Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Luis Emilio Recabarren

 | 
Eduardo Devés Valdés
, 
Ximena Cruzat Amunátegui

El Trabajo

Texte intégral

El Trabajo, Coquimbo 17/septiembre/1904

NOTAS DEL PRESIDIO

1No creáis, hermanos de Coquimbo, que el hielo de los calabozos de esta cárcel pueda llegar a mi corazón. El calor sincero de vuestra amistad naciente -a más de la de mis viejos amigos- le dará vida y mantendrá latente mis energías y mis entusiasmos juveniles para luchar por esta causa de justicia. Han enterrado mi cuerpo tras rejas y cerrojos y ¿qué han conseguido?”…

2Mi pensamiento y mi espíritu, que no necesita vapores ni ferrocarriles, recorre sin descanso todos los campamentos obreros, todos los centros de lucha y de efervescencia donde el obrero bebe luz y energías que lo impulsen a batallar por la justicia. ¿Es justo luchar por establecer la felicidad humana? Sí, entonces debemos unirnos todos los que sufrimos, y como los trabajadores somos los únicos desgraciados, marchemos a unirnos en inmensas masas, hasta que seamos capaces de imponer un estado feliz para todos. Desunidos seremos siempre pobres, atropellados y aborrecidos por los ricos. Cuando estemos todos unidos, entonces seremos respetados, trabajaremos menos, ganaremos más y habrá justicia ¡A unirnos hermanos, a unirnos! Este es el grito de vuestro hermano que aún no siente el hielo del presidio porque el calor de vuestra amistad, es más intenso, es más poderoso. ¡A unirnos! ¡Llegue hasta vosotros mi gratitud por vuestra generosidad!

Luis E. Recabarren S.
Cárcel de Tocopilla, agosto

El Trabajo, Coquimbo 24/Septiembre/1904

LA VICTORIA O LA MUERTE

3¡Vencer o morir! le han gritado los burgueses al pueblo cuando lo lanzaban a furibundas matanzas para coger ellos la presa, el botín. ¡Pero esos tiempos pasaron!

4¡Vencer o morir! exclamamos hoy nosotros, en esta gran guerra social en donde el trabajador busca una real felicidad. Los trabajadores no buscamos conquistas de territorios ni renombre, queremos sólo que termine la explotación organizada por los ricos en contra de los pobres; queremos la igualdad económica, porque eso es justicia. Las Mancomunales se levantan hoy con este fin y ningún trabajador debe quedarse fuera de ellas. Corramos todos a las filas con este lema: “La victoria o la muerte”.

Luis E. Recabarren S. Cárcel – Tocopilla

El Trabajo, Coquimbo 1°/octubre/1904

TODOS MANCOMUNALES

5Siendo la Mancomunal una Sociedad donde se unen todos los gremios de trabajadores, es natural que no quede ningún trabajador fuera de ella. El trabajador que no se incorpore a su respectivo gremio de la mancomunal, será un mal compañero que querrá más para el patrón que para sus hermanos de miseria, será un desunido que rehúsa la libertad junto con sus demás hermanos. Todo trabajador debiera comprometerse a conseguir por semana la incorporación de un nuevo compañero. Los beneficios que nos traigan las mancomunales serán visibles cuando pertenezcan a ellas el 70 por ciento de los trabajadores y cuando éstos abandonen todos sus vicios. Con un poco de amor por nosotros, lo ganaremos todo.

Luis E. Recabarren S.
Cárcel de Tocopilla

El Trabajo, Coquimbo, 22/octubre/1904

COMPAÑERO, VEN ACA…

6Aquí en el seno de la Mancomunal tienes verdaderos hermanos; ámalos para que ellos te amen. Únete a ellos para que seas fuerte y con esa fuerza vencer a la miseria y a la ignorancia, nuestros perversos enemigos. Ven acá, báñate en los nuevos evangelios: verdad, justicia, amor. Buscad la belleza, el arte, lo bueno, lo sano, la vida. Adora el aseo en tu cuerpo, en tu alma, en tu hogar, en tu familia. Después de esto llegará a tu pobre choza la felicidad. Ama a tu familia, a tus amigos: a tus hijos edúcalos si los amas. Olvida los rencores. No huyas, ven acá, a la Mancomunal, donde tienes tus verdaderos hermanos: anda para que ellos te amen.

