Version classiqueVersion mobile

La Política Exterior de Seguridad Japonesa

 | 
Lenisset Toro Ibacache

Capítulo 3. El debate teórico de las relaciones internacionales

Texte intégral

  • 178 La encuesta, Teaching, Research, and International Policy (TRIP) de 2014 estudió el debate en torn (...)

1La política exterior de seguridad de Japón de posguerra ha estado condicionada por la Constitución pacifista de 1947, la alianza con Estados Unidos, la amenaza nuclear de Corea del Norte y sus relaciones de cooperación y conflicto con China. Cada una de estas variables han sido observadas por investigadores (japoneses y no japoneses), los que han formulado propuestas vinculadas a los tres paradigmas más predominantes en la teoría de relaciones internacionales (Liberalismo, Realismo, Constructivismo).178 Cada una de ellas asume una postura ontológica y epistemológica que describe los mecanismos y procesos en relación a sus premisas y explica los fenómenos en base a los límites teóricos de cada una de ella sin interactuar con las otras teorías.

2La pregunta que busca responder este capítulo es ¿Qué propuesta teórica ofrece mayores herramientas para explicar de mejor forma la política exterior de seguridad japonesa 2001-2015? La hipótesis es que la política exterior de seguridad japonesa es de naturaleza compleja y responde a múltiples factores, internos y externos que por sí solos no explican la toma de decisiones. Frente a esto, el eclecticismo analítico es un modelo capaz de realizar conexiones útiles entre los supuestos de las distintas teorías que permiten construir un conjunto de suposiciones pragmáticas que desafían los límites analíticos de las distintas teorías.

3El objetivo es reconstruir a los debates en torno a la política de exterior de seguridad japonesa a partir de publicaciones de autores cuyos argumentos se basan en los supuestos del Liberalismo, Realismo y Constructivismo, para luego reconstruir el debate del eclecticismo analítico con el objetivo de establecer cómo este enfoque permite explicar esta política durante el período 2001-2015.

4Para ello, este capítulo se inicia con una breve revisión del desarrollo de la filosofía de la ciencia y su aporte al debate de las relaciones internacionales, para luego analizar la política exterior de seguridad japonesa a partir de las publicaciones de autores identificados con estos tres paradigmas, así como los aportes del eclecticismo analítico.

5En base al análisis de los distintos representantes de estos paradigmas es posible proponer que existen tres interpretaciones de la política de seguridad japonesas: un enfoque idealista basado en concebir a Japón como un Estado Pacifista, un enfoque realista que ve como inminente la remilitarización del país, y un enfoque constructivista que se centra en la identidad nacional como fuente principal en la toma de decisiones de la política exterior. No obstante, cada una de estas propuestas pueden ser consideradas como incompleta ya que no solo deja fuera el otro enfoque, sino que compite con ella.

6Si bien el límite temporal de este trabajo contempla los años transcurridos entre el 2001 y el 2015, se ha revisado las ideas desde principios del siglo veinte ya que se considera son piezas fundamentales en la construcción de la política exterior japonesa actual.

Reconstrucción del debate teórico de la política exterior de seguridad japonesa, pasado y presente

7La política exterior de los Estados sintetiza aquello que se busca conseguir en el campo internacional, por lo que las relaciones internacionales son el resultado de dicha política puesta en acción en un contexto en donde muchos otros actores están intentando alcanzar sus propios objetivos (ROSS, 2012).

8La política exterior es la encargada de dar a conocer y difundir los intereses del Estado, incluido los de seguridad internacional lo que en el caso japonés radica en varias instituciones (ministerios, embajadas, fundaciones) que llevan a cabo una política proactiva para el desarrollo de un entorno regional libre de amenazas en el marco de las limitaciones constitucionales que prohíben usar la fuerza militar reactiva para la defensa de su territorio.

9La dicotomía entre la política exterior japonesa declarada y practicada ha generado fricciones internas (gobierno, parlamento y opinión pública) y externas (con Estados Unidos, China, ambas Corea, Sistema Internacional), por lo que el gobierno ha ajustado las reglas del sistema de seguridad de manera pragmática, considerando los costos de transacción existentes y previstos por lo que cada nueva norma se ha determinado de acuerdo a las preferencias de Japón en la construcción de las instituciones relativas a la seguridad.

10Tras el fin de la Guerra fría los Estados experimentaron un proceso de redefinición y debate de las ideas, principalmente en el campo de la seguridad donde el cambio de la percepción de amenaza de los Estados llevó a realizar esfuerzos en la consolidación de los mecanismos de política y coordinación de acciones para la seguridad: la desaparición de la lógica Este/ Oeste dio paso a un proceso de incertidumbre respecto del futuro de las alianzas por lo que la seguridad internacional se instaló en la discusión política y teórica.

11El inicio del nuevo siglo veintiuno contribuyó a la emergencia de un nuevo debate teórico respecto a rol de Japón en el sistema internacional que se centró, principalmente en la posibilidad de la remilitarización de Japón, la reafirmación del pacifismo japonés y la identidad de la política exterior japonesa. El elemento común en la formulación de estas investigaciones está la revisión histórica cuya argumentación se realiza a partir de un marco conceptual que interpreta la realidad a partir de distintos enfoques y metodologías derivadas de la filosofía de la ciencia, que ha permitido un debate interesante en la disciplina y que permitirá conocer las fuentes de la propuesta del eclecticismo analítico.

La filosofía de la ciencia y su aporte al debate de las relaciones internacionales

12El estudio de las relaciones internacionales cuenta con una amplia gama de enfoques teóricos que provienen de la disciplina que son importadas en su totalidad o en parte desde la economía, la historia, el derecho, la ciencia política o la sociología, evidenciando su carácter interdisciplinario.

13Desde sus inicios, el derecho y la ciencia política dominaron el estudio de los Estados como únicos actores del sistema, sin embargo, el avance de la disciplina ha trascendido a las ciencias sociales, desarrollando distintos programas de investigación donde cada uno de ellos intenta mostrar que existe un vínculo ineludible entre el mundo abstracto y la realidad que lo representa.

14Cada uno de estos programas de investigación cuenta con reflexiones epistemológicas referidas a cómo la realidad puede ser conocida, cuál es la relación entre el sujeto que conoce y aquello que es conocido, cuáles son los fundamentos que orientan el proceso de conocimiento y cómo este proceso puede ser compartido y validado para la confiabilidad de esos resultados.

  • 179 Para Platón al mundo inteligible no se puede acceder con el uso de los sentidos, sino que a través (...)
  • 180 El dualismo que hemos descrito hasta ahora, y que encontramos en la ontología (teoría del saber), (...)

15Esta reflexión permite crear un patrón o paradigma que Platón describió como la mediación entre la realidad y su ideación, es decir la relación entre el mundo de las ideas y el mundo de las cosas. La versión platónica explica la existencia de dos niveles de realidad: el ‘mundo inteligible’ (o mundo de las ideas)179 de lo auténticamente real, inmutable e imperecedero y el ‘mundo sensible’ (o mundo visible) que es todo aquello que se muestra a los sentidos, las cosas físicas de la apariencia. De esta manera, para el filósofo el mundo sensible imita de forma imperfecta el ‘mundo inteligible’, mientras que las ideas del ‘mundo inteligible’ imitan de manera perfecta la idea de bien.180

16De esta forma, el reto platónico consistió en exhibir este vínculo entre lo inteligible y lo sensible, siendo el paradigma el instrumento de mediación entre la realidad y su ideación, otorgándole sentido a la relación del hombre con el mundo y proporcionándole cierta inteligibilidad. De esta forma, un paradigma es un modelo ejemplar, es decir perfecto de tal modo que se ha de considerar digno de ser seguido e imitado (FERRATER MORA, 1994).

  • 181 Esto, porque luego de padecer los rigores de la crueldad nazista en el Campo de Concentración de A (...)

17Para el matemático y médico, Ludwik Fleck (1896-1961) este vínculo entre las ideas y la realidad es un modo de pensar específico de una colectividad intelectual que cuenta con historia, noción de identidad, referentes institucionales, agenda de investigación y objetivos centrales compartidos sobre la práctica de una disciplina (FLECK, 1986),181 por lo que refuta las teorías tradicionales del conocimiento que toman como punto de partida a un sujeto que intenta conocer a un objeto. En esta relación cognoscitiva no solo participan dos (sujeto y objeto), sino tres ya que existen un tercer elemento que media entre ellos: su condición de posibilidad. A esto se refiere como el ‘colectivo de pensamiento’, unidad social de la comunidad de científicos de un campo determinado, un sistema cerrado y jerarquizado en una sociedad en la que todo conocimiento singular debe ser comprendido en relación al conjunto de los conocimientos propios de una época determinada, mientras que el ‘estilo de pensamiento’, otra idea central de Fleck, está conformado por las presuposiciones sobre el conjunto de normas, principios, conceptos y valores propios a una época “sobre las cuales el colectivo construye su edificio teórico” (1986, p. 23).

  • 182 Uno de los movimientos más importantes en el ámbito del conocimiento científico de la época
  • 183 “Podemos definir el hecho científico como una relación conceptual conforme al estilo de pensamient (...)

18Fleck escribe en contra del positivismo del Círculo de Viena (1921-1936)182 y en contra de toda noción estática de ciencia como actividad puramente intelectual ajena a un contexto social e independiente de intereses ideológicos, políticos o económicos. Su investigación buscó evidenciar que la práctica de producción de conocimiento es local por lo que lo que se preguntaba si la forma en la que se produce el conocimiento puede llegar a tener aplicación universal,183 idea que en los ochenta comenzó a tener acogida entre los historiadores de la ciencia (COHEN & SCHNELLE, 1986) y en los autores del constructivismo (ADLER, 2005).

19Los teóricos de las relaciones internacionales tomaron de esta discusión la forma de distinguir entre lo que es ciencia y lo que no y como se verá más adelante, que los enunciados científicos pueden ser verificados en la medida que se correspondan con los hechos y que las observaciones empíricas deben estar alineadas con la teoría que los contiene, siendo Thomas Kuhn, Karl Popper e Imre Lakatos, entre otros, los autores más recurrentes en los textos de la disciplina.

20Kuhn expuso que el conocimiento especializado es un objeto epistémico complejo que cambia en el tiempo y en el seno de una comunidad científica. A diferencia de Fleck considera que el progreso científico se asocia a las ‘revoluciones científicas’ más que al cambio de significados que se producen dentro de una comunidad científica como desarrollos lógicos de las investigaciones.

  • 184 Definidos como “realizaciones científicas universalmente reconocidas que, durante cierto tiempo, p (...)

21En relación a esto, Kuhn distinguió dos tipos de ciencia: la ‘normal’ y la ‘extraordinaria’ (o crítica). La primera hace referencia a la “investigación basada firmemente en una o más realizaciones científicas pasadas, realizaciones que alguna comunidad científica particular reconoce, durante cierto tiempo, como fundamento para su práctica posterior” (KUHN, 2004, p. 32), mientras que la segunda ciencia hace referencia a aquella cuyos científicos perciben una serie de fenómenos que no se asimilan a los paradigmas existentes184, evidenciando un desfase entre la realidad y el marco teórico (que explicaba esta realidad) y que no se puede resolver dentro del modelo existente lo que Kuhn llamó anomalía. Una anomalía se presentará si llega a contravenir los fundamentos mismos del paradigma, marcando el inicio de una crisis en la evolución de una ciencia. No obstante, también existe un riesgo en esta forma de abordar el estudio de la realidad: una vez que estos paradigmas se encuentran completamente institucionalizados, sus supuestos fundamentales ya no son cuestionados, sus puntos débiles ya no son reconocidos y sus anomalías se pasan por alto (KATZENSTEIN, 2008).

22Kuhn utilizó el concepto de inconmensurabilidad que tomó de la geometría y que significa ‘sin medida común’ ante la imposibilidad de comparación de dos teorías cuando no hay un lenguaje teórico común que permita evaluarlos o compararlos entre sí, si dos teorías son inconmensurables entonces no hay manera de compararlas y decir cuál es mejor y correcta.

23Otra forma de explicar la realidad a la que los internacionalistas recurren es la que propone Popper quien coincide con Khun respecto de que el progreso científico exceptúa la acumulación inductiva (u observación simple) como base justificadora del conocimiento y critica el modelo acumulativo del conocimiento científico. Popper presenta un modelo teórico que considera el progreso científico en relación al “repetido derrocamiento de teorías científicas y su reemplazo por otras mejores o más satisfactorias” (POPPER, 1994, p. 264) a través de un método alternativo al inductivismo: una interpretación deductivista denominada falsación. Con esto, Popper afirma que la teoría es válida mientras no se demuestre lo contrario (con ejemplos o argumentos) es decir, si no es posible refutarla dicha teoría queda corroborada. Frente a ello ofrece una solución tentativa a través de la formulación de teorías, hipótesis, conjeturas, luego las diversas teorías competitivas son comparadas y discutidas críticamente con miras a detectar sus deficiencias, por tanto, la ciencia es un conocimiento conjetural e hipotético.

  • 185 Para el economista Mark Blaug, “Lakatos es menos duro con la ciencia que Popper, pero mucho más du (...)
  • 186 Para Kuhn la historia de la ciencia se caracteriza por períodos largos en los que se evidencia un (...)
  • 187 Es la historia primaria para conocer y explicar la evolución de una ciencia. Dicho de otro modo, e (...)
  • 188 Es la que aporta el conocimiento de sucesos significativos, es decir entiende la identificación de (...)

24Lakatos, quien fuera discípulo de Popper, presentó su metodología de los ‘programas científicos de investigación’ (PIC) como una versión mejorada del falsacionismo de su maestro y del paradigma de Kuhn.185 Para ello retuvo una idea importante de Popper: que el progreso podría ocurrir a través de un proceso de aprender de los errores, mientras que de Kuhn aceptó la imagen de la ciencia caracterizada por saltos discontinuos186 pero rechazó la afirmación de que tales momentos discontinuos fueran inconmensurables, por lo que no había manera de evaluar racionalmente cómo la ciencia se desarrollaba en un momento (MOURE, 2011). De esta forma, Lakatos buscó realizar una reconstrucción de la historia de la ciencia que maximizara el papel de la racionalidad con el objetivo de constituirse en una herramienta para la evaluación científica y racional de los sistemas conceptuales y para la reconstrucción histórica del cambio y desarrollo de dichos sistemas. De aquí surgió la idea de los PIC como unidad de análisis epistemológico: un conjunto de reglas metodológicas que definen los senderos a seguir y los problemas por evitar para la elaboración de nuevas teorías (ALLAN, 2001). Se trata de unidades interpretativas que permiten comparar los diversos grupos de teorías y comprender el progreso científico a través de la diferenciación entre la historia interna187 y la historia externa188 de cada programa por lo que los cambios de teoría se dan dentro de un mismo PIC (LAKATOS, 1987).

  • 189 Laudan conserva de la metodología de Lakatos el carácter evolutivo e histórico de las tradiciones (...)

25El filósofo norteamericano, Larry Laudan propone una alternativa al empirismo de Popper y del revolucionismo de Kuhn, sosteniendo que la ciencia es un proceso evolutivo que va acumulando evidencias al tiempo que va resolviendo anomalías conceptuales189. Laudan a diferencia de Kuhn concibe que pueden convivir distintas tradiciones de investigación en el dominio científico. Respecto de Lakatos avanza un paso más en la crítica del empirismo al sustituir la noción de hecho por la de problema ya que para él no todos los hechos son relevantes para las ciencias, más bien son los problemas los que importan ya que evidencian las anomalías y pueden configurar el paso a otro paradigma (GHOLSON & BARKER, 1985): reconociendo y resolviendo problemas se logra el progreso científico (LAUDAN, 1986).

