Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Más allá de los encantos

 | 
Laura Larco

[Transcripción paleográfica]

Archivo Arquidioceano de Trujilo Sección Idolatrías. (Años 1818-1819)

Texte intégral

· Autos seguidos contra María Manuela Quispe, su padre, madre y hermanos y cómplices (naturales de la hacienda San Felipe, habitantes de la hacienda del Tambo, en los términos del pueblo de Cascas), acusados de hechicería.
Expediente N.° DD-1-21. 8 folios.

1Desde el 5 de noviembre de 1818.-

2Autos seguidos contra María Manuela Quispe, su padre, madre y hermanos y cómplices (naturales de la Hacienda San Felipe, habitantes de la Hacienda del Tambo, en los términos del pueblo de Cascas), acusados de hechicería.

3Folios: 8 útiles

4f.1r

5Ilustrísimo Señor

6El Arrendador de la Hasienda de San Felipe Don Pedro Leon, repetidas veses me havia significado que en la casa de la Hasienda se esperimentava todas las noches, unos desproposionados golpes, que atemorisaba sus abitantes, imbuidos de que era el Demonio que venia a inquietarlos, por las hechiserias de algunos de la espresada Hasienda; manteniendose en su creensia, no obstante la eficasia con que le persuadia yo lo contrario; hasta que en estos dias me trajo una india nombrada Maria Manuela Quispe, asosiado de un testigo nombrado Juan Yglesias, y entrambos me aseveraron que havian visto al Demonio en figura de mono, introdusirse en el cuerpo de la espresada india, la que en este instante y en todos los dias que la tengo commigo me a confesado que es verdad que ella a usado de demonio incubo; y que ella, su padre nombrado Juan Quispe, su madre Silveria Flores, su hermana Leonarda Quispe, y una mestisa Maria Asunsion Linares (que en la actualidad residen en la Hasienda del Tambo) an usado de hechiserias, y con siertas vevida y polvos, se combierten en Osos, Tigres, y Leones con / / f.lv / / aiuda del Demonio y que en esta figura salen a perjudiar el ganado de la Hasienda, y que esos golpes provienen del Demonio: todo esto creen firmemente la india y estos dos testigos a pesar de la imposivilidad que les é patentisado para que pueda verificarse este raro fenomeno, y sin atender a mis persuasiones el espresado Don Pedro Leon, a publicado esto y muchas mas puerilidades en este Pueblo y el de Cascas, por lo que doy notisia a Vuestra Señoría Ilustrísima para que determine lo que haser pueda.

7Dios nuestro Señor guarde a Vuestra Señoría Ilustrísima muchos años. Contumasá Noviembre 3// de 1818.

8Ilustrísimo Señor

9Josef Manuel Alcantara Gallardo [firma]

10Ilustrísimo Señor Doctor Don Josef Carrion y Marfil del Consejo de su Majestad Dignísimo Obispo de la Ciudad de Truxillo.

11Tru/ / f.2r / /xillo Noviembre 14 de 1818.

12Vista al Promotor Fiscal Eclesiástico que lo será en esta causa el Doctor Don Pedro Josef del Castillo, Cura Rector de esta ciudad, aseptando y jurando conforme a derecho

13El Obispo [firma]

14Doctor Machado [firma]

15En Truxillo y el Diez y siete de mil ochosiento diez y ocho. Yo el infrascripto Secretario de Camara y Gobierno, hise saber el Decreto que antecede al Doctor Don Pedro Josef del Castillo, quien aseptando el nombramiento de Fiscal que se le hase juró conforme a derecho y a mi estado de proceder fielmente. Y para mi constancia firmó de que certifico.

