Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Luis Emilio Recabarren

 | 
Eduardo Devés Valdés
, 
Ximena Cruzat Amunátegui

El Socialista, Antofagasta

Texte intégral

El Socialista, Antofagasta 1/05/1918

DIA HISTORICO Y DIA DE PORVENIR

I

1El primero de mayo quizás no sea una fecha conmemorativa, quizás tampoco sea un aniversario, ni menos una fiesta. El primero de mayo debe ser un símbolo y una esperanza, un porvenir y una realidad. Debe ser un día en cual se den cita los trabajadores del mundo entero para estrechar cariñosamente su amistad salvando, con el pensamiento, las distancias, los desiertos, las montañas; en una palabra, salvando las fronteras marcadas por banderas.

II

2Es un día que a un tiempo, en todos los países, simultáneamente, en un mismo momento, millones de trabajadores, todos ponen silencio imponente a la labor diaria, se cruzan los brazos, el trabajo cesa, la fragua se apaga, el martillo no golpea; todo queda en inmutable silencio, el taller vacío extraña la ausencia del obrero que es el factor indispensable de la vida industrial moderna.

3El primero de mayo es un día en que los proletarios del Universo entero, al parar el trabajo, lo hacen para expresar a la clase capitalista gobernante su protesta y su queja por la explotación permanente en que vivimos hasta el presente. El primero de mayo es la fecha escogida para repetir año tras año, nuestras peticiones de modificación de la vida social y económica que en su organización defectuosa quita a muchos el patrimonio para darlo a unos pocos en perjuicio del mayor número.

4El primero de mayo es una demostración universal de clase a clase. La clase proletaria señalando sus dolores, sus miserias, su ignorancia, para que ellas avergüencen al mundo, para que ellas se hagan desaparecer. Es el día que el proletariado ya consciente, lanza al rostro de la burguesía toda la degradación que produce la sociedad capitalista, para empujar a la Humanidad a perfeccionar la organización social, cuyos defectos producen el inmenso daño que contemplamos.

5El primero de mayo es también un día de regocijo, de placer, porque las multitudes se sienten más fuertes al verse unidas, porque se comprende lo que vale esta fuerza unida, compacta y bien encaminada. El primero de mayo es la demostración evidente de la fuerza obrera, de la fuerza productora que necesita ocupar en el banquete de la vida un sitio igual que los demás. Paralizar las faenas en este día en todo el mundo, es elevar la formidable protesta contra todas esas tiranías que han creado los hombres para oprimir a sus semejantes; paralizar el trabajo es demostrar la unidad de pensamiento y que se está dispuesto a luchar para conquistar el porvenir lleno de felicidades para la Familia Humana.

6La manifestación del primero de mayo es la expresión de la capacidad proletaria, ostentándose internacionalmente, sobre el Mundo, y advirtiendo que esa fuerza ordenada por la justicia que la anima, marcha en pos del bien, para modificar todo lo añejo y podrido, y renovarlo por elementos sanos. Es la manifestación del primero de mayo, el recuento de las fuerzas, para notar los aumentos, que año a año, va sumando el ejército de los proletarios conscientes, que con su acción de todos los días van construyendo nuevos pensamientos y nuevas costumbres para reemplazarlas por las viejas y anticuadas modalidades. Así seguiremos hasta que llegue un primero de mayo en que toda la Humanidad se confunda en un solo abrazo de amor, sin clases, sin tiranías, sin verdugos, sin víctimas, sin caínes, sin ruindades, sin miserias, morales ni materiales. ¡Hermoso y gran día, los pueblos te esperan! ¡Millones de seres que sufren esperan tu llegada. No tardes, pues, en clarear!

III

7Eso, todo eso, es el primero de mayo. Por eso los trabajadores en su manifestación mundial de hoy, unen de pueblo a pueblo sus votos sinceros, apresurando la llegada del gran día de Redención verdadera para la Pareja Humana.

8¡Salud al primero de mayo! ¡Salud al día de los trabajadores! ¡Salud al porvenir!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta, 7/08/1918

LA FEDERACION OBRERA EN CHILE ALGO QUE PODEMOS HACER

9Hasta la fecha no hemos conseguido en Chile organizar una fuerza obrera que pueda servirnos útilmente para luchar por el mejoramiento de las condiciones de vida a que tenemos derecho. La culpa es nuestra, exclusivamente de nosotros, los obreros, que no hemos tenido el valor para hacer la organización que necesitamos.

10Ha habido múltiples conatos, intentos de organización, en distintos pueblos que no alcanzaron el éxito que se necesita. Hubo, unos diez años atrás, un momento que pareció solemne para el proletariado de Chile, y fue cuando desde Tarapacá a Valdivia se organizaron aquellas organizaciones que se llamaron Mancomunales. De todo aquello apenas si queda algún recuerdo.

11Actualmente vuelve a aparecer en el escenario chileno un nuevo intento de organización que con el título de “Federación Obrera de Chile”, ha constituido secciones en Valdivia,

12Temuco, Talcahuano, San Rosendo, Concepción, Talca, Chillán, Santiago, Valparaíso, Llay-Llay, Ovalle y Copiapó. En Iquique acaba de organizarse otra sección que posiblemente se incorporará al conjunto de aquéllas. En Magallanes, existe, desde 1911, la Federación Obrera, que es la más potente organización obrera de Sud América. Estamos, pues, nuevamente, frente al nacimiento de una fuerza obrera, que sería inteligente saber orientar y robustecer.

13Tenemos noticias que en la Pampa de Taltal se dan los pasos para organizar otra sección de la Federación. Ante estas noticias, esperamos que la clase obrera de Antofagasta no habrá de quedarse sumida en la indiferencia y en la inacción que le hace víctima indefensa de un mal salario, de una vida carísima y de una situación indigna. Nos ocuparemos de este tema, sobre organización obrera, hasta que logremos interesar a los trabajadores para enarbolar la bandera de una fuerza obrera que surja a luchar por el bienestar del proletariado y por la abolición de todas las injusticias.

Luis. E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 20/08/1918

LA FEDERACION OBRERA EN CHILE ¿PODREMOS HACER UN PODER OBRERO? I

14Cada vez que la horrible mueca de la miseria y de la ignorancia se presenta a nuestra vista, sentimos instintivamente un sentimiento de repulsión y de asco. ¿Qué obrero o empleado, con mediana inteligencia, no siente indignación ante los horribles cuadros de la miseria y de la ignorancia? ¡Todos! Pues bien, si hace siglos que la miseria y la ignorancia producen en las masas populares grandes estragos, porque las sujeta a férrea esclavitud multiplicando sus desgracias; si nos hemos convencido que “el poder” que gobierna en cada nación es una fuerza que nos obliga a soportar nuestras desgracias, y vemos que ese poder existe para impedir nuestro mejoramiento, es el caso que nosotros debemos pensar, si habremos de resignarnos para siempre a soportar tal estado de desgracias, de miserias y de ignorancias o resolvernos a no resignarnos y luchar contrala miseria.

15Como resulta una verdad que hay un buen número de obreros y de empleados que no están dispuestos a someterse a vivir siempre en la miseria y en la esclavitud, se intentará,

16una vez más, procurar organizar en este puerto y para esta región, UNA FUERZA OBRERA, que llegue a ser UN PODER OBRERO con capacidad de darnos, a toda clase proletaria, los elementos necesarios para mantener satisfecha nuestra vida y para apreciar y gozar nuestra libertad necesaria para el goce de la vida.

17Necesitamos vivir, sobre todo necesitamos vivir con comodidad y alegría. Nadie tiene derecho a medir estas aspiraciones. Pero como en realidad el estado capitalista ha constituido un poder de fuerza que nos prohíbe vivir bien, es indispensable que por amor a nuestra salud y a nuestras familias, también nosotros los obreros y empleados de ambos sexos, nos resolvamos a crear UN PODER OBRERO que nos dé lo que nos niega el poder burgués.

18VIVIMOS EN UN PAIS DONDE LAS LEYES GARANTIZAN LA LIBERTAD DE PRENSA Y DE ASOCIACION y que sólo la ignorancia y los vicios populares han retardado el momento de gozar de ese derecho, de conquistar, por medio de los asociados y de la emisión del pensamiento, mejores condiciones de vida. Si nada puede oponerse a una decidida voluntad de un buen número de proletarios, hagamos un nuevo esfuerzo, tentemos una nueva acción, demos otro paso, que nada perderemos con ello para probar si es posible construir una nueva fuerza obrera que con mejores experiencias, forme la fuerza obrera para construir nuestro bienestar.

19Organicemos, pues, el PODER OBRERO. Sólo se necesita un poco de firme voluntad. Seguiremos tratando el asunto.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 22/08/1918

LA FEDERACION OBRERA EN CHILE ¿PODREMOS HACER UN PODER OBRERO? II

20El hecho de haber fracasado anteriormente con todos los intentos de organización, no quiere decir que no se vuelva a probar si es posible hacer surgir una nueva organización. Hemos tenido organizaciones importantes como la Mancomunal que vivió hasta 1907, como la organización gremial que vacila y que surge. Todas cayeron. Hoy nada existe que pueda considerarse como una buena organización.

21Si la miseria subsiste, si los abusos se repiten a diario, si los capitalistas se enriquecen cada vez más, con el trabajo de obreros y empleados, hay de sobra razones y motivos para volver con nuevos bríos a organizar las fuerzas proletarias y colocarlas en pie de lucha y de acción. Un pueblo que no aspira a progresar, es un pueblo salvaje e ignorante. Los pueblos ambiciosos de bienestar luchan con energías y con valor para vencer las fuerzas que les privan de mejoramiento. Pongamos todos voluntad y venceremos nuestras pequeñas diferencias.

22Hoy cuando la clase capitalista ha llegado a obtener una situación económica excelente, cuando vende a mejor precio todos los productos: el salitre, el cobre, el trigo, el carbón, las lanas, las carnes, los cueros, y cuanto exporta al extranjero, es claro que el estado de su riqueza ha progresado enormemente. Prueba esta afirmación el mejoramiento del cambio internacional. En cambio la clase obrera es tan víctima como antes de la miseria, de los abusos, del mal salario, de la vida cara. Si la clase capitalista se enriquece y hoy está en magnífica situación económica, habiendo afirmado sus condiciones industriales, ¿por qué obreros y empleados soportan la servil situación a que están subyugados? Rehagamos el valor. Levantemos de nuevo la organización obrera. Que los fracasos del pasado sirvan de experiencias para desarrollar nuestra acción de mañana.

23En este puerto y en la provincia hay bastante obreros competentes para la orientación de una buena organización obrera. Sólo falta que todos esos elementos quieran ponerse a la obra y, más que eso, que quieran dedicarse a perseverar en las rudas labores de la organización. Pronto habrán de reunirse, pocos o muchos obreros y empleados, y es preciso que de esa reunión surjan las bases de una organización que no vuelva a caer, para que los obreros tengan un poder de defensa de su pan y de su salud.

24No, no dejemos en manos de los capitalistas avaros nuestra suerte, porque ellos nunca querrán mejorar nuestras condiciones. No esperemos de los gobernantes lo que nunca pudieron dar. Confiemos a nuestras fuerzas y a nuestra inteligencia la misión de conquistar el bienestar que necesitamos.

25Que construyamos de nuevo el poder que necesitamos, que hagamos el poder obrero, la fuerza obrera, para vencer la injusticia y el desorden de esta sociedad capitalista que nos oprime y nos explota. Somos la mayoría del pueblo, y con sólo organizarnos y educarnos tendremos las fuerzas para todas las conquistas.

Luis R. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta, 24/08/1918

LA FEDERACION OBRERA EN CHILE LO QUE SE PUEDE HACER EN ANTOFAGASTA

26En nuestros artículos anteriores, hemos demostrado los errores y fracasos ocurridos en todos los intentos anteriores para organizar la clase trabajadora, pero, a la vez, hemos demostrado que esos mismos errores deben servimos de experiencia para la nueva organización que debemos afrontar. Ha existido siempre un poderoso egoísmo entre los obreros, y, aún existe, produciendo graves daños. Y es este egoísmo el que tenemos el deber de combatir entre nosotros mismos, si queremos darnos una nueva fuerza obrera que sirva para labrarnos nuestro mejoramiento.

27Ese pernicioso egoísmo, tan arraigado entre los obreros, consiste en aquel propósito tan firmemente manifestado durante muchos años para no dar paso, entre nosotros, a un verdadero sentimiento de fraternidad y compañerismo, de solidaridad y conciencia, cuando nos hemos negado a reconocer que, en poblaciones tan poco pobladas como las nuestras, no es útil, ni forma fuerza, la organización separada de los obreros en diferentes gremios. Hay necesidad evidente de hacer o formar una organización federal, es decir una Federación Obrera en la que estén incorporados los trabajadores y empleados de ambos sexos y de todos los oficios y faenas a que se dediquen.

28Es un hecho evidente, reconocido por todos nosotros, que en el seno de cada gremio habrá dos o tres obreros inteligentes y capaces para orientar nuestro movimiento, y estas pocas capacidades quedan generalmente abatidas y eliminadas, ante la pereza e indiferencia del resto de sus compañeros de gremio. En cambio, al organizarse todos dentro de una sola Federación, se reunirían todos esos hombres capaces, y harían una buena fuerza capaz de imponerse y sobreponerse al pesimismo, al desaliento, a la flojera que domina a las masas obreras que, involuntariamente, se hacen enemigas de su propio bienestar.

29Reunamos, pues, todos los hombres capaces de todos los gremios, y obtendremos una luminosa fuerza obrera capaz de orientarnos hacia el mejoramiento de nuestro bienestar. La prensa burguesa ha publicado, tiempo atrás, diversos hechos y apreciaciones sobre el formidable poder de la Federación Obrera de Magallanes, que allá entre los hielos y en una población de 25 mil habitantes, tan desparramada en el trabajo como por acá, ha podido construir un “poder obrero” que, con justicia, temen los burgueses. Al tratarse de dar a aquella región una representación parlamentaria y una municipalidad elegible, la prensa burguesa no ha tenido recato en aconsejar que no se haga tal cosa, pues sería entregar la totalidad de esa representación municipal y parlamentaria en manos de los obreros. La gran fuerza obrera de Magallanes es formada por obreros chilenos, y la unidad que han logrado formar se debe a la forma de organización, a su sistema centralizado.

30La Federación tiene su residencia en Punta Arenas, y en cada faena hay una delegación. Así, hagamos en Antofagasta una Federación Obrera, unida a las demás federaciones del país, y que en el resto de esta provincia tenga, en cada faena de trabajo, una delegación. Habiendo en esta ciudad obreros prestigiosos y capaces, una fuerza organizada en la provincia, con su asiento directivo en este puerto, con su caja centralizada, con un régimen unitario de administración, y federal para su desenvolvimiento, no quepa duda que construiremos la más hermosa fuerza obrera que nos permita corregir todos los abusos capitalistas.

31Para hacer esta poderosa fuerza obrera, sólo bastará despojarnos de los dañinos egoísmos que nos dividen. Pensemos y accionemos, y que pronto veamos surgir, altiva y poderosa, la Federación Obrera en Antofagasta, para ingresar con su contingente de fuerza a las demás Federaciones del país.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 29/08/1918

LA FEDERACION OBRERA EN CHILE. Se está formando un gran Poder Obrero

32Hemos vertido en nuestras ediciones anteriores, algunos pensamientos sobre la organización obrera en Chile, y es natural que continuemos esta labor, hasta conseguir construir la gran fuerza que necesitamos para obtener nuestro común bienestar. Por hoy queremos anunciar que los colaboradores, es decir, que los que desean hacer grande la organización obrera en Chile, serán pocos, pero hay entre ellos decididos y pacientes, perseverantes y pujantes compañeros que no cesarán en sus propósitos de engrandecer la organización y desde norte a sur en todo el país, esos pocos obreros unirán sus esfuerzos y lograrán triunfar.

33Tan es así lo que afirmamos que nuestros lectores podrán convencerse por las siguientes noticias que hoy nos vienen desde Taltal, en donde se acaba de iniciar la obra y que en nuestro colega La Aurora, encontramos manifestada en la siguiente noticia.

34La Gran Federación Obrera de Chile: Celebró sesión el Domingo 4, con asistencia de numerosos obreros que pidieron la incorporación. Se acordó definitivamente que en vez de “Unión Obrera del Salitre” sea “Gran Federación Obrera de Chile” para desarrollar la misma labor que esta institución viene desarrollando desde Magallanes hasta Tarapacá. El domingo habrá nuevamente reunión. La asamblea que tomó este acuerdo, se celebró en virtud de la siguiente citación:

35Llamado a los trabajadores del Departamento de Taltal.

36Obreros: Una vez más os invitamos a organizamos, como es necesario, para defender nuestros intereses, tan explotados por el capital y Estado. Es indispensable que una vez más intentemos poner a prueba la capacidad de la clase trabajadora y para eso os invitamos para el domingo 4 de agosto, a las 2 de la tarde, en local de La Aurora, Plaza 1° de Mayo. Refresco. En esta reunión cambiaremos ideas para organizar una sección de la FEDERACION OBRERA DE CHILE, ya organizada desde Magallanes hasta Copiapó y también en la Provincia de Tarapacá. Esta invitación es para todos los obreros y empleados, sin distinción de nacionalidad ni de colores políticos que quieran contribuir a formar por medio de la organización, un gran poder obrero, que sea capaz de proporcionamos el bienestar a que todos aspiramos. Olvidando errores, mezquindades pasadas, pensemos en el porvenir y por lo tanto no faltéis a esta invitación.

