Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Nouveau monde et renouveau de l’histoire naturelle. Volume III

 | 
Marie-Cécile Bénassy
, 
Jean-Pierre Clément
, 
Francisco Pelayo
, 
et al.

La principal contribución de José Longinos Martínez en el reino de Guatemala: el Gabinete de Historia Natural

La principale réalisation de José Longinos Martínez au royaume du Guatemala : le cabinet d’Histoire naturelle

J. Luis Maldonado Polo

Résumé

En 1794, la grande expédition botanique de Nouvelle-Espagne avait exploré la côte Ouest de l'Amérique de Vancouver à Panama, et également Cuba et Porto Rico, mais le Guatemala avait été fortuitement laissé à l'écart. Une mission de deux ans fut confiée à Longinos et à J. M. Mociño.
Avec l'aide de la société scientifique locale, les “amigos del país” (prés. Jacobo Villaurrutia), Longinos put installer dans une salle du Palais un triple cabinet d'Histoire naturelle que jouxtaient une pépinière et une salle d'étude. Deux élèves furent formés sur place. La première analyse physico-chimique de l'eau de la capitale fut commentée par les deux savants dans le palais de l'archevêque. L'inauguration du cabinet, le 9 décembre 1796 fut très solennelle

Texte intégral

1La expedición Botánica de Nueva España (1786-1803), fue la más larga de las realizadas en el período ilustrado en territorio americano. Los expedicionarios, que formaron parte de ella, unas veces juntos y otras divididos en grupos, recorrieron vastas regiones naturales del Virreinato en distintos viajes y comisiones. Su trayectoria se extendió desde el extremo norte en el Archipiélago de las Vancuver hasta el sur cerca del estrecho del Darién en Panamá, desde las costas del Pacifico en la Baja California hasta el seno mexicano en el Caribe, incluyendo las islas de Barlovento (Cuba y Puerto Rico). En todos estos lugares herborizaron y recolectaron producciones naturales de los tres reinos de la naturaleza para enviarlos a la capital mexicana, donde realizaron tareas de ordenación y clasificación, para ser posteriormente enviados al Gabinete de Historia Natural y Jardín Botánico de Madrid.

2En el mes de junio de 1794 finalizaban los seis años de la Expedición Botánica de Nueva España de acuerdo con lo prefijado en las Instrucciones que marcarían las directrices de la empresa ilustrada. Los expedicionarios habían recorrido más de tres mil leguas (sin incluir el viaje a Nutka), pero por diversas causas (enfermedades, muerte de alguno de sus integrantes, problemas burocráticos de algunos otros, etc.), aun no se había podido llevar a cabo el reconocimiento previsto de los territorios de la franja sur del Virreinato —la raya de Guatemala— de sumo interés para sus investigaciones por ser éstos de los mis fértiles de Nueva España.

3Parecía que este territorio no podía quedar al margen del reconocimiento por parte de los miembros de la Expedición de Nueva España, pues éstos no eran ajenos al importante y desconocido acervo de historia natural que encerraban estas provincias y por otro lado, después de haber recorrido, de norte a sur y de este a oeste, la mayor parte del Virreinato, la exploración y estudio de esta parte de Nueva España, completaría la gran empresa.

4La prórroga de la Expedición al Reino de Guatemala fue concedida por Carlos IV, el 15 de septiembre de 1794, destinándose a los naturalistas José Longinos Martínez y José Mariano Mociño y al pintor Vicente de la Cerda, para que en el término de dos años exploraran esas regiones y estudiaran sus recursos naturales.

5La presencia de los científicos de la Expedición Botánica de Nueva España en Guatemala, donde llegaron en 1796, no solo estimuló los procesos de reforma y modernización cultural y social emprendidos por la recién creada Sociedad Económica de Amigos del País, sino que ellos mismos se dedicaron a la creación de instituciones ο centros de investigación y docencia que aumentasen este bagaje científico. El intento de institucionalización de los estudios de historia natural en la Capitanía General de Guatemala fue acometido por los naturalistas nada más llegar a la capital guatemalteca, y el encargo de esta primera actividad científica corrió a cargo del naturalista Longinos Martínez que pisó suelo centroamericano varios meses antes que sus compañeros de expedición.

