Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Los exvotos del occidente de México

 | 
Marianne Bélard
, 
Philippe Verrier

Milagros, Milagreros y retablos: Introducción al estudio de los exvotos del occidente de México

Thomas Calvo

Texte intégral

  • 1 Véase el apéndice iii.

1Toda historia tiene sus propias historias. Ésta, en primer lugar, tiene la de dos jóvenes investigadores franceses, Marianne Bélard y Philippe Verrier, que dedicaron muchos meses, la una a buscar y el otro a desempolvar miles de exvotos en el occidente de México. El acervo recopilado (fotografías y fichas)1 se halla bajo custodia del CEMCA, en la ciudad de México, en espera de nuevos investigadores, interesados en el tema, que continúen la labor iniciada.

2Existe otra historia, talvez tan antigua como la humanidad, la de los exvotos. Éstos forman parte de las manifestaciones, más primitivas o evolucionadas, de la cultura: las pinturas de Altamira, de Lascaux, la Victoria de Samotracia -el exvoto marino de mayor prestigio. El mundo del exvoto no se limita a la estrecha cuenca del Mediterráneo (y sus “contornos”, como México). Por ejemplo, el mundo celta tuvo una larga tradición de exvotos, poco conocida, porque el material utilizado en su elaboración era la madera (cabeza, miembros), y raras veces se ha conservado, salvo excepciones notables como el santuario de las fuentes del Sena.

3¿A qué se debe ese carácter universal? ¿Es posible que el exvoto sirva de lazo complejo entre el hombre y la divinidad? ¿Qué es un exvoto?

4Un exvoto es, básicamente, un objeto ofrecido a la divinidad, en cumplimiento de una promesa hecha con el fin de obtener un beneficio, al cual no se puede acceder por medios naturales. Esto es lo que expresa con toda claridad el texto que acompaña a uno de los exvotos mexicanos más antiguos (que data de 1704 y está en el museo de Tepotzotlán); dice: “Varios médicos y cirujanos lo dieron todos por incurable, por lo cual determinó acudir a el divino.”

EXVOTO I. TRADICIONALMENTE EL EXVOTO DIVIDE EL ESPACIO ENTRE TEXTO, TIERRA Y CIELO

  • 2 A-14. Esta referencia corresponde, en el acervo del CEMCA, a los retablos de San Juan de los Lagos.

5Es decir, más allá de los problemas materiales que encierra (selección del material, fabricación del objeto), el acto votivo no es el simple gesto de colgar un cuadro en las paredes de un santuatio; empieza siendo una súplica, una recomendación, y la consagración de la fe del creyente al ser sobrenatural invocado. Se inscribe dentro de una lógica de reciprocidad; la iniciativa desde luego viene del fiel que invoca a la divinidad en el momento mismo del trance. Hasta se percibe una tonalidad condicional: “El día 8 de junio de 1918, Aurelio Ramírez perdió por robo una vaca amarilla, una temerita del mismo color y un torete de trabajo pinto de amarillo y blanco. Con tal... procedió a buscarlos ofreciendo a Nra Sra de San Juan este retablo, si los hallaba como lo aconteció la Sma Sra, dedicándole en gratitud el presente.”2

6No hay trivialidad alguna en todo esto, la intensidad misma del acto la elimina incluso cuando el donante habla de “recompensa” para la Virgen, como en el retablo B-17, que, por otra parte, es uno de los más humildes de la serie de San Juan. De hecho, la palabra votum dio origen tanto al término exvoto como al término devoción. El acto votivo y el exvoto son también la expresión de una admiración, de una reverencia hacia el santo, sin dejar por ello de ser el resultado de un cálculo mediante el cual el donante intenta neutralizar, e incluso anexionarse, lo sobrenatural. Hay que reconocer que el exvoto gratuito, sin un milagro concreto, resulta muy poco corriente; dentro de nuestras series hay un solo ejemplo: unos padres dedicaron un retablo después de la muerte del niño, aduciendo que “Dios no dio licencia y falleció” (B-127). Se puede pensar que la conmoción que siguió a la muerte del niño bastó para acrecentar la devoción.

