Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Luis Emilio Recabarren

 | 
Eduardo Devés Valdés
, 
Ximena Cruzat Amunátegui

La Federacion Obrera, Santiago

Texte intégral

La Federación Obrera, Santiago, 21/11/1921

UN FONDO PARA ALIMENTAR LA CULTURA POPULAR

1La Administración de La Federación Obrera propone a los afiliados de todos los Consejos Federales y a otras organizaciones de lucha contra el régimen dominante, la siguiente buena idea:

2Constituir entre los miembros de cada Consejo u organización, un grupo de diez personas denominado “Grupo pro-cultura popular”, que tendría por objeto propagar ampliamente el amor por la lectura de impresos destinados a desarrollar la inteligencia popular, como ser: diarios, revistas, especialmente folletos.

3El funcionamiento de este grupo seria como sigue:

4Reunirse quincenalmente en el sitio que designe el grupo

5Nombrar un secretario y un tesorero

6Pagar quincenalmente una cuota de un peso, destinada a ser invertida en folletos o periódicos de ideas educativas.

7Cada uno de los diez socios de cada Grupo pro-cultura popular, recibirá en folletos o periódicos, a precio de costo, una cantidad equivalente a cada peso pagado quincenalmente, para que los revenda entre sus compañeros y amistades y recupere el peso invertido con su respectiva ganancia.

8Los tesoreros de los grupos remitirán a la Administración de “La Federación Obrera”, cada quince días, los diez pesos recaudados en sus grupos respectivos, por lo cual recibirán el recibo correspondiente.

9La Administración de “La Federación Obrera”, se compromete a editar o comprar folletos instructivos para remitir quincenalmente la cuota de folletos, revistas o periódicos que corresponda por cada remesa quincenal de dinero.

10La Administración de “La Federación Obrera”, empezará a cumplir su compromiso, una vez que cien grupos hayan remitido hasta la tercera cuota quincenal. Se requiere este plazo y el capital que se reúna en ese tiempo para editar periódicamente las impresiones que deben circular de esta manera a través de todo el país.

11Organizando grupos de esta manera, en todos los pueblos de Chile, aseguraremos una fácil organización para propagar eficazmente la más sólida instrucción del pueblo. Veamos un ejemplo: Por cada un peso con que contribuya cada uno de los socios asociados a los grupos pro-cultura popular, supongamos que reciba seis ejemplares de folletos para vender a veinte centavos cada uno, podría vender cinco para recuperar su peso y le quedará de ganancia un ejemplar. No es el objetivo de este proyecto desarrollar un espíritu de lucro, sino crear grupos capaces y dispuestos para desarrollar infinitamente los elementos de cultura y educación de la enorme masa trabajadora o proletaria, desgraciadamente condenada a sufrir en la ignorancia por falta de cultura. A ningún socio o socia de la organización obrera le puede faltar ocasión para vender cinco ejemplares de cualquier folleto, periódico o revista. Esperamos y confiamos que en todos los Consejos Federales y otras organizaciones se procederá inmediatamente a la organización de estos pequeños grupos que serán, una vez constituidos y en acción, la fuerza imponente que sembrará la gran cultura para aumentar la capacidad social del proletariado.

12Los grupos pro-Cultura Popular pueden organizarse en cada faena o sección de trabajo donde quieran los federados organizarlos, debiendo indicar a qué Consejo u organización pertenecen. A la acción pues, federados y federadas.

Luis E. Recabarren S.
Administrador

La Federación Obrera, Santiago 11/01/1922

VISITANDO LAS MINAS DE CARBÓN

13En medio de una naturaleza espléndida, los productores de la riqueza viven en condiciones repugnantes. Frente a la infamia capitalista hay una solidaridad y valentía obrera formidable e invencible.

14LA HUELGA FORZOSA o LOCK-OUT

15Hemos recorrido toda la región carbonífera bajo un tiempo esplendoroso, en los momentos en que la Naturaleza brinda sus mejores galas veraniegas. El verde inextinguible de sus plantas infinitas y el gorjeo entusiasta y variado de los pajarillos completan la belleza y encanto de la región, que guarda en sus entrañas la inmensa riqueza del carbón.

16En medio de este paisaje majestuoso, en plena floración de nuestras tierras, están las horribles y sucias viviendas de toda la población minera que se debate en la miseria, en la degradación y, sobre todo, en los vicios que aniquilan su existencia. Felizmente, una buena parte del proletariado organizado en la Federación Obrera va emergiendo del fondo de sus vicios y realizando, con grandes esfuerzos, la obra de cultivar su propia cultura. Corrigen sus defectos, eliminan sus vicios y sirven de ejemplo para sus demás compañeros a quienes procuran apartar del vicio mientras burgueses y autoridades se los fomentan.

17El martes 3 del actual, nos encontramos en Lota, donde en la tarde se verificó una asamblea que no bajaría de dos mil concurrentes. Después que la asamblea conoció las resoluciones de las compañías carboníferas que procuran destrozar la organización, se realizó una conferencia en la cual hablaron: Pedro Reyes, de Antofagasta; Juan Greco, delegado del Partido Comunista Argentino, de visita en nuestro país, y el suscrito. Nuestras conferencias y especialmente la de Greco, fueron recibidas con agradable entusiasmo.

18El miércoles 4, se realizó por previo acuerdo, un gran comicio en la plaza de Coronel, a donde concurrieron los Consejos Federales de Lota, Playa Negra, Puchoco-Schwager, Maule y Buen Retiro. Numerosos estandartes, bandas de músicos y los Consejos Femeninos hermoseaban más el aspecto de nuestra inmensa concurrencia que no bajaría de seis mil personas. Desfilaron por la tribuna numerosos oradores, entre ellos el diputado Pradenas, el compañero Greco, el que suscribe, etc. Todos los discursos fueron llenos de enseñanza y de la nueva cultura que hoy anima el movimiento obrero. En la tarde del miércoles nos regresamos entre la alegre multitud hasta el mineral de Maule, en donde alojamos, pero al pasar por Puchoco-Sehwager, nos fue preciso detenemos y decir allí ante una gran multitud algunas palabras de aliento y de educación. Por la noche concurrimos a una fiesta que daba uno de nuestros cuadros teatrales, que resultó enteramente agradable, pero antes se hizo una pequeña conferencia en las calles del mineral.

19El jueves nos dirigimos a Coronel para tomar el tren a Curanilahue. Hicimos el trayecto a las 7 de la mañana por un camino cubierto de árboles a ambos lados que parecía interminable, y que, a no ser por las exigencias de nuestra misión, hubiéramos deseado gozar lentamente de su delicioso ambiente. Nuestra llegada a Curanilahue fue un acontecimiento. Estaban en la Estación y fuera de ella, una inmensa y abigarrada multitud que delirante de entusiasmo cantaba y gritaba sus vivas a la revolución social, vivas al delegado del Partido Comunista, etc., etc. Nos pusimos en marcha bajo una lluvia impertinente pero que no disminuía el entusiasmo, hasta que llegamos al local federal, en cuyo patio tuvimos que hablar Greco, Ernesto González y yo. Estábamos mojados pero nos era tan agradable dirigir la palabra a nuestros compañeros y compañeras, que no nos hicimos rogar mucho, como se dice vulgarmente entre nosotros. La conferencia estaba anunciada para las 3 de la tarde y desde las 3.30 hasta las 7 de la tarde, nuestros compañeros, en número de unos mil quinientos, se mantuvieron con alegría viendo desfilar por la tribuna distintos oradores.

20El compañero Greco nos hizo aquí quizás una de las mejores conferencias realizadas a través de la zona carbonífera. Por cierto que nuestros compañeros y compañeras le han avivado con entusiasmo y han avivado así a la solidaridad internacional de los trabajadores. El espíritu que domina con motivo del lock-out patronal en toda la zona, es de una perfecta solidaridad y de una resolución inquebrantable para defenderse de la agresión patronal de que son víctimas nuestros hermanos. Están dispuestos a luchar hasta vencer. Conocen perfectamente las condiciones de la lucha. Saben que la maldad capitalista se ha preparado perfectamente bien y con tiempo, para arruinar a la clase obrera. Saben que hay carbón almacenado por todas partes. Saben las fuerzas del Gobierno están al servicio exclusivo del capitalismo. Saben que los capitalistas y gobernantes sólo persiguen destrozar la única arma de que dispone el proletariado para defenderse e instruirse, la Federación Obrera. Pero también saben los obreros que el secreto de su triunfo es la disciplina y la resistencia. Saben, además, que hoy contamos con una mejor organización y una mayor solidaridad que antes. La acción a que nos provocan las compañías carboníferas está planteada en un terreno de perfecta conciencia y capacidad por parte de la clase obrera que sabrá resistir y triunfar heroicamente.

21Los trabajadores están dispuestos a castigar debidamente la infamia de los capitalistas del carbón que han escogido una hora angustiosa en la vida de nuestra República para dar un golpe traidor al proletariado.

22Salud

Luis E. Recabarren S.

Valdivia, enero 8 de 1922

La Federación Obrera, Santiago 14/01/1922

LA INSOLENCIA CONTRA EL DERECHO POPULAR

23La noche del jueves recién pasado se ha realizado en Av. Matta esquina de Prat, una de aquellas conferencias con auditorio espléndido de proletarios, como ordinariamente se usa en aquel sitio. El acto estaba auspiciado por el Partido Comunista y la Junta Provincial de la Federación Obrera de Chile. Había a la vista, y encima de la concurrencia, unos cinco grupos de policía montada, y todo el estado mayor de la policía. Ese enorme despliegue de fuerza armada constituye el más audaz atentado al derecho público de exteriorizar el pensamiento que tiene por objeto constituir al perfeccionamiento de la educación social del proletariado.

24La presencia sola de la fuerza pública encima de un auditorio reunido con fines educacionales, es una amenaza al derecho ciudadano y es una presión ilegal ejercida contra el libre desarrollo de las ideas. ¿Qué razones podrían exponer las autoridades para justificar el amontonamiento de fuerza pública encima de una reunión pacifica? ¿Para garantizar el orden público? Esto no sería más que un simple sofisma y una necia e ingenua disculpa. Jamás se ha alterado el orden público a consecuencia de una conferencia o de un mitin público. Se ha alterado el orden solamente cuando, violando el derecho público, han intervenido insólitamente los agentes de la autoridad. No hay, pues, razón alguna que justifique la presencia de ese despliegue de fuerzas armadas, con todo su estado mayor, a no ser la que ya hemos apuntado de pretender presionar al pueblo para ahuyentarlo de las oportunidades que pueda tener para perfeccionar su cultura y educación. Y menos se justifica esta conducta de las autoridades de la capital, cuando el actual gobierno prometió ampliar las garantías a los derechos públicos, e hizo esa promesa porque en el anterior gobierno, se verificaron una serie de persecuciones que hoy aparecen insignificantes ante la insolencia con que hoy el Gobierno presiona los derechos cívicos del pueblo.

25En la capital de la República se presiona y se hace desarrollar los actos educativos entre un ejército de bayonetas. En provincias, por ejemplo en Talca y en Llanquihue, intendentes que representan al Presidente de la República, prohíben las conferencias públicas y la venta de nuestro diario. Sería eterno citar una serie de atentados al derecho público que se realizan por los representantes y subalternos del Presidente de la República, que como ningún ciudadano lo hiciera jamás cuando candidato a la Presidencia, prometió al pueblo aumentar y garantizar el libre ejercicio de todos los derechos establecidos en la Constitución. Consta que el pueblo no ha solicitado del Presidente ninguna promesa, y consta que actualmente el pueblo no pide ningún servicio, pues, sólo pide que se le respete en sus derechos. El pueblo tiene derecho a que se le respete y la presencia de la fuerza pública en las conferencias es una falta de respeto y una violencia de las promesas que espontáneamente hiciera el Presidente de la República, sin que nadie se las pidiera.

26La clase trabajadora se ha convencido definitivamente que ya nada debe esperar que no sea el respeto impuesto con su fuerza organizada. El Presidente de la República que no tuvo pudor de insultar a la Convención de Rancagua, enviando allí, por intermedio de su ministro, una nota insolente para prevenir suposiciones de pésimo gusto y que revelan la ignorancia o mala fe de nuestros gobernantes, ¿querrá continuar autorizando los hipócritas atentados al derecho cívico del pueblo? Los hechos de mañana lo dirán.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 16/02/1922

LA JORNADA HUELGUISTA DE CONCEPCION

27Compañeros de la Junta Ejecutiva Federal:

28En cumplimiento de vuestro acuerdo, el sábado 4 del pte., me trasladé a Chillán encontrando reunidos a los federados; les hablé respecto a la misión que me llevaba, esto es, dar a conocer las causas que motivaron el decreto del paro general para el viernes 10. El domingo 5 me trasladé a Concepción donde hice conferencia el lunes a las 6 de la tarde. El mismo lunes daba conferencia en San Rosendo. El martes 7 llegué a Valdivia, encontrando a la Junta Provincial en plena actividad, trabajando con numerosa concurrencia de delegados y federados. Recibieron con mucho entusiasmo la cuenta de la misión que me llevaba hasta ellos.

29La Junta Provincial estaba ocupada en nombrar comisiones de conferencias para distintos barrios de la ciudad, nombrando oradores y comisiones para atender el paro general desde la madrugada del viernes. El miércoles 8, regresé a Concepción. El jueves 9 visité Lota. Concurrí ante una reunión plena del Comité de Huelga, donde expliqué detalladamente las razones por las cuales la J.E.F. decretó el paro general el viernes 10. Después repetí esta cuenta ante una asamblea de más o menos mil personas. Todos aceptaron las explicaciones. El compañero Luis A. Hernández dio a conocer en Schwager el objeto de mi misión y fue acordado un voto de confianza a la J.E.F. Al mismo tiempo que se publicó en La Región Minera, una explicación al respecto.

30El mismo jueves 9, en Talcahuano, en presencia de una concurrencia superior a dos mil personas, el compañero Secretario de la Junta Provincial de Concepción, compañero Juan A. Bustos, daba cuenta del objeto de mi viaje, siendo aplaudida la resolución de la Junta Ejecutiva Federal. Mientras Bustos hablaba en Talcahuano, yo me encontraba en Concepción en una conferencia como de cinco mil personas, ante la cual no sólo expliqué la misión que me llevaba, sino que también hablé sobre las razones que llevaba a la Federación Obrera para realizar el paro general, no para conseguir con él la terminación de la huelga del carbón, como erróneamente lo han creído muchos, sino que se realizaba como una demostración de solidaridad para con nuestros hermanos y hermanas del carbón y como una protesta contra la insolencia capitalista. Di a conocer la necesidad imperiosa de ayudar con dinero la huelga del carbón, en cuanto declarara terminado el paro general. Demás está decir que la concurrencia se demostró altamente satisfecha.

31El viernes 10, se realizó el paro general en toda la zona abarcada por la propaganda. Chillán y Valdivia daban una nota espléndida por el entusiasmo con que realizaban el paro general. Tomé, Talcahuano, Coelemu y San Rosendo, paralizaron casi totalmente todas las faenas. Concepción, como ciudad de mayor movimiento, dio el mejor ejemplo. No circuló un solo tranvía, ni los de la ciudad, ni los que van a Talcahuano. Los choferes organizados se pararon todos. Merecen una nota especial las compañeras cobradoras de los tranvías y las de las fábricas de cerveza y otras, que no solamente cumplieron el paro, sino que participaron en los desfiles y conferencias públicas. El paro se mantuvo magnífico viernes y sábado y aún parte del domingo. El viernes 10, tuve una conferencia por la mañana en el local, por la tarde, en la plaza y, por la noche, en Talcahuano.