26Para Laudan, los problemas pueden ser de naturaleza empírica o conceptual. Lo primero hacen referencia a las preguntas sobre el objeto de estudio, preguntas que surgen ante la falta de explicación teórica sobre ciertos fenómenos o por la urgencia de dar respuestas desde una tradición de investigación distinta a la acostumbrada. Estos problemas empíricos son de tres tipos: problemas no resueltos por ninguna teoría, problemas resueltos por la teoría y problemas anómalos que han sido resueltos por distintas tradiciones (incluso opuestas).

27Afirma que la simple acumulación de evidencias o confirmaciones empíricas no son por sí mismas un mecanismo de avance científico, sino que lo será la transformación de problemas empíricos no resueltos y anómalos, en problemas resueltos y cuyos conceptos teóricos planteen de manera correcta los supuestos teóricos que la respaldan:

[...] nuestro principio de progreso nos indica que es preferible la teoría que más se acerca a resolver el mayor número de problema empíricos importantes, en tanto que genera el menor número de anomalías considerables, lo mismo que problemas conceptuales (LAUDAN, 1986, p. 283).

28Laudan desarrolla su modelo de cambio científico en el que las ‘tradiciones de investigación’ son su núcleo fundamental. Al igual que Kuhn y Lakatos, está convencido que las teorías científicas son insuficientes para entender las dinámicas de cambio, por lo que se debe agrupar en supuestos que conforman tradiciones de investigación y que juegan un papel análogo a los paradigmas o a los programas de investigación:

...una tradición de investigación es un conjunto de supuestos generales acerca de las entidades y procesos de un ámbito de estudio, y acerca de los métodos apropiados que deben ser utilizados para investigar los problemas y construir las teorías de ese dominio. (LAUDAN, 1986, p. 116).

29Según Laudan, los supuestos generales de una disciplina científica no son comprobables, pero pueden ser utilizados por distintas teorías por lo que el conjunto de principios que conforman una tradición permiten resolver los problemas concernientes a cualquier ámbito de estudio, utilizando distintas propuestas, pero con el acuerdo que todas tratan, de un modo u otro, solventar determinados problemas (LAUDAN, 1996).

30Laudan sugiere que las diferentes tradiciones de investigación no sólo coexisten, sino que con frecuencia reaccionan entre sí. También observa que las tradiciones de investigación no son mutuamente excluyentes a la hora de interpretar la realidad ya que muchas veces convergen en hallazgos e implicaciones, sobre todo cuando los fundamentos de dichas tradiciones son ampliamente conocidos como inconmensurables. De esta forma, Ludan ofrece una visión de las ciencias sociales donde el desarrollo de las investigaciones no necesita ser secuenciadas por paradigmas kuhnianos, donde existen posibilidades de superposición de supuestos y convergencia en las tradiciones de investigación.

31Siguiendo esta propuesta, la presente investigación considera como central para entender la política exterior de seguridad japonesa el concepto de ‘tradiciones de investigación’ (TI). Esto, porque otorga un marco analítico de mayor flexibilidad que los modelos tradicionales, considerando distintas teorías (contemporáneas y sus antecesoras) con objetivo de dar respuesta al problema planteado: entender las dinámicas de cambio (científico) y en especial por qué esta noción es la fuente que inspirará el desarrollo del eclecticismo analítico.

Tradiciones teóricas y su aplicación en la política exterior de seguridad japonesa

  • 190 La investigación positivista cree en la existencia de una única realidad que está regido por leyes (...)
  • 191 La investigación postpositivistas hace un rescate del sujeto y de su centralidad en un marco de va (...)
  • 192 Este debate se inició en los setentas como respuesta a los cambios en el escenario internacional q (...)

32El desarrollo de la teoría de relaciones internacionales se describe como resultado de debates en torno a las distintas premisas, cuestiones ontológicas, epistemológicas y metodológicas (SALOMON, 2002). Durante este proceso la noción de paradigma ha sido uno de los conceptos más utilizados en los debates, especialmente el denominado tercer debate (o debate interparadigmático) donde se evidenció de mejor forma la discusión entre explicar y entender la realidad, entre positivismo190 y positivismo191 (o entre racionalismo y reflectivismo).192

33En el marco del estudio de las relaciones internacionales el factor crucial para los investigadores es conocer los intereses, principios y objetivos de la política exterior de los Estados, pero también observar sus acciones y comportamiento respecto a otros actores (estatales y no estatales) y el contexto en que se desarrollan estas interacciones. De acuerdo al lente que observa esta realidad ajustarán sus argumentos para explicar la política exterior de los Estados de acuerdo a las posiciones derivadas de las escuelas realistas, liberales o constructivista.

34En el caso japonés el debate de las relaciones internacionales de principios del siglo veinte no se realizó como respuesta al sistema internacional post guerra, ni en los mismos términos epistemológicos de la escuela norteamericana o inglesa. Más bien se trató de un proceso que se desarrolló a fines del siglo diecinueve como parte de la construcción de los intelectuales de gobierno respecto del rol de Japón en un nuevo orden asiático frente a la amenaza de los países de occidente.

35Desde la perspectiva de la producción positivista, la teoría de relaciones internacionales desarrollada por los japoneses fue de rango medio, ya que hizo referencia a categorías metodológicas que pudieron explicar parcialmente una gama de fenómenos que daban cuenta de la historia causal sin llegar a proponer alcance mayor (KOJIMA, 2000) (INOGUCHI, 2007). Un ejemplo de esto fue algunas propuestas de teoría protoconstructivista desarrollada por los filósofos de la Escuela de Kioto. La idea de la sociedad internacional como práctica social con énfasis en el papel de las reglas, procedimientos y prácticas del Estado y la formulación de una comunidad de naciones asiáticas críticas a la noción de soberanía, ideas que más tarde se utilizarían para la propuesta del gobierno de una ‘Gran Esfera de Coprosperidad del Este Asiático’. En la medida que Japón buscó convertirse en una hegemonía regional fue desarrollando teorías que explicaron el nuevo orden mundial, sin embargo su derrota, la purga a sus intelectuales y la influencia occidental, especialmente norteamericana, detuvo del desarrollo teórico japonés tal como se estaba dando hasta la segunda Guerra Mundial.

36Tras el fin de la guerra el debate intelectual nipón entró en un proceso de introspección, un tiempo que permitió interpretar los hechos y las ideas que lo llevaron a la derrota. Como revisaremos más adelante, por un período breve hubo silencio hasta que uno de sus intelectuales, Yoshikazu Sakamoto realizó una relectura del período militar expansionista que de alguna forma excusó de responsabilidades a los intelectuales del período, lo que derivó en un resurgimiento de las ideas y un nuevo debate en torno al presente y futuro de la isla.

  • 193 Al igual que en los capítulos anteriores, el segundo período se considera hasta septiembre de 2001 (...)

37A continuación se analizará el desarrollo de las distintas teorías durante tres períodos históricos: 1951 a 1989,1990 a 2001 y de 2001 a 2015193 a través de la óptica (cómo conocer) de las tres escuelas predominantes de las relaciones internacionales con el objetivo de identificar los problemas y respuestas de cada una de estas al fenómeno de estudio para luego conocer la visión y propuesta del eclecticismo analítico.

El desarrollo investigativo del idealismo y liberalismo

38El idealismo surge como una visión del mundo coherente con la ilustración, del progreso evolutivo de la sociedad y del espíritu del idealismo liberal. Una primera teoría del idealismo en el ámbito internacional fue enunciada por Immanuel Kant en su libro Sobre la Paz Perpetua (1795) en el que esforzó un proyecto jurídico que construía un orden que favorecía la paz y donde la guerra era ilegal.

39Esta corriente de pensamiento se configuró a partir de las ideas del contrato social, del progreso material como sinónimo de bienestar, así como también de la utopía socialista. En términos ontológicos los teóricos consideraron que la naturaleza humana es esencialmente altruista por lo que la colaboración es posible, mientras que el conflicto y la guerra son el resultado de arreglos estructurales que no proviene de la naturaleza misma de los humanos, por lo que la sociedad internacional debería reconocer la guerra como un problema internacional y eliminar las ideas que promuevan la guerra (como la existencia de un sistema anárquico de balance de poder) en favor de aquellas que favorezcan la paz.

40El debate de estas ideas se retomó tras el fin de la primera Guerra Mundial para entender y explicar la realidad, lo que implicó una revolución paradigmática en el estudio de la política mundial ya que varias corrientes de investigación competían por atención (como marxismo y el nacional socialismo), siendo la perspectiva conocida como idealismo político la que comenzó a dominar los estudios de las relaciones internacionales.

  • 194 Como fue el caso de los catorce puntos de Woodrow Wilson en 1918.

41Su expresión política fue la promoción de la paz liberal, el derecho de autodeterminación,194 el libre comercio, el desarme, la solución pacífica de las controversias y el establecimiento de una organización internacional de seguridad en forma de la Sociedad de las Naciones (1919-1946). Por ello, la política exterior de los Estados no debía ser explicada únicamente en términos exclusivos de equilibrio de poder (como luego lo harán los realistas), sino también a través de las relaciones de confianza, la promoción de instituciones políticas, la cooperación en el sistema internacional y el fomento de la democracia. De esta forma, el orden no surge del equilibrio de poder, sino de la estabilidad que otorgan las instituciones, los regímenes internacionales, las leyes y normas, todas ellas garantías de cooperación y freno de la anarquía.

42Esto entra en crisis rápidamente luego del fracaso de la Sociedad de Naciones y el inicio de la segunda Guerra Mundial, dando paso al debate de los llamados realistas los que mantuvieron el monopolio de la discusión hasta la década de los sesenta cuando las ideas del liberalismo sobre la búsqueda del poder material y la cooperación, parecían explicar de mejor forma las relaciones de los Estados durante las crisis económicas.

  • 195 Se trata de un optimismo antropológico por el progreso espiritual y el perfeccionamiento personal, (...)
  • 196 Entendida como la liberación individual de todas las formas de identidad colectiva: la religión, l (...)

43Como continuadores del idealismo, los liberales consideraron los mismo fundamentos ontológicos, agregándole el valor del progreso,195 la razón, la libertad,196 la justicia, la economía y la propiedad privada por lo que su propuesta se relacionó con el interés y beneficio de los Estados en base a esos valores, siendo la democracia la expresión política mayor.

44En términos epistemológicos, los intelectuales del idealismo y liberalismo consideran dos aspectos para alcanzar el conocimiento: a través de los sentidos, la interpretación y el conocimiento dentro del marco de la experiencia. En términos metodológicos se trató de una propuesta positivista que afirma que existe una realidad objetiva que se puede describir, explicar e incluso predecir, a través del método científico.

45Los supuestos fundamentales del liberalismo son al menos tres: 1) los agentes de la política internacional son individuos y grupos privados racionales que intercambian y se organizan para promover sus intereses, por lo que adopta una visión de botton up y definen las ideas y los intereses a partir del intercambio político y la acción colectiva; 2) los Estados representan algún subconjunto de la sociedad nacional cuyos intereses son representados por funcionarios estatales racionales a través de la política mundial; 3) la configuración de las preferencias de Estado determina su comportamiento (MORAVCSIK, 2001).

46De esta forma cada Estado busca lograr sus preferencias distintivas bajo las restricciones impuestas por las preferencias de otros Estados, es decir la teoría liberal es tan sistémica como el realismo, pero la principal diferencia es que es la distribución de preferencias y no de capacidades las que determinan el comportamiento de los Estados y los resultados en el sistema internacional.

  • 197 El neoliberalismo institucional o neoliberalismo fue una propuesta de Joseph Grieco (1988) para di (...)

47Las ideas que sirvieron de base para el desarrollo de la corriente neoliberal197 surgen en los ochentas al observar los efectos de la institucionalización (acuerdos) de la política mundial en el comportamiento de los Estados, enfatizando las ganancias absolutas de la cooperación internacional y sus efectos positivos sobre la anarquía (KEOHANE, 1984).

  • 198 Las instituciones ayudan a los Estados a superar las fallas del mercado, creando las bases para un (...)

48Los neoliberales propusieron otras formas de conocimiento, formas de organización y participación social alternativas que condujeran a nuevos tipos de relaciones entre Estados que avanzaran en la idea del bien común, el respeto por el medio ambiente y el establecimiento de una nueva ética global del encuentro. Consideran que las relaciones entre los países podrían ser justas y armónicas, lo que será posible en la medida que las normas se cumplan y las instituciones funcionen.198 Sus agentes son las empresas transnacionales y organizaciones no gubernamentales (y las relaciones de estos nuevos actores) que se desarrollan en el marco de nuevos patrones de interacción (dependencia mutua y convergencia).

49En síntesis, las bases de idealismo (y sus derivados) fueron ideas que se desarrollaron de manera similar en las escuelas norteamericanas y europeas. En la intelectualidad japonesas estas propuestas ontológicas fueron adoptadas, pero su apuesta epistemológica difirió sustancialmente de la idea original y que da cuenta de fenómenos distintos, el expansionismo y el pacifismo.

El desarrollo investigativo del idealismo y del liberalismo en la política exterior de seguridad japonesa

  • 199 Junto a otros intelectuales orgánicos como Arinori Mori, Mamichi Tsuda, Amane Nishi, entre varios (...)
  • 200 Fukuzawa viajó a Estados Unidos en 1860 para ser parte de la primera embajada japonesa en ese país (...)

50Yukichi Fukuzawa (1835-1901) fue uno de intelectuales del Período Edo (1603-1868) más destacados. Fundador de la Universidad de Keiō,199 viajó a varios países para conocer las ideas que se estaban debatiendo y recopiló textos de autores liberales.200 Fukuzawa leyó estos textos de forma literal y reprodujo algunas ideas vagas que más tarde sirvieron de base para un nacionalismo militante extremo:

Los textos liberales occidentales daban por sentado ciertos aspectos del orden social occidental que no estaban ni enunciados ni explicados en sus textos pero que de hecho eran necesarios para su correcto funcionamiento (orden legal, moral, religioso, etc.) Fukuzawa luego leyó sus fuentes literalmente (…) las historias de liberación y dominación están inextricablemente mezcladas. Su ejemplo plantea la posibilidad de que no puedan separarse (CELARENT, 2014, p. 1220).

  • 201 Una serie de tratados que una parte de los países de Asia firmó con sus pares de occidente cuyos t (...)
  • 202 Gran parte de su preocupación por la llegada de extranjeros a Japón provenía desde su niñez. Su ed (...)
  • 203 La independencia individual permite no depender de la fuerza de otro. Fukuzawa buscó inculcar un s (...)
  • 204 El llamado de Fukuzawa no fue para una copia de las ideas de Occidente, sino más bien la adopción (...)

51La posibilidad que Japón fuera invadido, repetir la experiencia de China tras las Guerras del Opio (1839-1842 y 1856-1860) y la firma de los Tratados Desiguales,201 propició la idea de construir una nación robusta libre de la expansión extranjera.202 En la década de 1870 se difundieron ideas de Fukuzawa que priorizaron el fortalecimiento del Estado para resistir al imperialismo occidental y fomentaban implícitamente las ambiciones imperiales de Japón. Para ello se centró en los valores de igualdad e independencia,203 con esto último buscó romper con la estructura de obediencia del confucianismo que no permitía la participación cívica ciudadana, que generaba sumisión individual que se estaba convirtiendo en servilismo nacional: mientras Occidente progresaba, Japón se mantenía en una visión confuciana que lo mantenía inmerso en el feudalismo (FLANAGAN, 2017).204

  • 205 El tratado Shimonoseki puso fin a la primera guerra sino-japonesa (1894-1895) en favor del Japón y (...)
  • 206 Japón declaró la guerra a Rusia el 10 de febrero de 1904, dos días después de atacar por sorpresa (...)

