Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

L'Université en Espagne et en Amérique Latine du Moyen Âge à nos jours. I

 | 
Jean-René Aymes
, 
Ève-Marie Fell
, 
Jean-Louis Guereña

III. Universités et universitaires espagnols au XIXe et au début du XXe siècle

La Escuela de Comercio de Málaga (1887-1909). Proyección e insersión social

Manuel Morales Muñoz

Texte intégral

  • 1 Sin ánimo de exhaustividad pueden servir de ejemplo los trabajos de José Luis Peset et al. Ciencias (...)
  • 2 José Ma Jover Zamora, La época de la Restauración. Panorama politico-social, 1875-1902, Madrid, Lab (...)

1Como han puesto de manifiesto los distintos estudios dedicados al tema, la relación entre enseñanza profesional y desarrollo económico resulta más que obvia1; por lo que no tiene nada de sorprendente que las transformaciones económicas, sociales y políticas experimentadas por la sociedad española en las dos últimas décadas del ochocientos, simbolizadas por el afianzamiento del régimen liberal-burgués de la Restauración, por la creación de la Comisión de Reformas Sociales (1887) y la Exposición Universal de Barcelona de 18882 suscitasen toda una serie de proyectos e iniciativas pedagógicas encaminadas a ejercer un mayor dominio sobre las ciencias y la técnica.

  • 3 RR.00. de 13 de septiembre y 14 de octubre de 1887, en Colección Legislativa de España, Segundo sem (...)
  • 4 P. Solá, Els Ateneus Obrers i la cultura popular a Catalunya (1900-1939). L’Ateneu Enciclopèdic Pop (...)
  • 5 Colección Legislativa de España, Segundo semestre de 1887, Tomo CXXXIX, p. 4.

2Respondiendo a estas inquietudes, entre 1887 y 1895, se reorganizaba la Escuela de Artes y Oficios de Madrid (1887), fundándose otras siete en distintas poblaciones con la misión de "instruir maestros de taller, contramaestres, maquinistas y artesanos", y se creaban el Instituto Agrícola de Alfonso XIII (1887) y la Escuela de Capataces electricistas y mecánicos (1894)3; a la par que se ampliaba considerablemente la vasta red de instrucción popular inspirada por las clases intermedias españolas: Extensión Universitaria, Universidades Populares, etc.4 Participando de este mismo ideario, por Decreto de 11 de agosto de 1887, se reformaba la enseñanza comercial, creándose cuatro Escuelas Superiores: Barcelona, Madrid, Cádiz y Bilbao, y siete Escuelas Elementales radicadas en La Coruña, Alicante, Málaga, Sevilla, Valladolid y Zaragoza5.

Creación y primeros pasos

  • 6 Sobre esta institución puede consultarse la obra de C. García Montoro y J. A. Parejo Barranco, Hist (...)

3Con el fin de arbitrar los cauces necesarios para el desarrollo económico del país, con fecha 9 de abril de 1886, el gobierno Sagasta había aprobado la creación de las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación, a las que se les reconocía, entre otras funciones, la capacidad para fomentar la enseñanza mercantil, industrial y marinera (Art. 2°, apartado 8°); siendo en consonancia con estas facultades, con las que la Cámara de Málaga solicitó la creación en la ciudad de una Escuela de Comercio y su ulterior elevación a la categoría de Escuela Superior6.

  • 7 Discurso leído en la solemne inauguración de la Escuela Elemental de Comercio de Málaga el dia 1° d (...)

4Creada por R. D. de 11 de agosto de 1887, la Escuela de Comercio de Málaga venía a llenar un cierto vacío en las enseñanzas comerciales, a la par que satisfacía una de las viejas aspiraciones de la burguesía malagueña, tal como recordaba el catedrático de Lengua Inglesa, Miguel de Vega y Muñoz, en el discurso de apertura del nuevo centro, celebrado solemnemente el 1° de Noviembre de ese mismo año7.

  • 8 Ibid., pp. 4-6.

5La principal razón invocada por los promotores de la Escuela - cuya iniciativa hay que concedérsela a la Cámara de Comercio, secundada en sus gestiones por la Diputación Provincial, el Instituto de Segunda Enseñanza y la Asociación de Profesores y Peritos Mercantiles - es su convicción de que una ciudad como Málaga, cuya vida e importancia económica dependía en gran medida de las transacciones mercantiles, debía contar con un centro de enseñanza donde se impartiese la adecuada formación con que hacer frente a tales actividades; máxime cuando los antecedentes históricos así lo demandaban8. De esta manera, la Escuela de Comercio venía a cubrir una de las necesidades socio-educativas más sentidas por la burguesía malagueña, cual era la preparación teórica y práctica de los cuadros dirigentes y medios del sector mercantil.

6Sin embargo, y a pesar de que el nuevo centro mantenía prácticamente los mismos esquemas teóricos que los sostenidos hasta mediados del siglo XIX por la Junta de Comercio y, posteriormente, por el Instituto Provincial, la proyección e insersión social de la nueva escuela estarán determinadas por las nuevas circunstancias socio-económicas de la España de la Restauración.

