Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Yasuní en el siglo XXI

Anexos

Texte intégral

  • 1 Elaboración: Guillaume Fontaine.

Anexo 1. Cronología general1

Anexo 1. Cronología general1

Anexo 2. Cronología de expansión petrolera en el parque Yasuní

Anexo 2. Cronología de expansión petrolera en el parque Yasuní

(a) Aproximado
Ealaboración: Iván Narvaéz Q. Fuentes: Aráuz (2004); Ecociencia (2002); “Plan de manejo del Territorio huarani”, Quito: Petroecuador (2005), Informe estadístico 2004 Quito, Petroecuador, 162 p.; Iván Narváez (1996); Llanes H.M. (2006); Maldonado y Almeida (2006).

Anexo 3 Marco jurídico2

Anexo 3 a. Principales textos legales nacionales

Ley de parques y reservas

1Esta ley fue expedida en 1971, aunque ha sido codificada en el Suplemento del Registro Oficial No. 418 de 10 de septiembre de 2004 sus disposiciones son conexas a las de la Ley forestal. El artículo 3 dispone una limitación a la actividad minera que incluye la hidrocarburífera, por lo tanto la aplicación de este artículo sustenta la regla general que prohibe este tipo de actividades en parques nacionales y cuya excepción es la regla del artículo 6 de la Ley de gestión ambiental comentada antes.

“Las áreas de las zonas de reserva y parques nacionales, no podrán ser utilizadas para fines de explotación agrícola, ganadera, forestal y de caza, minera, pesquera o de colonización; deberán mantenerse en estado natural para el cumplimiento de sus fines específicos con las limitaciones que se determinan en esta Ley, y se las utilizarán exclusivamente para fines turísticos o científicos.”

Ley forestal y conservación de áreas nacionales y vida silvestre

2La definición que hace la Ley forestal sobre el patrimonio de áreas naturales apunta a que la finalidad de estas áreas es el mantenimiento del equilibrio del medio ambiente y de la biodiversidad. De acuerdo a esta ley el patrimonio nacional de áreas naturales:

“Es el conjunto de áreas silvestres que por sus características escénicas y ecológicas, están destinadas a salvaguardar y conservar en su estado natural la flora y fauna silvestres, y producir otros bienes y servicios que permitan al país, mantener un adecuado equilibrio del medio ambiente y para recreación y esparcimiento de la población.” artículo 68.- El patrimonio de áreas naturales del Estado deberá conservarse inalterado. A este efecto se formularán planes de ordenamiento de cada una de dichas áreas.
Este patrimonio es inalienable e imprescriptible y no puede constituirse sobre él ningún derecho real.”

3Los artículos precedentes señalan la intención de la Ley forestal de no alterar y conservar en su estado natural la flora y fauna silvestres, así como producir otros bienes y servicios. Ello destaca la necesidad de garantizar los servicios ecológicos que se derivan de la conservación y uso sustentable de la biodiversidad en las áreas protegidas. Este objetivo concuerda con los fines de interés público señalados por la Constitución y cuya excepción es lo dispuesto por el artículo 6 de la Ley de gestión ambiental. Se debe recalcar que, según dicha norma, el único instrumento que debe precautelar el respeto del interés público de conservar la biodiversidad sería el respectivo estudio de impacto ambiental que, sin embargo, debe establecer claros condicionamientos a la actividad hidrocarburífera en áreas protegidas para lograr los objetivos constitucionales.

4De las siguientes definiciones de la Ley forestal se deducen los fines de conservación y manteniendo de los parques nacionales en estado natural de acuerdo a los fines de interés público establecidos en la Constitución.

“Conservación.- Actividad de protección, rehabilitación, fomento y aprovechamiento racional de los recursos naturales renovables, de acuerdo con principios y técnicas que gatanticen su uso actual y permanente. [...]
Parque nacional.- Es un área extensa, con las siguientes características o propósitos:
1.- Uno o varios ecosistemas, comptendidos dentro de un mínimo de 10.000 has.
2.- Diversidad de especies de flora y fauna, rasgos geológicos y hábitats de importancia para la ciencia, la educación y la recreación; y, 3.- Mantenimiento del área en su condición natural, para la preservación de los rasgos ecológicos, estéticos y culturales, siendo prohibida cualquier explotación u ocupación. [...]
Patrimonio Nacional de Áreas Naturales.- Es el conjunto de áreas silvestres que por sus características escénicas y ecológicas, están destinadas a salvaguardar y conservar en su estado natural la flora y fauna silvestres, y producir otros bienes y servicios que permitan al país, mantener un adecuado equilibrio del medio ambiente y para recreación y esparcimiento de la población.”

