Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Visita de las misiones del Nayarit

 | 
Josó Antonio Bugarin

II. Mesa del tonati

Texte intégral

1En el pueblo de la Mesa del Tonati, Mision de la Santísima Trinidad en veinte dias del mes de diciembre de mil setecientos sesenta y ocho años, yo don Joseph Antonio Bugarin cura, etc. Haviendo llegado a esta dicha mision el dia de ayer para efecto de dar principio a la visita de estas provincias; oy dia de la fecha como a las nueve de la mañana pase a la yglesia donde fui resevido a la puerta por el reverendo padre frai Joseph Gutierres religioso saserdote de la horden de Nuestro Padre San Francisco de la provincia de Santiago de Xalisco y haviendo entrado á dentro, despues de haver hecho orasion en el Altar mayor, tome asiento en una silla en el presviterio, ynter que se leyo por el presente notario el edicto de pecados publicos, en y asistencia de don Manuel de Huemes Teniente de Capitan Comandante del presidio y Justicia mayor de estas provincias de don Sebastian Zalsedo su subteniente gobernador, alcaldes, principales, justisiales y comun de los naturales del pueblo, y algunos soldados y demas gente y haviendo acavado, les explique en una platica el fin de la visita, y luego por no haver sagrario en que se halle colocado, ni en deposito el Santísimo Sacramento, pase al baptisterio y vicite en el la pila baptismal, concha y chrismeras de plata que halle suficientemente proveidas de oleo y crisma, con limpiesa y del mismo modo la sobre pelis, estola, cruz y manual del padre Vetancur conque se administra el Santo Sacramento del baptismo y en lugar aparte en otro caxonsillo la ampolleta del oleo de enfermos.

2Y luego me revesti de sobre pelis, estola y capa negra y di a los fieles difuntos comemorasion con tres responsos, y dexando las vestiduras dichas pase al Altar mayor y lo visite rexistrando el ara que se hallo entera como de media vara en quadro, con forro de cotense envevida en el altar fixo de piedra que sirve de mesa con sus manteles ensima, palia y frontal todo desente y el Corateral como de ocho varas y media de alto y siete de ancho vien fabricado y moldurado y con onse ymagenes de bulto como de media vara sobre repisas y un quadro de la Santísima Trinidad en el medio como titular, todo desente aunque dicho Corateral se halla todavia sin dorarse.

3Visite otro altar de Nuestra Señora de Loreto en que esta puesta la Santísima Virgen en un nicho cuio corateral es pequeño, y dorados solamente los estipites, con alguna decensia y en un lado del altar, un caxon con varias presentallas de vasitos pequeños de China y de varro y otras piesesillas que hise quitar por ser á manera de lo que usan los indios con los ydolos porque no tomen ocasion de su perstisiar, y este se halla al lado del Evangelio; y en frente otro altar que también vicite de San Francisco Xavier, que esta colocado en un nicho y el corateral, con rasonable desensia aunque no esta dorado.

4Presento dicho padre misionero el ynventario de los ornamentos alaxas y demas cosas de la iglesia que se le entregaron quando resivio la mision, los quales por dicho ynventario se fueron reconosiendo y vicitando en esta forma.

5Una lampara pequeña que no se pesa por no haver valansas suficientes y segun su tamaño se regulo tener de dies y seis a dies y ocho marcos de plata.

6Item, un copon para dar la comunion y un rural dorado uno y otro por dentro que pesaron dos marcos y sinco onsas ambas piesas.

7Item, dos calises con sus patenas tambien dorados en la parte ynterior que pesaron sinco marcos una onsa y media.

8Item, dos platillos de plata y quatro vinageras que pesaron quatro marcos sinco y media onsas.

9Item, un ynsensario con su naveta y cuchara que pesaron tres marcos y una onsa.

10Item, una campanilla con siete onsas y media y una cruz de madera guarnesida que se regulo en dose onsas con todo y peaña.

11Item, la corona de Nuestra Señora de Loreto unos pendientes una xollita, un resplandor de San Francisco Xavier y otro corazon una coronita pequeña de un Niño Jesus y un arquito y flecha que tiene puesto todo de plata cuyas piesas se regularon todas en veinte y siete onsas y junto todo, con los tres marcos y dos onsas que pesaron las chrismeras y concha del baptisterio importa quarenta y dos marcos y sinco onsas y media que es toda la plata que tiene la iglesia.

12Vicite los ornamentos y demas alajas llamando por dicho ynventario y reconosiendo piesa por piesa. Primeramente una casulla de terciopelo morado nueva con galon de oro. Otra dicha de persiana encarnada de plata y con galonsito angosto.

13Item, otras dos dichas blancas, la una de persiana floreada de plata y colores vien tratada y la otra floreada de seda de colores en campo blanco ambas con galon de plata angosto tambien buena: mas otra verde de raso vien tratada con galon angosto dos negras una de lustrina lisa y la otra de raso galoneadas de plata y vien tratadas aunque el forro de la una comiensa á desmereser sobre que mande que haviendo alguna proporsion, se forre de nuevo. Item, dos viexas de dos azes la una de blanco y morado y la otra de encarnado y blanco: Item, otras dos dichas viexas tambien de a dos azes, verde y blanco y otra de raso blanco que por todas son dose.

14Item, dos capas rasonables de raso la una blanca y la otra negra con galon de plata angosto, una museta de tela color de café nueva guarnesida de plata, una manga viexa de la cruz de raso negro tres palios viexos dos de lienso de China estampado de colores y uno de raso azul; dos paños viejos de raso del comulgatorio; otros dos pedasos de raso viexo que no se persive de que servirian: siete alvas quatro de ellas vien tratadas, con encajes y dos viexas: seis amitos, buenos: onse singulos quatro de ellos de tela nuevos y dos viexos, seis corporales viexos y otros tantos buenos: treinta y ocho purificadores, dos manotejos, siete frontales de raso de distintos colores dos de ellos rasonables y sinco maltratados: tres dichos de cotense pintados lucidos: seis tablas de manteles con encaxes, tres buenos y tres viexos: dos sobrepelices buenas y quatro maltratadas: tres alfombras pequeñas usadas, una colcha blanca: quatro copas de los monasillos ya usadas y dos saxtas de vidrio que sirven en las andas de la Virgen con algunas moneditas: Item, onse blandonsillos de bronce y siete candeleros de lo mismo pequeños y dos campanillas de metal, y estos son todos los ornamentos y alaxas que tiene la iglesia.

15Vicite la Sacristia que es una piesa mediana de adove con portada pequeña de piedra de medio punto, techada de vigas y con sus caxones de madera de pino viexos y despegados, y di horden al padre de que se esfuerse por los medios que pueda facilitar á que se compongan y peguen para que en ellos se guarden los ornamentos y se evite, el andarlos trayendo y llevando a la celda quando se nesesiten.

16Visite las campanas que por no tener la iglesia thorre se hallan colgadas devajo de un xacal de pasto, son tres la una de ellas grande que puede pesar quarenta arrovas, otra mas pequeña que tendra veinte y otra mas chica que pesara tres quintales de buenas voses y vien consertadas.

17Visite la fabrica material de la iglesia por dentro y fuera que es toda de adove las paredes con portada de piedra de canteria y el cubo de la thorre de piedra de silleria fabricado hasta el rompimiento del primer cuerpo las esquinas de piedra labrada y por dentro dos estipites en el choro con su arco de piedra y techado de madera el piso de dicho choro y enladrillado, dos pilares de piedra labrada en el presvisterio, una portada pequeña de piedra enfrente de la sacristia que cae a la casa del padre y dos arcos donde estan embevidos en forma de capilla los altares de San Francisco Xavier y Nuestra Señora de Loreto, el baptisterio que es tambien mediano de adove, con portada pequeña de piedra y la pila baptismal de piedra con tapa de madera. Las puertas de la iglesia de madera con sus serrojos de fierro, las techumbres de madera de pino fuertes y tiene de longitud de la puerta al presvisterio treinta y sinco caras y tres quartas; de latitud ocho varas: de alto algo mas de nueve varas hasta el techo, las paredes el masiso ó grueso de ellas vara y media; y por fuera quasi dose varas de alto.

18Se halla de sacristan Francisco de Acuña yndio originario de este pueblo de edad como de veinte y sinco años. Yndio fiel y asistente a servir los Divinos oficios y quidadoso de mundificar los altares e iglesia. Los cantores son Pedro de Ubiarco yndio de este dicho pueblo autualmente preso por complicidad que se le ha averiguado en las ydolatrias que se han descubierto, y Pedro del Campo, tambien natural de esta dicha mision, valdado de los miembros tanto que para traerlo a la yglesia quando se ofrece alguna funsion es menester cargarlo. Por lo que se encargo al padre misionero que entre los muchachos de la mision escoja tres los de mexores voses para que se vallan enseñando a la solfa y tonos de las funsiones con que se pueda suplir esta ynopia, para acolitos, se toman de los yndios pequeños de esta dicha mision tres que sirven de cargar la cruz y siriales. No ay en el choro organo ni mas musica que un violin y viguela que tocan rasonablemente en las misas y funsiones dos indios de esta dicha mision, y traen tambien quatro ynstrumentos de soplo que es un bajon y tres chirimias.

19Las funciones que se celebran son, el dia de la Circunsision del Señor, una misa de gracias por la nueva eleccion de ofisios que se hase entre los yndios de justisiales y demas de su republica y la de la Santísima Trinidad que por ser titular la celebra el padre misionero de oficio.

20No tiene la iglesia fabrica espiritual con algunos fondos ó emolumentos y sus gastos presisos de vino y sera se costean; la sera por cuenta de los yndios del pueblo y el vino y ostias de cuenta del padre misionero quien expreso que desde que entro en la mision solo ha muerto un soldado, cuios derechos de fabrica computo entre los que cobro parrochiales. Y para lo susesivo mande que de los que fallesieren asi soldados como otros que suelen avesindarse en el presidio, cobre segun la tasazion comun del Obispado llebando cuenta y rason de la fabrica asi de lo que persiviere como de lo que gastare en lo nesesario para darla cada que se le pida ynter que Su Señoría Ilustrísima determina lo conveniente para su establecimiento.

21Visite la casa de vivienda de los padres que esta contigua a la iglesia y se compone de onse piesas, nueve de ellas techadas que son un saguan, dos salas grandes con sus tabiques que sirven de recamaras y mas otros seis quartos que sirven para despensa, cosina y demás usos, un patio con su corredor por un lado pilareado de piedra y por el otro lado de madera y un corral grande que se suele sembrar de mais, todo lo qual esta fabricado de adove con puertas de madera y las mas con serraduras de fierro, y las paredes fuertes. Las azoteas por la ynjuria de las aguas y tener la tierra que se les hecha ensima poca resistencia, estan cubiertas de xacales de pasto.

22Visite el simenterio que es corto, cercado todo de piedra bruta y con una Cruz de madera en medio. Presento el referido padre frai Joseph Gutierres sus licensias de predicar y de confesar en lengua castellana solamente a personas seglares y no monjas despachadas por el ilustrísimo señor Parada de felice recordasion y refrendadas por el ilustrísimo señor Texada de buena memoria, pero sin la refrenda de Su Señoría Ilustrísima el señor Obispo autual mi señor y por estar perito en el idioma mexicano en que hablan y se les administran los Sacramentos a los mas indios de esta mision se las devolvi para que use de ellas hasta que por Su Señoría Ilustrísima se provea otra cosa.

23Presentó dicho padre Gutierres el Padrón de los soldados y gente de rason del presidio que se compone de noventa y quatro personas de confesion y comunion, y de ellas son casados veinte y sinco, viudos dos y quatro mugeres viudas, veinte y sinco mosos solteros, tres mugeres solteras, y dies y nueve muchachos y muchachas de confesion solamente y certifico haver todos cumplido con el precepto anual de Nuestra Santa Madre Iglesia.

24Presentó asimismo el Padron de yndios de la mision que se compone de dosientos y setenta y sinco yndios adultos y ciento y veinte y siete muchachos y muchachas de doctrina solteros de todas edades, sin los mui pequeños que no pueden todavía ocurrir a la doctrina: deste numero son casados ciento y veinte y uno, viudos dies y viudas veinte y tres. Y haviendo reconvenido al referido padre misionero sobre si todos ellos han cumplido con el precepto annual de la iglesia de confesar y comulgar: respondio que mas de seis años antes de que los padres de la compañía salieran de estas misiones havian dexado de confesar a dichos yndios; y que el que responde havia el presente año esforsadose á confesarlos y que con efecto confeso á algunos y otros se quedaron sin haserlo, que la causa de haverlos ydo desertando en esto dichos padres Jesuitas, no ha podido saverla con certidumbre, pero que se ha hecho juisio de que seria por haver recaido en la ydolatria pertinasmente y que por la ocasion proxima de ella no les haiavan la nesesaria disposición cuia respuesta vista por mi dicho comisario visitador y hasiendome gravemente fuersa y dificultad que pueda haver havido rason alguna justificada para dexar de administrar á dichos indios un sacramento tan nesesario para limpiar el alma de los pecados cometidos despues del bautismo cuio precepto generalmente obliga a todos los cristianos baptisados como lo son los yndios, y mientras mas pecados y mas graves ay en alguno es mas grave la obligacion de confesarse: con el fin de ynstruirme mexor en el particular hice mandar llamar a mi precensia al indio gobernador del pueblo, alcaldes, rexidores y justisiales, con horden de que se traxeran en su compañia a todos los que pudieran como lo hisieron y haviendo comparesido fui de uno en uno exsaminando a los más de ellos en la doctrina cristiana en lengua mexicana a los mui torpes y a otros en la castellana y en la misma fueron respondiendo a las preguntas, halle que saven el Padre Nuestro, los Mandamientos del Decalogo y los Articulos dando rason en substansia muchos de ellos de todas y otros de los mas nesesarios. Y pasando a recomvenirles sobre la causa que han tenido para dexarse de confesar en tantos años, y los padres para no haverlos obligado á haserlo? Respondio por todos el gobernador Antonio Zerratos que es verdad que los primeros misioneros que entraron a estas partes en tiempo de la Conquista formaron un vocabulario de la lengua Chora que es la vernacula y propria de ellos para entenderla y aprender á hablarla para yrlos enseñando y dogmatisando en los misterios de nuestra sagrada religion, orasiones y mandamientos de Dios y que de facto en ella los enseñaron y esplicaron los articulos de fe y que todos los del pueblo saven la doctrina en su lengua porque esta curia que tubieron los primeros misioneros la tubieron despues otros que fueron subsediendoles, hasta que ultimamente vinieron algunos que no savian dicho ydioma ni el Mexicano con cuia ocasion los fueron dexando sin confesarse; que los primeros años ynstavan ellos a que los confesaran y después ya perdieron la ymposision y no les hiso fuersa. Cuia respuesta atendida por mi y haviendo expresado dicho gobernador que el vocabulario de su ydioma Chora esta en poder del actual padre misionero fray Joseph Gutierres devia mandar y mande que ynter que su Señoría Ilustrísima el señor Obispo mi señor ynformado de este negosio de la conveniente providencia el referido padre misionero administre á los expresados indios los Sacramentos y principalmente el de la penitensia governandose con las reglas siguientes.

25Lo primero que procure yrse ynstruiendo y aprehendiendo el ydioma de ellos que ya se supone el travajo que le costara, pero por Dios y por rason del oficio en que esta constituido, deve esforsarse como lo devemos haser todos para tomar aquellos medios sin los quales no podemos conseguir el fin de las cosas que estan a nuestro cargo, como lo esta al suio esta administracion pues sin entenderlos no podra governarlos.

26Lo segundo que a todos los indios que supieren hablar la lengua Mexicana que son los mas estando vien ynstruidos en la doctrina cristiana les administre el sacramento de la Penitencia y el de la Eucaristía no solo anualmente quando corre el precepto sino otras veses que por devosion quieran haserlo, estando vien radicados en la fe y teniendo fervor y devosion proporsionada.

27Lo tercero que quando hallare que algunos de ellos no saven la doctrina les ynstruia con exsactitud para que puedan por entonses creen expresamente esperan en Dios y arrepentirse de sus pecados como deven y teniendo proposito de enmendarse y aprender la doctrina con mas claridad los absuelba con la penitencia conveniente quidando en todo caso de que por lo menos sepan vien el Credo el Padre Nuestro y los Mandamientos.

28Lo quarto que para que puedan anualmente comulgar procure que sepan y entiendan vien el misterio de la Sagrada Eucaristía para que desterrada la ignorancia que tienen de estos misterios con facilidad desistan de la ydolatria en que algunos caen.

