la que va hasta la escuela y contagia la niñez. La falta está en la relajación paterna. Mientras una familia medianamente delicada cuida que sus hijos no perviertan sus oídos con palabras deshonestas o gestos impropios, y procuran que la escuela sea para sus hijos verdaderamente un templo de enseñanza y de moral, y mientras en todo esto piensa una familia que ignora lo que es el fondo de la escuela, la realidad es otra muy distinta.

61El niño y la niña van a la escuela a tomar por profesores en la depravación y en prematuros conocimientos, a sus mismos condiscípulos. Son los mismos niños los que llevan desde sus hogares, desde la vecindad, desde la travesura callejera, hasta la escuela, todo un programa de conocimientos depravados que van a enseñar a los demás niños que pudieran haber escapado milagrosamente a conocer hechos y circunstancias de la vida que bien pudieran ignorar o conocer en mejores condiciones.

62Veamos un caso muy vulgar: en un hogar nace una guagua. La mamá le dirá a su hija mayor que tiene 10 o 12 años, que la recién nacida ha sido traída de Europa. El catecismo le hablará de “el fruto de su vientre, Jesús”, y que “fue virgen antes del parto, en el parto y después del parto”, etc. En la escuela la niña sabrá la verdad y lo sabrá en la misma casa, pero así como sus padres mismos le mintieron, así ella mentirá inocencia e ignorancia y enseñará a sus padres y serán tan hipócritas entre sí, padres como hijos.

63Así se hace la infame educación que llegará después, degenerada, a la escuela y formará una jerga y un estilo, arraigando la falsía y todos los defectos que ella deriva y engendra. Con esta enseñanza práctica de una vida que se vive todos los días, no podemos esperar que los niños y niñas vayan a la escuela a aprender grandezas y bellezas. Si los padres mismos vivieran preocupados de ayudar a la escuela en su tarea; si la verdad fuese dicha siempre con absoluto respeto, llegaríamos a vivir desde la infancia dentro de una incomparable moral. ¿Podremos encaminarnos a ese camino?

Lers

El Socialista, Valparaíso, 4/03/1916

COSAS BUENAS

64Si a un vaso de agua limpia y clara, sin olor alguno, echamos algunas gotas de agua hedionda o de esencia olorosa, el agua del vaso se pondrá hedionda y olorosa, por pequeña que sea la cantidad que a ella mezclemos. ¿Verdad?

***

65Si tenemos sed y se nos presenta un vaso de agua limpia, cristalina y fresca, lo beberemos con gusto y sentiremos una inmensa satisfacción que nos hará felices. Si, en cambio, se nos presenta un vaso de agua hedionda y turbia, sentiremos desagrado pues, aunque no lo veamos, deseamos un vaso de agua limpia.

***

66Para lavarnos la cara o cualquier parte del cuerpo, sentiremos más satisfacción hacerlo con agua limpia que con agua sucia. ¿Verdad?

***

67Cuando tenemos una amistad que queremos nos sentimos felices. Si en todas partes donde se desarrolle nuestra vida, desde el pobre hogar, al sitio del trabajo y locales de reuniones, nos viéramos rodeados de seres cariñosos e inteligentes, sentiríamos en nuestro ser moral y material una verdadera satisfacción de alegría que animaría nuestro deseo de vivir siempre así. Esta vida así tan agradable equivale al caso de beber un vaso de agua limpia y fresca.

***

68Si la humanidad está llena de seres repugnantes, colocados en los dos extremos de la línea social: unos repugnantes por su grosera miseria e ignorancia viciosa y triste; otros, repugnantes por su grosera crueldad engendrada en una riqueza estúpida. Si este ejemplo de abyección nos produce asco, no viviremos felices. Es como un vaso de agua limpia al cual se mezcla gotas de cieno.

***

69¿Preferimos el agua limpia y clara? Ello es fácil obtenerlo. ¿Queremos amistades cariñosas y sinceras? Sepamos infundir a todos nuestro cariño y sinceridad. Si la humanidad está llena de plagas que nos enferman, limpiémosla con amor porque no se conseguirá de otra manera. Todos y cada uno, donde quiera que nos encontremos, algo práctico y ejemplar hagamos en favor de estos buenos sentimientos y deseos.

70Entonces nos acercaremos a vivir una vida llena de belleza y de amor. ¡Qué agradable será entonces la Vida!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Valparaíso 11/03/1916

LA LABOR SOCIALISTA

71Hace tiempo el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Obrero Socialista, dispuso el traslado del compañero Roa Medina a Taltal, de acuerdo con los compañeros de esa región, y de Sepúlveda Leal, a Concepción. Ambas disposiciones se han cumplido a satisfacción.

72Roa Medina está en Taltal desde fines de diciembre recién pasado. En ese departamento había una sola sección socialista, la de la Oficina Delaware, que era el grupo llamado a hacer el mayor esfuerzo por la difusión del socialismo en ese departamento. La instalación de una imprenta en Taltal, y la publicación de un periódico a cargo de Roa Medina, han venido a desarrollar una hermosa actividad en aquella zona feudal, pero que cuenta con obreros inteligentes y activos. Se robusteció el grupo de Delaware, se reorganizó el de Taltal; se fundaron sub-secciones en Oficina Alianza y en Mina Silesia y, recientemente, aparece otra sub-sección en el campamento Barazarte. Al mismo tiempo se va organizando secciones de la Unión Gremial del Salitre, institución que lleva todas las finalidades socialistas. Se presenta, pues, una labor bien espléndida que los compañeros de ese departamento sabrán utilizar y proseguir con constancia. Todo eso en un par de meses.