52Para Tokutomi Soho (1863-1957) el giro hacia el nacionalismo sobre los fundamentos del liberalismo de Fukuzawa se inició a fines del siglo diecinueve luego de la victoria militar sobre China (1895)205 y Rusia (1905):206 “La victoria en el campo de batalla parecía demostrar la validez de la doctrina liberal. El liberalismo funcionó: el liberalismo ganó guerras” (HANNEMAN, 1995, p. 59).

  • 207 El presidente francés, Georges Clemenceau, en un comentario a su ministro de Relaciones Exteriores (...)

53Años más tarde, y en línea con los valores del liberalismo tipo norteamericano, el primer ministro Hara Takashi (1918-1921) propició la participación de Japón en la Conferencia de Paz de París (1919) donde buscó un rol activo en la discusión respecto a la cláusula de igualdad racial. Buscaba introducir una disposición de no discriminación basada en el principio de igualdad de todos los países y el trato justo de las nacionales, especialmente referido al dominio colonial y discriminación de los ‘no blancos’ a la que los japoneses fueron expuestos en la misma Conferencia.207

  • 208 El interés general en los asuntos internacionales en Japón creció como consecuencia de la primera (...)
  • 209 El retiro de Japón de la Sociedad de Naciones se desarrolló tras la sesión de febrero de 1933 en l (...)
  • 210 Antes de su retiro, la Sociedad de Naciones inspiró a muchos japoneses (funcionarios, diplomáticos (...)

54En 1920 se unió a la Sociedad de Naciones, siendo uno de los cuarenta y dos miembros fundadores y uno de los cuatro miembros permanentes del Consejo de la Sociedad de las Naciones.208 Participó de manera activa en los asuntos políticos, humanitarios y judiciales hasta que se anunció su retiro en 1933209 aunque conservó su afiliación con los órganos subsidiarios de la organización hasta 1938.210

55Luego vino la derrota y el silencio de los intelectuales japoneses. El debate se resignificó y la influencia de las ideas de las escuelas norteamericanas y europeas se difundieron en las universidades lo que generó un debate que respondía a los mismos principios del idealismo, pero cuyo desarrollo teórico dio cuenta de la nueva condición política japonesa.

56Yoshikazu Sakamoto (1927-2014) fue uno de los intelectuales de posguerra protagonista del primer gran debate idealismo/ realismo japonés. Su discusión se realizó en torno a la revisión del Tratado de Seguridad con Estados Unidos durante la década de 1960 que para Sakamoto ponía en peligro la seguridad japonesa, la que podría verse arrastrada (entrapment) hacia una guerra liderada por Estados Unidos y en la cual Japón debería participar como su aliado en la región (CHA, 2000).

  • 211 Aunque estuvo impuesta por el gobierno norteamericano.

57El establecimiento de la Constitución en 1947 y la renuncia a la guerra fue la primera muestra de Japón en pro del pacifismo,211 mientras que la Doctrina Yoshida fue la apuesta política por el crecimiento económico y por mejorar sus relaciones con los países asiáticos.

  • 212 Impulsado por Estados Unidos, como reparación de guerra a los países asiáticos, permitió a Japón r (...)
  • 213 LA ODA tiene cuatro formas diferentes: donaciones bilaterales, préstamos bilaterales, asistencia t (...)

58En esta misma línea, Japón se incorporó rápidamente al sistema internacional por lo que en 1954 se hizo parte del Plan Colombo212 y a través de la ODA213 inició un proceso de asistencia económica al mundo en desarrollo por toda la región Asiática que más tarde extendió a África y América Latina.

  • 214 Algunos ejemplos de este multilateralismo fueron: el Grupo de los Ocho (1975) y a la APEC (1989), (...)

59En los ochentas, el sistema internacional se inclinó hacia la cooperación multilateral como proceso alternativo a los conflictos de guerra fría en un contexto complejo donde los acuerdos instituciones redujeron la incertidumbre y ofrecieron mayores ganancias por lo que el multilateralismo, al igual que las instituciones y el respecto a las normas, fueron parte de las acciones de la política exterior japonesa.214

60La economía política internacional japonesa también fue influenciada por los estudios sobre la paz setenta y ochenta. Takehiko Kamo (1979) usó las mismas preguntas que se hacían desde la seguridad y los aplicó a los procesos de integración y cooperación económica. Consideró que el dominio de los Estados en el sistema internacional es una fórmula para la guerra por lo que buscó conocer los efectos de los actores no estatales y la integración para evitar esta amenaza. Esta preocupación lo acompañó durante el período de guerra fría pero también después del quiebre de la lógica Este/Oeste:

La erosión de la hegemonía estadounidense no se debe necesariamente a la ‘sobre extensión estratégica’ o ‘sobre estiramiento imperial’ (…) ¿Por qué la erosión de Pax-Americana es tan importante en la década de 1990? Precisamente porque está estrechamente relacionado con la necesidad de reconstruir un ‘nuevo orden mundial’ en el sistema internacional (…) Sin embargo, la Administración Bush nunca indicó claramente qué debería ser el ‘nuevo orden mundial’ o qué elementos de cooperación y coordinación deberían utilizarse entre los países avanzados, especialmente la Comunidad Europea, Estados Unidos y Japón (KAMO, 2008).

61Una contribución al ‘nuevo orden’, se realizó enviando las SDF a operaciones de paz en Camboya, dando sentido al texto del preámbulo de la Constitución del 47 que dialoga con los valores del idealismo y que en su preámbulo señala:

Nosotros, el pueblo japonés, deseamos una paz duradera y, profundamente conscientes de los altos ideales que controlan las relaciones humanas, hemos resuelto preservar nuestra seguridad y existencia, confiados en la justicia y la buena fe de los pueblos amantes de la paz. Deseamos ocupar un lugar digno en sociedad internacional que lucha por la preservación de la paz y por la abolición definitiva en el mundo de la tiranía y la esclavitud, de la opresión y la intolerancia. Reconocemos que todos los pueblos de la tierra tienen el derecho de vivir en paz, libres del miedo y las necesidades. Creemos que ninguna nación es responsable sólo ante sí misma, sino que las leyes de la moral política son universales y que la obediencia a esas leyes incumbe a todas las naciones que sustentan su propia soberanía y justifican sus relaciones soberanas con otras naciones (Constitución japonesa, 1947).

62En el inicio del siglo veintiuno la política exterior de seguridad mantuvo la participación en operaciones de paz en Timor Oriental, Haití y en Sudán del Sur donde envió personal de ingeniería de las SDF, así como personal para la reconstrucción de Irak y apoyo logístico a Afganistán y Somalia.

  • 215 A través del Visegrad Group plus Japan (Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría + Japón), G (...)
  • 216 Shinzo Abe había anunciado la utilización de este concepto en la Asamblea General de la ONU en sep (...)

63El primer ministro Shinzo Abe (2012-) ha hecho hincapié en la diplomacia de los valores de libertad, democracia, derechos humanos fundamentales, estado de derecho y economía de mercado (Japan Times, 2016), favoreciendo la incorporación de Japón con otras naciones del continente eurasiático,215 adoptando la idea el concepto de ‘contribución proactiva a la paz’ como el principio básico de la estrategia de seguridad nacional de Japón.216

  • 217 Que impulsó la aprobación de una ley especial que permitió a las SDF interactuar en el exterior en (...)
  • 218 Aprobó además la Act on Special Measures Concerning the Guarding of Japanese Ships in Pirate-Infes (...)

64Para Akio Miyajima, la idea de una contribución proactiva a la paz es parte de una política que responde a las tensiones de la Guerra del Golfo, la amenaza nuclear norcoreana, los ataques del 11-S217 y como respuesta a la amenaza al transporte marítimo en la costa de Somalia donde Japón entregó asistencia financiera, técnica y acciones de patrullaje (MIYAJIMA, 2014).218

  • 219 Si bien este autor aportó al debate respecto al liberalismo pragmático japonés, su producción post (...)

65Tras cada uno de estos hitos hubo intensos debates políticos y ciudadanos respecto al rol que debía adoptar Japón, lo que significó una fricción entre quienes defendían el pacifismo y aquellos que abogaron por un cambio en el Artículo 9 de la Constitución. Frente a lo cual los gobiernos japoneses han priorizado la colaboración con la comunidad internacional para crear un escenario de paz y estabilidad, sostenida por reglas que cumplan con los valores de su Constitución y del liberalismo, contribuyendo a un escenario internacional más cooperativo, a través de instituciones fuertes y de una diplomacia activa. A esto denominó Berger (2007), como un “Estado adaptativo”, es decir un Estado que prosigue un liberalismo pragmático, lo cual observó en la política exterior de seguridad la que se ha caracterizado por modificaciones lentas que responden a adaptaciones que derivan en cambios progresivos.219

66En síntesis, las ideas del liberalismo (y sus derivados) se evidencian a fines del siglo diecinueve, siendo el debate que se produce postguerra fría el que muestra mayor similitud con el desarrollado en Estados Unido y Europa. Para sus autores, la mayor evidencia de los valores del idealismo son el pacifismo japonés, la continuidad del Artículo 9, la participación de las SDF en operaciones de paz y el respeto a las instituciones. No obstante, para otros autores la política exterior de seguridad ha realizado giros más profundos que los que declaran los liberales y han estado empujando cambios sustanciales que podría llevar a Japón a hacerse cargo de su seguridad de manera autónoma.

El desarrollo investigativo del realismo

67Las ideas del realismo marcaron una generación de intelectuales que estudiaron los fenómenos a partir de la emergencia y establecimiento de dos potencias mundiales que polarizaron, ideologizaron y condicionaron las relaciones entre los Estados.

68Los realistas sostienen que existe una realidad objetiva que los sujetos pueden describir, explicar e incluso predecir a través del método científico. Su objeto de estudio es la seguridad nacional y los medios para alcanzarla lo que deriva en temas de estudio como: la amenaza nuclear, el dilema de seguridad, escaladas de crisis, la destrucción mutua asegurada y el control de armas, situaciones que enfrentó a los distintos Estados.

  • 220 El antagonismo político de Tucídides que muestra el crecimiento del poder ateniense, la concepción (...)
  • 221 Hans Morgenthau suele ser considerado como el fundador del realismo clásico. En su libro, Politics (...)

69La tradición realista de investigación construyó una forma de ver el mundo que condicionó el desarrollo de sus teorías constitutivas220 que derivaron en una propuesta que surgió en el período de guerra fría y donde el Estado es el actor principal de las relaciones internacionales que busca su interés nacional y que se identifica con la seguridad del Estado.221 Los realistas hablan en términos de poder (asociado a la fuerza militar), no de valores (ni de principios morales que son difíciles de aplicar dada su formulación abstracta), siendo la diplomacia la herramienta que complementa el uso de la fuerza (DOUGHERTY & PFALTZGRAFF, 1997).

  • 222 E.H. Carr, George F. Kennan, Reinhold Niebuhr, Raymond Aron y Martin Wight, por nombrar algunos.

70Su expresión política se evidencia en la política exterior y la capacidad de los Jefes de Estados para influir en las decisiones de otros actores para mantener, incrementar y demostrar su poder. Estas ideas y supuestos de realismos dominaron gran parte del debate intelectual,222 hasta los setentas (1970) cuando comenzaron a ser desafiados por la creciente dependencia económica, la crisis del petróleo, la crisis de Bretton Woods y la emergencia de nuevos actores no estatales.

71En este período los intelectuales se enfocaron en estas anomalías lo que llevó al desarrollo de una nueva escuela. Kenneth Waltz (1979) marcó el inicio del neorrealismo (o realismo estructural), tomando los mismos supuestos ideológicos del realismo, pero se enfocó en la estructura del sistema, por lo que los adscritos a esta línea de investigación observaron cómo las variaciones afectan las unidades que interactúan y los resultados que producen. La hipótesis es que la estructura internacional surge de la interacción de los Estados y luego los obliga a tomar ciertas acciones hacia otros, pero además parten de la premisa de que la cooperación internacional es compleja y dependerá de las capacidades de los Estado por lo que las ganancias nunca serán absolutas, sino relativas.

72Una de las posiciones que defiende más enérgicamente es que solo es posible comprender el sistema internacional a través de teorías sistémicas, por lo que la alternativa de observar el comportamiento de cada las unidades dentro del sistema es reduccionista.

  • 223 Siguiendo los postulados individualistas y racionalistas en desmedro de lo colectivo y lo históric (...)

73Su expresión política se evidenció de la tendencia utilitaria223 de la política exterior para formar o ser parte de un acuerdo de seguridad que lo beneficie, siempre basándose en el Estado como actor principal. Las capacidades que importan son las económicas, el tamaño de la población, la fuerza militar, la estabilidad política y las opciones racionales, mientras que las ganancias están representadas por el dilema del prisionero que evade la cooperación, salvo en excepciones específicas.

74En síntesis, el realismo dominó por un largo período la forma de explicar la realidad de postguerra fría, no obstante los distintos sucesos de la década de los setentas provocaron una crisis (en términos kuhnianos) que se prolongó durante los ochentas, en la que la propuesta del estatocentrismo (de realistas, liberales y constructivistas) no logró ser sustituida por otro paradigma, no obstante la disciplina se vio abocada a una crisis que parecía irresoluble y a un estancamiento de su progreso científico de acuerdo al esquema de Kuhn.

El desarrollo investigativo del realismo en la política exterior de seguridad japonesa

  • 224 Esto se deduce de la convención japonesa antigua, contando el primer año de la guerra de 1931 como (...)

75Desafiando ideas del liberalismo occidental, Japón invadió Manchuria en 1931, participó de la segunda guerra sino-japonesa en 1937 y atacó Pearl Harbor en 1941. Durante este período, que algunos investigadores denominaron los ‘quince años de guerra’,224 el gobierno y las fuerzas armadas japonesas construyeron una forma de entender el rol de Japón en la región y en el mundo que justificaron sus acciones y que precipitaron el fin del Imperio japonés (NISHIMURA & KURODA, 2009).

76En el resto del mundo el fin de la primera Guerra Mundial y el preámbulo de la segunda, generó críticas de parte de algunos intelectuales respecto de una sociedad basada en los valores del ‘idealismo’ (aunque no utilizando este concepto). En este contexto, se comenzaron a difundir las propuestas de intelectuales norteamericanos e ingleses precursores del realismo (NIEBUHR, 1932) (CARR, 1946) (WIGHT, 1946) (MORGENTHAU, 1948) que criticaron las ideas que sustentaron el Sistema de Versalles ya que no explicaron la carrera armamentística entre Gran Bretaña y del Imperio Alemán, ni el estallido de la segunda Guerra Mundial.

77La fuente del pensamiento de los intelectuales provino del conflicto entre la existencia de un orden universal contemporáneo y la emergencia de un nuevo orden regional emergente. Hasta el primer tercio de siglo veinte, el gobierno japonés había apoyado el orden universal propuesto por la Liga de las Naciones, no obstante el Incidente de Manchuria de 1931 y la retirada de Japón de la Liga en 1933, contribuyó a crear la idea de una ‘Esfera de Co-Prosperidad del Gran Asia Oriental’ que respaldaba un nuevo orden regional de Asia Oriental y que presentó a la comunidad asiática en un discurso realizado en 1940 (KAMINO, 2008).