29Lo quinto, que de ningun yndio que pretenda casar se pasen á celebrar el matrimonio, sin certificarse primero de que esta ynstruido en la doctrina cristiana y que por lo menos sepa el Padre Nuestro, el Credo y los Mandamientos el efecto del sacramento del matrimonio y obligasiones de los casados pues por el deseo de casarse, en el caso de que los ygnoren, es ocasion mui oportuna de que se esfuersen á aprenderlos y para evitar el peligro de que entretanto se mesclen torpemente mantendra a la muger depositada en la casa de algun soldado en el presidio.

30Lo sexto procurara siempre explicarles los efectos del Sacramento de la Extremaunsión para que lo resivan en sus enfermedades.

31Y porque el yndio gobernador del pueblo de San Francisco de la misión de Jesus Maria nombrado Marselino de Rivera me denunsio que ha como catorse años que un yndio de su pueblo nombrado Antonio Carrillo se retiro a vivir escondido en la varranca que llaman Taguantita llevandose consigo a su muger y a un hijo suio casado y que en aquel desierto ha tenido otros hijos y nietos que se hallan gentiles para que se ponga el devido remedio en el caso devia mandar y mande se ymparta el auxilio de la Real Justicia partisi-pandolo al señor comandante del Presidio para que con la eficasia á que nos obliga la caridad christiana el servicio de Dios y del Rey Nuestro Señor mande rexistrar la barranca, desparramando soldados y gente para buscar a dicho Carrillo y su hijo y hallados que sean sin que se les haga daño en el cuerpo se aprehendan y traigan a esta mision con sus mugeres e hijos y que todos los parbulos que tubieren, de menos de siete años de edad se baptisen por el padre misionero y se repartan en casas de satisfasion en el presidio, donde se puedan criar ynstruidos en los misterios de nuestra sagrada religion y obligacion de los christianos sin que por el título de haverlos criado en las casas donde se repartieren quieran siempre y despues de hombres tenerlos esclavisados pues siendo la patria potestad de derecho natural en qualquiera tiempo que sus padres recuperen su livertad y los pidan se les deven volver, no haviendo peligro de subversion sin demandarles nada por rason de criansa y alimentos que estos los compensan ellos con lo que sirven mientras los enseñan y crian. Y por lo tocante a los que pasaren de siete años y que ya tengan uso de rason y sus padres se sirva el señor comandante de remitirlos a Su Señoría Ilustrísima a la ciudad de Guadalajara para que alla provea repartirlos en los conventos de religiosos ó donde tubiere por conveniente para que se cathequisen y enseñen los misterios de nuestra santa fe y determinar lo que comvenga sobre su bautismo y la correccion de los apostatas Antonio Carillo y su hijo ó lo que Su Señoría Ilustrísima tubiere por conveniente y mas asertado.

32Vicite la doctrina que dicho padre misionero tiene con los yndios a tarde y a mañana con hordenasion conveniente y se le encargo que nunca dexe y espesialmente en los dias festivos de esplicarles un punto con claridad y estilo acomodado a su capasidad pues aunque la sepan de memoria teniendo muchos ygnoransia de su ynteligencia es causa de que se les yntrodusga herror y caigan como han caido en estos tiempo varios en varias ydolatrias.

33Y porque la memoria de sus antiguos ritos y superstisiones sirve a los yndios de ocasion para volver a los herrores del tiempo de su gentilidad tendra quidado dicho padre misionero de haser que de noche se ronden por el fiscal ó alguno de los que ay esperiensa son mas fieles para ver si en alguna parte se juntan a tener algún genero de vailes ó cantos sospechosos con ceremonias ó voses que ellos solos entienden los quales en ningua manera les permita y mucho menos las que llama ellos mithotes que acostumbran haser con la vevida del pellote quando van a sacrificar a los ydolos, ni se les permita que usen dicha vevida en sus fies[tas] casamientos o baptismos y en lugar de sus funestos bailes les yntrodusga otras honestas diversiones con que licitamente puedan recrear sus animos, como las dansas que usan en la tierra afuera los yndios publicamente y libres de toda sospecha de superstición y que solo se exerciten en esto quando no les sirva de ympedimento para asistir a la doctrina y Divinos oficios.

34Presento dicho padre misionero tres libros de administracion en que se asientan las partidas de baptismos, entierros y casamientos los que huve por presentados y visitados y en cada uno se proveio el auto que corresponde ynsertando en el de baptismos las reglas y hordenes que quedan referidas en este auto que son sacadas del sinodo del ilustrísimo señor Parada para el gobierno de dicho padre misionero.

35Y no haviendo presentado libro de presentasiones porque expreso no haverlo se proveio en el de casamientos que en la partida de cada uno ponga rason de la ymformasion que se resivio para justificar la livertad y soltura de los contrayentes y que no tienen impedimento alguno expresando los nombres de los testigos y escojiendo de los mas rasionales que entiendan la religion del juramento.

36Hasta ahora expreso dicho padre misionero, no haver fundada aqui alguna Cofradia ni hermandad, ni fabricado hospital, hermita ó capilla alguna y que los indios hasta el presente tiempo no pagan ovension alguna por sus funsiones ni por rason de administrasion; mas que una fanega de mais que el comun del pueblo le siembra y en el presente año solo also como ocho fanegas porque los soldados con sus cavallos lo trillaron y se lo comieron, y que aunque el señor comandante es hombre recto, vien yntensionado y de generoso genio por no estarlo mortificando con quexas repetidas de los susodichos antes quiso padeser el daño. Que asimismo le dan dichos indios el servisio domestico de un leñador y aguador un fiscal y una india tortillera.

3732. Se les requirio a los indios estando todos juntos y congregados y haviendose para ello hecho compareser si tenian alguna cosa que pedir sobre algun perjuisio que se les yrrogase por el padre misionero en sus vienes en sus personas ó sobre su administrasion y gobierno espiritual y respondieron todos a una vos que no tenian cosa alguna de que quexarse del referido padre con quien estan mui hallados y mui conformes como lo estan tambien con el señor comandante don Vicente Cañaveral Ponce de Leon quien los trata con todo amor y lastima administrandoles justicia equitativamente y que aunque al presente á castigado algunos por la ydolatria que se les ha descubierto; tienen entendido que ha tenido rason para haserlo y que todo se dirige a procurarles su vien y que sirvan a Dios sobre que expreso el gobernador Antonio Zerrato haverles a los presos hecho sus exortasiones en el mexor modo que ha alcansado añadiendo que solo de los soldados suelen padeser algunas vexasiones en sus sembrados hasiendoles daño con sus cavallos, por lo que he tenido a vien se participe al señor Comandante esta notisia para que viendolos con pieda cautele que no les causen los susodichos perjuicio a los yndios.

3833. Represento dicho padre misionero que quando resivieron estas misiones, se les consignaron para su congrua substentacion por quenta de la Real Hacienda veinte y sinco pesos mensalmente los que se les ministraron por horden del Excelentísimo Señor Virrey, solamente en los primeros tres meses y que ha nueve meses que ya no se les ha dado nada con cuia ocasion han padecido las nesesidades que ya se dexa entender: por lo que suplica que se ynforme a Su Señoría Ilustrísima para que tratando el negosio, con Su Excelencia se provea el que se les acuda con la congrua nesesaria sin la qual no pueden vivir y se hallan expuestos a pereser en estas partes tan remotas que no ay siquiera el recurso de poder mendigar.

3934. Ultimamente salí a pasear reconoser y vicitar el pueblo, su vesindario situasion, etcétera, de lo qual y de todas las circunstancias que he observado del terruno de la naturaleza de los indios tierra que gosan llana y aspera, vienes que posen, yndustrias que tienen, ocupasiones en que se exersitan estilo en que se tratan y demas que su Señoría Ilustrísima manda se ynquiera, dare rason en el ynforme que separadamente le hare extensivamente. Concluido que haya la visita y para que en todo tiempo conste de lo hasta aqui practicado lo mande poner por diligencias en este auto que firme con el notario nombrado como dicho es.

40Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

41Ante mi, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

42En dicha mision en veinte y dos dias de dicho mes y año yo dicho comisario visitador haviendo visto el auto de visita antecedente mando se saque una copia del Padron de indios de esta mision y se acomule al principio de este quaderno y que para la justificacion de los puntos que yncluie el Superior Despacho de Su Señoría Ilustrísima se resiva con tres testigos informacion exsaminandose por el thenor de dicho Superior Despacho, escogiendose para ello aquellas personas que se hallen mas fidedignas y de maior esepsion que puedan tener yndividual notisia de lo que se pretende justificar así lo provei y firme con el notario como dicho es.

43Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

44Ante mi, Pedro Nolasco de Castilla, Notario nombrado [rúbrica].

45En dicho pueblo dicho dia, mes y año yo dicho Comisario visitador en consecuencia de estas diligencias y para la justificasion de los puntos que manda averiguar Su Señoría Ilustrísima hise pareser ante mí á don Sebastian Zalsedo subteniente de la tropa militar del presidio de quien siendo presente resevi juramento que lo hiso en forma de derecho por Dios Nuestro Señor y la señal de la Santa Cruz so cuio cargo prometio desir verdad en lo supiere y le fuere preguntado y siendolo al thenor del ynterrogatorio del despacho de Su Señoría Ilustrísima, dixo que es criollo y nasido en estas provincias donde fue su padre don Francisco Zalsedo soldado y teniente de la tropa de este dicho presidio y responde a la primera pregunta que conose y á estado en todas las misiones que en la autualidad se hallan fundadas en esta provincia que por todas son siete, que son esta de la Mesa de Santísima Trinidad. Conosida por del Tonati por haverse llamado así en la Gentilidad el yndio que domino toda la provincia Santa Theresa, San Juan Pellotan, Jesus Maria, Guainamota, San Pedro Yscatan y el Rosario, que de estas tres de ellas tienen cada una un pueblo de visita que son San Juan Pellotan que tiene a Santa Rosa, Jesus Maria al pueblo de San Francisco y el Rosario, al de San Juan Corapa que son dies pueblos de los que consta toda la provincia y responde.

46A la segunda pregunta dixo que el número de los indios y estado de cada uno solo podra saverlo el misionero de cada mision en quien paran las matriculas de doctrina.

47A la tersera pregunta dixo que todos los indios que al presente viven en todos los pueblos de quarenta y seis años para arriva de edad se baptisaron al tiempo de la Conquista que se hiso desde el año de dies y nueve hasta el de veinte y dos y que los de menos edad de quarenta y seis años se han ydo baptisando, despues conforme han ydo nasiendo a los seis, ocho, dies, ó quince dias de nasidos, quando mas y que solo haora habra catorse años se baptisaron condisionalmente tres ó quatro indios del pueblo de San Pedro Yscatan que se dudo de su bautismo por haverselos conferido quando niños, aquellos, arrieros ó vaqueros que los cojian en las orillas de sus pueblos, quienes no se supo de que forma usarian, y que uno de ellos es en la autualidad governador del pueblo de San Juan Corapa nombrado Lucas y que es yndio mui buen cristiano.

48A la quarta pregunta, dixo: que todos los indios que ay en la provincia son originarios y naturales de ella sin que ninguno haia sido traido de otra parte.

49A la quinta pregunta dixo: que el hordinario y comun alimento de estos indios y demas pueblos es mais tostado y algunos animales campesinos ó monteses que suelen matar y que aunque tengan ganados rara ves suelen matar una res para comer.

50A la sexta pregunta, dixo: que la ocupasion de los susodichos es retirarse a las laderas de los peñascos a sembrar una milpa de mais a la que no le hasen mas veneficio que quitarle la yerva y solo con eso vasta para que fructifique.

51A la septima pregunta, dixo: que los ganados que tienen es algun ganado mayor que se cria vien en estas partes y que tienen alguna mulada que es lo que mas abunda y que esta la traen de fuera donde salen a vender cargas de sal que pasan á cargar a las salinas que es otra de las ocupaciones en que se exercitan.

52A la octava pregunta, dixo: que se goviernan por los justisiales que se les nombran anualmente en cada pueblo que son un gobernador, dos alcaldes, un corregidor, un teniente, dos regidores, un topil y que todo el pueblo esta suxeto a las hordenes de estos y estos a las del señor comandante y sus tenientes que de los oficios dichos es superior es el de gobernador y luego los alcaldes, el corregidor, su teniente, etcétera.

53A la nona pregunta, dixo: que quien les administra la justicia secular es dicho señor comandante como justicia mayor y que por el mismo se sujetan a vivir en pas.

54A la desima pregunta dixo: que al presente quienes les dan el pasto espiritual, son los religiosos de San Francisco de la provincia de Santiago de Xalisco á cuio cargo estan las misiones que son en esta de la Mesa el padre comisario frai Joseph Gutierres, en Santa Theresa frai Joseph Sausedo, en San Juan Pellotan frai Francisco Pasos, en Jesus Maria frai Joseph Navarro, en Guainamota otro religioso que ha poco tiempo que vino apellidado Enrriques á quien no conose ni save su nombre, en San Pedro Yscatan frai Marcos Satarain, en el Rosario, frai Joseph Enrriques y que estos les enseñan la lei de Dios y les administran los Santos Sacramentos que no tienen utilidad alguna al presente para su substentasion, por lo que padesen algunas nesesidades porque aunque se les havia señalado para mantenerse veinte y sinco pesos mensualmente solo tres meses se les dieron y despues ya no se les dio nada de suerte que ha nueve meses que padesen yndigensia y que de oficio el autual señor comandante que lo es don Vicente Cañaveral Ponce de Leon ha hecho que los indios les siembren una fanega de mais porque en el todo no perescan.

55A la undesima pregunta dixo: que no tiene ninguna de las yglesias fabrica espiritual porque en todas las misiones son solamente indios los que mueren y que estos no pagan cosa alguna de fabrica ni derechos de entierro y que en este presidio suelen morir algunos soldados cuia fabrica cobra el misionero. Juntamente con el entierro y que como es poco y ellos costean el vino se toman lo que cae, que la sera que se gasta la costean los indios.

56A la duodesima pregunta dixo: que la fabrica material de las yglesias de las misiones es en esta forma: que la de esta de la Mesa es de adove con thorre de piedra no acavada, la de Santa Theresa, un xacal por haverse caido la que havia de adoves, la de San Juan Pellotan y Jesus Maria son de piedra y cal y que estan buenas, la de Guainamota de adoves y la de Yscatan de lo mismo y que en el Rosario también cayó la que havia de adoves y sirve para desir misa, el hospital y despues reflexo el declarante que donde cayo dicha iglesia fue en el pueblo de Yscatan y no en el Rosario donde esta en pie la que ay de adove.

57A la desima tersia pregunta, dixo: que no se puede acordar ni saver individualmente que ornamentos, vasos sagrados, música, etcétera ay en cada iglesia que en esta de la Mesa solo un violin y una viguela y algunos pitos y que ha visto también varios ornamentos desentes, lampara, custodia, copon, calises y otros vasos de plata.

58A la desima quarta pregunta, dixo: que los sirvientes de la iglesia son de los mismos indios en todas las misiones que en esta es sacristan Francisco Acuña yndio fiel y cantores, un indio tullido y otro nombrado Pedro Ubiarco que se halla preso por ydolatra y que estos no ganan salario alguno.

59A la desima quinta pregunta, dixo: que los indios de las misiones unos con otros no tienen comersio de cosa alguna y que solo por fuera salen á comersiar yendo a las salinas á cargar sal que compran unos con dinero de plata y otros por cambio de mais ó platanos que llevan de sus pueblos y que traida la sal, la llevan despues a vender á Bolaños por dinero y a Zacatecas Fresnillo, ó a las hasiendas a feriarla por mulatos que meten, á criar a estas provincias donde se crian buenas y tienen abundansia de ellas, en espesial en el pueblo de Santa Theresa el de Jesus Maria y este y que aunque son algo floxos, pero se esfuersan a travajar mas que los de las ymmedisiasiones comfinantes que son Huejuquilla la Alta con quienes algo comersian, San Nicolas, la Soledad, Tensompa, San Andres Quamita, Santa Camarina y San Sebastian y Mesquitiqui todos de la frontera de Colotlan que distan de esta provincia mas de quarenta leguas de tierra, mui aspera. Que por el sur comfinan con Tonalisco pueblo de la jurisdiccion de Tepique y Guajimique de la de Hostotipaquillo. Que por el poniente comfinan con los pueblos de San Diego, Santa Fe y San Juan pueblos de esta jurisdicción de indios mansos, y entre sur y poniente el mineral de San Francisco, y por el norte confinan con Guasamota y San Buena Ventura del Obispado de Durango.

60A la desima sexta pregunta, dixo: que no tienen ningunas y ndustriosas grangerias porque aunque algunos saven haser canastos y equípales para sentarse pero que son pocos.

61A la desima septima pregunta, dixo: que todos estan empadronados en las tablas del gobierno de doctrina que tienen los misioneros y que quando salen á sus viajes les da el comandante voleta de licensia con termino proporsionado para la yda, estada y buelta.