Ley de hidrocarburos

5Las siguientes disposiciones de la Ley de hidrocarburos establecen reglas para proteger el ambiente y que se reflejan en las normas del Reglamento ambiental para operaciones hidrocarburíferas. La actividad hidrocarburífera dentro del parque Yasuní, su monitoreo y control dentro de los procesos de evaluación de impacto ambiental deberán ser suficientemente rigurosos para garantizar el interés público de conservación de la biodiversidad, bajo el ámbito de la regla de excepción del artículo 6 de la Ley de gestión ambiental. Cualquier violación a la normativa de protección ambiental, como se aprecia, podría dar lugar a la declaratoria de caducidad del respectivo contrato.

“Artículo 1.- (Patrimonio del Estado).- Los yacimientos de hidrocarburos y sustancias que los acompañan, en cualquier estado físico en que se encuentren situados en el territorio nacional, incluyendo las zonas cubiertas por las aguas del mar territorial, pertenecen al patrimonio inalienable e imprescriptible del Estado.
Y su explotación se ceñirá a los lineamientos del desarrollo sustentable y de la protección y conservación del medio ambiente.
[...]
Artículo 31.- (Obligaciones de Petroecuador y de los contratistas o asociados).- Petroecuador y los contratistas o asociados, en exploración y explotación de hidrocarburos, en refinación, en transporte y comercialización, están obligados, en cuanto les corresponda, a lo siguiente: s) Presentar para la aprobación del Ministerio del Ramo los planes, programas y proyectos y el financiamiento respectivo para que las actividades de exploración y explotación no afecten negativamente a la organización económica y social de la población asentada en las áreas donde se realicen las mencionadas actividades y a todos los recursos naturales renovables y no renovables locales. Igualmente, deberá planificarse los nuevos asentamientos poblacionales que fueren necesarios. Para la antedicha aprobación el Ministerio del Ramo contará con los informes de los organismos de desarrollo regional respectivos y del Ministerio de Bienestar Social.
[…]
t) Conducir las operaciones petroleras de acuerdo a las leyes y reglamentos de protección del medio ambiente y de la seguridad del país y con relación a la práctica internacional en materia de preservación de la riqueza ictiológica y de la industria agropecuaria. Para el efecto, en los contratos, constarán las garantías respectivas de las empresas contratistas.
u) Elaborar estudios de impacto ambiental y planes de manejo ambiental para prevenir, mitigar, controlar, rehabilitar y compensar los impactos ambientales y sociales derivados de sus actividades. Estos estudios deberán ser evaluados y aprobados por el Ministerio de Energía y Minas en coordinación con los organismos de control ambiental y se encargará de su seguimiento ambiental, directamente o por delegación a firmas auditoras calificadas para el efecto.
[...]
Artículo 74.- (Causas de caducidad de los contratos).- El Ministerio del Ramo podrá declarar la caducidad de los contratos, sí el contratista:
1. Dejare de pagar las regalías, primas de entrada, derechos superficiarios, participaciones y otros compromisos establecidos en la Ley o en el contrato; o dejare de cumplir cualesquiera de las obligaciones determinadas en el artículo 31 [...]”
Reglamento de operaciones hidrocarburíferas
“Artículo 7.- Protección ambiental: Sin perjuicio de las normas específicas contenidas en este reglamento, en relación con la protección ambiental, Petroecuador o las contratistas, según el caso, deberán cumplir con las demás disposiciones legales y reglamentarias vigentes, relacionadas con el control y protección ambiental.”

