Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Matériaux pour une histoire de la scolarisation en Espagne et en Amérique Latine (XVIIIe - XXe siècles)

 | 
Jean-René Aymes
, 
Ève-Marie Fell
, 
Jean-Louis Guereña

I. Aspects quantitatifs et juridiques

La primera enseñanza en Málaga, 1868-1874. Notas sobre la oferta pública

Manuel Morales Muñoz

Texte intégral

  • 1 Para el conocimiento de la labor legislativa, véase Historia de la educación en España. Textos y do (...)

1Resulta suficientemente conocido para la historiografía actual cómo con la "Gloriosa" el tema de la ensefianza adquiere una nueva dimensión. Apenas abierto el paréntesis revolucionario se desarrolla una ingente labor legislativa que tiene por objeto la extensión y difusión de la instrucción en todos sus niveles. Ahí están las distintas asociaciones de enseñanza popular; las de enseñanza de la mujer, etc.1.

  • 2 El Avisador Malagueño. Periódico político y de intereses generales, 10. 10.1868. Un amplio estudio (...)

2Como señalaba el periódico local El Avisador Malagueño, la extensión de la instrucción elemental debía ser la preocupación esencial y la razón misma de un sistema politico que, como el del Sexenio, se fundamentaba en el sufragio y en "el fecundo y regenerador principio de la libertad"2.

3Pero la realidad escapa a esta lógica doctrinal. Al continuar la financiación de las escuelas a cargo de los Ayuntamientos, secularmente agobiados por la falta de recursos económicos, la primera ensefianza quedaba condenada al fracaso.

  • 3 Una visión general de este desolador panorama en A. Viñao Frago, "La educación en el sexenio (1868- (...)

4Durante estos años son frecuentes las voces levantadas desde la misma corporación municipal denunciando la situación de la enseñanza elemental. El estado de la oferta publica no podia ser más lamentable. Al escaso número de escuelas hay que afiadir las deficiencias de los locales, las altas tasas de desescolarización, el adeudo de los salarios a los maestros, ο el impago del material. Como vemos, toda una serie de aspectos que definen la oferta publica en materia de instrucción primaria y sobre los cuales centraremos nuestro trabajo3.

Los establecimientos

5Un factor mensurable, que evidencia sobradamente el desfase existente entre legislación y realidad educativa, es el número de escuelas. Aunque, atendiendo a la evolución de la enseñanza publica en Mâlaga desde comienzos de los afios cincuenta, pensamos que tal discordancia no debe ser imputable únicamente a la gestión desarrollada durante el Sexenio revolucionario.

  • 4 V. Martinez Montes, Topografía médica de la ciudad de Málaga, Málaga, Círculo Literario, Imprenta d (...)

6En diciembre de 1853, Mâlaga-capital cuenta con 9 escuelas públicas. A comienzos de 1868, son solamente 15, un número a todas luces insufïciente para las previsiones de la Ley Moyano, teniendo en cuenta que la población de la ciudad en estos momentos es de 94. 732 habitantes. Con todo, los resultados experimentados durante el Sexenio no son mâs positivos, al ser 16 las escuelas publicas abiertas en 18714.

  • 5 El Avisador Malagueño, 21. 6.1872.

7Como amargamente reconocía el Ayuntamiento, en los cuatro primeras afios de administración revolucionaria, tan sólo se habían podido crear tres establecimientos de nifios y uno de niñas5.

  • 6 "Memoria de Don José Azua, presidente que fué de la Comisión de Instrucción Pública del Ayuntamient (...)

8Pero si nos detenemos en el análisis de las distintas escuelas, vemos cómo las condiciones que reunen no son precisamente las más idóneas para el fin a que estân destinadas. En no pocas ocasiones, son locales reducidos, mal iluminados, y con escasa aireación6.

  • 7 El Avisador Malagueño, 25. 5.1871 y "Escuelas públicas de primera enseñanza de la provincia y crédi (...)

9Otro aspecto de gran importancia es el de las dotaciones para material y menaje. Las cantidades presupuestadas no experimentan variación alguna a lo largo de estos años, salvo las producidas por la creación de nuevas escuelas. En 1871, el importe consignado es de 6. 373 pesetas, que ascienden a 8. 428 en los años 1874-18757.