62A la desima septima pregunta, dixo: que todos los pueblos estan redusidos a vivir en sociedad formando vesindario cada uno en su casa de xacales contiguos unos de otros pero sin formar calles, y que algunos y muchos se salen por la temporada de las aguas a sembrar sus milpas que llaman quaumiles, a los zerros y alsada la cosecha se buelven los mas y otros suelen pasar en tales ranchos alguna temporada hasta que los hasen recojerse a sus pueblos que los que se hallan ymmediatos a la mision ocurren á misa y los otros que estan retirados no la ollen. Que las tales milpas estan al pie de los peñascos en laderas altas y enmontadas de breñal yntrincado y arboledas.

63A la desima octava pregunta dixo: que las yndias travajan en las milpas y sembrados igualmente con ellos y que tambien se ocupan en ylar lana ó algodon para haser sus texidos y vestirse, pero que nada de esto hasen para comersiar.

64A la desima nona pregunta, dixo: que las armas que se les permiten son machetes por estarles prohibido el uso de las flechas y que solo en poder de los indios governadores se tolera que haia sinco ó seis arcos y otros tantos carcaxes de flechas donde ocurren los que salen á viaje a proveerse para caminar y también algunos que se aplican á casar venados, que los de los pueblos todos se aplican a la pesca, á esepsion de Santa Theresa y, este de la Mesa, que se hallan distantes del rio mas de dose leguas y que los demas solo pescan para mantenerse y comer por no tener donde comersiar el pescado.

65A la vigesima pregunta, dixo: que no se exersitan en la pasteria de ganados maiores, ni menores porque en toda la provincia no ay ninguna hacienda, ni ellos tienen muchos ganados.

66A la vigesima prima pregunta, dixo: que algunos de ellos tienen chinchorillos cortos de ganado mayor que en estas tierras se cria vien por ser los pastos buenos, tierra templada, la maior parte, con buenos abrebaderos y aguajes, y que las cavalgaduras de que se sirven son muías que traen de fuera chicas á criarlas por aca y que estos indios de la Mesa, los de Santa Theresa y los de Jesus Maria tienen mas abundansia de ellas que los otros de las demas misiones.

67A la vigesima segunda pregunta dixo: que esta mision de la Mesa por estar en alto y con el norte descubierto, es fria aunque no en sumo grado y que el aire es algo emfermiso, que el terreno de ella es de mala calidad por ser tierra sensilla y pantanosa en algunas partes las aguas quando llueve mucho, que quando son las aguas escasas, se endurese y no mantiene la humedad á cuia causa es poco servible para sembrar mais y solo por los zerros suelen los yndios alsar alguno, que no produse mas frutos que algunos zapotes y siruelas que ay en un arrollo ymmediato en una varranca. Que la mision de Santa Theresa es la mas fria de todas por estar metida en un monte de pino aunque es temperamento saludable que la tierra en dicha mision es mui fecunda y con mucha agua que puede aprovecharse en regadios, que los fructos que tiene y produse es algun mais y papas que se dan mui buenas y con abundansia, que ay mucha abundansia de durasnos de todas calidades, muchas maderas de pino y mui ynmediatas que puede la tierra en dicha mision ser á propósito para sembrar trigo; y de las frutas, pueden darse mansanas, peras, higos, membrillo, viña y toda fruta de tierra fria, que las misiones de San Juan Pellotan y Jesus Maria, son mas calientes que frias por estar envarrancadas, y que tiene poca tierra de pan llebar aunque es de buena calidad la que ay, pues el mais se da mui vien que en la dicha de San Juan siembran alguna caña dulse, algunos platanos y algun melon y sandia, que su temperamento es saludable, que tienen alguna agua para regar que en esta mision aunque es la tierra breñosa pero que las maderas de pino que ay estan dificiles de sacarse por la asperesa de la tierra; y que ay algun mosquito, alacranes y savandijas de tierra caliente. Que en la dicha de Jesus Maria que esta como quatro leguas de San Juan ay algunos naranjos y limones, melon y sandia que se da a sus tiempos algunos platanos, y siruelas, que aunque esta a la orilla del rio no es facil aprovechar el agua por llevar mucha caxa y que las maderas tienen la misma dificultad que en San Juan, y que el temperamento es saludable aun con ser caliente y la epidemia y alacranes son de la misma manera que en San Juan. Que la mision de Guainamota es templada y de temperamento saludable, que tiene mui poca tierra de pan llevar aunque mui fertil que ay en ella algunos naranjos, limones y caña dulse, melon, sandia y ciruelas y alguna epidemia que tiene algunos ojitos de agua y las maderas que ay ymmediatas son de pino con la misma dificultad que en Jesus Maria y San Juan. Que la mision de San Pedro Yscatan y la del Rosario estan en temperamento mui caliente aunque no es emfermiso, que la tierra es mui fecunda y ay en ellas algunos tamarindos y piñas y abundansia de Jocuistles muchos platanos de todas calidades de los que suelen pasar algunas porsiones que entran á comprarles del Real del Rosario y de otras partes, mucha sandia y melon, alguna caña dulse, muchas ciruelas, guallavas, naranjas y limones y que ay tambien muchos sancudos, mosquitos, garrapata y otras epidemias y tambien alacranes, y que las maderas por la asperesa de la tierra aunque no estan mui distantes, ay dificultad en sacarlas, y que los fructos referidos, son mas abundantes en Yscatlan, que en el Rosario no obstante que el temperamento y cituasion de ambas misiones es uno mismo porque los indios de la mision del Rosario son mas ynutiles y peresosos.

68A la vigesima tersia pregunta, dixo: que los indios por lo comun, no se aplican a exersitar ofisios de artifisio y que solo en la mision de San Pedro Yscatlan se aplican algunos a herreros y tal qual en las demas misiones á labrar maderas toscamente que en Jesus Maria ay algunos sapateros y curtidores y tambien en San Juan Pellotan y que de todas las misiones se aplican los indios á colmenear por los montes especialmente los de San Pedro Yscatlan y el Rosario y que juntan alguna sera y miel de avejas que les entran á comprar de otras partes.

69A la vigesima quarta pregunta, dixo: que en toda la provincia se crian vastantes siervos por los montes y en las misiones de Yscatlan y el Rosario algunos tigres y leones, que ay tambien por los montes guajolotes monteses, y en Santa Theresa algunos pericos grandes y chicos y algunos pitorreales y en Yscatlan y el Rosario abundan mas los pericos pequeños que en los montes de dichas misiones de Yscatlan y el Rosario ay alguna vainilla y algun valsamo oloroso que sirve para perfumar los altares, y para medicinar heridas, que ay tambien arboles en dichos montes de leche de Maria y ay algun piperino del uso de los indios pequeño que se cria silvestre en los montes sin cultivo una espesie: y otra mayor que se cria cultivado que al primero llaman chiltiquipin y al segundo llaman quauchile.

70A la vigesima quinta pregunta dixo: que la distancia que ay de esta mision de la Mesa a Santa Theresa, no se puede regular con asierto como tapoco las demas por las muchas quiebras que se atraviesan pero que a su parecer habra de aqui a Santa Theresa quasi veinte leguas y que al salir se sube una cuesta como de una legua. Que el camino por tiempo de aguas es algo pantanoso aunque lo mas es tierra llana. Que de Santa Theresa á San Juan Pellotan habra catorse ó dose leguas y el camino tambien atascoso las aguas y aspero pedregoso y con una cuesta abajo de una legua, ó poco mas que de San Juan a Jesus Maria habrá sinco leguas de camino pedregoso aunque es la tierra mas firme las aguas y solo tiene una silleta corta, que de Jesus Maria a Guainamota habra catorse leguas de tierra aspera y una cuesta que se sube como de una legua ó poco más pero tierra firme, que de Guainamota á San Pedro Yscatlan habra veinte y sinco leguas ó algo mas de tierra aspera pero firme y que ay una cuesta que se vaja demas de legua y media y un arrollo que se pasa mas de treinta veses el qual en tiempo de aguas crese y embarasa el paso: de suerte que es necesario tomar otro camino mui aspero, por sobre el zerro; que de Yscatlan al Rosario habra una legua porque solo divide el rio á estas dos misiones. Que de esta mision de la Mesa a Santa Theresa no ay rio alguno; que de Santa Theresa a San Juan si lo ay en tiempo de las aguas ympide el paso por no haver canoa, que de San Juan a Jesus María se atraviesa el mismo río y lo pasan en una valsa los pasageros; y los indios del mismo modo y tambien a nado que de Jesus Maria a Guainamota esta tambien el mismo rio y se pasa del mismo modo en la valsa, que de Guainamota a San Pedro se pasa el mismo en una canoa y en otra se pasa el mismo de allí para el Rosario. Que dicho rio en Jesus Maria y Guainamota tiene pesca de vagre en mediana copia; en San Pedro Yscatlan la tiene del dicho vagre y de robalo y moxarras y algun camaron grande en mas abundansia y lo mismo en el Rosario.

71A la vigésima sexta pregunta dixo que de la ynstruccion cristiana que tienen los indios y su aprovechamiento quienes daran mexor rason son los padres misioneros que los manejan en esto y que el declarante solo puede asegurar que con toda eficasia los enseñan en la iglesia a tarde y mañana, que del mismo modo dichos padres, daran rason de las fiestas que celebran que los ritos y ceremonias que celebran en sus casas quando se casan ó baptisan son los mismos que usan los indios en todas partes y se reducen á matar una res para la funsion y comida, juntarse todos y principalmente los viexos á la Mesa, tocar una viguela y dansar y cantar sus versos rusticamente y con lo dicho solemnisan su fandango. Que en los funerales dan sus muestras de sentimiento los dolientes y los demas les dan el pésame con muestras de dolor y las caras modestas. Que todos los indios de la provincia son de genios pusilanimes y vergonsosos a esepsion del pueblo de Santa Theresa que son más audases y traidores; que todos son mui desconfiados y faciles para pervertirse; que no tienen costumbres depravadas en horden á hurtos, ni embriagueses y solo usan a escondidas la vevida del pellote que les perturba la cavesa á distinto modo de la embriagues del vino porque no les quita las fuersas, ni se bambalean y antes si les causa un furor y una agilidad que se mantienen un dia entero dansando y dando brincos. Que siempre han estado ynclinados á la ydolatria y superstision y que al presente se havia estendido mucho entre ellos, aunque ya se va reparando, que tambien son ynclinados, a la torpesa de la luxuria y a la osiosidad los mas de ellos la maior parte del año.

72A la vigésima séptima pregunta, dixo que todos los indios de todas las misiones viven en pas y con unión y buena correspondencia y son todos de una misma rasa y nasion, á esepsion de los de San Pedro Yscatan que son distintos y hablan distinta lengua que llaman tequalme, que todos los demas hablan el idioma Chora, que en toda la provincia lo han reconosido superioridad, a los desendientes del Reiesuelo que domino la provincia en tiempo de la Gentilidad que fue don Juan de Acuña y quando gentil conosido por el Tonati que en lengua Mexicana significa el Sol ó el Dia que los demas que al presente los gobiernan son los governadores, alcaldes, rexidores, etcétera que cada año les nombra el señor comandante y que es cierto que hasta haora se descubren entre ellos varios indios adivinos y agoreros que les prognostican los futuros sucesos y temporales y que para ello usan estos varias ceremonias superstisiosas que en la causa que se les esta autualmente siguiendo ante el señor Comandante constan y que tambien disen, orasiones ridiculas que ellos componen para engañar por lo qual son estimados por los demas y que esto es lo que pasa y save como que se ha criado en esta provincia y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que siendole leida su declaracion se afirmo y ratifico dixo ser de edad de treinta y ocho años, y lo firmo conmigo dicho comisario y el notario de que doi fe.

73Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

74Sebastian de Salcedo [rúbrica].

75Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

[Lázaro Ortiz]

76En dicho pueblo y mision de la Mesa en veinte y tres días de dicho mes y año yo dicho comisario visitador para la ynformasion que tengo mandado resevir hice parecer ante mí a don Lasaro Ortis sargento de la tropa de este presidio español y originario de esta provincia en el pueblo de San Juan Pellotan de quien siendo presente resevi juramento que lo hiso en forma de derecho por Dios Nuestro Señor y la señal de la Santa Cruz, so cuio cargo prometió desir verdad en lo que supiere y le fuere preguntado y siendolo al tenor del Superior Despacho de Su Señoría Ilustrísima dixo: A la primera pregunta que conose a todas las misiones que al presente se hallan fundadas en esta provincia que son esta de la Mesa de la Santísima Trinidad; la de Santa Theresa; la de San Juan Pellotan, la de Jesus Maria, la de Guainamota, la de San Pedro Yscatan y la del Rosario que por todas son siete y responde:

77A la segunda pregunta que no save el número de los indios que ay en cada mision y que solo los padres misioneros saven los que ay.

78A la tersera pregunta dixo: que desde que se conquistó esta provincia que fue el año de veinte y dos se baptisaron los indios adultos que entonses havia de los quales todavia viven algunos y que de entonses aca conforme han ydo nasiendo se han ydo baptisando parvulos, y que se acuerda que ha mas de dose años vio baptizar unos tres ó quatro indios ya hombres del pueblo de Yscatlan y que uno de ellos nombrado Lucas se halla en la autualidad de governador.

79A la quarta pregunta dixo que todos los indios que ay en esta mision de la Mesa son originarios y naturales deste pueblo sin que haia ninguno sido traido de otra parte y que lo mismo se verifica en las demas misiones y que todos son indios lexitimos sin mescla de otra calidad.

80A la quinta pregunta dixo que los indios de esta dicha mision se alimentan comunmente con mais tostado y algunos con tortillas del mismo mais, y que algunas veses casan animales monteses como son siervos, yguanas y otros semejantes cuias carnes comen y que aunque algunos tienen algun ganado, solo que se les ofresca alguna funsion suelen matar una res.

81A la sexta pregunta dixo que la ocupasion de los susodichos es, retirarse a los zerros, a sembrar un poco de mais en las laderas de lo que cosechan poco con que pasan el año.

82A la séptima pregunta dixo: que los ganados que tienen son algunas vacas y huelles, y que tambien tienen muías y esta especie es la que abunda mas no porque aqui tengan crias sino porque salen á comprarlas a las haciendas de fuera pequeñas y las traen á criar, aca, y que el modo de adquirirlas es pasando a las salinas á cargar sal y traida la sacan fuera a venderla y feriarla por mulas.

83A la octava pregunta dixo que dichos indios se goviernan devajo las hordenes del señor comandante del presidio que es su justicia mayor proveido por el excelentísimo señor virrey y que el susodicho les nombra anualmente un governador, dos alcaldes, un corregidor, su teniente dos rexidores y un topil a los quales estan suxetos los demas indios y que estos los goviernan en las cosas menores.

84A la novena pregunta dixo que antes de haora estava y estubieron todas las misiones desta provincia suxetas en lo espiritual á cargo de los religiosos de la compañía y que al presente están á cargo de los de Nuestro Padre San Francisco quienes les dan el pasto espiritual y que el que se halla en la autualidad de misionero en esta dicha misión de la Mesa es el padre comisario frai Joseph Gutierres, á quien save se ministravan mensualmente para su congrua sustentacion veinte y sinco pesos de quenta de la Real Hacienda que se le dieron solamente los tres meses primeros y que ya despues no se le dieron ni se le han dado hasta haora que tampoco tiene alguna ayuda de costa ni los yndios pagan ningun genero de ovension por sus baptismos, casamientos y entierros, y que el presente año para que dicho padre pudiera mantenerse hiso el señor comandante que sus yndios le sembraran un poco de mais.

85A la desima pregunta dixo: que la iglesia de esta dicha mision no tiene fabrica espiritual, respecto de que los yndios no pagan ovension alguna y que aunque suele morir en el presidio uno ó otro soldado no se ha llevado quenta de los derechos de fabrica que pagan ni save el declarante la conformidad en que se cobran y que lo mismo pasa en las demas misiones.

86A la undesima pregunta dixo que la fabrica material de esta iglesia es de adove y techada de vigas que tiene competente tamaño para la gente que ay, y que solo la thorre le van hasiendo de piedra y se halla al presente en el rompimiento del primer cuerpo como esta a la vista y que los gastos de sera save costean los indios y el vino y hostias el padre misionero.

87A la duodesima pregunta dixo: que ha visto en la iglesia mui buenos hornamentos en las misas y que tiene su custodia de plata dorada, copon y calises de plata y que en la iglesia ay lampara de plata pequeña, que no ay organo, pero que en las funsiones traen los yndios su musica de violin, viguela, vajon y chirimias.