  • 225 Como fue el caso de Kanokogi Kazunobu (1884-1949) e Hirano Yoshitarō (1897-1980) que estuvieron fu (...)

78Inmediatamente después de la rendición de Japón, el rol de los académicos e intelectuales fue ampliamente cuestionado por la responsabilidad que sus ideas tuvieron en la construcción del Estado militarizado y expansionista,225 lo que culminó con un país derrotado y parte de su territorio. Esto produjo un breve período de introspección intelectual, luego de la purga realizada en 1947 por la Supreme Commander of the Allied Powers (SCAP), a los intelectuales que contribuyeron a las instituciones de guerra y la formulación de políticas.

  • 226 Junto con las ideas liberales de Yoshikazu Sakamoto (1927-2014)
  • 227 Esto lo definió como “sistema del Emperador” que hizo referencia al rol de la cultura y la polític (...)

79Masao Maruyama (1914-1996) fue uno de los intelectuales que abrió el debate de posguerra226 e identificó la causa del fracaso japonés en la naturaleza particular de su ultranacionalismo que fue posible en el marco de una estructura de opresión desde la autoridad central (Emperador).227

80La tesis de la maquinación políticas desde arriba exculpó la responsabilidad de los intelectuales disociándolos del pasado reciente japonés, lo que permitió el resurgimiento del debate (KOSEKI, 2014). En este nuevo contexto, los valores del nacionalismo y la glorificación del imperialismo japonés en la historia nacional se convirtieron en objeto de escrutinio público por lo que los esfuerzos se centraron en alejarse del pasado belicoso, reparar el daño de la invasión japonesa en la región, abordar el sentimiento antijaponés y discutir las ideas del pacifismo que fue el valor que abrazó la mayor parte de la agenda intelectual.

  • 228 Anticipándose cuatro años a la proclamación de los tres principios no nucleares del Japón de 1967.

81Otro intelectual influyente de postguerra fue Masataka Kōsaka (1934-1996). Sus ideas fueron cruciales para el debate sobre la política de seguridad japonesa en los años sesenta y setenta, donde su postura estuvo a favor del logro de la paz, pero a través del mantenimiento del Tratado de Seguridad entre Estados Unidos y Japón. Su investigación buscó cerrar la brecha entre idealistas y realistas, aceptando el objetivo de paz que buscan los idealistas, pero solicitándole a estos (los idealistas) que también aceptaran el valor del equilibrio del poder, proponiendo una teoría realista de la paz. En la base del pensamiento de Kōsaka estaba la mantención de la paz y la seguridad de Japón a partir de una serie de pasos para reducir el riesgo de guerra: el establecimiento de relaciones diplomáticas con China, un pacto de no agresión con la península de Corea y la renuncia a la adquisición armas nucleares.228 También abogó por el retiro gradual de las tropas estadounidenses para si evitar los riesgos de verse atrapado en una guerra (CHA, 2000) (KŌSAKA, 2012).

  • 229 Lo que fue ampliamente rechazado por Yoshida quien se negó a que su política fuera relacionada con (...)

82Kōsaka fue uno de los primero intelectuales que estudió las políticas que el Shigeru Yoshida y su neomercantilismo japonés:229

La participación de Japón en la posguerra con Occidente (…) ha sido principalmente económica en lugar de militar, un énfasis elegido por el primer ministro Yoshida Shigeru en el momento de las negociaciones de Japón con Estados Unidos para el Tratado de Paz de San Francisco de 1951. Yoshida creía que las cuestiones económicas son más importantes que las militares y por esta razón rechazó la sugerencia de Estados Unidos de que Japón se rearme y encabece la estrategia militar estadounidense en el Lejano Oriente. La política exterior de Japón ha sido simplemente una especie de neomercantilismo (…) La elección de Yoshida ha resultado ser la más adecuada para Japón (PYLE, 1984, p. 38).

83Nagai Yōnosuke (1924-2008), al igual que Kōsaka compartía la idea de un Japón comparativamente poco armado, concentrado en construir y usar su poder económico. A él se le atribuye el concepto de ‘superpotencia económica no nuclear, ligeramente armada’ (SOEYA, 2005). En la década de 1960, la influencia política de Yōnosuke era evidente, fue uno de los cuatro académicos encargados por el primer ministro Eisaku Satō para realizar un estudio secreto sobre si se debería desarrollar armas nucleares. Los cuatro concluyeron que no era recomendable (KAMIYA, 2007) (MIDFORD, 2012).

  • 230 Este artículo fue publicado en japonés el año 1966

84Utiliza la lógica realista del equilibrio para argumentar la estrategia japonesa: minimizar los adversarios potenciales y maximiza los aliados para disuadir posibles ataques, pero a la vez maximizar la libertad de elección del país. propuso mejorar las relaciones con la entonces Unión Soviética e incluso formar un eje norte con Washington y Moscú para ayudar a aislar a China en el corto plazo. Acusó a los idealistas de sufrir una ilusión de omnipotencia en la que todos los problemas o disputas internacionales pueden resolverse mediante la acción unilateral de su país, haciendo una alusión crítica a los burócratas del MOFA por actuar excesivamente cautos, lo que atribuyó a una acumulación de indolencia producto de la ociosidad y la falta de estrategia (YōNOSUKE, 2012).230

85Otro enfrentamiento con la realidad fue el estallido de la Guerra de Corea y la presión política que permitió la creación la Policía Nacional de Reserva y la Fuerza Costera de Seguridad en 1950, que luego derivaron en las SDF en 1954, así como el Programa Nacional de Defensa (1976) para mejorar la calidad de las fuerzas armadas. Otro aspecto destacado ha sido la utilización política de la ODA, considerada una de las mayores herramientas para la promoción de su interés nacional y una forma de comprar poder donde la coerción no es permitida por la Constitución (ARASE, 1995).

  • 231 Los responsables de la política exterior japonesa han utilizado medios bilaterales y multilaterale (...)

86Desde los noventa, Japón ha practicado una política exterior cada vez más asertiva, nacionalista e independiente que se dominó como realismo reacio (reluctant realism). Es decir, a medida que conserva gran parte de su marco de seguridad de guerra fría, la diplomacia japonesa se volvió más independiente de Estados Unidos, más estratégica con sus vecinos asiáticos y más energética con las instituciones internacionales y regionales.231 Esto ha estimulado una visión estratégica emergente, una forma de realismo que observa a Japón como un Estado cada vez más independiente en el escenario global, que reacciona a los cambios en el entorno internacional, a la falta de seguridad propia y aspiraciones de hacer notar una identidad nacional que se mueve más allá del legado de la segunda Guerra Mundial y que evalúa la política exterior japonesa en sus propios términos, sin que esto signifique una aspiración hegemónica (GREEN, 2003).

  • 232 Concepto que surgió en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, O (...)
  • 233 Joint Declaration on Security Cooperation (JDSC) en el 2004.
  • 234 Joint Declaration on Security Cooperation between India and Japan (20089)
  • 235 Entre Estados Unidos, Japón, Australia, Corea del sur e India (2007)

87Por ello ha llevado a cabo una serie de políticas tendientes a desarrollar su diplomacia multilateral como una política de equilibrio de poder que, según los especialistas del neorrealismo, servía para contrarrestar el estatus de superpotencia emergente de China y las posibilidades de cambio del rol de Estados Unidos en Asia. Para ello se incorporó a las discusiones estratégicas de seguridad colectiva,232 a Operaciones de Paz, firmó un acuerdo de seguridad con Australia233 e India234 y fomentó el Diálogo Cuadrilateral de Seguridad.235

  • 236 No obstante, durante el 2016 fue elegido por undécima vez como miembro no permanente del Consejo d (...)

88Pese a todas estas acciones, Japón no ha logrado ser miembro del Consejo de Seguridad de la ONU lo que ha sido frenado principalmente por el Senado norteamericano, que acordó (en 1994) que no apoyaría su candidatura para un puesto permanente en el Consejo si no era capaz de cumplir con todas las responsabilidades de los miembros (DRIFTE R., 2000).236

89Frente a esta falta de apoyo de su principal aliado y la crisis de burbuja, Japón inició una labor diplomática ante la posibilidad de perder su liderazgo político y económico regional, para ello consideró acciones diplomáticas tendientes a instalar su imagen nacional en aquellos países donde fue más activo y donde ya había permeado en algún grado su cultura (DRIFTE R., 1998).

90Si bien esta forma de influencia cultural no había sido planificada, los líderes políticos y económicos consideraron que esto se habría transformado en un medio ya que había creado un ambiente propicio en el extranjero para sus actividades económicas (1996), lo que más tarde coincidió con la campaña Cool Japan presentada en el Bluebook de 2004, donde el gobierno hizo alusión explícita al softpower como herramienta para influir en el mundo (DRIFTE R., 1998). De esta forma la característica de la política exterior ha sido la búsqueda de ganancias absolutas por sobre las ganancias relativas, con la certeza que cuenta con el apoyo de Estados Unidos para el resguardo de seguridad (COONEY, 2006).

91Tras el 2001 hay un incremento en la toma de decisiones japonesas relativas a los temas de seguridad, lo fue interpretado como el inicio de una remilitarización que se manifestó en el mantenimiento de una postura defensiva que erosionó el control civil sobre el Ejército, influyó en el presupuesto de defensa, en el fortalecimiento del complejo militar-industrial y en la aprobación de las NDPG del 2004,2010 y 2014 (HUGHES C., 2009).

  • 237 También se utiliza el concepto beiatsu que se relaciona con las situaciones en las que Japón es pr (...)

92Una investigación realizada por Lluc López i Vidal (2011) concluyó que la política exterior de seguridad japonesa ha cambiado en relación a seis factores, tres internos y tres externos. En el primero, están la restructuración doméstica, la burocracia y el liderazgo político. En el segundo, están el choque externo (referido a los sucesos luego de la Guerra del Golfo), la gaiatsu237 (referida a la presión extranjera sobre Japón) y el factor China como amenaza a su hegemonía y seguridad.

93Estos factores fueron considerados en la toma de decisiones por los distintos gobiernos japoneses los que, de acuerdo a su entorno normativo, generaron tres cambios en la política exterior de seguridad: a) En su programa, es decir en los medios para abordar un problema o lograr los objetivos internacionales; b) en sus objetivos de política exterior relacionados con la emergencia de China; c) en la orientación internacional para insertarse en el sistema internacional. Finalmente, concluye que Japón ha adoptado una estrategia hedging ante el ascenso de China, lo que ha incluido elementos de pragmatismo económico, compromiso vinculante, rechazo del predominio y equilibrio indirecto.

94En síntesis, la revisión del debate realista y su influencia en la política exterior de seguridad japonesa propone que política ha sido abordada como resultado de las presiones del sistema internacional. Estas reacciones han sido lentas pero progresivas y han configurado un patrón de comportamiento considerado pragmático ya que ha buscado asegurar la alianza con Washington, pero también fortalecer su relación con otros países de Asia a través de acuerdo multilaterales, utilizar la ODA y, especialmente, su diplomacia cultural para el cambio de percepciones. Esto último ha sido clave en la discusión para otro grupo de intelectuales, quienes consideran que la política exterior de seguridad se relaciona de forma directa con la identidad nacional de Japón.

El desarrollo investigativo del constructivismo

  • 238 Constituida a partir de modelo cognitivos, normas constitutivas (formales e informales que definen (...)
  • 239 Los ejercicios militares norteamericanos en Asia tienen un significado distinto para Japón y para (...)

95Esta tradición surge en la década de 1980 como cuestionamiento al modelo racional positivistas y a los supuestos implícitos en las relaciones internacionales que distingue entre hechos y percepciones, para lo cual tomaron como base una ontología post-positivista (que estudiaba lo inmaterial y social) con énfasis en las ideas, la identidad, las percepciones y los intereses para la construcción de la realidad. Utilizan el método positivista, donde la práctica social es el medio para tal conocimiento. Su objetivo es explicar cómo las percepciones de la realidad modelan el sistema internacional. De esta forma, las relaciones internacionales son estudiadas en el marco de un fenómeno social que depende de acuerdo entre los Estados lo que se desarrollará en el marco de relaciones formales (a partir de un conjunto de normas) e informales (a través de acuerdos sociales) entre los distintos actores del espacio internacional. Estas interacciones facilitan o impiden la emergencia de dinámicas de formación identitaria colectiva, la percepción de uno mismo y la que tienen los otros. Es por ello que los constructivistas asumen que los actores tienen al menos dos identidades: una en función de la autopercepción238 y otra en función de quién les defina.239 Es esta identidad la que determina los intereses de los actores, generan instituciones (normas) y dinámicas (formas de relación) para la interacción con los otros.

  • 240 Algunos antecesores considerados constructivistas fueron Karl Deutsch (1957); Ernst Haas (1958); B (...)

96El desarrollo de esta teoría (o metateoría) ha sido atribuida a Nicholas Onuf (1989) y Alexander Wendt (1992) quienes generaron un punto de inflexión con el modelo ontológico y epistemológico positivista que las investigaciones de realismo y del liberalismo presuponían.240 Onuf observó las reglas y normas que en una sociedad con una guía de comportamiento y una señal que los sujetos o agentes deben interpretada. Respecto de la anarquía internacional, Wendt afirmó que la anarquía es lo que los Estados hacen de ella ya que la anarquía (en tanto estructura), afecta y es afectada por los actores del sistema (agentes). En términos ontológicos, los constructivistas sostienen que lo que determina el objeto de la investigación no puede ser observado de forma independiente del contexto social y del discurso que lo define, por lo que cada contexto le otorga un significado particular y contingente (MONTEIRO & KEVEN, 2009). Postulan una epistemología subjetiva en la relación sujeto-objeto, ya que el investigador no se separa de su objeto de estudio, por lo que los hallazgos de una investigación pueden ser consideradas parte de una creación del proceso de investigación. Por ello, asumen una metodología interpretativa, que involucra el análisis y la crítica en la construcción del conocimiento sobre la realidad, de la estructura social, donde no se busca dar explicación de los fenómenos, sino más bien la comprensión de estos.

97Dentro de esas estructuras se evidencian asimetrías y un uso diferenciado de las reglas, los agentes disponen de ellas para imponerse a otros y obtener ventajas, lo que depende de los recursos de cada cual, pues el control de las reglas habilita también un control sobre el contenido de las mismas, lo que se traduce en conseguir que otros agentes, con menos posibilidades, las cumplan. Uno de los elementos más afectados por esta interacción social es la seguridad que se encuentra determinada por factores históricos, políticos, culturales y sociales, en un contexto competitivo y friccionado que se relaciona, principalmente por la competencia de objetivos e intereses. En síntesis, el constructivismo evidenció fuentes fenomenológicas kantianas que le otorgaron un papel determinante en el acto de conocer: es el sujeto el que ayuda a construir la realidad a través del pensamiento, el tiempo y el espacio. De acuerdo con esta propuesta, la forma de entender la relación entre saber y realidad establece que los agentes no son el “descubridor” de una realidad que existe fuera de ellos, sino que son quienes construyen esa misma realidad imponiéndole sus propias leyes. En lo político, el constructivismo se expresa en el estudio de la política exterior en la contextualización histórica de los hechos, el estudio de la figura del líder, a partir de las características de un país, las percepciones y observación de la estructura interna como variable explicativa. En resumen, el constructivismo entiende la política a partir de dos niveles de análisis, lo interno y lo externo, donde lo primero determina el segundo y viceversa.

