Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

¡Tierra de cristeros!

 | 
Juan Francisco Hernández Hurtado

Capítulo XXII: Cerro del Camaleón donde fué sitiado el (14)

Texte intégral

1En el mes de julio de 1927 se organizaron nuevamente las tropas Cristeras. Se encontraba la tropa del (14) en un cerrito llamado “El Camaleón” y traia como 300 hombres.

2Se encontraban reunidos y haciendo por la vida, habian matado algunas reces para saciar el hambre con la carne de aquellos animales.

3Como 7 u 8 rebeldes se encontraban en el pueblito de Sta. Ma. Del Valle vuscando a su jefe el Catorse para reunirse con él y ahí reciben la noticia en donde se encontraba dicho jefe con su gente, cuando de improviso les llega el gobierno por el lado Norte y no tuvieron mas que hacer su salida hacia donde se encontraba su gente.

4Donde los ve el Gobierno les empieza a tirotear llevandoles muy de cercas. Los soldados Cristeros iban con la esperanza de que pronto llegarian con las fuerzas Cristeras.

5Al pasar por un rancho llamado el “Muerto” les dán un alcance y un muchacho cristero como de 15 años por el temor de que los Callistas lo agarraran, se apea de su caballo dejandolo con arma y montura. Se mete a un potrero y empiesa a arrear un ganado que ahí se encontraba para que dijeran que era pastor que andaba pastando sus reces, defendiendose de esa manera. Pero el govierno se lleva el caballo con todos los elementos del Rebelde y buscando por distintas partes para encontrarlo pero nunca sospecharon que el pastor de las vacas fuera al que buscaban.

6Llegan con el muchacho y le pregunta el capitán: ¡Oye muchacho! ¿No has visto al rebelde dueño de este caballo? No, Sr. Yo no eh visto a nadie. De ahí se dirigen a una casa cercana pensando que allí se hubiera metido. Llegaron a la casa enfurecidos gritando: ¡Que salga el Cristero que se metió aquí, que salga o lo sacamos por la fuerza! Sus padres, hermanos y hermanas insisten a que salga el hermano mayor que hera al que lo creian el cristero, no sabian de que se trataba. Pero al ver las amenazas y las injurias se decidió a salir consintiendo en su efectiva muerte no siendo él el culpable.

7Mal sale él le echan los caballos encima diciendole: ¡Aquí querias defenderte cristero, vas a ver como te va a ir¡!Correle, apresurate! Para que nos tumbes los portillos de las cercas para alcanzar los otros que nos hagas ese servicio mientras te matamos con algunas pisadas con los caballos.

8El jóven que en realidad no hera el Cristero pero como llevaban muy de cercas a los que hiban correteando y con ancia de agarrarlos lo dejan atrás.

9Luego que los vé que ván muy adelante se devuelve a su casa por lo cual ya no lo vieron por el tumulto de las tropas del Gobierno que lleban todos corriendo. Muchos federales de los que iban atrás le preguntaban ¿De donde vienes? Vine con los soldados a tumbarles los portillos esos que van allá adelante, pero me dejaron venir.

10Ya no le hacia la tempestad de balas que caian sobre él de los cristeros que estaban al lado opuesto y a corta distancia que nomás observaba el polvaderón y el estruendo del combate con la gente Cristera mandados por el (14) que se encontraban en el cerro del “Camaleón” y el retocar de cuernos y clarines. Y como las fuerzas callistas no puedieron avanzar más tuvieron que remontarse a otro cerrito cercano llamado “Vallejo”.

11El demás govierno apocicionado en un lienzo de piedra que se encontraba en medio de los cerros.

12El “Cerro Vallejo” se encuentra al Norte de esa cerca y cerro Camaleón al Sur.

13En el lienzo y en el cerro Vallejo, se encontraba el gobierno y los Cristeros en el Camaleón”.

14Ambos cerros peñascosos de muchas nopaleras. Asi es que todos con buenas pocisiones y no avanzando ninguno por ningún lado (porque són cerros rodeados por intensas llanuras) Victoriano que no cesaba de hechar los gemelos viendo que un clase de govierno avanzaba hacia una casita que estaba abajo del cerrito donde se encontraba el govierno. Ahí vivia algunos de sus familiares del (14) y herido por los celos por sus familias, apunta su mausser hacia aquel clase federal dejandolo muerto de un tiro por lo cual ya ninguno se animó a abanzar hacia la casa. Después de muchas horas de combatir y por faltar la luz del dia hacen su retirada los federales hacia el pueblo de Arandas y suspendiendose el combate habiendo muy pocas vajas de govierno y de los Rebeldes tampoco.