7El 1° de octubre de 1888, Luis Ma Sanjuán, Secretario de la Escuela, al glosar la función de la educación como elemento de regeneración social y moral, no dudaba en resaltar el valor que los estudios mercantiles, en tanto que suma de principios y aplicaciones determinantes para la vida pública y doméstica, tenían en una enseñanza armónica, completa y progresiva:

  • 9 Memoria que en el solemne acto de la apertura del curso de 1888 a 1889 leyó en la Escuela de Comerc (...)

"Si estas Escuelas de Comercio han de corresponder a su misión - decía - deben ser organismos en que se encarne la ciencia en lo que tiene de más genérico y social, pero con todos sus adelantos, con todos sus progresos, con todas sus conquistas y con la amplitud necesaria a satisfacer las exigencias crecientes de la civilización. En esto estriba su razón de ser: esto justifica su importancia. Así se conseguirá formar jóvenes ilustrados, ciudadanos dignos más tarde y siempre hombres con estimación y brillo en cualquier círculo social"9

  • 10 "Conclusiones acerca de la reforma de los estudios de comercio votadas por el Congreso Nacional de (...)
  • 11 Ibid., p. 15.

8Participando de esta misma convicción, el 23 de mayo de 1891, los representantes de distintas Cámaras de Comercio españolas, entre ellos B. Paraíso por la de Zaragoza, Juan J. Clot por la de Orán, Conrado Monner por la de Barcelona, Gregorio Vicent por la de Cartagena y Pedro Gómez Chaix, Secretario de la Escuela de Comercio de Málaga, como representante de la burguesía mercantil malagueña, reunidos en Asamblea general, dirigirán un escrito al Ministro de Fomento en el que, tras resaltar la conveniencia de dar mayor impulso y facilidades a los estudios mercantiles, por su importancia en el desarrollo del comercio y de la industria en general, le solicitaban la reducción de los derechos de matrícula en las Escuelas oficiales de Comercio10. En lo que volvía a incidir mese más tarde el mismo Gómez Chaix, durante el discurso de apertura del curso 1890-1891, al resaltar la importancia y valor de lo que llamaba "las artes de la paz": la industria, las máquinas y el comercio, en la prosperidad y grandeza de los pueblos11.

La elevación a Escuela Superior

9Pero esto no era suficiente, y los anhelos y aspiraciones del profesorado, de la burguesía mercantil y de las instituciones malagueñas, pasaban por la elevación del nuevo establecimiento a la categoría de Escuela Superior. Se consideraba que su carácter elemental "no bastaba a llenar la legítima aspiración de que se completara en ella la carrera mercantil, cuyo título de Profesor sólo podia expedirse en Madrid o en Barcelona"; por lo que casi desde su misma apertura se iniciaron las gestiones encaminadas a conseguir la ampliación de sus enseñanzas.

  • 12 Memoria acerca del estado de la Escuela de Comercio de Málaga durante el curso de 1893 a 1894, por (...)

10Con este fin, el 19 de julio de 1888, la Cámara de Comercio se dirigía nuevamente al Ministro de Fomento, a la par que se recababa del Ayuntamiento la necesaria ayuda económica con que hacer frente al incremento presupuestario que su elevación comportaba. Unos esfuerzos que, como reconoce Pedro Gómez Chaix en su calidad de Secretario de la Escuela, resultaron baldíos, cayendo rápidamente en el olvido12.

  • 13 Gaceta de Madrid, 31 de julio de 1894. Los distintos pasos seguidos en este proceso pueden conocers (...)

11Hubieron de transcurrir algo más de cinco años para que se prosiguieran las gestiones, directamente emprendidas desde febrero de 1894 por el profesorado con el respaldo económico del Ayuntamiento de la ciudad y de la Diputación Provincial. El 8 de marzo, la Junta de profesores daba curso a la nueva solicitud, aprobada en Claustro y suscrita por todos sus componentes. Días más tarde, el Rector de la Universidad Literaria de Granada - a cuyo distrito universitario pertenecía la Escuela - se interesaba, en nombre del Ministro, por el compromiso económico de las Corporaciones provincial y municipal, que era ratificado por ambas en el mes de mayo. A principios de julio, el Consejo Supremo de Instrucción Pública evacuaba un informe favorable a la solicitud. El 27 de ese mismo mes, el Ministro de Fomento, Alejandro Groizard, "deseoso de favorecer el desarrollo de las enseñanzas mercantiles que tan directamente influyen en el progreso de los pueblos", sometía el decreto a la aprobación real. El dia 29, quedaba refrendado por la Reina Regente, y dos días después, el 31, aparecía publicado en la Gaceta13.

  • 14 Memoria... curso de 1893 a 1894, op. cit., pp. 7-8.
  • 15 M. Morales Muñoz, "La difusión de la cultura entre las clases populares malagueñas: la Asociación L (...)
  • 16 Escuela Superior de Comercio. Primera y única en su clase, agregada al Colegio de San Jorge, Prospe (...)
  • 17 Memoria... curso 1893-1894, pp. 10-11. Un estudio reciente sobre la prensa local en J. A. Garcia Ga (...)