88A la desima segunda pregunta dixo: que el sacristan autual de esta dicha iglesia es Francisco de Acuña yndio buen christiano que los cantores son Pedro de Ubiarco quien se halla en la autualidad preso porque concurria a las ydolatrias que se han descubierto, y Pedro del Campo también yndio quien se halla enfermo en cama de un tullimiento y que quando se ofrece alguna funsion se trae a la iglesia cargado y que de los indios muchachos del pueblo se toman para monasillos que carguen los siriales y la Cruz, que tambien ay indio fiscal y que ninguno de estos tiene salario alguno.

89A la desima tersia pregunta dixo que los indios de unas misiones con otras no comersian en cosa alguna y que solo para otras partes salen á comersiar, algunas frutas que respectivamente tienen en sus misiones y sal que van á cargar a las salinas y la llevan a vender a los reales de minas y a las haciendas de donde traen muías y algun dinero.

90A la desima quarta pregunta, dixo: que es cierto que los indios de esta provincia salen á comersiar á algunos pueblos de los comfinantes que son por el oriente Huejuiquilla, San Nicolas, la Soledad, Tesompa, San Andres Quamita, San Sebastian y Santa Catharina todos de la frontera de Colotlan que esta distante de esta provincia tres dias de camino y la tierra mui aspera que por el sur confinan con Tonalisco que es de la jurisdicción de Tepique y con el pueblo de Huajimique de la jurisdicción de Hostotipaquillo, que por el poniente confina la provincia con San Diego, Santa Fe y San Juan pueblos de esta jurisdicción por lo secular, y que por el norte confinan con Guasamota y San Buena Ventura, del obispado de Durango.

91A la desima quinta pregunta, dixo: que no tienen los indios de esta misión ni de las demas ninguna grangerias que les provengan de alguna yndustria ó arte respecto de que mas se aplican á tratar y comersiar por fuera que á aprender oficios artificiosos y que quando salen a sus comersios llevan un papel del señor comandante en que les concede licensia regulando el tiempo que les vastara para la yda, estada y buelta y ese les consede de termino.

92A la desima sexta preguntada dixo que todos los indios de esta mision están asentados en la matricula de doctrina que tiene el padre misionero y que en las demas misiones sucede lo mismo.

93A la desima septima pregunta dixo: que los indios de esta dicha mision estan redusidos a vivir en sosiedad con sus casas de xacales ynmediatas las unas a las otras formando vesindario y pueblo y que solo por el tiempo de las aguas andan los mas dispersos por los zerros donde se retiran a sembrar mais en las laderas que ellos llaman Quaumiles, y que alsada la cosecha se vuelven a su pueblo aunque algunos se suelen quedar hasta que les obligan á venirse. Y que estos quando su rancho ó Quaumile esta ynmediato ocurren los dias de fiesta á misa pero los que estan lexos se pasan sin oiría toda la temporada que estan fuera, y que dichas milpas están en parajes montuosos de Chaparral y Arboledas.

94A la desima octava pregunta dixo que las indias hembras son mui travajadoras, que saven ylar, lana y algodon y hasen sus texidos para vestirse ellas y vestir a sus maridos pero no para vender texidos y que en las milpas travajan desmontando con el machete y con la coa hasiendo la siembra y piscando el mais en la cosecha.

95A la desima nona pregunta, dixo: que las armas que a los indios se permiten son machetes por haverseles prohivido el uso de las flechas en toda la provincia por el peligro de que se podrian sublevar y que solo a los yndios governadores se concede tengan en sus casas sinco ó seis carcaxes de flechas con sus arcos para que provean a los que salen á caminar en sus viaxes ó a los que quieren salir á casar a los montes. Que los indios de esta misión no se aplican a la pesca por estar retirados del río y que solo lo hasen los de los pueblos de avajo que estan ynmediatos á dicho rio.

96A la vigesima pregunta dixo: que no se exersitan en la pastoria porque no ay en toda la provincia ganados menores y que los maiores que ellos tienen andan por las ensenadas sin que los pastoreen por ser la tierra segura.

97A la vigesima prima pregunta dixo: que los indios de esta mision tienen algun ganado porque aunque cada uno de por sí tiene poco pero que junto todo ymporta cosa considerable, que tienen buenos abrevaderos para criarlo y que lo mas que tienen son muías por tener en ellas puesta su maior curia y serles mas utiles.

98A la vigesima segunda pregunta dixo: que el temperamento de esta mision es frio y algo nosivo a la salud por estar en alto y con el norte descubierto, que la mision de Santa Theresa aun es mas fria, y que las demas son unas calientes y otras templadas. Que la calidad del terruño en esta mision de la Mesa es mala y mui sensilla, pues mexor se les da el mais a los indios en los Quaumiles de los zerros que aqui, que los fructos silvestres que produse en una barranca ynmediata son algunos siruelos y que dentro del pueblo ay muchos arboles de zapote y que en la barranca expresada siembran alguna caña dulse y que pueden ponerse tambien en ella platanares, naranjos, limones y frutas de tierra caliente en poca cantidad por ser el paraje yncomodo y de pocos planes, y que solo en dicha varranca, tienen los yndios de esta dicha misión riego para la poca tierra que ay, y que los montes de donde sacan maderas de pino que es la unica que ay estan cerca y el camino no mui yncomodo.

99A la vigesima tersia pregunta, dixo: que no son los indios de esta mision, ni de las demas aplicados á aprender oficios y que solo uno ú otro se aplican á haser equipales y canastos y en este pueblo ay un herrero y un carpintero, yndios que travajan el ofisio toscamente, que a lo que comunmente se aplican es á colmenear por los montes y que juntan alguna sera y miel de avejas.

100A la vigesima quarta pregunta dixo: que por las varrancas se crian vastantes siervos, puercos, xavalis y guajolotes monteses que en las ynmediadiones de esta mision no ay mas fructos, fructas, yervas ni plantas que las que tiene declaradas, ni gomas medisinales ha visto el declarante algunas y que solo en la mision de San Pedro Yscatan ha visto alguna vainilla, algunos arboles de valsamo que sirve para saumerios en la iglesia y para curar heridas y que ha visto tambien en dicha mision piperino, que los indios llaman Chiltiquipin, y otra espesie que llaman Quauchile.

101A la vigesima quinta pregunta dixo: que de esta misión a la de Santa Theresa ay un dia y medio de camino yendo espasio que puede corresponder a dies y ocho ó veinte leguas y de aqui á Jesus Maria habrá seis y desde aquí a San Juan habra dies ó onse, que hasta Guainamota habra veinte y a Yscatan y el Rosario habra serca de treinta. Que para yr de aqui a Santa Theresa no se pasa río alguno que de Santa Theresa a San Juan Pellotan se pasa el río el qual por tiempo de aguas ympide el paso, y que uno y otro camino son algo pantanosos las aguas y el de Santa Theresa a San Juan mui aspero pedregoso y lo mas cuesta abajo. Que de San Juan Pellotan a Jesus Maria se pasa el río seis veses aunque las aguas ay por el zerro otro camino conque se haorran los pasos menos uno que se pasa en una valsa y que el camino es firme y solo tiene una silleta corta aunque es pedregoso, que de Jesus Maria a Guainamota se pasa el río en la misma valsa y el camino es firme aunque aspero y cuesta arriva, que de Guainamota a San Pedro Yscatan se pasa un arrollo que ay de por medio mas de veinte y a un treinta veses y que las aguas porque estan los pasos malos se toma el camino por sobre un zerro fragoso aunque tierra firme que el rio para llegar a la mision se pasa en una canoa, y que del pueblo de Yscatan al Rosario que estan tan ynmediatos que solo los divide el rio se pasa este en la misma canoa. Que dicho río tiene pesquerías en la misión de Jesus de solo vagre medianamente en la misión de Guainamota del dicho y tambien de moxarras en mas abundansia y en la mision de San Pedro Yscatan y la del Rosario ay mas copiosamente pesca de los peses referidos y tambien de rovalo y algun camaron grande, pero que en esta mision no ay pesca alguna que por lo que mira a minerales á oido desir el declarante y ha visto muchas vetas pero que no hasen panino en parte alguna y que solo en el Real de San Francisco que esta ynmediato a Yscatan y el Rosario se travajan corientemente unas minas de corta ley.

102A la vigesima sexta pregunta dixo: que de la ynstruccion cristiana que tienen los indios en esta mision puede asegurar que no ay falta porque todos los dias por las mañanas y por las tardes se les enseña la doctrina por el padre misionero como en una escuela y que no solo asisten los muchachos sino todos y hasta los casados que la saven todos ellos y que aunque suelen reinsidir en la ydolatria se hase juisio que es por la natural ynclinasion que los indios tienen a engañar a los mosos los que son viexos por mostrarse noticiosos y espesiales entre ellos y los demas por ser amigos de novedades y por interes de la diversion de los mitotes, por vever pellote y comer en las fiestas que hasen a los ydolos. Que en este pueblo solo celebran los yndios el dia primero de henero una funsion con misa de gracias por la posesion de los oficios que ese dia toman de justiciales, y que el misionero les celebra la de la Santisima Trinidad que en sus casas tienen sus ymagenes de varios santos varios indios y otros ay que no tienen siquiera una cruz. Que en sus funciones quando se casan ó baptisan, suelen matar una res para haser una comida hordinaria á que concurren convidados los justisiales y los viexos y los demas concurren sin que los llamen, y que tocan con una viguela y dansan y cantan a su modo pero sin sospecha; que en sus funerales se dan unos a otros el pesame, con mucha modestia e hipocresia pues viendoles los rostros todos muestran que estan llenos de ternura; que los indios de esta mision no son ynclinados á hurtos graves salvo uno u otro que suelen hurtar alguna rateria, que tampoco acostumbran juegos mas que el del ule que asi llaman a la pelota, y otro juego de palillos en que suelen aportar algo que no usan de vevidas de vinos ni otras que les embriaguen, y solo usan la del pellote que van a tomar a las varrancas donde no los vean y que este no les embriaga privandoles las fuersas, sino al contrario causandoles mucho vigor para correr a pie dansar un dia entero y haser otras cosas extrahordinarias y que ellos proprios disen que quando lo toman ven muchas visiones y bultos feos, y que esto lo usan principalmente quando se convocan para vailar mitote á algun ydolo.

103A la vigesima séptima pregunta dixo: que aunque tal ves suele algun indio pelear con otro pero que hordinariamente viven unidos no solo en su pueblo sino tambien unos pueblos, con otros y que con facilidad se convocan para pleitear contra el capitán ó contra el misionero, ó para querer levantarse como algunas veses se ha esperimentado que toda la provincia y todas las misiones son de una rasa menos el de Yscatlan que son de la nasion Tequalme cuio ydioma es distinto del que hablan los demas que es la lengua Chora y que todos saven hablar la lengua Mexicana salvo algunos pocos viexos que no saven hablarla. Que en lo público los gefes que los goviernan son los justisiales que les nombra el capitán del presidio cada año pero que alla privadamente siempre tienen en sus pueblos algun yndio viexo á quien ocurren en sus dudas á consultar porque tienen concepto de que es de mucho entendimiento y que como viexo lo save todo y que estos son ordinariamente los autores de las ydolatrias por la facilidad que tienen de mandar. Que por titulo de noblesa solo a un hijo del Tonati que fue el que domino la provincia en la gentilidad, tienen hasta haora respecto y subordinasion que este se llama don Phelipe de Acuña y que se halla autualmente preso por complice de los mitotes de las ydolatrias. Y que tambien save que ay en los pueblos siempre un indio viexo (que ordinariamente es el consultor como ya lleva declarado) a quien al tiempo de la siembra lleban un poco de mais de la semilla á que la vendiga y que la vendision se reduse a yr este yndio al Quaumile que se ha de sembrar y alli dansa un poco hablando voses que ellos solos entienden y luego por todas partes derrama aquellos granos y concluie con asegurar al dueño de la milpa que no dexara de alsar mucho mais en la cosecha de lo que queda mui creido y del primer fruto tiene quidado de llebar primisias al yndio que le vendixo el barvecho. Todo lo qual save por haver nasido y criadose en estas provincias y que como lo ha declarado es verdad so cargo del juramento fecho en que leida su declarasion se afirmo y ratifico dixo ser de edad de quarenta y quatro años y lo firmó conmigo dicho vicitador y el notificado nombrado como dicho es.

104Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

105Lazaro Ortiz [rúbrica].

106Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

[José Manuel Reveles]

107En dicho pueblo y misión en dicho día, mes y año yo dicho comisario visitador en consecuencia de estas diligencias hice pareser ante mí á Joseph Manuel Reveles español, soldado del presidio de quien siendo presente resevi juramento que lo hiso en forma de derecho por Dios Nuestro Señor y la señal de la Santa Cruz, so cuio cargo prometió desir verdad en lo que supiere y le fuere preguntado y siendolo al thenor de los puntos del Superior Despacho de Su Señoría Ilustrísima, dixo: a la primera pregunta que conose a todas las misiones que al presente se hallan fundadas en esta provincia que son esta de la Mesa, la de Santa Theresa, San Pedro Yscatan, el Rosario, Jesus María, Guainamota y San Juan Pellotan.

108A la segunda pregunta, que no save el numero de los indios que ay en cada misión porque solo los padres para juntarlos a la doctrina tienen curiosidad de empadronarlos.

109A la tersera pregunta dixo: que quando se hiso la Conquista se baptisaron todos los indios que havia grandes y chicos, y que de entonses aca conforme van nasiendo se van baptisando pequeños.

110A la quarta pregunta dixo: que todos los yndios que ay en esta misión de la Mesa son originarios de este dicho pueblo, que ninguno ay que haia sido traido de otra parte.

111A la quinta pregunta dixo: que los yndios de esta dicha mision se alimentan comunmente con tortillas y esquite que es el mais tostado y algunas veses algunos animales que matan en los zerros ó venados, que los mas de ellos tienen algunas reses pero nunca para su gasto matan alguna sino es que se les ofresca alguna fiesta.

112A la sexta pregunta dixo: que los indios de esta mision se ocupan la temporada de las aguas en la siembra de sus milpas que hasen por los zerros, y que por el tiempo de las secas, los mas estan osiosos y otros salen á colmenear ó á haser algunas diligencias fuera como a vender sal ó á cargarla a las salinas.

113A la séptima pregunta dixo: que los ganados que tienen son algunas vacas y huelles no mucho y que tambien tienen muías que es en lo que ponen maior curia y tienen mas que estas las salen á comprar fuera pequeñas y aqui las crian y amansan de silla y de carga.

114A la octava pregunta dixo: que dichos indios se goviernan devajo de las hordenes del señor justicia mayor y comandante de el presidio, quien los mantiene en pas y les administra la Real Justicia y que para quidar los pueblos y para las cosas de poca entidad les nombra en todos los pueblos cada un año un gobernador, alcaldes, dos rexidores, un corregidor, su teniente y un topil para cuios ofisios se escojen los mas hombres de vien y mas cristianos.

115A la nona pregunta dixo: que al presente estan las siete misiones de esta provincia suxetas y á cargo de los padres misioneros de la horden de Nuestro Padre San Francisco de la provincia de Santiago de Xalisco y que estos les administran los Santos Sacramentos, les enseñan la doctrina y dan pasto espiritual y que el padre misionero de esta mision de la Mesa se nombra frai Joseph Gutierres que es el presidente de las misiones, que a este y a los demas misioneros se les consignaron de quenta de la Real Hacienda veinte y sinco pesos cada mes para que se mantubieran pero que solos tres me[ses] se les dieron y despues save que ya no persivieron nada pero que no save porque causa que no tienen para su congrua otra alguna ayuda de costa ni ovensiones por la administrasion de los sacramentos porque los indios no las pagan y solo en este presidio pagan los soldados los casamientos, entierros y baptismos que se les ofrecen pero que es poco lo que al año cae porque son pocas las veses que á los dichos se les ofrece lo dicho, que el presente año hiso el señor comandante que los indios les sembrasen una fanega de mais para que se ayudasen en su mantension.

116A la desima pregunta dixo: que la iglesia desta dicha misión no tiene fabrica espiritual porque como lleva dicho solo se paga esta quando muere algun soldado y que como acaese rara ves los padres lo toman para si, que los gastos de sera costean los indios del pueblo y el vino y otros reparos los solicitan dichos padres.

117A la undesima pregunta dixo: que la iglesia de esta dicha mision es de adove, techada de vigas, y solo la torre que van haora hasiendo es de piedra y que es el de suficiente tamaño para la gente que ay y aun sobra.

118A la duodesima pregunta dixo: que ay en esta iglesia buenos ornamentos que dexaron los padres de la compañía y que tiene su custodia y copon, calises, lampara y los vasos nesesarios de plata, que no ay organo pero que en las misas se tocan ynstrumentos de cuerda, vajon y chirimias.