Reglamento ambiental para las actividades hidrocarburíferas

6El siguiente artículo del Reglamento ambiental para las actividades hidrocarburíferas señala la autoridad de control, fiscalización y auditoría en materia ambiental que tienen la Subsecretaría de Protección Ambiental del Ministerio de Energía y Minas, a través de la Dirección nacional de protección ambiental dentro del marco de actuación del sistema nacional descentralizado de gestión ambiental.

“Artículo 3.- Autoridad ambiental.- Como parte del Sistema Nacional Descentralizado de Gestión Ambiental, la Subsecretaría de Protección Ambiental (SPA) del Ministerio de Energía y Minas, a través de la Dirección Nacional de Protección Ambiental (DINAPA), será la dependencia técnico-administrativa del sector que controlará, fiscalizará y auditará la gestión ambiental en las actividades hidrocarburíferas; realizará la evaluación, aprobación y el seguimiento de los Estudios Ambientales en todo el territorio ecuatoriano; de igual manera verificará el cumplimiento de este Reglamento y vigilará que los causantes en caso de incumplimiento del mismo, cumplan con las disposiciones y recomendaciones respectivas.”

7El siguiente artículo del Reglamento ambiental para las actividades hidrocarburíferas implica que el Ministerio del Ambiente debe establecer las suficientes condiciones técnicas para evitar que la explotación petrolera pueda afectar a las condiciones naturales de un área protegida. Estas condiciones se entiende que serán parte del respectivo estudio de impacto ambiental lo cual además deberá complementarse con el estudio de factibildidad económica que señala el artículo 6 de la Ley de gestión ambiental.

“Artículo 7.- Procedimiento de coordinación para áreas protegidas. - Los estudios ambientales para la ejecución de proyectos petroleros que incluyan actividades hidrocarburíferas en zonas pertenecientes al Patrimonio Nacional de Áreas Naturales, Bosques y Vegetación Protectores deberán contar con el pronunciamiento previo del Ministerio del Ambiente en que se establezcan las condiciones técnicas mínimas que debe cumplir la gestión ambiental a desarrollarse. A partir de dicho pronunciamiento, las actividades específicas se sujetarán al trámite y niveles de coordinación establecidos en este Reglamento.
De igual modo, la Subsecretaría de Protección Ambiental coordinará con el Ministerio del Ambiente en la evaluación y aprobación de los términos de referencia para zonas del Patrimonio Nacional de Áreas Naturales, Bosques y Vegetación Protectores, tanto en lo que se refiere a Estudios como Auditorias Ambientales.”

8Las siguientes disposiciones adicionales del Reglamento ambiental para las actividades hidrocarburíferas se aplican a la gestión ambiental petrolera en el parque Yasuní:

“Artículo 5.— Reestablecimiento de condiciones. — Si por disposiciones posteriores a la firma de un contrato o aprobación de un proyecto o plan de desarrollo, se establecieren áreas ecológicamente sensibles o cultural-mente vulnerables, tales como núcleos de conservación, zonas intangibles u otras, tales como hábitat de pueblos no contactados y/o en peligro de desaparición, alterando las condiciones técnicas y económicas de la operación petrolera, el Estado y la compañía respectiva deberán encontrar las vías de solución para reestablecer las condiciones originales del contrato o modificar el contrato por acuerdo mutuo.
[...]
Artículo 6.— Coordinación.— Los sujetos de control deberán coordinar con la Subsecretaría de Protección Ambiental del Ministerio de Energía y Minas, la gestión ambiental y los aspectos sociales contemplados en el plan de manejo ambiental respectivo.
En consecuencia le corresponde a la Subsecretaría de Protección Ambiental coordinar la participación de las organizaciones de la sociedad civil local, pueblos indígenas, comunidades campesinas y población en general.
La Subsecretaría de Protección Ambiental del Ministerio de Energía y Minas coordinará con los otros organismos del Estado que tengan relación con el medio ambiente y la temática socio-ambiental, en las actividades hidrocarburíferas de los sujetos de control.
[...]Artículo 7.- Procedimiento de coordinación para áreas protegidas. - Los estudios ambientales para la ejecución de proyectos petroleros que incluyan actividades hidrocarburíferas en zonas pertenecientes al Patrimonio Nacional de Áreas Naturales, Bosques y Vegetación Protectores deberán contar con el pronunciamiento previo del Ministerio del Ambiente en que se establezcan las condiciones técnicas mínimas que debe cumplir la gestión ambiental a desarrollarse. A partir de dicho pronunciamiento, las actividades específicas se sujetarán al trámite y niveles de coordinación establecidos en este Reglamento.
De igual modo, la Subsecretaría de Protección Ambiental coordinará con el Ministerio del Ambiente en la evaluación y aprobación de los términos de referencia para zonas del Patrimonio Nacional de Áreas Naturales, Bosques y Vegetación Protectores, tanto en lo que se refiere a Estudios como Auditorias Ambientales.
[...]
Artículo 8.- Aspectos ambientales en procesos de licitación - El organismo encargado para licitaciones petroleras deberá contar con el pronunciamiento previo de la Subsecretaría de Protección Ambiental para la consideración de aspectos ambientales en los procesos de licitación estatal.
[...]
Artículo 9.- Consulta.- Previamente al inicio de toda licitación petrolera estatal, el organismo encargado de llevar a cabo las licitaciones petroleras aplicará en coordinación con el Ministerio de Energía y Minas y el Ministerio del Ambiente los procedimientos de consulta previstos en el Reglamento que se expida para el efecto. Previa a la ejecución de planes y programas sobre exploración y explotación de hidrocarburos, los sujetos de control deberán informar a las comunidades comprendidas en el área de influencia directa de los proyectos y conocer sus sugerencias y criterios. De los actos, acuerdos o convenios que se generen a consecuencia de estas reuniones de información, se dejará constancia escrita, mediante instrumento público, que se remitirá a la Subsecretaría de Protección Ambiental.
Los convenios se elaborarán bajo los principios de compensación e indemnización por las posibles afectaciones ambientales y daños a la propiedad que la ejecución de los proyectos energéticos pudieran ocasionar a la población. Los cálculos de indemnización se efectuarán bajo el principio de tablas oficiales vigentes.
Cuando tales espacios o zonas se encuentren dentro del Patrimonio Nacional de Áreas Naturales, deberán observarse las disposiciones del plan de manejo de dicha zona, conforme la Ley forestal y de Conservación de Áreas Naturales y Vida Silvestre y su Reglamento, aprobado por el Ministerio del Ambiente.”

9La consulta señalada en el artículo precedente esta regulada por el Reglamento de consulta y participación para la realización de actividades hidrocarburíferas que establece dos tipos de consulta, la pre- licitatoria y la de ejecución.

10El artículo 19, si bien prohibe la apertura de carreteras en áreas protegidas para actividades exploratorias, no lo hace para el caso de actividades de desarrollo y producción. Ello implica serios riesgos para las áreas protegidas y viola los fines de interés público que hemos señalado antes. Inclusive el acceso restringido y controlado por vías y carreteras en áreas protegidas implicaría graves riesgos a la biodiversidad.

“Artículo 19.— Apertura de carreteras en áreas protegidas. — En las zonas del Patrimonio Nacional de Áreas Naturales, se prohibe la apertura de carreteras para actividades exploratorias. En el caso de operaciones de desarrollo y producción, si por razones técnicas y/o económicas justificables se requieren otras condiciones de operación, éstas se someterán a consideración de la Subsecretaría de Protección Ambiental la que coordinará el respectivo pronunciamiento del Ministerio del Ambiente. En todo caso, el acceso por vías y carreteras en áreas protegidas será restringido y controlado bajo la responsabilidad de la autoridad competente en coordinación con la operadora.”

Anexo 3 b. Principales textos legales internacionales

Convención de patrimonio mundial de la humanidad

11De las decisiones emitidas por el Comité del Patrimonio Mundial se puede apreciar una política constante que determina la incompatibilidad entre el “uso sostenible” del patrimonio natural y las actividades extractivas en general, y la explotación de hidrocarburos en particular.

12En la zona núcleo de la reserva de biosfera sólo pueden tener lugar actividades de conservación, de vigilancia del ecosistema, así como de investigación y educativas, siempre y cuando el grado de perturbación sea mínimo.