37En esta reunión proletaria, el joven luchador obrero compañero Humberto Dianderas, dará una conferencia con el tema: “Lo que ganarán los obreros organizados”.

38¿No es esta una prueba de que en realidad va surgiendo, poco a poco una gran fuerza obrera? Pues, bien, trabajadores de Antofagasta, prepararemos nuestros esfuerzos para entrar también nosotros en esa gran organización.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 10/09/1918

¿SEPULTAMOS EL SOCIALISTA, O LE DAMOS VIDA?

39Me permito invitar a todos -porque en este caso todos necesitan ser invitados- a reflexionar seria y sensatamente, acerca de lo que paso a decir en las líneas que siguen:

40En primer lugar me valdré de un documento que me acaba de llegar. Es una carta de un buen compañero cuyo párrafo pertinente a este caso, dice así:

41“Compañero: Con vergüenza le voy a decir que no le he enviado el dinero por los diarios, porque he abusado de él; pero no ha sido un abuso igual como lo hacen otros que se lo beben o se lo juegan: ha sido de la siguiente forma: Había aquí un compañero de trabajo, con familia; y el trabajo se le concluyó, mas lo pilló sin recursos y no tenía cómo bajarse al puerto a trabajar allá donde tenía unos amigos con trabajo. No teniendo cómo bajarse, me dijo a mi si tenía algo que le prestara; yo le contesté que estaba por las iguales, tan pobre como él y sólo tenía las fichas de los diarios, las cuales al ver que no tenía como bajarse, las presté con intención de devolverlas en la misma semana. Como estaba trabajando de albañil y pagan semanal pensé: las devuelvo el sábado, y me toca que al otro día se concluyó todo el trabajo y quedamos de “para”. Ahora estoy de pampino y no tengo esperanzas de fichas hasta unos 10 días más; pero yo sé que el dinero tengo que devolverlo, porque sería un crimen si me quedara con él, porque es de «nuestra misma obra, aún sería la acción más vil que cometería”.

42Después de este documento, que en mi concepto no admite excusas, porque con ese proceder nos ponen al borde del fracaso, y porque todos los días habría horribles desgracias que mitigar, debo señalar otros casos.

43Otro agente de El Socialista llega a este puerto, y nos dice que traía 30 pesos para la imprenta, pero… los necesitó para negocios particulares, los usó, prometió enviarlo enseguida y no lo hizo, dejando crecer su cuenta, sin preocuparse si el periódico tendrá o no los medios de vivir. Otros agentes, que deben más de 300 pesos, nos avisan que su deuda no es tan grande porque tienen sobrantes ¡800 ejemplares! ¿Es posible que un agente deje juntarse 800 ejemplares sobrantes sin darse cuenta que con ese proceder arruina nuestra obra?

44Otro agente nos coloca todavía en una situación mucho peor. Por su intermedio se vende un promedio de 1.800 periódicos por semana, lo que produce 180 pesos para el agente y 180 pesos para la imprenta. ¿Puede tolerarse en este caso un atraso de tres, cuatro o más partidas de atraso? ¿En qué condición van colocando a El Socialista? Cuando casi todos los agentes, por no decir todos, usan el dinero que pertenece a la propaganda en sus negocios particulares; cuando así obran, poniendo en peligro nuestra obra, no es posible, compañeros, seguir en ese camino. Si es cierto que son socialistas, esa conducta es inaceptable.

45Cuando una empresa como la nuestra, encuentra la hostilidad de capitalistas y autoridades, de oficineros y patrones que prohíben la circulación de nuestro periódico. Cuando tropezamos con la brutal ignorancia de los trabajadores que nos desprecian; frente a estos obstáculos y a todo obstáculo natural, tendremos de sobra abnegación, resignación y valor para poder afrontar la difícil situación que esos inconvenientes nos crean. Sí, créanlo los compañeros, para eso hemos dado prueba de que nos sobra valor, pero, cuando además de esos obstáculos naturales, los que se encargan de ayudarnos, en vez de ayudar mejor esta obra, toman el dinero, lo gastan, negocian con él, se sirven de él, para no devolverlo sino cuando se les apremie, o cuando les sobre; así, así, en esa forma, no se puede luchar. La abnegación y el valor resultan inútiles.

46Cuando la circulación de un periódico es muy pequeña, nos arreglamos a esa situación. Pero cuando sobre este estado, hacemos nuestros cálculos, para nivelar en lo posible entradas y gastos, y las entradas no llegan por el abuso de los compañeros, así nada se puede hacer. Contra este enemigo de la obra, el uso indebido del dinero que no les pertenece, no se puede luchar, porque obra algo así como entre las sombras. No puede llamarse socialista, ni decir que ayuda al progreso del socialismo, una persona o muchas personas que proceden como dejamos dicho. Si lo dicho, privadamente, por cartas, no da resultado, hay que recurrir a estas columnas, para que todas las secciones socialistas determinen, para que todos los socialistas, cada cual en sus secciones, ayude a enderezar esta obra, que la hunden, que la sepultan de verdad, los que en apariencia pretenden servirla. Por ahora así, y si esto no se mejora, publicaré los nombres de los sepultureros para que no aparezcan como luchadores del socialismo, cuando con sus actos lo sepultan. Espero la respuesta para resolver.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 26/10/1918

LA ORGANIZACION DE LOS OBREROS

47Con satisfacción irán tomando nota todos los trabajadores que leen este periódico, del desarrollo de la organización obrera dentro del departamento. Contamos ya con una firme organización: la “Sociedad Unión Obrera Instructiva”, cuyos socios están todos en el cantón de Bolivia y que cuenta con centenares de asociados activos. En seguida tenemos la Federación Obrera de Chile, con tres secciones: una en Antofagasta; otra en Yungay (Canción de Aguas Blancas); otra en Calama. Dentro de poco quedará organizada la sección de Chuquicamata, que comprenderá toda la región minera.

48Estimamos que una vez que tomen firmeza todas estas secciones, deberán unificar su administración y su acción en una estrecha unidad, para que los efectos benéficos a que está destinada esta organización, empiecen a producir sus necesarios y útiles frutos. Juntos, con una buena administración y unidad de acción, iremos prosiguiendo la misma intensa labor de educación y cultura que, de poco en poco, elevará la capacidad intelectual y moral de los obreros, y a la vez, les dotará de la más formidable fuerza orgánica de acción mejoradora. Ningún obrero ni obrera dejará de reconocer que la inteligencia da al obrero una situación mejor. Por eso, nuestra labor de educación tiene por objeto mejorar el estado de inteligencia de la clase obrera, para que sepa emanciparse de todos los errores que la encadenan a la miseria.

49En las secciones ya organizadas, en cantón de Bolivia, en cantón de Aguas Blancas, en Calama, en Antofagasta y con la sección que se organizará en Chuquicamata, obtendremos una importante fuerza obrera organizada en los sitios más importantes del trabajo, en el departamento. Quedarán por organizarse secciones en Baquedano, en Boquete, Coloso, en Mejillones. Pero mientras llega la oportunidad de organizar secciones en estos puntos, el deber de nuestros compañeros sería pedir su afiliación directa a la sección Antofagasta para aportar concurso al engrandecimiento de la fuerza obrera, mientras llega la oportunidad de organizar secciones.

50Y esperamos que los obreros del Boquete, de Baquedano, de Coloso y Mejillones no se dejarán repetir la invitación, pues no debemos demorar el trabajo de afirmar nuestra fuerza. Vivimos, los obreros, como náufragos en medio de una tempestad donde nadie puede prestarnos auxilio. Vivimos, los obreros, explotados y oprimidos por capitalistas insaciables, por gobernantes ineptos y por autoridades groseras, de tal manera que si nosotros no construimos la fuerza que nos libre de ser devorados por la fuerza capitalista, si nosotros no hacemos eso, nadie lo hará.

51Apresúrense, pues, los obreros, a robustecer esta fuerza salvadora. El que todavía no es socio, hágase socio, el que ya es socio, busque otros socios; y todos cumplan puntualmente con sus deberes para robustecer esta fuerza obrera ya en marcha.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 14/11/1918

EL GOBIERNO DE OBREROS Y SOLDADOS LA HORA DEL SOCIALISMO LAS CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

52Hace 20 meses, desde marzo de 1917, que se inició en Rusia el gobierno de los obreros y soldados, de los marineros y campesinos. Es algo muy seguro que desde ese momento la burguesía de todos los países, y especialmente la de Alemania, habrá procurado tomar todas las medidas imaginables de seguridad para evitar que los obreros y soldados pretendieran reemplazar en las funciones gubernativas a los grandes funcionarios defensores del régimen capitalista. Pero, por seguras que han sido esas medidas, todas se rompieron, todas fueron inútiles, y los soldados y los obreros en abrazo fraternal confundidos, en defensa de un interés igual, de un derecho igual: el derecho a vivir libres y felices, los llevó a derribar sus cadenas y a sus encadenadores, derribando para siempre el sistema de la esclavitud sostenido por las clases capitalistas.

53Alemania ha sido considerada como el país donde la burguesía había logrado establecer una férrea organización, casi invulnerable, para defender los privilegios de la clase rica y gobernante. Sin embargo, acaba de quedar demostrado que la más férrea y mejor montada organización burguesa no puede resistir cuando el pueblo unido va contra ella. Y eso ha ocurrido.

54Obreros y soldados se han unido y eso ha bastado para que todo el armazón burgués se viniera al suelo. Mientras la burguesía ha logrado mantener en el engaño y en el error a los soldados, ha podido mantener su poder. En el momento en que los soldados retiran su apoyo a la burguesía, a la clase patronal, el presunto poder de esta clase se destruye por sí solo. Es lo que pasó en Rusia. Es lo que acaba de pasar en Alemania. Es lo que se trata de evitar en Hungría y Austria.

55Los soldados y marineros son la clase pobre, son los hermanos y los hijos de los obreros y de los trabajadores, y cuando los soldados se han dado cuenta de su error, han corregido su error y en vez de tener las armas al servicio de los ricos, las han puesto al servicio de los pobres, es decir, las han puesto al servicio de su clase, de sus padres y hermanos de miseria. El primer ejemplo lo dieron los soldados y marineros de Rusia. Ahora le tocó el turno a Alemania. Enseguida, ya la obra es más fácil. No pasará mucho tiempo para que el resto del mundo se libre del gobierno de los déspotas, de los explotadores sin conciencia que esquilman al pueblo porque todavía cuentan con el amparo de las fuerzas armadas.

56Los más enfatizados de los déspotas, los Hohenzollern de Alemania y los Romanoff de Rusia, cayeron para siempre del pedestal de alta grandeza en que estaban colocados en virtud del error y la ignorancia en que vivían obreros y soldados. Desapareció la ignorancia, también cayó el pedestal; Nicolás II, de Rusia, y su hijo, fueron fusilados. Guillermo II, el bravo, el valiente, y sus hijos, otros valientes cuando podían mandar soldados, han huido como miserables cobardes, se han fugado, cuando los soldados les retiraron su apoyo. Prófugos, en el extranjero, sin corona y sin poder, expiarán eternamente sus culpas, si es que logran escapar a la soberana justicia popular.

57Cuando las naciones tan importantes como Rusia y Alemania, son regidas por el programa socialista, las horas del mundo burgués están contadas. Son los sucesos de la historia, inevitables, ante los cuales no hay fuerzas que puedan contenerlos. Pueden, pues, los déspotas que han sentado sus reales en Chile, los explotadores sin honradez, ir preparando su conciencia; sea para afrontar la irresistible fuerza que avanza; sea para armonizar y reconocer la justicia que proclamamos.

58Es la hora de los obreros y soldados.

59Es la hora del socialismo.

60Es la hora final del régimen burgués.

61Y el que no quiera perecer, debe mirar la realidad y ayudar a la nueva marcha de los sucesos.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 10/12/1918

EL GOBIERNO DE LA ALIANZA LIBERAL Y LA AMENAZA DE ACABAR CON LAS POCAS LIBERTADES

62En los precisos momentos en que el mundo se sacude para escapar de los últimos yugos del despotismo, de las últimas mordazas; en los precisos momentos cuando caen destrozadas todas las tiranías abriendo paso a mayores libertades para el pueblo, en Chile entero, la prensa burguesa reclama más mordazas y más cadenas para el pobre pueblo de Chile, que ha demostrado más paciencia que ningún otro pueblo para sufrir tanta opresión y explotación.

63Se han derrumbado las autocracias de Rusia, Alemania y Austria, consideradas las peores del mundo. La llamada democracia inglesa, atraviesa en estos mismos momentos por un período de evolución que no puede evitar y que significa aumento de libertades. Pues, en Chile, se hace lo contrario. En Chile, parlamentarios, periodistas y otros poderes, piden a gritos que se ahogue la voz del pueblo, que no se le permita opinar, que no se le permita hablar; en una palabra, que se le reduzca al silencio para que no turbe la digestión de los detentadores de la felicidad nacional. Y en un grito unánime de los burgueses que reclaman más coerción contra el pueblo obrero de Chile, no hay otra voz que la nuestra, y que es muy débil todavía, que se levante para denunciar tamaño crimen al derecho del pueblo.

64Esos son los liberales de Chile, tan ahorcadores de libertades como cualquier conservador. No se verá en España, país regido por una oligarquía conservadora, nada peor, a las intenciones de la oligarquía liberal de Chile. Pero todas esas intenciones criminales, de ahogar nuestra voz porque gime en la miseria y el hambre, se estrellarán contra la voluntad de acero de chilenos bien templados y aguerridos para la lucha contra los explotadores, contra los hambreadores del pueblo, porque tenemos voluntad y obraremos dentro del derecho constitucional.

65Nuestra voz no puede ser ahogada; nuestro derecho no puede ser anulado, mientras rijan las actuales leyes en Chile, y habrá que derogar todo derecho individual; toda garantía constitucional, para reducirnos por la ley, y entonces nos quedará el único recurso, a que quieren empujarnos los propietarios, hacendados y tinterillos que se han asilado, mediante el cohecho, en el Congreso Nacional, nos quedará el derecho de la defensa individual fuera de la ley.

66¿Es eso lo que quieren? ¿Eso pretenden los dignos émulos de Nicolás II de Rusia? No saben nuestros burgueses que Nicolás II, después de haber muerto todas las libertades humanas, le tocó a él y a los suyos morir ajusticiados para que vivieran las libertades? Pueden dictar todas las leyes de represión que quieran. Pueden suprimir el derecho de reunión. Pero no suprimirán jamás la acción decisiva del pueblo para libertarse de toda tiranía. Y la historia y el tiempo son nuestros formidables aliados, con los cuales venceremos inexorablemente los últimos reductos del despotismo brutal que se pretende hacer revivir en Chile.

67El pueblo obrero de Chile debe percatarse de la hipocresía de los burgueses. Han celebrado, con grandes fiestas, el triunfo de los aliados diciendo que significa el triunfo de la justicia, de la libertad, de la cultura, y desde las mismas columnas desde donde se ha saludado el llamado triunfo de la democracia, desde esas mismas columnas, se pide ahora más opresión, más autocracia, más brutalidad contra el pueblo. ¿Es o no es una grande hipocresía el modo de ser de la prensa chilena? Bien trabajadores: somos la mayoría. Continuemos tranquilos nuestra doble acción de educación y de organización de nuestras fuerzas, porque sólo nuestras fuerzas organizadas y disciplinadas son las únicas que pueden poner orden al caos burgués, a donde se nos mantiene en un abismo de ruinas. Adelante, compañeros, con la organización de nuestras fuerzas, no hay que perder un minuto.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 12/12/1918

LA FEDERACION OBRERA DE CHILE LAS SECCIONES DE ANTOFAGASTA NECESIDAD DE UNA ADMINISTRACION CENTRAL

68La clase trabajadora del departamento de Antofagasta ha respondido en buenas condiciones al llamado de sus hermanos para organizar una fuerza humana, viva e inteligente, que tenga por objeto abolir la esclavitud de que es víctima todo el proletariado de esta región salitrera y minera.

69Se han constituido hasta la fecha secciones de la Federación en: Placilla, Punta de Rieles, Calama, Baquedano, Mejillones, Aguas Blancas, Antofagasta y en Unión y Salinas, donde reside la Sociedad Unión Obrera Instructiva que constituye el grupo más numeroso y que cuenta con importantes delegaciones en las oficinas. Son ocho secciones organizadas que hasta hoy viven como fuerzas disgregadas y que es necesario reunir y solidarizar por medio de un pacto de fraternidad y de una administración central.