16Doctor Juan Ygnacio Machado [firma]

17Doctor Pedro Jose del Castillo [firma]

18Ilustrísimo Señor

19El Promotor Fiscal nombrado; En vista del antecedente oficio del Cura de Contumasa, Doctor Jose Manuel Alcantara Gallardo; en que da parte de las hechiserías de la Yndia, Maria Manuela Quispe, su padre; Maria, hermana y demas complices; Dice, que este Delito es grave, y delicado, como opuesto a nuestra Santa fee, a sus Dogmas, y Creencias, y que puede tener mucha trasendencia en la demas gente Yndica, incredula, Ydiota, y material; pero para poder proceder a tomar El remedio conveniente; parece necesario, que proceda la justificacion correspondiente ante El Vicario de / / f.2v / / Provincia, adonde podrán ser condusidos, bajo la custodia, ó seguridad necesaria dichos Reos; para que los examine, sobre estos puntos; reciba sus declaraciones; y execute todo lo correspondiente al mayor esclarecimiento de la materia; y segun lo que resultase de esta diligencia, el ministerio espondrá, y pedira, lo cual corresponda en justicia: Salvo en todo el sugeto, y justificado agrado de Vuestra Señoría Ilustrísima; Trugillo; y Diciembre 11//de 1818

20Doctor Pedro José del Castillo [firma]

21Truxillo Enero 19 de 1819

22Remitase a nuestor Vicario de la Ciudad y Provincia de Caxamarca para que con arreglo en todo a lo que pide el Promotor Fiscal Eclesiástico nombrado, reciba la correspondiente justificacion sobre los hechos contenidos, implorando en caso necesario el auxilio de la jurisdiccion Real, y fecho dará cuenta.-

23El Obispo [firma]

24Doctor Machado [firma]

25Caxamarca 22/ / de Enero de 1819/ /

26Visto lo mandado en el precedente Superior Decreto; en su conseqüencia, y para cumplir lo prevenido, remitase al Cura Interino de la Doctrina de Contumaza para que arreglandose en todo al tenor de este expediente, haga sean conducidos los delinquentes de que se trata, implorando el auxilio real en caso necesario como lo dice dicho Superior Decreto. Asi lo proveo y firmo Yo el Vicario Juez Eclesiástico de esta Provincia actuando con testigos por falta de Notario.-

27Solano [firma]

28Testigo

29Jose Manuel Garrol [firma]

30Josef Antonio Medina [firma]

31f.3r Contumasá 26 de Enero de 1819.

32Por resivido el expediente con la orden antesedente, y Superior Decreto de Vuestra Señoría Ilustrísima, y respecto de haver fugado, desta Casa Parroquial, la Yndia Manuela Quispe, al Pueblo de Cascas en donde se que se halla, pongasele por mi ofisio al Alcalde de dicho Pueblo, para que poniendola immediatamente en captura, me la remita a buena guarda, y custodia. Asi lo proveo, y firmo, actuando con testigos a falta de Notario.-

33Gallardo [firma]

34Andres Caraysos [firma]

35Josef Manuel Castañeda [firma]

36Asi mismo pongasele ofisio, al Alcalde de la Hasienda del Tambo, para que luego, é incontinente, que lo resiva, notifique á Antonio Quispe su mujer Silberia Flores, a la hija de ambos Leonarda Quispe, como tambien á Maria Asumpsion Linares, para que prontamente se vengan á este Pueblo, condusidos por un sujeto que sea capas de traerlos con seguridad, para aqui ordenarles lo combeniente. Fecho Ut Supra.

37Gallardo [firma]

38Andres Campos [firma]

39Josef / / f.3v / / Manuel Castañeda [firma]

40Del mismo modo pongasele ofisio, al Arrendador de la Hasienda de San Felipe, Don Pedro Leon, para que como demandante, y testigo de vista de las hechiserias de los que acusó, se presente en este Pueblo, para que de el se dirija á Cajamarca, á esclareser en el Jusgado del Señor Vicario, y Comisario de la Santa Ynquisision, los hechos que há esperimentado. Fecho Ut Supra

41Gallardo [firma]

42Andres Campos [firma]

43Josef Manuel Castañeda [firma]