32El sábado 11volví a hablar en el local, por la tarde en Tomé y en la noche, en Penco. En todas partes hubo mucha concurrencia. Los viajes a Talcahuano, Tomé y Penco los realizamos en un automóvil cedido gratuitamente por un compañero chofer para la propaganda del paro. El domingo por la mañana, los tranviarios declararon terminado el paro, pero no salieron todos al trabajo hasta el lunes. La Junta Provincial declaraba terminado el paro en la tarde del domingo. El domingo 12, me vine a San Rosendo por el nocturno, donde me esperaba una enorme concurrencia con los estandartes federales, realizando una conferencia en la plaza. El lunes 13 vine a Chillán, realizando una conferencia en el local de la Federación como ante más de mil personas y aquí puse término a la misión encomendada por la J.E.F.

33El paro general hizo algunas víctimas que son inevitables en estos acontecimientos. En Concepción hubo como 20 compañeros apresados, algunos golpeados brutalmente por la fuerza pública. También ha habido algunos expulsados del trabajo. La Junta Provincial de Concepción y los Consejos se preocupan de la suerte de todos los compañeros victimados. En Concepción, los compañeros de la I.W.W., aunque pocos, se adhirieron en su totalidad, y propagaron con entusiasmo el paro, por lo cual muchos de ellos fueron apresados y calumniados por la fuerza pública. No exagero en nada, al asegurar a la J.E.F. que en todos los pueblos que visité está desarrollada muy buena conciencia entre la multitud trabajadora de ambos sexos y que continuará desenvolviéndose con entusiasmo y abnegación. Hay ansias de saber y de ilustración y, sobre todo, hay ansias para terminar cuanto antes con la esclavitud, tiranías e injusticias que nos obliga a soportar la clase capitalista gobernante.

34El decreto que ordenaba terminar el paro general la tarde el sábado, aunque fue una sorpresa por la brevedad del plazo, ha sido considerado en general muy inteligente y oportuno. Se estima que la JEF está compuesta de compañeros juiciosos y hábiles, capaces de aplicar con tino una buena táctica de combate. Algunos compañeros entusiastas hubieran deseado un paro más prolongado que nos hubiera permitido poner a prueba el grado de resistencia del proletariado en lucha, pero la mayoría ha estimado y estima que la medida ha sido de hábil prudencia y conveniencia. Digo conveniencia, porque todos están de acuerdo en que, teniendo que continuar en pie la huelga del carbón, es necesario ayudarla muy eficazmente.

35Al efecto, todos los Consejos del sur se están preocupando de tomar las medidas del caso para sacar los hijos de los mineros y alimentarios durante la huelga. No terminaré esta breve cuenta sin notar especialmente que los ferroviarios de Concepción y San Rosendo, en su mayoría fueron, diríamos, el alma del paro general. Casi todos los compañeros de la “Santiago Watt” de aquella región, estaban dispuestos al paro y han protestado que la dirección de aquella Sociedad no haya tenido el valor para afrontar la situación. Hacen votos porque esas vacilaciones desaparezcan y se adopte para el porvenir una conducta más franca y más definida.

36Estimo que, en cuanto pude apreciar el estado moral de los compañeros y compañeras de la zona visitada por mí en esta gira, su moral, su conciencia y su entusiasmo han sido vigorizados notablemente con el ejercicio del paro general y ha producido una reacción tan feliz que, inmediatamente, puede notarse un progreso efectivo para cada Consejo, cosa que comprobaremos en los futuros balances de la organización. Fraternalmente de Ud.

Luis E. Recabarren S.

Santiago, febrero 15 de 1922

La Federación Obrera, Santiago, 04/03/1922

EL LOCK-OUT EN LA ZONA CARBONIFERA1. El claudicante Broughton es destituido de la Primera Alcaldía

  • 1 El texto corresponde al publicado en El Socialista, de Antofagasta, en 18 de marzo de 1922, el cua (...)

37Como se recordará, la Federación del Trabajo, fundada en Lota con el propósito de dividir a los trabajadores del carbón, tuvo como impulsador principal al claudicante y reaccionario Samuel Broughton. Este individuo supo antes conquistarse las simpatías de los obreros mineros fingiendo participar de la causa obrera sin que sinceramente la sintiera. Los demás obreros que forman el Municipio de Lota, para aplicarle el castigo que se merece, en la sesión celebrada ayer por el municipio, lo destituyeron por unanimidad del cargo de Primer Alcalde. El segundo Alcalde, compañero Héctor Rodríguez, asumirá ese puesto mientras se elige otro.

Diputado Recabarren

La Federación Obrera, Santiago, marzo 8 de 1922

DESDE LA ZONA CARBONIFERA LA REMOCION DE BROUGHTON. (El alcalde traidor de Lota) Una sesión municipal histórica

38Viernes 3 a las 15 horas, se reunían en la sala municipal de Lota convocados especialmente para pronunciarse sobre la remoción del primer alcalde Samuel Broughton, los siguientes municipales: Héctor Rodríguez, segundo alcalde; Arturo Minette, Juan de la Rosa Alarcón; Carlos Alarcón, Juan Bta. Abusto; Pedro Suazo, Cipriano 2° Montecino. El noveno regidor no concurrió por estar ausente, pero no es contrario a la Federación.

39Como saben nuestros, la conducta del primer alcalde Samuel Broughton, francamente pronunciada en contra de la Federación Obrera, podríamos decir casi desde que fue elegido primer alcalde, produjo primero sorpresa y después indignación, hasta que la Federación acordó que, habiéndose convertido Broughton en un escandaloso traidor, era un deber de los municipales federados removerlo de la primera alcaldía. La tramitación de la remoción duró algún tiempo, por los inconvenientes que el mismo Broughton oponía y por la falta de conocimiento acerca de los trámites que era necesario realizar para efectuar la remoción. Pero una vez vencidos los obstáculos, la sesión municipal tuvo que realizarse y, por lo tanto, tratarse y votarse la petición de remoción.

40La sesión fue presidida por el subdelegado. La sala municipal estaba cuidada por numerosa fuerza armada, a pedido del alcalde en desgracia Pero esto no intimidó a nadie. Broughton, que es demócrata y que ya no es federado porque pasó a ser dirigente de la “Federación del Trabajo”, la sociedad amarilla organizada por los patrones, no dejó medio por tocar con el objeto de tener mayoría para retener su puesto, hasta el extremo de pedir la prisión del municipal compañero Pedro Suazo, acusándolo calumniosamente de robo y con la complicidad del juez Laiz Verbal, se decretó la prisión, pero el compañero Suazo se resistió alegando que en cuanto cumpliera con su deber de votar contra Broughton, se entregaría preso, y así lo hizo, una vez terminada la sesión. Aun cuando el ex-alcalde Broughton ha cometido una serie de irregularidades, los compañeros del municipio, con un elevado criterio de la misión que desempeñan en el actual momento histórico porque atraviesa el proletariado, fundamentaron su voto sobre una base doctrinaria de acuerdo con las condiciones en que fueron elegidos por la Federación Obrera de Chile.

41Antes de producirse la votación del voto de remoción, se propuso por Broughton que la votación fuera secreta, pero Rodríguez propuso que la votación fuera nominal. Producida la votación, resultaron 2 votos porque fuera secreta y 6 votos porque fuera nominal. De esta manera se asumirían las responsabilidades del voto a cara descubierta. Se había hecho creer que Broughton tenía mayoría, pues, este hombre no se sentía satisfecho con haber traicionado él solo a los obreros, sino que pretendía cometer el crimen de corromper a otros compañeros. La votación nominal iba a aclarar francamente la situación. Puesto en votación el voto de remoción, en medio de la emoción de una inmensa concurrencia a la barra, resultó aprobado por la unanimidad de los siete municipales presentes y con abstención de Broughton, que no podía votar en este caso por prohibírselo la ley. Se derrumbaba el traidor, en medio de la alegría de todo un pueblo, acostumbrado ya a vencer en todas las causas justas.

42El pueblo, que dos años atrás destruyera el feudalismo de Lota, el que venciera en las grandes huelgas de 1920, no podía tolerar esta situación y lo castigó; el voto de remoción redactado y propuesto por el compañero Héctor Rodríguez, está concebido como sigue:

43“Considerando que la I. Municipalidad de este pueblo está formada por elementos elegidos por la Federación Obrera de Chile que ha inspirado sus actos y resoluciones en los intereses de los trabajadores organizados en esta colectividad; que habiéndose organizado la Fed. del Trabajo, institución que levanta bandera de lucha contra la Federación generadora de la Municipalidad, y que ha ingresado a ella el señor primer Alcalde, cometiendo con esto un acto que lo degrada ante la conciencia de los trabajadores, la Ilustre Corporación, acuerda: “Manifestar su desconfianza al señor primer alcalde de acuerdo con la forma regular que establece el Art. 82 (30) de la Ley de Organización y atribuciones de las municipalidades. “Lota, marzo 3 de 1922. Héctor Rodríguez”.

44El destronamiento de Broughton no sólo significa el castigo a la traición, sino que también un golpe mortal y definitivo a la Compañía Carbonífera que pretendía reconquistar el municipio por medio de la corrupción se había tomado a Broughton como el agente corruptor. Reciben, pues, los tiranos del pueblo, un nuevo y estrepitoso fracaso. La clase obrera, mejor dicho, la masa obrera, ha demostrado una vez más cuanto vale su capacidad y su voluntad. Es hermoso constatar que el desarrollo intelectual de la masa obrera marcha rápidamente y no permitirá ninguna traición, ni permitirá que sus propios dirigentes se conviertan en caudillos o tiranos, sino que desempeñen la misión que les corresponde de simples funcionarios administrativos que operan bajo el inmediato control y vigilancia de la misma masa en actividad por la reivindicación de todos sus derechos. La voluntad de la clase obrera de Lota es que el actual segundo alcalde, compañero Héctor Rodríguez, pase a desempeñar la primera alcaldía, lo cual se hará la próxima sesión municipal. Hasta la próxima.

Luis E. Recabarren S., Lota, marzo 4 de 1922

La Federación Obrera, Santiago, 08/03/1922

EL LOCK-OUT EN LA ZONA CARBONÍFERA. Lanzamiento de obreros

45El secretario general del Comité Ejecutivo de la huelga, nos ha dirigido el siguiente telegrama.

46Mañana posiblemente comenzará en Coronel el lanzamiento de obreros. Estos desean que el Presidente y el ministro del Interior cumplan con su ofrecimiento de impedir esta provocación, pues no es otra cosa desde el momento en que las Compañías no necesitan para nada las casas de los obreros. Fidel Rodríguez.

Estado general del Lock-out

47Continúa el movimiento en las mismas condiciones anteriores. Los obreros se mantienen a la expectativa de la actitud que puede asumir el Gobierno frente a la descortesía de las compañías. Se estima aquí que el movimiento se solucionaría inmediatamente si el Gobierno fuese un poco más enérgico.

48Ayer se celebró en Lota un comicio de la Federación Amarilla. No alcanzaron a concurrir sesenta personas. Por lo que se ve, esta organización de krumiros no hace negocios, ni siquiera logra mantenerse. Cada vez va de más a menos. Este mitin fracasó en medio de una rechifla del pueblo. Los amarillos hacen sus manifestaciones custodiados por las tropas del regimiento de carabineros y del Chacabuco. Numerosos bandidos de esos que capitaneaba Eugenio Castro, han sido contratados por la compañía para que sirvan de guardia de honor a los amarillos y provoquen desórdenes que den margen a una carga de la tropa. En el momento en que pretendían provocar un incidente, fueron apresados varios de estos facinerosos por la policía comunal. Luego fueron registrados y se les encontró a todos armas y municiones abundantes. Fueron luego puestos en libertad mediante la fianza del Administrador de la Compañía de Lota, lo que es muy elocuente. Ayer, casi al mismo tiempo que los amarillos, los compañeros mineros hicieron una gran manifestación. Los amarillos se apresuraron a esconderse en un local que tienen junto al edificio de la guarnición militar. En la sesión del Comité ejecutivo de la huelga, se acordó notificar a las compañías que si no aceptan la fórmula del Presidente de la República, los mineros adoptarán nuevamente el principio de no tolerar que nadie sea suprimido. El Intendente de Concepción, Rivera Parga, vino a esta con el objeto de conocer el espíritu de los obreros para insinuar la idea de celebrar una nueva reunión entre patrones y obreros. Conversaron con él, Héctor Rodríguez, Alfredo González y Cruz. El Intendente propuso a los obreros que convidaran a los patrones a una nueva conferencia. Le contestamos que su deseo sería expuesto en el Comité Huelguista.

49Las mujeres del Consejo enviarán una carta al Presidente de la República, exponiéndole extensamente la situación en que se encuentra la población minera de Lota. Diputado Víctor Cruz.

50Continúan en toda la región los comentarios acerca del aplastamiento del traidor, alcalde Samuel Broughton. Los obreros se muestran regocijados por este acontecimiento que indica de una manera irrefutable el espíritu que domina en toda la región, espíritu incorruptible que ninguna fuerza puede destruir. Antes de la sesión memorable, Broughton hacía gala de contar con mayoría segura para mantenerse en la primera Alcaldía. Tuvo hasta la desfachatez de ordenar a un oficial de carabineros a cargo de la tropa, que no permitiera entrar a nadie a la galería, pero el oficial le dijo que eso no podía hacerlo. Como lo han leído ya nuestros lectores, la acción de los capitalistas para introducir la corrupción y el desbande no tuvo éxito. Se compraron a Broughton y no pudieron obtener nada más. Los elementos políticos que creían ver en Broughton un instrumento de utilidad para quebrantar la unidad obrera, habrán podido desengañarse de que nada se gana con esas intentonas de división y corrupción.

51El sábado por la mañana llegó a Lota un lote de 14 matones traídos por los patrones, no sabemos para qué clase de servicios. Seguidos y vigilados de cerca por la “guardia roja”, penetraron en la administración de la Compañía y después se fueron en busca de alojamientos en los hoteles del pueblo. Más tarde se distribuyeron por la población. Avisada la policía de la llegada de esta gente sospechosa que podía traer el encargo de provocar desórdenes, fueron detenidos algunos y, allanados, se les encontró armas cargadas y sin permiso para cargarlas. Algunos fueron reconocidos como pesquisas de policías del norte. Ninguno dio una razón clara del objetivo de su viaje a Lota, pues todos incurrieron en mentiras y contradicciones. Cuatro de ellos que viajaban en un tren a Concepción venían repartiéndose dinero en partida superiores de cien pesos y comentando que su misión para provocar desórdenes tenía serios peligros. Para esta partida de gentes sospechosas el diario católico La Unión pide protección de las autoridades porque los califica de caballeros comerciantes en viaje a Lota. Por otra parte, estos agentes de la Compañía nada han podido hacer en contra de los obreros. Hasta la próxima.

Luis E. Recabarren S. Concepción, marzo 6 de 1922

La Federación Obrera, Santiago 09/03/1922

IMPRESIONES SOBRE LA VIDA ACTUAL EN LA ZONA DEL CARBON

52He podido penetrar íntimamente en el modo de pensar dominante en toda la masa obrera de esta zona. Y con esta base puedo asegurar que el espíritu de lucha está muy lejos de debilitarse y aparece a cada demostración absolutamente indiscutible.

