Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Texte et Image dans les Mondes hispaniques et hispano-américains

 | 
Jean-Pierre Castellani
, 
Monica Zapata

I. Rapports texte/image dans les médias

Texto, imagen y publicidad en la prensa riojana en el primer franquismo*

José Miguel Delgado Idarreta

Texte intégral

1Como escribió el profesor R. Marrast el especialista en prensa «ya estudie la historia, la historia de las mentalidades, de las palabras, de las doctrinas económicas, políticas ο literarias, de las costumbres, no puede, en la actualidad, trabajar válidamente sin recurrir a los documentos y a la información que le proporciona la prensa» (MARRAST, 1975: 15). Así que tomaremos a la prensa como una referencia primordial, para tratar de introducirnos en su entramado como elemento que forma parte de un medio social, y, por lo tanto, cuál es su impacto en ese medio. Es decir, en nuestro caso, veremos cómo alguna prensa riojana, no se puede abordar toda en tan poco espacio, repercute en la entonces provincia de Logrono, hoy Comunidad Autónoma de la Rioja, y en los años iniciales del primer franquismo, que abarcaría desde 1936 hasta 1959, aproximadamente. Etapa que hoy tiene identidad propia con unas características dominantes como «la continuidad sobre la concepción del poder politico y las relaciones del Estado con la sociedad, la permanencia de los mecanismos de coacción y la lealtad de las instituciones encargadas de aplicarlos» como ha escrito el profesor Sanchez Recio (SÁNCHEZ RECIO, 1999: 12-13). Ello facilité una cierta homogeneidad de acción por parte del régimen, que sin duda perseguía la uniformidad ideológica tanto desde la perspectiva política, como social y cultural.

2Esa relación entre el periódico y la sociedad que lo recibe es la que permite estrechar los lazos que unen redacción y público, por una parte, y el consenso entre ambos por otra, sin el cual el periédico no puede vivir, asi deberá tenerse en cuenta quienes son los fumantes de los artículos, ο como puede encontrarse dicha concomitancia en «los anuncios publicitarios, en los anuncios por palabras, en el correo de los lectores, así como en el conjunto de las demás rúbricas» (MARRAST, 1975: 17).

3No podemos olvidar, además, el papel que el nuevo régimen va a otorgar a la propaganda, ya que esta permitirâ el control de la sociedad a la que intenta influir, implantando una clara relacién entre cultura, propaganda y opinion a través del modelo socializador del régimen y la ‘imagen’ que de si mismo pretendió imponer (SEVILLANO CALERO, 1999: 147). Propaganda que, sin duda, permitirâ establecerse, a la vez, a través de la consigna de prensa (FANDIÑO PÉREZ, 2000: 75-15), que era claro exponente del férreo control que sobre los medios de comunicación impuso el régimen de Franco.

La ley de prensa de 1938 ο Ley Súner

4Desde el inicio de la guerra civil se podia constatar la existencia de otros frentes diferentes al bélico, como es el de la opinion pública. Medios escritos ο radiofónicos se convirtieron en esos anos en elementos de propaganda, porque el objetivo final era ganar la guerra a cualquier precio. Así en el bando franquista había surgido inmediatamente la idea del control de prensa, para que ésta no fuera una mera espectadora de los acontecimientos, sino una participante directa en la contienda civil, y con clara finalidad propagandists. Era el final, durante los próximos cuarenta anos, de una prensa demoliberal. La guerra civil, al amparo del autoritarismo reinante, facilité la consecución de una Ley de prensa, «que puso punto final a la citada perspectiva demoliberal, abriendo ese largo paréntesis de negación de la libertad de imprenta que a partir de entonces se desarrolló» (MARCUELLO BENEDICTO, 1999: 91).

  • 1 El subrayado es mío y en lo que respecta a la edición cf. SÁNCHEZ ARANDA, José Javier y BARRERA DEL (...)

