Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Las fronteras del istmo

 | 
Philippe Bovin

V. ¿Hacia la emergencia de nuevos modos de integración?

El desenclave geográfico de la frontera colombo-panameña

Acela Pujol

Texte intégral

  • * Universidad de Panamá.

1Note portant sur l'auteur*

INTRODUCCIÓN

2La vocación transístmica y la función de tránsito y transbordo desempeñada por nuestro país, desde la época colonial, dio como resultado una concentración de la población en las proximidades de la ruta interoceánica provocando la macrocefalia de la ciudad capital en detrimento del resto del territorio nacional.

3Sin embargo, esta anomalía en la distribución de la población panameña no se presenta de manera homogénea y salta a la vista el contraste poblacional entre las fronteras territoriales de nuestro país. Así, la vertiente del Pacífico es mucho más poblada y desarrollada que la del Caribe y, la frontera occidental, mucho más que la oriental. Y ello es así por las características geográficas de clima, suelo y vegetación de selva húmeda que presentan estos territorios deprimidos.

4En el caso que nos ocupa, la frontera colombo-panameña, con grandes territorios todavía ”no incorporados” bajo la forma de tierras baldías, reservas indígenas, comarcas y como parte de una provincia que presenta las densidades más bajas de población (2.6 habitantes por kilómetro cuadrado, según el censo de 1990, 1.6, según el censo de 1980) ha funcionado por siglos, como un refugio de poblaciones desplazadas, perseguidas o excluidas del sistema político y económico vigente. Más que una frontera política, ha funcionado como una frontera social, como un área marginada de la economía nacional.

5Pero la tendencia en el mundo contemporáneo, dado el crecimiento demográfico y el perfeccionamiento de los medios de comunicación, es hacia una ocupación más completa del territorio del Estado, a la eliminación de la marginalidad sin menoscabo de la función política de las fronteras como área de discontinuidad y de transición de soberanías.

6No es posible que, a más de 500 años del descubrimiento de América y en la antesala del siglo xxi, el mito del Tapón del Darién se oponga al progreso económico de los pueblos y a la integración, por carretera, de las Américas.

DEFINICIÓN GEOGRÁFICA DE FRONTERA COLOMBO-PANAMEÑA

7La frontera colombo-panameña está regulada por el Tratado Victoria-Vélez, firmado en Bogotá, por ambos países, el 20 de agosto de 1924. La línea fronteriza quedó acordada en los mismos términos de la ley colombiana del 9 de junio de 1855, a saber: del cabo Tiburón a las cabeceras del río de la Miel y siguiendo la cordillera de cerro Gandi hasta llegar a las sierras de Chugaigun y de Mali, para continuar por los cerros de Nique hasta los Altos de Aspave y de allí a un punto sobre la costa del Pacífico equidistante entre la punta Cocalito y la Ardita.

8Los trabajos de amojonamiento, iniciados en 1935, fueron concluidos en 1938, con 14 hitos de concreto armado, de forma y tamaños diferentes.

9Esta frontera acabada de reseñar, describe un arco, cóncavo hacia la zona panameña, con recorrido de unos 215 kms. Desde el cabo Tiburón (hito número 1) hasta los Altos de Aspave forma un tipo de frontera natural o física que cabalga sobre la divisoria de aguas de la Serranía del Darién, en unos 187 km. De los Altos de Aspave al hito número 14, o del Pacífico, recorre unos 28 km, perteneciendo este proyecto al tipo de fronteras gométricas. En su conjunto es, pues, una frontera mixta: natural y geométrica.

10Esta frontera ha actuado siempre como un área de separación y de aislamiento en oposición a la frontera tico-panameña que una vez superadas las disputas y firmados los tratados limítrofes, se ha desarrollado como un escenario de afirmación de nuestra soberanía y de cooperación regional en tanto que la frontera colombo-panameña ha actuado como un área de separación y de aislamiento.

11Cierto es que las características geológicas de ambos territorios son diferentes. La microplaca Panamá, en la cual se asienta el territorio de la República de Panamá (cuyos límites políticos no coinciden con los límites de la microplaca) en su borde occidental presenta una zona de fracturas que la individualiza dentro del bloque continental, meridional de América Central formado por Costa Rica y Panamá. En su borde oriental, la misma placa, lo que presenta es una zona de sutura, de engarce con el bloque continental sudamericano, de historia y evolución geológica diferentes. Esta zona de sutura se adentra en el territorio colombiano, en los pantanos del valle del río Atrato, zona de difícil acceso, en donde se encuentra el verdadero tapón del Darién.