73Ahora esperamos ver la labor de Sepúlveda Leal en la provincia de Concepción que, si bien es cierto, va a una región donde hay un numeroso proletariado disperso en distintas poblaciones: Concepción, Talcahuano, Coronel, Lota, Lebu, Tomé, San Rosendo, etc.; en cambio, Sepúlveda carecerá en el primer tiempo de una imprenta. Sin embargo, la actividad y competencia de Sepúlveda le pondrán en el camino de una adquisición pronta de imprenta. Estamos pues a la expectativa de rápidos y útiles desarrollos de la acción socialista en diversas provincias del país.

74Hemos de confiar que las iniciativas y firme voluntad con que Roa Medina en Taltal, y Sepúlveda en Concepción, traten de impulsar la organización y educación, se vean ayudadas por todos los socialistas de esas regiones y por todos los obreros estudiosos que piensen en un porvenir superior.

75La actividad es vida, salud y felicidad.

76La inactividad es miseria, pesar y muerte

Lers

El Socialista, Valparaíso 18/03/1916

FINES Y PROPOSITOS SOCIALES

77Si las necesidades materiales y morales empujan a los obreros más pensadores a asociarse, cada sociedad debe ser prácticamente algo mejor que una escuela, que moralice a los obreros y obreras en todo sentido por la sencilla razón de que no puede haber verdadero bienestar material, sino va acompañado del progreso moral. Inútilmente se trabajará por el bien material si se olvida o posterga el progreso moral e intelectual.

78Toda asociación obrera debe combatir prácticamente y con intransigencia la inclinación alcohólica de sus asociados. Si no lo hace, jamás atraerá bienestar para sus asociados que vegetarán sumidos en todas las desgraciadas consecuencias del vicio: pobreza, enfermedad, degeneración, falta de compañerismo, indiferencia por el propio y por el ajeno bienestar. Desgraciadamente hay sociedades aún llamadas de resistencia que fomentan y comercian con el alcohol, dentro de sus propios locales, organizando veladas con ese objeto.

79Este proceder es demasiado criminal, porque este comercio se hace precisamente en los días que la ley ordena el cierre de las tabernas. Es triste que dentro de esos mismos organismos no haya voces honradas que trabajen para impedir ese crimen contra la moral y contra el pobre salario de los obreros. Toda sociedad debe ser una fuerza moral colectiva capaz de ahogar los vicios individuales, pero si la misma sociedad patrocina los vicios, jamás el individuo encontrará un freno a sus vicios.

80La prensa ha pedido que se clausuren esos centros donde prima el objetivo de explotar el vicio y del comercio alcohólico, y para lo cual los programas que se elaboran sólo son un anzuelo y una pantalla. Quisiéramos no vernos en la dolorosa necesidad de nombrar las sociedades que toleran el mantenimiento y desarrollo del vicio que arruina sus hogares y embota su inteligencia.

81Toda sociedad debe ser una fuerza colectiva capaz de perfeccionar la inteligencia individual. Para esto las organizaciones deben excitar prácticamente a sus asociados a instruirse en las bibliotecas obreras, a difundir el sistema de conferencias y el amor por las artes. Si no se hace esto, inútiles serán estatutos y programas hermosos. Conocemos sociedades donde los asociados se pasan las horas jugando al naipe, sin que nadie procure un nuevo rumbo hacia la elevación moral. Cuando los obreros formulen siquiera los primeros pasos hacia las finalidades que dejamos señaladas sólo entonces se divisará la esperanza del bienestar material.

82Invitamos a los obreros juiciosos a ayudarnos en esta tarea de orientar a las sociedades existentes y a los obreros y obreras, para tomar 11n camino que nos lleve fraternalmente a disminuir la explotación y la tiranía que soportamos. Es posible que sin grandes luchas los obreros conquisten bienestar si primero se dan a sí mismos la fuerza moral, la perfección de sus costumbres, el abandono de sus vicios. ¿Cuándo principiaremos esta tarea?

Lers

El Socialista, Valparaíso 25/03/1916

LA VIDA EN LAS FÁBRICAS. El Lenguaje

83En un artículo anterior nos hemos ocupado de los peligros que el trabajo ofrece a los obreros de ambos sexos en muchos establecimientos. Hoy queremos dedicar algunas líneas al lenguaje que usan patrones y jefes de talleres o fábricas.

84Si podemos hacer excepciones de buen número de establecimientos, no sabríamos precisar si en la mayoría de los establecimientos se usa un lenguaje grosero e inmundo para tratar a los obreros de ambos sexos. Hay establecimientos donde la palabra “yegua”, “prostituta” y otras inmundas groserías, son la oración diaria con que jefes, mayordomos y aún patrones, obsequian a sus operarias y operarios, por cualquier insignificancia. Lo curioso es que esa gente se presume de educación y de cultura superior a los obreros, y relajan el ambiente, en vez de educarlo, cuando tratan groseramente a los operarios que le están dando riqueza, en vez de contribuir a educarlos si creen que carecen de educación. De este defecto no consideramos culpables a los groseros. La clase trabajadora es quien tiene la culpa, porque aguanta todo ese vocabulario indecente, que es el usado por sus opresores y explotadores.