70Consideramos llegado el momento de reunir todas estas fuerzas y, además, acercarnos en lo posible a los grupos gremiales de resistencia que tengan organización efectiva en el departamento. Al efecto, el secretario general de la sección Antofagasta ha dirigido una invitación a todas las secciones para celebrar una reunión preparatoria de todos los secretarios o delegados de secciones, con el objeto de organizar un plan común de administración y de acción societaria que tenga por objeto la conquista de mejoras para que la situación del obrero deje de ser tan precaria, tan miserable y tan esclavizada como es. La orden del día que trataría provisoriamente esta reunión, la publicaremos y la comentaremos oportunamente. Mientras tanto y en presencia de la situación que nos vamos creando, corresponde a todos los trabajadores y empleados agruparse, cuanto antes sea posible, a fin de robustecer de más en más esta magnífica fuerza obrera, que una orientación atinada e inteligente ha de conducir por el camino triunfal.

71Cada sección de la Federación debe esforzarse en aumentar sus afiliados, para que cada día constatemos que nuestras fuerzas crecen y que se hacen capaces de conquistar la victoria que necesitamos. Trabajadores chilenos, probemos que nuestras energías no están todavía quebrantadas ni por el exceso de tiranías ni por el exceso de ignorancias y de vicios con que nos obsequia la clase capitalista. Trabajadores chilenos y extranjeros: La Unión es Fuerza. La Fuerza es, fatalmente, hoy por hoy, la única razón que es obedecida y acatada. Nosotros somos la fuerza porque somos el número, somos la masa. Sólo falta unir las fuerzas dispersas. Unamos estas fuerzas dispersas en cada región dentro de las secciones de la Federación Obrera. Cuando tengamos la fuerza construida y bien orientada, no habrá más abusos, ni más despotismos, ni fichas, ni expulsiones violentas, ni tasaciones fraudulentas de caliches, ni violación de ninguna ley, ni verdugos de ninguna clase, ni robos en los salarios, ni violación de domicilios, ni abandono en las horas de enfermedad.

72Trabajadores, poca cosa cuesta hacer la fuerza; poca cosa cuesta unirse de veras; poca cosa cuesta tener firme voluntad y paciencia para ir reuniendo nuestras fuerzas dispersas. No dejemos para mañana lo que debemos hacer hoy. Reunamos en las filas de las secciones de la Federación todas nuestras fuerzas, todas nuestras voluntades. Probemos y demostremos que en Chile hay una clase obrera inteligente y capaz de hacer un “párale” a toda la explotación y opresión de que somos víctimas.

Luis. E. Recabarren S

El Socialista, Antofagasta 14/12/1918

ACCION OBRERA. UNA PERSPECTIVA DE IMPORTANCIA

73La secretaría de la sección Antofagasta de la Federación Obrera de Chile, ha dirigido a todas las demás secretarías de las secciones de este departamento la nota que copiamos enseguida:

74Antofagasta, diciembre 11 de 1918

75Compañeros:

76Ha llegado el momento en que la clase obrera de este departamento se encuentra organizada en Antofagasta, Placilla, Calama, Punta de Rieles, Unión y Salinas, Baquedano, Mejillones y Aguas Blancas. Son ocho secciones.

77En esta circunstancia y encontrándose cada sección como una sociedad independiente de las demás, se hace no sólo necesario, sino indispensable, una reunión de todos los secretarios de grupo, o de un delegado que represente esa sección, reunión que se realizaría, con el carácter de preliminar para estudiar un programa común de acción, de trabajo, de administración y de desarrollo de nuestras actividades. Con este objeto propongo a Ud. que realicemos una reunión en estación Unión para el domingo 12 de enero entrante, a las 8 de la mañana. El viaje puede hacerse a Unión por el nocturno del sábado. Cada organización costeará su gasto respectivo. La orden del día a tratar sería la siguiente:

  1. Declaración de solidaridad de todas las secciones entre sí, formando una sola Federación subdividida en secciones. Creación de un Comité Central.
  2. Declaración de las aspiraciones de la organización que debe ser presentada a los capitalistas y a las autoridades. Estas aspiraciones son:
    • Abolición de todo trabajo a destajo reemplazado por salario al día;
    • Declarar los llamados campamentos salitreros o mineros población municipal; parte integrante de la comuna, de modo que los servicios municipales, policiales, sean ajenos a la intervención de los industriales;
    • Libre tráfico por los campamentos;
    • Garantizar y perfeccionar los servicios médicos y de beneficencia y la inmediata y solícita atención en los accidentes;
    • Vigilar el estricto cumplimiento de la ley de accidentes, descanso dominical y pago de salario;
    • Abolición absoluta de fichas, vales, letras, etc.
    • Pagos quincenales en moneda legal;
    • Abolición absoluta de toda clase de cercenamiento en los salarios de los trabajadores;
    • Voto general que consulte la voluntad de todos los asociados para apoyar con la huelga las precedentes aspiraciones.

78Esta orden del día, después de ser tratada por esta reunión general de secretarios o delegados, debe ser discutida y votada por la asamblea de cada sección y enseguida sometida al voto general. Espero, pues, compañero, que Ud. procure darme una respuesta, a la mayor brevedad, de manera que haya tiempo suficiente para ratificar la convocatoria en la fecha indicada del 12 de enero entrante.

Saluda cordialmente a Uds.
Luis E. Recabarren S.
Secretario General

El Socialista, Antofagasta 19/12/1918

COSAS URGENTES

79Llega nuestro periódico El Socialista al momento más culminante de su vida. Tiene ya a firme un tiraje superior a tres mil ejemplares. Esto es poco todavía. Lo más grave en estos momentos es que llega diariamente mucho material para publicarse y nos encuentra con pocos tipos y con poco espacio para atender los deseos y necesidades de nuestros lectores. Para resolver satisfactoriamente esta imperiosa necesidad, hemos resuelto solicitar una vez más el generoso concurso de todos nuestros lectores para comprar el material que ya se hace indispensable. Por eso hemos puesto en circulación este BONO, concebido en estos términos:

Para que El Socialista salga todos los días, y con más páginas. REGALO UN PESO

80a fin de comprar todos los materiales que se necesiten con este objeto. Los lectores de ambos sexos de El Socialista que comprendan y reconozcan como necesario que esta publicación obrera se publique todos los días, ayudarán a reunir una cantidad de dinero que sea capaz de habilitar el taller para cumplir esta noble misión. Por ahora se necesita pagar una máquina de mayor capacidad que acabamos de adquirir, a fin de hacer más rápidamente la impresión de El Socialista. Se necesita comprar muchos más tipos y otros útiles de trabajo que requiere una imprenta para hacer sus trabajos con rapidez. La clase obrera que está dando con tanto interés su apoyo a esta gran obra, sabrá en esta nueva ocasión cooperar con actividad e inteligencia para que en el menor plazo posible podamos reunir los recursos que se necesitan.

81Cada uno de los lectores que compre UN BONO de éstos, debe procurar que todos sus amigos hagan lo mismo, y comprar cuantos bonos pueda, según su capacidad y entusiasmo. Solamente nuestros agentes vendedores venderán estos bonos y deben llevar el timbre del Comité Departamental. También se encontrarán en las secretarias de nuestra organización.

Luis E. Recabarren S.
Administrador
Antofagasta, diciembre de 1918

El Socialista, Antofagasta

El Socialista, Antofagasta 16/01/1919

PRIMER CONGRESO REGIONAL DE LA FEDERACION OBRERA DE CHILE Reunido el día 12 de enero de 1919 en el pueblo de Unión

82Conforme a las invitaciones hechas por la secretaría de la sección Antofagasta de esta Federación, el domingo 12 del actual, a las 9 de la mañana, se constituyó, en Unión, la reunión de delegados de las siguientes secciones:

83Por Antofagasta, Luis E. Recabarren S.;

84Por Unión, Floridor Ortiz y Julio C. Muñoz;

85Por Aguas Blancas, Manuel Córdova M.;

86Por los cargadores de la pampa, S. Jaque;

87Por Calama, Arturo Daza;

88Por Placilla, David E. Contreras;

89Por Punta de Rieles, A. Montaño

90Una vez verificada la representación de los delegados, se designó para presidir a Floridor Ortiz y, para secretario, a Luis E. Recabarren. Se presentó una nota con carácter de urgente de la oficina Lastenia, pero se resolvió no alterar la orden del día que estaba establecida conforme a la invitación, porque la mayor parte de lo solicitado en dicha nota estaba comprendido en los asuntos a tratar por la reunión. En seguida se puso en discusión el primer punto de la tabla que dice: 1 ° Declaración de solidaridad de todas las secciones entre sí, formando una sola Federación subdividida en secciones. Creación de un Comité Central.

91Este asunto mereció una amplia discusión y se resolvió adoptar el siguiente:

Convenio de solidaridad

92Los delegados de las secciones que suscriben, reunidos el 12 de enero en Unión, han convenido en el siguiente convenio que estará en vigencia una vez ratificado por las secciones y sociedades concurrentes y por las que posteriormente se suscriban:

93Artículo 1°. Se establece un convenio de solidaridad que considerará a toda organización de clase que acepte este convenio, unida y federada bajo un Comité Central Administrativo de la Federación Obrera de Chile (región salitrera y minera).

94Artículo 2°. El trabajador, hombre o mujer, asociado a cualquier sección, que por razones de trabajo cambie de residencia, será considerado igualmente socio, en cualquier sección que se presente, de las que suscriban este convenio, certificando debidamente su identidad, con pase del respectivo secretario y tesorero seccional acreditado en el carnet que expedirá el Comité Central.

95Art. 3°. El asociado que cambie su residencia social y que necesite de los auxilios sociales, será atendido dentro de los seis primeros meses de su nueva residencia conforme a los Estatutos de la sección de donde procede y, después conforme a los Estatutos de su nueva residencia. Esto será mientras no se normalice un sistema uniforme de cuotas y de auxilios.

96Art. 4°. Se establece un Comité Central de Administración de la Federación Obrera de Chile (región salitrera y minera), compuesto de cinco federados, radicados en Antofagasta y elegidos en cada reunión anual de delegados que (falta trozo) se constituirá en la siguiente forma: 1 secretario general; 1 de actas; 1 tesorero y dos vocales, que tendrán por misión controlar la administración general y atender todas las necesidades que le encomienden las secciones y gremios adheridos relacionados con los beneficios que los Estatutos acuerden a los socios.

97Art. 5°. Este Comité Central percibirá para su funcionamiento una cotización pagada mensualmente por cada sección o gremio adherido, que no bajará de 20 centavos por socio cotizante.

98Art. 6°. Se mantendrá un empleado dependiente de este Comité que atienda y ejecute las necesidades de la organización.

99Art. 7°. Para el sueldo del empleado, como para los gastos que se hagan en atención o beneficios de socios, contribuirán las secciones por acuerdos de asambleas, en las condiciones que se necesite, tomando en cuenta los informes del Comité.

100Art. 8°. El Comité es el órgano de unión y de comunicación de todas las secciones y gremios adheridos. Y estrechará relaciones con otras organizaciones de la clase obrera de idénticas finalidades.

101Art. 9°. Este convenio puede introducir nuevas disposiciones a proposición de una sección y que acepte y ratifique la mayoría de las secciones y gremios adheridos.

102Art. 10°. El Comité Central debe publicar un informe mensual de su actuación.

103Art. 11°. Para el caso de acefalia de algunos de los puestos del Comité Central, la asamblea de delegados elegirá 5 suplentes que irán entrando en funciones por orden que fije la reunión.

104Art. 12°. Puede federarse dentro de esta organización todo grupo o gremio organizado o que se organice aceptando los términos generales de nuestro programa de acción y nuestros medios de lucha y adhiriéndose a las bases de este convenio. En seguida, se procedió a elegir los socios que deben formar parte del Comité Central Administrativo de la Federación y resultaron electos los siguientes socios: Isaías Iriarte W., Vicente Hurtado, Ernesto González, Juan Mondaca, Luis E. Recabarren S. Y se eligieron como suplentes, para el caso de acefalia, los siguientes socios: Julio Molina, Teresa Flores, Juan F. Céspedes, Juan Espinosa, Agapito Céspedes, que serán llamados a suplir por el orden que están.

105Se dejó autorizado al Comité Central para que proponga una uniformidad de los Estatutos y Reglamentos de auxilios. Igualmente, se resolvió que el sueldo del empleado fuera de 300 pesos mensuales, costeado por todas las secciones que compongan la Federación. V (Falta trozo)… secciones, en la forma más efectiva que sea posible. En este orden se aprobaron las siguientes declaraciones:

106ABOLICION DE TODO TRABAJO A DESTAJO, REEMPLAZADO POR SALARIO AL DIA; por considerar que este sistema de trabajo es la forma más cruel y perjudicial a la salud que tiene establecido la clase capitalista. El salario al día que se establezca en reemplazo de las tarifas, será fijado por la Federación o sus secciones.

107Declarar los llamados campamentos salitreros o mineros, población municipal, parte integrante de la comuna, de modo que los servicios municipales y policiales sean ajenos a la intervención de los industriales y libre tráfico y comercio por los campamentos. La implantación de estas medidas será la única manera de abolir el sistema feudal y de esclavitud que hasta hoy impera en la región de las minas y del salitre.

108Garantizar y perfeccionar los servicios médicos y de beneficencia y la inmediata y solícita atención en los incidentes; abolición del peso que paga cada trabajador en las oficinas salitreras o mineras para la asistencia médica que, por ahora, es nula, y con dicho peso levantar hospitales obreros en cada pueblo que lo necesite o acuerde el Comité de la Federación, administrado y dirigido por los mismos trabajadores.

109Vigilar el estricto cumplimiento de las leyes de accidentes, de desahucio, auspiciar la reforma de la ley de accidentes en el sentido que sirva a los obreros y batallar por el cumplimiento de la ley de alcoholes. El Comité Central estudiará una reforma de la ley de accidentes y la propondrá a las secciones y sociedades adheridas, antes de su presentación al Congreso.

110Abolición absoluta de fichas, vales, letras, etc. Esta medida tiende, como las anteriores, a evitar los mil abusos que cometen los oficineros.

111El pago de los jornales o salarios se verificará semanal, quincenal o, a lo más, mensual, según lo establezcan las secciones de la Federación.

112Abolición absoluta de toda clase de cercenamiento en los salarios de los trabajadores, o sea, prohibición de mermar, bajo ningún pretexto, el salario de los obreros.

113Se adoptaron además, las siguientes resoluciones: El asunto de Tacna y Arica debe someterse al cumplimiento del tratado de Ancón que, si no media un espíritu fraudulento de parte de los gobiernos, el espíritu y letra del tratado es claro y fácil de realizarlo. En caso de dificultades para el cumplimiento de este tratado, el caso debe ser resuelto por el arbitraje, pues la guerra no es recurso honrado, ni justo, ni civilizado. La reunión de delegados acordó adoptar, para mayor uniformidad del pensamiento obrero de Chile, la misma declaración adoptada por el Congreso del Partido Socialista que está redactada como sigue: El Congreso regional socialista extraordinario, celebrado el domingo 13 de diciembre del año pasado con representación de las secciones del partido de Concepción, Santiago, Viña del Mar, Valparaíso, y de la Federación Socialista de la provincia de Antofagasta, compuesta por siete secciones, estima que la única forma de hacer prevalecer la paz ante el conflicto entre los gobiernos de Chile y el Perú, es ciñéndose a los siguientes principios políticos y sociales:

1141°. El Congreso acuerda: Hacer pública declaración de trabajar por establecer una mutua inteligencia haciendo ver a los pueblos de Chile y del Perú que un conflicto guerrero, como una paz armada, retarda el progreso industrial y político, produciendo, por lo tanto, la ruina económica que, para la clase trabajadora, significa hambre, miseria y dolores; 2°. Que como principio de libertad y democracia, sostiene que la voluntad soberana establecida por medio del voto universal, es la que ha de resolver la nacionalidad de los pueblos, elegirse y darse sus leyes; 3°. Que conforme a estos principios, el Partido Socialista apelará a todos los medios inteligentes a su alcance para mantener la paz; 4 °. Que sujetos a esta norma, la política internacional no debe ser secreta. En cambio, deben emplear los gobiernos el talento e inteligencia de sus hombres para solucionar los problemas internacionales de acuerdo con la conciencia y soberanía de los pueblos cuya generación no ha de ser víctima de las causas y consecuencias de generaciones pasadas.

***

115Siendo una vieja verdad que la oligarquía que gobierna en Chile, vive y derrocha por la explotación y extorsión a que somete, por la fuerza, al proletariado productor, se hace cada día más necesario la estrecha unificación y educación del proletariado, organizado para procurar eliminar la esclavitud y el hambre que nos regala la oligarquía cruel y despótica de Chile. Tenemos el deber de enviar nuestro voto de entera adhesión a la Asamblea Obrera de Alimentación, organizada en Santiago, y opinamos que la clase trabajadora del salitre y de las minas, por encima de todo temor a las venganzas patronales, debe realizar una manifestación en día de trabajo para señalar de una manera eficiente e indudable la magnitud del sentir de la clase trabajadora, de modo que el eco de nuestra honda queja llegue a todo el país. Queda autorizado el Comité Central para señalar la tarde que deba destinarse a realizar la manifestación y preparar la propaganda conducente al caso, de modo de obtener el éxito que necesita un acto de esta clase.

116Igualmente se autoriza al Comité Central para que propicie la realización de un Congreso Nacional de sociedades de resistencia y a base múltiple, que tenga por objeto robustecer la unidad obrera de Chile. Igual autorización se hace para incorporar nuestra Federación a la Internacional Obrera.