Luis E. Recabarren S.

El Trabajo, Coquimbo, 29/octubre/1904

IMPOSIBLE

7Para la mano del hombre no hay imposibles. Por la mano del hombre existen hoy todos los progresos, que datan a lo más 500 años atrás. La imprenta, el vapor, la electricidad y con éstos, las ciencias; los navíos, los ferrocarriles, los telégrafos, toda la comodidad humana es obra del trabajador que vive insultado y en la miseria.

8Si el trabajador ha realizado todo y no tiene nada, es justo esperar que por su propia obra labre su futura felicidad e imponga la justicia ¡No desesperemos! Hoy el trabajador se ha propuesto unirse y engrandecer las Mancomunales y nada habrá que lo detenga porque no hay nada imposible a su voluntad. ¡La unión lo hace todo, todo!

Luis E. Recabarren S.

El Trabajo, Coquimbo 5/noviembre/1904

NO MÁS MILITARES

9El militarismo es una plaga. Es el veneno con que los ricos sofrenan a los pueblos. Amor a la patria significa egoísmo. Amor a la humanidad es virtud. Para el amor a la humanidad no se necesita soldados ni armas. Los ricos sostienen el militarismo porque es la única manera que pueden explotar a los pobres. Si no tuvieran soldados no podrían robarles sus salarios. Con los millones de pesos que gastan en militarismo habría de sobra para ilustrar a los pobres y evitarles las miserias, por esto el Congreso Obrero Antimilitarista de Holanda ha proclamado con el carácter de universal, la siguiente divisa: “Ni un hombre, ni un centavo para el militarismo”.

Luis E. Recabarren S.

El Trabajo, Coquimbo, 12/noviembre/1904

ESCUCHAME, HERMANO…

10No vayáis a la taberna a dejar tus pocos centavos que el burgués os da en cambio de tu trabajo, porque harán falta a tu muy pobre choza. Come con tu familia, vístete con decencia, que se vista tu compañera y que tus hijos no anden desnudos. Por eso no vayáis a la taberna a dejar tus pocos centavos.

Luis E. Recabarren S.

El Trabajo, Coquimbo. 26/noviembre/1904

OYE OBRERO…

11Antes de comprarle al rico una copa de licor falsificado que destruye tu cuerpo y tu salud, compra los periódicos y folletos de ideas proletarias que ilustren tu alma y la purifiquen con un baño de verdad y amor humano”.

Luis E. Recabarren S.

El Trabajo, Coquimbo 26/mayo/1906

DIARIO OBRERO EN SANTIAGO

12Aviso a mis compañeros que estoy organizando una Sociedad por acciones para fundar un diario en Santiago, que sirva los intereses de toda la clase proletaria de Chile. El valor de la acción es de cincuenta pesos (50), pudiendo pagarse por cuotas, de acuerdo con los agentes vendedores de acciones o con el suscrito. Ruego a mis compañeros se interesen en ayudar a esta empresa y se apresuren a suscribir acciones.

13Para el pago de las acciones, se puede dirigir giros postales directamente al suscrito

14remitiendo recibo a vuelta de correo, o pagar al agente que se indica.

Luis E. Recabarren S.
Casilla 1748, Santiago

El Trabajo, Coquimbo 29/diciembre/1906

LAS INFORMACIONES DE LOS GRANDES DIARIOS. La prisión de Recabarren. El detenido en La Vanguardia
(De La Vanguardia de Buenos Aires)

15En grandes caracteres, como cuando se trata de una noticia ruidosa, La Prensa, primero, y La Nación, después, han anunciado la prisión del ex diputado obrero chileno Luis E. Recabarren, rechazado últimamente por la Cámara chilena a la cual había sido llevado por el voto de los trabajadores de Antofagasta. Pero esa versión, revestida de ciertos pormenores novelescos -quizás para hacerla más llamativa- carece completamente de exactitud. El ciudadano Recabarren hace más de un mes que se encuentra en Buenos Aires, y desde el primer día de su llegada visitó nuestra redacción. Como su deseo era mantenerse incógnito pues, obrero sensato y modesto, no gasta el rastacuerismo de nuestros políticos criollos cuando viajan por el extranjero, hubimos de vencer su resistencia para dar el Domingo la noticia de su arribo a Buenos Aires. Anoche se encontraba casualmente en La Vanguardia cuando nos apercibimos del telegrama de La Nación

16-¿Cómo explica, Recabarren, esta revelación?- le preguntamos.