6Efectivamente, no fue hasta finales del siglo XVIII, cuando se produjo el mayor florecimiento de las artes, letras y ciencias, desarrollándose los estudios y las observaciones de la gea, la flora y la fauna de Centroamérica como la del resto del mundo.

7El conocimiento de las ciencias naturales y de las disciplinas complementarias se aumentaría a través de gabinetes de historia natural, cuyas dependencias no eran simples salas de exhibición sino verdaderos departamentos permanentes de investigación, concebidos a modo de aula ο laboratorio de prácticas, donde, además de exponer los objetos naturales, se conservaban estos con fines de estudio y enseñanza de zoología, botánica, mineralogía y otras ciencias afines.

8Los gabinetes contenían múltiples colecciones relacionadas con ramos muy distintos del saber humano, y a los ejemplares de historia natural se sumaban otros más ο menos interesantes que le daban los caracteres de jardín físico ο matemático ο museo de arqueología, etnografía e incluso artístico. Las colecciones se acumulaban para conservarse ordenadas y clasificadas metódicamente, su incremento se basaba en las operaciones de recogida en el campo ο por donaciones ο legados de quienes manifestaban una especial sensibilidad tanto científica como artística, y donde las funciones de disecadores, técnicos y taxidermistas, junto a ilustradores y dibujantes científicos, eran las tareas primordiales en este tipo de establecimientos científicos surgidos del período ilustrado.

9Longinos Martínez consideraba que el método más eficaz para llevar adelante la Comisión Cientifíca que se le había encomendado en Centroamérica, se podría realizar a través de la creación de este tipo de establecimientos científicos, como efectivamente ya había realizado en 1790 en la ciudad de México, donde fundo uno de estas características que fue muy celebrado y que gozó de gran fama y prestigio.

10Se combinaban de este modo los deseos del naturalista de «no dejar nada por inspeccionar de lo dilatado y abundante en producciones naturales de este Reyno, con el corto tiempo que tiene asignado de dos años, y al mismo tiempo ser útil al público, cooperando a los buenos deseos que ha encontrado en muchos aplicados, de talento bien dispuesto, que apetecían imponerse en el sistema de Linneo». De esta manera expresaba un documento impreso en la Oficina de la Viuda de D. Sebastián Arévalo de la ciudad de Guatemala, en 1797, los deseos de Longinos y daba

  • 1 "Noticia del establecimiento del Museo de esta Capital de la Nueva Guatemala y Exercicios publicos (...)

Noticia del Establecimiento del Museo de esta Capital de la Nueva Guatemala y Exercicios Públicos de Historia Natural que han tenido en la Sala de Estudios de dicho Museo. Los bachilleres en Filosofia Don Pascasio Ortiz de Letona, Cursante en leyes, y Don Mariano Antonio de Larrabe en Medicina. Bajo la Direccion de Don José Longinos Martinez, Naturalista de la Real Expedición facultativa de este Reyno, y Nueva España, Profesor de Botánica. Con motivo de la apertura del Gavinete de Historia Natural, que en celebridad de los anos de Nuestra Augusta Reyna y Señora, le dedicó, ofreció, y consagró dicho Naturalista, en su dia 9 de Diciembre de 1796.1

11Longinos realizó las oportunas gestiones ante el presidente Domas y Valle, solicitando que le cediese las salas contiguas al palacio de la Capitanía General, y éste prestó gustosamente su colaboración en la empresa y cedió la sala de armas que se encontraba desocupada.

  • 2 Ibídem, pp. 2 y 3.