44Respecto á que en dos dias de fiesta, no ha paresido á oyr misa Juan Yglesias, testigo ocular de que el Demonio se introdujo en el Cuerpo de la Yndia, y experimento los golpes, que en la Hasienda tuvieron, con otras cosas que me dijo, pongasele por mi Ofisio, al Señor Alcalde deste Pueblo, para que con un soldado lo mande traher de su estansia, la Cocha. Asi lo proveo, y firmo con testigos de mi actuasion .-

45Gallardo [firma]

46Andres Campos [firma]

47Josef / / f.4r / / Manuel Castañeda [firma]

48Contumasá Febrero 3 de 1819

49En virtud del Ofisio, que con propio mandé al Arrendador de la Hasienda de San Felipe Don Pedro Leon, se presento en esta Casa Parroquial, y le notifique, que sin la menor dilasion, se presensie en el Jusgado Eclesiastico, de la Ciudad de Cajamarca, á testificar la demanda verbal, que ante mi puso contra los hechiseros, que se mensiona en la Vista Fiscal, y para que conste, lo firmó conmigo, y testigos de mi actuasion.

50Gallardo [firma]

51Pedro Jose de Leon [firma]

52Andres Campos [firma]

53Josef Manuel Castañeda [firma]

54En el mismo dia en consequensia del ofisio, que puse al Señor Alcalde de Españoles, de este Pueblo comparesió Juan Yglesias, testigo presencial, de vastos fenomenos, que aora mismo refiere, an// f.4v / / te mi, el Señor Alcalde, y sinco testigos Españoles, creyendo varios disparates, de que é echo narracion, y para que los esclaresca le notifiqué se presente sin la menor dilasion, ante el Señor Vicario de Provinsia, y Comisionado del Excelentísimo Ilustre Señor Obispo, y para que conste por no saver firmar, rogo al Teniente de Milisias Don Juan Manuel Dias lo hisiera por el, lo que sertifico.

55Gallardo [firma]

56Juan Manuel Días [firma]

57Andres Campos [firma]

58Josef Manuel Castañeda [firma]

59Asimismo comparesieron para los ofisios que con proprio diriji, la Yndia Maria Manuela Quispe, resguardada con un soldado; Antonio Quispe, y su muger Silberia Flores, y Asunsion Linares y les di a saber la Orden Superior, por la que devian presentarse en Cajamarca lo que obedesieron, y para que conste lo firmo.

60Gallardo [firma]

61Yo el infrascripto, y el soldado que me acompaña referimos a los tres presos que condusimos al Señor Vicario de Provincia Don Miguel Solano segun consta de las diligencias. Contumazá, y febrero 9// de 1819.

62Agustin Layas [firma]

63Jose Garcin [firma]

64Caxa/ / f.5r / /marca 8// de Febrero de 1819//

65Visto este expediente: En su conseqüencia, recibanse las declaraciones de los complices, que han sido conducidos á esta Vicaria, en virtud de lo dispuesto por el Ilustrísimo Monseñor Obispo Diocesano, y con lo que resulte de esta diligencia se dará cuenta. Asi lo proveo y firmo Yo el Vicario Juez Eclesiástico de esta Provincia, actuando con testigos por falta de Notario-

66Miguel Solano [firma]

67Testigo

68Jose Manuel Garro [firma]

69Josef Antonio Medina [firma]

70[Al margen: la Declaracion de Maria Manuela Quispe]