85Cuando los obreros unidos y fraternales sepan hacerse respetar, no veremos entonces a ningún patrón o encargado maltratar con el lenguaje a los productores de la riqueza. Ya lo sabéis obreros de ambos sexos: Unidos todos seréis respetados y nadie explotaría vuestro trabajo.

Lers

El Socialista, Valparaíso 25/03/1916

LO QUE PUEDEN HACER 15 MIL FERROVIARIOS

86Lo que digamos en estas líneas puede aplicarse a casi todos los gremios, en más o en menos proporción.

I. HACER UNA VERDADERA FUERZA

87No tenemos un dato exacto, pero nos atendremos a lo repetido por la prensa burguesa, que ha asegurado que el número de obreros ferroviarios en la huelga pasada ha fluctuado entre 15 y 18 mil personas. Pues bien, si hubo un momento en que todos los sentimientos de este gremio se uniformaron y pudieron encarar una lucha desigual, pero formidable en busca de un poco de mejoramiento, bien podríamos comprender que estos quince mil obreros, aunque desparramados en una extensa zona, podrían hacer “mucho” por su inmediato beneficio, con “poco” trabajo y esfuerzo. Veamos más claro.

88Estos quince mil obreros podrán convenir en que es preciso vivir siempre asociados para que esa fuerza les asegure que no se empeore su situación y si es posible más bien mejorarla. Los obreros siempre han desconocido el gran valor de que por lo menos es preciso conservar la situación presente en que se vive, antes que empeorarla, cuando no sea posible mejorarla. Siempre esto constituirá un gran triunfo. Para conservar esa situación se precisa indispensablemente vivir siempre organizados. La lección que acaba de dejar la huelga, debemos aprovecharla. Esa lección nos indica claramente que no podremos aspirar a mejorar debidamente nuestra situación de pobres, si no poseemos una buena organización general de obreros.

89Si en Santiago existe una base central de toda la organización ferroviaria, que al presente es insignificante en relación a la labor que debe realizar; desde allí debe partir una mayor agitación que debe ser secundada o empujada por todos los grupos ferroviarios. Para alentar el principio que es la organización gremial, base de toda la fuerza obrera, es indispensable dar vida poderosa a un diario obrero, que en especial sirviera los intereses de los gremios ferroviarios y, en general, respondiera a las necesidades sociales de toda la clase obrera. Un diario obrero, con programa precisamente definido, conciencia de su misión de clase, un diario completo, con asiento en la capital, no sólo haría progresar la organización material de los obreros, sino que fomentaría, alimentándola permanentemente, la inteligencia individual y colectiva del proletariado.

90Pues, bien, si preguntamos a uno por uno a los obreros ferroviarios sobre esta necesidad, estamos seguros que cada uno respondería entusiasmado que esto debiera ser pronto una realidad. ¿Qué faltaría entonces para que la idea de un diario obrero se convirtiera en una hermosa realidad? Tan sólo que se trabaje para llevarlo a la práctica; que se inicie y se mantenga la propaganda en todas las secciones, y que se pongan en práctica medidas positivas. ¿Cuáles serían estas medidas? Habría varias. Veamos una.

91Si los quince mil ferroviarios se comprometieran a contribuir cada uno con un peso mensual para formar un fondo destinado a la compra de la imprenta y a la publicación del diario, tendríamos en un año 180 mil pesos, suma suficiente para alcanzar el objetivo del diario obrero. Pero suponiendo que la indiferencia amortiguara la acción, podríamos esperar que no los quince mil, sino 5 mil de los obreros ferroviarios pudieran comprometerse a una empresa como la que presentamos. Siempre habría fuerza y poder para tener un diario obrero.

92Con la seguridad de recoger como capital 5 mil pesos mensuales, en menos de cinco años, los obreros tendríamos el mejor diario del país. Por ahora dejamos trazada la idea suprema, en la esperanza de que en todos los pueblos donde hay grupos de ferroviarios, se pongan a una acción práctica en este sentido. En un segundo artículo expondremos todavía algunas ventajas magníficas que alcanzarían los obreros, el día que tengan prensa propia.

Lers

El Socialista, Valparaíso, l/04/1916

LO QUE PUEDEN HACER 15 MIL FERROVIARIOS

93Lo que digamos en estas líneas puede aplicarse a casi todos los gremios, en más o en menos proporción.

II. UN DIARIO DE LA CLASE OBRERA

94En nuestro artículo anterior hemos formulado algo de lo que para su propio bien, podrían hacer los elementos ferroviarios, en especial y, en todo su conjunto, la clase obrera. Hoy hemos de localizar un poco más nuestras aspiraciones y podremos decir lo qué podrían hacer los obreros de Valparaíso.

95Reconocemos como labor de mayor urgencia el que los obreros se preocupen de dar vida a un diario que salga todos los días y que sirva los intereses del proletariado. La labor para hacer un diario en apariencia es grande y colosal, sobre todo si se toma en cuenta la ignorancia dominante en la clase obrera; pero en realidad, miradas las cosas prácticamente, no es labor difícil obtener en Valparaíso la vida de un buen diario.