12De esta manera, se salvaguardaban los intereses políticos, económicos y sociales de la provincia, evidenciados por el amplio consenso logrado en tomo a la Escuela y reconocidos expresamente por Pedro Gómez Chaix para quien, con la elevación de categoría del Centro, se abrían "nuevos horizontes y porvenir a la juventud"14. Además del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial, que correrán con los gastos derivados del incremento presupuestario, cuantificados en 12.775 y 6.000 pesetas respectivamente, entre las instituciones y particulares de las que se reconoce deudor el Claustro de profesores, se encuentran, muy especialmente, el Vicerrector de la Universidad de Granada, Fabio de la Rada Delgado, antiguo profesor del Instituto Provincial de Málaga y promotor de la Asociación Libre para la Enseñanza Popular (1869-1871)15; los Diputados a Cortes y Senadores provinciales, Antonio Cánovas del Castillo, José Carvajal Hué, Francisco Silvela, Francisco Romero Robledo, Enrique Crooke Larios y Francisco Bergamín, Catedrático en excedencia de la Escuela, entre otros; el Síndico primero del Ayuntamiento de la ciudad, Mariano Acosta, a la sazón Director del Colegio de enseñanzas mercantiles San Jorge, agregado a la Escuela Oficial de Comercio16; así como la Academia Pericial Mercantil, la Cámara de Comercio, Industria y Navegación, la Cámara Agrícola, la Asociación de Criadores-Exportadores de Vinos, la Cámara Sindical, el Círculo Vinícola, el Cuerpo colegiado de Profesores y Peritos Mercantiles, la Liga de Contribuyentes y Productores, la Sociedad Económica de Amigos del País, y los periódicos locales La Crónica de Ciencias Comerciales, El Diario de Málaga, El Eco de Málaga, El Chismógrafo, El Expreso, Izquierda Liberal, El Microbio, Las Noticias, El Porvenir, El Progresista y La Unión Mercantil17

El Profesorado

  • 18 Memoria... curso 1892 a 1893, op. cit., p. 6.

13En sus comienzos, el profesorado de la Escuela de Comercio de Málaga se reclutaba, casi sin excepción, entre los medios profesionales locales; cubriéndose las vacantes y ausencias producidas en los años siguientes con antiguos alumnos del mismo centro, tal como sucede, entre otros, con Amador Oppelt Sans y Luis Grund Rodriguez, quienes, tras superar el grado de Profesor Mercantil, ocuparán, primero como ayudantes y después como numerarios, las plazas vacantes. Por ello, aunque en los primeros años de vida de la Escuela la movilidad entre el profesorado sea notable, desde el curso 1891-1892, coincidiendo con la provisión en propiedad de todas las cátedras, la característica principal será su extrema estabilidad, como se constata por la permanencia de la mayor parte del cuadro de profesores en el período estudiado, tal como lo reconoce Pedro Gómez Chaix, Secretario de la Escuela desde el año 189018.

  • 19 Discurso leído en la solemne inauguración de la Escuela Elemental de Comercio de Málaga el dia 1° d (...)
  • 20 Entre otros, Mariano Acosta, Enrique Herrera Cosme, Agustín Sánchez, Francisco Robles, José Robles, (...)
  • 21 Memoria acerca del estado de la Escuela de Comercio de Málaga durante el curso de 1890 a 1891, op. (...)
  • 22 Memoria... curso 1891 a 1892, p. 6.
  • 23 Memoria... curso 1893 a 1894, p. 13.
  • 24 Memoria... curso 1895 a 1896, p. 5.

14Durante el curso 1887-1888, el cuadro de profesores era el siguiente: Pedro Gómez Chaix. Francés; Ricardo Albert Pomata, Aritmética Mercantil y Caligrafía; Luis Miguel San Juán, Teneduría de libros y Prácticas de operaciones de Comercio; Domingo Mérida Martínez, Legislación Mercantil comparada y Sistemas Aduaneros; Francisco Bergamín García, Economía Política y Geografía Mercantil; Miguel de Vega, Inglés; Fernando de la Cámara Livermore, Italiano; Luís Gracián Torres, Nociones de Geografía Económica, industrial y estadística y Economía Política19; a los que habría que añadir el profesorado de los dos colegios agregados: el de "San Jorge" y el "Español"20. En los años siguientes se incorporarán a la Escuela Manuel Chenel y Pérez, al que sustituirá desde 1885 Jorge Bromer como encargado de una cátedra "libre y gratuita" de Alemán21; José C. Bruna Santisteban, Catedrático de Lengua Italiana; José M. Cañizares, Profesor de Contabilidad y Teneduría de Libros y Prácticas de operaciones de Comercio22; Francisco Rivera Valentín, Catedrático interino de Historia y Reconocimiento de Productos comerciales; Carlos Barés Lizón, Ayudante de la misma materia; José Caparros Rodríguez de Berlanga, Catedrático interino de Historia general del desarrollo del Comercio y de la Industria y Complemento de Geografía23; Ricardo Bartolomé y Más, en sustitución de Bergamín Garcia, trasladado a Madrid como Catedrático de Contabilidad y Práctica de operaciones de Comercio24 etc.

  • 25 C. García Montoro, "Contribución al estudio del Africanismo español: el Fomento Comercial Hispano M (...)
  • 26 La personalidad y la trayectoria política de Gómez Chaix puede seguir a través del libro de Fernand (...)
  • 27 Sobre Gómez y la vida política local duran te este periodo nos permitimos remitirnos a nuestros tra (...)