EXOTO 2. “QUE LE PARESIERA SU BUEI Y LE PRESENTARIA UN RETABLO” A LA VIRGEN (A-23).

  • 3 Véanse sobre el tema los numerosos catálogos de exposición. En Ftancia, muchas exposiciones fueron (...)

7Es cierto que ese llamado (el exvoto es también una apelación) a la divinidad es tanto más fuerte cuanto más angustiosa sea la situación en que se encuentra el fiel. Las circunstancias son decisivas, influyen sobre el acto, su intensidad y el objeto mismo. En Europa, los santuarios y exvotos marinos, que ofrecen protección frente a la fuerza arrolladora del mar, son de una extremada riqueza.3 En México las condiciones son otras; la gran mayoría de sus santuatios se encuentran tierra adentro (Bajío, Zacatecas, Oaxaca). A pesar de ello, lo incierto y lo aleatorio no desaparecen, sino que revisten la forma de la epidemia, la hambruna, la guerra, la enfermedad, el accidente. Sobran razones para temer, pata buscar protección. Los análisis de Marianne Bélard y Philippe Verrier las ponen al descubierto. Sin embargo, el material votivo aquí utilizado –láminas o exvotos pictográficos–, aunque establezca claras distinciones sociales por sus estereotipos, conserva cierta igualdad, en cuanto a la calidad estética, entre los retablos. En otras palabras, lo sagrado no admite gradaciones: uno de los más atractivos retablos se ofreció después de encontrar un “buei” perdido (A-23). Nada más justo que recordar aquí al milagrero, Rodrigo Margarita.

EXVOTO 3. EL DIÁLOGO PASA POR EL PAISAJE (c-68).

8Nuestros dos investigadores ambicionaban, con este proyecto, realzar el valor y el aprecio por el exvoto mexicano. Además, como demuestran sus conclusiones y el material recopilado, los exvotos ayudan a comprender parte de la historia de México. Es decir, en un país donde la geografía tiene una fuerte personalidad (montañas, desiertos, temblores), donde el “mar” es terrestre (ese océano de polvo de los grandes espacios semidesér-ticos), los exvotos marineros se convirtieron en exvotos “arrieros” (accidentes de los animales domésticos, percances con los bandidos). Esa fuerte exptesividad de la naturaleza mexicana sobtesale en numerosos retablos, pero en ninguno tanto como en un misterioso retablo de San Juan de los Lagos donde las montañas azules, el lago profundo y un árbol en la loma restituyen toda una simbología: cielo y tierra, montañas y agua. Éstos son los elementos vitales del culto mariano, entre los cuales se establece un diálogo mudo, en ausencia de texto, entre la Virgen y su fiel devoto (C-68).

EXVOTO 4. CIERTA VISIÓN DEL PODER V DE LA SOCIEDAD EN EL MÉXICO DE LOS AÑOS 1910(F-10).

9Ya que de México se trata, debemos tomar en cuenta que es uno de los países donde la actividad votiva fue más importante, en virtud de la acendrada herencia católica, de cuño mediterráneo, y de una historia particularmente trágica durante todo el siglo xix y principios del xx. La abundancia de algunos temas, como el enfrentamiento al poder (bandolerismo, encarcelamiento, revolución, violencia en general), es de gran interés. La “gran historia” se puede también leer, gracias a estas pequeñas láminas, con una perspectiva nueva: el narrador es el pueblo, el mismo que la hizo y la sufrió en carne propia. Por ejemplo, el caso de esa madre que dedicó un retablo a la Yirgen de San Juan “por la libertad de su hijo... de morir en manos de los federales huertistas que lo golpearon y llevaron al cuartel por rapto de una damisela... y habiendo gratificado al gobierno con 63 pesos en pocos días fue puesto en libertad, en noviembre de 1913” (F-10). En ese retablo nada está de sobra, y mucho menos la escena central, aparentemente sin relación con el suceso, pero que resulta ser una visión popular, paseísta, del poder, ¡rodeado de guardias, protegido por las vidrieras de su carruaje!