96Hoy, que nuestro semanario El Socialista va penetrando, aunque lentamente, entre los gremios obreros, es el caso de razonar seriamente sobre la facilidad de convertirlo en diario, para que siendo leído todos los días, lleve a cada cerebro una nueva luz que lo guíe. No estimamos difícil convertir en diario pequeño El Socialista, puesto que para ello sólo bastaría un pequeño esfuerzo de propaganda de parte de los obreros que saben pensar. Lo que inmediatamente necesitaríamos que se hiciera para convertir en diario nuestro periódico, sería lo siguiente:

  • Que todos nuestros lectores, de un extremo a otro del país, se preocupen un poquito de comentar la labor de nuestro periódico, y del valer que representaría que la clase obrera tenga en una ciudad central como Valparaíso, un buen diario;
  • Que todos los lectores de Valparaíso se preocuparan de propagar la manera como nuestro periódico sea comprado en los puestos de venta. Este factor es importante. Debemos preocuparnos todos para que la venta en los puestos aumente cada día, tanto para que se interesen los mismos vendedores, como para que el público, indiferente a nosotros, tenga ocasión de leer prensa obrera. También es necesario que cada uno de nuestros lectores busque entre sus amigos la manera de obtener que en los talleres grandes sea leído por buen número de obreros y lleguemos hasta tener un agente en cada taller, a lo menos durante todo el tiempo que aparezca una vez por semana; esos mismos lectores tomarían el diario de los puestos inmediatos a sus talleres o sus domicilios.

97Esta pequeña labor que señalamos, como labor de todos nuestros lectores, no es difícil ni demorosa. Esperamos, pues, que todos dejen ver, por los frutos que se obtengan, la labor que desde hoy mismo van a realizar para que la clase obrera de Valparaíso y de la República tenga un buen diario, aquí al lado de la capital, a un paso del centro de los capitalistas, para hacer oír nuestra voz como debe serlo.

98A la labor, pues, obreros.

El Socialista, Valparaíso 8/04/1916

HAN CAIDO EN EL ENGAÑO

99Luis Perujo, que en unión de otros pretendió destruir toda semilla socialista en Santiago, y que según él no hay “ningún” socialista en aquella ciudad, está ahora enlodando las columnas de El Despertar, de Iquique, para sembrar la desconfianza entre los que luchan por el socialismo. Según Perujo y según la nueva redacción de El Despertar, el suscrito, en su calidad de delegado ante el congreso socialista, no ha dado cuenta a esa sección de lo obrado en el congreso, y así se publicó “eso”, en desmedro del buen nombre de los que luchamos por el progreso de nuestra organización y en favor de un charlatán cuya “única obra” en Chile ha sido insultar y calumniar a los obreros que han querido ser socialistas.

100Pues bien, aquí tengo a la mano los números de El Despertar del mes de mayo de 1915 que publicó lo obrado por el congreso en las siguientes fechas: El día 4, publica las mociones y saludo: contra la guerra; declaración sobre la elección presidencial; sobre organización cooperativa; acción ilustradora del socialismo. Estas cuatro mociones fueron presentadas por el delegado de Iquique. Se aprobó, además, el nombre del partido y concurrir al congreso internacional sudamericano de 1916.

101El día 5 publica datos sobre la moción de organización gremial; sobre voto general, y noticias de la manifestación del primero de mayo.

102-El día 6, se publica: creación del comité ejecutivo nacional, forma de su elección y residencia, voto de protesta por la expulsión de Sandoval del municipio, incorporación al congreso de Teresa Flores, como deferencia al Centro Femenino de Iquique, noticia sobre la aprobación de la declaración de principios, y dos o tres noticias menores.

103-El día 7, publica la moción sobre organización gremial.

104No tengo ni he visto el número del día 8.

105Todas estas anteriores publicaciones se hicieron por referencias telegráficas e inmediatas a los actos realizados.

106En El Despertar, fecha 19 de mayo, se publica una correspondencia bajo mi firma que lleva fecha mayo 8, y hay que tomar en cuenta que el congreso socialista se clausuró el

1076. Creo imposible obrar con más puntualidad. En esta correspondencia, que aparece el 19 de mayo en El Despertar, digo así:

108Redacción de El Despertar:

109Después de mis comunicaciones telegráficas anteriores sobre la primera labor del congreso socialista, debo agregar que el resto de esa labor se concretó a discutir la forma de organización del partido, aprobándose, después de juiciosas discusiones, la declaración de principios, programa mínimo, reglamento general y la moción sobre organización gremial a base socialista que envió la sección de Tarapacá. Toda la labor del Congreso se publicará en un folleto para conocimiento de todos los socialistas de Chile.

110En esta misma correspondencia va íntegra la declaración del congreso socialista sobre la llamada conducta de Hidalgo.