12Así mismo, hizo presente a la Real Sociedad que los descubrimientos y progresos de este museo le serían de mucha utilidad para sus proyectos, y a la vez encargaba a esta de su cuidado y aumento de materiales en el futuro.2

13Esta propuesta la efectuó Longinos el 25 de julio de 1796, y en ella exponía el procedimiento que tenía pensado al respecto. Proponía

  • 3 Junta Pública de la Real Sociedad Económica de Amantes de la Patria de Guatemala, celebrada en 12 d (...)

la ereccion de un Gabinete de Historia natural, ofreciendo hacerse cargo el mismo de vencer las primeras dificultades que presentaba este establecimiento, como la formación y el costo de Estantes, y pensión de uno, ο más Discipulos que debiam irse instruyendo por ahora en todas las partes de la Historia natural, para quedar despues con el cuidado y direccion del Gabinete.3

14Este último aspecto era de gran importancia, pues significaba la continuidad del Gabinete y la consolidación del estudio de las ciencias naturales según las nuevas concepciones linneanas, al dejar formados algunos discípulos que conocieran las técnicas propias de un naturalista, como eran la disección, conservación y colocación de todas las piezas de historia natural en el Gabinete. De forma que alguno de ellos se encargaría de su cuidado y comunicaría anualmente los logros y progresos que dicho establecimiento fuera teniendo a lo largo de los años.

15El director de la Sociedad Económica, Jacobo Villaurrutia, como amante de las ciencias naturales, se mostró entusiasmado con la propuesta y aceptó el proyecto que trasmitió a la Sociedad, que acordó, en su Junta General, la aprobación de la propuesta y gestionó la adquisición de la sala de armas del palacio presidencial, que Domas y Valle ya había concedido al naturalista, el cual se puso manos a la obra para ejecutar el proyecto, lo más rapidamente posible.

  • 4 Ibídem.

16Se encargó, ayudado por algunas desinteresadas personas, de sufragar los primeros gastos que ocasionaría el montaje del museo y financiar el salario anual de un discípulo que le acompañaría en los viajes. La Sociedad Económica por el celo, la actividad y diligencia que desempeñó Longinos en esta empresa, la cual cumplió según lo prometido, le concedió el distinguido título de “Socio de mérito” de su corporación. A los 4 meses el proyecto estaba finalizado y listo para su apertura.4

  • 5 "Noticia del Establecimiento del Museo..." Opus cit., p. 23.

17Los gastos totales que requirió el establecimiento, hasta la fecha de su inauguración, ascendieron a 1 560 pesos de los que Longinos aportó la mayor parte, 1 100 pesos, y los 460 restantes lo proporcionaron generosamente algunos miembros de la Sociedad Económica. Algunos estantes del gabinete se completaron con producciones naturales procedentes de colecciones privadas que algunas personalidades curiosas e interesadas en las ciencias naturales, como Lorenzo Giménez, Bernardo Dighero, José Antonio Goicoechea, Mariano López Rayón y Pedro Garci-Aguirre, cedieron de manera altruista.5

18En uno de los salones del palacio se trabajó febrilmente durante cuatro meses para tener concluido el arreglo del museo a principios de diciembre, que junto a los Ejercicios de Historia Natural se celebraron en el mismo establecimiento a principios de ese mismo mes, coincidiendo con la onomástica de la reina a quien se dedicó el establecimiento científico. En este lapso de tiempo el naturalista, tuvo que realizar un duro trabajo dirigiendo, con esmero, las obras de acondicionamiento, y resolvió con inmensa constancia los grandes problemas que se plantearon derivados fundamentalmente, de la escasez de medios financieros pues, según se desprende del citado documento:

  • 6 Ibídem, pág. 2.