12Por otro lado, la geografía física de la región es muy variada y compleja, afectada por procesos geomorfológicos típicos de la selva densa, que guardan un equilibrio muy precario con las acciones antrópicas desorganizadas.

13Su clima es tropical húmedo, con temperaturas medias anuales entre 25 y 27 grados centígrados y precipitaciones entre 2,000 y 3,000 mm de caída anual, con distribución geográfica desigual ya que las partes más elevadas reciben más lluvias. Por efectos de la deforestación, la estación seca se acentúa cada vez más.

14Este clima mantiene un bosque húmedo, con una alta biodiversidad que incluye árboles maderables y variedades de palmas en los lugares mal drenados. Presenta varios pisos de vegetación (arbóreo, arbustivo y herbáceo) y, en parajes, lianas y enredaderas. Por la acción del hombre, se observan formas de transición entre el bosque tropical húmedo y el bosque tropical seco.

15Los suelos son arcillosos, rojos, profundos, en proceso de laterización. Existen también suelos grisáceos, hidromórficos, en los lugares mal drenados y suelos aluviales en los cursos medios y bajos de los ríos. Presentan problemas de erosión, en las laderas y declives.

16La escasa ocupación humana se aglutina en dos núcleos diferentes: las comunidades indígenas de las comarcas embera-wouman y cuña y la población no indígena, compuesta por afromestizos, colombianos indocumentados, así como inmigrantes de otras partes del país que llegan en busca de tierras y medios para mejorar sus condiciones de vida.

17Han sido, pues, circunstancias coyunturales como el atractivo ejercido hacia la población por la región de la ruta, la historia geológica y las características geográficas del territorio, las que han hecho que la frontera colombo-panameña una zona limítrofe marginada.

DE FRONTERA TAPÓN A FRONTERA ABIERTA: UN SÍ A LA CARRETERA

18La idea de unir los países a América a través de la Carretera Panamericana surge hace 75 años, cuando en 1922 se reunió, en Santiago de Chile, la v Conferencia Internacional Americana, con el objetivo de realizar, con la mayor eficiencia posible, el rápido y urgente desarrollo de la red vial continental. Esta idea fue reforzada en 1929, cuando se reunió en Río de Janeiro, el ii Congreso Panamericano de Carreteras que consideró y adoptó los acuerdos conducentes a la ejecución de una carretera longitudinal a través del continente americano.

19En virtud de los acuerdos adoptados en el Congreso de Río de Janeiro, el gobierno de Colombia expide la ley 121 mediante la cual se incorpora al plan vial el proyecto conocido como Carretera del Tapón del Darién, con una longitud aproximada de 90 km, para unir a Guapo, en la carretera Medellín-Turbo, con Palo de las Letras, punto limítrofe con Panamá, la cual atravesaría el pantano del Atrato.

20Con esta vía se conectaría la Carretera Panamericana (que viene desde Alaska hasta la Patagonia), con la carretera al mar Medellín-Turbo y se lograría la integración con la llamada Transversal del Caribe, pasando por Cartagena y Barranquilla, para continuar hacia Maracaibo y Caracas

21En los estudios preliminares que se desarrollaron, cooperaron el gobierno colombiano por medio del Ministerio de Obras Públicas y Transporte y la Secretaría de Obras Públicas de Antioquia, el gobierno de los Estados Unidos de América por medio de la Oficina de Carreteras Públicas y la Comisión de Estudios para el Canal Interoceánico y el SubComité del Darién, integrado por representantes de Colombia, Panamá y Estados Unidos, el cual coordinó los estudios de campo y la elaboración de los estudios respectivos.

22Luego de una serie de estudios, discusiones y acuerdos, el 23 de agosto de 1979, con motivo de la reunión de presidentes de Colombia y Panamá, en la ciudad de Montería, se firmó la Declaración de Montería en la cual los jefes de gobierno manifestaban su voluntad de continuar dando respaldo a la construcción de la carretera por el Tapón del Darién, a uno y otro lado de la frontera.

23Para tal efecto, los dos presidentes decidieron constituir una comisión especial de enlace, encabezada por sus respectivos ministros de Obras Públicas, la cual procedió a establecer una activa coordinación con respecto a todos los asuntos financieros, técnicos, sociales y sanitarios relacionados con la citada vía, con el fin de acelerar su culminación.