10Los exvotos aquí reunidos abarcan desde los años 1870 hasta nuestros días. Muchas cosas fueron cambiando, ¿también los exvotos y el gesto votivo? Los años determinantes transcurrieron entre 1920 y 1930. Se nota en las curvas cronológicas (véase más adelante); es la década difícil para la tradición votiva, más por presiones externas (política antirreligiosa) que por un cambio de mentalidad general. ¿En qué basamos semejante afirma-ción? Simplemente en que, a partir de 1930, el exvoto recobra toda su fuerza y persiste hasta nuestros días en que lo encontramos renovado, desde luego, con otros temas y otras técnicas (pintura acrílica). Es indudable que hay también un avance de la laicización, como recalca el estudio de Marianne Bélard; como ejemplo pone el exvoto dedicado, en el Mineral de Cata, al Señor de Villaseca, en 1987, en cumplimiento de “licencia de estu-diar”. La figura de Cristo queda reducida a un pequeño recuadro, dentro de la lámina, y pasa inadvertida.

EXVOTOS 5. NUEVOS TEMAS: LA EMIGRACIÓN (E-4).

EXVOTO 6. UNA PRESENCIA MÁS DISCRETA DE LA DIVINIDAD (MINERAL DE CATA).

  • 4 Véase Marianne Bélard, Tilomas Calvo, Philippe Verrier. “Cotidiano familiar y milagro: el exvoto en (...)

11Las dos investigaciones han sacado a la luz muchas otras enseñanzas sobre la vida privada y su evolución; remitimos al lector a los textos pata descubrirlo. Muchas páginas sobre el entorno, el trabajo y los tipos sociales se podrían escribir con este material. Éste es un primer acercamiento, y queremos que así quede.4 Pero se pueden apuntar ciertas conclusiones preliminares que separan, por las mismas fechas, el material mexicano del europeo, concretamente el examinado en las conclusiones de Cousin en el caso de la Provenza francesa.

12Estas conclusiones se refieren al espacio representado en el exvoto. En el caso de Cousin, él pone de relieve un espacio conceptualizado en el que la proporción entre tierra y cielo evoluciona y el lugar ocupado por la imagen sagrada cambia con el avance de la laicización del material. En el nuestro no hay ningún espacio intelectualizado, y es manifiesta una gran indiferencia en cuanto a la localización de la imagen. En su estudio preliminar (no publicado) Philippe Verrier contabiliza noventa y ocho veces a N. S. de Guadalupe a la izquierda del exvoto, ciento dos a la defecha y treinta y dos al centro. Obtiene resultados similares en el caso de Talpa, con un acervo mucho más reciente.

13El resultado de todo esto es patente; en realidad, en México, el espacio del exvoto está cargado de afectividad: traduce el diálogo, o su ausencia, entre la divinidad y el fiel. La Virgen se aleja, diminuta, en el cielo, como en el exvoto C-68 ya mencionado, y todo resulta frío –como las montañas y el agua azul– y un tanto desesperado. La virgen se acerca, entra dentro del espacio íntimo de la recámara, y se entabla un diálogo intenso con el enfermo, que el rojo de la cortina de la cama materializa. En otras ocasiones, la Virgen baja del cielo y se inclina, solícita y protectora, sobre la víctima de un atropello.

14¿En qué medida esto es parte del convencionalismo del retablo o de la habilidad del milagrero? Faltan estudios más detallados para saberlo. Pero es claro que existen sistemas de codificación que pasan de un retablo a otro: la separación absoluta entre imagen y mundo terrenal es la más evidente, pese a que adopta formas muy diversas. La separación entre los dos universos –cielo y tierra–, aunque no sea general, representa otro tipo. Parece que, en muchos casos, para estos “paisajistas” la línea del horizonte es una perspectiva, no la separación entre lo natural y lo transcendental, hasta negar, por coherencia estética, esa separación, como en el retablo F-10 ya presentado. Posiblemente sea en el campo de los colores donde exista un consenso más amplio, porque ha penetrado hasta el universo del simple fiel: ¿quién no sabe que el rojo y el azul son los colores predilectos de la Virgen? Ya hemos notado la presencia del rojo, pero el retablo en el que este color cobra más fuerza es el B-113, obra de una profunda intensidad. Conviene observar que si, como decíamos, la cortina de la cama del enfermo que “platica” con N. S. de Guadalupe es roja, la cobija de la cama es azul. En cuanto a los tres pastorcillos que pintó Rodrigo Margarita en 1877 (A-23) llevan también un cinto azul.

