Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Rosa limensis

 | 
Ramón Mujica Puntilla

Apéndice 1

Texte intégral

1Sermon a la Beatificación de Santa Rosa de Santa maría, Indiana, de la Tercera Orden de nuestro Padre, y Patriarca Santo Domingo.

Escriviole la Devocion de el Muy R. P. M. Fr. Gonçalo Tenorio, del Orden de nuestro Serafico Padre S. Francisco, Lector Iubilado, y Padre mas antiguo de la Prouincia de Lima, donde conociò à la Santa, y comunicó à sus Confessores, y Maestros de Espiritu.

Para qve como fve la religion serafica la que diò feliz principio a las glorias de la Santa Rosa en las Fiestas de España, sea la que más floridamente corona sus Panegyricos.

Accipientes lampades suas exierunt obviam Sponso, et Sponsae. Matth. 25.

Salvtacion

2Si es la Rosa el fin del eriçado I[n]bierno dichoso, si primer cuydado del Verano, risa, y alboroço de la tierra, feliz pronostico de sus flores, purpureo Oriente de sus frutos, como con el otro prophano dixo Clemente Alexandrino (Sapho, apud Achilem Tatium) Si es delicioso recreo de los Cielos, suaue fragancia de los Dioses (como dixo Anachreonte) si con su propicio influxo templa sus iras, para que atiendan clementes à los que antes con severos rigores castigauan, (como finge Apuleyo, y lo afirma Pierio Valeriano, Paulo Ares, lib. 2. empres. 14. t.1. Pierio lib. 55.) si es la Reyna de las flores (segun Alberto Magno, y Ricardo de S. Laurencio) primer hermosura de las plantas, blason ilustre de la Primauera, decorosa Magestad de los jardines, purpura de los campos : ardiente, si mas vistoso, y lucido rosicler de la tierra, espejo del Cielo, Aurora del Abril, pajaro del Sol, escuela de Cupido, gloria de Flora, solaz de Venus, recreo de las mesas, guirnalda de la juuentud. Si sus propiedades son tan Reaies, y Diuinas ; muy justo es que à la Rosa Perúana, que crio Dios en el Occidente, para hermoso recreo de su agrado, esmero de su poder en lo vistoso de sus perfecciones, para que con los carinos de Esposa, y con la fragancia, y suauidad de sus virtudes, no sólo templasse, sino del todo depusiesse su justo enojo, y rigor, con que por tan dilatados siglos auia castigado aquel Nueuo Mundo ; pues aun despues de auerle redimido con su preciosa sangre aguardò más de mil y quatrocientos años, para mostrarsele propicio en su nueua conuersion.

3Y si la Rosa es Reyna de las flores (como dixe ya) que por esso aun entre las mas bellas tiene corona (Aquiles Alexandrino lib. 2.) quien podra dudar que lo hermoso de la nuestra sera timbre más glorioso, y más preciosa diadema de nuestro Catolico Monarca, y que en lo matizado de sus hojas, tiene entre los carmines abrasados de su caridad ardiente, para resguardo suyo grauado el timbre de su Imperio, y por blason sublime, el nombre de tan Catolico Rey, con que ya ha hallado el Menalchas Virgiliano, con mas lustre, y sin ficcion la Rosa que buscaua : Dic quibus in terris, inscripti nomina Regum : nascuntur flores. Virg. Eglog. 3. En la Monarquia del mejor Clima Español se crio esta Rosa, que trae rubricado en su carmin el nombre de su Rey, para influirle glorias a su Imperio, timbres gloriosos à su Corona, y virtudes heroycas à su dilatada Monarquia, para que con esta Rosa se corone Catolico Principe, y dilate la Religion Christiana, y las luzes de la Fé, que centellean en su ardiente afecto, resplandezcan aun en los más remontados Climas, y si el dia de la Dominica de la Rosa, (que es la quarta de Quaresma) quando sale el Romano Pontifice con una Rosa en las manos, esse mesmo dia es quando se corona el Emperador Christiano : Hac etiam die coronatnr Christianus Imperator, (dize Durando en su racional lib. 6. de Dominica 4. quad.) oy que nuestro Beatissimo Padre Clemente, suprema Cabeça de la Iglesia saca esta Rosa Dominica, para hermosear el vistoso Parayso de la Iglesia, adelantarse, nuestro Monarca Rey, y su Reyna madre à solemnizar su Beatificación, sobre rendirla el culto deuido a la fragancia, y belleza de sus virtudes, es venirse a coronar para afiançar mejor el cetro de su Imperio, siendo el mas religioso exemplar, para que los dias que se siguen à estas celebres Octauas los Principes, y Ministros que le assisten al gouierno de su dilatada Monarquia le imiten en el festejo.

4La possession de vn Reyno nueuamente conquistado es vn genero de desposorio del Rey con sus Prouincias, y en las solemnidades de su recibimiento se celebran las bodas del nueuo desposorio. En las circunstancias de la solemnidad reparo, dice Curcio lib. 5d Bastagines Babiloniae arcis, et Regiae pecuniae custos, obuiam victori Alexandro, egressus totum totus iter floribus coronis que constrauerat, argenteis altavibus, ab vtro que latere dispossitis quae non thure modo, sed omnibus, odoribus cum mulauerat. Casi lo mismo nos dize la Escritura en fauor de Nabuchodonosor, y su Capitan General en el modo que la salieron à recibir, y festejar. Iudith. 3. Vniuersarum vrbium habitores, Principe, et honorati, simul cum Populis exierunt obuiam venienti, et excipientes cum coronis, et lampadibus ducentes choros in timpanis, et tibys.

5Esto es lo que à mi ver el Euangelio nos dize en la celebracion de la nueua Victoria, y triunfo que alcançó, Christo soberano, Rey supremo, Monarca de ambos orbes, de aquel Reyno de Babilonia, en que Reynaua el Principe tirano Lucifer en las Indias Occidentales. De Alexandro, dize Curcio que le salieron al encuentro, y celebraron su venida con los tesoros Reaies : del Capitan de Nabucho, dize la Escritura : Exierunt obuiam venienti, y esto es, Exierunt obuiam Sponso, et Sponsae. Ofrecieronles coronas, y coronados vienen oy el Esposo, y la Esposa, de flores, y Rosas, gala de los desposados, como quiere el Chrisostomo citat, à Mendoça, lib. 1. Reg. cap. 2. num. 26. anot. 21. sect. 1. num. 11. timbre de su pureza, pero coronados de las flores que Rosa les ofrece, con lamparas les salieron al encuentro : Excipientes cum coronis, et lampadibus, con estas les reciben las Virgenes, accipientes lampades suas, ni faltaron las flores, y Rosas con que recibieron a Alexandro, totum initer floribus constra uerunt. Pues flor es la virginidad, como dize San Geronimo : Semper virginitas floribus comparatur, epist. 140. ad princip. tom. 3. Y siendo con la Esposa onze las Virgenes del Euangelio, todo el camino està lleno de flores, y coronas.

6Haze la fiesta, no Babilonia, con los despreciables tesoros de su confusion, si Madrid, Corte ilustre, donde se venera Dios con mas reuerente culto con los tesoros de vn Rey mas Catolico Monarca, y de su Reyna madre. La Casa, ò Palacio en que se celebra el regocijo de las bodas, es la de Domingo, y de Thomas, Ciudad de Dios, en quien depositò los tesoros de su sabiduria, y sana doctrina : In quo sunt thesauri sapientiae, et scientiae Dei. 2. ad. Colof. Que vnida esta porcion principal del Cielo Militante con el todo de la Gerusalen Triunfante, celebra en la tierra lo que solemniza el Empireo ; y como en el combite de estas celestiales bodas se cifra todo su regalo en pan, y vino, parece no fue acaso se llamásse Parra el Tesorero. No faltan los Altares de plata, ni sus colores : Altaribus argenteis ab vtroque latere dispositis. Digalo esse romontorio de luces, essa ordenada riqueza de asseos, los olores de tanta fragancia de perfumes, no solo de incienso en el Altar, si (y lo que mas es) los suauissimos que todos percibimos, de la Oración fervorosa, del Culto, y Religion en esta Casa. Si alla, ducentos choros in timpanis, et tibijs. Acà los coros, más parecen Angelicos, que humanos ; vnos en el Coro, otros en el Pulpito, y en esta musica tan acorde, y tan Real, por ser todos Predicadores Reaies, me ha cabido el baxo à mi, por muchos titulos que reconozco, diré sólo el canto llano, para que echen tan grandes Maestros el contrapunto.

7Veome con mas obligacion al acierto, pero conozco, si temo, mi insuficiencia. Conoci muchos años a esta fragrante Rosa, y comuniqué muy por estenso a los eminentes Varones Maestros de espiritu, el ilustrissimo señor Don Pedro de Ortega, el Doctor Castillo, y el Reuerendissimo Padre Maestro Fr. Luis de Vilbao, cuyo discipulo fuy en la Real Vniuersidad de Lima. Suponiendo lo más de sus virtudes, me contentaré con referir, y ponderar lo que muchas vezes les oì cerca de los pronosticos de su Beatificación, que oy reconozco executados en las circunstancias singulares, y tan releuantes de ella à las demas de otros à quienes ha aclamado la Iglesia con este culto.

8En la pintura de las perfecciones de esta admirable Rosa escogeré ser los lexos de tan primorosos pintores, y tiraré las sombras, para que mas campee lo colorido, y ayroso de tan lucidos pinceles ; y auiendo de ser la sombra, recelaré empañar de su retrato belleza tan peregrina : temo no suceda lo que al grande Apeles, que erró la pintura en que más se esmerò su desvelo, oigamos a Plutarco : Alexandrum pingens, fulmen renentem, non repraesentauit Appeles colorem eius, magisfascum, et sordidum reddidit, cum fuerit candidus, qui color in pectore, et facie potissimum purpurescebat. Errò la pintura, porque empañò su color, y estuvo el desacierto del retrato en obscurecer las Rosas de su pecho, que simbolizauan su generosidad, y las de sus mexillas ; quiso en el dibujo de su persona pintar juntamente toda su vida, la celeridad en conseguir triunfos, y lo breue de sus dias, y para esso pintole con vn rayo en la mano, en quien se vén estos dos estremos : Eo quod instar fulminis omnia peruasserit, sed illico dispavuit vt fulmen (dixo Cornelio) y por mostrar los efectos del rayo que tenía en la mano, tan cercano à su rostro, y pecho colorem eius magis fuscum, et sordidum reddidit, le obscureciò su efigie, assombrando con el rayo el carmin de su rostro, y la purpura de su pecho, pues todo lo pudo simbolizar, poniendole vnas Rosas en la mano, con que quedara, si de sus hazañas el diseño, el rostro parecido, pues à vn mesmo tiempo son las Rosas retrato de la belleza, y simbolo de la inconstancia : Quam vna dies breuis aetas tamtonga Rosarum. (Piero) Y aun en nuestra Rosa se verificò, aunque con más misterio, pues à lo mas floreciente de su edad, en treinta y dos años de vida, la cortò el Cielo de la tierra tan en flor, para que en el eterno Parayso respirasse fragancias de eterna suauidad : escarmentando, pues, en cabeça agena, no pienso obscurecer sus carmines, y mas quando ya sobresale tanto entre los ampos de su pureza el abrasado arrebol de sus incendios en el Parayso celestial.

9Solo me podia dar cuydado el gasto destas nupciales bodas ; quitome este recelo el Minorita, que nos aduierte, si la Reyna madre tiene parte, y interuiene en el desposorio del Rey su hijo ; el gasto de las bodas, y combite no ha de ser à costa de los bienes paternos del Rey esposo, sino del tesoro de su madre, (Minorita serm. 32.) Infesto sponsi mater solet elargiri sumptus, maxime si ipsa interuenerit connuvio amborum que fecerit coniunctionem. Tambien le toca festejar los desporios poniendoles la corona, como refiere vn Autor bien graue apud Pintum lib. 4. tit. 4. In eximij amoris pignus illud acceperit sponsus Rex : maternisque manibus, capiti suo aptatum gestarit quasi manus coronandi ad matrem spectarit. Bien nos manifestò este desempeño el Soberano Rey del Cielo en el Santissimo Sacramento del Altar, cuya institucion, como dize Theodoreto con muchos Padres, fue celebrar las bodas del primer desposorio que hizo el Verbo con la naturaleza humana en la Encarnacion, cuyo trasumpto hemos de ver en el desposorio de Christo con nuestra Rosa, y como en la Encarnacion mostró Dios todo su poder, en este Soberano combite echó el resto de su amor, como dixo el Santo Concilio Tridentino, diuitias sui amoris vel cieffadit, como el que vierte vn baso no dexa gota del licor que no derrame ; assi Christo en este soberano Sacramento, en credito de su fineza, no reseruò gloria alguna que no nos comunicasse.