111En el mes de julio, el Comité Ejecutivo Nacional hizo imprimir el programa y reglamento del Partido Obrero Socialista, que además de remitirse a todas las secciones, se publicó en El Socialista de Valparaíso. En la misma fecha 8 de mayo, “he remitido” una nota a la secretaría de la sección socialista de Iquique, haciéndole presente que se tuviera “por cuenta” a esa sección todo lo publicado en El Despertar. Entiendo que esto bastaba, y aún cuando se alegare no haber recibido esta nota, un secretario atento y activo habría bastado para dar cuenta de todo lo publicado en El Despertar, diario propiedad de la sección, en la sesión ordinaria de esa sección del mes de junio. Pero eso no se hizo, se esperó la llegada de Perujo… para darle oído a todas sus insidias.

112Si se publicó todos los acuerdos en El Despertar y se hizo folleto el programa y reglamento que se envió franqueado a todos los grupos sospechados de socialistas, ¿qué más esperaban los amigos que Perujo tenía en El Despertar?, ¿Con cuánto contribuyó la sección de Iquique y la de Punta Arenas, para que el C.E.N. pudiera imprimir las actas del congreso? Con ceros y con silencio.

113No creemos de ningún valor publicar la opinión que para cada moción diera cada delegado. Todavía aparte de estas publicaciones, los grupos recibieron informes al respecto de la secretaría del C.E.N. enviados todos por certificados. Se pidió a las secciones ayuda para que el C.E.N. completara la obra del Congreso y las secciones de Iquique y Punta Arenas, guardaron silencio al comité, pero Punta Arenas abrió las columnas de su prensa sólo a lo que Perujo quería decir, negándose a publicar lo enviado por mí, y ahora El Despertar también nos hace perder tiempo dando cabida a sandeces de un chiflado que durante 5 años que vivió en Santiago, no hizo otra cosa que chismografiar y arruinar la propaganda socialista.

114Cuando El Despertar pide detalles de labor interna, no explica en qué consiste eso, ¿llamará labor interna la sucia acusación que Perujo, delegado por Punta Arenas, hizo a Hidalgo?, un relato indecente, interminable. Hidalgo obró mal, pero sus enemigos obraron peor. Perujo no es socialista. No hay ningún antecedente que lo pruebe. ¿Cómo es posible que un cualquiera, que no puede exhibir ninguna página de labor socialista, pretende oscurecer la labor de los que luchan abnegadamente? He dicho la verdad y no quiero perder más tiempo.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Valparaíso 29/04/1916

CUANDO QUERAMOS

115Hombre o mujer; pobre o rico: hay siempre en tu mente un pensamiento de vivir mejor de lo que se vive en el presente. Es condición humana querer siempre más.

116El Ideal Socialista, fuerza nueva, renovada y en marcha hacia la perfección, conforme a los conceptos de la vida de cada día, es la fuerza única capaz de dar a todos los seres la capacidad para conquistar un verdadero bienestar que se perfeccione a medida que nazcan nuevos deseos. El socialismo da a cada ser humano el verdadero concepto de su personalidad, le enseña dignidad y consigue que cada individuo abandone sus vicios y defectos, predisponiéndose a perfeccionarse en todos los aspectos de su personalidad.

117Cuando los individuos se entregan al socialismo, convencidos de las maravillas de estas nuevas fuerzas, estudian, y por el estudio y la observación comprenden que es posible y fácil llegar a modificar las costumbres sociales, con la misma facilidad con que se modifican las personales. De esto se deduce que el socialismo no es otra cosa que progreso, salud, higiene, alegría, comodidad, arte, luz, aire, amor, trabajo, en todos los momentos de la vida, eso es progreso, eso es socialismo. ¿Quién no quiere esto? Muchos no lo quieren, porque no lo saben. Nuestro deber es hacerlo saber, sentir, hacerlo desear…

118Hagamos que todos amen la salud, la alegría, la comodidad, el trabajo; que amen a todos sus semejantes y habremos conseguido avanzar hacia la perfección. Eso es socialismo. ¿Cuándo conseguiremos esto? ¡Cuando queramos!

Lers

El Socialista, Valparaíso 1 2/08/1916

LA MATERIA ETERNA JAMAS HA SIDO CREADA1

  • 1 Este artículo fue publicado en El Despertar de los Trabajadores, Iquique, en 7/09/1916 en una vers (...)

119Sentimos hambre de encontrar la verdad que necesitamos para nuestra felicidad social, y es por eso que todo queremos examinarlo. No es, pues, propósito de contradicción lo que nos guía a investigar y examinar todo lo que nos cuentan las gentes del pasado. Muchos siglos han vivido las gentes “convencidas” que la tierra era plana y que no se movía. El estudio atrevido y lleno de peligros, la investigación paciente de los hombres estudiosos, han dado por resultado “reconocer” que todo aquello era un error y que la verdad es que la tierra es redonda y viaja en el espacio girando alrededor del sol, muy contrariamente a lo que antes se afirmaba, de que era el sol quien giraba en torno de la tierra.

120Pero como todavía hasta hoy se quiere mantener el error afirmando y asegurando que un creador muy poderoso ha hecho la tierra y todo el Universo de la nada, es lógico, es razonable que, por lo menos, se nos permita pensar si será posible admitir que de la nada se haya sacado todo un Universo, tan maravilloso como el que podemos contemplar y admirar. Una frase de aparente lógica ha dicho siempre: “si vemos una mesa suponemos un obrero que la ha hecho, porque no pudo hacerse sola”. De igual manera razonamos con la tierra y el Universo; existen, luego ha habido un obrero que sea su autor.