5Una ley que pondra bajo la autoridad del propio Estado a la prensa, ya que considéra a ésta como un servicio público, «la organización, vigilancia y control nacional de la Institution de la prensa periodica» como señala el artículo 1° de la Ley Súñer, aunque no significa que solo el Estado pueda editar periódicos, «que realice exclusivamente la actividad periodística ya que también hay empresas privadas que pueden editar periôdicos», con lo que se tratará de «devolver la dignidad y su prestigio» a dicha prensa1. Más adelante la norma indicará que deberâ transmitir al Estado las voces de la Nación, comunicar «las órdenes y directrices del Gobierno» y «formar la cultura popular y crear conciencia colectiva» (BOE, Ley 1938, Preâmbulo; SÁNCHEZ ARANDA y BARRERA DEL BARRIO, 1992: 393).

La provincia de Logroño, Nueva Rioja y Rioja Ilustrada

  • 2 Sobre las depuraciones profesionales cf. el excelente trabajo de Maria del Pilar SALAS FRANCO, dond (...)
  • 3 Sobre la realidad de la puesta en práctica de la Ley Súñer en La Rioja cf. DELGADO IDARRETA, 2000: (...)

6La provincia de Logroño pasó a formar parte de la España de Franco inmediatamente de iniciarse la guerra civil, ya que el 19 de julio de 1936 habia sido incorporada íntegramente a la'Espana nacional'. Depuraciones profesionales2, incautación de bienes, fusilamientos, es decir, la violencia como instrumenté politico definirân esta etapa, como bien ha escrito Rivero Noval son los anos que van de la violencia al adoctrinamiento (RIVERO NOVAL, 2001: 105-130). Esta sociedad pudo comprobar por si misma la realidad cotidiana de la legitimación del régimen a través de los organismos del encuadre en el mismo, del aparato educativo y, sin duda, también de la propaganda. Se preparaba una estructura humana y material que facilitase la transferencia de la ideología oficial a las masas, así como que se buscaba la legitimación del sistema3.

  • 4 El subrayado es mío.
  • 5 En el original en mayùsculas.

7Como todo estaba regulado por la nueva Ley el sentido de servicio que la prensa tomaba se establecía con la censura y la consigna, ο bien el registre de periodistas y la designación de los directores ο en la regulación del número y extension de las publicaciones periódicas, ο a través de la propaganda y el rumor (FANDIÑO PÉREZ, 2006a, 2006b). Asi, en el caso riojano, podemos comprobar cómo apareció un nuevo periódico, Nueva Rioja, que venía a unificar al Diario de La Rioja, perteneciente a la «buena prensa», que había sido quemado recientemente pero que desaparecía porque lo había determinado «quien puede hacerlo» (Diario de La Rioja, 30/09/1938: l)4 y La Rioja, que era quien en realidad absorbía al anterior (DELGADO IDARRETA, 1977: 137-138). En la editorial programâtica del nuevo/viejo diario se podia leer que «viene a defender los principios en que el nuevo Estado se asienta y a ser, a las órdenes incondicionales de nuestro Caudillo5, un soldado mâs en el ejercicio de la prensa española» (Nueva Rioja 1/10/1938 : 3; DELGADO IDARRETA, 2000: 123).

  • 6 Rioja Industrial es continuadora de Logrono Ilustrado, se editñ por Zósimo Notario Ruiz y aparecia (...)

8Otra información presentada en este trabajo surge de Rioja Industrial, que como revista anual aporta no solo la actualidad, sino que se llena de reportajes sobre los mâs diversos temas, asi como de noticias de ocio ο déporte, entre otras. Todo ello debe financiarse con una abundante publicidad, que permite abordar la estética franquista a través de la imagen que la prensa reproduce6.

  • 7 Sobre la cuestión de la vivienda cf. FANDIÑO PÉRREZ, Roberto G., 2003.