53Si los obreros aceptaron la expulsión de los 150 “indeseables” no fue nunca por razones de cobardía o debilidad en sus filas, sino para facilitar una inteligencia que pudiera acercar el término del lock-out que iba pareciendo demasiado largo. Pero ante la insolente terquedad de los dirigentes de las compañías mineras y viéndose que la intervención del gobierno es de una ineficacia completa, dada la forma complaciente y tolerante del despotismo capitalista, la clase obrera del carbón está pensando en dar a su resistencia ante el lock-out nueva posición que la colocaría en el verdadero terreno de justicia que los obreros reclaman y necesitan.

54Parece un hecho que los obreros anularían el acuerdo anterior de aceptar la expulsión de los 150 “indeseables” y repondrían su antigua aspiración de no admitir la expulsión ni la calificación de ningún “indeseable”. Aparte de plantear de nuevo este punto capital, se mantendría como indispensable la discusión previa del pliego de peticiones de los mineros. Estas van a ser las consecuencias de la insolencia de Carlos Cousiño, pues los obreros, todos, saben que su trabajo ha producido miles de millones de ganancias y por lo tanto, tienen derecho a establecer condiciones de trabajo compatibles con el esfuerzo irreemplazable que ellos aportan. La alimentación de la huelga continúa haciéndose en condiciones que no inspiran ningún temor para su éxito definitivo. Las remesas de dinero, fruto de la solidaridad de los federados, continúan llegando sin interrupción para el sostén de este maravilloso movimiento de resistencia. Muchos cientos de federados están trabajando en los campos y remiten ayudas a sus familias. Muchas compañeras han salido del mineral a casas de sus familias que viven en otras poblaciones. Ahora, en la presente semana, se organiza la partida de los niños para repartirlos en diferentes ciudades y con estas medidas se reducen grandemente los gastos de alimentación de los mineros. Estamos, pues, abocados de nuevo a colocar el conflicto en una posición de mayor firmeza que desarrollará en los trabajadores con mucho mayor fuerza su espíritu combativo y de resistencia. El amor propio por el heroísmo y la abnegación va convirtiéndose en una virtud que todos quieren poseer. La organización de todos los servicios que necesitan los mineros se desarrolla en muy buenas condiciones. La “Guardia Roja” es un auxiliar de mucha eficacia que coopera infaliblemente al éxito de todas las medidas conducentes al desarrollo eficaz de la resistencia. Como he dicho, todo el mundo aquí prepara su ánimo para resistir el lock-out por tiempo indefinido. Quien más que nadie sufre y sufrirá desastrosamente y tal vez irreparablemente las consecuencias de este movimiento, es el comercio grande y pequeño de toda la zona. Hasta la próxima.

Luis E. Recabarren S. Concepción, marzo 6 de 1922

La Federación Obrera, Santiago 10/03/1922

UNA TARDE EN ARAUCO. Una conferencia entre campesinos. Iniquidades que sufren los obreros de los campos

55El domingo 5 del presente, nos fuimos a hacer una visita al Consejo Federal de campesinos de Arauco. En la Estación nos esperaban unos 40 compañeros. A la una y media de la tarde se iniciaba la conferencia frente a unas 400 personas y unos 100 jinetes.

56Al hablar de los sufrimientos de los obreros de los campos, pedí a los obreros que me refirieran algunos hechos y apunté los siguientes: En el fundo Anguilla, de propiedad de un bandido llamado Celedonio del Río, la mayor parte de los inquilinos trabajan sin salario y sin comida. A primera vista esto parece increíble, pero es la verdad. ¿Y cómo se las entienden ustedes? le pregunté. Nosotros pedimos al patrón los alimentos a condición de volverlos de las cosechas el doble de lo que pedimos y por este procedimiento pasamos años y años empeñados.

57A un obrero se le desbarrancó una vaca y se mató. El patrón le hizo cargo de 150 pesos (guardándose el cuero, los cachas, etc.), teniendo que pagarlos en seis años, pues el salario fijado a los obreros es de veinticinco pesos al año y el pago se hace cada dos años. Estos hechos se repiten a menudo. Un obrero llamado Horacio Castro, después de cerca de cuarenta años de trabajo, murió en el fundo. Al día siguiente el tal del Río tomó posesión de las mejoras y de las siembras y echó a la calle a la viuda con cinco hijos sin pagarle lo que era el trabajo del obrero muerto. De esto hace cuatro años. En fin, me cansé de oír quejas.

58Me dirigí al público explicando las quejas que se me referían y pregunté si eso sería mentira. La respuesta fue a grandes voces de indignación: todo eso es verdad y es poco. Y pasa lo mismo, poco más o menos, en todos los fundos de la provincia. Las mujeres ganan tres pesos al mes con la obligación de lechar 24 vacas todos los días. Después de oír toda una eterna relación de infamias, expliqué a los campesinos lo que era la Federación Obrera y el Partido Comunista, cuya acción era la única fuerza que podía poner remedio a tantas infamias y maldad de los criminales propietarios de esos fundos, muchos de los cuales estaban allí presentes.

59Los obreros recibían con una demostración inmensa de alegría las explicaciones sobre la labor de la Federación y prometían dedicarse a reforzarla por encima de todos los sacrificios que fuera necesario afrontar. Explique, en lenguaje al alcance de la mentalidad de los campesinos, lo que es la lucha de clases y como la clase obrera debe afrontarla. Me acompañaron en esta jornada los compañeros Concha y Schilabon de Curanilahue y Marcos Godoy, de Concepción. Los campesinos quedaron muy entusiasmados y dispuestos a la lucha. Los obreros del fundo Anguilla están en huelga desde hace 20 días y parecen dispuestos a no dejarse vencer en la lucha. Me retiré de Arauco maravillado del magnífico espíritu y disposición de los campesinos y creo no exagerar si afirmo que en pocos años contará la Federación Obrera con un verdadero ejército obrero organizado en los campos, dispuestos a concluir con todos los abusos e infamias. Hasta la próxima.

Luis E. Recabarren S. Concepción, marzo 6 de 1922

La Federación Obrera, Santiago 17/03/1922

UNA VISITA A LEBU

60No tuve tiempo más antes para describir mi visita al puerto de Lebu hecha desde Curanilahue. Mas, nunca es tarde cuando se trata de hacer conocer cosas interesantes. El 28 de febrero ocupábamos un auto, Pedro 2° Robles, secretario de la Junta Provincial de Arauco, Schilabon, vendedor de nuestro diario, la compañera de Reusser, que la llevábamos para que viera a su compañero preso y yo. Íbamos con el propósito de satisfacer un insistente deseo de los compañeros de Lebu que me habían pedido varias veces les fuera a hacer algunas conferencias, y además con el propósito de visitar a nuestro compañero Reusser, preso por segunda vez en el transcurso de la huelga.

61El viaje se hace desde Curanilahue por un ancho camino lleno de variedades y atrayentes paisajes que recrean la vista y la imaginación. El camino sube y baja por cuestas suaves, sin que en ninguna parte desaparezca el encantador paisaje de nuestros campos siempre hermosamente vestidos de verde y claveteados del rojo vivo de los copihues, la flor indígena que adorna las campiñas de aquellas regiones. Se siente vivir allí durante dos horas de viaje, una nueva vida… ¡Qué bien se gozará en el porvenir la vida entre estas selvas admirables, pensaba y decía a mis compañeros de viaje, cuando la Revolución Social haya triunfado completamente!

62Llegábamos al final de viaje, ya se divisaba el valle plano de Lebu y su playa magnífica, cuando nos sorprendiera el eco de un canto revolucionario que llegaba hasta nosotros. Unos cuantos pasos más y, a la vuelta del camino, vimos nuestro auto sorprendido por una alegre y gritona multitud de ambos sexos que cantaba y gritaba sus vivas entusiastas: ¡Viva el comunismo! ¡Viva el diputado comunista! ¡Viva la huelga revolucionaria! ¡Viva la Federación Obrera! etc., etc. Bajé del auto disputado por un tumulto entusiasta en el cual todos querían ser los primeros en saludarme. Emprendimos la marcha. Distaba todavía de la población de Lebu una media hora de camino, todo de bajada. El coro no cesó de cantar todo el camino el inagotable repertorio de nuestros hermosos y agradables cantares revolucionarios, entre mezclados a cada rato por los ¡vivas! gritados con entusiasmo por aquella multitud alegre.

63Llegábamos a la plaza. Eran las once de la mañana. Y allí hubo que hacer mi primera conferencia que duró hasta después de la una. Arengué a la multitud de ambos sexos, presentando a su vista las heroicas características de la lucha carbonífera ¡cómo se lucha por el pan! ¡cómo los tiranos mezquinan el derecho a vivir! ¡cómo los brazos obreros se unen y fraternizan por combatir bravamente por el advenimiento de una sociedad nueva y justa, sin tiranos ni explotadores!

64Las mujeres lloraban, los hombres protestaban contra la infamia y todos brindaban sus explosiones de aplausos, demostración sincera a la protesta contra la injusticia y adhesiones a la revolución emancipadora. Desde las cuatro hasta las 7.30 de la tarde de aquel martes inolvidable, me ocupé en explicar el programa mínimo y máximo de la Federación Obrera, con lujo de detalles, explicando al mismo tiempo las causas que obligaban a los trabajadores a darse ese programa de acción. Se hablaba ante un público numeroso donde no faltaba un buen número de burgueses y autoridades.

65El compañero Luis A. Mena, dos compañeritas de Lebu y los dos compañeros de Curanilahue que iban conmigo, también ocuparon la tribuna. Se hizo, pues, una jornada intelectual interesante. Dejamos invitado al público para el día siguiente, a las 4 de la tarde, en el mismo sitio.

66A la mañana del día siguiente me ocupé de obtener la libertad del compañero Reusser y otros compañeros presos por causas de la huelga. Anduve feliz en mis gestiones. Encontré muy buena voluntad en el juez suplente y Reusser salió bajo mi fianza antes de las tres de la tarde. Mientras tanto, todos los federados y federadas, en número que no bajaría de 600, nos esperaban en el amplio local donde funciona el Consejo. Allí llegamos con Reusser y su inseparable cachimba. Una atronadora salva de aplausos saludó la libertad del compañero. Nos sentimos tan contentos y tan íntimos en aquel sitio, que preferimos hacer allí la conferencia en vez de ir a la plaza. Robles habló un tema sencillo y útil sobre feminismo. Yo me ocupé con alguna extensión sobre “lucha de clases” y sobre el sofístico y falso concepto de “armonía entre el capital y el trabajo”, dejando claramente establecida la falsía e imposibilidad de practicar, con beneficio para los proletarios, ese concepto burgués. Los cantos se dejaron oír con gusto. Mientras nosotros realizábamos a nuestras anchas, en la comodidad del hogar social, este acto cultural, la burguesía, que esperaba nuestra presencia en la plaza, daba por fracasada nuestra conferencia. ¡Qué vamos a fracasar nosotros…!

67Los frutos de esta jornada son un magnífico crecimiento de las fuerzas obreras federales y comunistas de Lebu. Entre los mil abusos que tienen que sufrir los obreros de aquellas regiones, me refirieron el siguiente hecho bochornoso, pero muy de costumbre entre burgueses. En un fundo que posee la compañía minera de Lebu, no se admiten campesinos sino a condición de que lleven ‘herramientas” de trabajo; ya sea una yunta de bueyes, una carreta y sobre todo, caballo. El único sueldo que se paga por el trabajo de un hombre, toda su familia y la yunta de bueyes, son 50 centavos al día, sin comida. He ahí la triste esclavitud de nuestros proletarios de los campos. Al día siguiente de esta inolvidable jornada de propaganda, nos regresábamos a Curanilahue, donde Reusser fue recibido en medio del cariño y del entusiasmo de todos los compañeros y compañeras. He quedado comprometido para volver a Lebu y tendré mucho gusto en repetir el viaje.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 30/03/1922

TODAVIA ES PRECISO AYUDAR A LOS MINEROS

68La huelga ha terminado, es verdad. Pero no desaparece el peligro de volverla a reanudar ni tampoco todos los obreros han vuelto al trabajo en razón de que las minas han quedado llenas de derrumbes por la paralización de ochenta días. Más de la mitad de los obreros esperan oportunidad para poder volver a trabajar y mientras esto ocurra, es preciso sostener la Olla Común, pues muchas son las familias que no tienen recursos como alimentarse después de tan larga paralización del trabajo. Las compañías se han negado a proporcionar anticipos, de manera que los Consejos Federales siguen obligados a sostener la Olla Común, para lo cual necesitan todavía de la solidaridad de todos los hermanos, de todos los demás Consejos Federales. Que no lo olviden todos los compañeros, pues se trata de salvar el momento más difícil porque atraviesan los luchadores del carbón.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 07/04/1922

PARTIDO COMUNISTA DE CHILE ADHERIDO A LA INTERNACIONAL COMUNISTA. Los representantes comunistas en el Parlamento

69El objeto que nos lleva al Parlamento, a la Cámara de Diputados o al Senado, es única y exclusivamente conquistar una posición más para nuestra propaganda revolucionaria, anti-parlamentaria, anticapitalista, y de ataque directo al estado burgués y a sus instituciones decrépitas. Un representante comunista no va al Congreso a hacer política, a “cooperar con los burgueses, a pedir empleos, a mendigar sueldos, o a intrigas entre pasillos”. El parlamentario comunista, investido de la representación de un partido serio que encierra en sí las aspiraciones y la voluntad de las masas ya no sumisas, va a la Cámara a destruir, a despedazar con su crítica libre y severa, la dialéctica jesuítica y sofistica de los representantes burgueses; y a iluminar, con el resplandor de la doctrina comunista, los problemas vitales que nos acosan. El representante comunista en la Cámara sigue siendo antiparlamentario, sigue combatiendo el parlamentarismo; y sus ideas en el Congreso no difieren de las que expresara en vísperas de elecciones y, en su vida privada, ante sus electores.

70Los que confunden al Diputado comunista con el Diputado burgués, no saben lo que dicen. Votar por un candidato burgués, equivale a votar por un enemigo. Todo burgués es necesariamente conservador; y todo burgués investido de una representación o de un poder es, necesariamente, reaccionario; sufragar, pues, por un candidato burgués, sólo sirve para ayudar a la reacción, al chauvinismo, a la filosofía pantagruélica de los amos imperialistas, cuya obtusa mentalidad perpetua los axiomas de los Pangloss clásicos. ¿La “política” comunista de que hablan con énfasis de oráculos de nuestros adversarios “cooperadores” o apolíticos, no perjudica al proletariado, a los diversos sindicatos, o a la causa de la revolución. Y no puede ser de otro modo, ya que los hombres que mandamos a los puestos de mayor responsabilidad saben ceñirse estrictamente a los principios y directivas del partido, que resguardan en todo momento, y según el más recto criterio, los intereses de “todo” el proletariado, en general.