10Y no nos direis, soberano Dueño, en que consiste el verdadero amor ? Como se distingue el vuestro del mundano, Deutero 6. Diliges Dominum Deum tuum, ex toto corde tuo, extotamente tua, et anima tua. Entregar al amado todo su coraçon, y toda su aima ; pues si esto es assi, Dios mio, como en la ostentacion suma de vuestra fineza no nos dais por fuerça de las palabras en aquel sagrado combite vuestro coraçon, que es la diuinidad, ni vuestra alma ? Pudiendo dezir : Hicest anima mea, sino solo nos dais carne, y sangre en fuerça de las palabras de la consagracion : Hoc est enim corpus meun, hicest enim calix sanguinis mei ? Y aunque por la concomitancia estan ai vuestra alma, y diuinidad, porque en este combite, y celebracion de vuestro primer desposorio han de tener primer lugar carne, y sangre ?

11Quienes auian de alcançar tan sagrado misterio, sino el amado Discipulo S. Iuan, quando al manifestarnos le dixo : Et Verbum caro factum est, Ioan. 1. Como si se huuiesse oluidado del alma a quien principalmente se vnio : y despues del regalado Euangelista, quien sino el Doctor Angel, ó el Angel de los Doctores S. Thomás : De carne maríae carnem accepit, et eandem carnem nobis manducandam dedit, como si dixera este Soberano Señor, el alma no la recibi de mi Reyna madre, que essa la crio la Omnipotencia de la Trinidad Santissima, menos me dio la Diuinidad, que essa me la comunicó mi Eterno Padre por la eterna generacion ; estos son bienes Paternos, no de mi madre, que sólo me dio carne, y sangre, y porque ella fue la Medianera en mi desposorio con la naturaleza humana, y por lo menos merecio que yo acelerasse el misterio de la Encarnacion ; por esso los gastos de la boda corrieron por su quenta, y de sus bienes doy à los hombres en aquel Sacramento carne, y sangre, lo demas (como dize el Theologo) per concomitantiam. O Rosa celestial, como te ajusta el caso ! la Reyna madre maría Santissima del Rosario, tratò, dispuso, y efectuò, siendo Madrina en tu desposorio con su Hijo soberano Rey de la gloria, ella le coronò à él con la guirnalda hermosa de tus virtudes, y a ti con la diadema de gloriosos resplandores de sus luces ; y en esta demostracion corre por su quenta el gasto, que oy se ha de hazer en las bodas, y combite de tu más solemne desposorio, que a mi sólo me toca el seruir al Auditorio los platos que esta soberana Reyna ha de saçonar con la sal de su gracia, y para conseguirla, obliguemosla todos con el memorial que nos dictò el celestial Paraninfo, diziendo reuerentes. Aue maría.

12Accipientes lampades suas exierunt obuiam Sponso, et Spon-sae. Matth. cap. 25. iam cit.

13Qve no se desdeñe Dios de pactar con sus criaturas ! Pacto en el Cielo con los Angeles, despues con Adan, y con el transcurso de años hizo pacto con su Pueblo quando le sacò por Moyses del cautiuerio de Egypto ; renouole con nueuas circunstancias en Abrahan, y los demas Patriarcas, y finalmente con nosotros en la Ley de Gracia fue el pacto sempiterno. Tampoco se dedigna de venir a razones, y juizio con sus sieruos, segun lo que dixo lob : Non contempsi iudicium subire cum seruo meo (cap. 31.) Antes parece gusta, y permite le arguyamos, segun lo da a entender por Isaias 1. Venite, et arguete me. Y assi parece le arguyò S. Iuan Chrisostomo, aunque a otro caso, al parecer más agrio, como refiere S. Tomas de Villanueua serm. 2. de S. Cosma, et Damiano : Stupet Chrisostomus, et indignatur super hoc, et tragico prope furore excandescens clamitat vbi lex ? Vbi ius ? Vbifas ? Vbi ratio ? Vbi Deus ? Domine aut vides, aut non vides, si non vides, quomodo regis ? Si vides, quomodo permittis ? Si non vides, vbi est prudentia tua ? Si vides, vbi est iustitia tua ?

14Con esta licencia quiero Señor oy delante de este gran concurso venir a juizio, y à razones con vos, y arguir a vuestra Diuina Prouidencia, para que me respondais. Si para esta nueua conuersion de las Indias Occidentales escogistes Angeles, y Predicadores que en vuestro nombre enarbolassen la bandera de vuestra Cruz, si plantaron tan felizmente vuestra Fé, como se vé por los muchos Santos que engendraron, y antes que la Rosa naciesse, antes que sus progenitores maternos se reduxessen à vuestro rebaño fueron ellos Santos, y de virtud conocida, y muchos de ellos teneis incorruptos, auiendo obrado por su intercession marauillas, como casi como olvidado de ellos, al parecer, aueis antepuesto a su Beatificación esta niña ? Que razón tuvisteis para preferirla con tan altissima prouidencia ? Con la experiencia de los efectos se me ha ocurrido a la memoria lo que diuersas vezes oi à aquellos siervos de Dios, de que esta Santa auia de ser la primera que se auia de Beatificar, y poner en el numero de los Santos, que el que lo queria assi lo dispondria, y que el tiempo seria la legitima prueba de lo que dezian, y los marauillosos efectos de esta antelacion serian testigos irrefragables de los secretos Diuinos ; de donde infiero yo, que esta permission Diuina fue acreditar en ella finezas de Esposo, fervores de Amante, creditos de Soberano, manifestando a todas luces

I.

15En el desposorio con esta heroica Virgen vna fiel copia del que en su Encarnacion hizo con la humana naturaleza, para ostentar soberamente si sus finezas con ella, sus aciertos, y de Rosa las perfecciones.

16Ponderonos por credito grande de la fineza, y Amor Diuino con la humana naturaleza el Apostol S. Pablo, el que Dios por vnirse, y desposarse con ella la prefiere à la Angelica : Nusquam enim Angelos apprehendit, sed semen Abrahae apprehendit, ad Hebraeos 2. Admiròle esta exaltacion, y antelacion al Chrisostomo, a quien cita el Angelico Doctor Santo Thomas : Ista apprehensio naturae humanae in vnitatem personae Filij Dei naturam nostram supra modum exaltat, vndè dicit Chrisostomus, magnum reuera, et admirabile, et stupore plenum est carnem nostram sursum sedere, et adorari Angelis hoc ego saepius in mente versans ex essum patior magna de genere humano imaginans. A quien no assombra ver antepuesta la naturaleza humana à la nobleza Angelica, y que sentada a la diestra de el Padre la adoren los Angeles ?

17Porque si se atiende al coraçon con congruencia (dize el Santo) estàn todas más por el Angel, que por el hombre, porque si la semejança induce vnion, mas semejante es aquel, que no este ; pues el Angel es, signaculum similitudinis, Ezech. 28. y en aquella naturaleza huuo pecado como en esta, y más decente era se reparasse la quiebra en naturaleza más superior. Y aunque es verdad que el Angel haze excesso al hombre, ya no lo noble de su ser, y perfecciones, ya en ser imagen mas expressa de Dios, y mas parecida, ya en la dignidad de su naturaleza, pero excedele el hombre en la vniuersalidad, porque en el hombre se contienen en algun modo todos los grados del vniuerso, entiende con el Angel, viue con las plantas, siente con los brutos, existe con las piedras, y demas inanimados : en el Angel fuera de la comun razon de ser solo, se halla el grado de intectualidad : luego vniendose al hombre, en cierto modo, se vnio à toda criatura ; pues como dixo S. Gregorio el Magno homil. in illud predicate Euangel. omni creaturae, predicandose al hombre, se predica à todo viuiente, y à quanto tiene ser, pues él contiene en si todos los grados del vniuerso ; razon que diò, entre otras, el Angelico Doctor Santo Thomas, 4. contra gentes. cap. 55. ad. 4. Homo criam cum sit creaturarum terminus, quasi omnes alias creaturas naturali generationis ordine praesupponens conuenienter primo principio vnitur etiam vt quadam circulatione perfectio rerum concludatur. Doctrina que el Arcangel San Gabriel se la reuelò à nuestro Amadeo, raptu 4.

18En fin dexando la Angelica se desposò Dios con la naturaleza humana en el claustro purissimo de maría ; por esso dixo San Agustin in Psalmo 18. In vtero virginali Deus naturae humanae e tanquam Sponsus Sponsae cupulatus est. Celebraronse las bodas de noche : Dum medium silentium tenerent omnia, et media nox in sua cursu, Sapient. 18. (adviertase la conformidad de nuestro Euangelio :) Media noct ; ecce Sponsus venit, Matth. 25. No faltaron lamparas : Lampades eius lampades ignis arque flammarum, Cant. 8. (con ellas se recibian los Esposos :) Ornauerunt lampades suas. Matth. 25. Tambien huuo Rosas ; pues si como dixo San Laurencio Iustiniano lib. de casto connubio, cap. 9. Verbum Sponsus, caro Sponsa, virginalis vterus thalamus.. El soberano Verbo fue el Esposo, la humana naturaleza la Esposa, el talamo el claustro purissimo de maría ; este, como tan dignamente preparado para tan soberano Esposo, se dispuso con las Rosas de su caridad ardiente, y con las flores sagradas de sus virtudes : Lectulus noster floridus, Cant. 1. (que à mi intento la luz de los Doctores Agustino hablando del ornato decente de este sagrado talamo : Flammeus ibi Rosaefulgor anhelet. Sermone 17. de Natiuit. post med. t. 10. Donde parece, que lo que mas se lleuò el agrado del Diuino Esposo, para celebrar la bodas con su Esposa fueron las Rosas del talamo. Que mucho, pues, quando segunda vez buelve à hazer vna fiel copia, y sagrado trasumpto de esse soberano desposorio con la Gentilidad del Occidente, convertida à su Fè en las Indias, repita sus finezas para assistir con descanso en su Fè, y Religion, como en más decente talamo de la belleza desta Rosa ; pues sin ella parece que aquella Nacion, hasta alli tan incredula, no lograra de Dios los carinos, ni Dios, faltandole esta hermosa flor, tuuiera decente talamo, para manifestar amoroso los cariños de Esposo : yà Dios mira con agrados à tierra que le tributa tal Rosa ; y con razon la prefiere a otras flores que fertilizo en aquel (si hasta aqui esteril) ya amenissimo Parayso, despues que le ha regado con su sangre ; pues como dixo Christo por San Iuan cap. 16. Exiui à Patre, et veni in mundum. Y leyò el docto Lyra : Exiui de Paradyso, et veni in mundum. Y para qué, Señor soberano, os alexais de tan ameno Parayso, para descender a vna tierra inculta, y tan llena de malezas, y de espinas de culpas, y obstinaciones ? Para producir en lo criai, é infructifero de su rebeldia ; y en essa tierra misma otro Parayso que lo sea con la amenidad de las flores que ha de fructificar con el abunte riego de mi sangre : (que al caso Lyra) Et dixi rizabo hortum meum plantationum, et in ebriabo prati mei fructum, para regar con el rio abundante de mi sangre, mejor que con los quatro del Parayso, el huerto mio, que lo es ya por la Fé, y Religion de hermosas plantas, y matizarle de Rosas : Regabo hortum Militantis Ecclesiae. Y atraido de los agrados que me motiua la belleza desta Rosa, haré la tierra, que tal flor me produjo, vn jardin ameno de virtudes, vn Parayso de perfecciones, para que si hasta aqui con desmedros, ya con ventajas, al ver esta fragrante Rosa logre el fruto saçonado del riego de mi sangre.

19Mirad Catolicos, si se proporciona bien este desposorio de Christo con Rosa, y si es fiel trasumpto del que hizo en las entrañas purissimás de maría con la humana naturaleza, a esta la prefiere en la excelencia de la vnion al Angel, y a Rosa en declararla por Esposa, dandola la precedencia a todas las demas flores en virtud que produxo aquella tierra, ya Parayso del recreo de Dios, despues que ha admitido el riego de su sangre. Pues no ha fecundado otra flor en virtud de aquella tierra, ni otra planta de perfeccion que merezca que Dios manifieste, en fee de su agrado sus virtudes ? Si, si ha tenido ; y discurro yo son cinco los generos de flores, eminentes en virtud, que hallo dignas del aprecio Diuino, para que su amor les pueda sublimar, como al más excelente en perfeccion a la dicha de Esposas. O por dezirlo mas claro, cinco generos hallo en la nueua Iglesia de las Indias, ò cinco especies de Santos Beatificables. Los primeros, aquellos Angeles que fueron los más velozes, los primeros Predicadores digo, que con su enseñança reduxeron al Rebaño de Christo aquel obstinado Reyno, que Angeles llamò Isaias à los Predicadores de las Indias, en sentir de Vatablo, Cornelio a Lapide, y otros, Isaiae 18. Angeles en su vida, y aun en su incorrupcion ; porque muchos dellos estan oy incorruptos. El segundo genero de Beatificables, son otros que de España fueron, ò buenos que alla se perficcionaron, y hizieron muchos milagros, ó malissimos, que alla los llamò y sublimò Dios a heroicos grados de Santidad : otros hijos de los Espanoles, tambien Varones de conocida perfeccion ; otros puros Indianos sin Dios, descendientes de Idolatras, que conuertidos fueron de conocida virtud : otros que puramente son nacidos en España ; y vltimamente otros, que aunque por su origen son Espanoles, pero nacidos en aquel Reyno, de mezcla de Español, y India, que llamamos Mestizos. Deste genero fue N. Rosa, pues sus abuelos Paternos fueron nacidos en España, y los maternos fueron puros Indios, de los nueuamente conuertidos.