  • 8 "Memoria de Don José Azua", Op. cit.

10Según la Memoria del Presidente de la Comisión de Instrucción Pública8, la situación de los centros existentes en 1871 es la siguiente:

Escuelas de niños:

Escuela práctica agregada a la Normal de Maestros

11Establecida en el edificio del Colegio de San Telmo, es la que reune mejores condiciones, estando dotada con 562,50 pesetas anuales para gasios de material.

Escuela elemental de San Agustín

12Situada en Callejones del Perchel, n° 35, la escuela mide 38 x 6,2 m., incluida la habitación para el maestro.

13El local disfruta de excelente ventilación y salubridad, con luz abundante por los cuatro costados.

14El mobiliario consta de 27 cuerpo de carpintería en mediano estado, siendo su dotación para material de 500 pesetas al año.

Escuela de Nuestra Señora de la Asunción

15Ubicada en calle Pulidero, 17, cuenta con habitación para el maestro. El local consta de tres naves separadas por pilares, mide 15 x 11,4 metros, tienen cabida 13 cuerpos de carpintería.

16Su salubridad es excelente y la luz abundante.

Escuela elemental del Salvador

17Situada en calle Trinidad, 38. El aula ocupa 32 x 6,7 m., con 30 bancos en buen estado.

18Posee todas las comodidas necesarias, con buena ventilación, salubridad y luminosidad.

19Dotada con 500 pesetas para material.

Escuela Elemental de San Rafael

20Situada en Llano del Mariscal, n° 22, cuenta con habitación para el maestro.

21El local está dividido en dos naves que acogen 112 bancos.

22Recibe luz por un solo costado, resintiéndose de oscuridad en algunos sitios. Su ventilación es deficiente.

Escuela de Nuestra Señora de los Dolores

23El local situado en calle Refino, n° 44, estâ dividido en dos naves que dan cabida a 31 bancos.

24Mide es de 28 x 9,7 m., posee buenas luces y saludable ventilación.

25Dotada, como la anterior, con 500 pesetas para gastos de material.

Escuela Elemental de Santa Ana

26Situada en la Plaza de Riego, posee un antesalón para ejercicios doctrinales, y una sala de 22,5 x 4,6 m., donde se situan 14 bancos.

27De escasa luminosidad, el local es muy insalubre, siendo peligrosa su empinada escalera.

28Su dotación para material es de 500 pesetas.

Escuela Elemental de San Pedro

29Ubicada en calle San Andrés, n° 2, cuenta habitación para el maestro. La clase propiamente dicha se compone de dos naves paralelas de 15,5 x 4 m. cada una, con 20 cuerpos de carpintería.

30Posee buena ventilación y luminosidad, aunque mediana salubridad, al "tener el excusado dentro de la clase".

31Está dotada con 275 pesetas anuales para gastos de material.

Escuela Elemental incompleta de Núestra Señora del Rosario

32Con habitación para el maestro, está situada en calle Málaga, n° 15 (El Palo).

33Mide es de 8 x 3,8 m., acogiendo 4 bancos. Para gastos de material recibe 275 pesetas anuales.

34Presenta saludable ventilación y bastante luz que recibe por dos costados.

Escuelas de niñas:

Escuela practica agregada a la Normal de Maestras

35Su administración, plan de estudios, régimen interno, etc., está encomendada a la Directora de la escuela Normal, limitándose las atribuciones municipales al nombramiento de ayudantes, a la inspección higiénica del edificio, y al pago del material y haberes del personal subalterno.

36Está dotada con 412,5 pesetas de material.

Escuela Elemental de Núestra Señora de la Victoria

37Se encuentra en Pasillo de Guimbarda, n° 5. El local consta de dos salones con dos naves cada uno, de 13 x 5,5 m. el primera, y 16,5 x 8,7 el segundo.

38En ambos salones hay 15 cuerpos de carpintería en mediano uso, y 235 sillas.

39Su capacidad, luz, y ventilación es excelente.

40Su dotación para gastos de material es de 333 pesetas al año.

Escuela Elemental de la Santísima Trinidad

41Con casa para la maestra, el local está en calle Trinidad, n° 30, con una superficie de 32 x 6,7 m.