121Bien, pero hay en el caso, una notable diferencia: para el autor de la mesa vemos de dónde saca la materia y, en cambio, para el autor del Universo, no vemos de donde pudo obtener la substancia. Nunca hemos visto sacar nada de la nada. Nunca hemos visto hacer un objeto de la nada. Y ni nosotros ni nadie jamás tampoco lo ha visto. Luego, tenemos razón para pensar y para estudiar y convencernos de que de la nada no sale nada.

122Con esta base se nos ocurre razonar que la Tierra, Materia o Universo, como quiera invocarse, es eterna y nadie puede haberla creado. Por ignorancia o falta de investigación, antes se negaba que la Tierra era redonda y que se movía; así también todavía, por ignorancia, se niega que la Tierra es eterna y que es increada. Pero, así como el mundo se convenció que la Tierra es redonda, así se convencerá que la Tierra es eterna, sin creador, si continuamos estudiando sobre esta materia. Señalaremos algunas razones para ver si encontramos base firme y seria a la afirmación de que la Tierra es eterna, increada.

123Penetremos en el Espacio con nuestra imaginación y nuestra mirada. El Espacio es infinito, es decir, no tiene límites, jamás termina en ninguna parte, ni es cuadrado, ni es redondo, ni tiene forma alguna. El Espacio es la “extensión infinita, que no tiene principio ni tiene fin”. Si pudiéramos imaginamos un límite del Espacio, siempre cabría preguntarnos: ¿Y que habrá después del límite? Espacio y más que Espacio. Luego, ¿puede alguien imaginarse que el Espacio haya no existido alguna vez? Si aceptamos que hubo una vez que el Espacio no existió, nos preguntaríamos: ¿qué había en su lugar, en su extensión? Nuestra inteligencia no admite ninguna teoría que ponga en duda la existencia increada e infinita del espacio. La imaginación más simple puede darse cuenta de que el espacio existió siempre: Nadie ha podido crearlo jamás. Aún más, podríamos suponer que el espacio ¿dejará de ser un día? Imposible.

124De igual manera pasemos a discurrir sobre la existencia del tiempo. ¿Qué es el tiempo? Diremos el tiempo es una circunstancia hermana del Espacio, ¿Podríamos admitir en nuestra inteligencia, que hubo un momento en que empezó a contarse el tiempo, o que no hubo tiempo? Si lo admitiéramos, podríamos preguntarnos: ¿y antes que hubo? El tiempo es una circunstancia esencial, el tiempo no ha podido tener creador. Entonces no podemos imaginarnos que ya tenía un principio, que pueda tener un fin. Por la misma razón que el espacio, el tiempo no ha podido tener creador. Entonces no podemos imaginamos que haya tenido un principio ni que pueda tener un fin.

125Cuando nuestro cerebro ha llegado a admitir como lógico y razonable -sin pruebas en contra- que el Espacio es infinito; que el Tiempo es eterno, ambas circunstancias inseparables, increadas, nos quedaría una observación que hacer: ¿El Espacio estuvo alguna vez vacío? ¿Cómo se nos podría probar hoy que el Espacio estuvo alguna vez vacío?

126Hoy admiramos el Espacio lleno de astros, soles, lunas, cometas; pues debemos admitir que el Espacio contiene un número incontable de astros, puesto que es sabido que por cada nuevo telescopio fabricado con más poder, se han ido viendo, a mayores distancias, otros astros que se mueven en el Espacio. Esto nos da margen para suponer que llegará un día que tendremos telescopios tan poderosos que todos podremos ver cuánto hay en el Espacio. ¿Podrá alguien probarnos que el Espacio no esté infinitamente poblado de astros?

127Ahora bien, es llegado el momento en que pensemos serenamente si el Espacio estaba vacío: ¿de dónde salió o se sacó todo ese incomparable e infinito Universo? Es inadmisible estimar juicioso ni sensato, que aceptemos sin examen lo que nos cuenta el pasado, que ese admirable Universo, que la Tierra, y todo lo que ven nuestros ojos, que se mueve en el Espacio, haya sido formado de nada, ¿De la nada? ¿Por qué hoy nuestros ojos no ven salir nada de la nada? El pasado, es decir, las gentes del pasado que tenían menos talento y menos medios de conocimiento que hoy, nos aseguran que un creador “sacó” de la nada todo cuanto existe.

128Hoy, con los elementos de juicio que tiene la humanidad, no podemos admitir que de la nada haya salido todo el Universo. Si bien hemos podido convencernos que el Espacio infinito no pudo ser creado jamás, ¿por qué ya nuestra inteligencia no admite que el Espacio haya no existido alguna vez? Y de la misma manera, estamos convencidos que el tiempo existió siempre, sin que nunca hubiera un momento en que empezara a contarse, ya que siempre podríamos preguntar: ¿y antes?

129He aquí, pues, que con estos mismos valiosos, indestructibles elementos de juicio -que todo ser juicioso lleva en su propio cerebro-, con estas mismas razones creemos poder establecer que la materia, o substancia, o Universo, dentro del cual está la tierra que habitamos, ha existido siempre, sin que jamás nadie haya podido crearla, porque con la misma lógica que reconocemos que el Espacio y el Tiempo no han podido no existir o no ser alguna vez, con esa lógica debemos reconocer que la Tierra y todo el Universo tampoco no han podido no ser o no existir alguna vez; pues siempre volveríamos a pensar; si el Espacio estuvo una vez vacío, de dónde vino esta materia?