9De todas formas no olvidemos que todo estaba regulado y controlado, como puede constatarse por la Memoria que el Gobernador Civil de la provincia, Francisco Rivas, realizó en agosto de 1938 bajo el título de Estado y situación general de la provincia de Logrono en los diferentes ramos de la administración (AHPLR, 08/1938: leg. 295). Exhaustivo informe que no solo abarcaba aspectos relacionados con la economía sino también la sanidad, educación, vivienda7, política interior y, por supuesto, la prensa eran abordados en lo que se pretendió ser un fiel espejo de la realidad del momento. Dicha memoria incorporaba ademâs los periódicos existentes, tendencia de los mismos, asi como grado de prosperidad, difusión e influencia que ejercen, todo un aparato de control.

  • 8 Expedientes personates de periodistas riojanos (constan de ficha personal ordenada alfabéticamente, (...)

10Si a ello añadimos las sucesivas declaraciones juradas que los periodistas riojanos llevaron a cabo para que les fuera expedido el carné de periodista correspondiente, significando su adhesion al Movimiento Nacional, su no pertenencia a la masoneria y poniéndose siempre a disposición de la autoridad civil y militar, tenemos los ingredientes para comprender el papel propagandistico que la prensa asumió (AGA)8.

11Completemos dicho panorama con la articulación de un Ministerio de la Gobernación, que créa su propia Subsecretaría de Prensa y Propaganda, que no hacía sino continuar la ya creada el 24 de agosto de 1936 bajo el título de Oficina de Prensa y Propaganda dependiente de la Junta de Defensa Nacional y de la aparecida el 14 de enero de 1937 denominada Delegación del Estado para la Prensa y Propaganda que se articulaba directamente en la Secretaría General del Jefe del Estado.

La imagen

  • 9 Sobre la publicidad cf. TUÑÓN DE LARA, Manuel, 1975. En lo que respecta a La Rioja cf. DE LAS HERAS (...)

12La imagen vendría a explicar este estado de cosas, porque complementa el conocimiento de la historia de las mentalidades al explicar el comportamiento de aquella sociedad que estamos intentado mostrar. En este caso podemos comprobar cómo la burguesía riojana y logronesa, en concreto, asimilan la nueva realidad, porque muestra los símbolos y los signos de la ‘nueva España’, por una parte y por otra porque no olvida lo que la publicidad supone como contribución al sostenimiento económico del medio9.

  • 10 Noticia de la agencia LOGOS. Todavia no se habia publicado la Ley Súñer y no se habia transformado (...)

13Por una parte analicemos la imagen escrita, caso de la noticia enviada por la agencia LOGOS, que muestra la realidad de la consigna, ademâs de servir como elemento propagandistico, en defensa de sus propios intereses y en contra de la persona de Picasso y de lo que representaba. La figura central del reportaje fue el pintor malagueno que era mostrado como el propagandista rojo, al que ademâs tratan de «expatriado sin nostalgia de su pais», puesto al «servicio de los instintos criminales» siguiendo las «instrucciones de Moscú». Ello permite presentarlo como un antiespanol, anti-patriota y por supuesto como contraposición «marxista» (. La Rioja, 27/01/1938)10.

14Tras señalar su trayectoria desde su Malaga natal y su paso por Barcelona lo ubican en Paris, senalândole entonces como el hombre que esta dispuesto a «afrancesarlo todo,...su habla, su arte, su espiritu» hasta que muchos lo tomaban por francés de lo que se reía con «monstruosa vanidad anti-patriótica». Por ello deducen que actúa contra la Cruzada Nacional y el Ejército todo por «odio» y expresando «calumnia y vileza». Critican posteriormente el haber pintado el Guernica porque es arte «vanguardista», por lo que solo es adulado por «los de su cuerda», tratando de mostrar una Euskadi falsa, que muestra evidentemente que ese Pais Vasco tampoco era la suyo, el de los «nacionales», poniendo como parangon a Zuloaga, vaya comparación y flaco favor que le hacían al pintor vasco. En esa línea criticaban hasta ser director del Museo del Prado, situación que aprovechan para llamarlo «pesetero» cuando dicen literalmente «que se conforma con que persista a los efectos de la nómina de director» (La Rioja, 27/01/1938, cf. apéndice 1).