EXVOTO 7. N. S. DE GUADALUPE VINO A “PLATICAR” CON SU FIEL (GUADALUPE).

EXVOTO 8. N. S. DE GUADALUPE BAJÓ A PROTEGER.

EXVOTO 8. UN “HERMOSO” RETABLO Y UNA HUMILDE FAMILIA (B-113).

15¿Quién está detrás de todo esto? Se sabe que, tratándose de pintura religiosa, la Iglesia es la institución que guía la mano del artista: un gran pintor, Zurbarán, tuvo que seguir los programas iconográficos que le imponían las autoridades eclesiásticas y modificar sus proyectos por órdenes expresas de las mismas. Para el caso que nos ocupa la mediatización del clero no aparece. Hasta existe cierta desconfianza clerical hacia el gesto votivo (o sus manifestaciones), que comparte esa ciudad-santuario que es San Juan de los Lagos (véase el texto de Marianne Bélard). Desde luego, las enseñanzas de la Iglesia en lo que se refiere a la iconografía religiosa “oficial” no podían faltar en estas obras. El retablo B-4 está inspirado directamente en algún cuadro religioso de la vida de la Virgen.

  • 5 Notemos aquí el texto que acompaña: “Confabularonse los enemigos de mi hija para perjudicarla en su (...)

16Tanto el fiel como el milagrero son, como lo estampa un retablo, “cristianos del siglo”, por lo tanto reciben todas las influencias de la época, ya sean culturales o técnicas pictóricas. Por ejemplo, contamos con una serie de láminas, hechas por la misma mano más o menos por el año 1900, enmarcadas con flores, muy semejantes a las tarjetas postales que circulaban por entonces (véase el retablo B-50). Antes de que los retablos se convirtieran masivamente en fotografías, ya esa técnica hizo sentir su influencia, como en aquel exvoto en el que una familia de recién casados se “retrató” delante de un telón tojo.5 El cine también deja su huella en algunos retablos con técnicas muy precisas, como la picada, manifiesta en una lámina dramática (B-105). ¿Cómo extrañarse de que en esa región de Los Altos esté presente el sello del cine ranchero y sus carteles? El documento F-36 recuerda, con sus estereotipos y su espectacularidad, alguna película de Jorge Negrete.

EXVOTO 11. LA BELLE ÉPOQUE DE LOS AÑOS 1900 (B-50)

EXVOTO 12. RECIÉN CASADOS EN POSE (E-2).

EXVOTO 13. EFECTOS DE PICADA (B-105).

17La influencia de la publicidad no podía faltar, a veces literalmente, ya que Philippe Verrier encontró láminas reutilizadas que llevaban todavía al dorso la propaganda de alguna marca de refrescos. Esta influencia es notoria, sobre todo en algunos cuadros, como el B-79. Estéticamente, en lo personal, me recuerdan los dibujos que aparecían en algunos botes o cajas de cigarrillos de mi niñez.

18Ahora bien, tanto el fiel como el milagrero actúan con base en sus propias experiencias, herencias y limitaciones. ¿Cómo pedirle a un “mediterráneo” del Bajío que pinte un exvoto marino? Un naufragio en alta mar se convierte en paisaje del río Lerma (C-11). El milagrero alcanza muchas veces la altura de un verdadero artista con su propio estilo, inconfundible, o hasta su propia escuela. El apéndice I de Marianne Bélard, que logra identificar (aunque rara vez el retablo esté firmado) series trazadas por la misma mano, es sumamente valioso. A partir de él será posible descubrir qué debe el exvoto a la fuerte personalidad del milagrero y qué parte habrá de atribuirse (hoy en día difícil de discernir) al fiel. No pretendemos aquí resolver esta investigación, sino presentar algunas pautas. El retablo costumbrista nos puede recordar tanto algún cuadro de Velasco (C-30) como una pintura de castas de la época colonial (B-151).