117La reunión de secretarios y delegados de las secciones de la Federación y gremios adheridos, resuelve:

118Que siendo la sección Unión de esta Federación la que más ha contribuido al engrandecimiento de la imprenta de El Socialista y tratándose de una imprenta y una publicación que, por sobre toda otra consideración, es una imprenta y una publicación obrera, se declara que El Socialista sea considerado como publicación oficial de la organización en cuanto represente los intereses genuinos de los trabajadores.

119En orden del derecho constitucional chileno que garantiza la libertad de asociarse, de reunirse, y de publicar sus opiniones por la imprenta, si es un derecho respetable en un individuo, con mayor razón es digno de respeto la opinión de una colectividad, por eso El Socialista debe merecer el respeto que la ley le otorga y su administración debe reclamar de las autoridades ese respeto.

120La Asamblea de delegados de la Federación Obrera declara que la llamada crisis, es un acto de especulación destinado a reducir todavía más la ración de hambre que se le da al productor del salitre, y del cobre, para dejar más libre la ganancia de los agiotistas que se hacen llamar propietarios de las industrias, al amparo de la fuerza.

121El Comité Central debe explicar al pueblo, por un manifiesto, el alcance de estos acuerdos, una vez ratificados por todos los grupos concurrentes a esta reunión y costeado por todas las secciones. Pasar una nota a todos los gerentes de las Compañías Salitreras para que reconozcan la Sociedad denominada Federación Obrera de Chile, provincia de Antofagasta, donde están cobijados la mayor parte de los trabajadores de oficinas salitreras y mineras.

122Se condena el sistema de enganches por ser demasiado inhumano.

123Queda establecido que el Comité Central de la Federación proceda de acuerdo con el Comité Departamental del Partido Obrero Socialista, para el movimiento de oradores que requiera la actividad educacional y se establece que los gastos se hagan en estricta justicia. La reunión de delegados de la Federación declara: que se debe invitar a toda la clase obrera a combatir el alcoholismo, que es una de las peores cadenas que esclaviza al obrero y lo reduce a la miseria, y que se trabaje por la prohibición absoluta de fabricar e importar y vender alcoholes.

124Se propicia el principio de que toda ley sobre legislación del trabajo no pueda ser puesta en vigencia si no es aprobada por un voto general directo de la clase trabajadora.

125Queda autorizado el Comité Central para buscar la manera cómo la Federación pueda estar genuina y debidamente representada en la Asamblea Obrera de Alimentación de Santiago.

126Se declara que el derecho de huelga es un derecho invulnerable de la clase trabajadora, que debe ser garantizado por las autoridades. El Ejército no debe ser empleado en reemplazar a los obreros en huelga.

127De la nota de la oficina Lastenia, sólo quedaba por resolver un punto relativo a la conducta que debieran observar frente a la difícil situación que se les ha creado, y a este respecto la reunión de Delegados resuelve: Que es de la propia incumbencia de los obreros de esa oficina resolver acerca de su conducta frente a la crisis, pero que debido a lo delicado de la situación, se aconseja proceder con inteligencia.

128El Comité Central queda comisionado para proponer un sistema de cobranza cuanto más simple sea posible, ya sea un sistema de estampilla u otro. La delegación de Chuquicamata pide que quede constancia en acta como una protesta, la condición inhumana establecida en algunas secciones del trabajo de la Chile Exploration, donde se ha establecido una ridícula jornada de trabajo de ocho horas consecutivas, exigidas con prohibición de que esos obreros se alimenten dentro de esa jornada de trabajo.

129Se acepta que la Federación Obrera de Chile (región salitrera y minera) sea representada en el Congreso Socialista y Obrero Americano que se reunirá en Buenos Aires, por los delegados del Partido Obrero Socialista.

130Reglamentación de las horas de trabajo tanto para hombres como para mujeres y niños, previa fijación de un mínimum de salario.

131La creación de salas cuna con atención de nodrizas o amas secas por cuenta del patrón, en los talleres o establecimientos industriales donde tengan que trabajar madres con hijos pequeños.

132La creación de Hospicios o Asilos para niños, según el número de habitantes en cada población. La petición del decreto de la ley de instrucción primaria obligatoria gratuita y laica, con auxilio por lo menos de media pensión y ropa de trabajo a los niños pobres por cuenta fiscal o municipal. Creación de lugares de recreo público y gratuito como ser: cines, circos, Bibliotecas, etc., etc.

133La aspiración de los trabajadores de Magallanes de obtener la representación parlamentaria, debe ser apoyada por los obreros del resto del país.

134El Comité Central resolverá sobre una insignia uniforme para el uso de los Federados.

135Todas estas resoluciones de la Reunión de Delegados de las secciones de la Federación, serán nuevamente discutidas y revisadas por cada una de las asambleas seccionales y enseguida serán sometidas al voto general los puntos que conciernan a la actividad de todos los socios.

Luis E. Recabarren S.,
Secretario

136Nota: Las organizaciones gremiales que se incorporen a la Federación, pagarán la misma cotización de 20 centavos por socio y tendrán derecho a enviar delegado al comité administrativo de la sección respectiva, a donde se incorpore el gremio.

El Socialista, Antofagasta 18/01/1919

TEORÍA Y PRÁCTICA. Pensamiento y acción del radicalismo chileno

137El Partido Radical aparece actualmente como el eje del gobierno llamado de la Alianza Liberal. En marzo de 1918, reclamó del pueblo su apoyo para subir al gobierno a realizar un programa de progreso que aumentaría el bienestar de los habitantes de esta República. Lleva un año en el gobierno, y el pueblo que piensa bien ve el pobre resultado de la iniciación de su programa, que se estrena con el encarecimiento de la vida, con la disminución de las libertades, y con la amenaza de empeorar más aún la triste condición del pueblo.

138Cuando los profesores y la clase media recurren a adoptar los métodos aconsejados por el socialismo: “la organización de clase” ¿no es una prueba evidente que se hace grave mal en disimular y peor, en negar, de que existe un insoportable malestar social que entre todos debemos resolver en un sentido favorable?

139Y esto es otra prueba de lo inseguro del gobierno de la Alianza Liberal con un programa liberal.

***

140En estos momentos se tramita la organización de una convención del Partido Radical y se dice que en sus discusiones se introducirán importantes reformas que significan una ampliación de las aspiraciones a mayor libertad y bienestar. Eso es una simple teoría. Veamos lo que dice en una de sus importantes disposiciones que serán sometidas a la discusión y votación en la convención radical, que dice así

141“Quinta. Finalmente, esta acentuación es todavía más necesaria en presencia de los grandes contactos que los acontecimientos mundiales y las necesidades económicas modernas vienen produciendo en los objetivos concretos de los partidos políticos. En consecuencia, a mayor generalidad de los propósitos y proyectos concretos económicos, debemos oponer una mayor deferencia y una particular peculiaridad en la manera con que piden los partidos más humanidad, más instrucción, más educación, más protección a la infancia, más defensa de la raza, más antialcoholismo, más habitaciones obreras, más organización de cooperativas, más ahorro, más higiene y, en fin, más solidaridad social”.

142Repetimos esto es una simple teoría. Una hermosa aspiración, que es nuestra aspiración que, más todavía, es nuestra bandera de combate, nuestro programa permanente. Cuando el radicalismo, o una parte de él, llega a establecer esa forma de aspiración, se coloca así, teórica y doctrinariamente, al lado nuestro y apoya nuestra aspiración, pues, ¿qué otra cosa es lo que aspiramos? Más humanidad, Más instrucción, Más solidaridad social. Si nuestros burgueses, si nuestras autoridades, si nuestros adversarios entienden y comprenden el vasto significado de esas tres solas expresiones, que el radicalismo chileno va a introducir en su nuevo programa, convengamos, inteligentemente, que llegamos a reconocer el máximo necesario de establecer como programa social de vida. Eso es lo que queremos. Y en eso consiste nuestro maximalismo y el del mundo entero. Pero, tristemente, hay que confesar que todo eso que el radicalismo escribe como un programa de altos principios filosóficos y sociales, no pasan de ser sino luminosos fuegos fatuos, que brillan y desaparecen aplastados por la realidad imperiosa y viva de las prácticas radicales. Veamos ahora cómo se contradicen los radicales.

143En primer lugar, el decreto de expulsión, firmado por un ministro radical, contra Casimiro Barrios, secretario del Partido Obrero Socialista en Santiago y anulado ante la avalancha de pruebas irrefutables de su honradez. En segundo lugar, el modo de pensar del radical señor Alberto Cabero, actual intendente de esta provincia, según lo acaba de publicar El Mercurio de esta ciudad, concebido en los siguientes términos: “Dice que hay en la pampa de 30 a 40 mil obreros, y que en Antofagasta se hace propaganda maximalista pronunciada y tenaz por medio de agitadores cuyo portavoz es el periódico El Socialista, que difunde ideas subversivas”. “Se necesita en Antofagasta -agrega- un regimiento de caballería y un escuadrón en Calama, y que la jefatura de los Carabineros se encuentre en ese puerto y no en La Serena, como ocurre actualmente”.

144Si así piensa un mandatario, ¿qué resta para la masa de ese partido? Veamos ahora cómo piensa y cómo quiere obrar un periodista radical, director de un diario que es en el concepto burgués el primer diario de Chile. El Mercurio, tratando la última huelga argentina, calificándola de intento revolucionario fracasado, se expresa así: “Lo ocurrido en Buenos Aires es una lección que deben tomar en cuenta nuestros obreros para comprender que los predicadores subversivos a los cuales escuchan complacidos, porque les hablan de igualdad y de redención, empleando frases sonoras, son traidores a los cuales debe eliminarse como se vota un trapo infectado”.

145¿Dónde quedan las garantías constitucionales que amparan el derecho de pensar y de propagar los pensamientos con la palabra y con el escrito? Somos obreros, tal vez de poco saber, pero creemos que en nuestra Constitución republicana y democrática no existe ni podría existir una disposición que estableciera como delito, si así se puede decir: “un pensamiento subversivo”. No hay pensamiento subversivo. Sólo se califica “el hecho” de subversivo. La próxima Convención radical establecerá posiblemente en su programa: “la supresión del Consejo de Estado”, se entiende, por medio de la legislación. ¿Es esto un pensamiento o una aspiración subversiva? Nadie nos contestará, ya lo sabemos, pues siempre hemos sido dignos sólo al desprecio. Con el mismo derecho que un grupo o el Partido Radical pide la supresión del Consejo de Estado, con el mismo derecho consagrado igual para todos en la Constitución chilena, pedimos la abolición de la propiedad privada y la nacionalización de todos los medios de vida del pueblo. Si en Chile existen nacionalizados o socializados el correo y los ferrocarriles, ¿por qué no podríamos pedir la socialización de todas las industrias que están ligadas a la alimentación y vestuario del pueblo? Hacer esto es cumplir el programa radical cuando pide más humanidad, más instrucción, más solidaridad social.

146Cuando los actos del Partido Radical, o de cualquier otro partido, se encaminen, con los hechos, no con las palabras, a cumplir como se pueda, con esa hermosa trilogía de conceptos, habrán ingresado de hecho al socialismo maximalista. Fatalmente, por ahora no pasan de ser teorías, quién sabe con qué fin

Luis E. Recabarren S.

147El Socialista, Antofagasta 21/01/1919

¿QUÉ ES SUBVERSIÓN?

148Desde que existe movimiento obrero en Chile, tenemos a cada instante dicho por la prensa burguesa, por los patrones y las autoridades, la palabra “subversión” o “subversivos para calificar así todo movimiento obrero encaminado a mejorar su situación. Es decir, se ha querido siempre ahogar toda palabra, toda acción encaminada a elevar el estado de cultura de las grandes masas obreras.

149Vivimos en una perfecta oligarquía donde la masa obrera es un mero instrumento de trabajo que debe soportar en silencio la criminal condición actual del trabajo. Ni en la Antigüedad se soportó por entero esa situación. Hubo en todos los tiempos sublevaciones de esclavos. Menos podremos soportar ahora, con más capacidad que ayer, que se nos quiera obligar, bajo distintas amenazas, a que callemos nuestros deseos, nuestras opiniones sobre la manera de introducir un perfeccionamiento en la organización política de los pueblos y en su organización industrial. Si todo en el mundo viene marchando de lo simple a lo compuesto; de lo imperfecto a lo perfecto. Si es una marcha histórica y natural la que se desarrolla empujando ese progreso, nadie puede evitar ni estorbar ese progreso sin peligro de ser vencido.

150Hemos anunciado en un artículo anterior, que el radicalismo chileno se prepara a establecer en su programa de acción futura, la aspiración a perfeccionar el organismo político, anhelando la supresión del Consejo de Estado. Varios partidos tienen establecido su anhelo de que la iglesia viva independiente del estado político. Estas dos aspiraciones significan querer una reforma constitucional, y que por ella batallarán: primero, entre las masas populares, para formar opinión ambiente favorable a este modo de sentir a fin de que más adelante el poder legislativo realice esa aspiración. Escribir en el sentido de dar a conocer las ventajas de esas reformas, hablar en tribunas públicas o privadas, conversar y propagar estos pensamientos no puede calificarse de subversión, porque sería negar el derecho constitucional de aspirar a introducir perfecciones en la constitución nacional. No se podría llegar jamás a introducir una reforma progresista si primeramente no se propaga la idea. Ahora bien, ¿hay en Chile quién niegue estos derechos? Si los hay, esos son subversivos.

151Nosotros, los obreros, que vivimos sometidos a una insufrible esclavitud moral, política y económica, aspiramos a suprimir todas las causas de esa esclavitud. ¿Por qué? Porque queremos ser libres y tenemos el derecho a ser libres. Vemos que nuestra esclavitud económica, y nuestra sumisión moral, que nos sumen en el vicio y la degradación, son producidas por el hecho de haber quien se llama “propietario de la tierra o de las máquinas, y que por ese hecho obligan y establecen la esclavitud. Entonces aspiramos a que el poder legislativo introduzca en nuestra (falta texto)… administrará el estado por medio de los municipios, cuyas atribuciones, en este sentido, reglamentará una ley especial”.

152¿Es subversión aspirar a convertir en ley constitucional, conforme a nuestra actual legislación, toda esa invulnerable aspiración a moralizar el orden social existente? ¡No! Eso no puede calificarse de subversivo, porque sería una aberración sin nombre. Ni en la Rusia de los zares ocurrió eso. Pues fue llevada al parlamento, en 1906, un proyecto de ley para expropiar la tierra. Si tenemos esa aspiración de abolir la causa fundamental de donde surge la miseria moral y económica de las masas sociales, es natural y razonable que tenemos el derecho de propagar esta aspiración escrita en el programa del Partido Obrero Socialista y en la Federación Obrera. Y esta propaganda tenemos el derecho de hacerla por escrito, en nuestro periódico y folletos y verbalmente, en nuestras conferencias y conversaciones. Esto no es subversión mientras sea una aspiración a establecerlo por medio de la ley. Como los actuales diputados y senadores no están de acuerdo con ese modo de pensar nuestro, entonces nosotros hacemos la organización de todos los ciudadanos que piensen igual que nosotros para que, a medida que formemos fuerzas capaces, llevemos al Congreso representantes de estas ideas. Para eso existe el Partido Socialista en todo el mundo. Para eso se ha fundado en Chile. Como se trata de una reforma legal de carácter económico social, las organizaciones obreras de la Federación Obrera, tienen igual interés en estas luchas y propagandas.

153Para llegar a esa finalidad, a esta aspiración, hacemos sobre todas las cosas, obra y acción de educación y cultura, porque estas son las fuerzas que harán invencibles las aspiraciones del pueblo trabajador. No hay, no puede haber subversión por abrigar estas aspiraciones. No es subversión propagar estas ideas. Es un derecho que toda autoridad está obligada a amparar y a enseñar, a respetar con una conducta discreta y culta.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 25/01/1919

CHILE EN ESTADO DE BARBARIE. Lo que no avergüenza a los patrioteros

154Chile tiene más de un millón y medio de analfabetos. Es posible que tenga más de un millón de borrachos, gariteros, prostitutas, delincuentes, etc. Tiene un sistema electoral mercenario, de donde se genera la legislación y el gobierno comunal y nacional. Y esto ¿no avergüenza a nadie?

155Para corregir estos errores, para subsanar estas deficiencias, no se organizan “ligas patrióticas”. No hay respeto para las ideas ajenas. No se asegura la inviolabilidad del derecho de pensar. Por todo esto, nada tiene de extraño que elementos oficiales, que reciben renta del Estado, se encarguen de destrozar las imprentas socialistas. Seria disculpable que una turba de fanáticos inconscientes, mal aconsejados, fuera a destrozar una imprenta y una biblioteca, cosa que nunca ha ocurrido. Pero eso no sucede. Siempre que se han destruido imprentas, ha sido con la venia de la autoridad respectiva. ¿Alguien se atrevería a asegurarnos que Chile no presenta todos los caracteres, en su generalidad, de un país en verdadero estado de barbarie? ¿Nadie podría sacarnos de esta especie de pesimismo, que es una cruel realidad?