15A principios del mes de Agosto se verificó otra correteada igualmente y por los mismos campos que la otra. Estando los rebolucionarios en el mismo cerro del “Camaleón”. El govierno iba correteando a otros cristeros en las mismas forma dando la salida, los revolucionarios al lado sur del cerro y estando una extenza ciénega donde solo podian salir por un pretil de tierra que estaba en medio de la ciénega.

16Como pasa rato de ir caminando la gente, y el gobierno avanzaba por un lado y otro del cerro hacia el sur del cerro logrando sitiar al (14) y a su estado Mayor y sin tener otra salida más que la misma.

17Le dá orden a su Estado Mayor que hiciera uso de sus armas y con la ayuda de Cristo Rey preparan sus caballos sobre los federales gritandoles: ¡Aquí va el “Catorse” a quien tanto querian conocer._ Toda la federación se queda atónita como rechazados por el terror. Asi salen de entre ellos.

18El Catorse se quita su sombrero haciendoles un saludo de despedida burlona. ¡A Dios Peloncitos! Alcanzando en seguida a su demás gente.

19El govierno se vá detrás de ellos perciguiendolos muy de cercas.

20Al pasar Victoriano por una casita con su gente que estaba cerca de un puente donde desembocaba agua de la cienega. Victoriano se arrima a la casita y le habla a un muchacho cuyo nombre era Gregorio Valtierra que anteriormente habia sido su soldado hermano de un soldado que todavia handaba con Victoriano llamado Bruno V. Y le hace entrega de una grán cantidad de dinero en plata para que lo escondiera y que se lo guardara cuando volviera porque Victoriano sabia que Gregorio era un hombre decente y honrado y sabia que su dinero lo tendria cuando él lo quisiera.

21En ese mientras que Victoriano le hacia la entrega a Gregorio de su empreza el govierno se entretenia por los fangos y el agua que se encontraba extendida por todas partes, su gente trabajaba en tumbar el puente._ En el tiempo de ser tumbado casi por comleto a penas pudo pasar Victoriano con su Edo Mayor, lo acaban de tumbar por completo siendo un puente provicional de madera y tierra, estando su gente pocicionada de una cerca que estaba a orillas de la cienega.

22La gente del govierno llega inmediatamente a la casa y viendo que Gregorio traia una pala en el hombro imaginaronse que algo habia escondio o mas bien sopecharon que hera dinero.

23Llegan con el lo exigen a que se los dé, negandoselos él diciendo que él no habia enterrado nada y menos dinero. Incisten diciendole;_ ¿Qué andabas haciendo con esa pala que traes llena de lodo?

24Handaba sacando el agua de mi milpa de esta huerta. Se brincaron y examinan la huerta y no ven hueyas de nada llegandoles más interés por aquel asunto, sabiendo que habia enterrado buena cantidad de dinero le exigen con más ferocidad que les entregue lo que habia sepultado en la tierra, ¡si no le entregas lo pagarás con tu vida! Le dice el capitán de la tropa. Asi será, pero yo no entrego nada ni traiciono a los cristeros, contestó Gregorio. Inmediatamente comiensan a atormentarlo para ver si por medio de las dolencias y el miedo entregaba aquello.

25Entre más lo torturaban más afirmaba su negativa y viendo que no conseguian nada en medio de aquella lluvia de balas del combate cundió la noticia en todo el ejercito federal que muchos soldados estaban pereciendo, unos ahogados y otros por las balas Cristeras. Inmediatamente dán muerte a Gregorio Valtierra martir por Cristo Rey y por defender los tesoros de sus amigos.

26Nuevamente se amontonan todos los federales hacia el puente haber si podian defender a algunos de los que se handaban ahogando. Se escuchaban gritos de angustia, y entre más se apilaban más bajas hacian los Cristeros. Asi es que aquel puente tenia sus aguas rojas teñidas por la sangre de los que yacian en el agua muertos y heridos ahogandose. Enfurecidos por aquella represalia de haber perdido tanta gente y ya viendose a salvo todos los que pudieron pasar el puente dán la remetida furiosamente contra los rebeldes.