42Acoge 15 cuerpos de carpintería en buen estado y 40 bancos.

43Reune todas las comodidades y condiciones necesarias de salubridad, ventilación y luz.

44Su dotación para material es de 333 pesetas.

Escuela Elemental se la Santisima Cruz y San Felipe

45El local, ubicado en el Llano del Mariscal, n° 26, forma dos naves divididas por pilares, con una superficie de 17,5 x 7,5 m.

46Cuenta con 15 cuerpos de carpintería en buen uso y 110 sillas.

47Recibe la luz por un solo costado, adoleciendo de falta de luz la otra nave.

Escuela Elemental de la Concepción

48En Plaza de la Victoria n° 140, posee habitación para la maestra.

49El local mide 17 x 3,6 m., donde se sitúan 8 bancos en regular estado y 132 sillas.

50Carece de la luminosidad y temperatura adecuadas.

51Su dotación de material es de 333 pesetas.

Escuela Elemental incompleta de la Encarnación

52Situada en calle Málaga, n° 24 (El Palo), con habitación para la maestra.

53El salón, con buenas luces y ventilación, tiene 9 x 3,6 m., ocupado por 3 cuerpos de carpintería y 50 sillas.

54Para gastos de material cuenta con 183 pesetas anuales.

Escuela Elemental de Santa Teresa de Jesús

55El local, situado en calle Alcazabilla, n° 26, no reune condiciones para escuela. Tiene una sala principal donde se han colocado con estrechez 12 cuerpos de carpintería y 60 sillas.

56La dotación para material es de 333 pesetas.

Escuelas nocturnas de adultes:

  • 9 Sobre las escuelas de adultos durante este periodo, véase M. Morales Muñoz, "Enseñanza popular y cl (...)

57Las tres existentes ocupan los locales correspondientes a las escuelas de niños situadas en calle Refino, calle Trinidad y calle Pulidero. Cada una de ellas cuenta con 500 pesetas anuales para gasto de material9.

Los Maestros

  • 10 "Memoria de Don José Azua", Op. cit., y Β. O. P., 14. 1.1873.

58El personal docente con que cuentan las distintas escuelas publicas asciende a 46 maestros en 1871. Este número se compone de 19 maestros titulares y 34 ayudantes10.

  • 11 M. Morales Muñoz, Economía y Sociedad en la Málaga del siglo XIX. Aproximación a la historia social (...)
  • 12 Β. O. P., 13. 4.1873.

59Sus retribuciones frecuentemente quedan por debajo de las correspondientes a otras categorías de funcionarios, como los de la Diputación Provincial ο la Delegación Provincial de Correos11. Los sueldos de los maestros malagueños, determinados por la Ley Moyano en función de la clasificación del establecimiento y del sexo, oscilan entre las 2. 250 pesetas que recibe José Femández de Segura como regente de la Escuela Práctica agregada a la Normal, y las 732,50 de Josefa López, titular de la escuela elemental incompleta de la Encarnación12.

  • 13 ilustración gráfica del siglo XIX en España, Madrid, Alberto Corazon, editor, 1979.
  • 14 El Avisador Malagueño, 25. 5.1871.

60Víctimas seculares de la gestión política desarrollada por las distintas administraciones, será proverbial la inseguridad económica de sus ingresos, tan gráficamente recogida por Valeriano Bozal13, y frecuentemente denunciada desde distintos medios. A finales de 1871 se les adeudaba 10 mensualidades en concepto de salario y 22 de material14.

  • 15 Conscientes del atraso intelectual de las clases populares, entre los objetivos que se fijaba la as (...)

61A finales de ese mismo año, siguiendo el camino iniciado por el profesorado de Barcelona, se constituye la Asociación Provincial de Maestros y Maestros. La Junta Directiva interina estaba formada por Anastasio Mojares como Presidente, Juan Carretero Vicepresidente, José Martín Osorio Secretano 1°, Juan Tinoco Secretario 2°, y Juan Morales, Juan Domínguez, José Femández de Segura, Rafael Herrera y Salvador Vergara, Vocales15.

  • 16 N. Díaz de Escovar, Apuntes para la historia del periodismo en la provincia de Málaga. Bibliografia (...)