71El Partido Comunista desde hace un año tiene en el Parlamento dos representantes. Inútil afirmar que su “política”, para usar la palabra preferida de los que tratan en vano de desprestigiarnos, no ha dañado los intereses proletarios, ni disminuido el entusiasmo revolucionario, ni debilitado la fe en un mañana mejor. Por el contrario, los intereses de los trabajadores han sido defendidos con calor; el entusiasmo revolucionario se levanta hasta en los ranchos de paja y de terrón de nuestros trabajadores rurales, hasta donde ha llegado la palabra de nuestros diputados comunistas; y la fe en días mejores se enciende en los cerebros de todos los que sufren, de todos los que padecen, de todos los que penan, como la promesa de una vida nueva. Nuestros compañeros actúan en las Cámaras con el aplauso unánime, con la aprobación más entusiasta de la verdadera masa laboriosa de la nación. A nadie, pues, le será permitido aseverar -sin incurrir en una mala fe manifiesta- que cuando presentamos un candidato a Senador por la provincia, es porque no deseamos hacer política, cooperar con la burguesía, o llevar al proletariado por una vía que no le conviene.

72Nosotros sostenemos que la tarea de propaganda y de crítica que desde un sillón del Senado puede hacer un representante comunista, beneficia y alcanza a todo el proletariado, y que, por lo tanto, toda la masa trabajadora, que en el fondo es comunista, por más que no esté inscrita en su totalidad en nuestros registros, por cuanto piensa y obra como aconseja el Partido Comunista -que no es otra cosa en suma, que la expresión política de la táctica ofensiva y defensiva del proletariado-, debe poner en movimiento todos los resortes de la agitación y de la propaganda, para asegurar el mayor éxito posible a la candidatura comunista, desentendiéndose de los clamores (lamentaciones de eunucos), de los pesimistas a outrance; de los predicadores de la inacción, de la resignación y de la somnolencia; y de la voz monocorde de las sirenas impúdicas del cohecho.

73¿Qué es el Partido Comunista? En primer lugar, no es ni será jamás un partido político, puesto que no admitirá nunca relaciones políticas con los partidos de la clase capitalista. La acción electoral sólo la admitimos como un instrumento de lucha y con carácter revolucionario, nunca con carácter político. El Partido Comunista tiene por objeto inmediato, capacitar, orientar y disciplinar científicamente a sus adherentes, para que constituyan la vanguardia revolucionaria del pueblo y, desparramados sus miembros en todos los sindicatos, ayuden a dirigir la marcha del proletariado hacia el triunfo final de nuestras aspiraciones de abolir el sistema capitalista con todas sus injusticias y miserias.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 16/05/1922

SALVADOR BARRA WOLL

74Nuestra “inteligente” burguesía gobernante, se ha empeñado siempre y continúa empeñándose en coronar con la aureola del martirio a modestos obreros, que si prestan en el seno de la organización inteligente actividad, consiguen mantenerse durante mucho tiempo en la penumbra y sólo aparecen en la superficie de la verdadera popularidad en cuanto los gobernantes así lo quieren. Es lo que acaba de pasar en Iquique.

75Salvador Barra Woll ingresó a nuestras filas el año 1912, aportando a su progreso todo el fuego de un enamorado de las ideas reivindicadoras. Se ganó merecidamente las simpatías generales del proletariado de la provincia en el lapso de los diez años transcurridos, pero fuera de aquella provincia del salitre, es conocido solamente del elemento más batallador. Las elegantes autoridades de Iquique han querido que Salvador Barra Woll sea conocido más allá de las fronteras de la provincia y se han encargado de hacer sonar su nombre en todo el país y de ceñirle la aureola de una prisión y el proceso respectivo que Barra Woll tendrá el orgullo de llevar en su frente, por haber tenido la gracia de escribir hermosamente tan sólo media docena de palabras que son todo un poema que canta al alma del soldado.

76“Vuestras bayonetas al servicio de los ricos son armas con que se asesina a vuestros hermanos, con que se ahogan los gritos de protestas, con que se asesina la libertad de los trabajadores. Pensad obrero soldado, si vuestra conciencia no os está indicando que el poder de esas bayonetas debe estar al servicio de vuestros hermanos, al servicio de los trabajadores, a la orden de la masa explotada para imponer la libertad y concluir con la explotación. Vuestras armas, que son hoy instrumentos para eternizar la esclavitud, que lo sean alguna vez para hacer triunfar la justicia del pueblo”.

77En estas pocas palabras, las autoridades de Iquique han visto un delito y han encerrado a Barra Woll en una prisión, convirtiéndolo así en una de sus víctimas y para nosotros, en un objeto del martirio burgués. El pueblo que sufre las consecuencias de la labor de un ejército al servicio de la oligarquía, al examinar las palabras acusadas, se sentirá defendido por esas bellas palabras que conmueven, que tienen que conmover al obrero-soldado y hacerlo pensar en un mañana cercano, sin armas homicidas. Ese pueblo, digo, dirigirá una mirada hacia la celda donde la “injusticia social” ha encerrado a Barra Woll, y dejará en su corazón un sentimiento de amor para el hermano que acepta el encierro en beneficio de la nueva cultura popular. ¡Qué suerte es ir a la cárcel y aún hasta el patíbulo, por darse el gusto de apartar del camino los obstáculos que detienen la marcha de la verdadera civilización! ¡Yo envidio en este momento la suerte de Barra Woll!

78Y por eso repito con él este sublime llamado: “Obrero soldado: Vuestras armas que son hoy instrumentos para eternizar la esclavitud, que lo sean alguna vez para hacer triunfar la justicia del pueblo”. Así hay que hablar todos los días. Y mientras tanto el pueblo repita por doquiera esa sublime expresión, que llegue hasta la celda de Barra Woll el eco de esas expresiones gritadas por la multitud como un canto armonioso que llama al combate o como un puñado de suaves y delicadas violetas -su flor amada- que le lleven el cariño de los que admiramos su hora magnífica de meditación como presidiario por la idea.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago 23/05/1922

ADVERTENCIA OPORTUNA. Cinco días de plazo

79Como hay, desgraciadamente, algunos agentes infieles que no cumplen con sus obligaciones con la Administración de este diario, y no habiendo podido conseguir que los Consejos o Juntas Provinciales nos ayuden a fiscalizar, y no teniendo cómo reemplazar a dichos agentes, advertimos a nuestros lectores que en cinco días más suspenderemos el envío del diario a esos agentes inescrupulosos, y la no llegada del diario será el aviso a nuestros lectores, para que si quieren seguir recibiéndolo, nos busquen un agente que pague sus cuentas puntualmente y nos avisen lo que resuelvan. Publicaremos el nombre y residencia del agente a quien le suspendamos la remisión del diario.

Luis E. Recabarren S.
Administrador
Santiago, mayo 23 de 1922

La Federación Obrera, Santiago, 04/06/1922

EL SINDICALISMO

80Los interesados en mantener y conservar todos los errores que aún viven en la mente popular, los que conscientes o inconscientes necesitan mantener parte de la ignorancia popular, gritan en los campos obreros que la organización obrera debe ser solamente de carácter sindicalista. En muchos de los Consejos de nuestra Federación se repite la frase hecha de que nuestro organismo debe ser solamente sindical. Y, por lo tanto, su diario La Federación Obrera, debe ser exclusivamente sindicalista.

81Esta clase de propaganda, si se realiza con sinceridad, resulta ingenua, torpe y dañina para los propios intereses del proletariado. Si esta propaganda se realiza, por el contrario, fuera de toda sinceridad, resulta criminal, porque va destinada a mantener y conservar a los obreros organizados con todos los errores e ignorancias que los amarran actualmente a la sucia esclavitud en que están viviendo. Si los obreros organizados conservan todos los errores que les enseña el sistema capitalista, y viven dentro de la organización con todos esos errores e ignorancias, resultará inútil y estéril la organización sindical; porque esta organización se hace precisamente para que el obrero y la obrera, el empleado y la empleada, purifique su conciencia, perfeccione sus ideas, para que abandone los errores que le enseñó y le enseña la clase patronal ¡a fin de mantenerles en la esclavitud y miseria que están soportando y sufriendo!

82Conviene hacernos algunas preguntas: ¿Qué es sindicalismo? Sindicalismo es simplemente la agrupación de personas con un fin determinado. ¿Cuántas clases de sindicalismo hay? Hay varias: Hay sindicalismo patronal y capitalista. Hay sindicalismo obrero de los siguientes tonos: mutualista, católico, amarillo, autónomo, seudo revolucionario y revolucionario. La Federación Obrera de Chile pertenece al sindicalismo revolucionario más avanzado. Somos un sindicato revolucionario. Y porque somos un sindicato revolucionario, se descarga sobre nosotros la furia formidable de la persecución de los gobernantes capitalistas que no cae sobre los demás sindicatos. ¿Qué diferencias y qué valor hay entre un sindicalismo y otro? Muy grande y muy fundamental. Los demás sindicalismos son indefinidos y viven de las promesas que les hacen los patrones, o de pequeñas e ilusorias mejorías que en realidad no mejoran la situación de los obreros. En cambio el sindicalismo revolucionario, con la experiencia del pasado, no cree ya en promesas de ninguna clase y comprende que las pequeñas mejorías que dan los patrones, son puras ilusiones destinadas a mantener engañados a los explotadores y, por lo tanto, ataca el mal en su propia causa, enseñando a los obreros y empleados de ambos sexos a libertarse definitivamente de la esclavitud capitalista. Y para esto enseña que hay que romper y destrozar todos los elementos de fuerza y de poder de la clase patronal, pues, mientras la clase patronal tenga el poder en sus manos, habrá de emplearlo en contra de la clase obrera. Esto es claro, muy claro.

83La Federación Obrera de Chile, como sindicato revolucionario que persigue una libertad y una felicidad efectiva y definitiva para todo el proletariado, no puede caer en el engaño y en la inocencia de ser un sindicato sin finalidad definida y sin enseñar un rumbo claro a todos sus afiliados. ¿Cuál es la finalidad definida de la Federación Obrera de Chile, como sindicato revolucionario? La finalidad definida es la abolición del sistema patronal capitalista y su reemplazo por la administración de nuestro sindicato, según acuerdo de diciembre de 1919 en la Convención de Concepción y perfeccionado con la adhesión a la Internacional Sindical Roja, de tendencia comunista, por el acuerdo de la Convención de Rancagua, en diciembre de 1921. Los pocos elementos que no aceptaron esta orientación clara y definida siguen trabajando en el seno de la Federación por hacer desaparecer esta clara orientación, ayudados ahora por elementos filtrados y enviados por la “Asociación del Trabajo” que hacen su obra dentro y fuera de nuestra organización.

84Ante este peligro que amenaza la orientación de nuestro sindicato, corresponde a todos los que aman nuestra organización abrir los ojos y comprender que sería renunciar a nuestra emancipación y bienestar el aceptar olvidarnos de los rumbos que la organización se ha dado en las convenciones de Concepción y Rancagua (1919-1921). Basta que cada federado vuelva a leer la declaración de principios de nuestra organización para que comprenda que nuestro diario marcha rectamente dentro de los acuerdos de las convenciones y orientado conforme a ellos. Precisa, sin embargo, discutir con los que en el seno de nuestro sindicato todavía se empeñan en desorientamos. O somos una fuerza que marcha a destruir todo el poder de los patrones para que cese la explotación y la tiranía, o somos una fuerza nula que permite la estabilidad del poder explotador de la clase patronal que gobierna. Razonen los trabajadores.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 10/06/1922

El SINDICALISMOY LOS POLITICOS HABILOSOS

85Para que la Federación Obrera de Chile realice conscientemente su acción sindicalista, es absolutamente preciso desarraigar del cerebro de todos sus afiliados los más graves errores que todavía los encadenan a reforzar su propia esclavitud, y lo que es más condenable, a reforzar el poder de sus verdugos. Mañana domingo se verifica en Santiago una elección para llenar las vacantes de un senador y un diputado por Santiago. Frente a este acto político ¿cuál debe ser la conducta de nuestro diario? ¡Callarse! según el criterio de algunos compañeros que creyendo saber atacar al capitalismo enemigo del obrero, no hacen otra cosa que conservarle su poder opresor cuando le dicen al pueblo que no se ocupe de política. ¡No votar! nos dicen otros. ¿Y qué resultará prácticamente con esa conducta que algunos compañeros muy bien intencionados pero realmente inocentes y equivocados propagan? Resultarán dos cosas: primero, que la clase capitalista conservará en toda su integridad toda la fuerza del poder opresor; y, enseguida, conservaremos siempre en la mente de los federados sus errores políticos.

86Todos sabemos que hay muchos federados que votan en las elecciones y sabemos que votan con todos los partidos políticos, puesto que hay radicales, liberales, demócratas, etc. Si nuestra acción sindical no se ocupa de orientar a todos sus afiliados probándoles que ningún federado puede votar por ningún partido burgués, o que sostenga en alianza a los gobiernos burgueses; si esto no hace nuestro sindicato, quiere decir muy claramente que todos sus afiliados refuerzan el poder de la opresión capitalista al dejar que cada afiliado vote conforme a sus equivocadas creencias del pasado y que aún no destierra en el presente. Que unos pocos de nuestros compañeros preferirían que nuestro diario aconsejara la abstención electoral, que propagáramos la idea de no votar por nadie. Este pensamiento es solamente el de unos pocos anarquistas que todavía están en nuestra Federación en la esperanza de convertir nuestro organismo en un grupo anarquista.

87Pero veamos lo que significa ese equivocado pensamiento de algunos de nuestros compañeros. ¿Qué ganaríamos nosotros con abstenernos de votar en la elección del próximo domingo? Que dejaríamos al enemigo siempre armado en contra de nosotros. Desarmarnos nosotros -al no votar- y dejar armado al enemigo ¿qué significa? Sencillamente, obra de traición. Eso significa.

88¿Acaso los capitalistas van a sentirse debilitados porque nosotros no votamos el próximo domingo? La Federación Obrera no ha proclamado candidatos ni ha acordado nada referente a la lucha política del domingo. Pero el Partido Comunista, formado casi totalmente por los más activos y meritorios federados del país, ha proclamado candidatos, eligiéndolos entre los más competentes elementos de la Federación. Lleva como candidato a senador al tesorero de la Junta Ejecutiva Federal y como candidato a diputado, a uno de los fundadores de la federación en Viña del Mar, que presidió nuestra célebre Convención de Rancagua y que es, en el concepto de quizás toda la Federación, uno de nuestros compañeros más activos y capaces. Si figuran proclamados por el Partido Comunista, que es una fuerza obrera revolucionaria, de avanzada, dos de los federados de indiscutibles méritos ¿qué razón habría para que nuestro diario, por lo menos, no dijera a todos lo que valen en el momento presente de esta elección?

89Si la oligarquía pretende llevar al Senado a don Ismael Tocornal como un premio a sus intenciones en contra de las libertades públicas, manifestadas en los sucesos de la calle Santa Rosa y en la nota al intendente de Rancagua ¿nosotros, las víctimas, le dejaremos el paso absolutamente libre, sin siquiera pretender estorbárselo? No. Eso que nosotros llamaríamos complicidad con la burguesía, eso no lo haremos. Si en el actual momento cuando las cámaras enteras, con excepción única de los diputados comunistas, están empeñadas en cargar al pueblo con nuevos y más odiosos impuestos, se llama al pueblo elector de la provincia a llenar las dos vacantes de senador y diputado, yendo a la elección candidatos como Tocornal, Tizzoni y Fajardo, que van a votar y apoyar los nuevos impuestos y, por otro lado, candidatos como los federados Hidalgo y Sepúlveda, que irían a agregar su oposición a los nuevos impuestos, no podemos vacilar en decir desde estas columnas, que nuestra acción sindical revolucionaria traicionaría su propio objetivo si en presencia de estos hechos se callara y boicoteara la elección. En el Senado no habrá una acción que pretenda detener los nuevos impuestos. Si los federados de la provincia consiguen llevar a Hidalgo al Senado, bien podría suceder que detuviéramos esa formidable sangría al estómago del pueblo que están preparando todos los partidos. Si la elección resulta un triunfo para los comunistas, podremos decirles a los oligarcas que el pueblo de la provincia de Santiago no quiere más impuestos. Si los federados saben afirmar este triunfo, sabrían utilizar la fuerza del sindicato en beneficio de los verdaderos intereses de la clase trabajadora. La abstención aconsejada o propagada por los anarquistas que gritan dentro y fuera de la Federación, no significa otra cosa que dejar a los opresores con sus manos libres para golpearnos más y más.