71Ynmediatamente, habiendo sido precenciada en esta Vicaria Maria Manuela Quispe, a quien se le acusa de los Crimenes exprezados, en el informe del Cura Ynterino de la Doctrina de Contumaza, que para esclarecer los hechos contenidos, le recibi juramento por Dios Nuestro Señor y una Señal de Cruz para que dixese verdad en lo que supiere y le fuere preguntado, siendo exortada y amonestada, acerca de la gravedad de los delitos que se le imputan, y que expresados y declarados con la verdad, le serán remediados y perdonados, examinada que fue al tenor de dicho informe, dixo: que el informante y denunciante Don Pedro Leon, le propuso fuese á servir en su Hacienda de San Felipe en calidad de criada, y no habiendo aceptado la declarante, desde aquel momento le declaró un odio inplacable, hasta el punto de supo/ / f.5v / /ner todas las circunstancias contenidas en el informe de dicho Cura, a quien el mismo Leon hizo el denuncio falzo, aconsejando a la declarante, dixese a dicho Cura que ella habia usado del Demonio incubo, por cuyo motivo dixo asi, y no por que fuese cierto tan execrable delito. Que nunca ha visto al Demonio en figura alguna, ni lo ha inbocado jamas; que el ruido que se dice hay en la Hacienda de San Felipe, no lo ha oido la declarante, y si ha oido á Don Pedro Leon que dice es el demonio el que hace ruido en su Hacienda; siendo todo una mera invencion y capricho de dicho Leon, hasta el grado de suponer que no solo ella, sino que su Padre y todas las demas Personas que estan exprezadas en el informe del Cura son comprehendidos en las hechicerias que se puntualizan. Que el mismo Leon por intimidad a la declarante, le dixo que si ella y su familia eran brujos, era maior brujo el referido Leon, de que daba la prueba, con haber destruido los ganados de su Padre Antonio Quispe, y no Juan como dice el informe, y haber muerto los hijos de su hermana Leonarda Quispe. Preguntada ¿que efectos habia experiemntado en uno y otro punto? Respondió, que el ganado se ha consumido, extenuado y flaco, y los racionales hijos de dicha Leonarda han muerto hinchados; que aunque ella no ha visto en Leon accion alguna que lo constituya brujo, como el mismo lo ha dicho, no hace otra cosa que referirse á su propio testimonio. Ultimamente, dice que el referido Don Pedro Leon, le dio á beber a la declarante un cantaro pequeño de Chicha, previniendole que la acabase, y que le hizo tanto efecto, que comenzó á delirar y hablar / / f.6r / / despropositos, por cuyo motivo, y por haver quedado hasta ahora con la cabeza turbada, le parece que aquel brebaje estaría compuesto de algunos simples de calidad muy nosiva, añadiendo que quando acabó de beber, soltó la carcajada el dicho Leon, preguntandole que tal le habia parecido. Que esta es la verdad por el juramento que tiene hecho en que se afirmó y ratificó habiéndosele leido esta su declaracion, que es de edad de quarenta años segun le parece, y por que no sabe escribir firmó a su ruego su testigo conmigo el Vicario de esta Provincia, que Certifico-Solano [firma]

72A rruego de Maria Manuela Quispe –

73José Manuel Garro [firma]

74Josef Antonio Medina [firma]

75[Al margen: 2a De Antonio Quispe]

76En el mismo dia, Ante mi el Vicario, compareció Antonio Quispe Yndio de la Hacienda de San Felipe, y habitante en la Hacienda inmediata del Tambo, en terminos del Pueblo de Cascas, y habiendo sido exortado, y amonestado, para que reverenciase la religion del Juramento, y expuciese la verdad para que no incurriese en el delito de falzario, y se atrajese la desgracia de la eterna condenacion, examinado que fué en los puntos que contiene el informe del Cura Ynterino de Contumaza Don José Manuel Alcantara Gallardo, Dixo: Que en quento a los particulares relativos a su hija Maria Manuela Quispe, no ha visto cosa alguna, ni oido decir á otra persona que Don Pedro Leon, quien há inventado toda la / / f.6v / / patraña que resulta, con poca caridad y ninguna reflexion, sin otro principio que el resentimiento que tubo con el declarante, por haber hallado segun dice el mismo Leon, y que no le consta al declarante, que un Caballo resultó en el campo atado de los pies, y una Vaca comida de un Oso, por lo que comenzó Leon á decir al declarante que era brujo, y que se transformaba en Oso, y en Buitre, de cuyas fruslerías, se ha originado esta maquinacion; y que finalmente es todo falzo, y una mera invencion del denunciante. Que nunca ha sido hechicero, ni superticioso, porque es Catolico Cristiano que cree, y confieza un solo Dios verdadero Criador de Cielos, y tierra, y afirmandose y ratificandose en lo dicho, y en el juramento que se le tomó dixo, ser de edad de Sesenta años, y porque no sabe escribir, firmó a su ruego un testigo, conmigo el Vicario de esta Provincia que Certifico-Solano [firma]