62Semanas antes hizo su aparición el órgano de expresión de la asociación, La Educación Popular, que se publicará con distintas interrupciones entre noviembre de 1871 y enero de 1877. Su edición estaba a cargo de José García Taboadela, padre del internacionalista José Garcias Viñas16.

63La personalidad, escuelas donde prestan sus servicios, y sueldos recibidos son los siguientes:

Escuelas de ninos

Escuelas de ninos
  • 17 Las otras 1.000 pesetas las recibe Antonio Locarno, maestro jubilado del mismo centro.

Note1717

Escuelas de niñas

Escuelas de niñas

"Memoria de Jon José Azúa, Presidente de la Comisión de Instrucción Publica del Fuente: Ayntamiento de Mâlaga", El Avisador Malagueño, 11 al 23 de mayo de 1871

Alumnado

64En 1853 las nueve escuelas públicas existentes en Málaga acogían a 1. 545 alumnos (1. 186 niños y 291 niñas). En 1871, la capacidad de los centros escolares malagueños era de 2. 148 alumnos, repartidos de la siguiente manera:

65- Establecimientos masculines

Elemental de San Agustín

220

Elemental de la Asunción

180

Elemental del Salvador

250

Elemental de San Rafael

170

Ntra. Sra. de los Dolores

220

Elemental de Santa Ana

120

Elemental de San Pedro

240

Elemental incompleta de Ntra. Sra del Rosario

  20

66- Establecimientos femeninos

Ntra. Sra. de la Victoria

120

Santísima Trinidad

250

Santa Cruz y San Felipe

120

Elemental de la Conception

130

Sta Teresa de Jesús

  48

Elemental incompleta de la Encamación

  60

  • 18 El Avisador Malagueño, 21 y 22. 12. 1853, e "Informe de la Inspección Provincial de la enseñanza, O (...)

67Unas cifras, éstas, que nada nos revelan, sin embargo, acerca de la escolarización efectiva de la población infantil malagueña18.

  • 19 Β. O. P., 14. 1.1873.

68Para 1872, contamos con unas estadísticas de mayor interés, como son los informes elaborados por los Inspectores provinciales. Junto a datos conocidos, como número de escuelas, nombre de los maestros, condiciones de los locales, etc., se detallan otros referentes a la conducta y celo del maestro ο al número de alumnos19. Pero estas estadisticas aún no resultan suficientemente explicitas, desde el momento en que el número de alumnos citados corresponde a aquellos escolares presentes el día de la visita girada por el Inspector Provincial.

  • 20 A. Viñao Frago, "Fuentes para el estudio de la alfabetización en periodos precensales", Sisenes Jor (...)
  • 21 La statistique de l'enseignement primaire. 19e-20e siècles. Politique et mode d'emploi, Paris, Inst (...)

69No disponemos, por tanto, del número de matriculados a comienzos de curso, de las cifras medias de asistentes, ο de otros datos que nos permitan conocer la escolarización efectiva de la población infantil malagueña. Una tarea, compleja de por sí, que se ve dificultada cuando se trata de estudios locales, al no disponerse de fuentes como los Anuarios ο recapitulaciones realizadas por el Ministerio a nivel nacional y provincial20. Nos encontramos, pues, frente a lo que J. N. Luc denomina para el caso francés como "conspiración del silencio"21.

  • 22 El Avisador Malagueño, 10. 8.1869.
  • 23 El Avisador Malagueño, 24. 1.1872.

70Ante ello, hemos recurrido a fuentes indirectas que nos sugieren la existencia de un elevado indíce de absentismo escolar. En agosto de 1869, la Comisión municipal de Instrucción demandaba a la Junta Local la apertura de un expediente que delimitase las causas de la total ausencia de alumnos en la escuela de Nuestra Sénora del Rosario22. En enero de 1872, es la Junta quien, deplorando el rechazo que sufre la institución escolar, se dirige al Obispo de la Diócesis para que a través de los párrocos incitase a padres y tutores a enviar a los niños a la escuela23.

71Pero la aspiración a una escolarización generalizada debía partir necesariamente de una enseflanza obligatoria y gratuita, lo que tropezaba con numerosos obstâculos económicos e ideológicos.