Mas que terrible empresa para un transeunte que tiene que vencer las dificultades de casa aparente, costos de estantes, y demas medios de que haya de subsistir, y de que queden sujetos instruidos que en lo sucesivo desempeñen el proyecto de que sirva este Gavinete al de la Corte, como una expedición perpetua de Profesores!6

19Es evidente que la formación del museo encajaba perfectamente en los objetivos generales de la Expedición Botánica, pues además de crearse una institución claramente innovadora y moderna en Centroamérica, se podría utilizar como centro de recogida de productos naturales de esta región, destinados a seguir aumentando las ricas colecciones del Gabinete de Historia Natural y Real Jardín Botánico de Madrid.

20El Gabinete presentaba la siguiente disposición: constaba de un salón principal dividido en tres secciones, donde estaban colocados los objetos y productos de los tres reinos de la naturaleza (aportados por Longinos como resultado de las recolecciones efectuadas a lo largo de su viaje), una sala de estudio amplia, y otra pieza, a la entrada, a modo de zaguán.

21Contiguo a este conjunto, había Un jardín botánico provisional formado de un trozo de la huerta del Palacio Presidencial. Veamos a continuación la «Disposicion y estado del Gavinete», según la descripción que hizo el propio naturalista y que se reprodujo en el documento que estamos comentando, la cual da idea del gran esfuerzo de recolección de especímenes y muestras de productos naturales que hicieron los expedicionarios, sus colaboradores y discípulos, desde su salida de la capital mexicana hasta la fecha de su inauguración. La descripción dice así:

El salon principal, que se compone de veinte y dos varas de longitud y ocho de latitud, se hizo de él tres divisiones de columnas, arcos y cornijas, formando una bella vista de perspectiva, que siendo tres piezas parece una sola. Estas separaciones estan rodeadas de treinta y seis estantes, cada uno de tres cuerpos de graderia adornados con sesenta columnas con sus correspondientes basas, pedestales, cornijas y demas que forman una especial vista de arquitectura por el delicado gusto del orden Dorico, y le aumenta su hermosura las bellas luces, y cielo raso que acompaña.

La primera division destinada para el Reyno Animal, se haya ya adornada con más de cincuenta Aves, con otros tantos Peces, muchos Quadrupedos, Mariposas, Serpientes, Conchas, Caracoles, Estrellas de mar, Erizos, Zoofitos, etc., los más de estos animales dispuestos y embalsamados por los discipulos.

En la segunda pieza formada para el Reyno Vegetal estan colocadas en ella varias Gomas, y Resinas, el liber de algunos árboles, que parecen encages, y telas, Cortezas tinctoreas, Maderas, Semillas, Raizes, y otras rarezas monstruosas de Vegetables, con herbarios, que completarán en ellos los discipulos, la Flora de Guatemala.

La tercera separacion dispuesta para el Reyno Mineral, es la que está más poblada, con variedad de Jaspes, Marmores, Silex, Quarzos, Espatos, Micas, Talcos, Amiantos, Guijas de colores, Opalos, Agatas, Minerales de Oro, Plata, Cobre, Hierro, Plomo, semimetales, como Vismut, Antimonio, Arsenico, etc. Varias especies de Concreciones, muchas Petrificaciones, producciones de Volcanes, y algunos idolos, y curiosidades de los Gentiles.

La sala de estudio inmediata al Gavinete, bastante espaciosa se adornó con dos doseles, en los dos lados de la puerta del Museo, colocados los retratos de Nuestro Augusto Rey y Reyna, debajo de estos un tablado con dos mesas, y asientos, lo restante de la sala adornada de cornucopias, muchas hierbas, y flores, el piso lleno de de sillas, y en medio de los dos retratos sobre la puerta del Gavinete en un cuadro un soneto conmemorativo.

La pieza de más afuera que hace de zaguan a esta Sala, a la del Gavinete, y al Jardín Botánico provisional que está contiguo formado de un pedazo de la Huerta del M. I. Sr. Presidente, estaba ocupado por una grande orquesta de Musica.

  • 7 Ibídem, pp. 4 y 5.