90Llevar al Parlamento dos hombres más: uno al Senado y otro a la Cámara de Diputados, es llevar dos poderosas voces más, para seguir reforzando el poder de la Federación Obrera de Chile, que algún día no lejano habrá de tomar en sus manos la dirección de la producción para libertar definitivamente del yugo de la explotación a toda la masa productora del país. No hacer esto es suicidarnos o traicionar nuestra convicción revolucionaria.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago 18/06/1922

HACIA UN SINDICALISMO CONSCIENTE Y REVOLUCIONARIO. Aprendamos lo que enseña nuestro programa federal

91Que en el proceso de la lucha de clases se vislumbra con más nitidez el caos del régimen capitalista, debido a lo cual es necesario preparar las fuerzas obreras de modo que la tarea de reconstrucción en el régimen comunista resulte más fácil y sencilla. (Declaración de Principios de la Federación Obrera de Chile).

92Mucha falta hace en todos nuestros Consejos Federales, una educación metódica de todos los afiliados de ambos sexos. Poco costaría reunirse una vez por semana para conversar, discutir y razonar en torno de las doctrinas establecidas en nuestra declaración de principios, que es el programa de nuestra organización. Realizar esta clase de conversaciones traería como consecuencia el desarrollo de una conciencia revolucionaria cada vez más progresiva en el seno de la masa obrera organizada. Y cuando nuestros federados y federadas estén compenetrados de los valores nuevos que están escritos en nuestro programa representando la aspiración de los obreros organizados, y cuando en la conciencia de cada afiliado se haya producido una comprensión clara de la misión y de la labor que estamos destinados a realizar, vendrán a darse cuenta que la Federación Obrera de Chile no es, hoy por hoy, sino una escuela revolucionaria destinada a capacitar los grupos directores de la revolución social, cuya marcha vamos empujando diariamente hacia el cumplimiento de su generoso y justiciero programa.

93La revolución social, finalidad de nuestras aspiraciones para llegar a establecer un sistema de justicia donde haya desaparecido por completo la explotación y la esclavitud, esta revolución social no puede culminar, no puede llegar a su acción final por la propia acción de la Federación Obrera de Chile; esta revolución social destinada a organizar la Sociedad sobre bases de justicia, tiene que ser la obra y la acción de las masas trabajadoras de las ciudades y de los campos. Es preciso reconocer esta realidad. No será posible cumplir la misión de la revolución social, sino por la acción conjunta e inteligente de las grandes masas trabajadoras de ciudades y campos. Pero en una acción de esta naturaleza, la Federación Obrera de Chile, con todos sus Consejos, Sub-Consejos y secciones o sindicatos, con Juntas Provinciales, Departamentales, Junta Ejecutiva Federal y sus Congresos o Convenciones, desempeña entre las masas trabajadoras la función de un Estado Mayor en las filas de los grandes ejércitos en movimiento. La organización obrera tiene, pues, una función educativa y directiva en el seno de la clase proletaria. Para que esta función educativa y directiva pueda realizarse alcanzando el más grande provecho, es forzoso que cada grupo que forma parte de la Federación realice en el seno de sus asociados la labor de formar la conciencia de cada uno de sus afiliados para convertirles en elemento educador y director de las masas obreras. Si todos nuestros afiliados y afiliadas se dan cuenta de la verdad estampada en nuestra declaración de principios, cuando dice: “Que en el proceso de la lucha de clases se vislumbra con más nitidez el caos del régimen capitalista”, y se disponen a contemplar la actual labor siniestra de la clase capitalista, verán que legisladores y gobernantes marchan totalmente a la ruina económica de este país, sin demostrar poseer ninguna orientación que pueda detener su marcha al desastre; si, por el otro lado, miramos el proceder de patrones y comerciantes, veremos que sólo se preocupan de afligir más las condiciones de nuestra vida y de colocar al proletariado en condiciones de miseria desesperada.

94Un proletariado educado reconocerá esta situación desastrosa en que se ha colocado el régimen capitalista como una situación sin remedio, y entonces verá que cuando nuestra declaración dice: “debido a lo cual ES NECESARIO preparar las fuerzas obreras de modo que la tarea de reconstrucción en el régimen comunista resulte más fácil y sencilla”, nos indica con esta expresión clara y enérgica lo que tenemos que hacer todos los días. Es decir, preparar las fuerzas obreras en el sentido de desarrollar su capacidad y su disciplina, pues, si comprendemos que en el conjunto de las grandes masas obreras la Federación Obrera llevará el papel educativo y directivo, es absolutamente preciso que la mayor parte de sus afiliados y afiliadas se posesionen de la misión que están llamadas a desempeñar. Sin realizar esta misión capacitadora de la mentalidad de nuestros afiliados y afiliadas, que alcance hasta sus familias, nada valioso podremos alcanzar. Así, pues, cada Consejo o Sindicato, cada Sub-Consejo o Sección, cada Junta, está en el deber de estimular la labor educativa sobre la base de la enseñanza de nuestro programa por medio de una labor metódica semanal.

95Si en el país capacitáramos por este procedimiento 30 a 50 mil afiliados y afiliadas, en el espacio de un año o dos representaría la preparación consciente de todo el elemento directivo de la revolución social en marcha. Quienes quieran, conscientemente, apresurar el desaparecimiento de este régimen desgraciado; quienes quieran llegar más pronto a un régimen comunista, deben desarrollar desde ya la labor semanal de la educación revolucionaria.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 30/06/1922

“HACE UN AÑO”

96En los últimos días de junio del año pasado, tomábamos posesión de la imprenta en que se imprime nuestro diario La Federación Obrera, cargando desde aquel momento con la responsabilidad de pagar treinta y cinco mil pesos para quedar en posesión definitiva de los talleres. Nuestro diario ha cumplido diez meses de existencia desarrollando su vida en medio de la más cruel de las crisis por la que haya atravesado la clase obrera de la República. Las condiciones de la imprenta que adquirimos, como lo dijimos hace un año, no reunía los elementos más indispensables para la confección de nuestro diario y fue preciso hacer algunas compras de maquinarias, muebles y útiles, aparte de otros compromisos, por treinta mil pesos más. Nuestro diario se ha publicado infaltablemente todos los días desde que empezó a publicarse en nuestra imprenta. Durante todo el transcurso de esta existencia de diez meses, de honda crisis para todo el proletariado, hemos estado repitiendo, tanto desde las columnas de nuestro diario, como por medio de circulares a los agentes, a los Consejos y Juntas Provinciales, la necesidad permanente de preocuparse de darle más vida a este diario de la clase trabajadora, pero no hemos conseguido que la clase obrera organizada se preocupe seriamente de su diario. Unos pocos elementos entusiastas se estrellan frente a la indiferencia de sus demás compañeros.

97Si bien es cierto que estamos pasando la más terrible crisis de nuestra historia, a pesar de ella y por encima de ella, hay siempre en la República una capacidad económica del proletariado suficiente para darle vida mejor a este diario. Veamos algunas cifras:

98En la capital tenemos los siguientes gremios importantes: Ferroviarios, tranviarios, metalúrgicos, sombrereros, tabacaleros, electricistas, choferes, constructores que, en conjunto, podrían dar un mínimo de tres mil lectores en la capital. Fuera de la Federación: los gráficos, los zapateros, albañiles, panaderos, conductores de vehículos, podrían dar unos dos mil lectores. Fácilmente se puede calcular que la clase obrera organizada en la capital tiene capacidad para proporcionar cinco mil lectores a nuestro diario.

99En Valparaíso puede haber fácilmente dos mil lectores entre ferroviarios, tranviarios, choferes, tabacaleros, constructores, marítimos, etc. En el resto de la República sólo los ferroviarios podrían proporcionar cinco mil lectores más. La Federación Obrera podría ser un diario, que aún en este momento de crisis, debiera tener unos quince mil lectores en el país. Con una circulación de quince mil ejemplares, nuestro diario podría publicarse diariamente de doce a 16 páginas. Un soberbio diario podría tener la clase obrera organizada en Chile. No lo tiene porque es tardía para su progreso e indiferente para mejorar su suerte. Sin embargo, de reconocer la indiferencia de la clase obrera, no por eso habremos de desmayar en los propósitos de hacer progresar nuestro diario a la altura que nos imaginamos.

100Si en diez meses de batalla no hemos conseguido despertar a los obreros organizados para que sirvan con entusiasmo su propio diario, solo querrá decirnos esto que son necesarios todavía diez… (ilegible) de batalla para alcanzar el progreso necesario. Hemos insinuado muchas veces la necesidad de una agitación en el seno de cada Consejo a favor del diario y no lo hemos conseguido. Una vez más llamamos a la actividad a todos los Consejos para que se preocupen de la suerte del diario. Ahora que está en venta el billete de a peso acordado en Rancagua, es ocasión para que cada organismo de la federación se preocupe de desarrollar las actividades necesarias a fin de reunir los recursos que facilitan mayor progreso para nuestro diario.

101Si todos los Consejos, Sub-Consejos, Secciones, Sindicatos, Juntas, hacen un pequeño esfuerzo seguido en el transcurso del mes de julio, saldremos de algunos de los compromisos que más nos afligen. Es de esperar ver realizados estos deseos. Cada organismo de la federación sabrá desarrollar las actividades necesarias.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago 21/07/1922

CON MIL COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS

102Que salgan a vender nuestro diario todos los días, lograremos despertar de su sueño a los esclavos del capital y lograremos formar el frente de combate contra la injusticia y la explotación capitalista. Los albergues deben proporcionamos esos mil vendedores para que con sus gritos anunciando el diario, despierten al pueblo de la capital y logren disciplinar las fuerzas obreras. La Administración de este diario espera que los albergues enviarán mil luchadores capaces de triunfar con la venta del diario obrero.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago 11/08/1922

UN RASGO DE NOBLE SOLIDARIDAD (Carta)

103Compañero Secretario General

104Del Sub Consejo de Pedro Montt

105Presente

106Estimado camarada:

107Acuso recibo de su atenta nota y de la cantidad de 41 pesos 65 centavos, suma que han juntado los camaradas de ese albergue, con el fin de obsequiármela.

108No puedo menos que agradecer y admirar los buenos sentimientos de los compañeros nortinos que, a pesar de sus miserias y privaciones, pueden juntar esta cantidad; pero debo de manifestarles que no lo acepto. En cambio, como nuestra imprenta se encuentra en crítica situación económica, he hecho entrega de ese dinero a la Administración de nuestro diario, para que ella lo destine a la compra de material.

109Sin otro particular, lo saluda fraternalmente,

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago 12/08/1922

UN RECURSO PARA SALVAR NUESTRO DIARIO

110La Administración de nuestro diario tiene deudas vencidas a varios acreedores burgueses por la suma de DOVCE MIL pesos, más o menos. Estas deudas son un peligro y podrían salvarse fácilmente si los trabajadores organizados lo quisieran en un momento de buena voluntad. Proponemos la idea de que los Consejos NOS HAGAN UN PRESTAMO de los fondos que actualmente tienen algunos de ellos.

111Esta es una acción fácil y práctica que salvaría al diario de todo peligro. Es preferible que la Administración tenga deudas con los Consejos y no con los burgueses. La Administración puede disponer de 800 a 1000 pesos mensuales para ir devolviendo sus préstamos. Además los Consejos tienen de su mano ir devolviéndose en parte el dinero prestado deteniendo la cuota pro imprenta, la venta de Billetes, la venta del diario y folletos. Esperamos una acción inmediata de los Consejos. Dirigir sus proposiciones al Administrador:

Luis E. Recabarren S.
Agosto 12 de 1922

La Federación Obrera, Santiago, 19/03/1922

MAÑANA…

112Sí, mañana hará un año que este diario viene publicándose todos los días para servir única y exclusivamente los intereses de la clase proletaria, que son los intereses de la mayor parte de la humanidad. Mañana hará un año que un grupo de federados lucha con esfuerzos titánicos para mantener la vida de esta hoja nacida con el único objeto que sirva de Bandera y de Antorcha a los que necesitan mejorar sus condiciones de vida. Es un grupo de federados, digo, grupo pequeño, que en unas partes y en otras, que desde Arica hasta Magallanes, no cede ante los obstáculos que pretenden impedir el desarrollo de la circulación de este diario obrero. Pocos son los que se mantienen firmes en la lucha; pocos son los que durante el año han permanecido fieles, esperando que la clase obrera quiera comprender su deber de tener un gran diario que sirva sus intereses. Pocos son pero han conseguido cuidar la vida de este diario hasta el día de hoy. Es cierto que podrían ser diez veces más numerosos, pero también es cierto que la ignorancia de los trabajadores es un factor poderoso que los detiene para hacer su propio bienestar. Hasta hoy no podemos todavía cantar victoria. Nuestro diario no tiene todavía vida segura. Puede cesar su publicación de un momento a otro. Vivimos en medio de un peligro de todas las horas. Pero la confianza en nuestras propias fuerzas nos da bríos para vivir hoy, para vivir mañana como hemos vivido ayer.

113Así van pasando los días. Así han pasado 365 días. ¡Un año! Sin embargo, podríamos decir que bastaría un solo gesto valiente, abnegado, pero resuelto de los federados y demás obreros organizados, para salvar definitivamente del peligro mayor que amenaza la vida de nuestro diario. Bastaría reunir doce mil pesos para pagar a los burgueses las cuentas más urgentes que les debemos y, con ello, haríamos desaparecer el más grave de los peligros que amenaza a nuestro diario. Como lo hemos insinuado ya desde estas columnas, los Consejos podrían hacernos préstamos y los federados y amigos comprar billetes a beneficio del diario, que se venden en todos los Consejos. Para realizar esta obra falta una sola cosa: un poquito de actividad y buena voluntad a través de todos los organizados. ¿Verdad?

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 19/08/1922

¡NUNCA…JAMAS!

114¿Será posible la armonía entre el capital y el trabajo, entre el patrón y el obrero? ¡Nunca… jamás! ¿Por qué? Porque los patrones, impulsados por la competencia entre ellos mismos, necesitarán siempre acumular riqueza para reservarlas en previsión y para ensanchar sus negocios y mejorar sus palacios, y para acumular esas riquezas y capitales, necesitan recurrir a dos procedimientos de explotación: vender lo más caro posible lo que sale de sus fábricas o talleres y pagar lo menos posible a los obreros y empleados.