20Y como Dios auia decretado en sus eternos juizios sacar en esta nueua Iglesia en el desposorio con Rosa vna fiel copia del primero con la humana naturaleza, quiso, atendiendo a su honor, à las perfecciones de su Esposa, y al bien comun, ostentar en ella sus finezas, prefiriendola à los demas Varones ilustres en Santidad, más antiguos, en sola ella, honrandolos todos, y manifestando juntamente el amor con que sus cariños miran a la Iglesia de España, centro de la Fé mas pura, y al nueuo conuertido Reyno de las Indias, fruto de su predicacion, para que en Rosa ambas Monarquias del Reyno Espanol, y el Indio, se vean con sus virtudes ilustrados, y el timbre de ambas Coronas engrandecido ; como quien dize, si yo de los Varones que tengo Beatificables en las Indias nueuamente reducidas à mi Fé, dispongo se Beatifique primero alguno de los Angeles que embié à publicar mi Euangelio, que fueron primero que Rosa, fruto más fragrante de su predicacion, diràn que a esso me motiua el carino que tengo à los Españoles, por ser los primeros que plantaron mi Fé en aquella Iglesia : Pues nusquam Angelos apprehendit : lo mismo diràn si Beatifico alguno en su origen puramente Espanol, aunque sea nacido allà. Si a vno de los Iustos puramente Indios, diran que he trasladado mi Fé, ò el afecto que miro à la Religion de España a las Indias, como parece lo tengo amenaçado, Matth. 21. Aufetetur à vobis Regnum, et dabitur genti facienti fluctum eius ; y assi lo hize con el Iudaismo, y con el miserable de Inglaterra, de donde trasladé mi Iglesia a las Indias Occidentales, pues al punto que el Ingles apostatò, en esse mismo se descubrio, y conuirtio el Nueuo mundo del Occidente ; rezelo que como tan de temer le explicò con graue sentimiento S. Tomas de Villanueua en un sermon que predicó à sus Magestades en esta Corte serm. 40. feria o. Domi. secundae quadragesimae, para que à vista destos temores reprimiessen los de España sus culpas, escarmentando en los de Inglaterra. Pues no quiero (dize Dios) en esta nueua conuersion trasladar mi Iglesia, ni mi Fé de España, que es mucho lo que la quiero ; si, la pretendo dilatar ; y porque nadie piense la he dexado, antes vea el carino que la tengo, no quiero que el primer Beatificado de aquella nueua planta de mi Iglesia sea puramente Indio, y assi para que se vea quan viua copia es el de mi Esposa Rosa del primer desposorio que celebré en mi Encarnacion, y como en la naturaleza humana sola con quien me desposé, honré, y fauoreci todas las demás naturalezas en esta sola que elegi por Esposa, assi en mi Rosa quiero yo honrar Indios, y Espanoles, pues Beatificada Rosa primero, por lo que tiene de sus abuelos Paternos Espanoles, queda ilustrada España, y assi lo ha reconocido en las fiestas de todas sus Iglesias, y Ciudades, y en la deuocion con que con tan reuerentes demostraciones de culto lo ha manifestado ; si Beatifico à Rosa ; por ser nacida en las Indias, quedan honrados los Varones ilustres de aquel Nueuo Mundo, y por lo que tiene Rosa de India, y descendiente de Idolatra, segun sus abuelos maternos, tambien se condecoran los Indios Iustos, y los Gentiles de aquel Pais con firmes pronosticos de su conuersion. Antepongase, pues, esta Rosa en la eleccion de Esposa mia à los Angeles, aunque sean más antiguos, y a todos los demás ; pues en ella son todos participantes de tu dicha : Y si ella descendio por la linea materna de Gentiles, y Idolatras, y de sus espinas, para credito de mi prouidencia, saque tan hermosa Rosa, de spina legens flores Rosam ; fue porque aun hasta en este se assimilasse este segundo con mi primer desposorio, pues en aquel tomé vna naturaleza, cuyo origen era de Idolatras, y pecadores.

21Y aun pienso se deduce mi discurso del Euangelio ; cinco fueron los generos de substancias a quienes pudo Dios comunicarse por la vnion hipostatica, y à quienes prefiriò la naturaleza humana con quien se desposò por la Encarnacion, segun el computo de S. Gregorio sobre aquel precepto de Christo : Praedicate Euangelium omni creaturae : cinco han sido los generos de personas ilustres en Santidad Beatificables, que hemos señalado en las Indias, à quienes ha preferido Dios la castissima Rosa Esposa de su coraçon : cinco son las Virgenes prudentes con preuenidas lamparas para recibir el Esposo, y Esposa : Et quinque prudentes, exierunt obuiam Sponso, et Sponsae : pero a vista de las brillantes luzes de todas cinco, vna fue la desposada, et Sponsae, y essa la preferida : quien duda essa excelencia la logrò nuestra Rosa, porque su perfeccion fue mas realçada que la de todas cinco : su pureza, y las demás virtudes superiores a todas, y por esso logró la dicha de ser entre tantas la vnica, y la preferida a todas en las finezas de su Esposo, de donde infiero yo (veamos si descubrimos con mas apoyo esta antelacion de Rosa à los demas varones de las Indias) que como

II.

22Dios premia, y comunica fauores al de mas ventajosos meritos, Rosa como de más heroica virtud, es preferida en dichas de Esposa, en ser la vnica, y la primera en las glorias de Beatificada.

23He reparado en las disposiciones, y cuydados Diuinos en preuenir, y escoger sitio à su gusto para la colocacion del Arca, y planta de su Templo, Tabernaculo en quien auia de assistir su grandeza. Esmeròse en esto con gran cuydado ; significonosle Dauid en el Psalmo 77. Et repulit Tabemaculum Sylò, Tabernaculum suum vbi habitauit in hominibus, et repulit Tabernaculum Ioseph, et Tribum Ephraim non elegit, sed elegit Tribum Iudà montem Sion, quem dilexit, et aedificauit sicut vnicornium sanctificium suum in terra quam fundauit in saecula. Ay mas notable cuydado ! ni el sitio de Silo le agrada, ni el Tribu de Ioseph escoge, ni el de Ephrain elige, y solo al de Iuda prefiere, para Trono de su assiento, y situar con permanencia su Tabernaculo : pues valgame Dios, Silò no parece decente, pues essa tierra (como aduirtio doctamente Cayetano) era del valeroso Principe Iosue, Varon tan ilustre que a sus Imperios se detienen los Astros ; Capitan valiente de los Exercitos de Dios, y de heroicas virtudes ? No : Repulit Tabernaculum Silo. Tampoco escoge el Tabernaculo de Ioseph. Pues no era tambien Varon prodigioso de virtud conocida ? Et repulit Tabernaculum Ioseph. Pues ya que esso no sea, escoja el de Efrain. Menos : Et Tribum Efrain non elegit. El de Juda ha de ser preferido : Sed elegit Tribum luda. Este como aduirtio el Abulense ad 1. Reg. cap. 18. en todo fue mas preuilegiado que los demas : Tribus luda magis honorabatur quam caeterae quantum ad omnia. Y assi quando entraron en la tierra de Promission gloriosamente coronados de trofeos Idolatras, fue este Tribu el de mas aprecio de Dios en los cariños, y en los honores, y assi dixo Agelio supr. Psalmo 77. Vt Tribum luda caeteris Tribubus praeferat. Eligiole para preferirle, y essa eleccion fue amorosa demostracion de su carino : Tribum luda (dize el mesmo Agelio) elegit ac dilexit. Pues, valgame, Dios, auiendo Varones tan ilustres, Principes Coronados en essotras Tribus, porque esta es la preferida, y auentajada en las demostraciones de los carinos de Dios ? Que bien el Doctor Maximo S. Geronimo in Cat. Putei sup. hunc Psalm. His itaque repulsis elegis potius Deus Templum Virginis incorrruptae, siue Ecclesiae Sanctae ex gentibus euocatae. Es preferida esta Tribu, porque eligio de ella por Esposa vna Virgen incorrupta, à cuya excelencia, y Santidad no llegò à igualar ninguna de las demas Tribus ; por esso concluye Dauid este emistiquio afirmando eligio Dios su Tabernaculo como Vnicornio, y dixo Aymon Albestratense, super hunc Psalm. Sicut Vnicornium, quia illiqui sunt in Ecclesia sunt similes Vnicorni, quia, et viriliter resistunt impugnatoribus, et casti sunt, porque los hijos de la Iglesia, y las almas que merecen ser Templo escogido de Dios, y el titulo sagrado de Esposas han de tener valor para resistir combates, y para conseruar purezas ; por esso labra Dios su Tabernaculo en la Tribu de luda, como Vnicornio ; y explicò Titelman sup. hunc Psalm. Zelans pro puritate habitationis suae, neque plures sibi habitationes permittir. Y prefiere à la Tribu de luda con essa gloria a las demas Tribus, por de mas meritos, pues como dize el Abulense sup. Gen. et super Num. fue la primera que a vista del mar Bermejo, quando las demas Tribus temblauan cobardes, ella se adelantó en esfuerços para rendir los peligros, y assi fue la mas excelente, y mas digna de essos fauores, y assi por esso esta Tribu dixo Titelman ubi sup. Sed vnicaem istam charissiman habens, es preferida, no solo en el premio, sino en los cariños, por ser en virtudes mas auentajada.

24O Rosa la mas fragrante de virtudes, la mas hermosa en perfecciones ! como ostenta Dios en ti por tu virtud sublime, y auentajada la preferencia à todas las flores de perfeccion de la Iglesia de esse Nueuo Reyno de las Indias, heroicas plantas, dignas de su agrado, esse nueuo, si mas vistoso Parayso : pero en las demostraciones diuinas, tu eres la flor de mas agrado suyo ; como se han conocido en ti las anticipaciones de la gracia con excesso preuenidas, desde tu primer ser ; en la cuna te eligio Dios por empleo vnico, si el mas ventajoso de sus carinos. Con vna Rosa matiça el Cielo, aun en la cuna, lo agraciado de tu belleza, feliz pronostico de tu gracia : y si como aduirtio Clemente Alexandrino, lib. 2. Pedoga. cap. 8. las tres gracias, que los antiguos fingian, en señal de serlo, lleuauan coronas de Rosas. Y aun Pausanias afirma, que en el Templo que fabricò la antiguedad, pintaron a vna, y con vna Rosa en la mano por diuisa, que la diesse à conocer. Trasladar el Cielo milagrosamente, con tanta anticipacion, aun en los primeros passos de tu viuir, las Rosas a tu cara, que otra cosa nos indica, que vn feliz presagio de la gracia con que Dios te preuenia ? y si los Antiguos Poetas à la Virgen muy retirada, y honesta comparan à la Rosa, de donde tuuo motiuo, Columela lib. 10. de llamar a la Rosa flor de pudicicia, y honestidad : y segun Plauto, à las mugeres muy hermosas, y agraciadas llamauan todos Rosas, Plaut, in afin, que otra cosa pronostica el Cielo con matizarte el rostro con essa flor, sino tu pasmoso retiro, y todas las gracias, y perfecciones de tu virtud, como quien assegura, las tuuiste todas en heroyco grado, sin que te faltasse alguna ? Ni en ti jamas tuuo tibiezas la perfeccion, sin que se viesse el menor desmayo en la fragancia de tu virtud heroyca, creciendo, y aumentando en tu espiritu perfecciones sublimes, y para simbolizarlo todo el Cielo con anticipados assombros en la Rosa, con que tu rubrica lo manifiesta.