  • 11 Sobre el contubernio «judeo-masonico-comunista» cf. FERRER NENIMELI, 1982. En torno a los medios de (...)

15Le despedían como un hombre equivocado «que lejos de sentir la hispanidad-raza de grandes artistas-se convirtió al pincel asalariado por las logias y las casas del pueblo», ya salió lo étnico, la superioridad, lo espanol por encima de lo demâs, la verdad sobre la ignominia. Así que no podia cerrar sin referir, por ultimo, la dependencia de la masonería, «las logias» escriben y el comunismo expresado a través de «las casas del pueblo», ahí estaba presente el contubernio «judeomasónico-comunista» (La Rioja 27/01/1938, cf. Apéndice l)11, aunque no se cite expresamente.

16En esta misma linea estaría el anuncio que sobre la elegancia ha recogido Cirici en el que se expresa que «los rojos no usaban sombrero» como contrapunto a la nueva sociedad que emergía del éxito de la victoria (CIRICI, 1977: 29; cf. Figura 1). La elegancia se convertía asi en el hecho diferencial del estilo y de la nueva vida española, frente a los «rojos» que usaban boina ο iban descubiertos, la nueva burguesía, la nueva Espana se tocaba con sombrero.

17Pero volviendo a La Rioja comprobemos cómo las dificultades eran palpables en la vida diaria, asi podia presentarse una nueva situación simplemente dândole la vuelta, como muestra el anuncio de Netosol ο Supernetosol donde dice que «¡Oye...! ¿quién diría que tu traje y el mío son de hace dos años?» tras una imagen de dos burgueses elegantemente vestidos (Nueva Rioja 16/09/1950). Ο el anuncio de la galleta Maria Artiach que trataba de presentar la realidad cotidiana con una sonrisa y buen gusto, así se decía que «ha llegado de nuevo sonriente y exquisita» la galleta, claro, «después de muchos anos de ausencia...» , ausencia que hacía évidente referencia a los anos republicanos y que laʻNueva Espana’nacida de la guerra civil habia venido a suplantar y reconducir por el buen camino, incluso de una buena y mejor alimentación (Nueva Rioja 23/09/1950).

18Todo ello muestra que la nueva sociedad va adaptândose a los nuevos tiempos sin olvidar que hay que continuar con hacer inaccesible a las masas el verdadero conocimiento de la realidad. Lo que importa es la prosperidad, aunque sea transformado lo viejo en nuevo, el Imperio pasado en lo diario de la vida franquista. Manteniendo, eso sí, la fïcción, por lo que se podia beber malta por café como muestra el anuncio de Malte Faisán, es decir, un sucedáneo por una realidad (Rioja Industrial 09/1940; cf. figura 2). Ο se puede persistir en el tema de la raza, nada mejor para ilustrarlo que un negro que «es el bianco de todas las miradas», la superioridad del bianco puesta de manifesto con la imagen publicitaria, por eso «este anuncio es eficaz», muestra palpable de que los espanoles de la época estaban por encima de todo lo demás, del racismo oculto, claras connotaciones de los idéales del momento, aunque en Europa empezaban a ser vencidos (Rioja Industrial 09/1940, cf. figura 3).

Bibliographie

BIBLIOGRAFÍA

BELMONTE, Florence (2006), «Los mecanismos de difusión del discurso oficial en la prensa cultural del primer franquismo (1937-1946)» in DELGADO IDARRETA, José Miguel, Propaganda y medios de comunicación en el primer franquismo, U. de La Rioja, Logrono, pp. 29-49

CIRICI, Alexandre (1977), La estética del franquismo, Barcelona, Gustavo Pili.