130Admitir la creada de la nada por UN CREADOR, es volver al pasado y a la ignorancia, cuando las gentes aceptaban que la tierra era plana y que el Sol giraba a su alrededor. (Admitir la Materia creada de la nada, ¿será más juicioso que admitirla existiendo eternamente, sin que jamás haya podido ser creada? Pensemos seriamente en esto).

131He aquí por qué a toda persona juiciosa le corresponde colocarse frente a este dilema, es decir, escoger entre estas dos definiciones de qué teoría puede aceptar con más base de lógica, de razón, nuestro entendimiento:

  • Que el Universo, que lo constituyen millones de astros, haya existido siempre, como siempre existió el Espacio y el Tiempo, sin que nadie lo haya podido crear; o,
  • Que ese Universo haya sido creado de la nada por un CREADOR que no pudo crear ni el Espacio ni el Tiempo, lo cual desvirtúa en sí mismo el poder creador supuesto.

132El entendimiento sano de toda persona juiciosa rechaza aceptar como lógica esta última suposición porque la existencia de un creador capaz de hacer salir de la nada un Universo tan maravilloso, nos revelaría la existencia de un poder igualmente capaz de vivir eternamente, en forma perfecta en cada ser humano. Y la conocida imperfección humana es la juiciosa negación de que exista un poder creador.

133Ciertos teóricos pretenden ofuscar la razón investigadora, presentándonos lo que llaman “orden maravilloso del Universo” para decirnos que, acaso aquello no basta por “sí mismo” para revelar la existencia de un Supremo sabio creador de todo aquello. Pues bien, por maravilloso que nos parezca el orden del Universo, por más que pudiéramos admitir que ese Universo se mueve a impulsos de leyes que alguien debió haber creado, diremos francamente que, examinada con seriedad esa suposición, no nos satisface porque siempre vuelve sobre nuestra inteligencia, el pensamiento de que la misma razón o motivo que se invoque para asegurar que el Universo salió de la nada, por inspiración de un Supremo Creador, esa misma razón, esa misma base, puede bastarnos para asegurar que ese Universo, no pudiendo brotar de la nada, ha existido siempre, eternamente. El llamado orden del Universo, no es suficiente para inducirnos a aceptar un Director Supremo de ese orden.

134No existiendo en el espacio posición determinada alguna, ni arriba ni abajo, ni atrás, ni adelante, ni a derecha ni a izquierda, los cuerpos o astros que se mueven en el espacio no pueden tomar otra posición que la que por sí mismos han tomado. Como todos los cuerpos o astros se mueven, producen con el movimiento, de manera natural, la energía o fuerzas competentes para regular su marcha en el espacio, en forma tal, armónica, que nos maravilla, pero que en realidad no es otra cosa que el producto natural de su propio movimiento y de las fuerzas que genera o produce el movimiento, fuerzas con las cuales mantiene su propia existencia y evita el contacto con otros cuerpos.

135Si los astros, vagando en el espacio, no tienen dónde encontrar un punto de apoyo fijo, no se nos ocurre ver en su movimiento simétrico otra cosa que el natural impulso de sus propias fuerzas. Así como no sería posible ver subir las aguas en corrientes naturales desde los llanos a los cerros, sino de los cerros a los llanos, así también en el espacio, los astros no pueden vivir de otra manera que la que vemos. Y todo eso lo admiramos, pero en lo que ello por sí mismo es valioso; no pudiendo admitir la intromisión de un Creador que resulta innecesario y absurdo.

136Resumen lógico a aceptar: La Materia o Universo, existió siempre, en el Espacio infinito y en el tiempo eterno que la contienen. A la pregunta que se hace de con qué reemplazamos al dios que negamos, podemos responder fácilmente: con nada, porque no es necesario reemplazarlo.

137En tanto la materia eterna, única verdad viviente, continuará su marcha inteligente y creadora dando a los seres humanos los medios de esclarecer todo lo que hoy aún aparezca misterioso a nuestra ignorancia.

Luis E. Recabarren E.

Punta Arenas

El Socialista, Valparaíso 30/12/1916

DESDE BUENOS AIRES FRUTO DE LA EXPERIENCIA

138La forma de organización de los gremios tiende a perfeccionarse y completarse en todos los pueblos más civilizados. La anterior organización llamada de resistencia, no se preocupaba más que del mejoramiento del salario y de lo relativo al bienestar de los obreros, y aunque esto ya era bastante, sin embargo, se ha visto por la experiencia comprobada que los sindicatos que acuerdan un subsidio al desocupado o al enfermo, han logrado reunir mucho mayor número de asociados.

139Un experimento reciente ha dado la razón a este sistema, llamado aquí de base múltiple. La Federación Gráfica Bonaerense, hasta 1910 fue el sistema llamado de resistencia y bajó a tener sólo 260 cotizantes. Un cambio en el personal administrativo y la reforma al estatuto acordando a los socios con más de 5 meses de antigüedad en el sindicato, un subsidio de un peso diario en caso de desocupación o enfermedad, elevó inmediatamente a 800 los cotizantes. En 1914 la Federación Gráfica Bonaerense afrontó la desocupación gastando en subsidios 9.000 pesos y elevó sus cotizantes a 997, llegando a 1.522 en abril de este año, y aún subsiste la crisis y la desocupación.