El desarrollo investigativo del constructivismo en la política exterior japonesa

  • 241 Citado por CRESPIN, M. (2013). Experiencia, Autoconciencia y Voluntad. La conceptualización de la (...)
  • 242 Takabatake Motoyuki (traductor del El Capital de Marx al japonés), la noción de minzoku (nación), (...)

98Kitaro Nishida (1870-1945) es uno de los filósofos japoneses más importantes de principios del siglo veinte. Participó en la Escuela de Kioto y afirmó que los sujetos conocen el mundo en cuanto individuos que están en el lugar que cada uno construye, por lo que el conocimiento concreto se basa en la intuición y la reflexión (NISHIDA, 1973) (ZABALA, 2010).241 En la fuente de estas ideas estaba la intención de introducir una nueva forma de comprensión de la historia del mundo, enfatizando en los aspectos culturales:242

La contribución de Nishida se puede encontrar en la introducción de la cultura y la nación (Minzoku) en el contexto de los asuntos mundiales. Mientras escribía su teoría de la historia mundial, utilizó deliberadamente la frase Kokka Minzoku (Estado-Nación) en lugar de Minzoku Kokka (Estado étnico) al referirse al tema de la construcción mundial. Al revés del orden de las palabras, Nishida representa su compromiso político en la producción de una contra-narrativa al régimen imperialista dominante. Sin embargo, su intento de influir en la política exterior de Japón y cambiar su curso hacia relaciones más cooperativas con otros países asiáticos fue, de ninguna manera, exitoso (SHIMIZU, 2009, pp. 157-158).

99Nishida creía que la superioridad de Japón estaba en su cultura y no es su fuerza militar, y su trabajó se centró en la autodefinición de los japoneses como no europeos. Estaba convencido que Japón llegaría a ser el centro de la unión entre la filosofía Occidental y la Oriental lo que le permitiría a la humanidad alcanzar un estadio superior de progreso. De ahí que sus aportes fueran parte de la idea de un nuevo orden mundial, que luego se transformó en el proyecto de la Esfera de Coprosperidad de la Gran Asia Oriental, capaz de representar un bloque hegemónico que abarcaba desde el Pacífico hasta el Océano Índico.

  • 243 A Nishida se le designó como el padre filosofía japonesa. Esto porque hasta fines del siglo diecin (...)

100Los escritos de Nishida no fueron bien recibidos en la comunidad de relaciones internacionales japonesa debido a su vocabulario confuso y su participación en el régimen imperial (SHIMIZU, 2009), lo que para el novelista japonés Mishima Yukio (1925-1980) fue consecuencia de la degradación espiritual de Japón tras la psicosis intelectual de la rendición japonesa (SCOTT, 2000).243

101No obstante, y tal como Nishida lo anticipó, el desarrollo histórico japonés condujo inevitablemente a los investigadores a la cuestión de la subjetividad y observar los procesos de formación de estructuras, identidades, normas e intereses, lo que determinó su relación con los otros. En la actualidad, existe un resurgimiento del valor de las ideas de Nishida:

(…) la filosofía de Nishida proporciona la base ontológica para una teoría normativa de Relaciones Internacionales con “características japonesas”; uno que podría arraigar el sentido de lugar y propósito de Japón en el mundo. Dado que la política de identidad sigue siendo el sitio más importante para la teorización y la acción sociopolítica de los japoneses (ONG, 2004, p. 39).

102Respecto a la identidad y la identificación colectiva japonesa, Graham G. Ong señaló:

(…) la identidad también es un tema crucial (…) al tratar de promover una comprensión del Estado japonés en su relación con lo internacional como una consecuencia de la adquisición de identidad, la perspectiva teórica es necesariamente constructivista (…) el intelectualismo público, ya sea realizado por académicos, escritores o políticos, sirvió como la aguja de costura para el bordado de Japón. El intelectualismo público define el conocimiento compartido al que se refiere Alexander Wendt en su proposición constructivista de que “los recursos materiales solo adquieren significado para la acción humana a través de la estructura del conocimiento compartido en el que están incrustados” (…) el enfoque japonés teórico es una reflexión profunda sobre su identidad incrustada en la conciencia histórica que poseen una orientación constructivista innata (Ibíd., p. 40).

103Según Takashi Inoguchi (1944-), los estudios teóricos sobre Japón de la primera mitad del siglo veinte, han sido abordados como las teorías positivistas estadounidenses, no obstante, si se mide la producción intelectual japonesa con este estándar la japonesa no puede considerarse como una teoría positivista. Esto porque a diferencia de Estados Unidos el desarrollo intelectual no se dio en el marco de un cuerpo de pensadores libres que debatiera los temas políticos e internacionales de forma abierta, sino más bien correspondió a un grupo de intelectuales formados y entrenados selectivamente por el Estado de acuerdo a las necesidades específicas del imperio japonés.

104Estudió el debate de tres intelectuales japoneses que escribieron en el marco de guerra y de la represión: Kitaro Nishida (filosofía), Shigejiro Tabata (derecho internacional) y Yoshitaro Hirano (economía) con el objetivo de indagar la existencia de propuestas japonesas para las relaciones internacionales japonesas, concluyendo que las investigaciones de estos intelectuales fueron una forma de cuasi-constructivismo, ya que estudiaron impulsos y pasiones mucho antes que lo hiciera la escuela norteamericana o inglesa.

  • 244 La explicación para los neorrealistas es que la internalización ocurre cuando un Estado se ve limi (...)

105La característica de este constructivismo japonés fue la existencia del mundo como resultado de las interacciones entre agentes, entre normas sociales o discursos sociales. Para Wendt los Estados siguen normas que son de su interés y las internalizan en sus identidades (las normas).244 La identidad de seguridad japonesa de principios del siglo veinte, se formó en base a patrones de una sociedad militarista, como nación insular libre de presencia extranjera (aunque también amenazada por esta). La victoria sobre China en 1895 y sobre el Imperio Ruso en 1905, fueron claves en la construcción de su superioridad militar hasta la derrota de la segunda guerra. A partir de ese hecho se construyó una nueva identidad de seguridad contemporánea japonesa, la que se basó en tres principios básicos, “Japón no poseerá fuerzas armadas tradicionales; Japón no usará la fuerza, excepto en defensa propia; y no habrá ninguna participación japonesa en guerras extranjeras” (OROS, 2015, p. 140). Pero ¿qué es la identidad de seguridad?

Una identidad de seguridad es un conjunto de principios celebrados colectivamente que tienen un amplio apoyo político con respecto al papel apropiado de la acción estatal en el ámbito de la seguridad las que se institucionalizan en el proceso de formulación de políticas (...) proporcionando un marco general reconocido tanto por los principales tomadores de decisiones y los principales actores sociales bajo los cuales un Estado da forma a sus prácticas de seguridad (OROS, 2008, p. 9)

106Esta identidad de seguridad es un concepto ampliamente utilizado y debatido por los expertos en Asia cuya fuente principal fuente ha sido la élite política japonesa, misma que ha reconocido que el enfoque de seguridad basado en el pacifismo ya no es apropiado. Los cambios en el contexto internacional exigen un rol más activo lo que requiere un mayor énfasis en el papel de los militares en la política de seguridad (OROS, 2008)(LEE, 2010)(SINGH, 2013)(KIM, 2015)(SAKAI H., 2016).

  • 245 La idea de cultura estratégica y estrategias de seguridad nacional se remontan a los años cuarenta (...)
  • 246 Para Oros la cultura estratégica japonesa ha tenido tres modernizaciones culturales: La primera, s (...)

107Esta identidad de seguridad tiene como base la cultura estratégica.245 La primera permite que la identidad interactúe y forme factores materiales, la segunda es un concepto normativo no material, diferente a la identidad de seguridad (OROS, 2014). Para Envall (2015) la cultura estratégica hace referencia a un conjunto de valores, preferencias, percepciones y prácticas que dan forma a la formulación de políticas estratégicas del país que para Pyle (2014) ha sido moldeada principalmente por las fuerzas internacionales.246

  • 247 El Cabinet Legislation Bureau (CLB) es la oficina encargada de revisar las leyes y ordenanzas patr (...)
  • 248 No obstante, en un nivel más general los partidos políticos y la opinión pública japonesa también (...)

108Los encargados de resguardar esta cultura estratégica durante todos estos años han sido los políticos y burócratas del Ministry of Foreign Affairs of Japan (MOFA) y del Cabinet Legislation Bureau (CLB),247 basados en la identidad de seguridad hegemónica antimilitarista.248

  • 249 Pero al cambio de Yamamoto también fue parte de una estrategia ya que lo nombró Director del Banco (...)
  • 250 Komatsu fue un conocido defensor de la reinterpretación de la Constitución pacifista de Japón para (...)

109El segundo gobierno de Abe reemplazó en el 2013 al Director de CLB, Tsuneyuki Yamamoto249 por Ichiro Komatsu,250 el primer político nombrado en un cargo que hasta entonces le había correspondido a un burócrata de carrera. La idea tras este nombramiento fue que apoyara la revisión de la legalización del uso de las SDF, especialmente en lo referido a ejercicios militares conjuntos y las acciones para la protección del suelo nacional (BASU, 2016) (TSUJI, 2015). Esto no solo por el escenario desafiante, sino porque el pacifismo japonés ha llevado al país a hablar con una voz débil sobre la seguridad militar, centrándose en la diplomacia económica y el poder blando a pesar de ser uno de los Estados más poderosos de la región de Asia-Pacífico.

110En la actualidad, y desde la publicación de la NDPG en 2010 que introdujo el concepto de fuerza de defensa dinámica, y las del 2014 que introdujo la idea de situaciones grises, se ha debatido en torno un cambio en la cultura estratégica japonesa, no obstante Andrew Oros (2008) concluye que si bien el contexto internacional cambiante y la política interna llevará a Japón a un papel militar más activo en el corto plazo, la cultura estratégica continuará mostrando resistencia al uso o desarrollo de la potencia militar.

111A modo de síntesis, se puede plantear que el constructivismo tiene un arraigo histórico en Japón y que a diferencia de las ideas del liberalismo y realismo de la primera mitad del siglo veinte, los supuestos del constructivismo fueron muy similares a los desarrollados por sus homólogos norteamericanos e ingleses. De su desarrollo se puede establecer la existencia de dos discursos: pacifista y nacionalista, que emergen e incorporan perspectivas de otros grupos subordinados, construyendo una identidad cuyas características se relacionan más directamente con la idea de un mosaico discursivo lo que es un desafío para las estudiosas y los estudiosos de las disciplinas.

El desarrollo investigativo del eclecticismo analítico

112El eclecticismo analítico es un modelo alternativo de investigación que se relaciona con las distintas tradiciones establecidas en una disciplina o campo determinado. Este tipo de análisis no hace referencia a un paradigma o teoría en particular, sino a una postura del investigador que busca incorporar principios lógicos y conceptos de las distintas teorías con el objetivo de explorar si los supuestos que operan son idóneos para una mayor comprensión del fenómeno de estudio.

  • 251 Profesor de la Soka University of America en Estados Unidos
  • 252 Profesor de la Cornell University en Estados Unidos
  • 253 Profesor de la Kyushu University en Japón
  • 254 Profesor de la University of Pennsylvania en Estados Unidos
  • 255 KATZENSTEIN, P., & OKAWARA, N. (1991). Japan's security policy: Political, economic and military d (...)
  • 256 No obstante, también se ha considerado que la importancia del enfoque ecléctico puede extraerse de (...)

113Como propuesta ha sido difundida principalmente en publicaciones realizadas por Daisuke Akimoto,251 Peter Katzenstein,252 Nobuo Okawara253 y Rudra Sil254 quienes, en conjunto y por separado,255 han propuesto relaciones causales para resolver problemas, incorporando elementos extraídos de las distintas teorías de relaciones internacionales:256

Los modos de análisis eclécticos trazan la relación dialéctica y evolutiva entre actores y estructuras, materiales e ideacionales, que son los contextos en los cuales estos actores forman y persiguen sus preferencias (…) asume la existencia de interacciones complejas entre la distribución de las capacidades materiales (generalmente enfatizadas en el realismo), las ganancias que persiguen los actores individuales y colectivos interesados (típicamente enfatizados por los liberales) y el papel de las ideas y normas, e identidades en la comprensión de los actores del mundo y de sus roles dentro de ellos (privilegiados por los constructivistas). Dicho de otra manera, el análisis ecléctico busca cortar y establecer conexiones entre procesos que normalmente se emiten en diferentes niveles de análisis y a menudo se limitan a dimensiones materiales o ideacionales de la realidad social (SIL & KATZENSTEIN, 2010, p. 37).

114Esta propuesta tiene como base los supuestos de Larry Laudan sobre las tradiciones de investigación que otorgan un marco analítico de mayor flexibilidad que los modelos tradicionales y que incluyen supuestos del realismo, el liberalismo, el marxismo, el neorrealismo, institucionalismo neoliberal, constructivismo, posmodernismo y feminismo, por nombrar algunos (REUS-SMIT & SNIDAL, 2008).

115En el caso de las investigaciones vinculadas a los tres paradigmas revisados en este capítulo, las propuestas se ajustan a suposiciones metateóricas específicas sin interactuar con otras teorías, sino que se adscriben a un tipo de modelo conceptual particular que explica la realidad. En esta búsqueda de mejor lente para observar las variables que afectan la política exterior japonesa, el eclecticismo analítico es una herramienta de investigación útil para analizar fenómenos políticos complejos:

El eclecticismo es una respuesta al dilema de tener que adaptar una filosofía cuando uno encuentra que todas las filosofías existentes tienen algunos defectos, pero al mismo tiempo algunos elementos dignos de adoptar. Esta es la situación en todas las ciencias sociales cuando nos encontramos confrontando los campos de la epistemología y la filosofía de la ciencia. Está perfectamente permitido seleccionar un cuadro y aplicarlo sistemáticamente, pero dado que no hay un solo marco sin defectos, no hay ninguna razón que lógicamente prohíba el uso de otros marcos también (SIL & KATZENSTEIN, 2010, p. 10).

116De esta forma la lógica del eclecticismo analítico no depende de la multiplicidad de métodos sino de la multiplicidad de conexiones de diferentes mecanismos y lógicas, renunciando “a las simplificaciones requeridas por los límites paradigmáticos, permitiendo una evaluación más exhaustiva de la relevancia práctica y la importancia relativa de los hallazgos generados dentro de múltiples paradigmas” (Ibíd., p. 11).

117En la base del eclecticismo se encuentra su compromiso con el pragmatismo en cuanto una teoría que considera el conocimiento, los conceptos y los valores como verdaderos si son útiles, enfatizando la función práctica del conocimiento como instrumento para adaptarse a la realidad y controlarla. Este pragmatismo considera las premisas del realismo para su formulación, es decir que los objetos conocidos siguen existiendo cuando no son conocidos por nadie y valora las consecuencias como forma de comprender los fenómenos al vincular la experiencia, el concepto (o fenómeno) y las consecuencias prácticas.

118El pragmatismo edifica su teoría de la verdad que no consiste en la conformidad del pensamiento con la realidad, ni en la coherencia interna del juicio, sino en la utilidad que el juicio reporte al sujeto, “Lo verdadero es sólo lo ventajoso en nuestro modo de pensar, de igual forma que lo justo en el camino de nuestro comportamiento” como una pauta rectora a la conducta (JAMES, 1909).

  • 257 Citado por HAUSMAN, C. Charles S. Peirce's Evolutionary Philosophy, Press Sindicate of the Univers (...)