DE LAS HERAS NUNEZ, Ma de los Angeles (1991), «La publicidad de la prensa regional y la historia de las mentalidades. La Belle époque en Logrono» in DELGADO IDARRETA, José Miguel y MARTINEZ LATRE, Ma Pilar (1991), Jomadas sobre Prensa y sociedad, Logrono, IER, pp. 145-149.

DELGADO IDARRETA, José Miguel (1977), «Introducción al estudio de un diario politico del siglo XIX: La Rioja», Brocar, t. 3 (1-2), pp. 137-138.

— (2000), «Alguna prensa riojana durante el primer franquismo. Las repercusiones de la ley Súner en provincias» in DELGADO IDARRETA, José Miguel (2000), Franquismo y democracia. IntroducciÍn a la historia actual de La Rioja, Logrono, IER.

— (2006), «Represión, periodistas y masonería en el primer franquismo (1936-1959)» in DELGADO IDARRETA, José Miguel (2006), Propaganda y medios de comunicación en el primer franquismo (1936-1959), U. de La Rioja, Logrono, pp. 127-140.

FANDIÑO PÉREZ, Roberto G. (2000), «Los anos cuarenta bajo el franquismo: instrucciones de uso. La consigna de prensa en Nueva Rioja» in DELGADO IDARRETA, José Miguel (2000), Franquismo y democracia. Introducción a la historia actual de La Rioja, Logrono, IER, pp. 75-115.

— (2003), Historia del movimiento ciudadano e historia local. El ejemplo del barrio de Yagiie de Logrono (1948-1975), Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento de Logrono, 1ER.

— (2006a), «Cuando convencer forma parte de la victoria, ¿consenso ο imposición del terror? Propaganda, historia local y primer franquismo» in DELGADO IDARRETA, José Miguel (2006), Propaganda y medios de comunicación en el primer franquismo (1936-1959), U. de La Rioja, Logroño, pp. 51-77.

— (2006b), «El transmisor cotidiano. Miedos, esperanzas, frustraciones y confusion en los rumores de una pequena ciudad de provincias durante el primer franquismo», in DELGADO IDARRETA, José Miguel (2006), Propaganda y medios de comunicación en el primer franquismo (1936-1959), U. de La Rioja, Logrono, pp. 217-245.

FERRER NENIMELI, José Antonio (1982), El contubernio judeo-masónicocomunista: del satanisme al escándalo de la P-2, Madrid, Istmo.

MARCUELLO BENEDICTO, José Ignacio (1999), «La libertad de imprenta y su marco legal en la Espana liberal», Derechos y constitución, Ayer, 34.

MARRAST, Robert (1975), «La prensa espanola del siglo XX: algunos problemas de investigación» in M. TUÑÓN DE LARA, A. ELORZA y M. PÉREZ LEDESMA, Prensa y sociedad en Espana (1820-1936), Madrid, Edicusa.

MARTÍN DE LA GUARDIA, Ricardo (2006), «Los medios de comunicación social como formas de persuasion durante el primer franquismo» in DELGADO IDARRETA, José Miguel (2006), Propaganda y medios de comunicación en el primer franquismo (1936-1959), U. de La Rioja, Logrono, pp. 15-28.

RIVERO NOVAL, Cristina (2001), Politica y sociedad en La Rioja durante el primer franquismo (1936-1945), Logrono, IER.

SALAS FRANCO, Ma Pilar (2005), El liberalismo cercenado. El ejemplo de una familia riojana, de las guerras civiles a la depuración franquista, Logrono, Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento de Logrono, IER.

— (2006)«La depuración de periodistas. El caso riojano, otro ejemplo más para'el ojo de la aguja'» in DELGADO IDARRETA, José Miguel (2006), Propaganda y medios de comunicación en el primer franquismo (1936-1959), U. de La Rioja, Logrono, pp. 141-215.