25Aduierte Theofrasto de causa plant, lib. 6. c. 25. ay algunas flores, que : Odores plurimi sinceriores mane sentiuntur, die crescente minus, meridie minime. Ay flores, cuya fragancia, al despuntar el Alua respiran fragante olor, pero al passo que sale el dia de su infancia, se reconoce el desmedro de su transcendencia, y en llegando a su perfecto estado pierden de todo punto su olorosa virtud ; la Rosa siempre tiene fragancia aun en las prisiones del boton que la empaña, en su cuna la comunica ; si desabrocha en el aumento, su encendido carmin la exala ; aun cortada toda en suauidades se manifiesta ; toda en medicinales interesses se franquea : por esso, como aduirtio S. Ambrosio in Ps. 118. blasonò tanto Christo de flor : Ego flos campi, Cant. 2. O como otra letra : Ego Ros ; no se llamò arbol, porque este vna vez cortado no da mas fruto ; la Rosa aun cortada comunica mayores interesses, respira mas suauidades ; assi nuestra Rosa en la cuna toda es prodigios, en la infancia marauillas ; aun en los juguetes de aquella edad manifestaua raros assombros de virtud : de cinco años votò de virginidad ; en el aumento assombros de mortificacion, y penitencia ; toda retiro, toda pureza ; ya de edad prouecta, pasmo de la santidad, sin que se viesse en ella en ningun estado el menor assomo de tibieza. En Rosa vemos, vn epilogo todo de perfeccion, en quien parece amontonó Dios lo mas perfecto de las santidades todas ; su virginidad, y entereza, sin que se viessen en ella aun los menores amagos de lo impuro ; que mortificacion de sentidos, que sufrimiento en las penas, que constancia en los dolores, que recato, y dominio en las passiones, que aliento en las virtudes ; y assi fue entre las Virgines de mas heroica pureza, siendo en la constancia, vna viba copia de los Martyres. Aquel zelo ardiente de las aimas, el ansia con que solicitaua su conuersion, y reformacion de costumbres ; vn viuo exemplar fue de los Apostoles ; la eficacia de su intercession con Dios para inmutar coraçones, las instancias, y instrucciones que daua à los Predicadores Euangelicos para que se fervorizassen en este empleo, hasta priuarse, aunque con mejorados logros, de los interesses de sus Maestros espirituales, instandoles el remedio de extirpar los vicios, y plantar las virtudes en los coraçones de todos. No enseñaua por si Rosa con su doctrina, pero alicionaua, superior Doctora de perfeccion, con su exemplo, y con su solicitud : mirad si en ella se hallò, con ventajas, la Santidad, y empleo sagrado de los Angeles veloces, que plantaron en aquel nueuo Reyno con su predicacion la Fé. Su heroica caridad, y amor a Dios tan viuo, con que demostraciones no le manifestò ? Aquellas ansias de padecer por su Amado, ya no se manifestaron en los alientos fervorosos con que se preuenia al oir entraua vn Exercito de infieles, para constante padecer martyrio ? Los afectos de su amor ardiente no fueron en ella tan continuamente repetidos, y el ansia de que todas las criaturas amassen a su Dios, que con lo fervoroso de su incendio hizo sudar a vna Imagen de Christo. Bien sé yo, que a este Señor le hizo sudar sangre en el Huerto las fatigas, y el tropel de culpas de los hombres, acaso por la tibieza, y frialdad que v[e]ia en su ingratitud ; pero hazerle sudar al afecto fervoroso, y llama ardiente del amor, solo el incendio abrasado de Rosa pudo conseguirlo. Aquella absteridad penitente con que trataua a su delicado cuerpo con tanto genero de mortificaciones, ya en la corona de agudas puntas con que maltrataua el celebro ; la cama, ò por mejor dezir, el cruel potro en que daua, si no descanso, repetido martirio a su desfallecido cuerpo, que tan maltratado traia a diciplinas, quien no dira fue vn morir continuado, y vn padecer sin aliuio ? Su mortificado retiro, donde en la celdilla estrecha que fabricò su fervor, quien no dira era mas propia sepultura de vn difunto, que morada de vn viuo ? A quien no assombran tantas virtudes juntas ? Tan heroycas, é inimitables perfecciones, à quien no pasman ? Luego si en Rosa vemos un trasumpto de las Santidades de todos, vn pielago de todas las virtudes, y cada vna en tan heroico grado, que mucho sea en las demostraciones de su Esposo la preferida, siendo en las dichas de Esposa, por vnica, sublimada, lleuandose todas las demostraciones de los carinos de Dios.

26De cada especie de los animales limpios, y de cada sexo de sus indiuiduos entrò Noe en el Arca por orden de Dios, vn septenario, Genes. 7. Ex omnibus animantibus tolles septena, et septena masculum, et foeminam. El Arca, dize el Doctor Maximo S. Geronimo, que representò a la Iglesia ; los animales pares al estado conjugal ; y el animal sin consorte al estado virginal : Id etiam tunc temporis pertendisse duplicem Ecclesiae statum, scilicèt, in binario coniugalem, in singulari vero virginalem. Y acabado el diluvio, le sacrifico à Dios Noe de cada siete el animal soltero, el limpio, y virgen, Gen. 9. Et tollens de cunctis pecoribus, et volucribus mundis obtulet holocausta super altare. Por qué, pues, elige prefiriendo a estos para el sacrificio ? Porque representan los virgenes. Pues el estado conjugal, representado en esse vinario, masculum, et foeminam, no es del agrado de Dios ? Si, pero como no de tan releuantes meritos, no de tanto aprecio a su carino, hizo Noe el sacrificio ; y dize el Texto Genes. 8. que odoratus est Dominus odorem suauitatis ; que le oliò del Cielo el sacrificio. Arias Montano, odorem quietis, que de espacio, y como quien descansa, se estuuo recreando en olerle. San Iuan Chrisostomo, odorem fragrantiae, que todo esse sacrificio se exalò para el recreo de Dios en suauidad, y fragancia, y le pareció a su agrado (dexadmelo dezir assi) como la fragancia suaue de vna Rosa, y (parece que dize Dios toda la vida de Rosa) toda esta hermosa flor en Santidad, en los incendios del color purpureo, y en lo fragrante de su virtud me huele a sacrificio, y con su olor suaue me recrea, siendo de esta flor bella sacrificante el amor fino de Esposa à Esposo, la oblacion, el fuego ardiente de su caridad, y los matices vistosos de su pureza, que mucho, pues, que Dios con ella se recree como en el mas agradable sacrificio : Odor atusque est Dominus odorem suauitatis. Hazele Dios participante a Noe de sus agrados ; ya le promete bendiciones (hasta aqui auia sido enojos todo, y rigor) a la tierra : dixit que ad cum. El Hebreo leyò : Ait ad cor suum. Y Cayetano : Ait in corde suo. Pues si había con Noe, como dize que había con su coraçon ? Ait ad cor suum, porque le agrado tanto con esse holocausto que le ha ofrecido de esse puro sacrificio, simbolizado en essas aues virgines que le consagra, y han sido taies las fragancias de suauidad que Dios ha apercibído, que le fauorece, y mira a Noe, quando le consagra esse holocausto, como prenda vnica de su coraçon : que a mi intento el docto Expositor de los Reyes Mendoza in 1. Reg. cap. 1. n. 18. annotat. 12. sess. 3. num. 8. fol. mihi 247. Tametsi Dominus cum Noe loquatur non est aliter à alienum Patriarcham orationi, et sacrificio operantem vocat Deus cor suum. Christo soberano, Amante de Rosa, abrasado de sus amores, la dize con regalados carinos : Rosa de mi coraçon, yo te quiero por Esposa. Ay tal fineza ! pudo tirar mas la barra la demostracion del carino ? Si : que Rosa es holocausto puro que se sacrifica en las aras del amor a su Diuino Dueño : es flor hermosa, que le respira fragancias, donde a la exalacion de sus suauidades descansa Dios : Odorem quietis : Es el holocausto, que a alientos de su pureza, à fauores de su oracion se ha dedicado a Dios, sagrado sacrificio : pues que mucho que si à Noe por los agrados que le ocasiona quando había con él, dize que había con su coraçon, para ostentar con él Dios las finezas de amigo, que mucho que al ver que Rosa le ofrece de si misma, en aras de su incendio, sagrada victima de mortificaciones, holocausto purissimo de virtudes, ostente con ella sus carinos, y diga : Rosa de mi coraçon, yo te quiero por Esposa ?

27Aora entiendo porque Tertulian. lib. 4 carm. contra Esarcios. c. 3. llamò al cuerpo de Christo Arca Sagrada : Arca sub exemplo corpus venerabile Christi ostendit. Y San Cyrilo sintiò lo mismo libr. 4. in Ioannem : Christi figuram fuisse Arcam. La del Testamento, que representaua a Christo, era de madera de Setin, la qual tiene vna Rosa en el coraçon (Sorribas sermon, de la Encarnacion fol. mihi 233) y si el Arca era donde se depositaua el Mana, la vara de los prodigios, y las tablas de la Ley, tesoro el mas precioso de la escrita, simbolo mysterioso del de mayor precio de la gracia, y el coraçon es donde deposita el afecto sus tesoros : Vbi est thesaurus tuus, ibi est et cortuum, Matth. 6. Ser Rosa del coraçon de Christo, y estar esta flor bella en el Arca mysteriosa, que contienne en si todos los tesoros de la gracia, y las riquezas de mas aprecio de la gloria : teniendo esta Rosa esta Arca en su coraçon, diré yo, que esta sagrada Virgen esta flor purpurea de incendios a fuer de Esposa, es el tesoro de mas aprecio del coraçon de Christo, y la mas rica joya de su estimacion, pues en su coraçon todo vn Dios la deposita.

28Aora, veamos si enga[r]ça el discurso al Euangelio. Cinco fueron los generos de sustancias à quienes se pudo comunicar Dios por vnion hipostatica, y à quienes prefiriò la humana naturaleza. Cinco son los generos de Varones ilustres Beatificables en la Indias, à quienes antepuso su Esposa Rosa ; cinco son las Virgines prudentes del Euangelio : Et quinque prudentes, y estas, prevenidas del azeyte de su caridad, y con la luz brillante de sus obras, estuvieron vigilantes, y preuenidas para recibir el Esposo : Exierunt obviam Sponso, et Sponsae ; y aunque fueron combidadas a la solemnidad del desposorio : Et quae paratae erant intrauerunt cumeo ad nuptias ; la desposada à quienes salieron a recibir fue vna, et Sponsae, y essa preferida a las cinco por quien entiendo yo los cinco generos de Heroes ilustres Beatificables de las Indias, a quienes con singular prerogativa de su Esposo Christo se antepuso nuestra Rosa de Santa maría, por vnica, y especialissima Esposa del Rey Soberano.

29Que seria, si el proponerlos la Iglesia en el Euangelio, estas cinco Virgines prudentes, es para que veamos copiada la hermosura, y perfecciones de todas cinco en esta Virgen sagrada, que oy aplauidimos, por vnica, y mas fauorecida Esposa de Christo : y assi como Ceusis diestro pintor, para idear cierto retrato, y dedicarsele a la Diosa Iuno, hizo juntar las mas bellas mugeres de Agtigentina, para epilogar en él la hermosura que en todas auia repartido la naturaleza ; assi, pues, para manifestar oy el Cielo vna Esposa la mas querida del Amante Dios, no es mucho se ayan publicado cinco tan bellas Virgines en el Euangelio, para que sus perfecciones todas resplandezcan en la Esposa que deseò, y solicitò la Reyna madre para su Hijo Soberano.

30Y si los cinco sentidos inclinados à las cosas terrenas, y que en ellas ponen su fin vltimo son las Virgines necias, en sentir de S. Gregorio in hunc loc. las prudentes, en el del Angelico Doctor Santo Tomas, son la eleuacion de los sentidos à lo celestial. Duplicantur (dize el Doctor Angel, in hunc loc.) secundum quod ad diuersos sensus referuntur, sunt enim quidam sensus exteriores, et quidam interiores, sunt quinque sensus qui festinant ad Coelestia, et superna desiderant ; alij autem sunt quinque sensus terrenis fecibus inhiantes. Las Virgines necias siempre se diuierten, inclinadas à las heces de la tierra ; las prudentes, que son la porcion, y fuerças superiores, y la ley de la razon, siempre aspiran a lo eterno, y desean lo celestial.

31O admirable Rosa ! cuya virtud heroica te sublimò à ser la Virgen mas prudente, y siempre preuenida del azeyte de tu caridad fervorosa, y del esplendor inextinguible de tus heroicas virtudes ; siempre estuuiste preuenida para recibir a tu sagrado Esposo, gouernando siempre con tal atencion, y vigilancia tus sentidos, que siempre se encaminaron à lo celestial, sin hallar en ti, por mas que lo registre la circunspeccion, el menor descuydo a lo terreno. Ο Virgen prudente ! y que sugetos, mortificados tuviste tus sentidos, tan aficionados en todo a la ley de la razon aun desde las primeras luces de tu infancia, que examinandote aquel gran Maestro de espiritu el Doctor Castillo, si auias sentido alguna tentacion interior, que fuesse vehemente, respondiste, que nunca, porque si alguna vez te acometia, tenias tan advertida la razon, que en dando vna sofrenada al punto se ausentaua, con que los sentidos que en otras fueron virgines necias, los hiziste prudentes, para que dirigidos de la luz, siempre resplandeciente de tu aduertencia, aspirassen al Cielo, preuenida a la espera de tu Esposo, et quae paratae erant.

32Y es no la menor excelencia de sus perfecciones, que los que rigieron la conciencia de Rosa tuvieron por cierto, que las luzes de la gracia començaron à brillar en ella al mismo tiempo que la llegò el vso de la razon, quando, segun la mejor Teologia, deben los hombres ofrecerse à Dios, y ordenar à èl todas sus acciones : mas sea esto como quisieren, en aquellos primeros visos del vso de la razon, no començò poco à poco, y entre sombras à descollarse la luz del conocimiento, en vn punto se hallò engolfada en los resplandores de medio dia, con cuya ilustracion siempre tuvo encendida la lampara, resplandeciendo en su coraçon dichoso, y caminando con alentados, y briosos passos en el camino de la perfeccion à que Dios la llamaua, sin apartarse jamas en lo restante de la vida de la senda que auia tomado, no cometiendo en toda ella pecado mortal, como afirmaron sus Confessores.