15Vinculados a las instituciones económicas y grupos patronales, como la Cámara de Comercio, Industría y Navegación (1887); la Cámara Agraria; la Liga de Contribuyentes (1874) o el Fomento Comercial Hispano-Marroquí (1906-1909), constituido en Málaga el 11 de octubre de 1906 con el beneplácito de los principales grupos de presión locales25, el caso más significativo de la insersión del profesorado en la burguesía mercantil - en este caso reformista - es Pedro Gómez Chaix26. Hijo de Pedro Gómez27, comerciante, alcalde de Málaga en tres ocasiones diferentes durante el "sexenio democrático", Diputado y Senador, Gómez Chaix está ligado a la alta burguesía comercial y a determinados intereses económicos franceses, como son la Société Générale de Transports Maritimes, la Compagnie de Navigation Mixte y la Compagnie de Messageries Maritimes, todas ellas con sede en Marsella y a las cuales representaba en Málaga. Dirigente de Unión Republicana, es uno de los mayores contribuyentes de la provincia en 1916, y pertenece a esa élite socio-económica ilustrada que acapara cargos y puestos de responsabilidad en las instituciones públicas y privadas malagueñas durante el primer tercio del siglo XX, destacando su labor al frente de la Sociedad Económica de Amigos del País, por la que acabó siendo Senador en 1923.

  • 28 Enrique Mapelli, "Francisco Bergamín Garcia (1855-1937)", Málaga, personajes en su historia, Málaga (...)
  • 29 Ma Dolores Ramos Palomo, "Poder, oligarquías y somatenes en Málaga, 1919-1930", Baetica, 10, Málaga (...)
  • 30 Málaga, Imp. Zambrana, 1903; Juan Luis Carrillo, Ma Dolores Ramos y Jesús Castellanos, La Sociedad (...)
  • 31 Una breve semblanza biográfica de J.C. Bruna en M. Morales Muñoz (ed.) La imagen femenína en la men (...)
  • 32 La cuestión de las zonas neutrales, Barcelona, 190. 3, Memoria 1908-99, p. 24.
  • 33 Málaga, Imprenta "El Popular", 1906.
  • 34 C. García Montoro, 1988, pp. 95-119.

16Otros nombres relevantes de esta relación son Francisco Bergamín García, representante de la facción conservadora y vinculado a la alta burguesía de negocios, Alvarez Net, Huelin Sans, Rein Arsu, Félix Saens... Afiliado al Partido Conservador, desde 1886 Bergamín García será elegido Diputado a Cortes por Campillos. Colaborador de Romero Robledo, ocupará los cargos de Subsecretario de Hacienda, Vicepresidente de las Cortes, Consejero de Instrucción Pública y, en 1920, ya con E. Dato, de Ministro de la Gobernación28; Ricardo Albert Pomata, Presidente del Colegio Pericial Mercantil y del Fomento Comercial Hispano Marroquí, copropietario de la Casa "Ruiz y Albert", dedicada a la crianza y elaboración de vinos finos, y representante de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación en la Comisión organizadora del Somatén en Málaga29; Francisoc Rivera Valentín, Licenciado en Medicina, Vocal de la Sociedad Malagueña de Ciencias Físicas y Naturales, socio fundador del Colegio de Médicos de Málaga, Director del Laboratorio Químico Municipal desde 1899 y de la revista Andalucía Científica (1903), miembro igualmente del Fomento Comercial Hispano Marroquí y autor de numerosas obras y folletos, entre otros Los productos comerciales. Su estudio y reconocimiento30; José C. Bruna, Miembro de las sociedades recreativo-culturales El Liceo (1842) y El Carnaval (1873), periodista y autor teatral, director de las revistas El Folletín (1872-1873) e Ilustración Andaluza (1879-1880), Cónsul de Italia en Málaga durante los años setenta31; Amador Oppelt Sans, Catedrático de Historia de España y Universal y de Tecnología industrial desde mayo de 1903, y autor del libro La Cuestión de las zonas neutrales, en el que propugnaba - como en la época fenicia - la creación de factorías comerciales en el norte de Africa y en América32; José M. Cañizares Zurdo, ferviente partidario del librecambismo, Secretario de la Asociación para la reforma de los aranceles de aduanas y del Congreso Nacional Mercantil celebrado en Madrid en 1883. Fundador y director de la Revista de Ciencias Comerciales (Málaga, 1894) y colaborador de Andalucía Científica, es autor del folleto Medios de fomentar las relaciones comerciales entre Málaga y Marruecos33, en el que incide en argumentos ya utilizados por J. Costa en El comercio Exterior Español y la cuestión de Africa (1882), defendiendo la penetración pacífica en el imperio magrebí. Miembro del Partido Liberal en 1917, partidario de Romanones, en 1919 representó al Colegio Pericial Mercantil en la Comisión organizadora del Somatén34.

  • 35 Entre otros, cabe destacar a Federico Gross, Baldomero Ghiara, Agustín de Heredia, José del Rio Arr (...)
  • 36 Memoria acerca del estado de la Escuela de Comercio de Málaga durante el curso de 1893 a 1894, op. (...)