SÁNCHEZ ARANDA, José Javier y BARRERA DEL BARRIO, Carlos (1992), Historia delperiodismo espanol, Pamplona, U. de Navarra.

SÁNCHEZ RECIO, Glicerio (1999), «Presentación» a El primer franquismo (1936-1959), Ayer, 33.

SEVILLANO CALERO, Francisco (1998), Propaganda y medios de comunicación en el franquismo (1936-1951), Alicante, U. de Alicante.

— (1999), «Cultura, propaganda y opinion en el primer franquismo», El primer franquismo (1936-1959), Ayer, 33.

TUÑÓN DE LARA, Manuel (1975), «El semanario La Internacional (1819-1921)» in Prensa y sociedad en Espana (1820-1936), Madrid, Edicusa, pp. 281-190.

FUENTES

Prensa

Boletin Oficial del Estado

Diario de La Rioja

La Rioja

Nueva Rioja

Rioja Industrial

Archivos

Archivo General de la Administración. Alcalá de Henares

Archivo Histórico Provincial de La Rioja. Logrono

Annexes

Apéndice 1

«El Pintor Picasso, propagandista rojo»

Nunca se había acordado de su condición de espanol el pintor Pablo Picasso, hasta ahora, cuando el frente popular ha desafiado a la opinion nacional, y no es que Pablo Picasso-expatriado sin nostalgia de su pais natal-haya venido acâ para ayudar del modo que le fuese posible a sus compatriotas, sino que se ha puesto precisamente al lado de los hombres que sirven instintos criminales propios e instrucciones llegadas de Moscú.

Claro esta que el proceder de esta suerte, lo que acredita Picasso no es su espanolismo, aunque defina una posición respecta a la marcha histórica de su Espana. Al contrario, sienta plaza de antiespañol, puesto que se coloca junto a los republicanos marxistas.

Hace cerca de 40 anos nada menos, Pablo Picasso, pintor malagueno pasado por Barcelona, emigró a Paris dispuesto a afrancesarlo todo. Afrancesó su habla, su arte, su espíritu. Muchos le tomaban por francés y él se reía halagado en una monstruosa vanidad anti-patriótica. Incluso tenemos entendido que se nacionalizó en Francia. No conservó con su pais de origen relación alguna, y siempre, sistemâticamente, se negó a tomar parte en exposiciones y certámenes nacionales.

Pero en cuanto se conjuraron contra Espana todas las heces internacionales, Picasso recabó su puesto. Y a título espanol, participa en todas las propagandas contra la Cruzada Nacional. De Picasso es un cuadro que ha inspirado encendidos elogios a todos los de su cuerda... es un lienzo, desde luego «vanguardista»; sin pies ni cabeza, por consiguiente. Pero si algo se percibe en él, con claridad, no es sino esta: odio al Ejército, calumnia y vileza...

El cuadro alude, según sus exégetas a Guernica, y esta brindando a los que simpatizan con la repulsiva causa del falso «Euskadi». En el fondo, cabe sospechar que nada de eso le interesa en serio a Picasso. Lo que a él le importa es la «réclame» a todo pasta. Siendo un adicto a la Espana Nacional encontraría ocupado el puesto a que él aspira, ya que nuestro primer pintor es Ignacio Zuloaga. Pero marchândose con los rojos, bien puede aspirar a ser cabeza de sus artistas a sueldo...

Pablo Picasso, por lo tanto, es director del Museo del Prado. ¿Pero existe el Museo del Prado?... Picasso se conforma con que persista a los efectos de la nómina de director. Pues bien; acaba de dirige un telegrama al Congreso Internacional de Artistas que se ha celebrado en Washington afïrmando su fé en el triunfo de los rojos, a la vez que saluda a la «democracia americana».