17Los grandes diarios de Buenos Aires-nos contestó-como los grandes diarios de Santiago, viven explotando la mentira, y entretienen a sus lectores con noticias ilusorias. Después nos refirió los incidentes de su viaje, y terminó diciéndonos:

18-Antes de seguir a Buenos Aires, me detuve en el pueblo de Los Andes, donde tengo parte de mi familia, y posiblemente los “corresponsales especiales” que tienen La Prensa y La Nación, han creído obtener la primicia de un triunfo noticioso comunicando mi detención en aquel lugar. Así se explica que, como el personaje del Estudiante de Salamanca, aparezca allí muerto y aquí vivo…

19No necesitamos agregar más comentarios para poner de relieve la “plancha” informativa de los colosos del farol y la pizarra. Tiempo tienen, sin embargo, esos diarios para rectificar la noticia, pues el prisionero de Los Andes dará en breve -en cuerpo y alma- una conferencia sobre el estado social de Chile, patrocinada por el Centro Socialista de la circunscripción

El Trabajo, Coquimbo, 9/marzo/1907

Desde Buenos Aires. EL MOVIMIENTO OBRERO

20Ciudadano Redactor de El Trabajo: Coquimbo. El movimiento obrero de esta nación es tan importante y tan activo que vale la pena enviar periódicamente noticias de él, para que los obreros de esta región aprovechen la enseñanza que sale de la acción proletaria.

LAS HUELGAS

21-Las empleadas de la Unión Telefónica se declararán en huelga si no consiguen que sus sueldos sean aumentados a cincuenta pesos mensuales.

22-Ha terminado con un triunfo la huelga de los obreros del puerto de la Ensenada.

23-Los trabajadores en huelga del Molino del Riachuelo han declarado el boicot para los productos de este establecimiento ubicado en Avellaneda, piden solidaridad.

24-Prosigue invariable la huelga de los niños fosforeros de la fábrica La Fortuna.

25-150 trabajadores charoleros de cinco curtiembres están en huelga solicitando la jornada de ocho horas de trabajo diario.

26-Los obreros plateros del taller Franzone siguen firmes en su huelga.

27-Los vendedores ambulantes del pueblo de Pergamino están en huelga para no pagar el impuesto municipal que rige desde el 1° de febrero. Se han plegado a la huelga, por solidaridad, los verduleros del mercado y en breve lo harán los carniceros y otros gremios,

28hasta conseguir la derogación del impuesto. El vecindario sufre con la huelga.

29-Los estibadores están en vísperas de otra huelga. El jueves 14 se reunieron más de 500 y acordaron solicitar algunas mejoras en los jornales y responsabilidad en los accidentes del trabajo en la forma siguiente: En caso de muerte, el patrón abonará mil jornales; en caso de invalidez relativa, 500 jornales; en caso de herida, atención médica y medio jornal. Estos acuerdos serán ratificados antes de ser presentados a los patrones.

30-200 obreros de las usinas de gas de Río de la Plata se han declarado en huelga el 16 del presente. Solicitan libertad de asociación, pues la huelga se produjo por la expulsión de varios obreros que formaban parte de la sociedad en formación. La policía ha impedido reunirse a los huelguistas. La Unión General de Trabajadores tomó parte en el movimiento.

31-Sigue firme la huelga de los caldereros de Riachuelo

OTRAS NOTICIAS

32-En La Plata sigue con entusiasmo la organización de los fideeros y obreros agrícolas.

33-Los albañiles organizan la fundación de una cooperativa de producción.

34-En Sierras Rojas la policía persigue a los obreros que se surten de la cooperativa.