17Como se puede deducir por lo expuesto, la identidad de intereses entre burguesía mercantil, instituciones y Claustro es casi absoluta. En ello viene a incidir, además, la presencia de representantes de la Cámara de comercio en las pruebas para la obtención del grado de Peritos y Profesores mercantiles, de acuerdo con el artículo 3° del R. D. de 9 de abril de 1886 por el que se creaban las Cámaras de Comercio35; así como las estrechas relaciones profesionales y humanas que se dan entre unos y otros medios, testimoniadas, entre otras manifestaciones y actos públicos, por la contribución del claustro a los festejos de Agosto; con la elevación de un pabellón en el Real de la Feria y la financiación de la carroza de Bellas Artes; por la designación de Pedro Gómez Chaix como vocal del Jurado del Certamen obrero promovido, en 1894, por el Ayuntamiento y la Junta de festejos de la ciudad; o por el ofrecimiento de premios y galardones realizados por el profesorado a los alumnos destacados por su aprovechamiento36.

El Alumnado

  • 37 Memoria acerca del estado de la Escuelo de Comercio de Málaga durante el curso de 1895 a 1896, Chai (...)
  • 38 Memoria acerca del estado de la Escuela Superior de Comercio de Málaga durante el curso de 1896 a 1 (...)
  • 39 Memoria que en el solemne acto de la apertura del Curso de 1888 a 1889 leyó en la Escuela de Comerc (...)

18Las noticias proporcionadas por las Memorias son lo suficientemente amplias como para conocer la evolución numérica y la procedencia social y geográfica de buena parte del alumnado. Numéricamente, podemos constatar cómo, desde el primer año, la cifra de alumnos mantiene una línea ascendente, aunque discontinua, hasta el curso 1894-1895, en que, coincidiendo con la elevación del Centro a la categoría de Escuela Superior, aumenta considerablemente el número de matrículas; lo que se explica por la necesidad en que se encuentra el alumnado de las restantes provincias andaluzas, salvo el de Cádiz, de revalidar sus estudios mercantiles en la escuela malagueña37. Como explica, por razones similares - el reconocimiento de los estudios superiores en Sevilla, el leve descenso experimentado a partir de 1901; minimizando la incorporación, como centros agregados, del Colegio Politécnico de Jesús (Almeria) y del Colegio San Alfonso (Córdoba), decretada por la Dirección General de Instrucción Pública en 189638. Se pasa, así, de los 95 alumnos iniciales, incluidos los 28 de los colegios agregados39, a 227 en el curso 1894-1895, que son 270 al año siguiente, manteniéndose en torno a los 230-240 hasta finales de siglo; con lo que el número medio de alumnos matriculados durante la primera etapa de vida de la escuela -110 por año- se duplica prácticamente en el período siguiente, al situarse la matrícula en 204 alumnos anuales.

EVOLUCIÓN DEL NÚMERO DE ALUMNOS MATRICULADOS (1887-1909)

AÑO

ALUMNOS MATRICULADOS

1887-1888

95

1888-1889

115

18891890

106

1890-1891

84

1891-1892

81

1892-1893

167

18931894

124

18941895

227

1895-1896

270

18961897

236

1897-1898

229

1898-1899

247

1899-1900

245

1901-1902

195

1902-1903

191

1903-1904

200

1904-1905

191

1905-1906

180

1906-1907

152

1907-1908

143

1908-1909

176

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos proporcionados por las Memorias sobre el estado del centro.

19Sociológicamente, la enseñanza comercial dispensada servía para formar los futuros cuadros dirigentes, reclutados, casi sin excepción, entre los hijos de la misma burguesía. Aunque los datos de que disponemos no nos permiten llegar a conclusiones definitivas sobre la procedencia social del alumnado, la personalidad de aquellos que obtienen premios y menciones honoríficas, así como la de quienes logran superar los ejercicios de Peritaje y Profesor mercantil, nos muestran que la mayoría son miembros de la burguesía andaluza. Entre los alumnos que obtienen premios y menciones honoríficas, nos encontramos con Amador Oppelt Sans y Fernando Cámara Livermore, incorporados en los años siguientes como profesores de la Escuela, Vicente Gómez Arjona, Felix Prini, hijo de Juan Prini Castellanos, propietario de una fábrica de lunas y espejos, José M. Cañizares, Gustavo Jiménez Fraud, Julián Portal, Juan Oyarzábal Smith, Ricardo Brotona Maynoldi, Emilio Crovetto Vidal, Vicente Gómez Arjona, Francisco Echecopar Consiglieri, Laureano Laza Herrera, etc., etc.

  • 40 Memoria acerca del estado de la Escuela Superior de Comercio de Málaga durante el curso de... 1894- (...)
  • 41 Memoria acerca del estado de la Escuela Superior de Comercio de Málaga durante el curso de 1904 a 1 (...)