Conste así: Pablo Picasso espera que triunfe la falsa España de Azaña y Prieto... Huelga decir que se equivocará un pintor tan equivocado siempre, que lejos de sentir el orgullo de su hispanidad-raza de grandes artistas-se convirtió en pincel asalariado por las logias y las Casas del pueblo. Siempre, que lejos de sentir el orgullo de su hispanidad-raza de grandes artistas-se convirtió en pincel asalariado por las logias y las Casas del pueblo.

La Rioja, 27 de enero de 1938. LOGOS

Fig. 1: CIRICI, Alexandre, La estética del franquisme, Barcelona, Gustavo Gili, 1977, p. 29

Fig. 2: Rioja Industrial, septiembre de 1940

Fig. 3: Rioja Industrial, septiembre de 1940

Notes

1 El subrayado es mío y en lo que respecta a la edición cf. SÁNCHEZ ARANDA, José Javier y BARRERA DEL BARRIO, Carlos (1992: 393). Sobre la norma BOE, Ley de 22 de abril de 1938, Preâmbulo.

2 Sobre las depuraciones profesionales cf. el excelente trabajo de Maria del Pilar SALAS FRANCO, donde se sigue la trayectoria liberal de la familia Melguizo y que llegado el franquismo es depurada desde la perspectiva administrativa, política y como periodista en el caso de Emilio Melguizo Celorrio. En concreto cf. capítulo sobre «Depuraciones de los empleados públicos: los hermanos Melguizo Celorrio de Logroño» (SALAS FRANCO, 2005).

3 Sobre la realidad de la puesta en práctica de la Ley Súñer en La Rioja cf. DELGADO IDARRETA, 2000: 117-163. Sobre la opinion pública cf. SEVILLANO CALERO, 1998.

4 El subrayado es mío.

5 En el original en mayùsculas.

6 Rioja Industrial es continuadora de Logrono Ilustrado, se editñ por Zósimo Notario Ruiz y aparecia anualmente en septiembre con motivo de las fiestas de San Mateo de Logroño que desde 1956 pasaron a denominarse «Fiestas de la Vendimia Riojana».

7 Sobre la cuestión de la vivienda cf. FANDIÑO PÉRREZ, Roberto G., 2003.

8 Expedientes personates de periodistas riojanos (constan de ficha personal ordenada alfabéticamente, fotografía y declaración), desde el año 1939 y sigs. Sobre periodistas y expedientes referentes a ellos cf. SALAS FRANCO, Ma Pilar, 2006 y para el caso de la masoneria DELGADO IDARRETA, José Miguel, 2006.

9 Sobre la publicidad cf. TUÑÓN DE LARA, Manuel, 1975. En lo que respecta a La Rioja cf. DE LAS HERAS NUÑEZ, Ma de los Angeles, 1991.

10 Noticia de la agencia LOGOS. Todavia no se habia publicado la Ley Súñer y no se habia transformado el diario en Nueva Rioja. Cf. texto integro en apéndice 1 (se ha respetado la grafïa original del periódico).

11 Sobre el contubernio «judeo-masonico-comunista» cf. FERRER NENIMELI, 1982. En torno a los medios de comunicación social cf. MARTÍN DE LA GUARDIA, 2006 y en referencia a las formas de difusión cf. BELMONTE, 2006.

Table des illustrations

Légende Fig. 1: CIRICI, Alexandre, La estética del franquisme, Barcelona, Gustavo Gili, 1977, p. 29
URL http://books.openedition.org/pufr/docannexe/image/6289/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 500k
Légende Fig. 2: Rioja Industrial, septiembre de 1940
URL http://books.openedition.org/pufr/docannexe/image/6289/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 400k
Légende Fig. 3: Rioja Industrial, septiembre de 1940
URL http://books.openedition.org/pufr/docannexe/image/6289/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 332k

Auteur

Universidad de La Rioja (España)

© Presses universitaires François-Rabelais, 2007

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540