Carácter de la enseñanza

  • 24 A. Viñao, "la educación en el sexenio". Op. cit., pp. 87-102.

72Prueba de ello son las polémicas suscitadas durante estos años a propósito del carácter que debía revestir la intrucción pública. Unos debates en los que subyace la dual concepción doctrinal de los liberales españoles, como señala Viñao Frago24.

  • 25 El Avisador Malagueño, 11. 10.1868.

73Ya en los días siguientes a la revolución de septiembre, El Avisador Malagueño se declaraba partidario de la enseñanza obligatoria, aunque haciendo ver la conveniencia de que el Estado concurriese "sin privilegios ni exclusivismos al gran mercado de la instrucción, creando escuelas gratuitas para los que están sumidos en la indigencia y en la miseria"25.

  • 26 Sobre el fenómeno asociativo en Málaga a mediados de siglos ver M. Morales Munoz, "La sociabilidad (...)
  • 27 "Debate celebrado en la Sección Científico Literaria del Circulo Mercantil el 11 de octubre", El Av (...)

74Es sin embargo en octubre de 1871 cuando la cuestión adquiere mayor significado, al establecerse como punto de discusión en las reuniones organizadas por la "Sección Científico-Literaria" del Círculo Mercantil26. En líncas generales, las posturas de ambas tendencias aparecen representadas por Juan José de Sala, como partidario del más puro laissez-faire, y Joaquín Madolell, defensor de la acción del Estado. En las intervenciones de uno y otro no faltan los argumentos jurídicos e ideológicos, como tampoco los materiales. Mientras Madolell pone el acento en el incumplimiento de los artículos 7 y 8 de la Ley Moyano y en el binomio libertad-instrucción, "porque un pueblo ignorante elige representantes ignorantes", Juan J. de Salas aducía que la aplicación de la Ley era contraria al artículo 24 de la Constitución, y que "la sola idea de ensefianza obligatoria significa un atentado a la libertad individual, a la conciencia y a los intereses de la familia". Finalmente añadía que "el ejercicio de la libertad no se perfecciona con saber leer y escribir"27.

75No podemos terminar sin aludir a la ensefianza como medio de integración. Particularmente en una época que descubre la amenaza que suponen para el orden social vigente las organizaciones obreras.

76A este respecte resultan particularmente explicitas las palabras de Ramón Maroto, catedrático para la creación de un taller-escuela destinado a la enseñanza de artesanos:

  • 28 R. Maroto, Las escuelas de Artes y oficios. Consideraciones sobre la ensefianza industrial, Málaga, (...)

Cuando la agitación cunde entre las masas que aspiran a un bienestar que la justicia les indica y que ellas no saben buscar, cuando es visto que las aspiraciones de todos los hombres honrados y amantes de su patria (...) no pueden realizarse sin que se alumbre la conciencia de las últimas capas sociales, para matar doctrinas que no tengan un racional fundamento y que desgraciadamente, dado el mal estado de preparación de aquellas, pueden hacer rápidos progresos (...) el que suscribe cree prestar un servicio a los intereses morales y materiales de Málaga, y espera encontrar para su fín el apoyo de la Diputación Provincial28

77Destacado es también el papel desempeñado por la Iglesia en esta empresa de conservación social. En la mentalidad eclesiástica la enseñanza de las escuelas públicas y la doctrina cristiana forma parte del mismo "mensaje". Tomando como pretexto el escristo de la Junta de Instrucción Pública, lamentando el rechazo sufrido por la escuela entre los medios populares, en enero de 1872, el Obispo de Málaga dirige a los curas-párrocos una circular en la que les sugería la necesidad de concienciar a sus feligreses sobre un tema de tanta importancia como el de la educación:

  • 29 El Avisador Malagueño, 24. 1.1872.

"No dudamos — decía la Circular que penetrados nuestros párrocos de que el mal presente de nuestros días consiste en gran parte en la falta de verdadera instrucción acerca de nuestros deberes cristianos, y en la perversidad de las ideas anticatólicas que con profusión se han ensenado de palabra y por escrito; no dudamos que se esforzarán en oponer el oportuno remedio (...) inculcando la necesidad imperiosa de que sus feligreses se instruyan en las letras humanas para conocer y practicar los mandatos de Dios y de su Santa Iglesia"29.