24Dentro de estos propósitos se tuvieron en cuenta los aspectos ecológicos y sanitarios, especialmente lo referente a la prevención y erradicación de la fiebre aftosa. Luego de haber efetuado el reconocimiento de la zona, decidieron establecer un parque forestal en la región fronteriza entre los dos países con el fin de preservar el medio ecológico y las reservas hídricas. Para tal efecto, los organismos competentes de cada uno de ellos, adelantaron las coordinaciones necesarias para su propia ejecución. En Colombia, dicho parque ya existía, desde 1973, bajo el nombre de Parque Nacional Natural los Kativos. En Panamá, el parque fue creado en agosto de 1980, con el nombre de Parque Nacional del Darién, el más grande de América Central.

25Una vez más, el 10 de agosto de 1980, los presidentes de Colombia y Panamá, sobrevolaron la zona donde Colombia había iniciado la construcción de la carretera y, con motivo de su visita a Medellín, firmaron la ”Declaración de Medellín”, en la cual manifestaron que ”la carretera del Tapón del Darién constituye uno de los más constantes ideales de las naciones de América”.

26En virtud de lo anterior, el gobierno de Panamá ha construido 260 de los 317 km. que constituyen la longitud que le corresponde. A su vez, el gobierno de Colombia, ha construido 38 de los 91 que son su responsabilidad, lo cual demuestra que, de los 408 km. iniciales que comprendían la sección de continuidad entre los dos países, sólo falta por construir una longitud de 100 km.

27Y para acabar con el mito de la fiebre aftosa, el 4 de octubre de 1991 el usda (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) certificó que Colombia cumple los criterios mínimos exigidos para la construcción de la carretera del Tapón del Darién, en lo que a erradicación de la fiebre aftosa se refiere.

EL DESENCLAVE DEL DARIÉN GEOGRÁFICO Y SUS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS PARA LA REGIÓN

28La integración de las Américas tiene como uno de los cuellos de botella la desarticulación comercial y física del norte y el sur de América. Sin lugar a dudas, la discontinuidad que ofrece el Tapón del Darién es un factor que explica, en gran medida, esta situación. Cada vez se hace más imperiosa la necesidad de unir dichos territorios y de liberar el flujo de bienes y de servicios en la región.

29La economía mundial se hace cada vez más interdependiente. El actual proceso de internacionalización o globalización es una realidad para gran parte del mundo. En contraste con esta situación viene siendo importante, a nivel internacional, la conformación de bloques o mercados regionales que contrarrestan, en cierta medida, los intentos de impulsar el libre comercio en el mercado mundial.

30Los principales bloques comerciales son encabezados en primera instancia, por Estados Unidos con el interés de establecer, en el hemisferio occidental, un mercado único (dicha estrategia comienza con el Tratado de Libre Comercio que ha logrado con Canadá, México y Chile). Aparece también el muy dinámico bloque de la Cuenca del Pacífico, conformado por el Japón y los países del sureste asiático y el bloque formado por la Comunidad Económica Europea. Estas tres economías, consideradas locomotoras, serán las protagonistas del ascenso del comercio mundial, por lo menos en la proxima década.

31Para 1988, el 70 % del comercio mundial se concentraba en los países desarrollados, lo cual significa que dicho comercio está dominado por los países industrializados. En el futuro se espera que el comercio se concentre más en estos países y se acentúe la tendencia al estancamiento y a la cada vez menor participacion del comercio sur-sur en el comercio global.

32América Latina se marginó del comercio mundial. En 1980, el comercio latinoamericano significaba el 5.7 % del comercio global, pero en 1988 sólo participaba en el 4.1 %. Los países en vías de desarrollo y América Latina, en particular, siguen siendo básicamente exportadores de bienes primarios.

33En la década del ochenta, el comercio intralatinoa mericano cayó considerablemente: las exportaciones intrarregionales se redujeron al 21 %, en 1981 y al 12.7 % en 1988, y las exportaciones lo hicieron del 20 al 15 % respectivamente. Siguiendo la misma tendencia, el comercio entre el mcca y Latinoamérica descendió en la década pasada, al caer en su estructura de comercio total del 36.4 % en 1980, al 21.3 % en 1988.

34En la década actual, Latinoamérica se apresta a enfrentarse a nuevos retos por la internacionalización y modernización de sus economías, con miras a superar la crisis que sufrieron estos países en la última década. No obstante, se requiere para salir adelante, que se supere el problema de la deuda externa, que se diversifiquen las exportaciones (no depender de un solo producto), que se haga operativa la integración de sus mercados y que se reciba un mejor trato por parte de los países desarrollados.

35En el marco de la conformación de grandes bloques económicos regionales a nivel mundial y la ”década perdida” por parte de América Latina, hace su aparición la llamada ”Iniciativa de las Américas”. En este ámbito se hace necesaria la aprobación de proyectos que repercutan en la mayor integración y vinculación de las Américas en todos sus aspectos. Es innegable que el desembotellamiento causado por el Tapón del Darién contribuirá a la reativación del deprimido comercio intrarregional.