Considérese qué efectos que pudieran tener concebiblemente repercusiones prácticas tiene el objeto de nuestra concepción. Solo entonces nuestra concepción de esos efectos será la totalidad de nuestra concepción del objeto (PEIRCE, 1878).257

119Contar con una lista de proposiciones que arrojen un número de consecuencias distintas respecto de un fenómeno permite alcanzar un grado más alto de claridad sobre un fenómeno. Así descrito, para el pragmatismo el significado de una concepción intelectual viene determinado por las consecuencias prácticas de ese concepto.

  • 258 El pragmatismo se fundó en Estados Unidos, siendo el filósofo Charles Sanders Peirce (1839-1914) u (...)
  • 259 Que nos lleva a la importancia de la Teoría del Utilitarismo de Jeremy Bentham, que establece que (...)

120Para Charles Peirce258 el mero análisis lógico no es suficiente para su comprensión. Niega el carácter objetivo de la verdad y afirma que el valor de una teoría científica se determina por la utilidad259 o ventaja que dicha teoría, más que por el grado en que ella refleja la realidad. En este sentido, la versión del pragmatismo de Peirce se realiza en el marco ontológico del realismo que vincula la realidad y el pensamiento humano.

121David Lake apoya el aporte del eclecticismo analítico y del pragmatismo, pero considera que esta forma de análisis podría convertirse en una torre intelectual de Babel ya que, dado que no se ha establecido ningún procedimiento para hacer esa selección, la elección se hace inevitablemente de forma pragmática, lo que refleja el tema particular abordado por cada investigador, lo cual implica privilegiar los resultados. Por ello, propone mejorar la comprensión a través de una comunicación entre las tradiciones teóricas, comparando suposiciones e interpretando hallazgos.

Al hacer hincapié en la diferencia entre los sujetos y la necesidad de adaptar cada método a su sujeto, el análisis ecléctico es un enfoque pragmático que proporciona una interpretación de cada caso desde una perspectiva general, en lugar de desarrollar una teoría que explica varios casos en su conjunto (LAKE, 2011, pp. 471-472).

  • 260 Una iniciativa solicitada al primer ministro Nobusuke Kishi por los profesores Yoichi Itagaki, Shi (...)

122En Japón una forma de abordar los estudios que incorporó distintos elementos se pueden comenzar a rastrear en las investigaciones desarrolladas en el Institute of Developing Economies (IDE), creado 1958.260 En sus primero años, los trabajos se centraron en los temas económicos que eran de interés del gobierno pero, ya entrados los años sesentas, las investigaciones se ampliaron hacia la ciencia política, la antropología, religión y derecho que se consideraron importante para determinar el curso de la economía en ese período (SUEHIRO, 1999) (HOSHIRO, 2001) (KARAMASHI, 2015). Lo mismo ocurrió con quienes trabajaron en el Center for Southeast Asian Studies (CSEAS) de la Universidad de Keio (creado en 1965), el Institute for Advanced Studies on Asia (IASA) de la University of Tokyo (creado en 1941) y el Research Institute for Languages and Cultures of Asia and Africa de la Tokyo University of Foreign Studies (creado en el 2010).

123La característica principal de los estudios realizado en estas instituciones fue la multidisciplinariedad y la originalidad con la cual se abordaron distintos fenómenos. Un ejemplo de esto fue el trabajo de Yoshikazu Takaya quien realizó una propuesta sobre el sistema mundial a partir de ‘unidades mundiales’ como regiones donde las personas compartían una cosmovisión común, identificando cuatro unidades en el sudeste asiático (1993). Años después amplió su estudio hacia las diferencias ecológicas de las unidades mundiales donde criticó la propuesta de Benedict Anderson sobre comunidades imaginadas e identificó diecinueve unidades mundiales en el mundo (TAKAYA, 1994).

  • 261 TAKESHI, N. (2010) [in Japanese] The rise of China and security in East Asia: From the perspective (...)

124En el caso de los estudios más contemporáneos, el eclecticismo ha sido utilizado para explicar las relaciones de seguridad entre los países del Este de Asia, así como las relaciones entre Japón y China en el marco del nuevo equilibrio regional.261

125Para Günther Hellmann (2011) este interés por el eclecticismo analítico y el pragmatismo en las relaciones internacionales en occidente se desarrolló a partir del colapso de la Unión Soviética y especialmente tras los atentados del 11-S. La urgencia por conocer las consecuencias de los cambios en el sistema internacional generó el desarrollo de discusiones teóricas que permitieron el redescubrimiento de tradiciones como el pragmatismo y con ello al eclecticismo.

126En síntesis, el eclecticismo analítico vincula el sentido común a la investigación empírica a través de la combinación de los supuestos de las tradiciones de investigación existentes de una manera pragmática lo que permita la formulación y exploración de conjuntos de problemas novedosos y complejos (SIL, 2009). Esto no debe confundirse con la síntesis teórica o la construcción de una teoría unificada, por el contrario, se enfoca en un problema dado y asume la existencia continua y el compromiso creciente entre las tradiciones de investigación competitivas. De esta forma la contribución del eclecticismo analítico al progreso intelectual no depende de ningún criterio específico de rigor, por el contrario, depende de ampliar el alcance de un problema determinado y fomentar esfuerzos creativos para reconocer, definir, conectar y resolver problemas sustantivos en la vida internacional que valore los efectos prácticos de las consecuencias.

El desarrollo investigativo del eclecticismo en la política exterior japonesa

127El eclecticismo analítico es un modelo de investigación que, a la fecha de cierre de este trabajo, no registra una producción tan extensa como el de las teorías tradicionales de las relaciones internacionales, mucho menos un debate. No obstante, la existente se ha desarrollado en torno a las relaciones de los países asiáticos y especialmente en la política exterior de seguridad japonesa lo cual resulta beneficioso para esta investigación. La forma de abordar un fenómeno es particularmente adecuada para capturar las complejidades del entorno de seguridad en el Este de Asia y en particular cómo esto afecta en la política exterior japonesa. Un ejemplo de esto ha sido el pacifismo japonés y la alianza de seguridad con Estados Unidos: las investigaciones parten del supuesto que el pacifismo japonés y su alianza con Estados Unidos se mantendrá por varios años. Esta mirada deja fuera la posibilidad que los japoneses olviden la experiencia traumática de las bombas nucleares y opten por un tipo de defensa autónoma y que China ocupe el lugar del hegemón en la región, desplazando el lugar de Estados Unidos (KATZENSTEIN & OKAWA, 2001).

128Para varios autores, la presencia de las fuerzas norteamericanas en Japón y Corea del Sur interfiere en la restauración del equilibrio de poder regional asiático, no obstante, el alto costo de estas misiones en el presupuesto norteamericano podría amenazar la continuidad de las fuerzas en ambos países (MOCHIZUKI, 1997) (GREEN & MOCHIZUKI, 1998) (CHALMERS, 2000) (YOSHIHARA & PERRY, 2003). No obstante, para Katzenstein (1991) (1993) (2001) (2008) no existe un ‘giro natural’ respecto a una restauración del equilibrio del poder regional pues la historia no es una serie de desviaciones hacia un supuesto ‘estado natural’, más bien es un proceso abierto en el que la acumulación de eventos y experiencias de un período altera el siguiente.

129Otro ejemplo respecto a los supuestos basados en el ‘giro natural’ de los acontecimientos es aquel que considera la identidad japonesa como una variable independiente para justificar la dirección de la política de seguridad nacional. Un ejemplo de esto, es la resistencia del gobierno japonés de participar de manera activa en la Guerra del Golfo y en la Guerra de Iraq, debido a la posibilidad de aumentar la percepción de amenaza japonesa lo cual generó la decisión de no participar y así reforzar la idea de una identidad más neutral, lo que no hizo más que evidenciar el pragmatismo político japonés (CATALINAC, 2007).

130Por su parte, Daisuke Akimoto (2013) hizo una revisión de los distintos hitos de la seguridad internacional que han presionado la política exterior japonesas y se preguntó cómo aborda una investigación sobre el tema considerando la complejidad de la identidad de seguridad de Japón y si las teorías de las relaciones internacionales. Para él, ninguna de las propuestas teóricas es suficiente para proporcionar una respuesta completa: el realismo y el neorrealismo proponen la ‘normalización’ de su capacidad militar y su alianza con Estados Unidos, pero no responden por qué el país no lo ha logrado todavía; el liberalismo y el constructivismo explican la influencia del pacifismo y de la cultura antimilitarista, pero no el proceso parcial de normalización militar y de la toma de decisiones tras la Security Bill, tampoco la vigencia de las relaciones de seguridad entre Japón y Estados Unidos. Akimoto concluye que el problema para el análisis teórico de la política de seguridad y la identidad de seguridad japonesa, radica en la falta de un enfoque ecléctico por lo que en su texto muestra respuestas alternativas a distintos problemas de la seguridad haciendo preguntas, conectando supuestos de los distintos paradigmas de estudio y valorando las consecuencias prácticas de cada acción observada.

  • 262 Un pacifismo más relacionado con el statu quo.
  • 263 Un pacifismo más relacionado con la proactividad, con la idea de proponer acciones para generar un (...)

131En otra investigación, Akimoto (2012) propone la existencia de dos tipos de pacifismo usando como fuente las propuestas de Johan Galtung (1989) para comprender el pacifismo considerando distintas posturas para un mismo fenómeno. El este sentido, Akimoto propone la existencia de un ‘pacifismo negativo’ que hace referencia a la ausencia de violencia directa, como la guerra y el conflicto262 y de un ‘pacifismo positivo’ que es la ausencia de violencia estructural (como la pobreza, la inequidad económica, la explotación económica, por nombrar algunas).263 El primero se basa en el Artículo 9 y en el pacifismo utópico que incluso niega el derecho a la autodefensa generando la inmovilidad del Estado, mientras que el segundo se basa en el preámbulo de la Constitución de 1947 que considera que la política de mantenimiento de la paz es una obligación indispensable como miembro de las Naciones Unidas, generando la proactividad de la política exterior japonesa para generar escenarios que contribuyan a este propósito. Akimoto concluye que la política exterior ha mostrado un cambio gradual desde el pacifismo negativo al pacifismo positivo como respuesta a las presiones internas y externas, lo que inevitablemente ha influido en la identidad de seguridad de Japón.

132Yoshihide Soeya (1998) ha desarrollado su investigación en torno a la identidad de seguridad japonesa y su influencia en su política exterior, concluyendo que la existencia de una identidad dual Japón basado en supuestos realistas y constructivistas son relevantes para explicar el pensamiento y el comportamiento de seguridad japonesas, lo que se derivaría de la brecha entre las limitaciones domésticas internas en materia de seguridad y el peso de su imagen como potencia internacional.

133Otro ejemplo es el estudio de las enmiendas constitucionales (Security Bill) aprobadas en septiembre de 2015 impulsadas por el gobierno de Abe. La respuesta de los expertos ha sido que Japón está abandonando los principios pacifistas que han sustentado su política de seguridad nacional (PAPENFUSS & KERR, 2016) (NASU, 2016) (MARK, 2016). Para Jennifer Lind (2016) estas reformas más bien responden a un ajuste de estrategia de seguridad de posguerra de Japón ya que desde la segunda Guerra Mundial, Japón ha confiado en la alianza con los Estados Unidos para su seguridad, desarrolló una mayor capacidad militar y aceptó más roles dentro de la alianza, lo que corresponde a adaptaciones al contexto internacional lo que no pone en riesgo el Tratado original.

134En otro estudio similar, Lind (2012) observó el ascenso chino concluyendo una cierta persistencia de los expertos a mostrar a Japón en dos posturas distintas: en una carrera armamentista o como un Estado que evitará el conflicto, a lo cual afirma que Japón no es pacifista pero tampoco agresivo: “No es un Godzilla económico, ni es un hogar para los ancianos. Es un poder medio normal” por lo que los estudios que consideran alguna de estas visiones no resuelven el problema de la política exterior de seguridad japonesa ante la pérdida de hegemonía regional.

135Surge acá la pregunta ¿Por qué la Dieta japonesa aprobó la enmienda (Segurity Bill) que permite la revisión de dos leyes relativas a la seguridad internacional? Una explicación realista considera que, en el escenario regional actual, Japón debe confiar en sus capacidades para garantizar su seguridad. Esta concepción, considera que la enmienda es una política comprensible ya que proporcionaría una posibilidad de ampliar las herramientas de seguridad que permita la protección contra amenazas externas.

136Una explicación neoliberal se centraría en la efectividad del régimen pacifista y sus resultados, así como el valor de los acuerdos de cooperación firmados con los países de la región que permitirían movilizar sanciones ante cualquier tipo de amenaza. No obstante, si las sanciones no detienen un conflicto mayor esta explicación y los supuestos detrás de la esta mostrarían su incapacidad de explicar el fenómeno.

137Una explicación constructivista buscaría establecer que estos cambios se deben a que Japón tiene la percepción que se encuentra bajo un ataque inminente o por la influencia de los revisionistas cercanos al poder, destacando la identidad y rol que el gobierno japonés desea mostrar al sistema internacional. Con estas explicaciones alternativas, se puede considerar al menos tres respuestas distintas a una misma pregunta:

  • Porque se encuentra amenazado por su entorno más cercano y cada Estado debe proveer su seguridad;
  • Porque la toma de decisiones está impulsada por facciones nacionalistas que tienen mayor influencia política en la Dieta, no obstante Japón apuesta por el fomento de la cooperación para la creación de un entorno seguro;
  • Porque la identidad de Japón se forma en relación a la percepción de amenaza y de su nuevo rol en el sistema, lo cual ha impulsado a los líderes considerar este cambio.
  • 264 Lo que importa es una cuestión que responde a una pregunta específica en un contexto particular.

138Todas estas respuestas, son parte de un pragmatismo264 que se complementa con el análisis ecléctico ya que sus precursores considerarán distintas preguntas y diferentes aspectos de este fenómeno a partir de los distintos paradigmas, sin dejar ninguno fuera de las explicaciones posibles. Visto así la respuesta general sería: los Estados deben tener a cargo su propia seguridad por lo que, particularmente las potencias como Japón deben ser reconocidas por su capacidad bélica, así como por los discursos constitutivos de su identidad que responde tanto a su autopercepción como a las percepciones de los otros Estados, lo cual no implica una modificación mayor en su Constitución pacifista, ya que Japón confía en los acuerdos internacionales y en el fomento de la cooperación para la creación de un entorno seguro. Akimoto (2013) afirma el que problema en la aplicación de las teorías de relaciones internacionales, para un análisis de la política exterior de seguridad de Japón, es que ninguno de ellos por sí solo es suficiente para proporcionar una perspectiva global y sistemática. El realismo y el neorrealismo proporcionan una explicación detallada de porqué Japón apoya la alianza con Estados Unidos y su normalización militar, pero no aclaran por qué no ha avanzado en el cambio constitucional y sus fuertes lazos económicos con China. En contraste el liberalismo, el neoliberalismo y el constructivismo si abordan las razones de porque no se ha impulsado el rearme japonés, argumentando que el peso de su identidad pacifista y la cultura de posguerra de tipo antimilitarismo han frenado esa posibilidad (BERGER, 1998) (KATZENSTEIN & OKAWARA, 1993) (KATZENSTEIN, 2008).

  • 265 La prueba de explicaciones alternativas hace referencia a identificar un problema político concret (...)
  • 266 La rendición de cuentas sintéticas tiene que ver con la construcción de un marco teórico que inclu (...)
  • 267 Las narrativas históricamente informadas, hace referencia a rescatar aquello que se encuentra en l (...)