13El hecho de que la zona núcleo es la única para la que se exige la constitución jurídica, ha determinado que en la práctica su extensión suela coincidir con la de ANPs preexistentes a la constitución de la RB. En esta zona la explotación y exploración de hidrocarburos quedan excluidas.

La convención de RAMSAR sobre los humedales

14La Recomendación 1.644 afirma que los humedales tienen un valor que excede al que se genera convirtiéndolos en otro tipo de tierras. En consecuencia, se pide a los Estados partes que, antes de autorizar una actividad con incidencia en un humedal, determinen cuáles son los valores de éste que se verán afectados, y los comparen con los beneficios que se derivarían de la actividad que pretende emprenderse.

15Para que una actividad de este tipo sea acorde a la Convención hay que demostrar que se justifica por un interés nacional urgente y compensar la pérdida del sitio Ramsar afectado dispensando protección a otro humedal de similares características (Art. 4.2 Convención). Es el llamado principio de compensación.

La convención de especies migratorias

16Con carácter general, la resolución 7.352 de la Conferencia de partes identifica los hidrocarburos como una amenaza grave para las especies migratorias, y pide a los Estados que tengan plenamente en cuenta el principio precautorio al decidir sobre la localización de las instalaciones petrolíferas.

17La resolución 7.253 de la Conferencia de partes, pide a los Estados que hagan uso del sistema de declaración de impacto ambiental empleado por la CBD, cuya aplicación estricta 54, se opone a la exploración y explotación de hidrocarburos en áreas naturales protegidas.

El convenio sobre diversidad biológica

18El artículo 2 define el uso sostenible de los componentes de la diversidad biológica como aquel que “se realiza a un ritmo y de un modo que no ocasione la disminución a largo plazo de la diversidad biológica, manteniéndose las posibilidades de ésta para satisfacer las necesidades y las aspiraciones de las generaciones presentes y futuras”.

19Para la aplicación práctica del concepto de uso sostenible se han desarrollado los llamados “Principios de Addis Ababa”, que señalan: “para el uso de cualquier recurso es necesario tener en cuenta las funciones que ese recurso puede cumplir dentro del ecosistema en el cual ocurre, y ese uso no debe afectar, en forma adversa, las funciones del ecosistema.” Es decir, un uso que afecta de forma adversa las funciones un ecosistema, como es el caso de la exploración y explotación de hidrocarburos, resulta contrario a la obligación de uso sostenible de la biodiversidad.

Anexo 4. Poblaciones quichua y huao del área de estudio

Anexo 5. Las diez directrices de la “estrategia de Sevilla”3

  • 3 Fuente: UNESCO (1996: 6).

20• Fortalecer la contribución de las reservas de biosfera a la aplicación de los acuerdos internacionales que fomentan la conservación y el desarrollo sostenible, en particular el Convenio sobre la Diversidad Biológica y otros acuerdos como los referentes al cambio climático, la desertificación y los bosques.

21• Establecer reservas de biosfera en una amplia variedad de situaciones ambientales, económicas y culturales, que abarquen de regiones en gran parte inalteradas hasta zonas urbanas. En el caso de los medios costero y marino son particularmente importantes la posibilidad y necesidad de aplicar el concepto de reserva de biosfera.

22• Fortalecer las nuevas redes regionales, interregionales y temáticas de reservas de biosfera como componentes de la Red Mundial de Reservas de Biosferas.

23• Intensificar la investigación científica, la observación permanente, la capacitación y la enseñanza en las reservas de biosfera, pues la conservación y la explotación sostenible de los recursos naturales en estas zonas requieren sólidas bases de ciencias naturales y sociales. Esta necesidad es especialmente aguda en países donde las reservas de biosfera carecen de recursos humanos y financieros suficientes, por lo que deberían ser objeto de una atención prioritaria.

24• Asegurar que todas las zonas de las reservas de biosfera contribuyen a la conservación, el desarrollo sostenible y el conocimiento científico.

25• Extender las zonas de transición a áreas suficientemente vastas para favorecer la gestión de los ecosistemas y aprovechar las reservas de biosfera para estudiar y demostrar métodos de desarrollo sostenible en escala regional. Con este propósito se ha de prestar mayor atención a la zona de transición.