35-La Sociedad Conductores de Carros (carretones, carretelas, etc.), han pasado una nota a la Unión General de Trabajadores dándole cuenta de haber suspendido el boicot a la cerveza Quilmes por haber terminado el conflicto entre esa sociedad y la cervecería Quilmes mediante las siguientes condiciones: 1. Readmisión de los obreros despedidos que quieran volver; 2. Indemnización de cinco mil pesos a la sociedad, de los cuales destinó dos mil pesos al comité de pro presos. El Conflicto, que había durado dos años, queda terminado en esa forma.

36-En la ciudad del Rosario ha sido tomado preso el ciudadano Manuel D. Rodríguez, negándose la policía a proporcionar datos de él. Se supone que será deportado conforme a la ley de residencia, por su participación en la última huelga general.

37-Se ha fundado el 14 del presente un centro de estudios y propaganda del idioma Esperanto.

38-Se trabaja activamente para que se realice con éxito el Congreso Gráfico Sudamericano, en Julio venidero.

39-El doctor Nicolás Repetto está publicando artículos sobre su viaje a Chile.

40-El Comité Ejecutivo del Partido Socialista Argentino ha acordado solicitar de todos los gremios, centros y grupos, el envío de ejemplares de las publicaciones obreras, diarios, semanarios, revistas, etc., para enviarlos al Congreso Socialista Internacional, que se celebrará en agosto de este año en la ciudad de Stuttgart (Alemania) en el cual habrá una Exposición de la prensa socialista y obrera del mundo. La prensa obrera chilena ¿se hará

41representar en esta Exposición?

NOTICIAS DE EUROPA

42-En los días 26 y 27 de diciembre último tuvo lugar en Bruselas, en la Maison du Peuple (Casa del Pueblo) el Congreso Gremial belga. Estuvieron presentes 178 delegados representando 52 mil obreros organizados en sociedades de resistencia. Del informe de la comisión sindical resulta aumentado este último año el número de los afiliados, que alcanza a 55 mil contra 22 mil del año 1905. Los acuerdos fueron de gran importancia regional acordándose celebrar otro Congreso en marzo de este año.

43-Oficialmente se anuncia que en las elecciones primarias de Rusia, sobre 5.080 electores de segundo grado, con exclusión de los elegidos en las grandes ciudades, pertenecen al partido monárquico 1.301; partido moderado 789, y a los distintos grupos socialistas y revolucionarios 2.112

44-La agitación femenina en Inglaterra es intensísima en pro del sufragio. El diputado liberal Mr. Dickson ha presentado a la Cámara de los Comunes un proyecto de ley otorgando el derecho de sufragio a las mujeres, que será discutido en las próximas sesiones.

45Habría mucho más interesante que comunicar, pero bien comprendo que las columnas de esa publicación no tienen espacio para mas extensión.

Salud y prosperidad
Luis E. Recabarren S.
Buenos Aires, febrero 21 de 1907

El Trabajo, Coquimbo 18/mayo/1907

De Buenos Aires. UN DISCURSO DE RECABARREN EN EL CÓNGRESO DE UNIFICACION

46De La Vanguardia de Buenos Aires, tomamos el siguiente discurso pronunciado por nuestro compañero Recabarren, en el Congreso Obrero, que proyectó la fusión de los gremios, en el cual se verá la viva lucha sostenida con los anarquistas. La burguesía nada ha ganado con el ostracismo de Recabarren, allá como aquí lucha activamente por el advenimiento de una sociedad mejor. He aquí el discurso:

47“Al hacer uso de la palabra espero que la benevolencia de los congresales me permita analizar la orden del día que hemos presentado y probar cómo ella completa la declaración de principios del pacto ya aprobado. Para mayor claridad, leeré cada párrafo comentándolo en seguida. El primer párrafo dice:

48-“Las sociedades gremiales de la República Argentina, reunidas en Congreso, después de haber aceptado el principio de la unificación de las fuerzas obreras, declara constituida la Confederación General del Trabajo”. Esta declaración no se opone al pacto y es necesaria porque establece la constitución del nuevo organismo.

49-El segundo párrafo dice: “Esta institución regional será la agrupación de todos los proletarios que, fuera de toda escuela política, tienen entablada la lucha contra la clase capitalista, pregonando la desaparición del salariado y de la clase patronal”.