33Aquel afecto ardiente con que Rosa, quando el Alva rompia el negro manto de sombras por el Oriente del dia, quando abria las puertas del huerto, para boluer a ocupar, como Anachoreta, su celdilla estrecha, al dar los primeros passos combidaua en alta voz los arboles, y las plantas, las yerbas, y las flores, para que todos la ayudassen à dar mil bendiciones a su Criador, diziendo con el Profeta Rey : Bendecid al Señor todas las plantas que en la tierra os vestis de verdores, os adornais de pimpollos, y os coronais con las flores ; y al imperio afectuoso de Rosa se mouian juntamente las ramas con musico rumor, y armonioso ruido ; las hojas batiendose blandamente vnas con otras aplaudian al Señor con sonoro, y acorde estruendo ; la mas sublime arboleda inclinaua reuerente en la tierra su pomposo copete, haziendo la venia, con imperios de Rosa, à su Hazedor Soberano.

34Aquella mansedumbre docil de los mosquitos que habitauan en la celdilla de Rosa, degenerando de su ser, tan mansos en su obsequio, no la molestauan, ni ofendian : aquel alicionarles que alabassen à Dios : Ea, amigos (les dezia al abrir las ventanas de su celdilla) leuantarse à dar a Dios alabanças ; y ellos obedientes alabauan a su Hazedor del modo que podian ; de la mesma suerte, quando al caer del Sol bolvian à recogerse, les intimaua Rosa, que antes que se acomodassen a tomar reposo cantassen con ellas las Laudes de la tarde à su Criador, y en obedientes, si acordes consonancias, la imitauan, hasta que haziendo señal la sagrada Virgen callauan todos.

35El imperio de las aues, y los brutos sólo estuvo antes reservado al estado de la inocencia : tocòle tan de cerca à Rosa, que pudo reducir a su celdilla los priuilegios del Parayso : ò copia ilustre, ò retrato mas viuo del estado de la inocencia ! O dichoso siglo el de Rosa ! en el qual hasta los zinifes, y las plantas, y troncos insensibles llegaron à direcciones de su espiritu fervoroso, a aprender agradecimientos en obsequio de su Criador, para que en ella se viesse mejoradamente restituido el siglo de Adan. Todo lo que atendemos, rendirla obediencia los troncos, y las plantas, las flores, y las yerbas, las aues, y los mosquitos, fue reconocer en Rosa vna copia perfectissima de Adan enmendado, que como à este le niegan el conocimiento por ingrato, à Rosa la reconocen obedientes, y la rinden obsequios por agradecida à su Dios. Lo mismo fue pecar, que negarle la obediencia dize Chrisostomo, hom. in Psalm. 3. Postquam aspectum peccato commaculauit, tunc bestiae cum non agnoscebant, et que seruae erant, ei hostes euaserunt.

36Aquel alternar Rosa con vn paxarillo que todos los dias bolaua al ponerse el Sol, y alli esperaua la cantora auecilla à que Rosa le hiziesse señal para prorrumpir en canticos ; cantaua ella primero alabanças à su Esposo, y luego proseguia el Ruysenor la dulçura suaue de su musica : assi alternauan dulcemente Rosa, y el Ruysenor ; no de passo, ni por breue tiempo, duraua vna hora la fiesta ; en llegando a las seis de la tarde bolaua en vn punto el aue fugitiva hasta el dia siguiente que bolvia a continuar su tarea ; y si como advirtio S. Maximo hom. 2. el canto del Ruysenor es en agradecimiento de los fauores que recibe del Sol, y de la Aurora, y teniendo por corto el espacio el del dia, para entonar sus alabanças, se preuiene con anticipacion al Alva con vozes sonoras : Quoniam ad diciendas laudes sola dies non sufficit nocturna spatia per vigili decurrit cantinela. (Maxim, hom. 2.) Para agradecer Rosa à su Esposo los fauores que recibe, le parecen poco las vozes de su afecto, y assi solicita para cumplir con las leyes de agradecida, las vozes sonoras de las aues, para que à Dios le articulen sonoras, si continuas alabanças.

37Y assi ya no estraño, que en las prerogatiuas de Esposa sea Rosa la mas priuilegiada, y en los carinos de Dios mas fauorecida, siendo en las glorias de Beatificada la primera.

38En la disputa reñida que mueuen los Doctores en aueriguar, si fueron criados primero los Angeles, ó los hombres, en parecer tan indeciso, dize el suyo con agudeza Iunilio Obispo Africano lib. 2. cap. 1. deducido de lob capit. 38. Cum me laudarent Astra matutina, et iubilarent omnes Filij Dei : y entendiendo por Astros los Angeles, como por hijos de Dios a los hombres, constando que en alabar a Dios, y engrandecerle madrugaron mas estos soberanos Espiritus que el hombre, que por esso llaman Astra matutina, coincluye, que es caso executoriado la antelacion del Angel : Dum in laudibus (dize Iunilio) et benedictionibus caeteris creaturis praeponuntur. Entre Angeles, y hombres atengome a los que madrugan en bendezirle, para saber los que son primeros en los aprecios de Dios. Que mucho, pues, que si Rosa fue la que en ventajosos afectos de su fervoroso incendio se adelantò en alabanças de Dios tan sin interrupcion que no se diò tiempo (al parecer) en toda su vida que no se empleasse en alabarle, y no contenta con las alabanças propias, solicitaua las de las aues, de las plantas, de las flores, y brutos, y excitaua a todas las criaturas, animandolas para tan digno empleo, que sea preferida en las glorias de Beatificada ; para que se vea, que a ley de Virgen prudente fue con excelencia entre las diez de nuestro Euangelio la vnica por Esposa, y las mas fauorecida, por no faltarle el azeyte para que resplandeciesse siempre viua la lampara flamante de sus virtudes, y el oleo de su caridad ; llegando a ser en esto tan ventajosamente sublime en la direccion de sus sentidos, que en ella no se vieron con los desdoros de necios, ni con los descuidos de inadvertidos, dedicandose al empleo de lo terreno, si siempre con las advertencias, y vigilancias a la razon superior, sin que se durmiessen a lo caduco ; siendo vna fiel copia, y trasumpto mas viuo de Adan en el estado de la inocencia, sin que en ella la transgression de los preceptos Diuinos, y la advertencia a las leyes del amor apagasse en descuydos de dormida la lampara resplandeciente de su heroico obrar. De donde infiero, que

III.

39Con la Beatificación de Rosa florecerà en virtudes el desierto de la America, hasta ella inculto ; y al desabrochar el nacar peregrino de sus virtudes, la suprema Cabeça de la Iglesia ostentarà auer salido el Indio de la esclauitud del Demonio ; mostrando en esta flor hermosa el gozo de esse Pueblo convertido, la duracion de la Fé en esse Reyno por sus meritos, y el numero de Bienauenturados que secundara aquella nueua Iglesia Militante para poblar la Triunfante.

40Que de vezes oi al Venerable Doctor Castillo, que sin duda en Beatifacandola la Iglesia, generalmente todas las Indias recibirian el Santo Euangelio que se auia publicado en vn giron descubierto, y desde entonces animaua a los Religiosos, y Sacerdotes futuros que auian de alcançar su Beatificación.

41Aqui se ajusta la solemne ceremonia de la Iglesia, que la Dominica Letare, que es la quarta de Quaresma, siempre el Pontifice bendice la Rosa en senal de alegria, y en feliz prenuncio de vna gran cosecha espiritual, como dixo el Pontifice Inocencio III. en un Sermon que hizo explicando esta sagrada ceremonia : Vt omnes agnoscant (dixo Seracho) nouant prolem, et propagationis Spiritualis sobolem editam in Ecclesiam. Esta Rosa bendita por la suprema Cabeça de la Iglesia la quarta Dominica de Quaresma (que por esso, como ya dixe, la llama la Dominica de la Rosa) significa la fecundidad gloriosa y es vn pronostico feliz del sazonado fruto de la Iglesia.

42Y aun dixera yo, que es tambien señal que nos manifiesta el gozo, y alegria de la Iglesia en la fecundidad gloriosa de sus hijos, y que assegura florecerà el desierto de la America en virtudes, teniendo principio su fecundidad de la hermosura de esta bella Rosa.

43No sé si nos quiso profetizar el profeta Isaias estas felicidades, cap. 35. Laetabitur deserta, et florebit quasi lilium. Y donde nuestra Vulgata dize lilium, leyò el Hebreo, Habazaleth, que segun graues interpretes, no quiere dezir lirio, sino Rosa : y San Tespagnino buelve : Laetabitur desertum, et in via exultabit solitudo, et florebit velut Rosa, a quien sigue Vatablo en el numero primero de sus Escolios sobre este capitulo, diziendo, que el lirio de nuestra version, es lo mismo que Rosa : Y Foreiro, declarando este lugar del Profeta dize, que el Habazaleth del texto original, es mas termino peregrino, que Hebreo ; y que a su parecer no tiene origen en la lengua Santa ; si ya no dezimos, que es compuesto de dos rayces, que se interpretan, sinus, et vmbra, id est, quod digna sint sinu, seu gremio ; lo qual todo bien se vé quanto mas dize con la Rosa que con el lirio, que por ser flor de tan agraciada belleza, se hermosean las demas con ella, y la lleuan en el pecho, que es lo de Foreyro : truecanse estos terminos Rosa, y lirio ; porque Apuleyo de herbis cap. 107. a los lirios llama, Rosas de Iuno, lunonis Rosae : y Teofrasto histor. plant, lib. 6. cap. 6. generalmente a todas las flores llamaua lirios. Eran, pues, las Indias sin esta Rosa vn desierto espantoso, vn paramo esteril, y despoblado de virtudes, incapaz de habitarse. Florecerà este Reyno, hasta aqui inculto, dize el Profeta : Et florebit quasi Rosa. Producirà entre el barbare boscage de los errores de sus espinas, ya con la belleza de esta Rosa, ameno Parayso, y luego estarà alegre : ello es, causara notable alegria con esta peregrina flor, y agraciada Rosa a quantos miraren essa tierra fertil ya de virtudes, desde que la produxo el Cielo para assombro, y marauilla de la gracia : Y si como advirtiò Guillelmo Durando in rationali, lib. 6. de Domin. 4. Quadrag. Rosa in manu Pontificis gaudiu Israelitici populi designat, quoniam per gratiam Christi data est illi de Babylonica captiuitate licentia redeundi. La Rosa del Romano Pontice significa mysteriosa el gozo del Pueblo de Israel, que con la gracia de Christo se le quito la cadena infame de la cautiuidad Babylonica : Demun ille (prosigue Durando) cum multu aequitatu, et laetitia ingenti Ciuitatem cum Rosa circuit figurans gaudium illius populi in Ciuitatem Hierusalem reue si, atque communionem totius fidelis populi, et Ecclesiae letitiam exprimentis. El manifestarla el Romano Pontifice simboliza el gozo de este pueblo introducido libre de su antigua opression en la Ciudad de Gerusalen. Bendiga, pues, el Vicario de Christo nuestro Santissimo Padre Clemente. Beatifique esta Rosa Perùana, nueua Esposa de Christo, y la primer, si mas vistosa Flor de la America, y mas fragrante del ameno Parayso de la Militante Iglesia, que con esto estaran sus desiertos poblados de Flores de virtudes ; el Indio cautiuo en la Babylonia del vicio, y del horror desechara el hierro que le oprime, y manifestara el gozo de tanta felicidad, viendose introducido por la Religion, y la Fé en la Gerusalen Militante, y con esperanças de multiplicar saçonadas Flores, que hermoseen la Triunfante. Y esso sera pronostico cierto, que si hasta aqui esse Reyno estuuo rebelde en admitir la Catolica Religion tantos anos, ya a vista desta Rosa se destierran sus sombras con las luces de la Fé, y con su intercession estara en essa nueua Iglesia, y conuertido Reino, siempre la Fé, y Religion Christiana permanente, sin que el error le contraste.

44Mas si es esto lo que quiso prometer à esta nueua Iglesia su Esposo Christo quando se le aparecio à Rosa para prevenirla al desposorio en figura de Maestro de canteria, mostrandole en vn hermoso Palacio muchas doncellas ricamente vestidas labrando piedras, y le dixo, que la Esposa del Cantero devia exercitarse en la misma ocupacion que su Esposo, y que ella lo hiziesse assi, que esse genero de marmoles se ablandaua con solas lagrimas, con agua Rosada queria ablandarse la piedra Christo. Disponese la Rosa en la alquitara de su mortificacion, y aplicada al fuego de su ardiente caridad, destila agua Rosada, llora las tinieblas de aquel Pueblo, y ablandase la piedra Christo ; para acauar el edificio que auia comenzado en su conuersion.