EXVOTO 14. DEL CINE RANCHERO AL RETABLO (F-36).

EXVOTO 15. INFLUENCIA DE LA PUBLICIDAD (B-79).

EXVOTO 16. UN EXVOTO MARINO, PINTADO EN LA PIEDAD... (C-11).

EXVOTO 17. UN RETABLO COSTUMBRISTA (C-30).

EXVOTO 18. RECUERDOS DE LAS “PINTURAS DE CASTAS...” (B-151).

EXVOTO 19. UN MALVADO MUY ENTERNECE-DOR (B-12).

EXVOTO 20. UNA ESCENA CLÁSICA. AL ESTILO NAÏF (B-57).

EXVOTO 21. DEL CÓDICE AL AMATE VÍA LOS MURALES (F-56).

19Entre los estilos y escuelas, el más interesante, en nuestra opinión, es el naïf. Ya presentamos ese magnífico retablo de 1877, de Rodrigo Margarita. Encontramos algunos ejemplos de los años 1880-1895, en San Juan de los Lagos, que aunque aparentemente no son de la misma mano sí pertenecen a la misma escuela, por su frescura. Lo ingenuo cobra un poco de fuerza frente a lo refinado: ¿podemos pensar que Rodrigo Margarita siguió evolucionando en su arte (B-12 y B-57)? Los retablos de estilo rústico cuyas técnicas sobreviven hoy en día en los amates son mucho más numerosos, más dispersos y más extendidos en el tiempo; sus orígenes se remontan a los códices prehispánicos. Una buena muestra de ellos son unos cuantos exvotos del Patolito, de los años cuarenta (F-56).

20Hasta aquí hemos hablado poco de los textos que acompañan casi siempre al objeto votivo. Diremos que sería necesario un estudio muy profundo que combinase el vocabulario iconográfico y lingüístico, recurriendo a técnicas informatizadas. Un estudio de esa naturaleza nos diría mucho acerca de la gente del pueblo, sus modos de expresarse, su acceso a lo escrito y, sobre todo, su actitud deferente, abierta, a veces cómplice con la divinidad. El paso del “él” al “yo”, del “tú” al “ustedes”, nos ayudaría también a circular dentro de ese triángulo imagen sagrada-fiel-milagrero. También se podrían sacar a la luz influencias y definir los contornos de la cultura popular: sermones, corridos y hasta trivialidades. Seria un trabajo arduo, pero sumamente enriquecedor. Por supuesto, poco saldría de teología y más bien mucho de una creencia simple y arraigada (B-90). Recordemos esta moraleja (B-59): “y así, cristianos del siglo, amar con fe, esperanza y caridad, ser alentados con aquella gracia que es la salud del que es débil”, de 1889 (Pénjamo).

EXVOTO 22. UN FUERTE APEGO A LA DIVINIDA, SIN TEOLOGÍA (B-90).

21Pitt-Rivers afirmó alguna vez que la gracia es la teología del pueblo: ¿por qué no pensar que los exvotos son las obras de teología del pueblo?

Notes

1 Véase el apéndice iii.

2 A-14. Esta referencia corresponde, en el acervo del CEMCA, a los retablos de San Juan de los Lagos.

3 Véanse sobre el tema los numerosos catálogos de exposición. En Ftancia, muchas exposiciones fueron organizadas por Michel Lollar du Jourdin.

4 Véase Marianne Bélard, Tilomas Calvo, Philippe Verrier. “Cotidiano familiar y milagro: el exvoto en el occidente de-México (1880-1940)”, coloquio sobre Familia y vida privada en la histona de Iberoamérica, México, mayo de 1993.