50Hay aquí una afirmación de clase que es indispensable dejar establecida por un Congreso que busca la unificación de los trabajadores como base indestructible en que apoyar “la desaparición del salariado y de la clase patronal”, que debe traer como consecuencia la transformación inmediata del presente estado social. Esta afirmación revolucionaria es más amplia que todo el pacto en conjunto, y que no la contiene. Luego, en mi concepto, no veo que ella pueda contener la negación de la declaración ya aprobada y apelo a la conciencia de los hombres honrados para que reconozcan que esta declaración de la orden del día es necesario aprobarla.

51Pero yo veo que entre vosotros, los delegados anarquistas, no existe un propósito fraternal y que al llegar aquí no habéis venido dispuestos a discutir y a producir en consorcio con todos, los mejores frutos de este Congreso, en bien del proletariado que representamos. Yo tengo antecedentes para pensar que vuestro capricho es no aceptar lo que se ha propuesto por los delegados socialistas por el hecho solo de partir de estas filas. Y permitidme que yo juzgue ese proceder como obra de vuestro espíritu plagado aún, dominado todavía, por los prejuicios que condenáis en la sociedad burguesa.

52Habéis confeccionado, hace años ya… una declaración de principios que ostenta en su frente la organización obrera. Hoy la traéis de nuevo aquí como una fruta virgen, queriendo conservarla así, intacta, íntegra y, con aspecto rebelde, impedir que pueda ser estuprada. Es decir, sois conservadores, queréis conservar la tradición, la propiedad hereditaria de esa pieza, revelando con ello que sois tan conservadores como los dogmáticos católicos, y que os oponéis hasta a las reformas naturales que la obra de los tiempos se encarga de producir…”

53Los delegados y la barra anarquista prorrumpen en protestas y silbidos al sentirse heridos con verdades tan irrefutables.

54En seguida viene esta otra afirmación: “Reconoce, por lo tanto, la lucha de clases que en el terreno económico los obreros oponen a toda explotación y opresión”. Ella tampoco está incluida en el pacto. Y si contiene una franca declaración en que los obreros establecen la lucha de clases, organizándose en el terreno gremial para poder luchar con ventajas contra la opresión autoritaria y la explotación capitalista, no veo en donde pueda oponerse a vuestro pacto ni por qué no pueda serle agregada.

55A continuación dice: “Persigue en la obra cotidiana la elevación moral y material de la clase obrera, luchando para disminuir las ganancias capitalistas en provecho directo del proletariado, acortando también la jornada de trabajo”. ¡Qué declaración más revolucionaria que esta queréis! Ella especifica que los trabajadores buscarán, hoy por hoy, el aumento del salario, que contribuirá transitoriamente a mejorar nuestra situación y a proporcionamos mayores recursos para poder disponer, cuanto antes, de todos los elementos útiles para la revolución social entablada: educación, conciencia y organización. La disminución de la jornada nos dejará más tiempo para el estudio y para la preocupación de nuestros propósitos de reconstrucción social. Aceptando la obra de revolución como finalidad, todas estas mejoras transitorias son medios indispensables que nos acercarán a los nuevos horizontes. Sin embargo, es triste reconocer que vosotros rechazáis esta afirmación, llamada a robustecer la organización, no porque la consideréis mala, sino porque ha nacido aquí entre los socialistas. Esa no es obra de revolucionarios que se creen conscientes.

56Nuevas interrupciones, gritos y silbidos de parte de los anarquistas. Algunos piden que se le quite el uso de la palabra, que no se le permita hablar y que se cierre el debate y se pase a votación. Recabarren, serenamente, dice: “¿Por qué los anarquistas, que pregonáis tan amplias libertades, queréis poner la mordaza del silencio a los labios socialistas que impugnan noblemente vuestros ideales?”. Y prosigue: “Yo tengo el derecho de defender la orden del día que hemos presentado, porque en nuestra conciencia ella es de utilidad en la nueva organización”.