156Las gentes llamadas cultas, los periodistas, los que, se supone, que representan a la opinión pública ¿serán civilizados? ¿se atreverían a sostenerlo? Si fueran civilizados y si no estuvieran absorbidos por el ambiente de barbarie en que estamos sumidos; esos periodistas, destinados por la índole de su misión de lo que suponemos que debe ser la misión periodística, se habrían sentido, igual que nosotros, en el colmo de la indignación, al conocer los atentados criminales contra el derecho de emitir los pensamientos, de escribir y circular por medio de la imprenta, lo más hermoso que puede tener la personalidad del hombre civilizado: emitir y divulgar sus pensamientos con absoluta libertad.

157Se pretendió, en Antofagasta, ahogar con la dinamita, la voz del diario La Nación. En Iquique, con la venia de las autoridades -porque no se podría ocultar este crimen- se destruye, en forma inconcebible, por medio de dos asaltos bien dirigidos, la biblioteca de los obreros y todo el taller de imprenta de los obreros. Y la prensa burguesa, pero prensa que tiene el deber, si es honrada, de salvaguardar los derechos constitucionales, aplaude esa destrucción. ¿Y querrán decir que son civilizados y que ni siquiera ese pequeño porcentaje de civilización vale para redimir este país y presentarlo ante los ojos de otros países como un pueblo civilizado?

158Si un diario incurre en errores muy graves, están los otros diarios para repararlos. La prensa socialista en Chile está en una situación de uno contra ciento. En Iquique son cuatro grandes diarios contra un pequeño diario y así todavía no les basta. Había que ensañarse y destruirlo, aniquilarlo. ¿No son esas las fuerzas de la barbarie en pleno apogeo, aplaudidas por esa prensa, sancionadas por todas las autoridades?

159En Antofagasta tenemos igual situación y también se ha pensado en destruirnos y la gran prensa ha indicado la necesidad de ahogarnos. Lo han dicho claro, muy claro El Mercurio y El Norte. Y es el propietario de El Mercurio un posible y futuro candidato a la presidencia de Chile. No cabe duda que le esperan al pueblo chileno días muy sombríos.

160¡Pobre clase obrera! Tuviste la suerte de construir, con las cuotas de la miseria, algunas imprentas para hacer oír tu voz. Y las fuerzas llamadas por la constitución a garantizar tus derechos, son las fuerzas que, en las sombras de la noche, como viles criminales, llegan y destruyen tus libros y las máquinas de imprenta por donde brotaban escritos tus pensamientos… No llores, clase obrera; reconstruye tu obra y sigue el camino sin volver a mirar a los bárbaros, porque de ellos sólo es el pasado. El porvenir es tuyo.

161Ese crimen quedará sin sanción, porque el estado de barbarie domina en este país y como los responsables son los que gobiernan, no tendrán otro castigo que el débil desprecio de la clase obrera que piensa.

162Según opina el diario del futuro presidente de Chile “habría que eliminarnos como se vota un trapo infectado”. En cuanto a nuestros compañeros de Iquique, se ha cumplido el deseo del “civilizado” diario El Mercurio. Nosotros esperamos el turno. Las fuerzas de la barbarie no se han absorbido todavía por la civilización. Sólo están contenidas asechando la ocasión. El Mercurio verá cumplirse su deseo. Pero nosotros también veremos cumplirse el nuestro.

163No será la clase obrera la que nos destruya, ni siquiera la más viciosa. Serán fuerzas oficiales, como en Iquique, cuya responsabilidad recae sobre las autoridades en ejercicio y sobre los partidos dirigentes. Negar estas verdades es aumentar la hipocresía y el delito. ¡Trabajadores! ¡Proletarios! ¡Todos los que amáis el progreso! Nosotros, que somos los menos instruidos. Nosotros que aparecemos en el escalafón social como los menos cultos: ¡salvemos a Chile de la barbarie dominante y gobernante!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 30/01/1919

LOS DERECHOS DEL PUEBLO

164Habrá muchos chilenos que no saben lo que obliga la Constitución Nacional de Chile sobre los derechos del pueblo. Por eso copiamos algunos de sus artículos: “Capítulo IV.- Derecho público de Chile. Artículo l0 (12).

165“La Constitución asegura a todos los habitantes de la República:

1661°. La igualdad ante la ley, en Chile no hay clase privilegiada.

1675°. La inviolabilidad de todas las propiedades, sin distinción de las que pertenezcan a particulares o comunidades, y sin que nadie pueda ser privado de la de su dominio, ni de una parte de ella por pequeña que sea, o del derecho que a ella tuviere, sino en virtud de sentencia judicial; salvo el caso en que la utilidad del Estado, calificada por una ley, exija el uso o enajenación de alguna; lo que tendrá lugar dándose previamente al dueño la indemnización que se ajustare con él, o se avaluare a juicio de hombres buenos.

1686°. El derecho de reunirse sin permiso previo, sin armas. Las reuniones que se tengan en las plazas, calles y otros lugares de uso público, serán siempre regidas por las disposiciones de policía. El derecho de asociarse sin permiso previo.

169El derecho de presentar peticiones a la autoridad constituida sobre cualquier asunto de interés público o privado, no tiene otra limitación que la de proceder en su ejercicio en términos respetuosos y convenientes.

170La libertad de enseñanza.

1717°. La libertad de publicar sus opiniones por la imprenta sin censura previa, y el derecho de no poder ser condenado por el abuso de esta libertad, sino en virtud de un juicio en que se califique previamente el abuso por jurados, y se siga y sentencie la causa con arreglo a la ley”.

***

172“Capitulo IX. De las garantías de la seguridad y propiedad. Artículo 123 (132).

173“En Chile no hay esclavos, y el que pise su territorio, queda libre. No puede hacerse este tráfico por chilenos. El extranjero que lo hiciere, no puede habitar en Chile, ni naturalizarse en la República.

174Art. 137 (146) La casa de toda persona que habite el territorio chileno, es un asilo inviolable y sólo puede ser allanada por un motivo especial determinado por la ley, y en virtud de orden de autoridad competente”.

175Esta ley es la ley de las leyes. Es la ley fundamental de Chile. Es la ley madre. Es la que jura el Presidente de la República y el Congreso Nacional, cumplir y hacer cumplir. Es la ley que todos los tribunales de justicia juran hacer respetar. ¿Se cumple? ¿Cumplen con el juramento los que juran cumplirla y hacerla cumplir? ¿Habrá quién responda? El juramento que hacen ¿resulta hipócrita o sincero?

176Verán nuestros lectores que la ley es clara, muy clara, cuando dice: “La Constitución ASEGURA a TODOS los habitantes de la república: “5°. La inviolabilidad de todas las propiedades, sin distinción de las que pertenezcan a particulares o comunidades; 7°. La libertad de publicar sus opiniones POR LA IMPRENTA sin censura previa; etc. Léase y reléase estas disposiciones constitucionales sobre el derecho público en Chile. ¿Para qué están escritas en la Constitución Nacional? ¿Para servir solamente a una parte de los chilenos? ¡No! La Constitución dice que es para todos los habitantes. (No distingue nacionalidades) ¿Se respeta la Constitución? ¿Quiénes la respetan? No dice la Constitución Nacional que quedan excluidos los socialistas. Y mientras no lo diga ES DEBER DE TODOS RESPETAR el modo de pensar de los socialistas; y también el modo de obrar mientras no esté claramente definido por la ley.

177Si a los socialistas se nos castiga toda violación a la ley, es lógico que deba castigarse a todos los que la violan. Si los socialistas respetan las leyes, debe obligarse a todos que las respeten lo mismo. Los tribunales de justicia u otras autoridades, según los casos, son las únicas encargadas de hacer cumplir las leyes. Los socialistas de Iquique cumplieron siempre con las leyes, la prueba es que ninguna autoridad, por resolución legal, ha determinado ningún castigo para los socialistas de Iquique. ¿Por qué, entonces, se violó, se permitió violar las disposiciones 5a. 7a. del artículo 10 de la Constitución? ¿Quiénes son los autores de esa violación constitucional?

178La propiedad de los socialistas -la imprenta de El Despertar- ha sido destruida, y para ello se ha violado el artículo 10, párrafo 5° de la Constitución (Sin tomar en cuenta lo que al respecto diga el Código Penal). Los destructores no son CUALESQUIERAS, en el sentido vulgar de la palabra. Cualquiera resulta desde el momento en que cobardemente se esconden; en que hipócritamente tratan de ocultar su acción, que no podrá borrarse de nuestra conciencia.

179A sabiendas de que ninguna ley ni ningún tribunal podrá decretar la clausura de la imprenta, resolvieron reducirla a escombros, y a escombros redujeron también, en nuestra conciencia, la Constitución chilena. Es el mejor ejemplo que nos dan. A sabiendas de que el párrafo 7 ° del artículo 10 de la Constitución, nos da amplia libertad para publicar nuestras opiniones por la imprenta, sin censura previa; a sabiendas de que no podrán ahogar nuestra voz, nuestras opiniones, porque no les agrada a los señores burgueses, resolvieron pasar por encima de esas prerrogativas legales y, combo en mano, hicieron machacar y reducir a escombros las máquinas que imprimían nuestras opiniones en El Despertar, de Iquique. ¡Y no se avergüenzan del crimen cometido!

180Fingieron vergüenza yendo de noche. ¿Por qué escogieron la noche como los bandidos? ¿Así se enseña el respeto al derecho público? Sí, señores, así lo enseñáis. Y son los que condenan el terror maximalista, los que ahogan en la república de Chile la libertad de emitir, sin censura previa, las opiniones. Hemos combatido siempre a la burguesía por inepta, por explotadora, y reclamamos leyes que libren al pueblo de las consecuencias de la ineptitud y explotación burguesas; pero no creímos que, en este tiempo, se atreviera la burguesía a hacernos destrozar una imprenta y su biblioteca.

181Para nosotros es un caso de epilepsia social. Es como la agonía desesperada de una época que muere, porque los valores naturales del desenvolvimiento social caducan y se rinden ante los nuevos valores. Ayer había señores y vasallos. Ahora debe haber sólo ciudadanos. Los lacayos de los señores no están conformes, porque siempre fueron de igual opinión que sus amos. Ayer había muchos reyes y muchos lacayos. Ahora quedan muy pocos. ¿Qué culpa tenemos nosotros de que el tiempo los elimine no “como trapo infectado”, sino como cosa cuyo valor desapareció, para ser reemplazado por nuevos valores, como el hijo es la sucesión del padre?

182Pero los sin cerebro no conciben estas cosas, estos pensamientos. Ahora hay menos reyes que ayer. Ahora hay menos ignorantes que ayer. Ahora hay más socialistas que ayer. Ahora tienen derecho a sufragio las mujeres en las naciones más importantes del mundo. ¿Habéis pensado qué razón es la que produce esas grandiosas diferencias entre ayer y hoy, entre el pasado y el presente? Si no lo hubierais pensado, tened la bondad de pensarlo, sino queréis quedar rezagados, atrasados en la marcha hacia el progreso.

183En las naciones más grandes de la tierra, como Inglaterra, Alemania, Rusia, Austria, Hungría, Estados Unidos, el Socialismo es la Gran Fuerza que impulsa la cultura y el progreso humanos. En Chile se quiere aniquilarnos. Se destruyen las imprentas que propagan el socialismo. ¡Qué atrasados vamos! Mientras en las grandes naciones se respetan, se admiran las fuerzas socialistas, en Chile se las destruye, no por un populacho irresponsable, sino por personas que se dan el título de civilizadas.

184Queremos evitar para el porvenir nuevas ignominias, nuevos crímenes contra la civilización. Por eso invitamos a todas las gentes honradas, sin distinciones de ninguna clase, a que juzguen el derecho a nuestra existencia. Porque un niño nace contrahecho ¿se le ha de matar? Porque un niño nace idiota, infame ¿se le ha de matar? Esto no lo admite la humanidad civilizada. Menos puede admitir que se pretenda eliminar a los hombres que piensan que en la tierra pueda haber: “Más civilización, más inteligencia, más amor; más comodidad, más libertad, más justicia; más razón.

185Los socialistas ciframos nuestra única ambición en querer siempre esos más. ¿Y por eso se quiere eliminamos? Se dijo que la guerra había muerto al Socialismo. Pero fue el Socialismo quien mató a la guerra. Del seno de la guerra, que es la barbarie en su apoteosis dirigida por los burgueses, de allí surgió más esplendente el Socialismo, mucho más vigoroso: allí están Rusia, Alemania, Austria, Hungría, Inglaterra y, dentro de poco, se verá más claro, más definido el único triunfo que surgió de la guerra: ¡el triunfo del Socialismo, que es el triunfo de los obreros!

186Los socialistas se multiplican. En Alemania había en 1912 unos 4 millones de electores socialistas; ahora acaban de votar en las recientes elecciones alemanas, cerca de 30 millones. En Rusia había antes un gobierno imperial, ahora hay uno socialista. ¿Todavía cerraréis los ojos ante la evidencia del tiempo que no engaña a nadie? ¿No veis que es el tiempo quien multiplica el Socialismo?

187En balde mataréis socialistas. Para “eliminarlos como trapo infectado”, tenéis primero que eliminar el tiempo, porque el tiempo es la gran madre que los concibe. ¡Capaces sois de intentarlo, Quijotes de caricatura!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 30/01/1919

PARA QUÉ Y PARA QUIÉN SOMOS SOCIALISTAS

188Comprender toda la grandeza completa del socialismo, comprender el inmenso bien que produce y producirá a la especie humana, sentir este ideal palpitante en nuestro ser y dejarlo vivir en nosotros ¿es todo?

189¿Somos socialistas para nosotros y para conversar entre socialistas las grandezas del socialismo? ¿Qué debemos hacer entre los indiferentes y los ignorantes? ¿Qué debemos hacer entre los adversarios? ¿Qué debemos hacer entre nuestra familia cuando ella es adversa a nuestro ideal? ¿Qué debemos hacer entre todas las personas que nos rodean? Lo que debemos hacer es ser socialistas en todas partes. Querer que nuestro ideal sea comprendido primero, amado después, y propagado en seguida por cada una de las personas que puedan estar en nuestro contacto.

190Para poder propagar nuestro ideal de manera que siempre atraiga y convenza, se hace preciso que cada socialista estudie la manera de saber propagar este ideal, cada vez con elementos más perfectos. Nuestra conducta, nuestro cuidado personal, nuestra capacidad mental, nuestra ilustración y educación, nuestro modo de apreciar y de juzgar todos los ideales caducos, perjudiciales al progreso, nuestro modo de ser entre amigos y enemigos, y en donde quiera que nos encontremos, debe desarrollarse de manera que siempre resulte atrayente la presencia de un socialista y aún más, que se desee la compañía de un socialista. De esta manera, nuestro ideal se impone por su grandeza moral reflejada y practicada en cada socialista. Pero esconder el ideal dentro de nosotros mismos, temer propagarlo en los sitios de nuestras labores, temer propagarlo aun en el propio hogar, eso no es ser socialista. Practicarlo, llevar a la práctica nuestro ideal como sea posible en el presente, por encima de todos los prejuicios, es la única manera de conducirlo al triunfo. Un ideal que no se practica, es un ideal muerto.

LERS

El Socialista, Antofagasta 01/05/1919

NUESTRO MAYO DE HOY

191Con más razón que antes. Con más fuerzas que antes, hoy el proletariado ambicioso de bienestar, habrá de realizar la Grandiosa Manifestación Universal del Primero de Mayo; no ya solamente como un símbolo, cual lo hiciera antes; ¡sino que ahora en su doble carácter de símbolo y de realidad hermosa y viviente!

192Mayo es, en los pueblos europeos, el mes en que entra la Primavera, la hermosa estación de las flores, de los brotes verdes que renuevan la vida de la Naturaleza y visten y adornan la tierra de mil colores y perfumes… Los obreros, al escoger mayo para hacer la demostración universal de la Fraternidad de los trabajadores, que luchan por romper todos los yugos y libertarse de la esclavitud, han querido simbolizar la fecha como anunciadora de una Nueva Vida Social para los pueblos de toda la Tierra. Y lo que ayer fuera un símbolo o una ilusión o, si se quiere, sólo un sueño utópico, ahora es la más viviente, la más querida realidad humana. ¡Ha empezado ya a terminar para siempre la esclavitud de la humanidad! Rusia primero, Hungría, enseguida, Alemania, después. Y poco a poco, por todas partes, van surgiendo los cimientos indestructibles de la Nueva Vida, soñada por nosotros, los llamados “ilusos criminales”. ¡La Nueva Primavera de la Vida! ¿Quién detendrá ahora la marcha triunfante, impetuosa, irresistible, de las únicas fuerzas efectivas de la vida -¡las fuerzas del trabajo- la unión de los trabajadores, que van marchando, ¡que van marchando! sin que nada pueda detenerlas hacia la conquista definitiva, absoluta, real, palpable, vivible, de la Libertad, de la Justicia, de la Fraternidad para todos los seres humanos? ¿Quién detendrá esa marcha obrera? ¡Felices los obreros que marchan a la cúspide del Ideal! ¡Felices los obreros que tienen Ideal!