77A rruego de Antonio Quispe, y como testigo

78Josef Manuel Garro [firma]

79Josef Antonio Medina [firma]

80[Al margen: 3a De Silveria Flores]

81Luego compareció Silveria Flores madre de Maria Manuela Quispe, y muger de Antonio, sitados en el informe del Cura Ynterino de Contumazá, y habiendo jurado por Dios Nuestro Señor y una Señal de Cruz, siendole explicada la religion del juramento, examinada que fué en lo que se trata, Dixo: Que todos los puntos contenidos en el citado informe, asi en lo relativo a su marido, como a su hija, son forjados por Don Pedro Leon, Autor de semejante patraña; no teniendo otro origen, que la mania que acostumbra de persuadirse que hasta los Venados / / f.7r / / que andan en los Cerros, son demonios; que por haber llegado á tomar cierta aprehencion de que el marido de la declarante pudo ser quien amarrase un Caballo de los pies, como se halló en el Campo, le miró con tanto tedio que decia era brujo que se transformaba en Oso, Tigre, y Leon, y que de este modo le consumía el ganado, llegando á tal extremo su antipatia, que entregó a las llamas la Casita de su habitacion, y que desde entonces se separaron de la Hacienda de San Felipe, y habitan en la Hacienda del Tambo jurisdiccion del Pueblo de Cascas. Que en prueba de la facilidad que tiene Don Pedro Leon para creer las fruslerias y cuentos de demonios, se acuerda la declarante que un dia que estaban desgranando masorcas de mais, dixo Don Pedro Leon, a precencia de todos los que estaban trabajando, que el tenia dentro de una Botella siete Demonios, por los quales sabia muchas cosas secretas. Que la declarante nunca ha sido hechicera, ni superticiosa, y si Catolica Cristiana que cree y confieza un solo Dios verdadero Autor y Criador de todas las cosas; y afirmandose y ratificandose en lo que tiene dicho y declarado, pidió que a su ruego firmase un testigo por que no sabe escribir, y es de edad de Sesenta años poco mas ó menos, todo lo que, Certifico Yo el Vicario de esta Provincia.-

82Solano [firma]

83A rruego de Silveria Flores y como testigo

84José Manuel Garro [firma]

85Josef Antonio Medina [firma]

86[Al margen: 4a De Don Pedro Leon]