26• Tener más en cuenta la dimensión humana del concepto de reserva de biosfera. Para ello es menester reforzar los vínculos entre la diversidad cultural y la biológica. Se han de conservar el conocimiento tradicional y los recursos genéticos, cuya función en el desarrollo sostenible debe ser reconocida y estimulada.

27• Propiciar la administración de cada reserva de biosfera esencialmente como “pacto” entre la comunidad local y la sociedad en su conjunto. La administración debe ser más abierta, evolutiva y adaptativa. Este enfoque permitirá asegurar a la reserva y a sus comunidades locales mejores condiciones para responder a las presiones externas de índole política, económica y social.

28• Agrupar a todos los actores y sectores interesados en una tarea común que permita promover las reservas de biosfera en el plano local y en las redes. La información debe circular libremente entre todas las partes involucradas.

29• Invertir en el futuro. Las reservas de biosfera deben ser utilizadas para ampliar nuestro conocimiento de las relaciones entre la humanidad y el medio natural, mediante programas de divulgación, información y educación en una perspectiva a largo plazo e intergeneracional.

Anexo 6. Lista de informantes calificados

Anexo 6 b. Entrevistas a profundidad

30• Ernesto Alvarado, Comunidad Sani Isla

31• Jon Arruti, Solidaridad Internacional, Municipio Francisco de Orellana

32• Jorge Ashanga, Comunidad Río Jivino

33• Marco Baños, Municipio Francisco de Orellana, Departamento de Ambiente

34• Pablo Benávidez, Petrobras, Departamento de CSMS

35• Fernando Benítez, Petrobras, Gerencia del bloque 31

36• Ángel Bonifaz, Departamento ambiental, oficina de Derechos Humanos en Francisco de Orellana, red de líderes “Angel Shingre”

37• Rodrigo Borja, Petrobras, Departamento jurídico.

38• Cirilo Capinoa, Comunidad San Roque

39• Mauricio Cerillo, Wildlife conservation society

40• Gina Chávez, Comisión cívica de control anticorrupción

41• Ángel Cojitambo, Federación de organizaciones campesinas de Orellana

42• Otorino Coquinche, Comunidad Indillama

43• Juan Dumas, fundación Futuro latinoamericano

44• Pablo Fajardo, Frente de defensa de la Amazonia

45• Carlos Flores, Universidad Católica, Estación científica Yasuní

46• Neptalí Freire, Consejo Provincial de Orellana, Departamento de educación ambiental

47• Marco Grefa, Boca de Tiputini

48• Jaime Guerra, Universidad San Francisco de Quito, Estación de biodiversidad Tiputini

49• Santiago Izurieta, fundación Natura

50• Alonso Jaramillo, Ministerio del Ambiente, Dirección del parque nacional Yasuní

51• Yolanda Kakabadse, fundación Futuro latinoamericano

52• Friedman Koester, Universidad Católica, Estación científica Yasuní

53• Guadalupe Llori, Prefecta de Orellana

54• Pablo López, Ministerio de Energía y Minas

55• Carolina Mancheno, Wildlife conservation society

56• Mario Melo, Centro de defechos económicos y sociales

57• Fernando Miño, programa Bosques-Solidaridad internacional

58• Guillermo Muñoz Dueñas, Prefecto de Sucumbíos

59• Martha Noboa, Municipio Francisco de Orellana

60• Delfín Ordóñez, Consejo Provincial de Orellana, Dirección de Medio ambiente

61• Paulina Ormaza, Ministerio del Ambiente

62• Domingo Paredes, Secretario nacional de desarrollo sustentable, Presidencia de la República

63• José Proaño, Acción ecológica

64• Gilbert Quiñonez, Municipio Francisco de Orellana, Dirección de Ambiente

65• Anita Rivas, Alcaldesa de Francisco de Orellana

66• David Romo, Universidad San Francisco de Quito, Estación de biodiversidad Tiputini

67• Lucy Ruiz, fundación Ambiente y sociedad

68• Ruth Elena Ruiz, fundación Natura

69• Esteban Suárez, Wildlife conservation society

70• Anamaria Varea, PNUD, Programa de pequeñas donaciones

71• Emerita Villareal, Fondo ecuatoriano populorum progressio, oficina regional de Francisco de Orellana