193Ellos son los que van transformando el mundo de malo que es, en bueno y agradable que será. Tengamos confianza en los idealistas que están haciendo un mundo bueno; prestémosles nuestro concurso, ayudémosles a triunfar, porque el triunfo de los idealistas, de los soñadores, será el triunfo de toda la humanidad que quiere vivir una vida hermosa, y no sufrir una vida de miserias. El Primero de Mayo era antes el símbolo, o la aspiración a vivir una vida mejor ¡Ya hemos triunfado! Ya se vive esa vida mejor en los pueblos de oriente.

194Ahora el Primero de Mayo será la manifestación del deseo de que esa vida mejor llegue a todos los pueblos de la Tierra ¡Por ello luchemos! Trabajadores, proletarios, todos los proletarios, todos los que de un modo o de otro sienten la esclavitud, el yugo de fuerzas de que deseamos librarnos, todos, venid con amor a hacer la unión, cada día más poderosa porque así solamente la vida será buena.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 01/05/1919

EN MI PUESTO

195Tengo la satisfacción de avisar a todos, amigos y compañeros, que vuelvo a ocupar mi sitio de actividad, tanto en las tareas de la imprenta como en la actividad educacional que desenvuelven nuestras organizaciones. El descanso de cerca de tres meses a que me obligaron las inteligentes autoridades ha terminado, y si no se repite una nueva canallada que vuelvan a interrumpir esta labor, es de esperar que la actividad apresure la llegada del triunfo de nuestros ideales. Si todos sabemos que mi ausencia se debió a arbitrariedades, nada tengo que explicar al respecto. Vuelvo a mi sitio de trabajo olvidando los errores de mis victimarios, pero dispuesto a seguir la labor que evite en el futuro la repetición de esas vergüenzas. Nuestro porvenir está lleno de esperanzas y nuestras fuerzas son cada día más robustas. Nada tenemos, pues que temer. Los que nos persiguen y encierran, esos son los que temen. ¡Salud!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 17/05/1919

EL PEDESTAL DE LA OLIGARQUÍA CHILENA ESTÁ CARCOMIENDOSE

196El Ejército empieza a pensar: “Qué será de nosotros el día que estos hombres piensen”, decía Napoleón, refiriéndose a los soldados de su ejército. A pesar de que en los últimos años se ha hablado mucho de democratizar el Ejército para suprimir, en lo posible, esa función de mero instrumento que se le ha confiado, parece que todos los esfuerzos burgueses, en ese sentido, han sufrido un perfecto fracaso, o bien que la tendencia a su democratización trae por resultado el derecho de pensar y de organizar sus pensamientos para convertirlos en hechos reales.

197Frente a la llamada conspiración militar delatada en Santiago, la prensa retrógrada pretende establecer que no es posible admitir la intromisión del Ejército para inspirar una mejor administración pública en el país; pero eso lo sostiene solamente para que los soldados no se vean justificados cuando ellos quisieran ejercer el derecho de pensar. Las distintas y repetidas manifestaciones que se vienen sucediendo en el mundo demuestran, de una manera evidente, que todos los elementos sociales desean salir de la esclavitud en que los errores del pasado los han encerrado y pugnan por libertarse, aun a trueque de correr algunos riesgos.

198Por eso nosotros nos explicamos satisfactoriamente que militares de alta graduación que alcanzaron a fuerza de sacrificios las presillas de generales de la República, respetados dentro y fuera de la institución, se coloquen, de un sólo rasgo, no de insensatez, sino de buen juicio, a nivel no de cualquier oficialillo de una nación convulsionada por eterno fermento revolucionario, como torpemente quiere significar un diario local, sino a la altura que la época reclama.

199Han llegado los hombres dirigentes del gobierno al último extremo de la incapacidad para administrar sabiamente este país, de manera de producir el bienestar deseado por la población, que ya sólo de momias no se mueven para recriminar la incalificable y desordenada conducta de los gobernantes. Tal es el malestar que, a fines del año pasado, se inició el movimiento de opinión encabezado por la asamblea obrera de alimentación que, con el grandioso mitin realizado el 22 de noviembre último, se creyó que los legisladores y gobernantes procurarían tomar en cuenta seriamente las reclamaciones del pueblo, pero cuando en vez de una conducta juiciosa hemos visto que el parlamento y los gobernantes emanados del sistema parlamentario se burlaban del pueblo y de sus cultas manifestaciones, consideramos que todo está perdido en manos de esa gente.

200Sin embargo, la asamblea obrera quiso tentar otro esfuerzo organizando un comicio nacional para el 7 de febrero pasado, y entonces, parlamento y gobierno apelaron al estado de sitio, primero, con todo su cortejo de desaciertos, y con la clausura del parlamento enseguida, como para no querer escuchar ni resolver ni una sola de las necesidades del pueblo, que parece nacido sólo para engordar a ricos mal agradecidos. No puede sernos extraño entonces, que después de tantas y repetidas negativas de la oligarquía para mejorar las condiciones económicas y sociales del país, y todos los hasta hoy vanos esfuerzos hechos por el proletariado organizado; no puede ser extraño ni condenable, decimos, que en estos momentos, el 80 por ciento, de los hombres que piensan en el ejército, se haya dispuesto a advertir al gobierno que debe cesar ese estado crítico en que ha caído la administración pública, que daña a todo el país, inclusive el ejército, pero que enriquece a un ciento de familias que, con la fuerza de las armas, comete impune el crimen de empobrecer a la nación. Bueno. El pueblo de Chile, por medio de la Asamblea Obrera de Alimentación Nacional, y con el sacrificio de lo mejor de su ejército, ha expresado ya, en repetidas veces, que no se puede soportar más el estado desastroso en que se encuentra el país y que se necesita pronto remedio.

201Todo esto se está pidiendo pacíficamente, hemos probado que queremos conquistar el máximo de bienestar nacional, por medio de una acción armónica y ordenada. Si a esta acción razonable se continúa respondiendo, como hasta hoy han respondido parlamento y gobierno -con desprecio y violencia- no se extrañen en el porvenir, si el pueblo se cansa y resuelve hacer práctico el lema de nuestro escudo nacional que dice: POR LA RAZON O LA FUERZA. Señores oligarcas, ya lo sabéis: pueblo y ejército han demostrado tener hoy un mismo programa de aspiraciones.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 13/07/1919

LOS QUE SUFREN CRUELMENTE LAS CONSECUENCIAS DE LA PROPAGANDA CONTRA LA ORGANIZACION OBRERA. ¿A quiénes dañan los que nos combaten y calumnian? Sólo dañan a los más pobres

202En todos los tiempos ha habido bribones e ignorantes y tontos, que se ocupan en hablar contra la organización obrera, contra el socialismo, contra los llamados agitadores o directores del movimiento obrero. Y lo curioso es que algunos de esa gente que habla como papagayos a “tontas y a locas” contra nosotros, se figuran que nos hacen algún daño. Analicemos los hechos. Y todos los obreros juiciosos que lean estas líneas, aprovéchenlas para repetirlas si las consideran atinadas.

203La organización obrera se forma siempre, en primer lugar, con los obreros más sanos, con los que se van emancipando de los vicios, con los que despiertan mejor su inteligencia, con los obreros que generalmente son los más capaces para ganarse la vida, y que son los menos explotados. Bien. Todos nuestros compañeros reconocerán que esta es una verdad. Los que no vienen a la organización son los viciosos, los degenerados, los más pobres, los que sufren más por sus vicios y por su pobreza. Como la organización obrera es una fuerza de perfección que saca al obrero del vicio, que lo regenera, que lo hace valiente, que le desarrolla su inteligencia, que le hace digno, superior, que lo hace poderoso, al unirlo con sus demás hermanos, lo libra de la miseria más vergonzosa, lo moraliza: los obreros que tardan en llegar a la organización, tardan en adquirir o asimilar todos estos beneficios morales y materiales de que van gozando los asociados a medida que progresa la organización.

204Cuando se desarrolla la propaganda en contra de la organización; en contra del socialismo, se hace para afirmar la vida de la ignorancia, del vicio, para prolongar la degeneración social de los obreros, para prolongar la situación de vicios y de miserias de los más desgraciados de nuestros compañeros de trabajo. A nosotros no nos hacen ningún daño. Pocos o muchos, siempre trabajamos en mejores condiciones que la mayoría de los que sufren. Hacemos siempre la propaganda, sea entre muchos o entre pocos. La prensa obrera vive siempre, con muchos o con pocos lectores, el esfuerzo de los que aman la causa del pueblo se desarrolla para hacer vivir de todos modos nuestra prensa obrera. Cuando nos calumnian, cuando nos combaten, solo consiguen alejar de nosotros a los más pobres de inteligencia, a los que sufren más los rigores de la miseria y de los vicios, y entonces es a ellos, es a los más pobres a quienes dañan porque le afirman su situación de esclavitud. Cuando nos desprestigian retardan el crecimiento de la organización y, con ello, solo consiguen retardar el sufrimiento de los más infelices.

205Algunos de los que combaten la organización solo son pobres de inteligencia, ignorantes y viciosos, incapaces de comprender sus beneficios, y solo lo hacen por adular a sus jefes, sin comprender el alcance maléfico de su acción. Pero hay otros, los bribones, los malos, que saben muy bien que el daño se lo hacen a los más pobres, cuando nos combaten a nosotros; saben que el vicioso continuará sumergido en el vicio, que el pobre se pudrirá en la miseria, y con eso se conforman y nos combaten y nos calumnian, para que el pobre nunca alcance los beneficios de la organización. La mala propaganda no nos daña a nosotros, daña solamente a los más pobres: precisamente a los que más nos empeñamos en sacar de la miseria y de los vicios. Si se observa nuestra vida a través de los años, se verá claramente que siempre hemos triunfado a pesar de todas las calumnias. Si es esta la verdad, hablen nuestros compañeros en todas partes estas verdades, para que los que más sufran la explotación, vean que es a ellos a quienes les daña la propaganda que se hace contra la organización, contra el socialismo, contra nosotros.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 19/07/1919

EL VALOR DE LA FUERZA COLECTIVA

206Cuánto vale el obrero aislado Cuánto vale el obrero reunido a sus demás compañeros

CONCEPTOS Y DOCTRINAS QUE SIEMPRE DEBEN CONVERSAR LOS OBREROS. COMO SE DEBE ESTIMAR EL VALOR DE LA CULTURA SOCIAL. POTENCIA REAL QUE ADQUIRIRA EL SINDICATO O FEDERACION. Construyamos mientras otros destruyen

207El objetivo del sindicato no podrá alcanzarse sino mediante la existencia de una fuerza colectiva, cuyo valor consiste en la más perfecta educación de esa fuerza. Educada e instruida la fuerza colectiva en el objetivo que le ha dado existencia, su aplicación debe ser obra inteligente y metódica. Para emplearla debemos tener siempre presente el programa de nuestras aspiraciones. La fuerza aplicada para obtener la mejora del salario, la disminución del horario, el mejoramiento del trato y de la higiene, debe conceptuarse tan sólo como medio y ensayo que nos revele el valor de esta fuerza, destinada a la noble labor de “organizar la sociedad” en la forma que nos libre de la esclavitud y de la miseria.

208La mejora del salario y demás anexos porque hasta la fecha se ha luchado, sólo podemos considerarla como lo más insignificante de nuestras conquistas y como actos “preparatorias” para nuestra labor del porvenir. Cuando pensamos que el sindicato debe ser una fuerza competente para establecer el bienestar social, debemos admitir que esa fuerza debe alimentarse para obtener beneficios de dos maneras fundamentales: Primero, los beneficios que se puedan obtener sin molestar para nada a la clase capitalista. Es decir, los beneficios que produzcan la propia acción interna del sindicato o federación. Segundo, los beneficios que deban obtenerse de la lucha con el capital para aminorar la explotación y hacer desaparecer toda forma de subordinación humana.

209Estas dos maneras pueden ir luchando paralelas. Es digno establecer que la fuerza sindical, al desarrollarse, vaya formando ambiente capaz de influir en el ánimo individual y colectivo. Si la fuerza del sindicato da a los afiliados mejor salario y menos horas de trabajo, es justo velar porque este beneficio no se dedique al vicio y a la degeneración, porque entonces no resultará obra redentora ni libertadora. No debemos desconocer que en el ánimo de la clase explotadora y opresora ejerce influencia moral y material la calidad moral y culta del explotado. Los obreros más capacitados, más cultos, más honestos, generalmente son mejor rentados y considerados que aquellos obreros que, desgraciadamente, no disfrutan de esas ventajas. Por esto, la fuerza colectiva del sindicato no debe olvidar este factor. Todavía debemos convencemos de que los individuos más capaces, más honestos, constituyen las fuerzas más efectivas. El sindicato que logre formar el mayor número de individuos capacitados y moralizados hasta el más alto grado posible y siempre en progresión, será el que avance más en el terreno de las conquistas efectivas, el que se acerque más pronto a la socialización de los instrumentos de trabajo, a la abolición de la esclavitud disfrazada con el nombre de salario. No se trata de meros sentimentalismos, ni de una moral de sacristía, inadmisible para nosotros. ¿Se han tomado en cuenta estos factores en el transcurso del pasado? ¿Se necesitará tomarlos en cuenta para hoy y en adelante?

210El valor debe ser real para que ejerza influencia efectiva y permanente. La fuerza, si es efectiva, produce el resultado que se busca con su aplicación. Un sindicato no triunfará en una acción emprendida si, para el objetivo que se propone, no tiene la “fuerza adecuada”, moral y material a la vez. Si examinamos el valor de esta expresión, la encontraremos exacta a la verdad. La Federación no solamente debe ser también la fuerza que eleve el salario, sino que también la que garantice su mejoramiento progresivo, primero, y su desaparición, después.

211No resultará efectivo el aumento del salario si los obreros no asociados se conforman con salarios inferiores, y si el sindicato no exige para todos, un igual salario e igualmente exige la asociación de todos. Por esto de día en día, nuestras proyecciones futuras deben basarse en exactitudes, en hechos concretos, desde todo punto de vista. Tomemos un ejemplo: un sindicato que sub-dividido en los grupos “que la industria obligue cuente con un número de cotizantes equivalente al 80 por ciento del total de obreros que trabajan en ese rubro, cuya preparación moral y educativa esté en relación con lo antedicho y que su potencia se revele por su correcta administración, vista y fiscalizada por todos sus componentes; por la numerosa concurrencia a todos los actos realizados constantemente; por sus producciones intelectuales, manifestadas en conferencias, periódicos y folletos; por el movimiento de su biblioteca; por las conquistas realizadas; por su moral dominante; por las mejores relaciones que tenga con sindicatos de la misma industria en los pueblos vecinos y lejanos, y por sus relaciones con los sindicatos de otras industrias. Un sindicato o una Federación como la nuestra, en estas condiciones, tiene las probabilidades del éxito a su favor.

El Socialista, Antofagasta 19/07/1919

EL VALOR DE LA FUERZA COLECTIVA. Cuánto vale el obrero…

212Cuando esta clase de sindicato empeñe una reclamación, si es parcial, el patrón afectado, informado del estado del sindicato, verá frente a él, por pequeño que sea, el número de obreros que reclama, verá, decimos, a todo un poder organizado capaz para la huelga, para el boicot y para la perfecta solidaridad: si el acto toma el aspecto de una huelga general, la influencia será siempre poderosa.

213Esto, en cuanto al efecto para la clase patronal; y la clase obrera, a su vez, evidentemente convencida de su capacidad moral y material, sabe que va a una lucha sostenida por una fuerza irresistible. Eso es lo que queremos. Ahora, veamos ¿qué efecto producirá a la clase patronal la fuerza de un sindicato que, sobre ocho mil obreros, apenas cuenta con mil quinientos cotizantes, y de éstos, apenas el diez por ciento forman la asistencia ordinaria de las reuniones y toda su marcha no es tan atrayente?; y ¿qué efecto producirá para los mismos componentes de este sindicato? Cada uno de los afiliados no reconocerá que tenga una fuerza valiosa, y esta verdad influye en su moral. Repetimos: solamente la capacidad intelectual, la cultura, la moral, son condiciones “generadoras” de fuerzas reales, progresivas, capaces de existir mientras existan los medios que las generan. No vivamos de ilusiones, de “por si acaso”. No pretendemos generar fuerzas útiles para la acción de los sindicatos, de elementos incompetentes. Organicemos todo lo que podamos organizar, pero demos a cada organismo todos los medios para el desarrollo de la capacidad personal. Así, el valor de la fuerza colectiva será el resultado del progreso de cada individuo, y ésta será, a nuestro juicio, la única fuerza que tenga la virtud de realizar la perfección de toda la sociedad humana.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 27/07/1919

CIRCULAR. A las organizaciones obreras. Y a cada obrero en particular

214Compañeros: Creo un deber dirigir a ustedes la siguiente nota para hacer saber en el seno de esa organización algo que pueden no saber algunos de los asociados.

215El diario EL SOCIALISTA y la imprenta por donde se publica, son propiedad de la Federación Obrera desde hace más de dos años, y es la Federación Obrera y el Partido Obrero Socialista quienes tienen la fiscalización y administración de este diario y su imprenta. Como esa sociedad mantiene relaciones fraternales y solidarias con la Federación Obrera, desde el punto de vista de aspiraciones iguales, puesto que ustedes y nosotros formamos parte de la organización obrera que se ha organizado para defender el pan, la salud y la dignidad de toda la clase obrera, en virtud de esa comunidad de aspiraciones y sentimientos, me dirijo a ustedes, a todos los socios de esa organización, para llamarles la atención sobre la necesidad de cooperar con todos los entusiasmos que sea posible para que EL SOCIALISTA sea adoptado como órgano exclusivo de esa sociedad y sus socios le den la preferencia que debemos darnos los obreros por el hecho sólo de ser obreros y explotados.