45La seda con que matiza, el hilo de oro con que borda, el huso con que hila, la abuja con que labra bien parecen en la delicada mano de vna doncella ; pero la escoda, el pico, la sierra, y cincel de vn cantero, mas parecen instrumentos del braço robusto del hombre, que de la blanda mano de la muger. Ea, que es tan robusto el braço de Rosa (bien lo dizen sus penitencias, y mortificaciones) que ha reseruado Dios à ella el que labre la dureza de los marmoles, y porfidos de las Indias, para que el edificio de la Iglesia se perficione, y para que essa Fé permanezca en essa nueua Iglesia con eterna duracion incontrastable : Petra autem erat Christus, (1. Corint. 10.) piedra angular, que despues de auer unido las dos naturalezas Diuina, y Humana la puso por fundamento de su Iglesia : Super aedificati super fundamentum Apostolorum, et Prophetarum (Ephes. 2.) Y como tal, dizen Agustino, y el Thomas Angelico, vnio Gentiles, y Iudios, desde el pesebre en la vocacion de Pastores, y Reyes. Reprobola el Hebreo Math. 21. Lapidem reprobauerunt ; y assi la reseruó para perficionar con ella el edificio sumptuoso de la Iglesia : Hic factus est in captu anguli. Ps. 117. pusola en el techo quando se cerro la vltima claue, y assi la llamo S. Pablo Eph. 2. lapidem Summum, para diferenciar el edificio corporal del espiritual : Quia fundamentum Spiritualis edificij est in Sumo (dixo el Doctor Angel) terreni vero in imo. Esso, pues, le sucediò a nuestra Rosa, que auiendo fundado Dios essa nueua Iglesia, deseando acauarla, y ponerla en toda perfeccion, le mostrò las Virgenes que labrauan de canteria, para que ella ablandando las piedras con sus lagrimas (que con agua se labran los marmoles) las dispusiesse para acauar el edificio, y assi dezia el Doctor Castillo, ponderando esta vision, como quien con su alto espiritu la auia penetrado, que la Canonizacion de nuestra Santa auia de ser como la vltima disposicion de la conversion de todos los Gentiles, y Idolatras de las Indias.

46Y permitaseme a discurrir en la vision misma, era vn pronostico feliz de la duracion de la Fé, perpetuamente incontrastable en aquel Reyno. La Esposa delicada, Maestra de canteria, que labre piedras ? Si ; no sólo por lo que dixo S. Pedro hablando con los hijos de la Iglesia, 1. Petri 2. Ipsi tamquam lapides, viui super aedificamini domus spiritualis. Hagoos saber, que se haze de vosotros vna casa espiritual, y mistica ; tamquam lapides viui ; para labrar vn edificio se traen las piedras ; pero en él no se ponen enteras, sino labradas se ajustan, para su duracion, y hermosura. Bien : a golpes del hierro de la cadena con que se maltrataua ; de los picos de la corona con que se heria Rosa labrò estas piedras ; pues estarà el edificio sagrado de essa nueua Iglesia durable, y permanente.

47En el Exodo mandò Dios Exodo 20. Altare de terra facies mihi ; quod si altare lapide confeceris mihi, non eaedificabis illud de sectis lapidibus. De tierra pide Dios el altar, y de piedra por labrar : pues no era mejor de marmoles ? y ya que de piedras no sean toscas sino labradas. Que à mi intento Teodoret. q. 44. in Ex. Praecepit in quit de terra aut è lapidibus quos natura produxit altaria construi, nam vtrum que facile disoluitur. No auia de tener duracion el culto, y Religion de essa Ley antigua, pues auia de fenecer con la nueua de Gracia : Y assi poco importa sea el altar de tierra, ò de piedras por labrar, que facilmente se derriban ; pero quiere Dios en la Iglesia nueuamente conuertida de las Indias perpetuar el culto, y eternizar la Fé, y Religion. Pues labre, labre Rosa essas piedras, para que à fatigas de los meritos de su virtud sean permanentemente firmes, sin que la ruina las derribe.

48Mas dezia el piadoso Varon Castillo que la Reyna de las Rosas maría Santissima Madrina del Desposorio con su Rosa auia de abrir de par en par las puertas de las misericordias de Dios, que pocos de los conuertidos de aquel Reyno se auian de condenar, porque corrian por su quenta, para que tambien en los efectos del Desposorio con Rosa se apareciesse al primero ; y como en virtud del, en la primitiua Iglesia pocos de los conuertidos se condenaron, como consta de los Actos de los Apostoles ; assi fue copiosa la redempcion, eficaz respectivamente en dicha vocacion, y se condenassen pocos de los nueuamente conuertidos en comparacion de los muchos que se saluaron ; y piadosamente se puede deducir, se han de saluar de las Indias.

49Mucho ciudado ha dado à los Theologos Escolasticos, y positiuos el ajustar el numero de los predestinados, y reprobos ; y assi en lo primero con el Doctor Angelico Santo Thomas 1. part, quaest. 23. art. 8. in corp. que : Soli Deo est cognitus numerus electorum in Superna faelicitate locandus. Solo Dios sabe el numero de los predestinados. Tengo esta doctrina por tan cierta, que quanto dixere en este discurso no quiero darle mas fundamento que el que se permite à vna piadosa conjetura, deducida de los fundamentos que señalo, sin que se infiera ser mi intento infaliblemente ajustar lo que al incomprehensible juizio de Dios està determinado, y à sola su inescrutable sabiduria reseruado.

50Los mas Doctores han conuenido, en que, infinitus est numerus stultorum (Eccl. 1. v. 15.) Y por lo que dixo el mismo que nos redimio por el 20. de San Matheo : Multi sunt vocati ; pauci vero electi ; y por el 12. de S. Lucas : Arcta est via, et porta quae ducitad vitam, et pauci sunt qui in veniunt eam : latae est via quae ducit ad perditionem, et multisunt qui intrant peream. Y aunque esto sea en toda la multitud de hombres, por ser mayor la parte de Infieles, y Idolatras, Paganos, Iudíos, y Hereges, que la de los Catolicos, a quien llamò Christo, pusillus grex (Lucae. 12.) en comparacion del gran numero de los reprobos, aun siente Beda de los Catolicos ha de ser mas el numero de los reprobos, que de los predestinados, como le dixo Dios a Esdras lib. 4. c. 8. preguntando del caso : Hoc saeculum fecit Altissimus propter multos : futurum autem propter paucos, dicam autem coram te similitudinem Esdra quomodo autem interrogabis terram, et dicet tibi ; quvniam dabit terra multum magis, vnde fiat fictile parvum autem puluerem, unde aurum fit, sic et actus praesentis, seculi multi autem quidem creati sunt pauci autem saluabuntur. Que quando excede toda la tierra a los minerales de oro, tanto mayor serà el numero de los condenados, que de los que se han de salvar. Durissimo, y terrible caso !

51De los que militan en la vandera de Christo se dize en el 27. del Leuitico : Omnium decimarum bouis, et ouis, et caprae quae sub virgae pastoris transeunt, quid quid decimum venerit sanctificabitur Domino. Del rebaño de Christo solo la dezima parte quedaua dedicada para el Cielo. A esto aludiò Agustino lib. 4. contra Faustum, cap. 53. quando dixo, que la Iglesia era comparada a la era, porque como en ella ay mucho mas paja que granos de trigo, assi el numero de los reprobos es mayor que el de los predestinados. San Iuan Chrisostomo hom. 40. apretò mas la clauija al Pueblo de Antiochia, donde auia mas de cien mil hombres, y con gran dolor les dixo, que de tantos millares de Catolicos apenas se auian de salvar ciento : Non possunt in tot millibus centum inueneri qui saluentur, quin et de his dubito. Por un Catolico que se salva, dize se condenan mil.

52Caietano, sobre nuestro Euangelio, templo este rigor, diziendo de los Catolicos se salvauan por mitad, significados estos en las Virgines prudentes, y los reprobos en las necias. Otros dizen, fundados en la Parabola de los talentos, que al tomar las quentas dize, que dos quedaron como fieles siervos aprobados, y sólo uno condenado, con que parece las dos partes se han de salvar, y sólo la tercera sera condenada, como sucediò en los Angeles, cuyas ruinas se han de reparar con los hombres ; pero considerando que Dios no emparentó con ellos sino con el hombre, ni vistió su naturaleza, ni padeció ni muriò por ellos ; por el hombre diò la vida, anteponiendole en esto al Angel ; sin ser mi intento apartarme de la doctrina de los Padres, y del sentir de la Iglesia, a quienes me sugeto en todo, piadosamente me parece, que como nos antepuso en la vnion hipostatica, y desposorio sustancial, y en su Passion, y muerte, assi nos ha de preferir en el fruto de sus infinitos meritos, ordenados todos a nuestro reparo, con Redempcion copiosa : punto que tengo tratado Scolastica, y possitiuamente, y que saldrà presto a luz.

53He reparado en las Parabolas del 14. de S. Lucas, de la gran cena, y del 22. de San Mateo, de las bodas que el Rey a toda costa hizo para la boda de su hijo. Vnos Padres dizen fueron distintas Parabolas ; otros vna misma : importan poco que sean dos, ó vna ; porque la materia es la misma : vease a S. Tomas en su Catena. El Serafico Doctor San Buenaventura auiendo hecho distincion de las bodas en los desposorios naturales, de las de gracia, por vocacion a la Fé ; y de las eternas, quando se celebran en el Cielo, dize que este combite, y bodas no es de la Triunfante, sino de la Militante Iglesia : Per hoc conuivium nuptiale intelligitur status praesent is Ecclesiae. Y de las bodas del Rey, que se celebran con la Fé, y recepcion de los Sacramentos de la Iglesia : Conuivium in his nuptijs, est in susceptione Sacramentorum, et documentorum Sacra Scripturae. Y porque los Euangelistas dizen, que sólo combidaron sieruos, añade el Santo tambien fueron criadas a combidar : Missit ancillas suas. Prou. 9. Y explicandolo mas, dize : Ad hoc conuivium vocantur omnes qui vocantur ad fidem per veritatis praedicationem. Lo mismo sintio el Angelico Doctor in Matthaeum : y la razon porque este combite se entienda de la Iglesia Militante, y no de la Triunfante, es, porque el que llegò vna vez al combite eterno no puede ser repelido, y destas, lo que fue el que no tenia vestido nupcial. Por esso dixo el Angelico Doctor con S. Gregorio : Hic per nuptias praesens Eclesiae designatur.

54Embiò el Rey a solicitar combidados, y todos se escusaron. Enojose, y dexandolos como indignos, mandò a los criados saliessen : In plateas, et vicos Ciuitatis, et pauperes, ac debiles, et caecos, et claudos introducite huc. Lucae 14. Hizieronlo assi, y no se llenaron los assientos, ad huc locus est. Y dize S. Lucas, que al verlos vacios dixo el Señor a sus siervos : Exi in vias, et saepes, et compelle intrare : vt impleatur domus mea. San Mateo dize : lte ad exitus viarum, et quos cumque in veneritis vocate ad nuptias. Matth. 22. Y obedeciendo los criados : Egressi in vias congregauerunt omnes quos in venerunt bonos, et malos, et impletae sunt nuptiae discumbentium.

55Los pobres, flacos, ciegos, y coxos, estauan dentro de la Iglesia ; los de los caminos, y fuera de la cerca de la Ciudad, ò en los fines de los caminos significan, segun el Doctor Angel, los Gentiles : Per vias, et saepes, qui sun extra Ecclesiae vnitatem maxime Gentiles intelliguntur. Y S. Geronimo : Gentilis populus erat in exitibus viarum. Y S. Remigio lo entiende de los errores de los Gentiles ; y es mucho de notar, que el compelle eos intrare : y el aduxerunt bonos, et malos, en ambos Euangelistas cayò sobre los Gentiles que estauan fuera de la Ciudad, no sobre los coxos, y mancos que estauan dentro de la Iglesia.

56Intrauit autem Rex vt videret discumbentes ; y entre tanta multitud viò vno que no tenía vestido de boda, y a esse solo echò del combite, y le condenò, y todos los demas se salvaron. Puede ser cosa mas terrible, y espantosa ? que todos los que estauan dentro de la Ciudad, que symboliza la Iglesia, porque combidados se escusaron del combite, se condenaron, sin que se salvasse vno : Dico autem vobis quod nemo virorum illorum qui vocati sunt gustabunt coenam meam. Que cosa mas formidable, que oir a Chrisostomo, que de mil vno se salva : y a los que con mas templança computan, que de diez se salva vno ; y los mas piadosos a la mitad sola, y otros, que de tres partes las dos se libran, y perece la tercera. Raro rigor ! que obrando Dios con los de su casa, y rebaño de esta suerte, se aya tan manso, y piadoso con los Gentiles Idolatras, llamados a falta de los expulsos forçados, y compelidos, sin distincion de buenos, y malos : Compelle eos intrare : bonos, et malos ; sólo vno se condene, ó poquissimos, y todos se salven ? Si la Fé pide pia afeccion de voluntad, como creeran compelidos, como se logran los forçados a creer ? Todos juntos se salvan, excepto vno ? Forçados, y compelidos entraron, pero conocida la hermosura de la casa, y combite Real mudaron en mejor su voluntad ; malos fueron introducidos, y al punto convertidos ; despues de la maldad se mejoraron. Que a mi intento el Doctor Angel : Bonos, et malos opportuit quidem vocari non autem, vt mali pemanerent mali, sed vt deponerent vestimenta contraria nuptijs, et induerent nuptialia vestimenta. Dispusieronse, y prepararonse para ser buenos, y assi sólo vno que no lleuò vestido nupcial fue condenado entre tantos admitidos a la Real mesa, y festejo de las bodas.