87En Caxamarca á nueve de Enero de mil ochocientos diez y nue[ve]/ / f.7v / / ante mi el Vicario, comparecio Don Pedro Leon, Arrendador de la Hacienda de San Felipe, y denunciante que á dado merito a estas actuaciones, y habiendo jurado por Dios Nuestro Señor y a una Señal de Cruz, prometió decir verdad en lo que supiere y le fuere preguntado, y siendolo en orden a los puntos que contiene el informe del Cura Ynterino de Contumaza Don José Manuel Alcantara Gallardo, con que dá principio este expediente, Dixo: Que el Cura ha padecido equivocacion en su informe, segun el modo y terminos con que se expresa, pues aunque realmente ha oido golpes ruidozos en las puertas de la Casa de la Hacienda de San Felipe, no ha creido el declarante fuese el demonio Autor de tal estrepito, sino que entendia, y recelaba que fuesen los Yndios con el obgeto de robar, o infundirle algun temor al declarante; que no le ha dicho al Cura haber visto introducirse el Demonio en el Cuerpo de la Yndia en figura de mono, sino que ella decia que el Demonio habitaba con ella y le hacia cosquillas, y le decia le agarrase de un Cuerno que tenia en la frente, ofreciendole hacerla poderosa; que todo esto se lo dixo la misma Yndia al Cura, y no el declarante, por que nunca le permitió expresar nada de esto, ni oirle. Que la dicha Maria Manuela Quispe le dijo que su Padre Antonio Quispe, su madre Silveria Flores, y su hermana Leonarda Quispe eran brujas, que echaban polvos al ganado, y lo mataban; pero que el declarante no ha visto morir su ganado de otro modo, que por las heridas que el Yndio Antonio Quispe daba con el Cuchillo para comerse. Ultimamente, que en una noche que el declarante se puso á rezar el Rosario, a que concurrió la Yndia Maria Manuela Quispe, vió á esta que huyendo el rostro de la Ymagen de Nuestra Señora, y inclinandose a la pared, comenzó á arañarla, y preguntada por el motivo de tan extraño acontecimiento, respondió que el Demonio le tapó la boca, y le metió un Candil por los ojos. Que en otra ocacion hizo mayores demostraciones hasta que el declaran/ / f.8r / /te, la favoreció sosteniendola porque tiraba a despedazarse, con las contorciones que hacia, y le pidió al declarante la llevase á Contumazá para confesarse, porque el Demonio se la queria llevar. Que esto es todo lo que sabe y puede declarar con verdad en virtud del juramento que tiene hecho, en que se afirmó y ratificó, habiendosele leido esta su declaracion, que es de edad de quarenta y un años, y firmó conmigo el Vicario de esta Provincia, y testigos-

88Solano [firma]

89Pedro Jose de Leon [firma]

90testigo

91José Manuel Garro [firma]

92Josef Antonio Medina [firma]

93[Al margen: 5a De Juan Iglesias]

94En el mismo dia, compareció Juan Yglesias, citado en el informe del Cura de Contumazá, y habiendo jurado conforme a derecho, examinado que fué, en los puntos que comprehende dicho informe, Dixo: Que lo unico que sabe y le consta es, que habiendo ido á la Hacienda de San Felipe á trabajar en la obra de unas paredes de Casa en el citio de la Cocha, le dijo Don Pedro Leon, le acompañase, porque habia mucho ruido en la Casa, y que no podia entender ni atribuir que cosa era la que causaba el estrepito, aunque el declarante no lo oia, y si solo advirtió que la Yndia Maria Manuela Quispe, hacia varios aspavientos, y demostraciones extrañas, diciendo que su Padre Antonio Quispe la venia á llevar, por cuio motivo Don Pedro Leon la contenia con la Cruz en la mano, sin que hubiese ocurrido otra cosa; pues nunca ha dicho al Cura que vió al Demonio en figura de mono introducirse en el Cuerpo de la Yndia, como se ha estampado en el informe con nota(8V)ble equivocacion. Y que esto es todo lo que puede decir con verdad en virtud del juramento que tiene hecho, en que se afirmó y ratificó habiendosele leido esta su declaracion, que es de edad de Sesenta años, no le tocan las generales de la ley, con ninguna de las Partes, y firmó conmigo el Vicario de esta Provincia, y Testigos-

95Solano [firma]

96En este estado habiendo comensado á poner su firma como se demuestra en la figura estampada, expresó que no podia, y a su ruego firmó el testigo de actuacion.

97A rruego de Juan Yglesias y como testigo.

98José Manuel Garro [firma]

99Josef Antonio Medina [firma]

100Caxamarca 9/ / de Febrero de 1819/ /

101Por concluidas estas diligencias: Remitanse a la Superioridad de donde dimana la Comision, para que en vista del expediente se [roto] que fuere de Justicia. Asi lo proveo y firmo Yo el Vicario Juez Politico de esta Provincia actuando con testigos por falta de Notario -

102Miguel Solano [firma]

103Testigo

104José Manuel Garro [firma]

105Josef Antonio Medina [firma]

© Institut français d’études andines, 2008

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540