216Actualmente EL SOCIALISTA no goza de la debida preferencia entre los obreros debido a la falta de una clara comprensión de nuestros deberes obreros. Por eso es que me dirijo a ustedes para que quieran tomar en cuenta esta petición. La Federación Obrera que es en la provincia la sociedad que cuenta con mayores recursos, pues además del taller de imprenta, avaluado en cerca de 20 mil pesos, posee un edificio y terreno propio y dos establecimientos cooperativos en Unión, teniendo actualmente una cooperativa de calzado en formación. Sostiene una escuela diurna y nocturna, sostiene bibliotecas al servicio de sus socios.

217La sección de Chuquicamata tiene también su terreno propio y en breve construirá su edificio. EL SOCIALISTA es el diario preferido de los obreros de la pampa que constituyen el baluarte más poderoso de la organización y, por eso, piden a sus hermanos del puerto un poco de más cooperación para reforzar la obra común. Todo lo que la Federación posee, tanto de valor material como moral, lo debe a los esfuerzos de sus socios y de su prensa, SIN QUE JAMAS haya acudido a la prensa burguesa ni siquiera para un aviso. Esta es una prueba evidente de que la prensa burguesa no es un factor de ningún valor para la prosperidad obrera. Al contrario, la prensa burguesa ayuda a todos los que combaten nuestras aspiraciones y organización. Si la prensa burguesa siempre califica de subversiva a la organización obrera que lucha por su bienestar, es lógico que nosotros no aceptemos ningún contacto con esa empresa solo al servicio de los explotadores del pueblo.

218Si algún socio alegase que EL SOCIALISTA es un diario político, podemos contestar con toda entereza que, por sobre todas las cosas, el diario es obrero y su política obrera es en oposición a la política de la clase patronal que, por cierto, ningún obrero que sepa razonar, habrá de preferir la política de los patrones esclavizadores despreciando la política de combate de la clase obrera que lucha por su emancipación. Queremos que se distinga el carácter de nuestro pedido, pues pedimos a los obreros que lean el diario obrero porque lleva información y redacción especial para la clase obrera, porque es propiedad de una organización obrera, cuyo objetivo es librarse de la explotación capitalista. Una cosa es la acción genuinamente obrera de nuestro diario y otra cosa es su finalidad respecto a la acción política de la clase obrera. Pedimos a los obreros que lean EL SOCIALISTA como órgano de la Federación Obrera, y no les pedimos que se hagan socialistas si no quieren, ni mucho menos que participen de nuestra acción política.

219Así, pues, cabe aquí aplicar el proverbio que dice: SER O NO SER. Si somos obreros, seamos hermanos de los obreros. Si los obreros tenemos un diario ¿será posible preferir los diarios burgueses? Creemos que ningún obrero organizado puede poner ningún argumento que dé a la prensa burguesa un valor superior sobre la prensa obrera. Entonces las sociedades hermanas, que tienen conciencia de lo que debe ser la lucha de clases, no pueden acudir para nada a la prensa burguesa. Si la Federación obrera ha alcanzado el esplendor y la grandeza que tienen, lo ha obtenido con su propia prensa. Por ese mismo camino y con ese mismo procedimiento, creemos que todas las sociedades obreras pueden, también, alcanzar su grandeza.

220No pedimos protección a los obreros, pedimos SOLIDARIDAD, compañerismo bien entendido, en la confianza que hacemos una obra de bien común como clase obrera. Salud y Unión.

Luis E. Recabarren S.
Administrador de El Socialista

El Socialista, Antofagasta 30/07/1919

FEDERACIÓN OBRERA DE CHILE REGIÓN SALITRERA COMITÉ CENTRAL. Circular a todas las organizaciones obreras de la República Por nuestros federados sin trabajo

221El Comité Central de la Federación Obrera de Chile (región salitrera), que comprende las secciones Unión (Cantón Bolivia), Yungay, Boquete, Chuquicamata y Antofagasta, hace saber a todos los Consejos Federales y Sociedades de Resistencias de la república, que desde el 7 de junio se ha visto obligado a sostener un albergue de sus socios sin trabajo, arrojados de las oficinas por sostener el derecho de asociación y a quienes mantiene con una mísera ración de hambre pues sus recursos, ni los recursos de la organización obrera de este departamento, son suficientes para atender tanto número de personas y familias.

222Como la crisis aumenta en vez de disminuir, aumenta por las nuevas alzas en los artículos de consumo, aumenta porque la crisis se prolonga; aumenta porque cada día quedan más obreros sin trabajo, nuestra situación se hace cada vez más difícil y, por eso, ante un porvenir sin esperanzas de inmediata mejora, nos vemos obligados a dirigimos a las sociedades hermanas de la república en demanda de una ayuda para los heroicos defensores del principio de asociación que no trepidaron en aceptar el hambre antes de permitir se les someta a la esclavitud, a que la ferocidad de la clase capitalista quiere someterles.

223Cualquier ayuda que Uds. quieran remitirnos llegará a tiempo, pues, esta situación no está en condiciones de mejorarse de un día a otro. Confiamos que el principio de solidaridad no se dejará esperar. A pesar de la buena situación económica en que se habría podido mantener nuestra organización, unas cuantas huelgas anteriores a la disminución de los trabajos habían ya agotado nuestros fondos sociales y nos sorprendió la necesidad de ayudar a tantas familias en un momento de escasez de recursos.

224La Federación Obrera, ayudada en este puerto por la Asamblea Obrera de Alimentación, tiene arrendado un espacioso sitio donde se albergan las familias de nuestros federados, y en donde se mantendrán hasta que se reanuden los trabajos. La Municipalidad nos da el agua, el gremio de panaderos nos ayuda con la mitad del pan que se consume, la leña se va a buscar a los montes cercanos, pero los pocos comestibles que podemos darles, té, café, azúcar, y hoy, mitad del pan, nos consumen una suma alrededor de 15 a 20 pesos diarios, aparte de ayudas de pasajes para los que quieran salir en busca de trabajo. Las donaciones que Uds., quieran enviarnos, deben dirigirlas por giro postal a la orden del Tesorero de este Comité, compañero Juan Francisco Céspedes, casilla 327, Antofagasta.

225En la confianza que Uds. alentarán nuestras fuerzas revolucionarias, para las próximas reivindicaciones ayudando a los que luchan, os saluda fraternalmente.

Luis E. Recabarren S.
Secretario General

El Socialista, Antofagasta 3/08/1919

LO QUE QUIEREN LOS BURGUESES EN CHILE

226Toda la prensa burguesa de Chile nos está dando las noticias de las grandes agitaciones populares que en las distintas naciones del mundo se verifican para obtener el abaratamiento de la vida. Nos han dado cuenta cómo muchos pueblos han obligado a los bribones que encarecen la vida a bajar los precios de los consumos. Y también nos han dicho los diarios burgueses cómo algunos pueblos han castigado a los acaparadores y encarecedores.

227A pesar de todas esas noticias que publican en Chile, nadie hace nada por obtener el abaratamiento de la vida. ¿Qué esperan? ¿Que se levanten motines populares en toda la república? ¿Que haya millares de víctimas? ¿Qué se cuelguen unos cuantos bribones para escarmiento? Indudablemente eso esperan, cuando, después de un año de agitación popular en que se está pidiendo paciente y cultamente el mejoramiento de la vida, nada, pero absolutamente nada se hace para mejorar un poquito siquiera la brutalidad de la situación actual. El pueblo obrero de la república sabe que actualmente nos gobiernan los acaparadores que encarecen la vida y a quienes no les falta hipocresía para disimular y disculpar sus bribonadas en contra del pueblo. También es cierto que el pueblo obrero de Chile ha demostrado durante un siglo su mansedumbre. El pueblo ruso soportó tres siglos el yugo de la oligarquía y por fin, tuvo su hora grande e inmensamente gloriosa que inició la era de la verdadera libertad, rompió todos sus yugos, derrumbó el imperio con todas las fuerzas del crimen y es hoy el Gran Faro de la Humanidad que alumbra el camino por donde debemos seguir para alcanzar a vivir con dignidad y libertad. Para el pueblo chileno habrá de sonar esa hora magnífica y será entonces cuando los acaparadores y los gobernantes que los amparan, escaparán, si pueden, como ratas sorprendidas por una inundación, como huyen todos los culpables del hambre en Rusia. ¿Esa es la hora que se espera para Chile? Muchas veces hemos repetido desde las columnas de este modesto diario, nuestra humana advertencia y hasta hoy se hacen los sordos. Cuidado, pues, que el porvenir de los hambreadores se presenta sombrío.

LERS

El Socialista, Antofagasta 05/08/1919

¿QUÉ PASA EN EL MUNDO OBRERO? ASOMBRADOS DE QUE EL ÚLTIMO ESTADO DE SITIO HAYA TENIDO LA VIRTUD DE PRODUCIR UNA MÁS VIRIL ACTIVIDAD OBRERA, LOS CAPITALISTAS HAN ENVIADO SUS AGENTES AL CAMPO OBRERO PARA SEMBRAR LA CIZAÑA. ¿Caerán los obreros juiciosos en la trampa?

228Los capitalistas tienen dos modos de combatir la organización obrera: la fuerza bruta y la chismografía. La organización obrera, que es una fuerza de emancipación humana, es una amenaza para los crímenes organizados de la clase burguesa y gobernantes, y por eso, esta clase trabaja por desbaratar la organización obrera. Emplea para ello la fuerza bruta de la persecución, y cuando este medio no le produce los resultados que busca, entonces recurre a pagar a desgraciados que se prestan para ingresar en el campo obrero a sembrar la cizaña, a llevar y traer chismes, a pelar, a mentir, a calumniar y a producir el desconcierto en el seno de la organización obrera, para debilitar su fuerza, su cohesión, su disciplina. Y generalmente ocurre que, de esta circunstancia, no siempre se dan cuenta a tiempo los obreros.

229Algunos años atrás la acción de los chismosos, de los calumniadores, de los peladores, produjo sus efectos, pues, en Chile y en otros países derrumbó la organización obrera. Pero ahora vivimos otra edad y estamos mejor armados de inteligencia que antes. No lograrán hacer mucho daño los chismosos, los que se venden al burgués para dividir la clase obrera a la que ellos mismos pertenecen. No faltan inexpertos que dudan de que algunos obreros, porque trabajan en talleres, son capaces de servir a los burgueses, pues, así ocurre, y de la misma manera que un pobre obrero, hermano de clase, se preste para ser pesquisa visible, policía o soldado al servicio del capital y contra su clase, asimismo, hay obreros que por una miserable migaja se meten entre los obreros, se fingen revolucionarios, proponen huelgas y otras agitaciones y cuando están en medio del movimiento, culpan a otros, levantan calumnias y llevan chismes por todas partes. Pues bien, la aparición de estos elementos en todas partes donde el movimiento obrero tome alguna importancia, es inevitable, pero tiene un remedio infalible. Y ese remedio es que los obreros organizados sepan tener inteligencia y eviten caer en las garras de esos viles instrumentos del capital, judas de sus hermanos.

230Los obreros, organizados frente a ese mal, deben apretar mejor su unión, su solidaridad, su disciplina, no hacer caso despreciando a los obreros que se encargan de conducir el chisme por las espaldas de sus víctimas. La hora es decisiva para la historia humana. El régimen de la esclavitud sostenida por la burguesía se derrumba ante la revolución intelectual del pueblo, y es natural que la burguesía, acostumbrada a servirse con esclavos, se defienda, arme a sus propias víctimas para perpetuar, para eternizar la esclavitud. Pero, repetimos: ante la calumnia y el chisme predicado por los agentes del capital, respondamos los obreros organizados con afirmar nuestra unificación. Con unirnos más, con dedicarnos más empeñosamente a construir nuestra fuerza organizada para el mejor servicio de nuestros intereses. La mejor disciplina que puedan presentar nuestras fuerzas organizadas será la mejor respuesta, la más dura condena de los que sirven de vehículo de la calumnia y del chisme, y que se ocupan de esto porque no tienen inteligencia para otra cosa.

SREL

El Socialista, Antofagasta 15/08/1919

A LOS FEDERADOS DE CHUQUICAMATA

231No estará demás terciar en un debate como el que tendréis el domingo, para resolver en la discusión de vuestros estatutos lo que respecta a auxilios en caso de enfermedad. Ante todo debemos aclarar nuestros conceptos y definir el objetivo que nos une dentro de la organización obrera. En mi concepto, debemos unirnos principalmente para defendernos de la explotación y de la tiranía con que nos esclaviza la clase capitalista y gobernante. Este pensamiento debe estar por encima de toda otra mira mezquina y egoísta.

232Unirnos, formar nuestra Federación, considerarnos hermanos todos los grupos de esta región sin perjuicio de nuestra solidaridad para con el resto del mundo, formar nuestra caja para defendernos por medio de la huelga contra el bajo salario y la carestía de los consumos, tiene y debe ser nuestro pensamiento principal. El socorro mutuo, la protección en caso de enfermedad, es algo que queda fuera de todo valor en el estatuto de una organización como la nuestra.

233Pregúntese cada obrero: ¿Qué vale más? ¿Formar una organización cuya caja tenga por principal objeto asegurar el triunfo de nuestra aspiración a tener mejor salario, menos horas de trabajo, y precios más baratos en los consumos, o dedicar estos esfuerzos para los casos de enfermedad? Sepan valorizar los obreros lo que necesitan más. Hoy por hoy lo que necesitamos son fuerzas unidas y dinero para sostener las huelgas que se produzcan para alcanzar el mejoramiento que es indispensable para nuestra mejor vida. Vosotros, los obreros de Chuquicamata, sois considerados por vuestros demócratas patrones como viles esclavos productores de oro para Estados Unidos, no para vuestra patria. Vuestros esclavizadores no os conceden ninguna libertad. La Constitución chilena os garantiza el derecho de reunión y de asociación, el derecho de leer sin permiso y sin censura previa. Eso os garantiza, en la letra, la Constitución Nacional Chilena. Pero los déspotas que gobiernan ese mineral han metido nuestra ley en las letrinas y se burlan de nuestro pueblo productor con la venia de las autoridades. El derecho a leer, a reunión y a asociación, habrá que conquistarlo en lucha franca y resuelta, y para eso es preciso robustecer la caja social, y ocuparnos de eso por encima de las enfermedades que puedan sobrevenirnos. Ninguna enfermedad puede dañarnos tanto como la falta de libertad para vivir, a que quieren someternos los yanquis, los demócratas, los hijos de la gran República que, en su patria, serian escupidos por los obreros si implantaran el infame régimen de brutal opresión que rige en el mineral de Chuquicamata.

234¿Qué no es la más brutal opresión, prohibir leer y asociarse y reunirse con absoluta libertad? Para los yanquis, los obreros chilenos no son hombres. Ahora, ustedes, obreros chilenos, tienen la palabra para demostrar si se conforman con esa tiranía desenfrenada. Pensad, juiciosamente, que nuestro principal objetivo de organización debe ser para conquistar la libertad y la dignidad que os han quitado los que explotan nuestra patria. Después, nunca, ningún compañero enfermo quedará abandonado.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 15/08/1919

EL PRÓXIMO CONGRESO DE LA FEDERACIÓN OBRERA DE CHILE

235Existen en la República cerca de 70 organizaciones obreras que han adoptado el nombre de Federación Obrera de Chile. La Federación Obrera de Magallanes y las de Antofagasta y Tarapacá, no forman parte integrante con las Federaciones del centro del país; no ocurre esta separación por falta de solidaridad, que ella, por muestra, ha existido siempre, sino por dos razones fundamentales que exponemos al buen pensar de todas las organizaciones obreras de la República.

236La primera razón es que no puede ser forzosa la adopción de un Estatuto igual para todos los grupos, ni encierra esto ninguna importancia para cumplir con los deberes de solidaridad y de una buena organización; la segunda razón, es que el Estatuto que rige los Consejos federales no representan ningún valor moral, ni filosófico, ni sociológico, circunstancia indispensable para los que queremos que el proletariado sea sincero en decir para qué se organiza y qué piensa hacer con la organización. Además de los vacíos que hay en esos Estatutos, hay disposiciones demás, que no deben estar y que hasta, si se quiere, relajan la dignidad obrera.

237No estimamos necesaria la existencia de un Estatuto igual. Nada importa que cada región adopte un Estatuto diferente. Lo que importa, lo que es necesario, es que entre todas las organizaciones obreras de la república se dé forma a una declaración de principios que refleje la doctrina que une a todo el proletariado y un pacto de solidaridad que se cumpla entre todas las organizaciones del país. Esto es lo interesante. Y esto es lo que invitamos a realizar en el próximo Congreso de la Federación que debe realizarse en Concepción.