57San Buenaventura sobre el Missit servum suum hora coenae, advierte, que para este combite no sólo convocó con criados, sino por medio de criadas, hasta el extremo de la tierra ; y por lo que combidan, y llaman entiende la Orden Sagrada de Predicadores : Servus iste est Ordo Praedicantium, qui cum sint multi intelliguntur nomme vnius in vnitate officij ; y assi entiendo yo se verifica en el gran Patriarca S. Domingo, y su Esclarecida Religion lo de Isaias 42. Dedite in lucem gentium, vt fis salus mea vsque ad extremum terrae. Desde el vientre de su madre tuuo luz con que alumbrar el mundo ; y porque al estremo de la tierra no solo auian de ir sus hijos, significados en los siervos, sino que aun las Virgines de su Religion, como Rosa, auian de tener parte : Missit ancillas suas, dixo el Serafico Doctor hablando de la mesma mission ; y la execucion fue al fin deste siglo, para llenar el numero de los predestinados : Vt impleatur domus mea numero praedestinatorum Fidelium, dixo S. Buenaventura ; y todo mira a la conversion vltima de los Gentiles, que aunque esta començada, aun no esta cumplida, por los muchos que aun no tienen noticias del Euangelio. Y de sola esta Nacion sabemos aya sido compelida a entrar en la cena, esto es, a recibir la Fé, a fuerça de armas, forçados, a empellones, y aun oy se experimenta se ponen esquadras de soldados para la seguridad de los Obreros del Santo Euangelio ; tanto, que aun S. Luis Beltran reconociendo su dureza, y obstinacion, que si no es compelidos no admitian la Fé de Christo, sacudiendo el polvo de sus çapatos dexò las Indias, y se bolviò a España, conforme el vso de la Primitiua Iglesia. De aqui se eleua la admiracion que de los voluntarios, y que estauan dentro de la Iglesia se condenen tantos, y de los compelidos vno sólo se hallo indigno, y todos los demas dignos, y no ay mas respuesta que la que dan Origines, y el Angelico Doctor, que los compelidos mudaron su voluntad de mala en buena, y permanecen en ella, y assi se salvan los mas, y son tan pocos los que se condenan ; y esso nos dio a entender el Rey Soberano, quando dixo, en toda su casa no huvo mas que vno sin vestido nupcial, que se condenasse. Grande empeño para que los fieles de aquella Iglesia, ya que han recibído la luz de la Fé, la conserven con la perseuerancia final de sus buenas obras.

58El Venerable Aparicio, en Mexico, reconociendo el natural de los Indios, y que aun a la Doctrina venian como forçados, juzgaua se saluauan pocos, y hablando con cierta alma de la otra vida se lo preguntò, y le fue respondido, que muchissimos, ο los mas se saluauan, y repreguntando de las Indias, le dixo, rara se condena.

59Esos son los secretos, y inescrutables juizios de Dios, que condenandose mas de los que voluntariamente recibieron la Fé ; pues segun Chrisostomo, de mil apenas se salua vno, de los compelidos con ser innumerables, vno solo, ó muy pocos se condenan, y todos los demas se saluan. O dichosas Indias Occidentales, que aunque fuisteis las vltimas en la vocacion, parece que ha querido Dios compensar la tardança en combidaros a la hora de la cena con la multitud de los que se saluan ! Condenense, y saluense a medias las Virgenes del Euangelio, que al principio todas fueron buenas, y con sus lamparas salieron à recibir al Esposo, y a la Esposa ; pero con la tardança del Esposo se durmieron, y por falta de aceite se les apagaron ; que los que fueron siempre necios, todo el tiempo que el Esposo tardò en combidarles, apenas compelidos entraron a la casa de las bodas, todos se hizieron cuerdos, y prudentes, excepto vno, y como preparados, y preuenidos despues de las bodas de la Fé, entraron con el Esposo a las eternas : Et quae paratae erant intrauerunt cum eo adnuptias. De aqui es, que

IV.

60Tan dichosamente feliz logrò Rosa, por la semejança con Christo, la vnion de Esposa, y à Ley de amantes son tan vnos, que si Christo en el nacer, y morir es Rosa, por auerse crucificado con su amado Esposo en vida, Rosa se vincula en muerte ser vna copia la mas parecida de Christo, y interessa ser el vnico medio, por donde mira Dios (si hasta aqui riguroso con su tardança), ya propicio aquel Reyno ; pues aunque le llamo tarde, por Rosa le adelantò en los fauores, assegurandole con perpetuidad los socorros de sus luces.

61Ya hemos discurrido como Dios de su primer desposorio, quiso idear vna copia la mas parecida en el que celebrò con Rosa, que fue combidada a la cena con los Gentiles de quien descendio : veamos los marauillosos efectos del primer desposorio con su Iglesia despues de cinco mil años de tardança, y de ai colegiremos, porque auiendose tardado tanto en la Gentilidad de las Indias Occidentales, aya dispuesto recompensar esta tardança con la liberalissima vocacion, y predestinacion de tanta multitud.

62Pienso que el suauissimo olor de la Rosa, que tiene virtud de templar el vino de la ira, y furor de Dios, le hizo que depusiesse los rigores de su justicia, boluiendole apacible, y haziendole oluidar su justissimo enojo : y aun por esso vsauan los Antiguos en sus combites, donde auia abundancia de vinos generosos, que los combidados se coronassen de Rosas, para que la fragancia, y suauidad de su olor les templasse la eficacia del vino : por esso dixo Oratio : Non desunt epulis Rosae. Y Ouidio fast. 5. Tempora subtilibus pinguntur tecta coronis, et later iniecta splendida mensa Rosa. Que amigo se mostrò Dios desde el principio de la creacion de las Rosas, pues llenò el Parayso dellas, despues de criado este mundo : Vidit Deus cuncta quae facerat, et erant valde bona, Gen. 1. Y complaciendose en ellas, en el hombre hizo vn tanto monta de todas ; por esso se dize, Michrocosmos, mundo abreuiado, hizo (dizen grauissimos Doctores) traer de las quatro partes del Mundo, quatro terrones de tierra bermeja, y colorada, para material de su edificio, y porque le auia de criar como forma de Christo, que con los carmines de su sangre puros la auia de bañar toda, por esso dizen los Interpretes, que esta palabra, rubicundus, le corresponde en el original, 4. don, por esso se llamo nuestro primer Padre Adan : Quia e terra rufa à Deo plasmatus est. Y notò Cartagena de Tertuliano, al criar al hombre, assistio el Verbo en forma humana, aparente, y que a su imagen se criò el cuerpo de el primer hombre (que mucho, copiasse tan de los principios a su similitud, si se auia por la Encarnacion de desposar con su naturaleza) à semejança de Dios le infundio el alma ; assi le fue reuelado à mi glorioso Padre S. Francisco, que sobre e\, faciamus hominem Gen. 1. (dixo) atende, ò homo, quia Deus creauit te ad similitudinem in anima, et ad imaginem in corpore. El cuerpo no fue Imagen de la Diuinidad, sólo lo pudo ser el cuerpo de Christo, como si dixessen las tres Diuinas Personas, criemos al hombre à nuestra semejança en el alma, porque con ella nos hemos de desposar por la gracia, y en el cuerpo a imagen del cuerpo que ha de vestir el Verbo, que aora tiene en apariencia ; y por esso dixo S. Pablo, que Adan, era forma futuri, ad Rom. 5. Y como lo podia ser sino se le pareciera siquiera en el cuerpo ? De aqui leyo el Minorita de triumpho Crucis, que dixeron las tres Diuinas Personas : Faciamus hominem ad imaginem humanitatis nostrae Crucifigendae ; ò como leyò otra letra : Ad Crucem nostram.

63S. Maximo, docta, y curiosamente pregunta, en que postura puso Dios el cuerpo de Adan correspondiente à treinta y tres años de edad, para infundirle el alma ? En pie ? No, que sabia auia de caer presto. Sentado ? Menos ; porque sabia Dios no auia de permanecer de assiento en su felicidad : De rodillas ? Tampoco, que anteuio quan ingrato le auia de ser : Pues como ? Caido, y tendido en la tierra, qual presto auia de caer : y en que forma ? Homo in formam Crucis formatus est. En forma de cruz llegò el Soberano Pintor à ponerle los colores, y como el exemplar era Christo, cuyas heridas estauan previstas, y aceptadas porque fuesse perfecta la copia, cargo tanto de color rojo en sus manos, pies, y costado, que quedaron como cinco Rosas, que ideauan sus cinco heridas, por esso dixo Dauid profeticamente misterioso en el Ps. 138. Ecce Domine tu cognouisti omnia nouissima, et antiqua tu formasti me, et posuisti super me manum tuam. Y segun otra letra : Posuisti super me percusionem manuum tuarum. No te contestaste con criarme inmediatamente por tu mano, sino para que fuesse forma, y figura tuya perfecta pusiste en mi cuerpo las señales de tus heridas.

64Apenas viò Dios aquel cuerpo en forma de Cruz, matizado con las cinco Rosas purpureas, quando abraçandole con lazo estrecho, como quien miraua en èl la naturaleza con quien se auia de desposar, le atendio por la similitud con tanto carino, que inspirauit in faciem eius spiraculum vitae, como sino se pudiesse contener de amante, viendo en el hombre Cruz, y Rosas sin hazer demostraciones de su amor. Poco le duró esta dicha a nuestro primer padre, pues borrando con su pecado la semejança de Dios en su alma, borrò tambien la hermosura de las cinco Rosas de su cuerpo, y en lugar dellas se introduxeron las cinco Virgines necias en los cinco sentidos con que pecò Eua ; y nuestra Rosa escarmentada en su cabeça conseruò sus cinco sentidos con la prudencia, y luz de sus lamparas. Con el borron de estas cinco Rosas contraxo todo el linage humano el cautiuerio infame de la culpa, sin tener con que poder rescatarse ; por ser la ofensa infinita, y limitado, y finito su caudal, salio el Hijo de Dios por su fiador, y se obligò a pagar por él ; y aunque Dios, faltauale el caudal de lo passible, y mortal con satisfacer la paga ; instauale la obligacion, y para desempeño en el talamo virginal de maría Santissima se desposó con la naturaleza humana, y se hizo sobre candido, rubicundo, y vna Rosa la mas bella, con la sangre que esta purissima Señora le ministrò de su coraçon mismo, y esse fue el precio con que satisfizo la deuda, como quien dize, enojado està mi Eterno Padre contra el hombre, y como embriagado con el vino de su furor ; sólo el olor fragrante de vna Rosa ha de templar su ira, y enojo, y le ha de trocar en manso, y apacible con el hombre, y pues sali por fiador suyo, yo me haré Rosa, que deshojada, y herida, y maltratada à fuerça de rigores, y del fuego de mi amor, destilaré vna fragancia tan suaue, que del todo, todo el furor de Dios, quedarà templado.

65El Verbo en quanto Dios candido era, y el mesmo candor de la luz eterna del Padre ; y como dixo S. Pablo ad Hebr. 1. Splendor gloriae, et figura substantiae eius. Pero no rubicundo solicita este color, y con la purpurea sangre que le dio maría de su coraçon para el desposorio de su Esposa la humana naturaleza, quedò candido rubicundo, y hecho vna Rosa ; segun el gran Padre S. Bernardo serm. 28. in Cantica : Christus dicitur candidus, et rubicundus quem circundant flores Rosarum. Y segun Ricardo de S. Laurencio : Christus vere suit Rosa sanguine proprio rubricatus.

66Su primer nombre en el pecho del Padre quando naciò Dios, no fue Rosa, sino Ros, rocio, porque como el Padre fue mar, y fuente de toda la Trinidad Santissima nació como rio ; al desposorio de su Encarnacion solicitauan con ansias los padres, clamando Isai. 45. Rorate caeli desuper ; como rocio baxó sobre el Vellocino de Gedeon, y en la era, sólo le faltaua se le añadiesse la letra à, para llamarse Rosa, y essa à, y esse nombre vino a buscar en su Encarnacion, y la vnio a si en su primer desposorio.