72• Nicolás Yumbo, Federación de comunas y unión de nativos de la Amazonia ecuatoriana

Anexo 7. Lista de acrónimos citados

73BID Banco interamericano de desarrollo

74CAAM Comisión asesora ambiental de la presidencia de la República

75CCCC Comisión de control cívico de la corrupción

76CAN Comunidad andina de naciones

77Cecia Corporación ornitológica del Ecuador

78CEDA Centro ecuatoriano de derecho ambiental

79Cedenma Comité ecuatoriano para la defensa de la naturaleza y el medio ambiente

80CEPE Corporación estatal petrolera del Ecuador

81CODENPE Consejo de desarrollo de las nacionalidades y pueblos del Ecuador

82CONAIE Confederación de nacionalidades indígenas del Ecuador

83CONFENIAE Confederación de nacionalidades indígenas de la Amazonia ecuatoriana Cordavi Corporación de defensa de la vida

84DINAPA Dirección nacional de protección ambiental

85Ecolex Corporación gestión y derecho ambiental

86Ecorae Instituto para el ecodesarrollo de la región amazónica ecuatoriana FAN Fondo ambiental nacional

87FAO Organización mundial de la alimentación y agricultura FCSH Federación de centros shuar

88FCUNAE Federación de comunas y unión de nativos de la amazonia ecuatoriana FDA Frente de defensa de la Amazonia

89FEPP Fondo ecuatoriano populorum progressio

90FOCAO Federación de organizaciones campesinas de Orellana

91GEF Global environmental fund

92IERAC Instituto ecuatoriano de reforma agraria y colonización ILV Instituto lingüístico de verano

93INEC Instituto nacional de estadísticas del Ecuador

94INDA Instituto nacional de desarrollo agrario

95INEFAN Instituto ecuatoriano forestal y de áreas naturales y vida silvestre

96IUCN International union for the conservation of nature

97OEA Organización de los Estados Americanos

98OIT Organización internacional del trabajo

99ONHAE Organización de la nacionalidad huaorani de la Amazonia ecuatoriana ONU Organización de las Naciones Unidas

100OPIP Organización de los pueblos indígenas de Pastaza

101PNUMA Programa de las Naciones Unidas para el

102medio ambiente RAN Rainforest action network

103SUFOREN Subsecretaría forestal y de recursos naturales

104TNC The nature conservancy

105UICN Unión mundial para la conservación de la naturaleza

106UNESCO Organización de las Naciones Unidas para la ciencia y la cultura WCS Wildlife conservation society

Notes

1 Elaboración: Guillaume Fontaine.

2 Compilación: Ricardo Crespo.

3 Fuente: UNESCO (1996: 6).

Table des illustrations

Titre Anexo 1. Cronología general1
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 340k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 390k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 408k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 445k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 437k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 423k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 496k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 500k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 428k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 401k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 440k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 421k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-13.jpg
Fichier image/jpeg, 514k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-14.jpg
Fichier image/jpeg, 479k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-15.jpg
Fichier image/jpeg, 453k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-16.jpg
Fichier image/jpeg, 498k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-17.jpg
Fichier image/jpeg, 422k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-18.jpg
Fichier image/jpeg, 401k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-19.jpg
Fichier image/jpeg, 470k
Titre Anexo 2. Cronología de expansión petrolera en el parque Yasuní
Légende (a) AproximadoEalaboración: Iván Narvaéz Q. Fuentes: Aráuz (2004); Ecociencia (2002); “Plan de manejo del Territorio huarani”, Quito: Petroecuador (2005), Informe estadístico 2004 Quito, Petroecuador, 162 p.; Iván Narváez (1996); Llanes H.M. (2006); Maldonado y Almeida (2006).
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-20.jpg
Fichier image/jpeg, 320k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-21.jpg
Fichier image/jpeg, 275k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-22.jpg
Fichier image/jpeg, 580k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-23.jpg
Fichier image/jpeg, 324k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-24.jpg
Fichier image/jpeg, 306k
URL http://books.openedition.org/ifea/docannexe/image/5779/img-25.jpg
Fichier image/jpeg, 266k

© Institut français d’études andines, 2007

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540