El frente de la Calle, que tiene quarenta varas de longitud, por seis de de latitud, amaneció en toda la fachada formando un Jardin con muchos arboles, plantas, y flores naturales, cercado todo de un enrejado construido de flechas, guarnecidas todas las rejas y arboles, de fuegos artificiales, en los arboles y plantas, habia muchos monos, loros, pericos, y guacamayos vivos, que con lo verde frondoso, y florido hacia una bella vista el todo del Jardin.7

22El trabajo de Longinos desde el mes de julio, en que comenzó sus tareas para llevar a cabo su proyecto de creación del Gabinete, debió contar con la ayuda de su compañero Mociño, que se ocuparía fundamentalmente de la parte botánica, a partir de octubre de ese año en que el botánico mexicano puso sus pies en la capital de las colonias centroamericanas. Ambos se dedicaron a formar y preparar, en las disciplinas científicas de historia natural, a los dos discípulos seleccionados, los cuales se deberían presentar al examen público que completaría los explendorosos actos que la inauguración del Museo llevaría consigo. La misma imprenta guatemalteca de Ignacio Beteta sacó un impreso anunciando este acontecimiento y daba razón pormenorizada de la forma en que se desarrollaría el acto, las materias que deberían tratar los examinandos, destacando especialmente la importancia que la botánica significaba para el conocimiento riguroso de las plantas tintóreas y los conceptos y temas que expondrían cada uno de ellos. El anuncio llevaba una portadilla con la siguiente leyenda:

  • 8 "Exercicios Públicos de Historia Natural...", A.G.I., I.A./40-13.

Ejercicios Públicos de Historia Natural que tendran en el nuevo Museo, los Bachilleres en filosofia D. Pascasio Ortiz de Letona, cursante en Leyes. D. Mariano Antonio de Larrabe en Medicina...8;

23a continuación se refería al protagonista del proyecto científico, a los objetivos y utilidades que se esperaba de la nueva institución:

Establecido un Gavinete de Historia Natural en esta Capital, por el Naturalista de la real Expedicion Botanica de este Reyno y Nueva España, con el objeto de que sea util al de la Corte, al mayor desempeño de su comision a la Real Sociedad, que cuidar en lo sucesibo de sus progresos, y para la instruccion y bien del público;

24Para la consecución de estos fines se propuso desde el principio instruir a varios discípulos en los fundamentos botánicos de Lineo, utilizando para ello el Sistema Naturae del mismo autor, lo cual consiguió con notable éxito consiguiendo un gran aprovechamiento académico de aquellos, hasta tal punto que en el corto tiempo que trascurrió habían repasado todo el Curso de Botánica de Casimiro Gómez Ortega, todos los Aforismos ό fundamentos de la Filosofía Botánica de Lineo y la Clave de las Clases y Órdenes del Systema Naturae del mismo autor.

25Debido al interés que en Centroamérica, y más concretamente para los proyectos de la Sociedad Económica, tenía el estudio de las sustancias colorantes para su economía, los alumnos también consiguieron aprender el número de plantas tintóreas que conoció Linneo, y otras que posteriormente se fueron descubriendo, especificando que parte de la planta era la útil para obtener el colorante y que preparación se precisaba para el más correcto uso del tinte.

26En el campo de la zoología, en la disección y embalsamado de animales, aprendieron algunas nociones prácticas, guiados por la destreza de su maestro, consiguiendo conocer a la perfección las reglas que éste tenía establecidas.

27Con estos precedentes y deseoso de promover la afición del estudio de la historia natural, Longinos determinó exponer al público el aprovechamiento y talento de los dos discípulos más sobresalientes que siguieron sus enseñanzas, mediante un acto público de historia natural, en la sala de estudios del museo. Se desarrollaría a la manera de los que se celebraban en las instituciones metropolitanas con motivo de este tipo de acontecimientos, y como también se estaban efectuando en el Jardín Botánico de México, bajo la dirección de su compañero de Expedición, el ilustre Vicente Cervantes.