5 Notemos aquí el texto que acompaña: “Confabularonse los enemigos de mi hija para perjudicarla en su honor y su persona, en rodo genero de maleficios. Implore el auxilio de la Santa Imagen de Sn Juan, quien, transtornando sus designios confundio a sus enemigos. Por tan señalado fabor, dedico el presente en San Luis Potosi el 8 de diciembre de 1930.” Es muy probable que el retablo se hiciera a partir de alguna foto entregada al milagrero por la madre. Nótese la fecha, día déla Inmaculada Concepción.

Table des illustrations

URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 104k
Légende EXVOTO I. TRADICIONALMENTE EL EXVOTO DIVIDE EL ESPACIO ENTRE TEXTO, TIERRA Y CIELO
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 560k
Légende EXOTO 2. “QUE LE PARESIERA SU BUEI Y LE PRESENTARIA UN RETABLO” A LA VIRGEN (A-23).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 500k
Légende EXVOTO 3. EL DIÁLOGO PASA POR EL PAISAJE (c-68).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 436k
Légende EXVOTO 4. CIERTA VISIÓN DEL PODER V DE LA SOCIEDAD EN EL MÉXICO DE LOS AÑOS 1910(F-10).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 600k
Légende EXVOTOS 5. NUEVOS TEMAS: LA EMIGRACIÓN (E-4).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 628k
Légende EXVOTO 6. UNA PRESENCIA MÁS DISCRETA DE LA DIVINIDAD (MINERAL DE CATA).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 556k
Légende EXVOTO 7. N. S. DE GUADALUPE VINO A “PLATICAR” CON SU FIEL (GUADALUPE).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 648k
Légende EXVOTO 8. N. S. DE GUADALUPE BAJÓ A PROTEGER.
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 684k
Légende EXVOTO 8. UN “HERMOSO” RETABLO Y UNA HUMILDE FAMILIA (B-113).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 496k
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-11.jpg
Fichier image/jpeg, 476k
Légende EXVOTO 11. LA BELLE ÉPOQUE DE LOS AÑOS 1900 (B-50)
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-12.jpg
Fichier image/jpeg, 620k
Légende EXVOTO 12. RECIÉN CASADOS EN POSE (E-2).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-13.jpg
Fichier image/jpeg, 560k
Légende EXVOTO 13. EFECTOS DE PICADA (B-105).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-14.jpg
Fichier image/jpeg, 600k
Légende EXVOTO 14. DEL CINE RANCHERO AL RETABLO (F-36).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-15.jpg
Fichier image/jpeg, 560k
Légende EXVOTO 15. INFLUENCIA DE LA PUBLICIDAD (B-79).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-16.jpg
Fichier image/jpeg, 656k
Légende EXVOTO 16. UN EXVOTO MARINO, PINTADO EN LA PIEDAD... (C-11).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-17.jpg
Fichier image/jpeg, 652k
Légende EXVOTO 17. UN RETABLO COSTUMBRISTA (C-30).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-18.jpg
Fichier image/jpeg, 632k
Légende EXVOTO 18. RECUERDOS DE LAS “PINTURAS DE CASTAS...” (B-151).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-19.jpg
Fichier image/jpeg, 468k
Légende EXVOTO 19. UN MALVADO MUY ENTERNECE-DOR (B-12).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-20.jpg
Fichier image/jpeg, 528k
Légende EXVOTO 20. UNA ESCENA CLÁSICA. AL ESTILO NAÏF (B-57).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-21.jpg
Fichier image/jpeg, 508k
Légende EXVOTO 21. DEL CÓDICE AL AMATE VÍA LOS MURALES (F-56).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-22.jpg
Fichier image/jpeg, 608k
Légende EXVOTO 22. UN FUERTE APEGO A LA DIVINIDA, SIN TEOLOGÍA (B-90).
URL http://books.openedition.org/cemca/docannexe/image/411/img-23.jpg
Fichier image/jpeg, 626k

Auteur

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1997

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540