Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Las fronteras del istmo

 | 
Philippe Bovin

La cuestión fronteriza en la Guatemala de hoy*

Gabriel Aguilera Peralta

Texte intégral

  • * Intervención durante la inauguración del Coloquio Internacional ”Las Fronteras del Istmo”. Las Cap (...)
  • Viceministro de Relaciones Exteriores del Gobierno de Guatemala.

1Note portant sur l'auteur

2Sin duda refleja el mundo cambiante en que vivimos, el que este Coloquio sobre las fronteras del Istmo tenga lugar en una época en que, con mayor intensidad que en cualquier experiencia moderna, los procesos de globalización y de integración que tienen lugar en varias partes del mundo estén obligando a una modificación profunda del concepto tradicional de las fronteras políticas.

3En efecto, los espacios territoriales que marcan los límites de soberanías nacionales se van difundiendo y van perdiendo relevancia dentro de los grandes espacios económicos y sociales de los nuevos entes que tienden a surgir a partir de procesos como el de la Unión Europea. También tenemos presente, sin embargo, que el renacimiento de las formas más extremas de nacionalismos y de afirmación de identidades étnicas, tal como se ha dado en la antigua Yugoslavia, ha creado nuevas fronteras, caracterizadas por la violencia y la separación de poblaciones con pasado común.

4Empero, y como el programa del Coloquio lo recuerda por la multitud de fenómenos sociales, económicos y culturales que tienen lugar en las zonas que separan y enlazan simultáneamente diversos países, la cuestión de las fronteras trasciende el hecho político. Entiendo que el Coloquio va a reflexionar cabalmente sobre los diversos aspectos de la cuestión en el Istmo y creo que el estudio es oportuno y necesario, ya que ese proceso de globalización, integración y por consiguiente cambio de lo fronterizo, también se está dando en la región.

5Deseo colaborar con la discusión trasladando una breve mención sobre cómo veo, desde el Estado, la situación de las fronteras de Guatemala. Hacia el sureste nuestros límites con los países centroamericanos son totalmente del tipo de fronteras cuya naturaleza cambia aceleradamente ante el avance del proceso de integración y que idealmente deberían estar destinadas a desaparecer en el futuro.

6El imaginario de la integración centroamericana no es de hoy, ya que se ha mantenido vivo desde la época de la Federación de Centroamérica, pero en ninguno de los intentos anteriores se había avanzado tanto en la creación de espacios de interés común en el terreno económico, social y político, y al mismo tiempo en el ir dando vida a la institucionalidad regional que sustenta esa marcha hacia la integración.

7El proceso va bien, quizás con mayor aceleración en el llamado Triángulo Norte, pero personalmente no dudo de que la integración sea el destino de Centroamérica. Creo que dentro de ese panorama hay varios puntos de interés para profundizar el análisis; algunos de ellos deberían ser las experiencias de desarrollo sustentable fronterizo, tales como el Trifinio que busca crear un sentimiento de integración en base a un proyecto de desarrollo entre comunidades de tres países. Otro podría referirse a la importancia de las fronteras para el tratamiento de los problemas de seguridad ciudadana, ante la regionalización de las operaciones del crimen organizado, así como para la protección del medio ambiente.

8Hacia el noroeste, hacia México, la definimos como una frontera de solidaridad. Resulta interesante señalar cómo esa relación fronteriza se ha ido desarrollando como un espacio en el que dos países van consolidando relaciones mutuamente satisfactorias y ala vez van incrementando niveles de cooperación que tienden a profundizarse cada vez más. Ciertamente no debe dejar de mencionarse la influencia que tuvo en ese discurso, la forma particularmente generosa en que el gobierno y el pueblo de México, incluyendo la población fronteriza, acogieron a los refugiados que, en la década de los años ochenta, se desplazaron hacia el territorio mexicano como consecuencia del enfrentamiento armado interno en nuestro país.

9En la frontera norte para nosotros, sur para México, se está iniciando un original esfuerzo de desarrollo sustentable coordinado y solidario de los municipios que están a ambos lados de la línea y que incluye un proyecto de ciudades hermanas. Las afinidades históricas, socioculturales y étnicas que se dan en esa zona, van así siendo dotadas de la institu-cionalidad necesaria para el fortalecimiento de una frontera viva y de solidaridad.

10Con relación a los espacios marítimos, si bien Guatemala no confronta ninguna situación especial hacia el sur, sí la tiene hacia el norte, ya que en cuanto al Caribe nos encontramos en una situación de compartir áreas marítimas con países con los cuales tenemos costas adyacentes y contrapuestas.

11Empero, esa situación especial no debe entenderse como problema ya que el espíritu de cooperación propio de nuestro tiempo y las estipulaciones del derecho marítimo, en especial la Convención sobre el Derecho del Mar, presentan mecanismos apropiados para que la disponibilidad de zona económica exclusiva se haga en forma compartida.

12De allí que la única situación fronteriza no definida para Guatemala se dé hacia el noreste porque aún no se completa la resolución del diferendo territorial con Belice. Confiamos, sin embargo, en que en un futuro cercano se obtenga una solución a este contencioso.

13Senderos participantes, las regiones que distinguen unos de otros a los Estados pueden ser espacios de confrontación o de cooperación.

14La modernidad y la democracia deben conducir a la segunda representación y en cuanto al Istmo, que será objeto de estudio en esta reunión, pienso que ésa es ¡a tendencia. Les doy una cordial bienvenida a Guatemala y me complace declarar inaugurado este Coloquio. Muchas gracias.

Notes de fin

* Intervención durante la inauguración del Coloquio Internacional ”Las Fronteras del Istmo”. Las Capuchinas, Antigua Guatemala, 25 de septiembre de 1996.

Viceministro de Relaciones Exteriores del Gobierno de Guatemala.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2005

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540