139Para Katzenstein algunos escritos sobre seguridad japonesa pueden en el futuro ser capaz de tomar un giro más ecléctico. Desde fines de los noventas, algunos análisis de los asuntos de seguridad japoneses se han vuelto teóricamente más conscientes respecto al despliegue de explicaciones alternativas,265 relatos sintéticos266 o narraciones históricas.267 Estos estilos de análisis ayudan a los académicos mirar a Japón, China y el Este de Asia en un lugar similar al de Estados Unidos (en relación a poder económico), donde Japón ha toma el rol de cliente más de la de un Estado independiente y su dependencia militar (y la dependencia económica de China de los mercados internacionales) continúan manteniendo poroso el futuro rol japonés en la región: aunque el equilibrio de poder entre Japón y China está cambiando, esta constelación política mantiene al gobierno nipón aún anclado al imperio estadounidense. A modo conclusión, si bien el eclecticismo analítico no ha sido ampliamente desarrollado en el ámbito de las relaciones internacionales, constatamos que su potencialidad radica en la búsqueda de conexiones útiles entre los supuestos de las distintas teorías que permiten construir un conjunto de suposiciones pragmáticas que desafían los límites analíticos derivados de los supuestos de las distintas teorías. Con esta postura analítica, los investigadores pueden identificar cuestiones sustantivas del quehacer internacional a través de la observación empírica y de causalidad histórica con lo que puede lograr explicaciones alternativas a procesos que suelen clasificarse en las fronteras de las teorías revisadas en este libro.

140Desde su rendición y posterior desarrollo económico, Japón ha sido una anomalía entre los Estados ya que tenía la capacidad de convertirse en una superpotencia militar, pero mantuvo cierta distanciada de los conflictos bélicos. A diferencia de Suiza o Suecia, Japón no optó por convertirse en un Estado neutral en el sistema bipolar entre Estados Unidos y la Unión Soviética, sino que siguió una estrategia pragmática colocándose bajo el paraguas de seguridad norteamericano, lo que le permitió usar su diplomacia para influir en el sistema internacional y mantenerse alejado de los conflictos internacionales.

141Las particularidades y la complejidad de la política durante el 2001-2015 evidenció distintas propuestas para abordar el fenómeno las que, preferentemente corresponde a investigaciones vinculadas a las tres teorías más predominantes en las relaciones internacionales. Cada una de ellas asume una postura ontológica y epistemológica que describe los mecanismos y procesos en relación a sus premisas y explica los fenómenos en base a los límites de cada una de ella, sin interactuar con las otras teorías. Para los autores del idealismo la mayor evidencia del pacifismo japonés es la continuidad del Artículo 9 y la participación de las SDF en operaciones de paz, por lo que concluyen que la toma de decisiones del gobierno japonés se ha adaptado de acuerdo a las amenazas percibidas, pero sin involucrase de manera más directa en los conflictos, evitando el riesgo de quedar atrapado en conflicto mayor. Para los autores del realismo, la política exterior de seguridad japonesa ha estado marcada por la alianza con Estados Unidos y el impacto que produjo la Guerra del Golfo en la política exterior japonesa. A partir de este hecho, este fenómeno ha sido abordado como una política que reacciona a las presiones del sistema internacional. Estas reacciones han sido lentas pero progresivas y han configurado un patrón de comportamiento considerado pragmático, ya que ha privilegiado la alianza con Washington a la vez que ha fortalecido los acuerdos con otros países de Asia, ha utilización de la ODA y su diplomacia cultural para el logro de sus objetivos e intereses.

142En relación a los cambios, el debate se ha concentrado principalmente en las atribuciones de las SDF y su participación en las operaciones de paz, la que han calificado como instrumental ya que responde a muestras de lealtad hacia la alianza con Estados Unidos y al posicionamiento que estas incursiones le otorgan a su imagen internacional. Esta idea es clave en la discusión en otro grupo de intelectuales, quienes consideran que la política exterior de seguridad se relaciona de forma directa con su identidad nacional y con el conjunto de normas, que son los que afectan la toma de decisiones. A diferencia de los argumentos liberales y realistas, esto no responde a las presiones del sistema sino a las percepciones de los distintos gobiernos japoneses.

143En tal sentido el constructivismo tiene un arraigo histórico en Japón. Sus supuestos se consideran responsables del desarrollo de la construcción de la Esfera de Coprosperidad de la Gran Asia Oriental, así como del nacionalismo japonés. A diferencia de los supuestos desarrollados por autores nipones sobre el liberalismo y el realismo, en la primera mitad del siglo veinte los supuestos del constructivismo fueron muy similares a los de sus homólogos norteamericanos e ingleses. A través de este lente se puede establecer la existencia de dos discursos: pacifista y nacionalista, que emerge e incorpora perspectivas de otros grupos subordinados, construyendo una identidad cuyas características se relacionan más directamente con la idea de un mosaico de múltiples discursos, estableciendo un verdadero desafío para los teóricos de las relaciones internacionales. Esto porque a diferencia de las propuesta de liberales y realistas, los actores estatales no pueden ser considerados unidades que buscan maximizar sus intereses, siguiendo la lógica intereses preexistentes (económicos o militares), la propuesta constructivista ha estudiado el comportamiento japonés como una respuesta racional a los intereses y a las condiciones del entorno externo que se expresa luego de una discusión interna (política y social) en la que distintos grupos poder se disputan la hegemonía de un discurso de seguridad. Cada una de estas propuestas asume una postura ontológica y epistemológica de los fenómenos sin interactuar con otras teorías, incluso compitiendo con ellas. El eclecticismo analítico propone una lista de proposiciones condicionales que arrojan un número de consecuencias distintas lo que permite alcanzar el grado más alto de claridad respecto a los cambios en la política exterior de seguridad y que da sentido a la idea de Japón como un Estado pragmático, así como permite comprender la existencia de una política exterior declarada y otra practicada.

Notes

178 La encuesta, Teaching, Research, and International Policy (TRIP) de 2014 estudió el debate en torno a las Relaciones internacionales Globales en treinta y dos países, incluidas más de una docena de comunidades de Relaciones internacionales no occidentales, lo que permitió una evaluación empírica inicial de algunas preguntas clave planteadas por defensores y detractores (WEMHEUER-VOGELAAR, et. alt. 2016).

179 Para Platón al mundo inteligible no se puede acceder con el uso de los sentidos, sino que a través del alma (la razón), que es la auténtica realidad y que tiene consecuencias en el campo de la epistemología a través de la ética y la política. En el “mito de la caverna” la metáfora del mundo inteligible es el mundo exterior al que accede el prisionero cuando pierde las cadenas y sale de la caverna.

180 El dualismo que hemos descrito hasta ahora, y que encontramos en la ontología (teoría del saber), también se encuentra en el campo epistemológico (teoría del conocimiento), específicamente entre el conocimiento (propio del mundo inteligible) y la opinión (propio del mundo sensible).

181 Esto, porque luego de padecer los rigores de la crueldad nazista en el Campo de Concentración de Auschwitz, tomó conciencia de que las teorías científicas no son inocentes (MIRES, 1996).

182 Uno de los movimientos más importantes en el ámbito del conocimiento científico de la época

183 “Podemos definir el hecho científico como una relación conceptual conforme al estilo de pensamiento que es analizable desde el punto de vista de la historia y la psicología – ya sea individual o colectiva-, pero que nunca es reconstruible en todo su contenido desde estos puntos de vista” (Fleck, 1986).

184 Definidos como “realizaciones científicas universalmente reconocidas que, durante cierto tiempo, proporcionan modelos de problemas y soluciones a una comunidad científica” (KUHN, 2004).

185 Para el economista Mark Blaug, “Lakatos es menos duro con la ciencia que Popper, pero mucho más duro que Kuhn, y se siente siempre más inclinado a criticar la mala ciencia con la ayuda de una buena metodología que a evaluar las especulaciones metodológicas recurriendo a la práctica científica” (BLAUG, 1985, p. 54).

186 Para Kuhn la historia de la ciencia se caracteriza por períodos largos en los que se evidencia un status quo que, en ocasiones, se ven interrumpidos por saltos discontinuos de un paradigma vigente a otro, sin que medie un puente conceptual alguno de comunicación entre ellos.

187 Es la historia primaria para conocer y explicar la evolución de una ciencia. Dicho de otro modo, es la reconstrucción racional que explica el modo en que las primeras teorías han sido sustituidas por otras.

188 Es la que aporta el conocimiento de sucesos significativos, es decir entiende la identificación de las circunstancias sociales, políticas y económicas que han podido influir en el desarrollo de esa ciencia.

189 Laudan conserva de la metodología de Lakatos el carácter evolutivo e histórico de las tradiciones de investigación. Estas son propuestas en un ambiente intelectual determinado que se desarrollan, desgastan y desaparecen para ser sustituidos por nuevas tradiciones. Sin embargo, los cambios que la historia realiza en las tradiciones de investigación son percibidos de manera distinta que en los programas de investigación. Para Laudan el núcleo esencial es modificable a través del tiempo por la experiencia no necesariamente empírica, por lo que la tradición puede terminar sus días con características radicalmente diferentes a las que tenía cuándo se inició, circunstancia impensable desde la perspectiva de Lakatos (ITAM, 1985).

190 La investigación positivista cree en la existencia de una única realidad que está regido por leyes y que es independiente de quien lo estudia. Su ontología se encuentra en el realismo; su epistemología se basa en el objetivismo; y su metodología es experimental y la verifica formulando y comprobando hipótesis.

191 La investigación postpositivistas hace un rescate del sujeto y de su centralidad en un marco de valores, intereses, actitudes y creencias que constituyen una red de significados. Su objetivo es descubrir lo correcto acerca de la realidad y plantea que esta no puede ser aprehendida o interpretada de manera completa, por lo que recurre a la observación crítica de los fenómenos. Su ontología se encuentra en el realismo crítico, la realidad existe, pero solo para comprenderla parcialmente; su epistemología se basa en el objetivismo modificado, nunca se podrá conocer totalmente la realidad; y su metodología es experimental y se basa en el falsacionismo más que en la comprobación de la hipótesis.

192 Este debate se inició en los setentas como respuesta a los cambios en el escenario internacional que el realismo, ni el conductismo podían dar cuenta: la emergencia de nuevos actores internacionales no estatales, los problemas del subdesarrollo, la interdependencia económica (que se observó luego de la crisis del petróleo) y la crisis del sistema de Bretton Woods, por nombrar algunos. El llamado tercer debate marcó el término de la investigación positivista hegemónica de las relaciones internacionales, abriendo línea de investigación basadas en perspectivas más interpretativas y/o reflexivas.

193 Al igual que en los capítulos anteriores, el segundo período se considera hasta septiembre de 2001, mientras que el tercero desde octubre de 2001.

194 Como fue el caso de los catorce puntos de Woodrow Wilson en 1918.

195 Se trata de un optimismo antropológico por el progreso espiritual y el perfeccionamiento personal, cuya característica principal es que las personas pueden lograr su perfección, conciencia y racionalidad.

196 Entendida como la liberación individual de todas las formas de identidad colectiva: la religión, la identidad social, étnica y racial.

197 El neoliberalismo institucional o neoliberalismo fue una propuesta de Joseph Grieco (1988) para diferenciarlo del institucionalismo liberal clásico (Solomón, 2002).

198 Las instituciones ayudan a los Estados a superar las fallas del mercado, creando las bases para una cooperación fructífera, reduciendo los costos de transacción, aunque sin ignorar que las reglas de cualquier institución reflejarán las posiciones de poder relativas de sus miembros reales y potenciales que restringen el espacio de negociación factible y afectan los costos de transacción.

199 Junto a otros intelectuales orgánicos como Arinori Mori, Mamichi Tsuda, Amane Nishi, entre varios otros del campo científico y de mundo político.

200 Fukuzawa viajó a Estados Unidos en 1860 para ser parte de la primera embajada japonesa en ese país. En 1982 recorrió varios países europeos como traductor de la para las primeras embajadas japonesas en ese continente. En cada uno de sus destinos observó cada aspecto del comercio, la industria, la sociedad y políticas que podrían ser de utilidad para Japón, observaciones que luego publicara en 1867 con el nombre ‘Condiciones en el Oeste’ que fueron muy importantes en dicho período.

201 Una serie de tratados que una parte de los países de Asia firmó con sus pares de occidente cuyos términos fueron desventajosos para lo primero (YUKUCHI, 2009).

202 Gran parte de su preocupación por la llegada de extranjeros a Japón provenía desde su niñez. Su educación en una familia de samurai que le infundió un resentimiento feroz por los samurai de más alto estatus a quienes criticó, argumentando que su arrogancia no tenía relación con su ineficacia para hacer frente a la crisis nacional provocada por la llegada del Almirante Matthew Perry en la bahía de Tokio en 1853.

203 La independencia individual permite no depender de la fuerza de otro. Fukuzawa buscó inculcar un sentido de fortaleza personal en el pueblo de Japón y, a través de esa fuerza personal, construir una gran nación. Su entendimiento era que la sociedad occidental se había vuelto poderosa en base al fomento de la educación, el individualismo (independencia), la competencia y el intercambio de ideas (FUKUZAWA, 2013).

204 El llamado de Fukuzawa no fue para una copia de las ideas de Occidente, sino más bien la adopción pragmática de todas las cosas, independientemente de su origen pero que satisfacían las necesidades locales.

205 El tratado Shimonoseki puso fin a la primera guerra sino-japonesa (1894-1895) en favor del Japón y le significó el traspaso de la isla de Taiwán y el establecimiento de un protectorado japonés sobre la península de Corea en la que China perdió toda su influencia.

206 Japón declaró la guerra a Rusia el 10 de febrero de 1904, dos días después de atacar por sorpresa la base rusa de Port Arthur que finalizó el 5 de septiembre de 1905 con la firma del Tratado de Portsmouth.

207 El presidente francés, Georges Clemenceau, en un comentario a su ministro de Relaciones Exteriores durante una reunión, dijo: " Para pensar que hay mujeres rubias en el mundo; y nos mantenemos cerrados aquí con estos japoneses, que son tan feos (Japan Times, 1919) (IMAMOTO, 2006).

208 El interés general en los asuntos internacionales en Japón creció como consecuencia de la primera Guerra Mundial, poniendo énfasis en el papel del derecho y la política internacional lo cual coincidió con el debate de las ideas liberales las que, originalmente provenían de estudiosos del derecho internacional.

209 El retiro de Japón de la Sociedad de Naciones se desarrolló tras la sesión de febrero de 1933 en la que se conoció los resultados de la Lytton Commission, donde se acusaba a Japón de agresor luego que soldados japoneses dinamitaran un carro del tren en Manchuria, gestionado por una empresa japonesa, lo que permitió que el ejército imperial japonés ocupara el lugar, iniciando una crisis internacional. La Sociedad exigió la retirada militar nipona pero el Gobierno, debilitado por intentos de golpe de Estado militar, no se atrevió a ordenar su cumplimiento a pesar del perjuicio para su diplomacia nipona. Ante esto, el gobierno opta por retirarse de la Sociedad de Naciones.

210 Antes de su retiro, la Sociedad de Naciones inspiró a muchos japoneses (funcionarios, diplomáticos y ciudadanos, algunos antes mencionados) a creer que se podría lograr su aspiración nacional: llegar a ser una potencia regional sin confrontarse con otros Estados y ser parte de un mecanismo global para la solución pacífica de las controversias internacionales (SAKAI, 2005).