115Así, el obrero y empleado queda condenado a soportar los salarios más bajos y aguantar la carestía de la vida. Estos hechos o acciones reales y visibles que cualquier obrero puede ver y analizar, son las causas que impedirán completamente toda armonía entre patrones y obreros, que resulta imposible por la posición que cada fuerza (patrón u obrero) ocupa en la organización social actual. La competencia entre patrones no puede suprimirse, y esto es la razón y la fuerza que obliga a los capitalistas a bajar los sueldos, a aumentar las horas de trabajo, o vender caros sus productos. Por lo tanto, es imposible la armonía entre patrones y obreros.

116Sólo un régimen comunista, que organiza la sociedad sin competencia y sin explotación, organizando y perfeccionando la producción de acuerdo con las necesidades humanas, sólo un régimen comunista de esta naturaleza puede suprimir la actual guerra social entre los hombres. Una sociedad organizada sin competencia ni explotación hace desaparecer la lucha de las clases y obtiene la cooperación común que produce la armonía social. Razonar sobre estos conceptos es encontrarnos razón y ponerse de acuerdo con nosotros. ¿Qué habrá dificultades graves que vencer? Pues si para traer la armonía social, que cada día es más indispensable, hay que vencer dificultades, por graves que ellas sean, deben ser vencidas cueste lo que cueste. No debe ser el capricho, el egoísmo y la ignorancia de unos pocos ricachones explotadores lo que ponga en peligro la vida social de todos.

117Hoy por hoy, es la clase obrera y proletaria la más interesada en terminar con la explotación y la tiranía capitalista y debe entonces unirse, organizarse férreamente y hacerse inteligente para vencer todos los estorbos que impiden el bienestar social. ¡A la acción todos!

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 26/11/1922

EN VIAJE A RUSIA

118La repentina resolución de la Junta Ejecutiva de la Federación Obrera de hacerse representar en el II Congreso Internacional de la Sindical Roja, me ha dado la oportunidad de conocer una de las más importantes mejoras introducidas en los vapores de pasajeros, no sólo por espíritu de competencia, sino que también por la presión de las ideas. Voy viajando en el vapor “Baden” de firma y construcción alemana, que hace la línea Hamburgo-Buenos Aires. Por cierto que dado el alto precio de los pasajes, voy en tercera clase y muy contento de conocer esta situación, me volveré en las mismas condiciones. La tercera clase de este vapor tiene bien poca diferencia sobre la primera clase que se conoce en las costas chilenas, pero, en cambio, hay más comodidad y expansión.

119Está dividida en camarotes de 2 y 4 camas cada uno, con un buen lavatorio, espejos, paños, perchas; estante, y ropa de cama que se cambia semanalmente. Hay garzones o camareros para el servicio y atención de los camarotes. Un gran salón de unos ocho metros por doce, con mesas y asientos para la estada cómoda de los pasajeros sin perjuicio de las cubiertas, está entornado por sus cuatro costados de camarotes. El vapor lleva varios departamentos en parecidas condiciones. Hay baños hasta de natación.

120El comedor es un amplio salón con buenas mesas y unos 300 asientos, la mayor parte sillas giratorias. Un trío: dos violines y piano amenizan dos horas por las tardes, dos horas por las noches. La comida es abundante: bien presentada y muy variada, se le sirve magníficamente por un mozo para cada mesa que consta de 14 asientos. Mañana y tarde los postres no hacen falta, como tampoco una bien provista y barata cantina. Este pasaje así tan cómodo y para 26 días a lo menos -la navegación entre Buenos Aires y Hamburgo- vale sólo doce y media libras esterlinas y hasta España, sólo doce libras. Las noches en el comedor se pasan entretenidamente, como se oye decir de los grandes cafés de Buenos Aires. Tal es el aire de alegría y bienestar que se respira. Campesinos, obreros, obreras y pequeños comerciantes son los que viajan en tercera clase. Y llena el alma de esperanzas ver surgir una nueva civilización.

Luis E. Recabarren S.

A bordo del “Baden”, octubre 26 de 1922

La Federación Obrera, Santiago, 06/01/1923

EL CAMARADA RECABARREN EN BERLIN

121Carta del 8 de noviembre.

122“Estoy en Berlín. Ayer vino una compañera, un poco anciana ya, para conversar conmigo en francés. Fue la que dispuso y convino conmigo todas las condiciones del viaje a Moscú. Posiblemente esta tarde partiré por aeroplano que es el viaje más rápido. Estaré mañana en Moscú. Si no hiciera el viaje por no haber sitio en el aeroplano, tendré que ir recién el sábado, por tren, y hacer cinco días de viaje. A la llegada aquí me sometieron a un examen minucioso para comprobar mi persona. Me tocó la suerte de quedar en una pensión muy agradable y que está a cinco cuadras de la Secretaría Central del Partido Comunista y a diez de la Oficina Sindical Internacional Roja”.

123Carta del 9 de noviembre.

  • 2 Después de estas cartas, no se han recibido otras noticias de Recabarren. En cuanto tengamos nueva (...)

124“Todavía no puedo salir de Berlín. Ayer me he encontrado con una cantidad de delegados franceses que van a Rusia. Iremos juntos a Moscú y partiremos el domingo temprano en vapor desde un puerto alemán hasta Petrogrado y, desde allí, a Moscú, en ferrocarril. Ayer pude conversar todo el día con los compañeros franceses. Dos de ellos se alojan en el mismo hotel en que estoy yo. Visité uno de los más grandes almacenes de Berlín y compré dos camisas de muy buena clase a tres pesos chilenos cada una; cuellos a cincuenta centavos chilenos; calcetines largos de lana, ricamente tejidos, a sesenta y cinco centavos chilenos. Un sobretodo vale entre veinte y cuarenta pesos chilenos; un terno, entre quince y veinte pesos chilenos. Una máquina de escribir vale cincuenta pesos, buena marca. En cuanto llegue a Moscú escribiré inmediatamente”2

La Federación Obrera, Santiago, 03/02/1923

Desde Moscú. ORGANIZACION FUNDAMENTAL DE LAS INDUSTRIAS

125En Moscú no se pierde el tiempo. Las pocas horas que dejan disponibles las sesiones de los dos Congresos Internacionales, son absorbidas por diversas invitaciones que nunca faltan de las distintas instituciones que existen en Moscú. La Federación del Libro, nombre que toma aquí la organización de los obreros de imprenta, hizo una invitación a todos los delegados que fueran del ramo, y el sábado 25 de noviembre, a las 10.30 de la mañana, nos trasladaron en varios automóviles a visitar el más grande de los talleres de imprenta que existe en esta capital. Es un edificio de seis pisos, con salas espaciosas para el trabajo y ocupa casi un kilómetro de superficie. La primera oficina que visitamos fue la de la dirección del establecimiento. Después del cambio de saludo y de la bienvenida que nos dio el director, tomó la palabra uno de los compañeros franceses, para hacer una serie de preguntas lo cual nos economiza trabajo a los demás: ¿Cómo se elige el Comité Administrativo del establecimiento? ¿Cómo y quién elige al Director o Gerente? Anticipó el camarada francés que no hacía la pregunta porque lo ignore, sino por constatar las noticias que al respecto se tienen.

126El Comité Administrativo del establecimiento es elegido por la asamblea de personal y es renovado cada seis meses. En la renovación generalmente son elegidos los compañeros que demuestran mayor competencia y dedicación a sus labores. En cuanto al director, es nombrado por el Consejo de Economía Nacional a propuesta del personal. Existe este trámite con el propósito de encontrar siempre para estos cargos las personas más competentes.

127¿Qué trabajos hace de preferencia el establecimiento? En su mayoría son trabajos del Estado Sovietista y, sobre todo, se hace la impresión de millones de folletos de propaganda, de afiches, de estadísticas, calendarios y todo aquello necesario a consolidar la revolución.

128¿Y los salarios los fija también el personal? No. Los salarios los fija el Sindicato.

129¿La contabilidad y el control? Todo está bajo la vigilancia de los obreros, sin que nada se escape a su examen. Para esto se verifican asambleas cuando ellos lo necesitan.

130¿Qué número de obreros trabaja aquí? Más de 1.400, en este solo establecimiento, pero en el grupo de imprenta sovietizado en Moscú hay más de 6.000 obreros y obreras.

131¿A quiénes pertenecía esta imprenta antes de la revolución? A una sociedad de capitalistas.

132¿Y las utilidades que produce el establecimiento? Pasan a fondos nacionales, con lo cual el gobierno atiende los gastos públicos. Es decir, que las utilidades que proporcionan los fondos públicos, son destinados a los gastos que constituyen las rentas nacionales. En el sistema sovietista las utilidades que producen las industrias constituyen los fondos públicos destinados a los gastos generales. En el sistema capitalista, esas utilidades las guarda cada patrón y los fondos públicos se forman con los impuestos que encarecen la vida.

133Después de haber saciado nuestra curiosidad, nos llevaron a visitar departamento por departamento. Primero visitamos distintas oficinas que intervienen en el manejo de esa gran fábrica y, enseguida, pasamos a los talleres. En cada sección fuimos objeto de cariñosas manifestaciones. Hay dos grandes talleres de tipografía: uno de obreros y otro de obreras y aprendices. Un taller de linografía con 14 máquinas linotipos. Son máquinas norteamericanas. Como el bloqueo no permitía la pasada de ninguna clase de maquinarias ni repuestos, hubo de montarse un taller de reparaciones y de fabricaciones de todos los repuestos que necesitan estas máquinas, de tal manera que ahora no necesitamos para esto del extranjero, nos dicen los compañeros.

134Otra sala tenía cinco máquinas de componer “tipograff” y en otra había cuatro monotipos. Aparte de esto, se fundía tipos en cuatro máquinas a la vez. Visitamos una media docena de grandes e inmensas salas donde están las máquinas de imprimir de las cuales contamos 44 de diversos modelos grandes, y seis componen pliegos automáticos. En el departamento de rotativas hay catorce máquinas de todos tipos, dos de ellas estaban imprimiendo los calendarios para 1923, a razón de 12 mil por día. Un taller de reproducciones de impresos o manuscritos posee un secreto para reproducir absolutamente igual cualquiera impresión. Por cierto que es un procedimiento maravilloso.

135En la litografía había 32 máquinas de imprimir. En la encuadernación, que ocupa igualmente una inmensa sala, había cerca de trescientos obreros y obreras, fue la sala más numerosa; al entrar los delegados, una ovación formidable se dejó oír. Había banderas rojas en todos los pilares. Nos mezclamos en la inmensidad del taller, mirándolo todo, preguntando mil cosas.

136¿Viven ustedes el comunismo ya?, le pregunté a un grupo de compañeras. (Se entiende por medio de un intérprete). Todavía no, compañero, contestó una. Estamos trabajando para llegar al comunismo, pero fatalmente se necesita para ello el concurso de los trabajadores de todo el mundo. Nosotros hemos hecho la revolución, sin vacilar, pero con esto sólo hemos aplastado una pequeña parte de la explotación humana. Y ustedes, ¿cuándo hacen la revolución? ¿cuándo acaban con la explotación? No pude contestar en el acto. Estaba enternecido ante el acento y convicción con que hablaba aquella obrera y reponiéndome le dije: “No dudéis que pronto vuestro ejemplo será imitado por los obreros y obreras, por los campesinos y campesinas de Chile”.

137Al separarme de aquel grupo, la misma compañera desprendió una de las pequeñas banderas rojas y me dijo: “Llevad este pequeño obsequio a los hermanos de Chile”. Finalmente visitamos la escuela técnica del establecimiento, donde se enseña y se perfecciona el conocimiento en cada uno de los oficios que comprende el arte de la imprenta. Es un departamento completamente bien montado, cuenta con todos los útiles del caso. Al salir ya, aún teníamos que visitar la ambulancia o dispensario, o sea, el servicio médico del establecimiento para el personal. Esta sección es atendida por dos médicos y el personal necesario. ¿Cómo se costean los gastos de esto? preguntamos. Se sostienen con las cuotas que paga para este servicio, todo el personal y la atención médica es extensiva hasta la familia de los obreros. Además hay anexa al Establecimiento la Escuela para los hijos del personal, biblioteca, oficinas para las reuniones del Comité administrativo del taller, del grupo o sección comunista y sala para las asambleas, etc., etc.

138Visitar todos los establecimientos sovietistas es encontrar la misma organización, el mismo poder. No hay patrones que explotan. Es la unión y el poder de los obreros y obreras quien todo lo determina, lo prevé, lo realiza en acuerdo con la condición actual, porque ellos atraviesan las necesidades sociales.

La Federación Obrera, Santiago, 04/02/19234

CORRESPONDENCIA ESPECIAL DE RECABARREN. En Moscú. Una pequeña velada por el grupo hispano-sudamericano

139Una de las pocas noches de que es posible verse libre de visitas y fiestas rusas, nos encontramos reunidos en la habitación que en el Hotel Lux, ocupa la delegación argentina y uruguaya. Estábamos: Greco, Penelón y Pellegrini, de la Argentina; Pintos, del Uruguay, yo de Chile; Acevedo, González, Trilla, Calasanin y Sierra, de España; además algunas muchachas rusas. La velada se desliza agradablemente haciendo recuerdos de las acciones revolucionarias de cada país, pensando y delineando algunos proyectos para el futuro. De vez en cuando, se intercala números musicales. Cantan en francés “La Carmeñol” “La Joven Guardia” y algunas canciones españolas. En medio de esa alegría casi sencilla, casi agradable, se pasaron las horas. Cantan una linda canción en español, cuya letra pido para remitirla a Chile y es como sigue:

RUSIA
Es la Rusia proletaria
Primer pueblo que triunfó
derrocando el cruel Zarismo
destruyendo la opresión.

Mas su lucha fue tan cruenta
y su grito de dolor
que atraviesa el universo
demandando rebelión.

Los tiranos de la tierra
llenos de odio y de rencor
intentaron ahogarla
en sangrienta represión.

Por su inmensa estepa blanca
por los campos de labor
como buitres sitibundos (sic)
sembrando iban el terror

Y es la angustia de las madres
de los hijos el clamor
frente al bárbaro que invade
con su furia de Aguilón.

Proletarios pronto el gesto
listo el brazo con ardor
y que caigan los tiranos
por la Gran Revolución.

140-¿Quién ha hecho esta letra, pregunto? ¡Ah! Greco, me contestan. Juan Greco, aquel muchacho de caballera ensortijada, de ojos que parecen soñar en la inmensidad, siempre alegre, que recorrió conmigo dando conferencias desde Valparaíso hasta Valdivia, cuya palabra fogosa ha dejado imborrables recuerdos en Chile. Greco es también un poeta…

141-¿Y la música? ¡Ah!, la música es rusa. Es una linda armonía. Enseguida Pintos, el uruguayo, en mangas de camisa hace de cuque de cocina y nos sirve un rico vaso de cacao con leche condensada y pasteles. Así como esta, que dejo descrita, hemos pasado varias noches, algunas en el cuarto de la delegación argentina, y otras en casa de algunos amigos rusos.

Luis E. Recabarren S.