57El penúltimo párrafo dice: “En el terreno moral, prepara a los productores en la lucha que constantemente quedará entablada con los detentadores de la propiedad, demostrando las ventajas de la organización gremial, y capacitándola para la obra de la revolución social”. Afirmar que vamos a la sustitución de la propiedad privada por la propiedad común de todos, sería una afirmación revolucionaria que no consta en la declaración de principios aprobada, equivale declarar que es sólo un grupo de considerados ilusionistas de sentimientos líricos, de declaraciones inofensivas acerca de la situación pasada y presente de las clases que sufren hace ya más de dos mil años. Vosotros que sostenéis la abolición de la propiedad privada, os negáis a hacer esta afirmación porque ha sido propuesta por nosotros. ¡Qué quienes estudien esta página que escribe la clase obrera en este congreso, juzguen vuestra conducta! Nuevas interrupciones.

58Continúa: “Nosotros sostenemos aquí que la organización proletaria es la fuente fecundante donde los desheredados han de nutrir sus cerebros para capacitarse, para alistarse como afiliados conscientes de la revolución social ya en marcha. No hay, en mi concepto, otro campo que la organización apropiada para alistar las huestes revolucionarias que, en posesión de una conciencia exacta sobre nuestra conducta, deben marchar a la conquista de la felicidad futura.

59Y finalmente, compañeros, el último párrafo dice: “Para realizar los propósitos de inmediata y lejana actuación, el Congreso sostiene la mayor libertad de pensamiento para los afiliados a las corporaciones gremiales, pudiendo cada cual aceptar fuera de la organización los medios de lucha que estén de acuerdo con sus ideas filosóficas o políticas”. Yo convengo en que esta declaración merezca ser tachada por vosotros y que puede también chocar con la integridad de vuestros principios. Pero ella va destinada a oponerse al propósito que tenéis de abanderar esta organización, de ponerle una etiqueta: la etiqueta del comunismo anárquico. Hacer esto, facturar la nueva organización, es no querer la unión de los obreros; es alejarnos a nosotros, que no aceptamos, porque no estamos convencidos de su bondad, el comunismo anárquico; es alejarnos a nosotros de vuestra organización, donde podríais aprovechar nuestra presencia para propagarnos vuestras ideas; yo considero que con ese propósito, no queréis ni aún robustecer vuestras filas; eso se llama obra de inconsciencia…” Nuevas vociferaciones de los anarquistas que interrumpen al orador. Prosigue: “Yo sostengo que si con vuestra intransigencia de declarar la organización comunista anárquica, nos alejáis a nosotros, los socialistas, que constituimos un factor, pequeño o grande, pero útil y necesario en el movimiento obrero, con mayor razón alejaréis a ese inmenso número de desgraciados obreros que todavía viven en la más grande ignorancia, que se niegan a organizarse, por debilidad y degeneración, que por esa misma ignorancia huyen del socialismo, al que califican de anti-patriótico, anti-religioso, anti-social, etc., y se horrorizan del anarquismo porque gasta en la difusión de sus ideas una violencia insípida, sin objeto, que los ahuyenta engendrando en ellos el horror y el pánico…”

60Mayores protestas y silbidos de los anarquistas. Se forma una gran algazara. Continúa: “Todos esos obreros, que con una táctica más hábil y con mayor perseverancia, usada por todos nosotros; todos esos obreros que constituyen más del 50 por ciento de nuestra clase, no vienen a la organización, no por culpa nuestra, sino por vuestras intransigencias sectarias que revelan quizás no querer la rehabilitación del proletariado. La clase obrera, empujada por nosotros a obrar en su beneficio, no obtendrá tan grandes frutos como si fuera empujada por su propia conciencia. Nosotros queremos formar esa conciencia primero, antes que ilusionarla con idealidades posibles o imposibles”.

61Nuevamente se forma un gran tumulto en que se pedía a gritos que el orador se callara. Varios anarquistas parados sobre las mesas gritaban: “¡no queremos oírlo! ¡no está en el tema!”, etc., etc. Los delegados anárquicos no desean discusión, quieren que se vote. Debido a esto, se promueve un desorden. Se presentan mociones reclamando la votación. Al subir el delegado Recabarren a la tribuna para continuar su discurso, se promueve un gran tumulto. El delegado Rodríguez (de célebre actuación en el Rosario) desnuda un puñal. Otro delegado, anarquista también, sacó un revólver y apuntó a la tribuna. El escándalo adquiere tales proporciones que el salón es desalojado casi a la carrera.

Acheter

Volume papier

amazon.fr