140En vista de este resultado, la mayor parte de la propaganda gremial tiende a aconsejar este sistema, pues el sindicato mejor organizado, a base sólo de resistencia, el de los ebanistas, no ha podido llegar ni cerca del éxito de los gráficos y, si se quiere, ha perdido algunas ventajas conquistadas anteriormente.

141No cabe duda que el subsidio a la desocupación es una garantía para evitar que el sin trabajo pueda aceptar salario inferior a los establecidos y es, además, el principio de solidaridad puesto en práctica efectivamente.

142La cuota tiende a elevarse igualmente, pues cada día se comprende mejor que de la más alta cuota depende que todo sindicato proporcione a sus asociados mayor cantidad de beneficios, especialmente intelectuales, puesto que es bien sabido que los obreros más inteligentes son los que menos sufren la explotación. En la Federación Gráfica se discutirá la conveniencia de elevar la cuota de dos pesos mensuales para consolidar mejor los servicios del gremio.

143El momento actual es para Buenos Aires de plena actividad en materia de organización gremial pues cada día se comprende mejor que la más perfecta organización gremial en la clase obrera, será el modo de organizar la fuerza obrera que ha de concluir con el régimen capitalista, aboliendo la esclavitud del salario. Preocuparse y estudiar este método de organización sindical, ha de ser el deber de todo obrero consciente.

Luis E. Recabarren E.

Buenos Aires, diciembre 1915

El Socialista, Valparaíso 29/09/1917

EL MONTO DE LA CUOTA

144Es cosa comprensible que una familia vivirá mucho mejor con una renta de ocho pesos diarios, en vez de una renta de cinco pesos diarios. ¡Sí, es tan claro que nadie lo discute!

145También se puede comprender y calificar de la misma manera, si decimos: un sindicato, destinado a crear el mejoramiento progresivo de sus afiliados, nos proporcionará muchos mejores beneficios, si pagamos una cuota de dos pesos mensuales, en vez de una cuota de un peso mensual. Tampoco se pone en duda que esto sea una verdad.

146Es un hecho que todos reconoceremos que los beneficios que nos dé el sindicato serán siempre en proporción a la cuota que paguemos, y a la buena administración con que todos cooperemos. Y, entonces, si reconocemos que vamos a obtener mejores beneficios ¿por qué somos tan pobres de inteligencia que postergamos la ocasión de beneficiarnos?

147Una cuota de dos pesos mensuales permitirá a nuestro sindicato atender en mejores condiciones los subsidios a los desocupados y a los enfermos, y darnos un periódico semanal que alimente mejor nuestra inteligencia individual y colectiva. Si la desocupación es un peligro para la estabilidad y progreso de los salarios, no es juicioso que los obreros miremos indiferentes la desocupación y su aumento. Cualquiera de nosotros que fuera desalojado de su salario porque un desocupado se ofrece por la mitad, clamaría contra el “carnero”, contra el sinvergüenza que fue a ofrecerse al explotador por menos salario.

148Y bien: si un obrero, cuando está trabajando, le pide “solidaridad” a los desocupados, es decir, le pide a los desocupados que se conformen con no ganar nada de salario mientras el ocupado continúa percibiendo íntegro sin importarle la desgracia del desocupado, cuando eso ocurre, olvidamos que solidaridad con solidaridad se paga.

149Todo sindicato que establezca solidaridad y fraternidad prácticas, preocupándose, sobre todo, de una delicada atención a los desocupados, estará destinado a ser un sindicato poderoso, porque lo que mejor puede estimular a los obreros a asociarse, es ver en los sindicatos la garantía de que jamás se verán con el hambre en su hogar.

150Queden estos conceptos al estudio de los compañeros para arribar a una común inteligencia que nos permita perfeccionar el sindicato y ensayar el medio de unir el mayor número de obreros y obreras. No admitiré que se alegue escasez de dinero para afrontar esta mejora, porque estoy seguro poder probar que dinero no es lo que faltaría para este caso. Al fin y al cabo, un peso mensual se puede obtener cuando él va destinado a garantizarnos mejor nuestra condición. Si se me dice que lo que falta es voluntad, me doy por satisfecho. Pero, entonces, tendremos a la mano los medios para hacer desaparecer la falta de voluntad y de conciencia que, en esta forma, a todos nos perjudica.

151Quizás abriendo una encuesta al respecto, señalando claramente todas las ventajas que nos reportaría el pagar una cuota de dos pesos mensuales, podría darnos a conocer el modo de pensar de todos los componentes del sindicato.

Luis E. Recabarren S.

Notes

1 Este artículo fue publicado en El Despertar de los Trabajadores, Iquique, en 7/09/1916 en una versión
algo más extensa que esta, pero omitiendo trozos que sí figuraban en el texto de El Socialista. Es por ello
que se optó por incluir entre corchetes los párrafos que no contenía la presente.

Acheter

Volume papier

amazon.fr