28El acto serviría como celebración inaugural del Gabinete y participarían, Pascasio Ortiz de Letona que comenzaría exponiendo las utilidades que suponen para todas las ciencias y las artes, los conocimientos de la historia natural, así como las grandes ventajas que se obtienen con estos museos, y las que la capital de Guatemala obtendría en el futuro, gracias a la actitud favorecedora que en los últimos años había auspiciado el gobierno del Presidente Domas y Valle.

29A continuación, el mismo Ortiz de Letona respondería a «qualquiera de los Canones ό fundamentos de la filosofia Botanica» de Linneo, que se le pregunte y explicar el «Arbol genealogico del Reyno mineral con las definiciones de ordenes, clases y caracteres sobresalientes de los Generos»; asimismo explicaría razonadamente las plantas que sirven para obtener los colorantes, encarnado, azul, verde, amarillo, etc., con la explicación de la parte de la planta que se usa, y el modo de obtener estos colores. Finalmente acabaría su intervención determinando, y describiendo la planta que le señalen.

  • 9 Ibídem.

30Don Mariano Antonio Larrave respondería, como su antecesor, a cualquiera de los «aforismos de la filosofia de Lineo», explicaría los «Arboles genealogicos del Reyno Animal y vegetal», especificando los caracteres de las clases y ordenes; en el ramo de la zoología expuso razonadamente el método de disecar y conservar animales, y concluyó describiendo y determinando la planta que se le dio.9

31La apertura del Museo fue una fiesta ciudadana, una ceremonia científica y un hecho cultural de trascendencia histórica para el Reino de Guatemala. El dia 9 de diciembre de 1796, a las cuatro de la tarde se inauguré solemnemente el Gabinete de Historia Natural de Guatemala, primero de América Central.

32En el mismo acto, al que fueron invitadas todas las personalidades de la Capitanía General y para darle un mayor realce al acontecimiento, se realizó el acto público de los Ejercicios de Historia Natural, cumpliendo con la mayor fidelidad, salvo raras excepciones que surgieron por la espontaneidad con que estos actos se verificaban, el programa anunciado. Mientras la concurrencia iba y venía por las tres salas donde se habían dispuesto todas las muestras de las riquezas naturales que formaban parte de la exposición, el acto académico comenzó en medio de una atmósfera de gran expectación e impaciencia.

33El desarrollo del acontecimiento de apertura del Gabinete y su inauguración se produjo de la manera siguiente: a las cuatro de la tarde del día nueve de diciembre se congregó en el palacio presidencial, bajo la protección de José Domas y Valle, el arzobispo, los oidores de la Audiencia y sus esposas, la presidenta, su hija y otras damas que les acompañban. Se dirigieron a la sala de estudio del nuevo museo donde fueron recibidos con una gran orquesta de música por el resto de las personalidades de la Capitanía General, de esta sala pasaron a la del Gabinete, y después de haberla visto con admiración, el presidente, el arzobispo, los oidores, el naturalista Longinos Martínez y los dos discípulos selecionados para el evento, pasaron de nuevo a la sala de estudio donde se colocaron protocolariamente a ambos lados de Domas que presidia el acto. Longinos y sus alumnos a la izquierda y el resto a la derecha, cesó la musica y comenzaron los ejercicios de historia natural según estaba anunciado con anterioridad.