36Ya se han dado pasos tendientes a la creación de un mercado común en el continente americano, a saber: la Iniciativa de las Américas, mencionada anteriormente, el Grupo de los Tres conformado por México, Venezuela y Colombia, mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay y los acuerdos bilaterales suscritos entre Brasil y Argentina, entre otros.

37Se hace necesario, pues, desarrollar medios de transporte complementarios a la muy limitada vía marítima, con el fin de interconectar y lograr un mayor acceso entre los diferentes mercados del continente. Las carreteras son los medios de transporte más flexibles para lograr una mayor interconexión de los mercados locales. En este sentido, el desenclave del Tapón del Darién, a través de la construcción de su carretera, sería de máxima prioridad.

38Por otro lado, la construcción de la carretera por el Tapón del Darién daría trascendental solución de continuidad al llamado Sistema Panamericano de Carreteras compuesto, actualmente, por por unos 70,000 km de vías siendo apenas 100 los que impiden la integración definitiva del continente. Puede pensarse, igualmente, que esos 70,000 km, alimentarían otra extensa red que cuenta con cerca de 10 millones de km a nivel continental.

39En relación a este último aspecto, cabe resaltar la importancia que adquiere el turismo internacional como consecuencia de la integración territorial que se obtiene por la construcción de la carretera por el Tapón del Darién. La actividad turística plantea importantes retos a una política de integración económica a nivel de los países del continente. Debe tenerse en cuenta que en Europa, por ejemplo, esta modalidad de prestación de servicios es enormemente aprovechada y representa ingresos significativos de divisas en las balanzas comerciales de algunos países como España, Francia, Italia, etcétera.

40A nivel continental, Estados Unidos, Canadá y México son los países que cuentan con mayores posibilidades y desarrollo de la llamada industria sin chimenea o también ”Industria de la Paz y de la Amistad”.

41La industria turística es bastante sensible respecto a la utilización de medios de transporte. Ante la inexistencia de la carretera que cruza el Tapón del Darién, la vía más utilizada por los turistas que viajan a Centroamérica es la aérea y, en menor medida, la marítima, por lo que las condiciones del transporte resultan más onerosas.

42En conclusión, el desenclave del Darién geográfico constituye una ayuda crucial para lograr un mayor intercambio de bienes y servicios y de flujos de capital entre los diferentes países del continente.

EL IMPACTO AMBIENTAL PROVOCADO POR LA APERTURA DE LA FRONTERA COLOMBO-PANAMEÑA

43Desde el punto de vista ambiental el proyecto de construcción de la carretera por el Tapón del Darién ha sido bastante controvertido, debido a la particularidad del ecosistema que atraviesa tanto en Panamá como en Colombia.

44En este sentido, en 1974, el Departamento de Transporte Federal y Administración de Carreteras de los Estados Unidos (fhwa) realizó los estudios ambientales para el proyecto de carretera y presentó el ”Informe sobre el impacto ambiental” provocado por la construcción de la carretera desde Tocumén (Panamá) hasta Río León (Colombia), en el cual se analizan los impactos sobre el medio físico y los impactos económicos, sociales y culturales.

45En octubre de 1975, el Tribunal del Distrito de Columbia de los Estados Unidos prohibió a la fhwa comprometer fondos en el proyecto de la carretera del Tapón del Darién, mientras no se cumplieran los requisitos por el Acta de 1969 sobre Política Nacional del Medio Ambiente. El Instituto Battelle, de Estados Unidos, con amplia experiencia en estudios de impacto ambiental, preparó para la fhwa un informe complementario al anterior, el cual fue presentado al Tribunal de Columbia en 1976. Esto permitió a la fhwa continuar sus estudios para la construccion de la carretera por el Tapón del Darién, pero supeditado a la aprobación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (usda), de acuerdo con los resultados de las medidas tomadas para la erradicación de la fiebre aftosa en la zona del proyecto.

46En consecuencia, puede observarse que, de concretarse la construcción de la vía, se hará teniendo en cuenta importantes parámetros ambientales de acuerdo a la legislación de los Estados Unidos y basados en la convicción que tienen Colombia y Panamá de la necesidad de la preservación de sus recursos naturales y antrópicos.

47Dentro de la zona denominada Tapón del Darién existe una reserva de la biosfera ubicada entre Panamá y Colombia y conformada por el Parque Nacional Darién y el Parque Nacional Los Katios, respectivamente. Estos parques tienen como objetivo fundamental la conservación y protección del medio biótico y abiótico.