Moscú, diciembre 20 de 1922

La Federación Obrera, Santiago, 21/02/1923

LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE LOS MINEROS. Importancia de su labor. Lo que deben de hacer los trabajadores de Chile

142En los primeros días de diciembre de 1922, después de terminados los dos Congresos, el de la Sindical Roja y el del Partido Comunista, se reunieron separadamente en Conferencias Profesionales, los delegados que se encontraban en Moscú. Así, por ejemplo, tuve conocimiento de Conferencias Internacionales realizadas:

143Por los obreros de imprenta y anexos;

144Por los obreros de la construcción;

145Por los ferroviarios y transportes en general;

146Por los obreros en madera;

147Por los obreros mineros, a la cual asistí, creyéndola, para las condiciones de Chile, de mayor importancia que las otras, y por representar a la Federación Obrera de Chile, cuyo mayor número lo constituyen los mineros del salitre, del carbón y del cobre. No pude asistir a las otras porque se realizaban a un mismo tiempo. Concurrieron a la Conferencia de mineros delegados de todas las regiones mineras de más importancia del mundo, como son: de Inglaterra, de Estados Unidos, de Alemania, de Francia, de Bélgica, de Checoeslovaquia, de Turquía, de Rusia, de Chile y otras naciones que no recuerdo.

148La Conferencia se inició con la cuenta dada por el Secretario General de la Federación de Mineros de Rusia, cuyos datos de mayor importancia doy enseguida:

149En Rusia hay: 4 regiones carboníferas de gran importancia, situadas en el Donetz, Siberia, Ural y Moscú;

1504 regiones petrolíferas: Baku, Grosnia, Hambas y Tachents;

151Hierro y otros minerales hay en el Ural;

152Sal, hay en Backson y Ukrania;

153Turba (una especie de leña que se produce como champas de árboles), hay en Moscú. Todas las regiones mineras son explotadas por cuenta del Estado Sovietista, es decir, explotadas y administradas por el Estado Proletario. Trabajan actualmente 301.652 personas, de las cuales son 258.652 obreros y 43.000 empleados. El 88% de este personal está organizado y es por lo tanto casi la totalidad del personal que participa directamente en la explotación y administración de las minas de Rusia. Durante el año 1922, el trabajo se ha realizado por contratos colectivos entre los obreros y el Estado Sovietista. El trabajo está dividido como en las demás industrias en 17 categorías, para los efectos de los salarios. La primera categoría, que es la de los aprendices, gana seis rublos oro al mes y la 17, que es la de los técnicos, gana 36 rublos. El pago se hace en papel, por cierto, pero se da a cada obrero o empleado el equivalente a oro, cualquiera que sea la desvalorización del papel moneda. De esta manera el obrero está perfectamente a salvo de las consecuencias de la elevación del costo de la vida.

154La jornada de trabajo es de seis horas al día, pero los obreros tienen la obligación de producir 4.000 kilos de carbón por semana. De manera que el horario podrá acortarse o alargarse, según sea la habilidad o actividad del obrero. El trabajo se ha desarrollado en pésimas condiciones durante los tres años de las contrarrevoluciones, pero en este último año ha mejorado notablemente, en todo sentido. Sobre todo desde que está en vigor la nueva política económica, que ha consistido en admitir ciertas actividades de comercio burgués: la producción del carbón especialmente ha mejorado en grande escala.

155Los obreros gozan de habitación gratuita que ellos mismos van mejorando constantemente. En cada mina hay un Comité Obrero que controla la administración de la mina. Este Comité Obrero es elegido por todos los obreros y obreras que trabajan. La misión de este Comité Obrero es de inmensa importancia porque tiene en sus manos el poder para ir mejorando constantemente la situación de ellos mismos a medida que las condiciones generales del país lo van permitiendo.

156La educación es una de las preocupaciones de mayor preferencia de los obreros de las minas. Hay cinco grandes escuelas técnicas, en Moscú, en Petrogrado, en Ekaterimburgo, en Ekaterinoslaw y en Tomsk. Alrededor de estas escuelas técnicas, hay nueve escuelas de cursos medianos y cuarenta escuelas de cursos primeros. El sostenimiento de las escuelas y de los alumnos se costea por iguales contribuciones entre el Estado y la Federación de los mineros. No puede haber huelgas. Cualquier conflicto que no puedan solucionar los obreros con el director de la mina, se resuelve entre la Federación y el Comisariado del Trabajo,

157Después de esta interesante cuenta, se procedió a estudiar el aspecto general de los mineros en el mundo y se procedió a tomar algunas resoluciones de carácter general que estrechen los lazos de amistad de todos los obreros mineros del mundo que todavía soportan el yugo de la explotación y de la esclavitud y a que los someten las clases capitalistas. Las resoluciones se darán a conocer a las organizaciones oportunamente.

158Hay una diferencia enorme entre las condiciones y las fundadas esperanzas con que viven los obreros mineros de Rusia y los del resto del mundo. Mientras en Rusia se mejora día a día, porque son los dueños de todo, en sus manos está el ir desenvolviendo su propio progreso, a la vez que venciendo las dificultades que todavía les opone el mundo burgués; en los demás países sufren cada día mayor tiranía y explotación, sin que se divise esperanza alguna de mejoramiento por la acción de los capitalistas.

159Ojalá que el ejemplo de los mineros de Rusia encuentre pronto imitadores en Chile. Que los trabajadores del Salitre, del carbón y del cobre se sepan unir férreamente, sepan ser valientes para defenderse de la ofensiva capitalista, y sepan concluir pronto con tanta ignominia que se ven obligados a sufrir. Bien organizados sabrán vencer todos los obstáculos que les ponen las clases capitalistas en el camino de su emancipación.

Luis E. Recabarren S.

Moscú, diciembre de 1922

La Federación Obrera, Santiago, 24/02/1923

DESVIACIONES OBRERAS

160Los diarios anuncian una velada organizada por los obreros tranviarios en “homenaje” a la delegación chilena a la V Conferencia Panamericana. En presencia de este hecho se nos ocurre preguntarnos: ¿Para qué están organizados los Consejos de la Federación Obrera de Chile? Para rendir “homenajes”, para dar prestigios a los representantes del capitalismo internacional o para luchar contra la desenfrenada explotación de que son víctimas por el capitalismo internacional.

161Si vamos a preguntar a cada uno de los obreros, militantes de la organización, cuales son los propósitos que los guían al luchar dentro de la organización, nos habrán de responder, sin vacilación alguna, que están organizados para combatir la explotación capitalista, para defenderse de la tiranía de que son víctimas diariamente, ya por la miseria de los salarios, ya por la persecución contra el derecho de asociarse, ya por la carestía de la vida y por todas las circunstancias que hacen ingrata la vida y que por lo mismo los obreros han buscado el camino de asociarse para defender su derecho a conquistar el bienestar.

162Sin embargo, de tener este concepto les podría parecer inofensivo el hecho de realizar una gran velada en honor de la delegación chilena a la V Conferencia Panamericana. Y ese parecer sería solamente el fruto de la irreflexión, de la falta de un pensamiento atinado y, también, del olvido de nuestro programa y de nuestro estatuto, que establece el principio de la lucha de clases.

163La Conferencia Panamericana es una reunión de representantes única y exclusivamente de los intereses del capitalismo internacional, que explota en todos los países el trabajo de los trabajadores y que constantemente están tomando medidas en contra de los intereses de las clases trabajadoras. ¿Podría alguno de los obreros que organizan esa fiesta decirnos que en la V Conferencia Panamericana van a estar representados los intereses de la clase trabajadora? ¿Qué intervención tienen los obreros en esa Conferencia?

164Los delegados a la V Conferencia Panamericana ¿son todos representantes genuinos de los gobiernos de cada país concurrente a esa conferencia, si o no? ¡Contesten los obreros! Y si el Gobierno chileno, en cada huelga, pone la fuerza pública y la Sección de Seguridad al servicio de las clases capitalistas, sean estas nacionales o extranjeras ¿no es ese el procedimiento de todos los gobiernos de la tierra? ¿Cómo entonces los representantes de esos gobiernos en una Conferencia cualquiera podrían ser considerados defensores de los intereses obreros?

165Creemos que los obreros organizadores de esa velada no han pensado en lo que significa esa acción, que no tienen un concepto claro de la tarea que le incumbe a la organización obrera que es defender el pan de los obreros y no prestigiar los actos hipócritas de los gobernantes que, como la V Conferencia Panamericana, no es otra cosa que una reunión de los representantes del gran capitalismo americano que en todos los países mantiene en la esclavitud y en la miseria a miles y miles de trabajadores. Piensen juiciosamente los trabajadores y me encontrarán razón en lo que les digo.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago 26/02/1923

LA UNIVERSIDAD ORIENTAL DE MOSCU. Desde Rusia

166Una noche fui invitado a una fiesta que se verificaba en honor de los delegados extranjeros que asistían a los dos Congresos obreros que en esos momentos se realizaban en Moscú. Cuando llegamos al sitio de la fiesta, a pesar de ser todavía temprano, parecía que estaba completamente lleno. Por todas partes se veía un ir y venir de personas en animados comentarios. Empecé a seguir los grupos que entraban y salían de una sala a otra. El vasto palacio en que se verificaba la fiesta estaba convertido en una exposición de costumbres nacionales, de elementos de enseñanza y de propaganda.

167Sonó la hora de la fiesta que se realizaba en el Salón Teatro de la Universidad. El programa consistía en una representación de modos y costumbres nacionales, es decir, los modos y costumbres de las nacionalidades allí reunidas. Después de algunos discursos de varios de los alumnos y profesores de la Universidad en que nos daban a conocer los propósitos de la Universidad Oriental, expresando algunos con ardoroso entusiasmo las esperanzas comunistas puestas en este gran plantel de educación, se ofreció la palabra a varios delegados, especialmente a los que representaban las más importantes fuerzas organizadas del proletariado mundial, quienes hablaron elogiando esa grande obra y haciendo votos porque los frutos revolucionarios se produzcan cuando antes para bien de la Humanidad oprimida y explotada por el capitalismo. Enseguida vino un escogido programa de números musicales, de cantos, de bailes o danzas orientales. El número más emocionante para mí, al menos, ha sido el coro que cantó La Internacional, cantado por lo menos en unos treinta idiomas, entre unas cien personas de ambos sexos que representaban unas 50 nacionalidades distintas. Volví otro día para hacer una visita detenida y obtener noticias más concretas que yo deseaba para los lectores de la prensa obrera de Chile.

168Fui recibido, como es costumbre entre los comunistas orientales, con todo cariño y entusiasmo y, sobre todo, con muy buena voluntad para responder a nuestras preguntas y curiosidades. Eran las ocho de la noche, hora en que no hay clases. Una comisión de ambos sexos se nos puso a nuestra disposición. Visitamos, en primer lugar, los comedores, pues, era todavía allí la hora de comer. Todos los servicios de comedores son atendidos por turnos rigurosos de los mismos alumnos. Enseguida, visitamos los dormitorios de los hombres y después los de las mujeres. Los dormitorios son salas para 10 ó 15 personas a lo más. Todos los que visitamos nos proporcionaron agradables e imprevistas sorpresas, a la vez que nosotros se las proporcionábamos a los alumnos y alumnas que no estaban advertidos de nuestra visita. En todos los dormitorios visitados, los alumnos, alrededor de una mesa, realizaban distintos trabajos, tareas y estudios.

169Los dormitorios están generalmente divididos por nacionalidades, para facilitar sus tareas están adornados de retratos, de banderas, de emblemas revolucionarios y comunistas. Los retratos de Lenin, Trotzky y Marx son los que predominan. Esta Universidad tiene el aspecto de un cuartel. Los alumnos, por economía, usan el uniforme del ejército, que se los da el Estado. Comedores y dormitorios son modestos. Repetimos a distintos grupos de alumnos esta pregunta: ¿Cuál es la tarea principal que ustedes se proponen? Capacitarnos para la revolución y para el comunismo era, en general, la respuesta.

170La Universidad cuenta con unos mil alumnos, de los cuales son unas 300 mujeres. Se encuentran reunidas allí 62 nacionalidades orientales. Obreros y obreras en su gran mayoría, enviados por las organizaciones a estudiar el comunismo y los métodos revolucionarios, a la vez que la economía capitalista y comunista, conjuntamente con todos los estudios de las ciencias indispensables para formar cerebros capaces para construir el nuevo mundo. El programa de estudios abarca todas las ciencias, y los alumnos, con la convicción de la misión a que están llamados, estudian con todo amor y empeño. Se preparan en esta Universidad los elementos que en todos los pueblos de Oriente habrán de fecundar la revolución social, ya como periodistas, ya como profesores, como conferencistas o agitadores. Los gastos son de cuenta del Estado Obrero que, además, da a cada alumno una cantidad de dinero para gastos personales. No es, pues, solamente con cañones ni con el fundamento de la economía comunista que Rusia ayuda al desarrollo de la Revolución Mundial que habrá de concluir, próximamente, con el régimen capitalista que por tantos siglos ha producido y mantenido el sufrimiento humano. Es también con la escuela, con la ciencia. Si las ideas comunistas se desarrollaban antes con bastante rapidez a pesar de todos los obstáculos y persecuciones de que sus propagandistas eran víctimas y de la falta de recursos materiales, ahora, cuando se cuenta con el apoyo de una nación inmensa y de un gobierno poderoso, con cuanta mayor rapidez va a desarrollarse la propaganda, con cuantos más recursos contará la propaganda y con cuanta mayor fuerza se arrollarán todos los obstáculos que el capitalismo, ciego e insensato, continuará poniendo en nuestro camino.

171Si hasta ayer hemos considerado al comunismo como una fuerza impetuosa en marcha hacia el bien humano, hoy, con el formidable apoyo con que cuenta, es una fuerza irresistible, como ha quedado probado con el aniquilamiento de todas las intentonas contrarrevolucionarias sostenidas por el capitalismo mundial, y destrozadas por la clase trabajadora. Los trabajadores de todos los países, frente a la ofensiva capitalista que se desarrolla todos los días a nuestros ojos, ya en el salitre, en el carbón, en el cobre y en todas las industrias, procurando el destrozo de nuestra organización, imponiendo condiciones indignas a los trabajadores, encareciendo la vida y haciéndoles todo el mal posible, frente a esta ofensiva capitalista que es directamente apoyada por las autoridades, amparada, hipócritamente por los gobernantes, es deber de los trabajadores que no quieren continuar la vida de esclavitud, fortalecer sus organizaciones, hacerlas crecer cada día más y enseñar a los trabajadores que no hay otro camino para hacer desaparecer todo este malestar cada día más grande, que construyendo una formidable organización con una férrea disciplina. Ya que no podemos imitar a los rusos en toda su acción, porque no tenemos todavía los recursos para ello, al menos hagamos una organización capaz para alcanzar con su fuerza lo que nuestros hermanos de Rusia ya han alcanzado.

Luis E. Recabarren S.
Moscú, diciembre de 1922

La Federación Obrera, Santiago 13/06/1923

LA GIRA DE RECABARREN POR LA REGION DEL SALITRE

172Las demostraciones populares adquieren proporciones de apoteosis

173La clase obrera del Norte muestra su grandiosa conciencia de clase

174La triunfal gira de nuestro camarada Recabarren por la región del salitre, está resultando un acontecimiento sin precedentes por sus vastas proyecciones. El alma popular adormecida por la crisis, los albergues y las miserias, despierta otra vez al llamado de la voz hermana que, cual Cristo bíblico, dice a Lázaro: ¡levántate y anda!

175Tal nos lo hace saber un telegrama del compañero Recabarren que acabamos de recibir y que dice así: “Pampa Unión, 11 de junio de 1923. Federación Obrera. Santiago. Conferencias en Mejillones y Calama, espléndidas. El domingo efectuaronse en las oficinas Lina, Aconcagua, Araucana y Pueblo Unión, ante enormes multitudes que delirantes esperaban la llegada del diputado Recabarren. Hablaron, Sepúlveda y Recabarren desarrollando los temas conocidos ya en otras partes de la República. Esta tarde verificase conferencia en la Oficina Edwards con éxito igual a las anteriores. Esta noche se dará conferencia en la oficina Ossa y mañana en Coya. Los trabajadores entusiasmados arrebatanse los folletos sobre la gira e impresiones de Recabarren en Rusia.- (Firmado). Diputado Recabarren”.