20De los 78 alumnos aprobados en los ejercicios de grado de Profesor Mercantil durante los cursos 1894-1898, 41 son naturales de la provincia de Málaga, 7 de Sevilla, 5 de Cádiz y Córdoba, 4 de Granada y Jaén, 3 de Madrid, 2 de Almería, y 1 de Alicante, Badajoz, Buenos Aires, Gerona, Huesca, Toledo y Valladolid40; de entre los que caben destacar a Juan y Antonio Malo de Molina Parras, de Jaén; a Eduardo de Toro Lobato y Joaquín Marín Diaz de Herrera, de Córdoba; a Ramón Melgares Pérez del Castillo y Luís de Irissarri Pastor, de Madrid; a Vicente Ayuso Barés, de Huesca; a Juan Garcia Ayala, de Valladolid; a Miguel de la Fuente Espada, Enrique Parody Gómez, Emilio Crovetto Vidal y Julián Portal, de Málaga. A los que se unirán, en los años siguientes, Francisco y Gabriel Alferez Lirola, de Almería; Laureano Laza Herrera y Enrique Ximénez de la Macorra, de Málaga; Antonio Gómez Garcia-Bazallana, de Madrid; Miguel Granados Franco, de Manila; Vicente Ceballos Escalera Diaz, de Sevilla; Francisco Wilhelmi Manzano, de Granada41.

  • 42 F. Arcas Cubero, op. cit., p. 225.
  • 43 El Popular, 1 de noviembre de 1916.
  • 44 Una aproximación a algunos de estos conflictos en C. Garcia Montoro y J. A. Parejo Barranco, op. ci (...)

21La otra cara de la realidad la constituye el alumnado de los cursos gratuitos de aplicación al comercio organizados para las clases populares por la Sociedad Económica de Amigos del País, que, de la mano del mismo Gómez Chaix, contarán en sus inicios -en enero de 1906- con 339 alumnos matriculados42, que cursarán materias como Aritmética Mercantil, Teneduría de libros, Francés, Gramática Castellana y Caligrafía43. De esta manera, se conformaban unos grupos destinados a cubrir los cuadros intermedios del sector mercantil: tenedores de libros, oficinistas, capataces y encargados, que desempeñarán un papel fundamental como freno a las reivindicaciones de los dependientes de comercio en las huelgas de las primeras décadas del siglo XX44.

22A modo de conclusion podemos resaltar la función - más que evidente - que a nivel social, económico e ideológico desempeñó la Escuela de Comercio en la sociedad malagueña de entresiglos. Como prueba de ello cabe recordar la relación profesional y personal que el profesorado mantiene con otras instituciones y sociedades; el impulso dado a la creación de la Asociación de Fomento Comercial Hispano-Marroquí, promovida por la Asociación de Profesores y Peritos Mercantiles; o el papel desempeñado por R. Albert Pomata y José M. Cañizares en la organización del Somatén en Málaga en 1919.

Notes

1 Sin ánimo de exhaustividad pueden servir de ejemplo los trabajos de José Luis Peset et al. Ciencias y enseñanza en la revolución burguesa, Madrid, S. XXI, 1978; Josep R. Tomás y J. Estivili, "Apuntes para una historia de la organización del trabajo en España, 1900-1936", Sociologia del Trabajo, Madrid, núm. 1, 1979, pp. 17-43; Manuel de Puelles Benitez, Educación e ideología en la España contemporánea (1767-1975), Barcelona, Labor, 1980; Alejandro Mayordomo Pérez, Educación y "cuestión" obrera en la España contemporánea, Valencia, 1981; J. Mones i Pujol-Busquets, "Enseñanza técnica y profesional y desarrollo socio-económico. El caso de la Junta de Comercio de Barcelona (1769-1851)", Historia de la Educación, núm. 4, 1985, pp. 241-271; Pere Solá, "Education d’adultes, qualification de la force de travail et classe ouvrière pendant la première Restauration borbonique", L’Enseignement primaire en Espagne et en Amérique Latine du XVIIIe siècle à nos jours. Politiques éducatives et Réalités scolaires, Tours, Publications de l’Université de Tours, 1986, pp. 155-174; y José A. Piqueras, El taller y la escuela, Madrid, S. XXI, 1988.

2 José Ma Jover Zamora, La época de la Restauración. Panorama politico-social, 1875-1902, Madrid, Labor, 1981; Santiago Castillo (éd.), Reformas Sociales. Información oral y escrita publicada de 1889 a 1893. Madrid, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, 1985; Jacques Beyrie, "L’Espagne de la Restauration, 1875-1917", en Bartolomé Bennassar (dir.), Histoire des Espagnols 2. XVIIIe-XXe siècle, Paris, Armand Colin, 1985, pp. 213-259.

3 RR.00. de 13 de septiembre y 14 de octubre de 1887, en Colección Legislativa de España, Segundo semestre de 1887, Tomo CXXXIX, Madrid, Imp. del Ministerio de Gracia y Justicia, 1888, pp. 260-264 y 303-309; e Yvonne Turin, La Educación y la Escuela en España de 1874 a 1902. Liberalismo y tradición, Madrid, Aguilar, 1967, p. 312.