78A la vista de lo expuesto, estimamos que el balance de la oferta pública en materia de instrucción se presenta ciertamente negativo, pero sin que ello suponga un retroceso respecte de épocas anteriores.

  • 30 Censo de la población de España en 1877, Dirección General del Instituto Geográfico y Estadístico, (...)

79A la parquedad de medios se une la escasa atención prestada a la primera enseñanza, no generando una efectiva escolarización la ruptura operada con la revolución de septiembre a nivel jurídico e ideológico. El analfabetismo continuaba siendo una característica imperante en la sociedad malagueña. En 1877, aproximadamente el 60% de la población mayor de siete años no sabía leer ni escribir, lo que la situaba entre las capitales de provincia con mayor indice de analfabetismo30.

Notes

1 Para el conocimiento de la labor legislativa, véase Historia de la educación en España. Textos y documentes II. De las Cortes de Cádiz a la Revolución de 1868, estudio preliminar de M. de Puelles., Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia, 1979; y G. Trujillo, "La libertad de enseñanza en la revolución de 1868", Atlántida, núm. 37, 1969, pp. 5-31. Algunas de las propuestas éducativas en Y. Turin, La educación y la escuela en España de 1874 a 1902. Liberalismo y tradición, Madrid, Aguilar, 1967; F. Villacorta, Burguesía y cultura. Los intelectuales españoles en la sociedad liberal, 1808-1931, Madrid, S. XXI, 1980; y J. L. Peset, S. Garma y J. S. Pérez Garzón, Ciencias y ensefianza en la revolución burguesa. Madrid, S. XXI, 1978.

2 El Avisador Malagueño. Periódico político y de intereses generales, 10. 10.1868. Un amplio estudio sobre la instrucción primaria en la capital en E. Ortega Berenguer, La ensefianza en Málaga, 1833-1933. Málaga, Universidad, 1985, pp. 53-109.

3 Una visión general de este desolador panorama en A. Viñao Frago, "La educación en el sexenio (1868-1874). Libertades formales y libertades reales", Anales de Pedogogía, Murcia, num. 3, 1985, pp. 87-102.

4 V. Martinez Montes, Topografía médica de la ciudad de Málaga, Málaga, Círculo Literario, Imprenta de don Ramón Franquelo, 1852, pp. 381-390; El Avisador Malagueño, 21. 12.1853; "Memoria municipal sobre instrucción pública, presentada en el Ayuntamiento por el regidor Don Angel Romero, presidente de la Comisión de Instrucción Publica", El Avisador Malagueño, 25. 5.1871.

5 El Avisador Malagueño, 21. 6.1872.

6 "Memoria de Don José Azua, presidente que fué de la Comisión de Instrucción Pública del Ayuntamiento de Málaga", El Avisador Malagueño, 11 al 23. 5.1871, e "Informe de la Inspección Provincial de la enseñanza sobre el estado de las escuelas publicas del municipio de málaga", Boletín Oficial de la Provincia de Málaga (B. O. P.), 14. 1.1873.

7 El Avisador Malagueño, 25. 5.1871 y "Escuelas públicas de primera enseñanza de la provincia y créditas consignados en los presupuestos de 1874 a 1875 para sostenimiento de las mismas" en B. O. P., 3. 2.1875;

8 "Memoria de Don José Azua", Op. cit.

9 Sobre las escuelas de adultos durante este periodo, véase M. Morales Muñoz, "Enseñanza popular y clase obrera en Málaga, 1868-1874", L'Enseignement primaire en Espagne et en Amérique Latine du XVIIIe siècle à nos jours. Politiques éducatives et réalités scolaires. Tours, Publications de l'Université de Tours, 1986, pp. 133-154, y "La difusión de la cultura entre las clases populares malaguenas: la Asociación libre para la enseñanza popular (1869-1871)", Arbor. Ciencia, pensamiento y cultura, núm. 509, mayo 1988, pp. 73-84.

10 "Memoria de Don José Azua", Op. cit., y Β. O. P., 14. 1.1873.

11 M. Morales Muñoz, Economía y Sociedad en la Málaga del siglo XIX. Aproximación a la historia social del " sexenio revolucionario ", Málaga, Servicio de Publicaciones de la Diputación Provincial, 1983, pp. 82-83.