67Llamose Eua en el estado de la inocencia, como aduirtio el Maestro del sacro Palacio, Sancho de Aporta ser. 13. de Incarnat. Gen. 2. Virago, quia de viro sumpta est, porque fue formada de Adan : esso significa la à, que està en medio de su nombre : despues del pecado se llamò Eua, y este no le heredó maría, sino el Aue ; y para que se entendiesse maría auia recuperado el estado de la inocencia, al nombre, Virago, se le quitò la à, que significaua à Adan, que introduxo la culpa ; para que se entendiesse, que aunque descendia dél no le alcançò su yerro, y assi se llamò Virgo. Y que se hizo essa à, que se le quitó a maría ? Perdiose ? No ; essa à, la recibiò el Verbo, y Ros del Cielo, con la semejança del pecado, in similitudinem peccati, como dixo San Pablo ad Rom. 8. por esso se llamo segundo Adan, y que el primero fue, forma futuri, ad Rom. 5. y añadida essa à, a su primer nombre Ros, quedò hecho vna Rosa en el ser de naturaleza, con quien se desposa amante ; y en el nombre con que redime, con lo purpureo de la sangre de maría de que se formò su cuerpo, es la Rosa el nectar de los Dioses, y su olor aplaca su ira, como dixo Constancio Cesar, libr. 11. y Sapho, apud Achilem Tatium ; y como venia a aplacar al Padre se hizo Rosa, para que su olor suauissimo le templasse, y quedò tan pagado de su hermosura, que depuesto su enojo, vimos los efectos que causò en la Primitiua Iglesia, en que todos, ó los mas se salvaron, pocos, ó ningunos se condenaron, como se refiere en los Actos Apost. cap. 4 et 5. Magis autem augebatur credentium in Domino multitudo virorum, et mulierum, multitudinis autem credentium erat cor vnum, et anima vna.

68Despues de esto v[e]ia Christo el enojo del Padre contra las Indias Occidentales ; pues en mil y quatrocientos anos, despues de esta Indulgencia primera, tan plenaria, no les quiso alumbrar, en pena de auer resistido la Predicacion de su Apostol. Compadecido el Hijo de Dios, por auer sido fiador de la America, como de las otras tres partes del Mundo, alegaua con el Padre le auia sucedido bien con el primer desposorio en que se hizo Rosa, y con su olor suaue auia aplacado su ira ; y pues segunda vez no auia de hazerse Rosa, sacaria de entre las espinas de aquella Gentilidad vna Rosa tan bella, con quien se desposaria mysticamente, para que a mortificaciones de sus penitencias, y colgada en vna Cruz, diesse tan suaue olor, que obligasse al Padre a deponer su enojo, haziendola, a ley de Esposa, semejante a si, y tan vna con èl, que

V. y ultimo

69Si Christo al nacer, y morir fue Rosa Crucificada Rosa en vida, lograsse aun en su muerte ser viua copia suya.

70A ley de Esposa Rosa en vida fué vna copia de Christo ; digalo su mortificacion continua ; la corona de agudas puntas con que maltrataua sus sienes ; lo austero de sus rigurosas penitencias, la assistencia tan continua en la oracion, colgada de los cabellos, y el crucificarse continuamente en la Cruz, reclinar la cabeça para morir en el leño duro de la cama, que la hazia cabera, para conformarse mas con su Esposo crucificado, y mirando con atencion el aspecto palido de Rosa quando moria, atender en él vna viua Efigie de Christo espirando en la Cruz.

71Reparò San Cyrilo Alexandrino Libr. 12. cap. 28. porque Christo permitiò le crucificassen entre dos crucificados ladrones, y la razon que da : Duorum igitur Crux latronum, vt ablaentu dicimus duorum Populorum confunctionem cum Christo significabat, para representar en esso la vnion de los dos Pueblos con Christo, que menos que crucificados no la representarian con propiedad. Y para que mas ? Quia vna cum Christo quoda minodo mortui erant ; y para significar tambien, que essos crucificados estauan juntamente muertos con Christo, que a la vnion con este Señor Soberano se ha de seguir como empeño forçoso, crucificarse con él. Y tambien dize el Santo : Carnali voluptate spreta, et mundana vita sepulta, vt cum Domino suo spiritualiter viuerens ; para que despreciando la vida de la carne, viuiessen espiritualmente con Christo, muriendo con él. Donde el alma, ò la Esposa que perfectamente se ha vnido por el amor con su Esposo, toda ha de estar crucificada ; toda ha de ser mortificacion, y muerte continua a la vida de la carne, para lograr con mejoras la vida inmortal del espiritu : Por esso dezia San Pablo ad Galat. 2. Christo confixus sum Cruci viuo autem iam non ego, sed viuit in me Christus. Para que Christo, a ley de Esposo, aliente mejorada vida en su Esposa amante, ha de viuir crucificada, muerta en si, y con esso vivirà con alientos de Christo. O Rosa ! bien nos dize la Cruz, y continuada muerte de tu vida la vnion, y semejança con tu Esposo Christo. El te ocasionó à tu feruoroso padecer los accidentes de tu continuado morir ; y en tu muerte, siendo tu su retrato al espirar, manifestaste, à ley de Esposa, los alientos con que te trasladò a la eternidad ; y si Christo, iam non moritur, ad Rom. 6. ya no tiene en el imperio la muerte ; morir Rosa como Christo en la figura del rostro, serà dezir, no fallece, porque se le acaba la vida, quien siempre en la mortificacion viuiò muriendo : Si, que la muerte, pues es en Christo, la eterniza à mejor vida.

72La perfeccion de las almas Esposas de Christo la puso Dios en que fuessen parecidas à la imagen de su Hijo, ad Rom. 8. Quos praedestinauit conformes fieri imagini Filij sui ; y assi llegò a dezir S. Basilio, que fue essa la razon de hazerse Dios Hombre, el poner original à los ojos de cuya imitacion se formasse nuestra virtud, y nos fuessemos pareciendo a su Hijo, y es de ponderar el irnos conformando a la imagen que es haziendonos semejantes a ella ; porque toda la vida de su Esposa ha de ser toda candor, y martirio. Y reparò delgadamente Origenes, que auiendo tratado Dios de hazer al hombre a su imagen, y semejanza : Faciamus hominem ad imaginem, et similitudinem nostram. Gen. 1. Al tiempo de llegar à la execucion, no dize, que le hizo, sino a su imagen : Ad imaginem. La razon dio Origenes, porque el darnos el ser, es hazernos a su imagen desde el principio, pero nosotros nos hemos de hazer a su semejança : Per totam vitam nos operare debemus similitudinem ; como vn escultor, que para hazer vn Christo corta vn arbol, y todo es decortezarle, partirle con la açuela, cabarle con el escoplo, alisarle con el cepillo hasta irle sacando à su idea. Arboles somos los hombres, Marci 8. Video hominem sicut arbores ; para imagenes de Dios nacimos ; para semejança de su Hijo nos cortó la Iglesia desde el rio de nuestro Bautismo. Es menester cortar toda la vida, descortezar afectos, arrancar deseos, allanar inclinaciones, cabar demasias, y irnos pareciendo a Christo, pues no se contentò con la imagen del alma, sino hasta ser parecida en el cuerpo ; y por esso al morir, que es el complemento de la vida, y donde se acaua de llegar al termino de imagen el rostro de nuestra Rosa se muestra como el de Christo ; verificandose en ella lo de S. Pablo. 2. Cor. 4. Mortificationem in corpore nostro circunferentes, vt et vita nostra manifestetur in corpore ; à la cara le salen las señales viuas, aun en la muerte de la imagen que copió tan al viuo, y en esto parece singular à los demas Santos, pues se le parece à Christo en la cara, que es lo que mas haze parecido.

73Por sumo encarecimiento dezia à Dios vn alma Santa, Cant. 8. que le imprimiesse por señal su imagen en el coraçon, como al Martyr Ignacio, y como a Clara, y quando mas se manifestasse fuesse en el braço, como a mi Serafin Francisco : La imagen primera es el alma, la semejança es el cuerpo, y desde el coraçon al braço puede pasar en mi glorioso Padre hasta los pies de sus llagas ; pero no llegò a la cara la impression nunca, y assi ni la semejança, que la cara es la parte donde se dan los golpes parecidos : quien reparo que tenía los pies vn hombre como otro dos braços, quando le juzgó por ai la semejança ; pero por la cara siempre ; esso es lo que da cuydado al pintor, parezcanle estos, y aquellos Santos en el alma, en cuerpo, en costado, en braços, y pies a Iesu Christo, que Rosa es la que en la cara mas se le parece ; y si Christo en la Cruz al morir, como dize S. Bernardo lib. de Passione Dominito. 2. fue Rosa : Rosa rubens, et ardens ; sea Rosa al morir imagen de su Esposo Christo ; para que le vea, que a vista de la fragrancia desta Rosa se da por obligado el Padre Eterno a deponer su enojo en la tardança de la conuersion de la Gentilidad de las Indias, y que aunque entren tarde al combite de la cena compelidos, ya por ella mira tan propicio aquel Reyno, que aunque le dilató el llamamiento, por esta Rosa Esposa suya le adelanta los fauores ; y como ella supo hazer prudentes sus cinco sentidos, que en otras Virgines necias, assi a ella le dàn por oficio llamar a la gente mas pequeña, que se ha conocido en el mundo, y a los insipientes Indios, para que ya ilustrados de la Fé la conserven, para que permanezca en ellos el verdadero culto de la Religion, perpetuamente durable.

74Si maria Santissima quiere en Mexico se le labre Capilla, se vale de vn pobre Indio, que no dandole su Obispo credito, le dà por señas vna manta llena de Rosas el año de quarenta y vno ; y no sin especial prouidencia el de quarenta y tres, a instancia de la Catolica Magestad del Señor Rey Felipe Quarto, la Soberana Reyna de las Rosas, que assi la clama Ricardo la Virgen Sacratissima del Rosario se eligio por especial Patrona de Lima, ilustre Metropoli, y Cabeça del Reyno del Perù. Martyrizan en el Perù tres Religiosos Franciscanos, que colgados en arboles fueron flechados, y toda la tierra regada con su sangre, dio tan hermosas Rosas, que los Barbaros pidieron el Bautismo. No bastaua vn prodigio en Rosas, para que en ellas repetis tantas vezes vuestros prodigios ? Ya no se viò en aquel Reyno aparecer el Sol al principio del dia coronado de vna bella guirnalda de Rosas, marauilla, que prodigiosamente pronosticaua la conversion de aquel Reyno, y que las luces del Soberano Sol de Iusticia le auian de ilustrar. Para que entre Rosas, con especialidad en este Reyno, manifestais tan repetidas marauillas ? Para que entienda el mundo, que por entre las hojas de mi Rosa he de alumbrar a los que aun estàn en los horrores de su Gentilidad ; y para que se conozca que la suauidad, y fragrancia de la Rosa de mi coraçon, tiene ya desenojado a mi Soberano Padre.

75Fingiò Apuleyo lo del bruto de oro, como refieren muchos : Apuleyus in asyno aureo fabulatur seex homme in asynum conversum, rosis toto Orbe perquisitis tam multa pertulisse incomoda, donec demum oblata earum copia quas deceperat humanae formae restitutus pristino decori menti, et iudicio est reditus. Convertido vn hombre en bruto, este no tuuo mas remedio, que con mucho trabajo rodear el mundo, y cargarse de todas las Rosas que pudo, y ofreciendolas al que le auia convertido en jumento, le fue tan de su agrado el olor de las Rosas, que desenojado, le restituyò el juizio, y primer honor. Al verse Dauid en culpa, no dixo, Psalm. 72. Velut iumentum factus sum apud te, no es bruto el que a Dios ofende, pues le falta la razon ? No es proceder como irracional, querer que Dios retire la mano al castigo, alargando nosotros las dos en multiplicar sus ofensas ? El remedio es, que el hombre bruto por la culpa caminasse hasta las Indias Occidentales, y cargado de esta Rosa se la ofreciesse a Dios enojado, para que le restituyesse la razon ; y pues se nos ha venido, y Dios la ha traido a Roma, y España, carguese el pecador de su deuocion, para que desenojado Dios recupere su gracia, y honor de criatura racional para el Cielo.

76Por el 39. del Eclesiastico dize Dios : Furore repletus sum ; pero sois mis hechuras, adhuc conciliabor. Y que remedio, Señor, para teneros propicio ? Qua si Rosa plantata super riuos aquarum fructificate : si quereis ceda de mi furor, fructificad como la Rosa plantada a orillas de las aguas, estas han de ser de lagrimas de vuestras culpas, imitad a esta Rosa Esposa mia, para que me aplaqueis ; porque como dixo el Profano : Rosa flos odorque divum. Tenedla intima deuocion, y me obligareis a comutar mi furor en bendicion ; y la mano leuantada para vuestro castigo se convertira en llenaros de bendiciones de gracia, y gloria : Ad quam nos perducat, qui cum Patre, et Spiritu Sancto viuit, et regnat Deus in saecula saeculorum. Amen.

77Lavs Deo.

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2004

Conditions d’utilisation : http://www.openedition.org/6540