48El Parque Nacional Darién fue creado mediante Decreto Ejecutivo número 21 del 7 de agosto de 1980 y está bajo la competencia del inrenare. Tiene una extensión de 575,000 hectáreas y es el parque nacional más grande de Centroamérica.

49Comprende las cuencas hidrográficas de los ríos Tuira, Balsas, Sambu y Jaque, así como parte del río Chucunaque y dentro de ellas habitan tres grupos indígenas: emberas, uainanas y cuñas.

50Dentro de su clasificación como bosque húmedo tropical, el parque presenta una alta diversidad de flora, lo mismo que una amplia presencia de fauna, dentro de la cual se destacan algunos mamíferos como el perro de monte, hormiguero gigante, tapir, jaguar y otros como los cocodrilos caimán. En la ave-fauna se encuentra el águila harpía, la cual es símbolo del parque y es el águila del escudo nacional de Panamá.

51El Parque Nacional Los Katios, en Colombia, se crea mediante el acuerdo 37 del Instituto de los Recursos Naturales Renovables y del Ambiente (inderena), en 1973, con una extensión de 52,000 hectáreas. En 1979 se amplía a 72,000 hectáreas para incluir un sector de gran importancia biótica y ecológica en la margen derecha del río Atrato y las ciénagas de Tumarado.

52La vegetación corresponde a la selva pluvial isomegatérmica de la región chocoana, y los elementos predominantes muestran una clara afinidad con la región amazónica. La vegetación entre los 50 y 100 sobre el nivel del mar está sometida a condiciones hídricas extremas y en ella crecen importantes especies de uso industrial como el cativo. Entre los 100 y 600 metros sobre el nivel del mar, la vegetación se caracteriza por la presencia del dosel arbóreo de 20 a 25 metros, con tallos generalmente rectos. Son frecuentes las especies como el látex, guaco, taparo, choiba, membrillo, carate y ceiba amarilla.

53La fauna presenta no menos de 500 especies de vertebrados. El grupo más estudiado lo constituyen las aves, con 412 especies. Dentro de los mamíferos más importantes están el oso palmero, el oso de anteojos, la nutria, el tigre mariposa y el manatí.

54Es importante destacar el esfuerzo realizado por Colombia y Panamá en la preservación del ambiente natural, con la creación de estos parques y la legislación que los acompaña. Lo que se necesita es un fuerte apoyo económico y técnico de las entidades internacionales, especialmente el fhwa y el pnuma de la onu, con el objeto de administrar adecuadamente estos importantes recursos y realizar actividades de investigación y ecológicas que permitan conocerlos mejor.

CONCLUSIONES

  1. La apertura del llamado Tapón del Darién, revalorizará el valor de la posición geográfica de Panamá que siempre ha oscilado en función de la ruta transístmica.
  2. El desenclave de esta región, a través de la constucción de su carretera, permitirá afrontar con más fuerza e infraestructuras eficaces, los graves problemas que presenta: pobreza, enfermedades, población desplazada, depredación ecológica, narcotráfico y contrabando, entre otros.
  3. La frontera colombo-panameña, que durante toda la evolución histórica de nuestra nación se ha mantenido marginada, debe jugar un papel primordial en el proceso de integración económica por su misma riqueza en biodiversidad y patrimonio cultural.
  4. De región marginada esta frontera puede convertirse en una zona atractiva debido a la presencia de los parques nacionales que pueden albergar componentes que armonicen con el paisaje, sitios de alojamiento para investigadores, con guardabosques, centros de salud y de recreación que sirvan de infraestructuras para las comunidades indígenas y no indígenas asentadas en la región.
  5. La frontera colombo-panameña debe convertirse en zona de cooperación internacional, en escenario de coolaboración interinstitucional en campos como la salud, el transporte, las comunicaciones, la educación, la protección ambiental, la prevención de riesgos naturales y mitigación de desastres, la lucha contra el narcotráfico, la desmilitarización y el respeto a la autodeterminación de los pueblos.

Bibliographie

BIBLIOGRAFÍA

Jaén Suárez, Ornar, Geografía de Panamá, Panamá, Editorial Universitaria, 1985. Organización de los Estados Americanos, Reactivación del proceso de apertura del tramo del Darién en Panamá, octubre de 1988.

Peñaloza Webb, Tomás, Promesas y realidades de la integración latinoamericana, revista Comercio Exterior, julio de 1990.

Subcomité del Darién, Factores técnicos y económicos en el Darién, abril de 1997.

Notes de fin

* Universidad de Panamá.

Auteur

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2005

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540