12 Β. O. P., 13. 4.1873.

13 ilustración gráfica del siglo XIX en España, Madrid, Alberto Corazon, editor, 1979.

14 El Avisador Malagueño, 25. 5.1871.

15 Conscientes del atraso intelectual de las clases populares, entre los objetivos que se fijaba la asociación en el articulado de sus Estatutos, el art. 6° subrayaba la "adopción de toda clase de medios eficaces para el mejor desarrollo posible de la educación popular" (El Avisador Malagueño, 29. 12.1871).

16 N. Díaz de Escovar, Apuntes para la historia del periodismo en la provincia de Málaga. Bibliografia de la prensa malagueña, 2 vols. (ej. manuscrito, sin paginar). Algunas notas sobre la evolución social de Garcia Taboadela en M. Morales Munoz, Clases populares y movimiento obrero en Málaga. Del clamor revolucionario a la Primera Internacional (1868-1874), Universidad de Málaga, Tesis doctoral, 1988.

17 Las otras 1.000 pesetas las recibe Antonio Locarno, maestro jubilado del mismo centro.

18 El Avisador Malagueño, 21 y 22. 12. 1853, e "Informe de la Inspección Provincial de la enseñanza, Op. cit.

19 Β. O. P., 14. 1.1873.

20 A. Viñao Frago, "Fuentes para el estudio de la alfabetización en periodos precensales", Sisenes Jornades d'Historia de l'Educació als Països Catalans, Lleida, 1984, pp. 149-158, y J. L. Guereña, "Le peuble et l'école. La demande populaire d'éducation au XIXe siècle", L'Enseignement primaire en Espagne et en Amérique Latine, Op. cit., pp. 83-98, "Pour une histoire de la statistique scolaire en Espagne au XIX siècle". Mélanges de la Casa de Velázquez, t. ΧΧΙΠ, 1987, pp. 431-454.

21 La statistique de l'enseignement primaire. 19e-20e siècles. Politique et mode d'emploi, Paris, Institut Nacional de Recherches Pédagogiques, 1985, p. 105.

22 El Avisador Malagueño, 10. 8.1869.

23 El Avisador Malagueño, 24. 1.1872.

24 A. Viñao, "la educación en el sexenio". Op. cit., pp. 87-102.

25 El Avisador Malagueño, 11. 10.1868.

26 Sobre el fenómeno asociativo en Málaga a mediados de siglos ver M. Morales Munoz, "La sociabilidad popular en Málaga, 1840-1874. De la tutela burguesa a la afirmación de una identidad diferenciada", Estudios de Historia Social, Madrid, n° 50-51, Julio - diciembre 1989, pp. 243 - 271.

27 "Debate celebrado en la Sección Científico Literaria del Circulo Mercantil el 11 de octubre", El Avisador Malagueño, 13. 10.1871.

28 R. Maroto, Las escuelas de Artes y oficios. Consideraciones sobre la ensefianza industrial, Málaga, Imprenta de Gil de Montes, 1871, p. 31.

29 El Avisador Malagueño, 24. 1.1872.

30 Censo de la población de España en 1877, Dirección General del Instituto Geográfico y Estadístico, Madrid, 1883, t. I, pp. 384-385. Sobre la incidencia del nivel de alfabetización en el ámbito de la lecture, véase el trabajo de J. F. Botrel, "L'aptitude à communiquer: alphabétisation et scolarisation en Espagne de 1860 à 1920", De L'alphabétisation aux circuits du livre en Espagne XVIe-XXIe siècles. Paris, C. N. R. S., 1987, pp. 105-140.

Table des illustrations

Titre Escuelas de ninos
Légende Note1717
URL http://books.openedition.org/pufr/docannexe/image/5815/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 472k
Titre Escuelas de niñas
Légende "Memoria de Jon José Azúa, Presidente de la Comisión de Instrucción Publica del Fuente: Ayntamiento de Mâlaga", El Avisador Malagueño, 11 al 23 de mayo de 1871
URL http://books.openedition.org/pufr/docannexe/image/5815/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 444k

Auteur

CIREMIA (Tours)

© Presses universitaires François-Rabelais, 1990

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540