119A la desima tersia pregunta dixo: que los sirvientes y oficiales de la iglesia son indios del pueblo, que el sacristan es Francisco de Acuña, los cantores son dos Pedro del Campo tullido de una enfermedad, uno y otro Pedro de Ubiarco preso porque concurria a las funsiones de los ydolos que se han descubierto que para acolitos se toman tres muchachos y otro para fiscal y que a ninguno de estos se les paga algun salario.

120A la desima quarta pregunta, dixo: que los indios de unas misiones con otras no tienen comersio ni trato de cosa alguna y que solo para otras partes salen á comersiar algunas fructas que tienen en sus pueblos y que tambien pasan a traer sal a las salinas y la llevan a vender a los minerales ó haciendas de tierra afuera y de buelta traen muletos á criar a esta provinsia y que de ay nase que tengan tanta copia de ellas.

121A la desima quinta pregunta, dixo: que no tienen los yndios de esta mision ni de las demas ningunas grangerias que les provengan de alguna yndustria ó arte respecto y que su modo ordinario de buscar la vida yendo a las salinas á cargar sal para salir a venderla a otras partes y que quando hasen viaje es con licensia que les concede el señor comandante con termino proporsionado segun es la distancia de la parte a donde van, ó el negosio que llevan.

122A la desima sexta pregunta dixo: que todos los indios desta misión estan matriculados en las tablas de doctrina que tiene el padre misionero y que en las demas misiones susede lo mismo.

123A la desima séptima pregunta dixo: que todos los yndios de esta misión estan viviendo congregados en su pueblo formando vesindario con sus casas de xacales cercanas unas de otras y que cierto que por tiempo de aguas se salen a sembrar por los zerros por no tener otras partes donde haserlo y que en sus milpas ponen sus ranchos donde estan viviendo hasta que levantan sus cortas cosechas y que haviendo acavado se buelven a su pueblo y si algunos se quedan les obligan a venirse para que puedan acudir a la doctrina y á misa porque muchos en las varrancas donde se retiran se hallan tan lexos que no pueden ocurrir a oiría y que también es cierto que dichos Quaumiles, (que asi llaman a las milperias que ponen en los zerros) estan en parajes montuosos y espesuras de arboles.

124A la desima octava pregunta dixo: que las yndias son mas travajadoras que los varones pues en las siembras les aiudan a desmontar los varvechos á quitar a las milpas la yerva y á sembrar y cosechar y que saven ylar y texer lana y algodon para vestirse y vestir a sus maridos, pero que no comersian sus maniobras vendiendolas.

125A la desima nona pregunta dixo que las armas que los indios usan son machetes por haverseles prohivido las flechas y que el declarante se hase juisio que seria porque solian haser amagos de sublevacion y tambien porque muchas veses con ellas formavan sus ydolos, por lo que solo en las casas de comunidad se permiten algunos arcos y cárcajes para que con ellos se provean los que salen a viaje ó a casar a los montes, que los de este pueblo no tienen donde pescar por distar de aqui el rio mas de sinco leguas y que solo en los pueblos de avajo que son Jesus Maria y los demas que están por el río, se ocupan de pescar.

126A la vigésima pregunta dixo: que los indios de esta misión tienen algun ganado maior que se cría vien en estas provinsias por ser la tierra para ello a proposito pero que lo que tienen mas son muías por servirles de maior utilidad para salir á sus diligencias.

127A la vigesima prima pregunta dixo: que no se exersitan en la pastoria porque no hay por toda la provincia haciendas ni rancherias de ganados y que el que ellos tienen anda solo por las varrancas.

128A la vigésima segunda pregunta dixo: que el temperamento de esta misión es frio y suele ser enfermiso por estar la tierra tan alta y que la mision de Santa Theresa aun es mas fria y las demas son calientes todas. Que aqui es la tierra de mala calidad para sembrar por lo que siempre estan presisados a yrse á haserlo a los zerros donde se les da el mais mexor. Que esta dicha mision no tiene mas fructos silvestres que algunos siruelos que ay en una varranca ynmediata y que cultivados tienen en ella algunos platanos, caña dulse y arboles de zapotes y que aunque segun el temperamento pudieran plantarse otras fructas de tierra caliente pero que son los planes pocos, y que es cierto que para la poca tierra que ay tienen riego permanente.

129A la vigesima tersia pregunta dixo: que no ay en esta mision yndios ofisiales mas que uno que se ha aplicado a la herrería en que travaja cosas de obra negra como hachas, machetes y otras de este modo, que los mas se aplican á buscar por los montes colmenas y sacan alguna sera y miel.

130A la vigesima quarta pregunta dixo: que en los montes y vosques de estas ynmediaciones y en toda la provincia se crian vastantes siervos y xavalis que suelen casar los indios con flechas, y que tambien ay guajolotes monteses y que no ha visto el declarante otros animales servibles, que no ay mas fructas ni plantas ó yervas que las que tiene expresadas: que en la mision de San Pedro Yscatan ha oido desir que ay balsamo que sirve para heridas y para saumerios y que tambien ay piperino de dos especies uno de silvestre y otro de veneficio y cultivo.

131A la vigesima quinta pregunta dixo: que tiene mui poca inteligencia para regular las distansias de una mision a otra y mas estando la tierra tan doblada y aspera en toda la provincia y que solo puede asegurar que de aqui a Santa Theresa ay dia y medio de camino yendo a espasio que ay una cuesta corta de por medio y todo lo mas es tierra llana algo atascosa en tiempo de aguas y que no se atraviesa río alguno. Que de Santa Theresa á San Juan Pellotan aunque el declarante no ha andado todos disen que ay un dia de camino de tierra doblada y que se atraviesa el rio que en tiempo de aguas no da vado en cresiendo un poco. Que de San Juan de Jesus María, habra como seis leguas segun regulan y de tierra aspera aunque firme y que el río se pasa siete ú ocho veses pero; que en tiempo de aguas se rodea y solo se pasa una ves en una valsa que ponen los indios. Que de Jesús María á Guainamota se pasa dicho río una ves en la misma valsa y que ay un dia de camino aspero y cuesta arriva pero firme. Y que de Guainamota á San Pedro se atraviesa un arrollo que lleva mucha agua mui molesto porque se pasa muchas veses aunque las aguas se toma por el zerro otro camino de tierra doble pero firme y que también se pasa el Río Grande en una canoa las aguas y que en la misma se pasa para yr a la mision del Rosario que esta tan ynmediata a Yscatan que solo las divide dicho rio. Que por todo el río save el declarante que pescan los indios, pero no, si sacan mucho ó poco en sus lanses, ni que genero de peses, aunque ha visto traer de Jesus Maria algún vagre. Que por toda la provincia no se ha descubierto hasta haora ningun mineral y solo ay el real de San Francisco ynmediato a las misiones de Yscatan y el Rosario y que las minas que ay alli son pocas y de corta ley de plata.

132A la vigésima sexta pregunta dixo: que sobre la ynstrucción cristiana que tienen los yndios en esta dicha misión lo que le consta al declarante es que todos los días a tarde y mañana, se les enseña la doctrina en la yglesia y que se procura por el padre misionero ynclinarlos á las buenas costumbres. Que en sus casas tienen algunos sus estampas y algunas ymagenes de santos y otros no tienen nada; que en la yglesia solo save el declarante celebran el día de Año Nuevo una misa de gracias por la elección de justisiales que se hase ese dia, y otra a la Santísima Trinidad que no save si concurren ellos con alguna cosa para ello, por haverle oido desir al padre misionero que el lo hase de oficio, por ser titular de la misión. Que los ritos y ceremonias que usan en sus casamientos y baptismos, son juntarse todos a comer en casa del dueño de la fiesta y de los padrinos y que cantan y vailan tocando una viguela y un violin que en los entierros se muestran pesarosos y unos a otros se dan el pesame. Que el genio y natural ynclinacion de estos indios por lo regular es de pusilanimidad y algo cautelosos, que son ynclinados a comersiar mas que á otras yndustrias, y que no tienen costumbres visiadas en vever, hurtar, ni jugar porque en todo se les va a la mano. Que no tienen otro genero de vevidas espirituosas mas que la del pellote que les perturba la cavesa de manera que parece que ven visiones y esto sin privarles las fuersas, pero que para tomarlo se van á ocultar a las varrancas.

133A la vigésima septima pregunta dixo: que todos los indios de las misiones viven en total pas y que todos son de una misma rasa y solo los del pueblo de Yscatlan son distintos y hablan distinta lengua que es la Tequalme, aunque ya los mas saven hablar tambien la lengua Mexicana. Y que es cierto que en este pueblo ay un yndio á quien tienen los demas subordinasion, que se nombra don Phelipe de Acuña Tonati hijo del príncipe que los domino en la Gentilidad, por lo que hasta oy lo reconosen en la provincia los indios como superior. Que asimismo es verdad que en el presente año se han descubierto muchos ydolos y superstisiones entre los yndios y que se ha averiguado que este herror lo han yntrodusido en los pueblos aquellos yndios viexos en quienes se conserva la memoria de sus antiguos ritos y que los fines con que se han exersitado en ello, son tener felicidad en sus siembras y cementeras y librarse de las enfermedades por haver persuadido los yndios viejos a los demas que tales ydolatrias eran medio para conseguir estos fines y que esto es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que siendole leida su declarasion se afirmo y ratifico dixo ser de edad de treinta y siete años y que en nada a faltado a la religion del juramento no firmo por no saver firmelo yo dicho comisario con el notario que de ello doy fe.

134Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

135Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

136En dicha misión dicho día, mes y año yo dicho comisario visitador haviendo visto las diligencias antecedentes mando que acumulandose la copia de los Padrones como tengo mando se de con ellas quenta a Su Señoría Ilustrísima así lo provey, mandé y firme.

137Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

138Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Padrón de los yndios de la mision de la Mesa

139[Lista de nombres, de la p. 27 a la 33. En total son 267 hombres, 240 mujeres, 13 viudos, 27 viudas, 25 solteras, 2 doncellas y 4 fallecidos.]

140En el pueblo de la Mesa del Tonati, Misión de la Santísima Trinidad, en veinte y tres días del mes de diciembre de mil setecientos sesenta y ocho años, yo don Joseph Antonio Bugarin, etc.

141Por cuanto el comandante del presidio don Vicente Cañaveral Ponce de Leon ha ynformado al excelentísimo señor virrey haverse descubierto varias ydolatrias entre los indios de esta mision y otras de las de la provincia de que notisioso Su Señoria Ilustrísima para poner el devido remedio corrigiendo a los que se descubrieren agresores de semexante ynsulto y desarraigando la suxestion y exemplo que se da a todos los demas indios para recaer en los ritos gentilicos de su antigua superstision, ha tenido Su Señoría Ilustrísima á vien conferirme la nesesaria comision para que haga [...] la ynquisison correspondiente a fin de averiguar los delictos expresados y reos en ellos comprehendidos: en cuia consecuencia y para que tenga efecto lo resuelto por Su Señoría Ilustrísima mando se ynquiera sobre el particular reciviendose información sumaria de aquellas personas que puedan dar rason de lo acaesido, quienes juramentadas se exsaminen sobre la espesie de superstision que se ha descubierto quienes son los autores del delicto; los maestros concurrentes y demas que supieren y sea vastante para proseder y tomar en vista de lo que resultare, la providencia que convenga en justicia y al servicio de Dios, así lo provey y firme con el ynfrascripto notario quien dio fe.

142Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

143Ante mí, Pedro Velasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Sebastián Zalsedo, español de 38 años

144En dicho pueblo y misión en dicho día, mes y año yo dicho comisario en consecuencia de estas diligencias y para la pesquisa que tengo mandada practicar hise parecer ante mí, á don Sebastian Zalcedo subtheniente de la tropa de este Real Presidio y español de quien siendo presente resevi juramento que lo hiso en forma de derecho por Dios Nuestro Señor y la señal de la Santa [cruz], so cuio cargo prometio desir verdad en lo que supiere y le fuere preguntado y siendolo sobre las ydolatrias que se dice haverse descubierto en estas provincias dixo: que es verdad que por el mes de agosto de este presente año con ocasion de que el señor comandante del presidio don Visente Cañaveral havia adquirido notisia de que Manuel de la Thorre indio de este pueblo se salia a las varrancas a dar adorasion a un ydolo, lo hise parecer a su precensia y valiendose de algunas maxsimas yntento que le descubriese lo que pasava en el asumpto del ydolo lo que conque se consiguió, pero si el haver de la diligencia resultado yndicios que le abrieron puerta para proseder á comminarle y estrecharlo á declarar como se efectuo despues de algunas diligencias declarando dicho Manuel de la Thorre que en el zerro que llaman Picachos tenía un ydolo pero que no expreso de que espesie era y solo si que los del pueblo de Jesus Maria concurrian á dansar mitotes a dicho ydolo y á darle culto. Con cuia declarasion dicho señor comandante despacho al declarante en compañia de tres soldados que fueron Juan Peres, Joseph Antonio Angon, y Ygnacio Ortis á que reconosiese una cueva que el expresado yndio Thorre havia declarado ser el puesto en que estava el ydolo y que para que mostrara dicha cueva lo hiso yr tambien con el declarante y los soldados; que pasaron al zerro que es sumamente aspero e ynandable y haviendo llegado a un Quaumile del referido yndio Thorre le ynstaron que dixera donde estava la cueva, que el susodicho se puso en ademan de dudar entre si, y por ultimo no les descubrio el sitio; que entonses el declarante acordandose de que dicho Manuel de la Thorre havia en su delcaracion condenado a Manuel Sanches conosido por el sacate y Lorenso Navarrete expresando que el primero era el sacerdote de los ydolos y el segundo su ministro pregunto á el citado Thorre donde estavan los dos complices que havia expresado: que le respondio que alli ynmediato se hallavan y defacto los guio aun paraje del mismo zerro donde hallaron a Navarrete, que lo mando prender a los soldados y que haviendolo atado le preguntaron por el ydolo y ya atemorisado lo descubrio llebandolos á una cueva que esta en la frente de un peñasco que tiene vastante hoquedad, dentro de la qual hallaron puesto en forma de mesa un tapeste de carriso y flechas y sobre el una xicara con unas lavores de quentas de abalorio pegadas sobre sexa y por el respaldo de la peña colgados muchos alamares pequeños de lana encarnada y otras monerias que los indios tributavan a la xicara que la sacaron con todos los atavios y se vinieron y de buelta prendieron al sacerdote de los sacrificios Manuel Sacate y a todos tres los presento al señor comandante quien los mando poner presos que tambien hallaron en la cueva una talega con unos vasos (de tecomate que los indios llaman) y otra con un poco de pellote y que despues por declaracion destos se fueron a sacar de otro sitio los adornos que se ponian para los vailes que eran unos plumeros de pluma de perico y sonajas de carrisos. Que dicho señor comandante siguio con tanto empeño el descubrimiento de ydolos e ydolatras, que llego á descubrir treinta y ocho que se aprehendieron, sin los que hisieron fuga que son muchos y algunos en quienes hallo menos culpa por su simplicidad y los liverto que de los treinta y ocho que se aprehendieron han muerto de peste que cayo a la carsel, ocho que al pareser murieron penitentes porque se confesaron y se sepultaron en la iglesia, que los ydolos que se descubrieron pasan de dose y los dueños de ellos fueron dicho Manuel Sacate que fue uno de los que murieron Francisco Tortugo y otros que se hallan presos y algunos huidos que los ritos con que tributavan culto eran poner un tapeste de troncos de madera y carriso y un vaso ensima en el qual se expremia sumo de mescal y dentro se ponia otro troso de lo mismo crudo y en circulo vailavan cantando disparates y uno de ellos que lo tenia de oficio les salpicava a los demas el rostro con aquel sumo expremido de que tomava un buche en la voca y por un carriso lo arrojava a soplos: despues les unjia con lo mismo la cavesa y con esto se concluia la funsion y que de esta manera de sacrificio se usava en el pueblo de Yscatlan dirigido a ympetrar de aquella deidad que en su mente consevian llubias serenidad, salud ó buenas cosechas, como declararon los mismos reos que en dicho pueblo se arrestaron. Que al ydolo que se saco en el zerro de Picachos se le dava, culto dansando mitotes y veviendo peyote y untandose con el las coyonturas para tener ligeresa que los autores de la superstision del mescal y rosiar con el los rostros a los concurrentes, son Francisco Cortes conosido por Tortugo Juan Antonio Zalsedo y Francisco Metame aunque este ultimo dexo el oficio porque le privaron del los demas y lo dieron á Manuel Chique yndio del pueblo del Rosario que luego que vio andarse hasiendo esta averiguacion se huia que todo lo dicho save el declarante como que fue ynterprete de las declarasiones que se les tomaron y como que el mismo ha sacado ocho ydolos de los que se han hallado los mas de ellos vien ridiculos porque no constavan de otra cosa que de un manojo de flechas que era el ydolo del pueblo de Yscatlan general de todo el pueblo que concurria á adorarlo y a este le llaman el Sol y su sacerdote un yndio que esta preso nombrado Juan de Dios y los dones que le contribuian, unas flechas de que se havian ya juntado dos manojos unas cavesas de venado y otras sarandajas que un Juan Diego tambien preso, tenia en su casa un ydolo de solo el y su familia que era un manojo de flechas con unas cavesas de venado que adquirio de otro ydolo antiguo y que la muger de este llamada Marcela era sacerdotisa que baptisava a las criaturas en una laguna vajo de una forma ygnota en lengua Tequalme. Que en el pueblo del Rosario se hallo otro de quien eran ministros Phelis Tonali y Antonio Tencuachi que anda huido y otros dos que murieron en la carsel. Finalmente expreso que de los pueblos de Yscatan, el Rosario, Jesus Maria y San Francisco a su parecer todos asistian a los bailes e ydolatrias supertisiosas pero que se hase juisio que todos estos asistian guiados del exemplo e ynstancia de los maestros que fueron el referido Juan de Dios, Antonio Quaxiveri ya difunto, Manuel Sanches Sacate, difunto, Juan Pablo y su muger ambos presos Antonio Achiste preso, Juan Antonio Zalzedo difunto Antonio del Granito huido, Pasqual indio de este pueblo preso, Antonio Zerrano yndio preso, Lorenso indio de Pellotan ya difunto que estos son en suma los maestros de la ydolatria que havian sembrado el error entre los demas que andan huidos y los que se haian presos y libres otros en sus pueblos y que lo que lleva declarado es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad de treinta y ocho años y que con ninguno reo le tocan las generales de la lei y lo firmo conmigo dicho jues y el notario nombrado que dio fe.

145Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

146Sebastian Salcedo [rúbrica].

147Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Francisco Xavier de Luna, español de 25 años

148En dicho pueblo en veinte y quatro días de dicho mes y año, etc. sobre los puntos de la declarasion antesedente dixo: que es verdad que por el mes de octubre de este presente año despacho al declarante su comandante al pueblo de Guainamota á que se mantubiera alli de salvaguardia con Faustino Muro tambien soldado a la sason y al presente ausente de esta provincia y que al tiempo de yrse les hiso dicho su capitan el encargo de que con sagasidad juntaran a los indios de dicho pueblo persuadiendoles á que si tenian algun ydolo lo entregasen previniendoles que sino lo hasian padeserian el castigo que se havia hecho a otros que no havian querido espontaneamente entregar los que tenian y prometiendoles que se lo entregavan de grado se les yndultaria la pena, cuia diligencia hiso el declarante con empeño juntandolos en sus casas reales como a las ocho de la noche, y que la resulta fue haver los yndios concevido tanto temor que le prometieron llebarlo al siguiente dia á donde tenian dos. Que con efecto al dia siguiente estubieron tan puntuales que voluntariamente vinieron trayendo un cavallo para que el declarante los acompañara, que salieron todos y en un paraje que llaman el zerro del Frontal en una cueva que esta en el peñasco le descubrieron y entregaron el ydolo que se componia de un bulto pequeño de barro con una figura de mono esculpida y unas flechas que lo que contribuian eran unos pedasillos de fresada con el fin de que les consederia el idolo que les durasen las que traian a su uso sin romperse breve unas telitas pequeñas en forma de alamar que ofresian las mugeres para no errar sus texidos y costuras quando las hasian: unas sartitas de quentas de abolorio para que a las mugeres les paresieran vien a los ojos de los hombres las que traian de sarsillos, y que la grasia espesial de aquel ydolo era dar salud a los emfermos, que un indio nombrado Bernave era el hermitaño que cuidava de visitar semanariamente los savados al ydolo llebando una flecha que dava el pueblo de limosna. Todo lo qual le descubrieron dichos indios sin apremio alguno, que el declarante lo recoxio todo y se lo trajo al señor Comandante; que al tiempo de recojerlo no hisieron ellos demostrasion de sentimiento y antes en lo que mostravan se haiavan arrepentidos y que luego que volvieron pasaron muchos de ellos y muchas yndias a yncarse delante del padre misionero frai Joseph Noriega a pedirle perdon, que el señor comandante savedor de esto no quiso haserles castigo alguno, que antesedentemente havia el señor comandante descubierto ya otros varios ydolos e ydolatras de los quales aprehendio treinta y ocho y de ellos murieron ocho de fiebre y treinta quedan vivos todavia presos y muchos que hulleron pero que todos estos no eran maestros de la ydolatria sino solo concurrentes a los mitotes y á las ceremonias superstisiosas porque los otros les persuadian que era bueno y cosa mui asertada que los maestros que se han descubierto son Juan de Dios, Juan Pablo y su muger y Antonio Achiste, Pasqual indio de este pueblo de la Mesa y Antonio Zerrano todos presos y asimismo Antonio del Granito y Bernave ambos fuxitivos y Antonio Quasxiveri, Manuel Zacate, Juan Antonio Zelsedo y Lorenso indio de Pellotan: difuntos estos ultimos quatro, y que esto es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que siendole leida su declaracion se afirmo y ratifico dixo ser de edad de veinte y sinco años y que no le tocan con los reos generales y lo firmó conmigo dicho comisario y el ynfrascripto notario que de todo dio fe.

149Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

150Fransisco Xavier de Luna [rúbrica].

151Ante mi, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaracion de Juan Peres, español de 38 años

152En dicho pueblo, etc., sobre la ydolatria de los indios de estas provincias hise pareser ante mí a Juan Peres, español soldado de este real presidio de quien, etc. sobre las ydolatrias y reos que constan de la declaraciones antecedentes dixo: que es verdad que por el mes de agosto con la ocasion de haver el señor comandante del presidio averiguado que los indios de esta provincia tenian un ydolo en el zerro de Picachos donde yban a ydolatrar y celebrar sus ritos embio a don Sebastian Zalsedo su teniente a que lo sacara y al declarante y Joseph Antonio Angon para que fuesen en su compañia y tambien a Ygnasio Ortis y que de guia para mostrar la cueva en que estava colocado llevaron á Manuel de la Thorre que fue quien confeso esta maldad y que antes de llegar a la cueva llegaron a un sitio donde dansavan sus mitotes que es un patio empedrado a propósito, entre una espesura de arboles, que alli prendieron a Lorenso Navarrete que era el que quidava de dicho ydolo y que de ay pasaron todos para el peñasco donde guiados de dichos dos indios encontraron la cueva donde estava una xicara adornada por dentro con un floreaje de abalorio de colores afiansadas sobre sera muchas flechas y alamares de lana de colores en forma de altar, una sarta de pellote y tres xicarillas pequeñas en que vevian dicha yerva. Que el ydolo que era una quentesilla que estava puesta en el medio de la xicara, algo mayor que las otras estava colocada con xicara y el demas adorno sobre un tapeste de latillas y carriso y que en un lado havia un asiento con espaldar de los que llaman equipales que todo lo sacaron y trajeron al señor comandante con los expresados yndios y otro que de buelta aprehendieron nombrado Manuel Sacate (quien en la carsel murio), que a los tres mando poner presos y siguo hasiendo varias diligencias y averiguasiones de que resulto haver despues descubierto, otros varios menos adornados que el ya referido los quales se haiavan unos por los zerros y otros por las casas de los indios que se fueron aprehendiendo hasta recojer treinta y ocho de los quales murieron de peste ocho y quedaron treinta y que segun se reconosio los mas indios de la provincia estavan ydolatrando porque muchos se han huido temerosos de la justicia, pero que los maestros y principales autores de la ydolatria eran Manuel Sacate difunto Manuel de la Thorre y Lorenso Navarrete, Antonio Achiste, Antonio Zerrano y Pasqual indio de este pueblo de la Mesa, Juan Pablo y su mujer quien no se acuerda como se nombra y Juan de Dios todos los dichos presos en esta carsel sin otros que andan huidos que son Antonio del Granito y Bernave indio de Guainamota y algunos que han muerto. Que tambien supo que en el pueblo de Yscatan usavan los indios la superstision de juntarse en cierto puesto que tenian destinado á poner sobre un tapeste un vaso de guaxe en que espremian un poco de mescal en cuio sumo ponian otro troso crudo de lo mismo y andavan bailando alrededor y cantando y despues un indio que lo tenia de oficio tomava en la voca un poco de dicho sumo y por un carriso les soplava a los demas rosiandoles la cara y luego les ungia con lo mismola cavesa y quedava con eso concluida la funsion, todo lo qual es lo que pasa y save y la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico, dixo ser de edad de treinta y ocho años y que con ninguno de los reos le tocan generales no firmo por no saver, firmelo yo dicho jues con el notario como dicho es.

153Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

154Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

[Declaraciones de los acusados]

155En dicho pueblo dicho día, mes y año yo dicho comisario vicitador haviendo visto la sumaria antecedente por la que resulta justificado en general la ydolatria y superstision á que han concurrido muchos indios de los pueblos de San Pedro Yscatan y el Rosario Guainamota, Jesus Maria y algunos de este de la Mesa, dando adorasion y culto a los ydolos que se han descubierto en el zerro de Picachos, en el del Frontal y otros de menos autoridad en su inteligencia que se han hallado en sus casas y otras partes donde privadamente los reverensiavan de cuyo herror queda especialmente justificado que los maestros y seductores de los demas han sido Francisco Methama, indio de San Juan Corapa; Juan Diego y Marsela su muger indios de San Pedro Yscatan; Antonio Quasiveri del Pueblo de Rosario; Manuel Sanches Sacate del de Jesus Maria; Juan Pablo de este de la Mesa; Antonio Achiste, preso Juan Antonio Zalsedo, Antonio del Granito y Bernave fuxitivos del pueblo de Guainamota Pasqual indio de este pueblo, Antonio Zerrano y Lorenso, indio del pueblo de San Juan Pellotan; todos los quales han sido los autores de los falsos dogmas á que han persuadido a los demás; y aunque el paso regular era que con auxilio de la real justicia se prosediera a la aprehension de los susodichos: constando de las deposisiones de los testigos haverlos aprehendido ya el señor comandante de este presidio a esepsion de dos que hisieron fuga, librese exorto á dicho señor comandante, para que al ministro que hase ofisio de carselero le de horden de que de uno en uno con guardia competente los valla trallendo a este juzgado para efecto de tomarles sus confesiones y calificar el respectivo delicto de cada uno, lo qual se practique sin yntervension de ynterprete siendo ynteligentes dichos reos en el ydioma Mexicano en que yo dicho comisario tengo suficiente perisia, y con asistencia de curador que se les nombre para que este presente al tiempo de resevirles el juramento para cuio oficio les nombrava y nombro á don Lazaro Ortis en quien concurren para ello las calidades nesesarias y la de saver el ydioma Chora, para que si se ofreciere que algun reo no sepa el Mexicano tradusga sus dichos en el Castellno para que fielmente se asienten. Y respecto de que en el auto general de visita tengo prevenido se ymparta á dicho señor comandante su auxilio para la aprehension de Antonio Carrillo indio del pueblo de San Francisco, quien á mas de dose ó trese años que se retiro con su muger (cuios nombres no se han averiguado), y un hijo suio tambien casado a vivir apostatas en la varranca de Taguantita donde han tenido ambos otros hijos que han dexado criar ynfieles; para que los que no llegaren a edad de siete años se baptisen por el padre misionero de esta mision y se repartan en casas de satisfacion donde se puedan criar ynstruidos en nuestra sagrada religión y sus misterios, y que los que pasaren de siete años se remitan a la ciudad de Guadalajara a disposicion de Su Señoría Ilustrísima el señor Obispo mi señor para que provea lo conveniente sobre su catequismo, baptismo y corrección de los referidos apostatas que tambien se remitiran, y en el exorto que se librare se yncluia esta notisia ó hagase con ynsersion de este auto por el qual asi lo provey, mande y firme con el notario que de ello dio fe.

156Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

157Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Juan Diego indio de Yscatlan de 60 años

158En dicho pueblo y misión de la Mesa en veinte y siete días de dicho mes, y año, etc., un yndio que dixo llamarse Juan Diego, que es del pueblo de San Pedro Yscatlan, casado con Maria Marsela, y que es de edad como de sesenta años y estando presente don Lasaro Ortis su curador nombrado quien asepto y juro el cargo pase a resevir juramento a dicho Juan Diego que lo hiso en forma de derecho por Dios Nuestro Señor hincado de rodillas y puesta la señal de la Santa Cruz, so cuio cargo haviendole ynstruido cabalmente en lengua Mexicana en que es mui ynteligente prometio desir verdad en lo que supiere y le fuere preguntado y siendolo sobre los mitotes y superstision que han hecho en su pueblo dixo: que es verdad que en dos años seguidos hisieron un mitote en un paraje que le llaman la Laguna que se formo de seis personas que fueron Francisco el Herrero, Francisco Tortugo, Juan Joseph, Salbador y el declarante y haviendo estado pensativo algun rato no pudo acordarse quien fue el otro y que lo que hisieron fue vailar solamente y tomar Joquatole con posole que asi llaman al mais cosido y que esto lo hisieron porque olieron desir que havia venido una notisia de otras partes que era conveniente haser aquellos para que se les lograran sus milpas que en los años antecedentes no havian fructificado: fuele preguntado á quien dirigian aquella ceremonia que estimavan por deprecativa; y respondio que a Dios y a la Virgen que estan en el cielo; se les pregunto si tenia algun ydolo o si savia que otro lo tubiera y dixo: que es cierto que arriva de la Laguna donde el mitote se vailo tenian en una cueva puestas unas flechas que se les sacaron haora por el señor comandante. Y que tambien es cierto que el año antecedente celebraron otro en el puesto de Atotonilco, al qual concurrieron varios suxetos que ya han muerto y que no se acuerda de ninguno porque desde que estubo malo de una enfermedad quedo asonsado que no advierte nada, se le hisieron varias preguntas sobre si ha prometido entregarle al demonio su alma, si tiene algunos instrumentos de sus ritos, si tiene malefisiado á alguno, ó hechole con arte del demonio daño en sus bienes y otras varias cosas condusentes á averiguar su malisia ó ygnoransia: pero a todo se atarco de suerte por responder que no pudo dar rason siquiera de quien es el demonio y solo da rason de que esta Dios en los cielos y que Dios es quien nos crio, fuéle despues preguntado si manda Dios hurtar, matar, dexar de oir misa y en suma todos los mandamientos del Decalogo y de la Iglesia y de todo en substansia dio rason afirmando que ama á Dios de todo corason que las almas de los malos quando mueren van al ynfierno, que las de los buenos se van con Dios, pero de choro y de memoria no save los mandamientos por su horden, volviesele a preguntar como fue el mitote que celebraron el año antes y respondio que vailando con unas tortugas pequeñas atadas en los pies, coronados de flores y rodeando un tapeste donde pusieron un calavaso con sumo de mescal y que despues se untaron con el la cavesa y se acavo el vaile y que no se acuerda demas que lo que ha declarado que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico, disiendo que aunque declara en su mismo hecho no por eso falta a la religión del juramento, no firmo por no saver firmolo por el su curador conmigo dicho jues y el notario de que dio fe.

159Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

160Lazaro Ortiz [rúbrica].

161Ante mi, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Juan de Dios, indio de Yscatan

162En dicho pueblo, etc., un hombre que dixo llamarse Juan de Dios que es yndio de el pueblo de San Pedro Yscatan, casado con Maria Magdalena que es de edad de quarenta y tantos años, y siendo presente y estandolo tambien su curador le resevi juramento, etc. sobre los ydolos y culto que les tributavan dixo: que es verdad que haviendose esparsido la vos de una notisia que vino de España de que ya no havia de llover mas y que se acabava el mundo, huvo entre ellos tal temor que consultando entre si fueron de parecer con el Consejo del viejo Juan Diego que se formara un manojo de flechas y que le bailaran un mitote como hasian sus antiguos y que con eso se remediaria que el mundo se acavara, que con efecto lo hisieron que le pusieron por nombre el Lucero y el Dios, que lo llevaron a un lugarsillo en una cañada que nombran del Limon, y que alli bailaron el mitote sin tomar vevida alguna y que despues del vaile que hisieron sin otra alguna ceremonia fueron a poner el ydolo a una cueva que se llama el zerro de la Petaquilla por ver si salia cierto como les desian o no; que en dicha cueva se mantubo el ydolo mucho tiempo hasta que el señor capitan lo embio a sacar que el declarante juntava las flechas que tributavan por mandado de Juan Diego y las embiava á la cueva con un primo suio nombrado Gaspar, que los que concurrieron al mitote fue casi todo el pueblo y algunas mugeres y que es cierto que el viexo Juan Antonio ya difunto canto dansando unos versos en lengua Tequalme pero que como ya en su pueblo todos los mas han olvidado este ydioma no entendieron lo que contava el viexo, y que la rason de que el mundo se acavava la llevo a su pueblo Juan Antonio Zalsedo disiendo que don Phelipe de Acuña el Tonati se lo havia dicho expresandole que lo mandava nuestro rei de España, que hisieran como hasian sus antiguos se le hisieron varias preguntas sobre superstision y no se hallo que hubiera caido en otra cosa, y se haio vien ynstruido en la doctrina cristiana y da rason en substansia de todos los Mandamientos y tiene conosimiento del verdadero Dios y concluio diciendo que lo que tiene declarado es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmó y ratifico, dixo ser de edad de los quarenta y tantos años que tiene declarados y que en nada a faltado a la religion del juramento no firmo por no saver hisolo su curador conmigo dicho jues, y el notario que de todo dio fe.

163Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

164Lazaro Ortiz [rúbrica].

165Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Antonio Zerrano yndio de San Juan Pellotlan de 48 años

166En dicho pueblo, etc., Antonio Zerrano yndio del pueblo de San Juan Pellotan de quien siendo presente y estandolo también su curador le resevi juramento haviendolo antes ynstruido en lengua Mexicana, etc., sobre el ydolo que se le saco de su casa dixo que es verdad que ha como sinco años que teniendo el declarante una talegilla en que guardava su tabaco un dia encontro en ella una piedresilla, una planchita de estaño y un chaquaco ó pipa de chupar y que haviendola tirado en presencia de su suegra disiendo que quien le havia puesto allí aquello, la levanto su suegra que se llamava Maria Ysavel quien ya es difunta disiendole que la alsara que era bueno todo aquellos para preservarse de que le hisieran algun daño dandole a entender que era contra hechisos que entonces el declarante no dio entera creensia al dicho de su suegra, pero que dudo y la guardo como le dixo y que se acuerda que despues estubo andando el tiempo ynclinado á asentir pero que en una ocasion que estubo enfermo detesto la credulidad que asi paso hasta que haviendo acaesido habra tiempo de dos años que Procopio Lopes español se fuera á avesindar a su pueblo, enfermó de dolor de huesos y aprehendio que estava hechisado y que para efecto de que le curase el malefisio vió á otro yndio de su pueblo nombrado Joseph Antonio prometiendole porque lo sanara darle un cavallo que el dicho Joseph Antonio se fingio medico aunque al principio se le escuso, y que le dixo veamos vere si se y lo andubo apretando, y que a esto se reduxo la cura. Que dicho Procopio prosiguio padesiendo su accidente y que no save en que se fundo para presumir que el declarante lo tenia malefisiado, lo qual andubo dibulgando, hasta que llego á oidos del comisario Antonio Ortega quien andando en solicitud de descubrir ydolos con esta notisia mando llamar al declarante para haserle cargo de que tenia malefisiado á dicho Procopio y que si tenia algun ydolo que lo entregase que entonses el declarante le respondio que el no savia hechisos, que lo que tenia en su poder era una piedresilla una planchuela de estaño y un chaquaco que le dexo su suegra, el qual entregaria con lo demas que á caso dicha piedra y chaquaco, etcétera sabrian haser los hechisos y que se lo entrego de facto que luego lo prendio y lo trajo al señor comandante y que tambien trajo al referido Joseph Antonio medico de Procopio y que el dia que el señor capitan les tomo declarasion, estando asotando á dicho Joseph Antonio para que confesara la verdad por livertarse de que prosiguieran asotandolo le levanto al declarante el tesitmonio falso de desir que savia que el tenia malefisiado á dicho Procopio que fue lo mismo que este havia andado dibulgando, pero que no le pasa tal se le hisieron otras muchas preguntas y a todas respondio no saver mas que lo que lleva declarado que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad de quarenta y siete ó quarenta y ocho años y que no le tocan generales con Joseph Antonio ni Procopio y que aunque declara en causa propria no por eso falta a la religion del juramento, no firmo por no saver hísolo el curador conmigo y el notario como dicho es.

167Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

168Lazaro Ortiz [rúbrica].

169Ante mi, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Nicolás Lopes Quasiveri yndio de la Mesa de 60 años

170En dicho pueblo, etc., yndio mui cerrado que solo save hablar la lengua Chora á quien por medio del curador don Lasaro Ortiz que es ynteligente en este ydioma se le pregunto como se llama y dixo llamarse Nicolas Lopes Quasiveri, casado con Maria Loreto, que es yndio de este pueblo de la Mesa y que tiene de edad como sesenta años, etc., sobre un ydolo que se dise haverseles hallado dixo: (tradusiendo su narrasion dicho ynterprete), que es verdad que estando enferma una hermana suia á quien conosian por Chiurima que quiere desir Gavilan pescador, llamo al declarante para comunicarle que tenia en una cueva un ydolo de una ollita á quien siempre havia estado quidando porque fue de su padre y que en años pasados que havian andado sacando ydolos este se havia escapado que el declarante con esta notisia fue al sitio que le señalo y con efecto hallo la ollita que volvio y le dixo a su hermana que ya lo havia visto y que haviendosele agravado a esta el accidente lo volvio a llamar y que le dixo que ella se moria, y que a el le dexava el ydolo expresado, encargandole que lo quidara para que le diera larga vida y buenos susesos, que ella asi lo havia hecho y siempre la havia favoresido. Que por ultimo murio la susodicha, y que el declarante coxio su ydolo y le hiso tres flechas vien pintadas y con ellas lo fue á colocar a otra nueva donde lo tubo quidandolo creido de que tenia la virtud que su hermana le havia dicho pero que no lo tubo para haser mal á nadie, que haora lo mando sacar el señor capitan en virtud de haverlo el declarado y que esta es la verdad y lo que save, se le pregunto si savia que havia un verdadero Dios y respondio que si y que esta en el cielo no se persive que tenga ynteligencia de otro misterio de fe, y aseguro no haver faltado a la religion del juramento y lo firmo su curador e ynterprete conmigo dicho jues y el notario que de ello dio fe.

171Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

172Lazaro Ortiz [rúbrica].

173Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Maria Marcela india de Yscatlan de 60 años

174En dicho pueblo, etc., pusieron los soldados de guardia en mi presencia a una yndia que dixo llamarse Maria Marcela que es muger de Juan Diego ambos del pueblo de Yscatan, representa de edad sesenta y tantos años, etc., sobre puntos de superstision en que se dise se ocupavan la susodicha y su marido dixo: que es verdad que el referido su marido Juan Diego fabrico unas flechas para ydolatrar a las quales puso por nombre Citlali que significa estrella, que estas las coloco en una cueva donde la declarante nunca supo aunque es cierto que para su adorno le dava a dicho su marido algunas quentellas y que en dos ocasiones se hisieron unos mitotes á que su marido concurrio con otros muchos de su pueblo que la declarante es cierto que una ocasion que enfermo una criatura suia se valio de Juan de Dios para que la curase con un saumerio que savia haser de tabaco puesto en una pipa y que aunque al señor capitan le contaron que la declarante confesava a los enfermos pero que no le pasa tal y que solo si se valian de ella muchas veses para lavar a las criaturas resien nasidas y que ella lo hasia solamente por quitarles la sangre conque nasian y que a un nieto suio tambien lo labo con el mismo fin y que para ello traia la agua de una cienega y proferia una forma de palabras que aunque las repitio muchas veses no pudieron aqui escrevirse por su obscurisima pronunsiasion pero en lengua Mexicana explico que la substansia de ellas era deprecar á los dioses de sus antiguos que le dieran á aquella criatura salud y fuersas para que se criara hisieronsele otras muchas preguntas y a todas respondio no saver mas que lo que lleva declarado se le ynstruio en la doctrina algo porque se hallo con mucha ygnoransia de ella y dixo que lo que lleva declarado es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo de su juramento en que se afirmo y ratifico, no da rason de su edad, que representa ser cerca de setenta años, y lo firmo el curador conmigo dicho jues y el notario de que dio fe.

175Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

176Lazaro Ortiz [rúbrica].

177Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Francisco Methame yndio de San Juan Corapa de 50 años

178En dicho pueblo en veinte y siete dias, etc., Francisco Methame yndio del pueblo de San Juan Corapa, etc., dixo: que es verdad se hasian en su pueblo algunas funsiones que una de ellas fue un mithote que celebro Joseph Luis quien lo convido y que se reduxo á que el susodicho Luis vendixo una xicara de agua y que esta se puso en el suelo y otra que vailando se tocava con un arquito, y que despues del vaile les dixo dicho Luis que se aplicaran de aquella agua en los rostros para que les diese salud Dios que esta en los cielos la Virgen, San Joseph y San Miguel. Que despues lo convidaron en el pueblo de Yscatan a otro mithote á que concurrido y que en el le mandaron cantar y que le dio verguensa y no pudo y los demas le hisieron burla, que esta funsion se hiso para que se dieran buenas las milpas y que en ella se embriagaron con mescal. Que en otras dos ocasiones lo llamaron á otras dos funsiones en que tambien se embriagaron y que una de las ceremonias que hisieron fue que el declarante tomo un carriso y con el aspergeo a los demas con un poco de mescal expremido para alcansar la salud, se le exsamino en la doctrina y solo supo responder que no ay mas que un Dios que esta en el cielo y que lo que lleva declarado es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que siendole leyda su declarasion se afirmo y ratifico dixo ser de edad de mas de cincuenta años y que no ha faltado a la religion del juramento y lo. firmo el curador conmigo y el notario como dicho es.

179Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

180Lazaro Ortiz [rúbrica].

181Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Juan Pablo yndio de la Mesa de edad de 60 años

182En dicho pueblo en veinte y ocho dias, etc. Juan Pablo, etc., yndio de este pueblo de la Mesa, casado con Antonia y de edad de sesenta años y pasando a resevirle juramento por medio de dicho curador que hiso oficio de ynterprete por no saver la lengua Mexicana y solamente hablar la Chora, etc., dixo que es verdad que del pueblo de Santa Theresa trajo su muger unas flechas que era su ydolo, que a este le llamavan Taxach que quiere desir el hermano mayor pero que al declarante le parece que era San Miguel, que a este le vailavan y tributavan culto solo el declarante su muger y su cuñado Juan Agustín y que una ves le vailaron mithote, que el señor comandante haviendo savido que lo tenian se los quito y que no save otra cosa mas que lo referido que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico y lo firmo por el su curador é ynterprete conmigo dicho jues y el notario como dicho es.

183Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

184Lazaro Ortiz [rúbrica].

185Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Pasqual Dies yndio de la Mesa de edad de 50 años

186En dicho pueblo, etc., Pasqual Dies yndio de este pueblo preso con los demas que van exsaminados y estando presente el curador que sirvió de ynterprete por no saver hablar mas que el idioma Chora, etc., sobre el ydolo que se dice haverles sacado del zerro de Lata el señor capitan dixo que es verdad que en una habra de dicho zerro tenian colocado un canuto con unas piedresillas de chalchihuite taladradas que esta era la ymagen del dios que adoravan conosido entre ellos por Tallopa que significa en su ydioma nuestro padre el qual erigieron para que les favoresiera en sus enfermedades que era milagroso porque quando lo erigieron padesian una peste que fue el año pasado y luego paro que quien servia de ministro para los ritos era Antonio del Granito quien anda huido y que el declarante era su ayudante que el señor comandante haviendo averiguado esto lo mando sacar y otras muchas reliquias que se havian repartido de el y se hallavan por varias partes y casas, que aunque piensan que eran ydolos no eran sino reliquias que guardavan del que quienes lo adoravan, tributavan y concurrian a bailar mithotes eran todos los de este pueblo y los del Rosario quienes le traian flechas para adornarlo, y que solo una ocasion vevieron pellote, se le examino en la doctrina y se hallo saverla de memoria pero sin inteligencia de ella, y dixo que lo que lleva declarado es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad como de cincuenta años y lo firmo su curador conmigo dicho jues y el notario como dicho es.

187Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

188Lazaro Ortiz [rúbrica].

189Ante mi, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Ylario Phelis indio del pueblo del Rosario de 53 años

190En dicho pueblo, etc., Ylario Phelis yndio del pueblo del Rosario, etc., dixo: que es verdad que Antonio Quaxiveri le dixo al declarante y á muchos de su pueblo que havia ydo horden de este pueblo para que hisieran flechas para tributar a un ydolo que aca tenian que el declarante no hiso ninguna pero que se hisieron por otros muchos y que quando las acavaron alla vailaron un mithote á que el declarante fue convidado y gran parte del pueblo hombres y mugeres que asistieron y que despues quando se traxo aca el tributo de dichas flechas, volvieron en la cueva donde las dexaron a dansar otro mithote. Y que es cierto que en dos cuevas de dicho su pueblo, estavan otros tres ydolos de flechas y quentesillas que tenian para que los librasen de la peste que se llama Taiaopa que es lo mismo que nuestro padre, los quales se sacaron por horden del señor comandante y que ya no save que haia quedado otro y que lo que ha declarado solamente es lo que save y que es la verdad en cargo de su juramento en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad de sincuenta y tres años y que no ha faltado a la religión del juramento y lo firmo el curador conmigo y el notario que de ello dio fe.

191Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

192Lazaro Ortiz [rúbrica].

193Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Juan Agustin indio del pueblo de Santa Theresa de 50 años

194En dicho pueblo, etc., Juan Agustin indio del pueblo de Santa Theresa, avesindado en este de la Mesa, etc., sobre la cita que hase del Juan Pablo su cuñado dixo que es verdad que de dicho su pueblo traxeron unas flechas en que ydolatravan que su hermana y dicho Juan Pablo le nombravan Taiaopa, esto es el gran padre y el declarante le llamava Taté que es la gran madre que este lo pusieron en la cueva de Guajolotes y alli le dansavan para pedirle agua, salud y buenas cosechas y que el señor comandante notisioso del se los mando sacar con otros varios que rexistrando la provincia se han sacado y que no save que queden por otras partes otros porque los han agotado se le hisieron otras preguntas sobre malefisios y sacrilegios, usando á caso para sus ritos de cosas sagradas y a todo respondio no saver mas que lo que ha declarado que es la verdad so cargo del juramento en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad de mas de cincuenta años y que no ha faltado a la religion del juramento y haviendolo mandado con la guardia para que el señor comandante lo mande poner preso, firmo la declaracion el curador conmigo y el notario de que doi fe.

195Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

196Lazaro Ortiz [rúbrica].

197Ante mi, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaración de Gaspar de la Cruz yndio de Yscatlan de 60 años

198En dicho pueblo, etc., Gaspar de la Cruz yndio del pueblo de San Pedro Yscatan, etc., dixo que es verdad que ha dos años que fabricaron un ydolo de flechas en su pueblo a quien llamavan Citali que es la Estrella, Tonansi, que es la Madre, y Tonali que es el Sol, á ymitasion de lo que hasen los cristianos que adoran a Dios y a la Virgen que lo fueron a poner al zerro de la Petaquilla y alli ocurrian en sus nesesidades de lluvias, pestes y travajos á pedirle remedio pero que no havia alli ningun diablo, que el tributo que le davan eran flechas las quales recojian Juan de Dios y el declarante, que dicho Juan de Dios era el principal ministro de los ritos y algunos mithotes que le yvan a vailar de todo el pueblo, que quando el declarante solia yr a limpiar y sacudir la cueva llevaba dos niños nombrado uno Diego y otro Juan para que tocasen el ydolo y que estos lo cargaron quando se llevo á colocar, que también, le ofrecieron una cavesa de venado, y otra de javali para que quando salieran á casar les guiase donde havia de estos animales, que otros ydolos havia en su pueblo aparte de personas particulares cuyos dueños fueron Juan Diego y Antonio Zalsedo y que todos tres los mando sacar el señor comandante y que ya no save haia quedado otro y que esto es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad de cerca de sesenta años y que no ha faltado a la religion del juramento y lo firmo conmigo el curador y el notario que de ello dio fe.

199Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

200Lazaro Ortiz [rúbrica].

201Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Delcaración de Phelipe de Acuña indio de la Mesa de 50 años

202En dicho pueblo, etc., don Phelipe de Acuña alias el Tonati, etc., sobre la causa de su prisión dixo: que es verdad que por el mes de septiembre del presente año fue convidado por Manuel Sanches yndio del pueblo de Jesus Maria para que asistiera a una funsion que tenia en el zerro de Picachos, que el declarante de facto asistio el dia que le dixo y que haviendo llegado a la falda de dicho zerro ya estavan alli congregados varios yndios e yndias todos de dicho pueblo de Jesus Maria con prevension de tamales, elotes carne y los ynstrumentos de vailar que dansaron un mithote todos y el declarante estubo viendolos sentado y luego que se acavo comieron y que el declarante les dixo que ya podian dexar aquellos vailes de sus antiguos porque si se savia les havia de yr mal, pero que no vio ningun ydolo aunque despues se fueron descubriendo muchos que ha mandado recojer el comandante del presidio que el que declara solo tiene culpa en no haver dado parte de lo que vio porque no se hiso juisio que huviera en ello malisia grave y que por esta causa se halla preso y que esto es lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad de mas de sincuenta años y que no ha faltado a la religion del juramento no firmo por no saver hisolo su curador conmigo dicho jues y el notario como dicho es.

203Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

204Lazaro Ortiz [rúbrica].

205Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaracion de Manuel de la Thorre yndio de Jesus Maria de 40 años

206En dicho pueblo, etc., Manuel de la Thorre yndio de Jesus María, etc., dixo que es verdad que el declarante concurria anualmente a un mithote que celebravan en el zerro de Picachos al ydolo que el señor comandante descubrio y mando sacar de dicho zerro á quien llamavan ellos Taté que significa nuestra Madre y que quien lo ynduxo a el herror fue Manuel Sacate ya difunto que era el sacerdote del ydolo y que á la fiesta concurrian muchos indios de Guainamota, de Jesus Maria y algunos de este pueblo y que don Phelipe de Acuña, asistio una ves y dio una flecha y que esto ha tres años que lo hasian y que es unicamente lo que pasa y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico, dixo ser de edad de quarenta y tantos años y que no ha faltado a la religion del juramento, no firmo por no saver hisolo el curador conmigo y el notario como dicho es.

207Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

208Lazaro Ortiz [rúbrica].

209Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla Notario Nombrado [rúbrica].

Declaracion de Pedro Antonio yndio de la Mesa de mas de 40 años

210En dicho pueblo y mision, etc., Pedro Antonio yndio de este dicho pueblo, etc., sobre el negosio de ydolatrias que han tratado los susodichos dixo: que es verdad que con ocasion de haver ydo á ver su milpa el año pasado de setecientos sesenta y siete por tiempo de las aguas de buelta se encontro con mucha gente de este pueblo en el arrollo de la Jolla que estavan vailando un mitote a un ydolo que tenian allí formado de unas plumas y unas flechas al qual llamavan Taté y que lo adoravan para la felisidad en la salud y en los temporales. Que el declarante en esa ocasion vailo y no volvio mas, que un yndio nombrado Chepe cantava un cantillo funesto mientras los otros bailavan, y que entonses supo de otros dos ydolos que tenían Antonio del Granito y Antonio Achiste los mismos que descubrio y sacó el señor comandante y que ya no save que haia otro ú otros ydolos porque todos los han recojido y que no save más que lo que tiene declarado que es la verdad, so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad de mas de quarenta años y que no ha faltado a la religion del juramento y lo firmo su curador conmigo dicho visitador y el notario que de ello dio fe.

211Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

212Lazaro Ortiz [rúbrica].

213Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaracion de Francisco Flores yndio de la Mesa de 50 años

214En dicho pueblo, etc., Francisco Flores yndio de este pueblo, etc., dixo que es verdad que concurría con los demás de su pueblo á venerar el ydolo de Joseph Chepe y tambien al de Antonio del Granito que se componia uno y otro de unas plumas y flechas y que en una ocasion tributo á cada uno unas quentas y que el de dicho Antonio se llamava Taiaopa que el fin de darles culto era para tener felicidad en sus milpas y para no enfermar, que ambos mando sacar el señor comandante y no save que haian queda[do] otros porque todos los que havia se han recojido y que esto lo que paso y save y que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico, dixo ser de edad de cincuenta años y que no ha faltado a la religion del juramento y lo firmo el curador conmigo y el notario de todo dio fe.

215Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

216Lazaro Ortiz [rúbrica].

217Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaracion de Francisco Tortugo yndio de Yscatlan de 50 años

218En dicha misión, etc., Francisco Cortes alias el Tortugo, etc., dixo que es verdad que Juan Antonio Zalsedo comunico al declarante y á muchos de su pueblo que havia venido horden de España para que pusieran sus ydolos como en la antiguedad, cuia notisia expreso Zalsedo que la havia embiado el capitan Oca y que a su precensia yntentava Zalsedo que vinieran á vailar los mithotes pero que no se verifico que solo fabricaron el ydolo de unas flechas y lo llebaron a poner a la cueva del zerro de la Petaquilla y que en el arrollo de Atotonilco se vailavan los mithotes en que usavan el rito de poner sobre un tapeste un tecomate con mescal expremido con el qual asperseava con un carriso que se ponia en la voca Juan Antonio Zalsedo y que se ponia tambien unas raises de amole con el qual se labavan las mugeres la cavesa y que lo dicho lo hasian para pedir al ydolo sanidad y buenas cosechas que el sacerdote de este ydolo era Juan de Dios que el ydolo llamaban algunos el Teguit en lengua Tequalme que en Mexicana es lo mismo que diablo o Tacatecolot que lo mas del pueblo le tributaba flechas y que esto es lo que paso, expresando no saver que haia quedado ydolo alguno respecto de haverlos sacado todos el señor comandante y que lo que ha declarado es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico, dixo ser de edad de poco mas de cincuenta años y que no ha faltado a la religion del juramento y lo firmo su curador conmigo dicho jues y el notario que de ello dio fe.

219Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

220Lazaro Ortiz [rúbrica].

221Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

Declaracion de Juan Joseph yndio de Yscatlan de 70 años

222En dicho pueblo, etc., Juan Joseph yndio de San Pedro Yscatan, etc., dixo que es verdad que ha dos años que erigieron en su pueblo un ydolo al qual le celebraron sus mithotes con la ceremonia de expremir el jugo de un troso de mescal en un tecomate que se ponia enmedio de la dansa y otro que tocavan con un arco ynter que estavan dansando y que acavado el vaile se rosiavan el rostro con aquel sumo y se ungian con el y acavavan la fiesta que el declarante nunca vio el ydolo y que solo concurrio a la dansa en que tambien hiso ofisio del musico que quien lo convido fue Francisco Methame y que no save otra cosa mas que lo que tiene declarado que es la verdad so cargo del juramento fecho en que se afirmo y ratifico dixo ser de edad de setenta años y lo firmo conmigo y el notario su curador, autuando como dicho es.

223Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

224Lazaro Ortiz [rúbrica].

225Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

226En dicho pueblo y misión en dicho día, mes y año yo el expresado visitador haviendo visto las diligencias antecedentes practicadas de horden de Su Señoría Ilustrísima el señor Obispo mi señor a fin de calificar el delicto de ydolatria en que han yncurrido muchos yndios de los pueblos de esta provincia dando venerasion y culto a varias materias fabricadas por ellos que se les han hallado en los zerros y cuevas donde concurrian á celebrar los gentilicos ritos de su antiguedad, vista la sumaria que se resivio para ynquirir especialmente contra los delinquentes de que resulto justificada la ydolatria cometida por gran parte de los pueblos de San Pedro Yscatlan, del del Rosario, del de Jesus Maria y algunos de este de la Mesa, y muchos del de Guainamota, y que los respectivos ydolos de cada pueblo se han sacado ya por el señor comandante del real presidio conforme se fueron descubriendo; y que los reos que se hallaron comprehendidos en la culpa de superstision mas gravemente por haver sido los maestros e ynductores de los demas se havian arrestado y mantenian presos en dicho presido, a esepsion de ocho que fallesieron en la prision de una peste de que se ynfestaron que fueron Juan Antonio Zalsedo, Antonio Quasiveri, Nicolas Santos, Joseph Luis, Manuel Sanches, Lorenso, Joseph Chepe, y otro de que no se han podido acordar; y que los que se hallavan vivos manteniendose en la carseleria eran y son Juan de Dios, Juan Pablo y su muger Maria Marcela, Antonio Achiste, Pasqual, Antonio Zerrano, Lorenso y otros que constan de las diligensias practicadas por el señor comandante y que solo dos de los gravemente culpados no se havian podido aprehender por haver hecho fuga: visto el auto proveido por mi mandado se librase exorto al expresado señor comandante para que diese horden de que se traxesen á este jusgado los reos que mantenia presos para efecto de tomar á cada uno su confesion y calificar sus respectivos delictos, debolusion del requisitorio con horden de que se traxesen los reos a declarar y una carta que remitio dicho señor comandante escrita por el excelentísimo señor virrey con ynstruccion de su asesor general hordenando la forma de proseder en el juisio, que se reduse a mandar publicar por vando el yndulto que se les consedia á varios indios que temerosos del castigo se havian puesto en fuga desertando sus casas, vajo la calidad de que se presentasen espontaneamente dentro del termino de seis dias que se les señalaron: que los ydolos que se havian hallado y los que despues se hallaran fuesen quemados en la plasa con asistencia de la tropa y las cenisas arrojadas en las varrancas ynmediatas: que a los demas reos que se hallavan presos se les tomasen declarasiones, por no haverseles tomado a todos y que manteniendo la carseleria a los principales seductores, diese livertad a los menos culpados como se practico, que a los fugitivos comprehendidos en culpa de maior gravedad se llamen por edictos apersevidos de que no compareciendo, les pararia el llamamiento perjuisio y sin oirlos se centensiarian a la pena de dosientos asotes y destierro por dies años al castillo de San Juan de Ulua; que se solisite la aprehension de Antonio Carrillo quien con su familia y la de un hijo suio se retiro a vivir á muchos años a una varranca y que conseguido que se halla, formandole causa separada se de quenta a su excelencia para darle el conveniente destino; sobre que represento dicho señor comandante no poder deliverar en este punto lo que se le requirio por mi dicho visitador en horden a la remision de dicho Carrillo efectuada que sea su aprehension, al Tribunal de Su Señoría Ilustrísima el señor Obispo mi señor hasta que haviendose conferido entre su Su Señoría Ilustrísima y Su Excelencia el negosio se resuelva lo que se deva practicar: que los reos, que con consulta de los misioneros se hiciere juisio no deverse mantener en los pueblos por perjudisiales se remitan a Su Excelencia para que a cada uno se le de destino conveniente vistas las confesiones que se tomaron separadamente á cada uno de los reos que de horden del señor Comandante en virtud del exorto se fueron trayendo á este jusgado lo que de sus deposisiones respectivamente consta y no haverse podido descubrir mas ydolos que los ya descubiertos y recojidos, ni poderse en particular averiguar quienes fuesen yndividualmente los indios que concurrian a los vailes, tributo y ritos superstisiosos con que davan culto a sus falsos dioses por ser la maior parte de los pueblos mensionados y que estos fueron yndusidos de los demas que se mantienen presos, con lo demas que consta de autos: digo que estas diligencias en el estado que se hallan se remitan al Superior Tribunal de Su Señoría Ilustrísima para que en su vista y de las rasones que aqui van expresadas determine Su Señoría Ilustrísima lo que tubiere por mas conveniente que será como siempre lo mexor asi lo provei y firme con el ynfrascripto notario que de todo dio fe.

227Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

228Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

229Don Joseph Antonio Bugarin, etc. Hago saver a Vuestra Merced el señor Comandante del Real Presidio y Justicia mayor de estras provincias don Vicente Cañaveral Ponce de Leon como hallandome en el exersisio de mi comision tengo formados autos sobre la ydolatria que se ha descubierto en los pueblos de esta provincia en los quales provei uno cuio thenor a la letra es como se sigue:

230En dicho pueblo dicho día, mes y año yo dicho comisario visitador haviendo visto la sumaria antecedente por la que resulta justificada in genere la ydolatria á que han concurrido muchos indios de los pueblos de San Pedro Yscatan y el Rosario, Guainamota, Jesus Maria y algunos deste de la Mesa dando adorasion, y culto a los ydolos que se han descubierto en el zerro de Picachos y en el del Frontal y otros de menos autoridad en inteligencia de ellos, que se han hallado en sus casas y otras partes donde privadamente los reverensiavan: de cuio orror queda especialmente justificado que los maestros y seductores de los demas, han sido, Francisco Methame yndio de San Juan Corapa, Juan Diego y Marsela su muger yndios de San Pedro Yscatan, Antonio Quasiveri del pueblo del Rosario, Manuel Sanches Sacate del de Jesus María, Juan Pablo de este de la Mesa, Antonio Achiste, preso; Juan Antonio Zalsedo y Antonio del Granito y Bernave fuxitivos del pueblo de Guainamota dicho

231Ver....., Pasqual yndio de este pueblo, Antonio Zerrano tambien de

232Pellotan y Lorenso del de San Juan Pellotan, todos los quales han sido los autores de los falsos dogmas á que han persuadido a los demás y aunque el paso regular era que con auxilio de la Real Justicia se prosediera a la aprehension de los susodichos: constando de las deposisiones de los testigos, haverlos aprehendido ya el señor comandante de este presidio, a esepsion de dos que se pusieron en fuga: librese exorto a dicho señor Comandante para que al ministro que hase oficio de carselero, le de horden de que de uno en uno con guardia competente valla trayendo los reos que quedaren vivos a este jusgado, para efecto de tomarles sus confesiones y calificar el respectivo delicto de cada uno lo qual se practique sin yntervension de ynterprete, siendo ynteligentes dichos reos en el ydioma Mexicano en que yo dicho comisario tengo suficiente perisia, y con asistencia de curador que se les nombre para que este presente al tiempo de resevirseles el juramento para cuio ofisio les nombrava y nombro a don Lazaro Ortis en quien concurren para ello las calidades nesesarias y la de saver el ydioma Chora para que si se ofreciere que algun reo no sepa el Mexicano, tradusga sus dichos en el Castellano para que fielmente se asienten. Y respecto de que en el auto general de visita tengo prevenido se ymparta a dicho señor comandante su auxilio para la aprehension de Antonio Carrillo yndio del pueblo de San Francisco quien ha mas de dose ó trese años que se retiro con su muger cuio nombre no se ha averiguado ni el de un hijo suio tambien casado que le acompaña viviendo en la barranca de Taguanticta, donde han tenido ambos otros hijos que han dexado criarse ynfieles, para que los que no llegaren a edad de siete años se baptisen por el padre misionero de esta mision y se repartan en casas de satisfasion, donde se puedan criar ynstruidos en nuestra sagrada religion y sus misterios; y que los que pasaren de siete años se remitan a la ciudad de Guadalajara a disposición de Su Señoría Ilustrísima el señor obispo mi señor para que provea lo conveniente sobre su cathequismo y bautismo y la corrección de sus padres los expresados apostatas, que tambien se remitiran y que el exorto que se librare sea con ynsersion de este auto por el qual así lo provey, mande y firme con el notario que de ello dio fe. Joseph Antonio Bugarin. Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado.

233[...] Es fecho en esta mision de la Mesa en veinte y quatro dias del mes de diciembre de mil setecientos sesenta y ocho años y lo firmé con el notario que de ello dio fe.

234Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

235Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

236En el Real Presidio de la Mesa del Tonati, dicho día, mes y año yo don Vicente Cañaveral Ponze de Leon, su Capitán Comandante y de la provincia del Nayarit: haviendo visto el exorto antezedente despachado por el señor don Joseph Antonio Bugarin Comisario visitador de estas misiones por el Ilustrísimo señor Obispo de Guadalajara, mandé llevar custodiados a su presencia los reos que pide, y hallandome con carta del Excelentísimo Señor Virrey de estos reinos, fecha en 29 de octube de este año, y una ynstrucción que la acompaña formada por el señor Asesor General á que me manda Su Excelencia me arregle, en que se me previene lo que devo executar con Antonio Carrillo, y los demas incursos en el crimen de ydolatria, se las paso a su merced para su ynteligencia y que en su conformidad vea lo que corresponda exeeutar. Pongolo por diligencia para que conste, firmada con testigos de asistencia, de que doy fe.

237Vicente Cañaberal Ponce de Leon [rúbrica].

238Manuel de Guemes O y Montero [rúbrica].

239De asistencia, Manuel Ybañez y Lasala [rúbrica].

240En el pueblo y misión de la Mesa de la Santísima Trinidad en veinte y siete dias del mes de diciembre de mil setecientos sesenta y ocho años, yo el comisario visitador resevi el exorto antecedente que diligensiado debuelve a este jusgado el señor comandante don Vicente Cañaveral, el que visto por mi mando se acomule a las diligencias de la materia y tomandose rason de la carta y ynstruccion del Excelentísmo señor Virrey que ha demostrado se le debuelva para su arreglo en lo respectivo al conocimiento que ha tenido en esta causa, asi lo provei y firme con el notario que de ello dio fe.

241Joseph Antonio Bugarin [rúbrica].

242Ante mí, Pedro Nolasco de Castilla, Notario Nombrado [rúbrica].

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1993

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540