La Federación Obrera, Santiago 07/07/1923

LA GIRA DE RECABARREN POR EL NORTE. Aclarando situaciones

176“Negreiros, 6 de julio de 1923. “Federación Obrera”. Santiago. Como la prensa burguesa está desnaturalizando los sucesos ocurridos en Iquique, me permito repetir que no se trata de controversias, sino de asonadas groseras de borrachos y degenerados cuyo número no era superior a cuarenta personas. Mientras hacíamos nuestras conferencias ante un auditorio selecto superior a dos mil personas, el grupo de borrachos encabezados por Ferrada, Linares y Bruno Pizarro, personas reconocidas como degenerados, faltaban al respeto, en forma injuriosa y grosera, al diputado y al auditorio y arrojando piedras impunemente contra los oradores y sobre el público. No he sido invitado ni he aceptado jamás controversias como afirma la prensa burguesa interesada. Estimo que cuando se organizan dos conferencias a igual hora, es deber de la policía determinar sitios distintos a cada una. Diputado Recabarren”.

La Federación Obrera, Santiago, 10/07/1923

LOS FRUTOS DE LA GIRA DE RECABARREN

177Aplastante desmentido a las insidias burguesas. Toda la pampa está de pie

178El compañero Recabarren nos envía el siguiente telegrama de cuyo tenor puede deducirse y explicarse la desatada campaña de las autoridades de Iquique contra las conferencias con que nuestro incansable compañero despierta entre los millares de esclavos del salitre, la noble emulación por la libertad. He aquí lo que nos dice Recabarren.

179“Huara, 8 de julio de 1923. Federación Obrera. Santiago. Llevamos 38 días de gira en cuyo transcurso hemos vendido ocho mil pesos en folletos. El producto de las conferencias, funciones teatrales y colectas, costean perfectamente los gastos que demanda la gira. Las concurrencias en todas partes han sido numerosísimas y entusiastas, todo lo cual constituye un éxito grandioso para la gira de conferencias emprendida. Las opiniones de la prensa burguesa declarando fracasada la propaganda comunista, quedan absolutamente destruidas con los resultados. Los obstáculos puestos por los capitalistas y autoridades a la gira, resultan fácilmente vencidos. El Diputado Cruz debe trasmitir estos hechos al ministro del Interior, en oposición a las informaciones inexactas de la Intendencia de Tarapacá que no significan otra cosa que una intervención electoral gubernativa contra los comunistas. Diputado Recabarren”

La Federación Obrera, Santiago, 10/07/1923

LA GIRA DE RECABARREN POR EL NORTE. Disimulada pero manifiesta intervención del Gobierno contra la expansión de los ideales obreros. Vergonzosa conducta de las autoridades contra Recabarren

180“Huara, 8 de julio de 1923. Diputado Cruz. Santiago. Comunico a usted que antenoche fui víctima de una acción humillante que no quiero calificar. Después de realizar una conferencia fuera del radio de la Oficina San Antonio, fui notificado de que de orden de la Administración, se me prohibía llegar al campamento de la oficina y alojar ahí. Respetando esa voluntad, a las once de la noche llegaba a Zapiga donde tenía arreglado y pagado mi alojamiento. Antes de entrar al pueblo, me avisaron que la policía de Zapiga había obligado a los dueños de los hoteles a negarme alojamiento. Acompañado de carabineros llegué hasta el hotel y cuando golpeábamos la puerta, se presentaron tres guardianes de policía montados y dos de a pié, todos en manifiesto estado de ebriedad y en actitud agresiva apuntándome sus carabinas. Ante semejante actitud hube de retirarme garantizado por los carabineros. Un dragoneante de carabineros que presenció los hechos y en cumplimiento de órdenes recibidas con anticipación, me acompañó hasta la línea férrea, frente a la oficina en cuya vía pública tuve que pernoctar acompañado por los carabineros. Se sabe ya que nuestras conferencias versan sobre historia, política económica y cultura que no perturban el criterio público y sólo tienden a prestigiar la situación del partido comunista. Todos los hechos relatados son considerados por la gente sensata como una manifiesta intervención electoral contra el Partido Comunista. Usted comprenderá que a pesar de las garantías ofrecidas, no contamos con el debido respeto para el ejercicio de nuestros derechos. Saludos. Diputado Recabarren”.

La Federación Obrera, Santiago, 15/07/1923

LA REACCION BURGUESA EN LA REGION DEL SALITRE. Salvador Barra Woll es injustamente reducido a prisión

181“Iquique, 2 de julio de 1923. Diputado Cruz. Santiago. En este momento me comunican que el Director del diario El Despertar de los Trabajadores”, camarada Salvador Barra Woll, ha sido detenido hasta que aparezca una presunta persona que se dice disparó un tiro sin que haya habido ningún herido. Tratase de una nueva prisión arbitraria y fuera de toda lógica. Ni el señor Intendente ni señor Prefecto de Policía dan garantía alguna de respeto. Diputado Recabarren”

La Federación Obrera, Santiago, 07/11/1923

LA DICTADURA PREFERIBLE

182La prensa burguesa y anarquista protesta siempre contra toda clase de dictadura, ya sea obrera o burguesa. Consideran igual las dictaduras de Mussolini, Primo de Rivera y Lenin. La realidad marcha hacia las dictaduras. Es el caso de escoger entre la dictadura obrera y burguesa. La dictadura burguesa ya la conocemos, es el hambre, la opresión, la ignorancia y la mordaza perpetua. La dictadura obrera es la fuerza que destruye el hambre, la opresión, la ignorancia y la mordaza perpetua. Es decir, hablando más claro, la dictadura obrera es la que destruye la dictadura burguesa que tantos siglos hemos sufrido.

183La dictadura burguesa no permite el desarrollo de la organización ni la educación progresiva del proletariado. La dictadura obrera favorece el desarrollo de la organización y el progreso de la educación, con la cual desaparecerá toda dictadura. La dictadura burguesa favorece toda clase de explotación y de vicios que envilecen. La dictadura obrera destruye la explotación y la fuente de todos los vicios. Prefiero, pues, la dictadura obrera.

184Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 24/11/l923

CONTESTANDO AL SEÑOR ENRIQUE DIAZ VERA

185970 números de nuestro diario La Federación Obrera van publicados, desde su nacimiento hasta la fecha. De estos 970 números, se publicaron sólo 150 números en el espacio de doce años bajo la dirección de federados que no eran comunistas ni lo son hasta la fechas. Durante doce años los federados no comunistas fueron incapaces de comprarse una imprenta propia para la organización. En el espacio de sólo dos años y tres meses van publicados 820 números bajo la dirección y administración de los dos diputados comunistas, quienes pudieron reunir la confianza y el dinero necesario para comprar una imprenta que hoy vale más de 50 mil pesos, hecho realizado por la actividad de los comunistas en DOS años y meses y que no pudieron hacer en DOCE años los anteriores dirigentes de la Federación que no fueron ni son comunistas. Cuando el señor Enrique Díaz Vera dice, alarmado, que los comunistas nos hemos apoderado de la prensa, vea la clase obrera del país que es la actividad y competencia de los comunistas la que le da vida a la prensa obrera y por eso los trabajadores le confían su dirección. Aparte de La Federación Obrera, toda la demás prensa federada ha sido fundada por los comunistas. La imprenta de La Región Minera en poder del señor Díaz Vera, podrá probar a los compañeros de la zona del carbón la competencia y actividad de los no comunistas. Con estas verdades y razones contestamos al señor Díaz Vera.

186Hasta el BALANCE del 31 de diciembre de 1922, ha pasado por la Caja de nuestra imprenta la suma de 430 mil pesos, cantidad movida en menos de dos años por la administración de los comunistas. Rogamos al señor Díaz Vera que exponga ante los trabajadores del carbón algún movimiento parecido realizado por elementos no comunistas.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 20/02/1924

DE RECABARREN. Pocas palabras a los comunistas de Santiago

187En la sesión de anoche del C.C.A., se dio lectura a la siguiente nota:

188Santiago, febrero 18 de 1924. Compañero Secretario General del C.C. del Partido Comunista. Sección Santiago. Al partir al sur para ponerme al frente de la campaña electoral de la zona del carbón de acuerdo con el Comité Ejecutivo del Partido quien, estudiando debidamente la situación, resolvió mantener mi nombre como candidato a diputado tanto en Santiago como en Lautaro, teniendo en vista sólo alcanzar el mayor éxito y prestigio para el Partido, y antes de abandonar la capital, quiero decir a los compañeros de Santiago que dejo entregado no sólo a su entusiasmo, sino también, a su inteligencia, la acción que asegure el triunfo electoral de la Sección Comunista de la capital, cuidando debidamente todos los detalles de la elección. Para esto es necesario que todos los afiliados trabajen sin descansar con disciplina y actividad.

189La lucha contra el cohecho no debe hacerse, como otros años, garrote en mano el mismo día de la elección, porque eso no da buenos resultados. La lucha contra el cohecho debe hacerse hasta la víspera de la elección con razonamientos cultos. Es preciso advertir a los compañeros para que no caigan en ninguna clase de trampas, que los candidatos a senador y diputados Salinas y Recabarren deben llevarse hasta las urnas a darles el mayor número de votos sin hacer caso a lo que nos diga la propaganda de los enemigos o de los falsos amigos. Así, por ejemplo, podrían los enemigos decir el día de la elección: Recabarren va seguro y sin duda en Lota ya está triunfante, y esto no debe ser creído. Mi ausencia de la capital y de la dirección del trabajo electoral, confío que será suplida con exceso por el deseo de triunfar de todos los que esperan del triunfo del comunismo mejores días de bienestar para el porvenir. ¡Por colosal que sea la lucha no debe acobardar a nadie! Hasta luego y que el triunfo corone el esfuerzo de todos. ¡Viva la Internacional Comunista! ¡Viva el Partido Comunista de Chile!

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 01/05/1924

SIEMPRE CONSTRUYENDO

190Año tras año llegamos hasta esta fecha sin desmayar jamás y, al contrario, con el corazón rebosante de entusiasmo, empeñados en nuestra eterna tarea de la construcción de una nueva y más perfecta civilización que nos permita vivir en una Sociedad superior donde la humanidad, en eterna renovación -como el reino vegetal con sus primaveras incomparables, olorosas, pletóricas de vida y alegría- llegue a cimentarse en un modo de vivir cada vez mejor, cada vez superior, cada vez más perfecto, sin detenerse nunca en la elaboración de un bienestar o felicidad sin límites hacia el porvenir.

191Nuestra tarea, no sólo de hoy, sino de siempre, debe ser aquella que haga nacer en el alma humana, así del miserable agente inconsciente de todo lo grande y bello, como de los que se suponen dentro de una civilización, una aspiración incontenible, siempre alimentada a vivir bien, gozando de todo lo que la naturaleza y el trabajo nos da. Más todavía, nuestra tarea debe ser encender siempre el más impetuoso apetito, diremos, a saborear todo lo agradable de la vida pueda dar, mediante los esfuerzos en cooperación de la humanidad trabajadora. Pero en las almas donde no despierta aún ese apetito, debemos despertarlo, haciendo concebir, haciendo sentir el deseo de una manera de vivir más limpia que la presente.

192La tarea puede parecer inabordable, pero no lo es. Basta ponerse a ello para que los buenos frutos se vean pronto. Todos los hombres y mujeres de buena voluntad a través del mundo entero están empeñados en inculcar, o en hacer comprender a la humanidad que se puede vivir mucho mejor que hoy con un poco de esfuerzo solamente. Pues que vivir en una Sociedad mejor organizada que la presente, donde un espíritu de perfecta justicia no nos abandone nunca, puede considerarse como un resumen de nuestra ideal aspiración. Y hoy día Primero de Mayo, como todos los años anteriores, renovamos nuestros gritos para repetir que nunca debemos abandonar el deseo de vivir cada vez mejor. Y nuestros gritos renovados años tras años, han venido repercutiendo en los corazones proletarios y aumentando sin cesar el número de los que nos acompañan a gritar nuestros deseos. Y este deseo de vivir mejor es obra constructiva, porque se va creando, se va construyendo en el alma proletaria la modalidad de una vida mejor. Sigamos, pues, todos y todas, nuestra tarea siempre adelante, en el sentido de obtener que cada hombre o mujer, construya en su imaginación, primero, el deseo de vivir mejor y, después, que procure comprender la forma como debemos organizar las actividades de la vida que den por resultado una organización social inteligente, previsora y capaz de garantizar a todos el bienestar mientras dure la vida. El Primero de Mayo debe ser para nosotros una fecha en que todos renovemos este deseo: ¡luchar para vivir mejor!

193¡Viva, pues, el Primero de Mayo!

194¡Viva la Internacional Comunista, fuerza mundial que nos lleva a la materialización del Ideal!

195¡Viva la Internacional Sindical Roja, ejército proletario en marcha hacia el perfeccionamiento de la civilización.

Luis E. Recabarren S.

La Federación Obrera, Santiago, 01/05/1924

EN EL NUEVO HOGAR

196Nos fue preciso abandonar la vieja casa donde se convirtió en diario La Federación Obrera, con imprenta propia, y en donde trabajamos cerca de tres años. Estamos, pues, en otro local. Para instalamos en él ha habido que realizar grandes y atrevidos esfuerzos. Los talleres y oficinas quedarán mejor instalados, aunque no todavía como fuera nuestro deseo y nuestra necesidad. Pero hemos podido dar un gran paso adelante. Hemos construido en esta casa una gran sala para conferencias, reuniones, veladas toda clase de fiestas que contribuyan al desarrollo de la cultura. Y esto es una gran adquisición y un gran paso adelante. Un nuevo local de actividades obreras, en un barrio virgen de nuestra propaganda, es un progreso que nos debe regocijar. Una sala de conferencias, una imprenta y una biblioteca son nuestras armas formidables para destruir en la mentalidad y costumbre de la clase obrera todos los errores que la postran en su desgracia. Una sala de conferencias, una imprenta y una biblioteca, son también nuestras poderosas herramientas para construir las modalidades de la vida futura del proletariado revolucionario, que marcha en busca de más justicia, más pan y felicidad social e individual. Una sala de conferencias, una imprenta y una biblioteca, son las armas más preciosas para luchar por la redención del proletariado. Pero si esto se abandona, de nada nos servirá todo el esfuerzo hecho. Es preciso cooperar para el mayor progreso todavía. Después de hechas todas estas instalaciones en casa arrendada, es preciso que procuremos comprarla para cimentar en mejores condiciones esta gran fuente de cultura y civilización. Esto sería a coronar una obra. Que todos ayuden de veras en esta tarea tan interesante para el progreso del proletariado

Luis E. Recabarren S.

Notes

1 El texto corresponde al publicado en El Socialista, de Antofagasta, en 18 de marzo de 1922, el cual no traía el agregado sobre Samuel Broughton

2 Después de estas cartas, no se han recibido otras noticias de Recabarren. En cuanto tengamos nuevas, será satisfacción transmitírselas a nuestros compañeros y lectores (Nota del periódico)