4 P. Solá, Els Ateneus Obrers i la cultura popular a Catalunya (1900-1939). L’Ateneu Enciclopèdic Popular, Barcelona, Edicions de La Magrana, 1978; Francisco Villacorta Baños, "El Ateneo de Madrid (1896-1907), la Escuela de Estudios Superiores y la Extensión Universitaria", Hispania, Madrid 1979, tomo XXXIX, 141, pp. 101-157; Jean-Louis Guereña, "Associations culturelles pour ouvriers et artisans à Madrid (1847-1872)", Culture et Société en Espagne et en Amérique Latine au XIXe siècle, Centre d’Études Ibériques et Ibéroaméricaines du XIXe siècle de l’Université de Lille III, Lille, 1980, pp. 77-91 y "La projection sociale de l’Université à la fin du XIXe siècle: l’Extension Universitaire en Espagne", Higher Education and Society, Historical Perspectives, Vol. I, Salamanca, Universidad de Salamanca, 1985, pp. 208-215; Alejandro Tiana, "Las primeras Universidades populares españolas y la educación de la clase obrera", L’Enseignement primaire en Espagne..., op. cit., pp. 211-224; José Ma Hernández Díaz, "Burguesía liberal y educación popular en la España interior. Las Escuelas de Artes y Oficios en la Restauración", en J.-L. Guereña y A. Tiana (Eds), Clases populares, Cultura, Educación. Siglos XIX-XX, Madrid, Casa de Velazquez-UNED, 1989, pp. 241-251; y Juan A. Garda Fraile, "El Fomento de las Artes durante la Restauración (1883-1912)", en Clases populares, Cultura, Educación, op. cit., pp. 439-453.

5 Colección Legislativa de España, Segundo semestre de 1887, Tomo CXXXIX, p. 4.

6 Sobre esta institución puede consultarse la obra de C. García Montoro y J. A. Parejo Barranco, Historia de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Málaga (1886-1986). Málaga, 1986.

7 Discurso leído en la solemne inauguración de la Escuela Elemental de Comercio de Málaga el dia 1° de Noviembre de 1887, por Don Miguel de Vega y Muñoz, Catedrático propietario de Lengua inglesa, Málaga, 1888, Establecimiento Tipográfico de E. Carreras, 8 pp.

8 Ibid., pp. 4-6.

9 Memoria que en el solemne acto de la apertura del curso de 1888 a 1889 leyó en la Escuela de Comercio de Málaga D. Luis Ma Sanjuan y Hungo, Catedrático y Secretario de la misma, Málaga, 1888, Establedmiento Tipográfico de E. Carreras, pp. 7-8.

10 "Conclusiones acerca de la reforma de los estudios de comercio votadas por el Congreso Nacional de Profesores y Peritos Mercantiles en su sesión de clausura de 30 Mayo 1891", Memoria acerca del estado de la Escuela de Comercio de Málaga durante el curso de 1890 a 1891, por Pedro Gómez Chaix, Catedrático y Secretario del establecimiento, Málaga, Tipografía de Manuel Cerbán, 1891, pp. 10-11.

11 Ibid., p. 15.

12 Memoria acerca del estado de la Escuela de Comercio de Málaga durante el curso de 1893 a 1894, por Pedro Gómez Chaix, Catedrático y Secretario del establecimiento, Málaga, Tipografía de Manuel Cerbán, 1894, p. 8; y C. Garcia Montoro y J. A. Parejo Barranco, op. cit., p. 50.

13 Gaceta de Madrid, 31 de julio de 1894. Los distintos pasos seguidos en este proceso pueden conocerse a través de la Memoria acerca del... curso 1893 a 1894, op. cit., pp. 8-9.

14 Memoria... curso de 1893 a 1894, op. cit., pp. 7-8.

15 M. Morales Muñoz, "La difusión de la cultura entre las clases populares malagueñas: la Asociación Libre para la Enseñanza Popular (1869-1871)", Arbor Madrid núm. 509, mayo 1988, pp. 73-84.

16 Escuela Superior de Comercio. Primera y única en su clase, agregada al Colegio de San Jorge, Prospecto para el curso de 1888-1889, Málaga, Tipografía de Las Noticias.

17 Memoria... curso 1893-1894, pp. 10-11. Un estudio reciente sobre la prensa local en J. A. Garcia Galindo, Prensa y Sociedad en Málaga (1875-1923). La proyección de un modelo de periodismo periférico, Málaga, 1991, Tesis doctoral mecanografiada.

18 Memoria... curso 1892 a 1893, op. cit., p. 6.

19 Discurso leído en la solemne inauguración de la Escuela Elemental de Comercio de Málaga el dia 1° de Noviembre de 1887, op. cit., p. 5.

20 Entre otros, Mariano Acosta, Enrique Herrera Cosme, Agustín Sánchez, Francisco Robles, José Robles, Bernardo Fernández, Jaime Jennetté, Carlos Hendel, Manuel Guerrero Baena, Julio Silva Salido y J. C. Bruna, quien se incorporará a la Escuela de Comercio, como Catedrático de Italiano, en 1892. Cfr. Escuela Superior de Comercio, primera y única en su clase. Agregada al Colegio de San Jorge. Prospecto para el curso de 1888-1889 y 1890-1891, Málaga, Tipografía de Las Noticias.

21 Memoria acerca del estado de la Escuela de Comercio de Málaga durante el curso de 1890 a 1891, op. cit., pp. 6-9; y Memoria... curso 1894 a 1895, Málaga, Establecimiento Tipográfico de Poch y Creixell, 1895, p. 5.