27Los Cristeros no pudiendo soportar aquel peso encima dán la corrida a una Hacienda llamada de Guadalupe como a un kilometro de distacia del puente. En medio de dos ranchos “Chiquihuitillo” al sur y Agritos al norte y la Hacienda de Guadalupe a donde corrieron al Poniente. El govierno que no cesaba de tirotearles a cerca distancia. Por fin llegan a la Hda. De Guadalupe ya uno de los Cristeros lés tocó la mala suerte lo hicieron dandole alcanse en seguida y en cuatro esquinas de un lienzo ahí lo mataron. Dicho Cristero se llamaba Dolores Torres. Donde lo mataron se llama “Loma de los Coyotes” como ya se ha dicho fue muerto en cuatro esquinas de un lienso.

CONCLUSIÓN

28Hé aquí una hazaña de nuestros cristeros en dicha Hda. De Gpe. Antes mencionada. Estaban reunidos los Cristeros que mandaba el (14) Chón L. José Ma. Rodrigues “El Diablo” cuando de improviso llega un avión con rumbo de Guad. A vombardearlos. Les empieza a tirar bombasos y granadas de mano. Chón L. Y el Diablo Berde empiezan a tirarles balazos también al avión y logran descomponerle algunas cosas útiles, e inmediatamente empieza a fallar el avión. Luego que el piloto advierte que su nave estaba fallando se dirige a Arandas Jal. Donde habia un aterrizaje provicional y como en ese tiempo era la admiración de la gente ver un avión, nomás oyeron el ruido y la gente se atimultó al campo para verlo aterrizar.

29Habia mujeres, hombres, niños por todo el campo de aterrizaje y arriba de una cerca estando alli también la señora del Dr. Juan José Morales Hdes. De Arandas Jal. Y como el avion hiba un poco desanibelado la agarra de la cerca llevandosela el avión enredada y soltandola echa pedazos. Muerta enteramente. Fue un cazo de mucha tristeza y lamentable.

30En ese mismo año tenemos otro de los martires del año 1927. El Pbro. Don Pedro Esqueda. Nació en Sn Juan de los Lagos Jal. El 29 de abril de 1886. Fue ordenado sacerdote en 1918 y cantado su primer misa en la Bacilica de Gpe. Y ejerciendo todo su ministerio en esa misma población. Con grandicimo celo especialmente entre los niños, se le encomendó y su primer trabajo era el de atender a la niñez del pueblo de Sn. Juan. Como ministro todo atendia pero era especializado entre los niños por su paciencia y bondad. Porque los superiores exactamente estaban seguros que desempeñaba bien aquel cargo. Se veia que él tambien sentia regosijo y compación para con los niños, y los niños también con él por que los trataba con cariño. Ellos lo querian como su verdadero padre y en realidad que si lo era, nomás padre espiritual.

31Se vea por las calles, o por los campos en paseos rodeado de aquella multitud de niños que lo seguian que parecia no tener ninguana necesidad de su cuerpo como hambre, firo o calor etc. Todo lo llevaba él, los niños por andar diviertiendose en alguna cosa no se acordaba de la necesidad que sentia todo era pesar... y para el padre también era goso porque al mismo tiempo que le gustaba de esa manera le servia a Dios.

32Asi es que por eso tubo al pueblo agradecido de ver aquel ejemplar modelo de sabiduria, paciendia etc.

33Esta fue una verdadera imitación del santo Juan Bosco, en sus historias podremos ver cosas parecidas. En realidad fue un hombre completo en su ministerio sin desepción de todos lor reprecentantes de Cristo o sea todo el Clero, todos son personas honorables y dignos de todo respeto solo nomas al ver lo que reprecentan, porque por malo que sea un sacerdote somos peor los hombres, y como hay muchos abladores que no se ocupan nomás de hablar de ellos, no viendo en su dentro como se encuentra sus conciencias, sin paz espiritual y como les remuerde no les queda otro camino nomas de estar maldiciendo porque asi es el demonio.

34Así travajó él incansablemente largos 8 años en donde disemos 8 años se originó la revolución cristera o sea la persecución de Calles.

35El 30 de Julio de 1926 se serró el culto y la persecución relijiosa seguia y el odio aumentaba contra los sacerdotes.

36Asi es que de nuestro Padre de quién hablamos estubo ejerciendo su ministerio ocultamente y custodiado por personas buenas y católicas de verdad. Pero como en todo lo bueno se mete el Demonio fue entregado por un hombre de ese pueblo.