34El primero en participar fue Pascasio Ortiz de Letona que fue el encargado de pronunciar el discurso de apertura, en el que ensalzó el buen gobierno del Presidente Domas y Valle y las instituciones recién creadas: el teatro, la Catedra de Anatomía, la Real Sociedad Económica, el Consulado y especialmente los objetivos y utilidades del Real Gabinete, añ adiendo:

La Real Sociedad de Guatemala, ha adoptado el pensamiento de Don Josef Longinos Martinez, Naturalista de la Real Expedición Botánica de este Reyno de Nueva España, ofreciendo fomentar el Gavinete de Historia Natural, que este deja establecido con toda magnificencia, con el objeto de que se junten en él, las muchas producciones que hay en este Reyno, para lo que no perdonará encargo, a los Curas y Justicias, cartas circulares a sus Socios foraneos y demás patriotas, ofreciendo premios y distinciones a los que con mas empeño y esmero dispongan, y remitan colecciones de quanto producen sus respectivas Provincias..., teniendo igualmente la satisfaccion de dejar establecido este Museo, que le servirá al de la Corte como de almacén, ο deposito con discipulos instruidos en el Sistema de Lineo...

35A continuación fue sometido al ejercicio propiamente dicho, de responder a las preguntas que los profesores y personas cultas le hicieron y que giraron en torno a los métodos clasificatorios de Linneo y Tournefort. Mociño, que se encontraba presente en la sala le hizo que identificara un ramillete de flores que llevaba en el ojal de su casaca, la Nigella Damascena, y que describiera una de las flores, le hizo algunas preguntas mis y finalmente, Mociño concluyó expresando su satisfacción por las respuestas obtenidas y alabó al discípulo de Longinos.

  • 10 "Noticia del establecimiento del Museo...", Opus cit.

36Larrave, por su parte, respondió a varios de los presentes sobre cuestiones semejantes a las que su compañero acababa de exponer, defendiendo las tesis de Linneo frente a Daubenton y Buffon, e identificando y describiendo la Impatiens Cornuta. El acto finalizó, después de varias horas, con gran éxito y se entregaron a algunos de los presentes circulares, a las que acompañaba la instrucción confeccionada por Longinos sobre el modo correcto de remitir en buen estado las producciones naturales.10

37Un poco antes de que se produjera este acontecimiento de tanta trascendencia para la sociedad guatemalteca, los naturalistas de la Comisión Científica de Centroamérica, dieron una muestra más de su preocupación e interés por el bienestar público. Mociño y Longinos pusieron de manifiesto sus amplios conocimientos de otras disciplinas, no directamente relacionadas con las de su ramo, al realizar el primer análisis físico-químico de las aguas potables de los contornos de la capital guatemalteca.

  • 11 Ibídem.

38Es significativa, igualmente, la importancia que dieron a la transmisión pedagógica de conocimientos utilitarios, con interés sanitario en este caso, puesto que hicieron públicamente los análisis en una de las salas del Palacio Arzobispal, con la presencia de profesores y otros profesionales, para que éstos aprendieran a realizar este tipo de ensayos y poder repetirlos en cualquier otro lugar.11

Notes

1 "Noticia del establecimiento del Museo de esta Capital de la Nueva Guatemala y Exercicios publicos de Historia natural...", Guatemala. 1797, A.G.I., Impresos Antiguos (I.A.)/40-13. Barras de Aragón, Francisco (1943), "Sobre el establecimiento de un Museo de Historia Natural en Nueva Guatemala y trabajos con él relacionados". Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, t. XLI, Madrid, pp. 579-591.

2 Ibídem, pp. 2 y 3.

3 Junta Pública de la Real Sociedad Económica de Amantes de la Patria de Guatemala, celebrada en 12 de diciembre de 1796. Guatemala. 1797.

4 Ibídem.

5 "Noticia del Establecimiento del Museo..." Opus cit., p. 23.

6 Ibídem, pág. 2.

7 Ibídem, pp. 4 y 5.

8 "Exercicios Públicos de Historia Natural...", A.G.I., I.A./40-13.

9 Ibídem.

10 "Noticia del establecimiento del Museo...", Opus cit.

11 Ibídem.

Auteur

Dep. de Historia de la Ciencia Centro de Estudios Históricos - C.S.I.C.

© Presses Sorbonne Nouvelle, 1994

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540