22 Memoria... curso 1891 a 1892, p. 6.

23 Memoria... curso 1893 a 1894, p. 13.

24 Memoria... curso 1895 a 1896, p. 5.

25 C. García Montoro, "Contribución al estudio del Africanismo español: el Fomento Comercial Hispano Marroquí de Málaga (1906-1909) Anuario, Málaga, 1988, Centro Asociado de la UNED de Málaga, vol. II, pp. 95-119. Un análisis de conjunto sobre los distintos grupos sociales en los primeros años de siglo en Ma Dolores Ramos, "Estructura social en Málaga (I): el vértice del poder, 1900-1920", Baetica, 8, Málaga 1985, pp. 515-534 y Estructura social en Málaga (II): medianas y pequeñas burguesías. Los sectores populares. 1914-1923", Baetica, 9, Málaga 1986, pp. 414-430.

26 La personalidad y la trayectoria política de Gómez Chaix puede seguir a través del libro de Fernando Arcas Cubero, El republicanismo malagueño durante la Restauración, 1875-1923, Córdoba, Ayuntamiento, 1985. Véase también, de M.D. Ramos, La crisis de 1917 en Málaga, Málaga, Servicio de Publicaciones de la Diputación Provincial, 1987.

27 Sobre Gómez y la vida política local duran te este periodo nos permitimos remitirnos a nuestros trabajos "La lucha política en Málaga durante el sexenio revolucionario", Baetica, Málaga, núm. 6, 1983, pp. 341-386; y Economia y sociedad en la Málaga del siglo XIX. Aproximación a la historia social del "sexenio revolucionario", Málaga, Servicio de Publicaciones de la Diputación Provincial, 1983.

28 Enrique Mapelli, "Francisco Bergamín Garcia (1855-1937)", Málaga, personajes en su historia, Málaga, Editorial Arguval, 1985, pp. 101-104.

29 Ma Dolores Ramos Palomo, "Poder, oligarquías y somatenes en Málaga, 1919-1930", Baetica, 10, Málaga, 1987, pp. 385-410; y C. García Montoro, op. cit., 1988, pp. 98-99.

30 Málaga, Imp. Zambrana, 1903; Juan Luis Carrillo, Ma Dolores Ramos y Jesús Castellanos, La Sociedad Malagueña de Ciencias. Catálogo de sus manuscritos, Málaga, Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Málaga, 1984, pp. 124-127, y "Regeneracionismo, regionalismo y ciencia en la Málaga de comienzos de siglo: la revista Andalucía Científica (1903-1904)", Dynamis, Vol. 5-6,1985-86, pp. 307-341.

31 Una breve semblanza biográfica de J.C. Bruna en M. Morales Muñoz (ed.) La imagen femenína en la mentalidad conservadora (1860-1935). Málaga, Servicio de Publicaciones de la Diputación Provincial, 1991 (en prensa).

32 La cuestión de las zonas neutrales, Barcelona, 190. 3, Memoria 1908-99, p. 24.

33 Málaga, Imprenta "El Popular", 1906.

34 C. García Montoro, 1988, pp. 95-119.

35 Entre otros, cabe destacar a Federico Gross, Baldomero Ghiara, Agustín de Heredia, José del Rio Arrabal, Eugenio Ximénez Pastor, José Ramos Power, Francisco Masó, Rafael Moreno Castañeda, José Ma de Torres, etc.

36 Memoria acerca del estado de la Escuela de Comercio de Málaga durante el curso de 1893 a 1894, op. cit., pp. 23-24.

37 Memoria acerca del estado de la Escuelo de Comercio de Málaga durante el curso de 1895 a 1896, Chaix, Málaga, Establecimiento Tipográfico de Poch y Creiwell, 1896, p. 8.

38 Memoria acerca del estado de la Escuela Superior de Comercio de Málaga durante el curso de 1896 a 1897, por Pedro Gómez Chaix. Málaga, Tipografía de Zambrana Hermanos, 1897, pp. 8-9.

39 Memoria que en el solemne acto de la apertura del Curso de 1888 a 1889 leyó en la Escuela de Comercio de Málaga D. Luis Ma Sanjuán y Hungo, op. cit., p. 12.

40 Memoria acerca del estado de la Escuela Superior de Comercio de Málaga durante el curso de... 1894-1898, por Pedro Gómez Chaix, op. cit., 1895-1898.

41 Memoria acerca del estado de la Escuela Superior de Comercio de Málaga durante el curso de 1904 a 1905, Málaga, Tipografía de Ricardo Sánchez, 1906, pp. 20-21; Memoria acerca del estado... durante el curso de 1908 a 1909, Málaga, Tipografía de "El Popular", 1910, pp. 20-21. La insersión social de unos y otros alumnos en los trabajos ya citados de J.L. Carrillo, M.D. Ramos y J. Castellanos, 1984; F. Arcas Cubero, 1985; y M.D. Ramos, 1985 y 1986.

42 F. Arcas Cubero, op. cit., p. 225.

43 El Popular, 1 de noviembre de 1916.

44 Una aproximación a algunos de estos conflictos en C. Garcia Montoro y J. A. Parejo Barranco, op. cit., pp. 53-54; y M.-E. Ramos, "Historia de una huelga perdida. Organización y derrota de la dependencia mercantil de Málaga (1919)", Estudios de Historia Social, Núms. 42-43, Madrid, julio-diciembre 1987, pp. 237-251.

Auteur

Universidad de Málaga

© Presses universitaires François-Rabelais, 1991

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540