211 Aunque estuvo impuesta por el gobierno norteamericano.

212 Impulsado por Estados Unidos, como reparación de guerra a los países asiáticos, permitió a Japón reintegrarse a la comunidad internacional. El primer contrato del gobierno japonés se realizó en febrero 1958 en apoyo al Segundo Plan Quinquenal de la India. En agosto de ese mismo año, Japón ingresó al consorcio del Banco Mundial en la India (compuesto por Canadá, Japón, Reino Unido, Estados Unidos y Alemania Occidental) y se comprometió a otorgar US$ 10 millones. En 1960, se unió a un consorcio del Banco Mundial en Pakistán.

213 LA ODA tiene cuatro formas diferentes: donaciones bilaterales, préstamos bilaterales, asistencia técnica y ayuda multilateral.

214 Algunos ejemplos de este multilateralismo fueron: el Grupo de los Ocho (1975) y a la APEC (1989), la difusión del concepto de seguridad humana (1994), la OMC/FMI (1995), los Millennium Development Goals-MDGs (2001), firmo The Arc of Freedom and Prosperity: Japan's Expanding Diplomatic Horizons (2006), los Sustainable Development Goals (2015) e impulsó el TPP (2016).

215 A través del Visegrad Group plus Japan (Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría + Japón), GUAM plus Japan (Georgia, Ucrania, Azerbaiyán y Moldavia + Japón), Central Asia plus Japan (Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán y Turkmenistán + Japón), South Asian Association for Regional Cooperation plus Japan, SAARC plus Japan (India, Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka, Nepal, Bhután, Maldivas y Afganistán+ Japón) y CLV plus Japan (Camboya, Laos y Vietnam + Japón).

216 Shinzo Abe había anunciado la utilización de este concepto en la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2013 y lo incorporó a la National Security Strategy (NSS) y la National Defense Program Guidelines (NDPG) aprobada en diciembre de 2013.

217 Que impulsó la aprobación de una ley especial que permitió a las SDF interactuar en el exterior en operaciones de reabastecimiento de combustible y en el envío de fuerza de paz a Irak.

218 Aprobó además la Act on Special Measures Concerning the Guarding of Japanese Ships in Pirate-Infested Waters (2013), que estableció medidas especiales para permitir que guardias privados con rifles conduzcan patrulleros japoneses y otros buques en aguas infestadas de piratas.

219 Si bien este autor aportó al debate respecto al liberalismo pragmático japonés, su producción posterior sería considerada parte del constructivismo al enfatizar el rol de la identidad cultural en la política exterior.

220 El antagonismo político de Tucídides que muestra el crecimiento del poder ateniense, la concepción más bien negativa de Maquiavelo sobre la naturaleza humana, el pesimismo antropológico en Hobbes y la propuesta de Clausewitz respecto al origen de las guerras, por nombrar algunas.

221 Hans Morgenthau suele ser considerado como el fundador del realismo clásico. En su libro, Politics Among Nations (1984), definió las premisas esenciales del pensamiento en base a cuatro elementos esenciales: a) la visión anárquica en la que los Estados siempre se preparan para la guerra, por lo que la pregunta central de sus investigadores es ¿por qué hay guerra?; b) el Estado es el actor racional principal en la arena internacional el que en la búsqueda de seguridad fomenta la inseguridad de los otros, por lo que la pregunta central es ¿cuál es la relación entre los Estados?; c) el poder es el elemento central de las Relaciones Internacionales y la pregunta inicial es ¿de qué manera el poder afecta a los Estados?; d) la concepción del ser humano es conflictiva ¿las causas de los conflictos internacionales se encuentran en la naturaleza humana?; y e) No existe la cooperación, sino, más bien, un principio de autoayuda donde cada Estado se preocupa de su supervivencia.

222 E.H. Carr, George F. Kennan, Reinhold Niebuhr, Raymond Aron y Martin Wight, por nombrar algunos.

223 Siguiendo los postulados individualistas y racionalistas en desmedro de lo colectivo y lo histórico de Hobbes, Durkehim y Parsons.

224 Esto se deduce de la convención japonesa antigua, contando el primer año de la guerra de 1931 como el año uno de los quince años, por lo que son quince años en lugar de catorce.

225 Como fue el caso de Kanokogi Kazunobu (1884-1949) e Hirano Yoshitarō (1897-1980) que estuvieron fuertemente influenciados por las ideas alemanas, al igual que los defensores de un bloque regional en el Este de Asia en la década de 1930, como el politólogo Rōyama Masamichi (1895-1980) y Kada Tetsuji (1895-1964).

226 Junto con las ideas liberales de Yoshikazu Sakamoto (1927-2014)

227 Esto lo definió como “sistema del Emperador” que hizo referencia al rol de la cultura y la política en el gobierno del Emperador, donde la soberanía nacional implicó la autoridad espiritual. el poder político y las normas. Esta idea la desarrolló en un texto de 1946 pero fue publicado en inglés bajo la siguiente descripción (MASAO, 1969).

228 Anticipándose cuatro años a la proclamación de los tres principios no nucleares del Japón de 1967.

229 Lo que fue ampliamente rechazado por Yoshida quien se negó a que su política fuera relacionada con algún tipo de idea mercantilista (PYLE, 1984).

230 Este artículo fue publicado en japonés el año 1966

231 Los responsables de la política exterior japonesa han utilizado medios bilaterales y multilaterales para involucrarse y protegerse contra China, las nuevas iniciativas diplomáticas hacia Rusia y el sudeste de Asia son parte de los esfuerzos japoneses.

232 Concepto que surgió en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, OSCE de 1975, de la cual Japón es socios para la cooperación, pero su uso se popularizó luego de la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación en Europa realizada en Budapest en 1994. Se trata de una estrategia que busca conseguir sus propósitos a través de acuerdos de seguridad multilaterales.

233 Joint Declaration on Security Cooperation (JDSC) en el 2004.

234 Joint Declaration on Security Cooperation between India and Japan (20089)

235 Entre Estados Unidos, Japón, Australia, Corea del sur e India (2007)

236 No obstante, durante el 2016 fue elegido por undécima vez como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU por dos años, un récord en cuanto a este nombramiento.

237 También se utiliza el concepto beiatsu que se relaciona con las situaciones en las que Japón es presionado por los Estados Unidos para tomar decisiones.

238 Constituida a partir de modelo cognitivos, normas constitutivas (formales e informales que definen pertenencia en un grupo) y los objetivos compartidos.

239 Los ejercicios militares norteamericanos en Asia tienen un significado distinto para Japón y para Corea del Norte

240 Algunos antecesores considerados constructivistas fueron Karl Deutsch (1957); Ernst Haas (1958); Berger y Luckmann (1968).

241 Citado por CRESPIN, M. (2013). Experiencia, Autoconciencia y Voluntad. La conceptualización de la subjetividad en el primer período (1911-1923) de la filosofía de Nishida Kitarô. España: Universitat de Barcelona, Tesis para optar al grado de Doctora e Filosofía, p. 142-143

242 Takabatake Motoyuki (traductor del El Capital de Marx al japonés), la noción de minzoku (nación), en el pensamiento japonés de entreguerras, se basó en que los lazos de sangre eran los que creaban en Estadonación. Para Kita Sadakichi, historiador influyente respecto al carácter racial híbrido de Japón, el minzoku estaba formado por una identidad cultural común que se basó en la lealtad hacia el Emperador, donde etnia y Estado evolucionaban juntas. Kada Tetsuji, historiador económico y social que estudió en Alemania, criticó el término raza y lo reemplazó por minzoku que permitía superar el estado de fragmentación e identidades regionales (MORRIS-SUZUKI, 1998).

243 A Nishida se le designó como el padre filosofía japonesa. Esto porque hasta fines del siglo diecinueve los intelectuales asiáticos orientaron su razonamiento sobre la base de un dialecto chino y Nishida fue el primer intelectual japonés que modificó por completo los conceptos (en el dialecto) que introdujeron los chinos y los ‘japonizó’. El golpe final de tal ‘japonización’ sobre la dialéctica china fue, entre otras cosas, el desarrollo de una ‘lógica de la nada’ inspirada en Oriente (NISBETT, 2003).

244 La explicación para los neorrealistas es que la internalización ocurre cuando un Estado se ve limitado por las normas culturales, la cultura de la anarquía del sistema internacional y la concepción de los otros como enemigos. La explicación es que un Estado observa las normas porque son parte de su interés ya que los otros son competidores; la explicación constructivista es que la internalización ocurre cuando un Estado observa las normas culturales que percibe como legítimas, es decir, aceptar las demandas de la norma sobre uno mismo a través de la apropiación de una identidad correspondiente.

245 La idea de cultura estratégica y estrategias de seguridad nacional se remontan a los años cuarenta, cuando sociólogos y antropólogos hicieron un estudio de carácter nacional encargados por la US Office of War’s Foreign Morale Analysis Division. Algunos de estos ejemplos es el libro El Crisantemo y la Espada encargado a Ruth Benedic en 1944 y el documental, Know your enemy: Japan (1945) del director Frank Capra. En los años posteriores se retomó el concepto para explicar aquellos sucesos que la escuela realista y liberal no podían explicar. Para Lock (2007) el concepto de cultura estratégica se utilizó en relaciones internacionales para explicar los comportamientos estratégicos distintivos de los Estados a través de sus propiedades estratégicas. Para Johnson (1995), la cultura estratégica era un sistema integrado de símbolos (argumentación, estructuras, idiomas) que actuaban para establecer preferencias estratégicas del entorno y la eficacia de la utilización de la fuerza (sobre la fuerza para controlar, y las condiciones bajo las cuales la fuerza aplicada era útil).

246 Para Oros la cultura estratégica japonesa ha tenido tres modernizaciones culturales: La primera, se formó en la era Meiji en respuesta al rígido sistema de clases que privilegiaba a su clase guerrera pero que les prohibía participar en actividades internacionales; la segunda, se formó en base a los argumentos que llevaron a la expansión militar en el extranjero y en la lealtad hacia el Emperador, privilegiando el prestigio internacional y el poder militar; mientras que la tercera surge tras la experiencia histórica de los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki y tras la derrota militar, lo que lo hizo desarrollar una verdadera marca global como contribuyente pacifista de la comunidad internacional y mostrar su preocupación por una seguridad integral.

247 El Cabinet Legislation Bureau (CLB) es la oficina encargada de revisar las leyes y ordenanzas patrocinadas por el Estado y tiene una influencia muy fuerte en la interpretación de la Constitución por parte del gobierno que lo ha caracterizado como uno de los más férreos guardianes de la estrategia cultural japonesa.

248 No obstante, en un nivel más general los partidos políticos y la opinión pública japonesa también han tenido un rol importante como protectores y negociadores determinantes de la cultura.

249 Pero al cambio de Yamamoto también fue parte de una estrategia ya que lo nombró Director del Banco de Japón, es decir, jefe de un organismo que debiera ser semi autónomo con el objetivo de lograr un cambio político: promulgar una política monetaria más expansiva.

250 Komatsu fue un conocido defensor de la reinterpretación de la Constitución pacifista de Japón para ejercer el derecho a la autodefensa colectiva, no tenía experiencia previa en la oficina por lo que su nombramiento fue controversial, sobre todo considerando que el CLB está encargado de responder consultas relacionadas con las interpretaciones de la Constitución, por lo que se consideró que nombramiento allanaba el camino para la reinterpretación. No obstante, al año siguiente de su nombramiento se debió retirar afectado por un cáncer gástrico.

251 Profesor de la Soka University of America en Estados Unidos

252 Profesor de la Cornell University en Estados Unidos

253 Profesor de la Kyushu University en Japón

254 Profesor de la University of Pennsylvania en Estados Unidos

255 KATZENSTEIN, P., & OKAWARA, N. (1991). Japan's security policy: Political, economic and military dimensions. Italian Journal of International Affairs, 26 (3), 103-118; KATZENSTEIN, P., & OKAWARA, N. (1993). Japan's National Security: Structures, Norms and Policy Responses in a Changing World. New York, US: Cornell University; KATZENSTEIN, P. (1996). Cultural Norms and National Security: Police and Military in Postwar Japan. New York, US: Cornell University Press; Sil, R., & Doherty, E. (2000). Beyond Boundaries: Disciplines, Paradigms, and Theoretical Integration in International Studies. New York, US: Suny Press; KATZENSTEIN, P., & OKAWARA, N. (2001). Japan, Asian-Pacific Security, and the Case for Analytical Eclecticism. International Security, 26 (3), 153-185; SUH, J., KATZENSTEIN, P., & CARLSON, A. (2004). Rethinking security in East Asia: identity, power, and efficiency. California, US: Stanford University Press; KATZENSTEIN, P. (2008). Rethinking Japanese Security: Internal and External Dimensions. New York, US: Rothledge; SIL, R., & KATZENSTEIN, P. (2010). Beyond Paradigms: Analytic Eclecticism in the Study of World Politics. London, UK: Palgrave Macmillan; SIL, R., & KATZENSTEIN, P. (2010). Analytic Eclecticism in the Study of World Politics: Reconfiguring Problems and Mechanisms across Research Traditions. Perspectives on Politics, 8 (10), 411-431; AKIMOTO, D. (2012). Positive Development Pacifism of Japan's a PKO Policy. Soka University: https://soka.repo.nii.ac.jp/?action=repository, entre algunos ejemplos.

256 No obstante, también se ha considerado que la importancia del enfoque ecléctico puede extraerse del texto de E. H. Carr, The Twenty Years' Crisis: 1919–1939, que ha sido considerado como un ejercicio ecléctico ya que el autor muestra las áreas de interés común de tanto idealistas como realistas (COX, 2000) (RICH, 2000).

257 Citado por HAUSMAN, C. Charles S. Peirce's Evolutionary Philosophy, Press Sindicate of the University of Cambrige, New York, U. p. 40

258 El pragmatismo se fundó en Estados Unidos, siendo el filósofo Charles Sanders Peirce (1839-1914) unos de los primeros intelectuales que desarrolló estas ideas en el siglo diecinueve. Peirce reemplazó la verdad por el método, lo que se garantizaba la objetividad científica; así la verdad será lo que el método científico establezca.

259 Que nos lleva a la importancia de la Teoría del Utilitarismo de Jeremy Bentham, que establece que las consecuencias de cualquier acción son el único estándar del bien y del mal.

260 Una iniciativa solicitada al primer ministro Nobusuke Kishi por los profesores Yoichi Itagaki, Shigeto Kawano y Noboru Yamamoto para el desarrollo de investigaciones sobre Asia. Una vez creada quedó bajo el alero del MITI, mientras que el primer Director fue Seiichi Tobata, profesor emérito de la University of Tokyo.

261 TAKESHI, N. (2010) [in Japanese] The rise of China and security in East Asia: From the perspective of analytical eclecticism

262 Un pacifismo más relacionado con el statu quo.

263 Un pacifismo más relacionado con la proactividad, con la idea de proponer acciones para generar un entorno libre de amenazas.

264 Lo que importa es una cuestión que responde a una pregunta específica en un contexto particular.

265 La prueba de explicaciones alternativas hace referencia a identificar un problema político concreto y evaluar la fuerza explicativa de las distintas hipótesis, lo que marcaría un alejamiento de los enfrentamientos metateóricos que consumieron a los teóricos en la década de 1990.

266 La rendición de cuentas sintéticas tiene que ver con la construcción de un marco teórico que incluya las miradas de las distintas teorías.

267 Las narrativas históricamente informadas, hace referencia a rescatar aquello que se encuentra en los distintos medios que dice relación con las experiencias reales que regularmente son diferentes unas con otras y que se relacionan con la identidad cultural de las personas.

Acheter

Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search