37Inmediatamente los conducen a la casa donde se encontraba. Llegan a la casa enfurecidos, como unas fieras rujientes se meten y lo sacan de ahí sin saber a donde lo llevaban.

38El Gobierno se dirigen hacia una aldea llamada Teocaltitán. Lo querian obligar a un almear o sea un montón de rastrojo para préndele fuego para que asi fuera quemado vivo, él insitia en esto, no por miedo al martirio, ni por miedo a morir quemado sono por hacerles ver la realidad del hecho. ¿Qué acaso les falta balor o armas para que me afusilen? Si quiera para que mis restos sean recogidos en el pueblo de Sn Juán.

39Que estoy ancioso por ir a ver a Cristo y a Snta. Maria de Guadalupe. Inmediatamente le forman el cuadro de ejecución a nuestro sacerdote esperando el martirio incado con los ojos elevados al cielo. Y diciendo ¡Oh, Padre miio! Mi martirio y mi hora comienzan en realidad voy a morir pero no importa, eso se necesita para ir contigo al cielo si Tú lo quieres pero espero en Ti Dios mio que vaya a estrecharme entre tus brazos. Estas ultimas palabras fueron ahogadas por el martirio siendo su afucilamiento al pié de un árbol a orillas de Teocaltitán. Pero se le concedió de no ser quemado sino solamene afusilado.

40¡Que espectáculo mas triste y más horroroso al ver a nuestro sacerdote muriendo entre una descarga cerrada de valas. Pero esperemos en Dios que desde el Cielo interceda por sus creaturas a quién tanto queria en el mundo.

41Y cuando se ejecutaba el martirio estos soldados sacrílegos sin temor a Dios, solo se oían carcajadas de burla hacia el Padre. Asi fue la conclución del Pbro. Don Pedro Esqueda que fue martirizado el dia 22 de Noviembre de 1927 en Teocaltitán Jal. Sus restos fueron trasladados en la Bacilica de San Juan donde yacen hasta la fecha y su cadaver fue sepultado después del masrtirio en Teocaltitán y a los cinco años fue trasladado al templo Parroquial y colocado en una urna de piedra.

42Fue sacerdote ejemplar, humilde y lleno de caridad.

43Que Dios lo premie y corone en la Gloria Eterna.

44Como los Altos de Jalisco siempre ha tenido inclinación o fama, al deporte de “Carreras de a caballo”._

45Un dia se dá de alta un hombre que sabia más o menos dar de comer a caballos. Aceptaron su alta con mucho gusto. Victoriano le dice: Tú no me gustas para que vayas a abentar disparos en los combates. Tú sabes que quiero tener unos caballos preparados para que si se me friega uno tener otro listo, y a ti te voy a señalar ese trabajo como pastor de mis caballos y de los caballos de algunos compañeros. Por supuesto que los caballos que le tenia el pastor eran de los mejores caballos, es desir de raza fina.

46Los tenia cuidando en el rancho llamado la “Cacelaca” un rancho boscoso de mucha nopalera y grangenera. Además de eso a orillas de una cienega y la nopalera se encontaban unas galeras o trojes grandes; para el trigo.

47Asi es que tenia comida suficiente para los caballos. Era poco andable ese rancho porque tenia pocos caminos “Reales”. Por esa razón con poca frecuencia iba el gobierno ahí.

48Pasó mucho tiempo Florencio custodiando los cabalalos del “Catorse” hasta que llelgó el final de sus dias.

49Un intruso, poco hombre lo entregó al gobierno tanto a él como a otros individuos que también eran pastores; diciendo donde se encontraba Florencio y los caballos de Victoriano. Asi es que las fuerzas Callistas se fueron con dirección al sitio nombrado encontrando al pastor y a los caballos.

50A los caballos se los llevan y a Florencio ni que hablar. Se lo llevan preso hasta un rancho llamado la “ Pinta” en medio de la cienegas. Rancho donde se encuentra una alameda demuchos eucaliptos.

51Hacia el norte de la Punta existe un potrero y al final del potrero muchas piedras nacidas. Ahí fue fusilado dicho pastor despues de haber sido investigado y aclarado cómplice de los Cristeros.

52Alli yace su crus de Florencio Lozano en dichas piedras del potrero del rancho “La Punta” que murió por la misma causa que todos los que murieron en esa época.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2003

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540