238Adoptar la declaración de principios de la Asamblea Obrera de Alimentación Nacional, adoptado en su primer Congreso de Abril último, sería robustecer los principios en que descasa la acción de aquella Asamblea, y sería consolidar la unidad de pensamientos de la clase obrera. Sobre esa declaración de principios, se debe declarar que todas las organizaciones que los acepten forman parte integrante de la Federación Obrera de Chile, siempre que coticen para el sostenimiento de una oficina ejecutiva en la capital, cotización que puede fijarse en 10 centavos trimestrales por asociado cotizante. Si actualmente habrá un mínimo de 10 mil cotizantes dentro de la Federación Obrera, la oficina ejecutiva tendría disponible mil pesos trimestrales con que tener un empleado rentado y su secretario.

239Consideramos que si el Congreso de Concepción sabe atender debidamente los intereses del proletariado, puede contar con no menos de 15 a 20 mil cotizantes en todo Chile. Ojalá que los Consejos Federales tomen a bien las insinuaciones que desde estas columnas nos permitiremos hacer. Trataremos con más amplitud este importante asunto.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 17/08/1919

ES NECESARIO SABER DISTINGUIR ENTRE DEMOCRACIA Y SOCIALISMO

240SOCIALISMO es la acción encaminada a resolver el PROBLEMA SOCIAL, de donde nace la expresión “socialismo”. SOCIALISTA es la persona que piensa y que acciona para resolver el PROBLEMA SOCIAL.

241PROBLEMA SOCIAL es la discusión que existe acerca de los derechos que corresponden a pobres y a ricos en el actual momento en que vivimos. Los RICOS les niegan a los POBRES el derecho a reclamar una mejor situación o, en el mejor de los casos, los ricos dicen que no pueden dar una mejor situación a los pobres. LOS POBRES, cuando se dan cuenta que, como trabajadores, son la fuerza única capaz de producir toda la riqueza que existe en el mundo, puesto que SIN TRABAJADORES NADA SE PRODUCE, entonces, los pobres, reclaman una mejor repartición de la riqueza del suelo que ellos solamente trabajan.

242Los ricos niegan este derecho a los trabajadores. Los pobres repiten, que tienen derecho a reclamar un mejor reparto de las riquezas que producen, declarando que es injusto que los ricos se apoderen de casi toda la riqueza producida, dejando a los trabajadores en la más infamante miseria. Los ricos, entonces, toman el gobierno de las naciones en sus manos y organizan la fuerza pública a sus órdenes. Los pobres, entonces, recurren a organizar sociedades gremiales de resistencia, a la acción esclavizadora de los ricos, organizan Federaciones para reunir en su seno a todos los trabajadores; organizan partidos obreros para usar el voto con el objeto de llevar al Congreso a obreros que reemplacen a los ricos hasta conseguir que un día el gobierno y la fuerza pública sean dirigidos por los obreros.

243Esta acción para ventilar este problema social, en que los ricos tratan de tener en la esclavitud a los pobres, y en que los pobres luchan por libertarse de esa esclavitud, esta acción se llama socialismo y se llaman socialistas los que la encuentran justa y participan de esta acción. Cuando la acción socialista y obrera ha empezado a ser una amenaza para los ricos, inventaron UN CALMANTE llamado DEMOCRACIA con el cual ENTRETIENE a los obreros que no saben distinguir bien las cosas. De la misma manera que cuando un médico considera que un enfermo no tiene remedio y que su muerte vendrá segura en pocos días, entonces el médico receta un calmante para engañar al enfermo y hacerle creer que se va a mejorar. De la misma manera que cuando un niño molesta a sus padres con cualquier majadería, propia de niños, se le da un juguete para que se entretenga y se olvide de lo que quería, así, exactamente así, la clase rica inventó la DEMOCRACIA para entretener al pueblo y engañarlo como a un niño o como a un enfermo desahuciado.

244La democracia no es otra cosa actualmente que una remota esperanza para el pueblo. La democracia es aquella acción que le dice al pueblo: AHÍ TIENES EL VOTO, ELIJE A TUS REPRESENTANTES A TU GUSTO, PARA QUE TE LIBREN DE LA MISERÍA. Pero, al mismo tiempo que le dan el derecho de votar, lo corrompen, ofreciéndole dinero por el voto, y entonces el pobre, que todavía no comprende el valor del voto, lo vende, y con ello remacha su esclavitud.

245En Chile, los mismos llamados demócratas y dirigentes de ese partido, han enseñado al pueblo a vender el voto y, de esta manera, han encadenado y corrompido más al pueblo. Mientras ese partido demócrata tiene establecidas en todos los pueblos que le ha sido posible, una cantidad de tabernas, garitos, sociedades mutuales, filarmónicas, etc., para ENTRETENER al pueblo y mantenerlo como un rebaño; mientras eso hace, en ningún pueblo de Chile hay una sola biblioteca demócrata al servicio del pueblo, para libertarlo del mal. En cambio la acción socialista de Chile, que ha surgido veinte años después que la democracia, cuenta actualmente con imprentas propias en Iquique, Antofagasta, Valparaíso, Viña del Mar y Punta Arenas, imprentas destinadas a ilustrar al pueblo por medio de diarios, periódicos y folletos educativos, aparte de las nacientes bibliotecas con que cuenta cada sección socialista. Comparen los trabajadores y ciudadanos honrados. El Partido Socialista encamina a los trabajadores y proletarios por el camino de la mejor organización posible, para que los obreros organizados e instruidos sean capaces de dirigir sus pasos, sin jefes ni caudillos faltos de honradez.

246Es socialismo y acción socialista la actitud intelectual, moral y material de los hombres y mujeres que trabajan por la mayor ilustración y cultura del pueblo, y que cooperan eficazmente a la organización de Gremios, Federaciones, Partidos Obreros Socialistas, Bibliotecas e Imprentas, como medio de conducir al pueblo hacia el mayor saber, conciencia y moral posibles, para que el pueblo en posesión de todas estas facultades, administre directamente sus intereses. Se llama socialismo “minimalista” aquella acción que se conforma con las concesiones progresistas que hace la burguesía en pro del mejoramiento obrero, sin que esta signifique una satisfacción completa. Se llama socialismo “maximalista”, aquella acción encaminada a establecer el máximo de aspiraciones de progreso, de bien público y general, y que se exige cuando el gobierno de una nación cae en manos de los socialistas. Distingan, pues, el valor de las doctrinas y las consecuencias de su aplicación. Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 17/08/1919

VAMOS CRECIENDO Y AFIRMANDO LA ORGANIZACIÓN OBRERA SE CONSOLIDA SOBRE BASES DE ARMONÍA Y DE DOCTRINA. Los chismosos hacen un ridículo papel

247Aunque parezca ocioso insistir, es forzoso repetir que el último estado de sitio de febrero pasado, tuvo la hermosa virtud de advertir a la clase proletaria que era indispensable su unión organizada para defenderse solamente de la agresión realizada por medio de la explotación vergonzosa que realiza en el salario y en el precio de la vida, la clase capitalista que nos explota y que nos arruina.

248El pueblo que ha sufrido con heroísmo el miserable salario de hambre que la burguesía ha tenido el cinismo de dejarle; el pueblo, que ha sufrido la más irritante carestía en los artículos de alimento y vestuario, no podrá olvidar todo lo que ha sufrido en los momentos en que sus fuerzas organizadas empiezan a robustecerse.

249Hoy por hoy, la clase proletaria está dando el más alto ejemplo de unificación. La organización obrera es una realidad. En todos los pueblos de Chile se han constituido secciones de la Federación Obrera. En cada pueblo se organizan todos los obreros y obreras y así vamos subiendo a constituir nuestra fuerza. En Antofagasta el crecimiento de la fuerza va constituyendo un factor tan importante como halagador. Ya son contados los gremios que no están constituidos. Sólo falta consolidarlos. La fuerza va desarrollándose con factores de vital importancia. La unidad gremial de oficio o profesión como primer peldaño de la organización obrera. En el puerto de Antofagasta están ya organizados los siguientes oficios: Panaderos, Zapateros, Carpinteros, Albañiles, Gráficos, Mecánicos, Carreteros, Lancheros, Peluqueros, Cargadores, Obreros Municipales, Comerciantes Ambulantes, Sastres, Estibadores, Jornaleros, Pintores, Conductores de coches, Empleados, Movilizadores, Jardineros, Choferes. Hay pues, 21 sindicatos profesionales cuya mayoría trabaja activamente en definir su mejor orientación y en consolidar sus esfuerzos.

250Al lado de estos 21 sindicatos, está la Federación Obrera de Chile, con seis magníficas secciones en Chuquicamata, Calama, Unión, Boquete, Yungay y Antofagasta, el consejo federal de Mejillones y la 1° de Mayo. Tres organizaciones femeninas: una en Mejillones, otra en Unión y otra recién organizada en Antofagasta. Todas estas organizaciones, cuya acción particular significa una poderosa fuerza de atracción, desde el momento en que cada una en particular quiere su propia grandeza moral y material, constituyen un poderoso baluarte obrero. Y todo este hermoso conjunto de fuerzas, que aspiran al más potente progreso, se encuentran reunidas y fraternizadas bajo el nombre de Asamblea Obrera de Alimentación de Antofagasta, salvo tres o cuatro gremios que todavía no se incorporan.

251Así va marchando la fuerza, así va creciendo. Así va orientándose el pensamiento del pueblo trabajador. Más tarde, cuando esta potencia adquiera la madurez necesaria, sus frutos nos darán el triunfo y bienestar que todos queremos. Así, pues, ante este movimiento de seria orientación, los elementos degenerados amigos del chisme, de la envidia, de la pendencia, que no se puede eliminar rápidamente, van constituyendo la escasa nota cómica de los actos juiciosos. Felicitémonos por este progreso y propiciémosle su mayor desarrollo.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 24/08/1919

EL CONGRESO NACIONAL DE LA FEDERACIÓN OBRERA DE CHILE. Nuestra representación y nuestro objetivo

252Pronunciadas las seis secciones de la Federación del departamento acerca de su participación en el Congreso que debe realizarse en septiembre, la secretaría del Comité Central ha dado curso al acuerdo comunicándolo al compañero Sepúlveda y a la Junta Ejecutiva en Santiago de la Federación Obrera de Chile, con las siguientes notas:

253A la Junta Ejecutiva de la Federación Obrera de Chile, Santiago

254La Federación Obrera de Chile, compuesta por las secciones de Chuquicamata, Calama, Unión, Boquete, Yungay y Antofagasta, con cerca de dos mil cotizantes activos según los dos últimos balances, deseosa de estrechar los vínculos que deben unir a la clase trabajadora de Chile, a fin de constituir la fuerza proletaria con la que debemos obligar a la oligarquía chilena a cesar en su obra de esclavización y degradación de nuestra raza, comprendiendo la necesidad urgente de uniformar los métodos de acción, ha resuelto esta Federación hacerse representar en el Congreso que se realizará en septiembre por esa Federación. Hemos conferido poder con instrucciones precisas al compañero Ramón Sepúlveda Leal y esperamos que se le reconozca como tal.

255Fraternalmente,

Luis E. Recabarren S.
Secretario general

256Compañero

257Ramón Sepúlveda Leal

258Viña del Mar

259Comunico a Ud., que las asambleas ordinarias de las secciones Chuquicamata, Calama, Yungay, Unión, Boquete y Antofagasta, han designado, por mayoría absoluta, a Ud. para que nos represente conforme a las instrucciones ya entregadas, ante el Congreso de la Federación Obrera de Chile a realizarse en Concepción, los días 18 adelante del mes de septiembre.

260Otorgamos este poder, por disposición de las seis secciones de este departamento. Fraternalmente,

Luis E. Recabarren S.
Secretario general

261Las seis secciones de la Federación confían que sus hermanos de toda la república habrán de querer cooperar con inteligencia en la labor de hacer una poderosa fuerza obrera que, en este sentido, es la misión del compañero Sepúlveda.

El Socialista, Antofagasta 05/09/1919

LA GRAN LUCHA ACTUAL. Se defiende la dignidad obrera

262Los trabajadores de Santiago, organizados en más de treinta Federaciones, habiendo agotado todos los recursos de la paciencia y conciliatorios para solucionar amigablemente un ultraje inferido por los patrones dueños de las cervecerías unidas, han tenido que recurrir a la huelga general de solidaridad para poder obligar a esos soberbios patrones a obrar con justicia con los obreros que los enriquecen.

263Las noticias nos dicen que los trabajadores de Valparaíso y Viña harán causa común si las circunstancias lo requieren. Se lucha por la dignidad obrera, que es una necesidad común y general de todos los trabajadores de la república. Los trabajadores de Antofagasta, que ya conocemos el valor de nuestra potencia, debemos prepararnos para el caso de que fuera necesario también nuestro concurso de solidaridad de clase. El hambre hace víctimas y cuando los obreros piden ganar algo más, se les niega. Ese es el caso que ahora empuja a la huelga general en la capital. Aprendamos a luchar y a ser solidarios.

264Como un acto de solidaridad, se ha remitido a Santiago, el siguiente telegrama: Asamblea Obrera de Alimentación de Santiago.

265Comunique al Comité de huelga general que prestaremos todo nuestro concurso moral y material que podamos en los presentes solemnes momentos cuando el proletariado lucha por sus fueros.

Luis E. RECABARREN S.
Secretario General de la Federación Obrera

El Socialista, Antofagasta 14/09/1919

EL BUEN APETITO SERÁ SIEMPRE UN SIGNO DE SALUD

266Juan iba caminando silencioso la tarde de un domingo cualquiera, pisando las arenas húmedas de la playa de Antofagasta, mientras, de trecho en trecho, veía grupos de paseantes haciendo derroche de alegrías, con francas o fingidas carcajadas que hendían el aire de las playas. Por aquí y por allá, miraba Juan algunos grupos de familias obreras, en sus paseos dominicales, sentadas en rueda en torno de un canasto con golosinas: gallinas, arrollados, malayas, sándwich, frutas y sus botellas de vino, que todavía constituye un veneno inseparable en las comilonas del pueblo, que vive en los últimos peldaños de la civilización. La gente comía y cantaba con plena satisfacción. Era un domingo de alegría, donde se buscaba algo así como una revancha a las pasadas labores de sus días de trabajo.

267Caía la tarde y de las golosinas ya no quedaba sino el recuerdo. Empezaba el arreglo de los canastos y de los mantos y sombreros, preparando la vuelta a los hogares, en medio de una alegría hinchada por el alcohol. Juan sintió pena, se sintió lleno de tristeza y buscó una roca bañada por las olas, cada momento más activas por la proximidad de la noche, y allí sentado pensó, mirando alejarse las gentes alegres, con la alegría de un rato, para volver el lunes y los demás días a ser esclavos de un trabajo infame, degradador y embrutecedor. ¡Pobres gentes! quedan satisfechas con llenar el estómago, mientras dejan vacío el cerebro, ¡el cerebro, que debe ser preferido para alimentarlo! Juan leía de preferencia, todos los domingos, El Socialista y a causa del exceso de trabajo, del atolondramiento que muchas veces produce el furor de la faena, no leía su diario, todos los días; pero el domingo no podía pasarse sin leerlo. Pensó un momento, Juan, sobre esta casualidad de su imaginación, cuando él pensaba, mirando las gentes que se alejaban alegres de haber comido un día, mientras muchos días padecen de hambre… así, él mismo, caía en esa grosería de leer un poco, de vez en cuando; pero con un gusto especial los domingos, y vino a comprender que carecía de razón para juzgar de torpe la conducta de aquellas gentes sencillas a quienes miraba con tristeza, mientras se alejaban.

268Sacudido bruscamente por una ola que rompió con estrépito, sobre el peñón en que estaba sentado, saltó de allí, sacudiéndose el agua y agitando piernas y brazos entumecidos por el frío del caer de la noche, que le sorprendía en sus meditaciones. Tomó el camino en dirección a la ciudad y, sin darse cuenta, se vio envuelto en el tropel de gente que, como él, regresaban a sus hogares, satisfechos de la alegría de un rato, para volver al día siguiente, a colgarse por su propia voluntad, las cadenas de la más grosera esclavitud.

269Juan, desde aquella tarde, tomó la firme resolución de ser más razonable con el mismo. Todos los días, al despertar, su primer pensamiento es: ¿qué nueva nos traerá El Socialista de hoy? ¿Qué informaciones, qué enseñanzas nos traerá hoy? Y todos los días al salir a la calle en dirección a su trabajo, con su mirada ávida, y con su oído atento, busca al vendedor de El Socialista para comprarlo, para leer algo siquiera antes de entrar al trabajo. Hermosa preocupación, que eleva la capacidad del pueblo.

270Años más tarde, Juan era uno de los trabajadores más inteligentes, más respetados y más batalladores. Alimentar el cerebro, ¡todos los días! Alimentar bien el cerebro es la preocupación de Juan, porque é1 comprende que una persona inteligente tendrá siempre capacidad para vivir mejor que los demás. Y Juan no cesa de preguntarles a todos ¿lee Ud., El Socialista? Así como debemos lavarnos todos los días y varias veces al día; así como debemos llenar y alimentar el estómago, todos los días y varias veces al día; así debemos alimentar el cerebro y el corazón, todos los días y a cada momento, por la razón poderosa de que un cerebro y un corazón bien alimentado, tendrán siempre capacidad superior para obtener de sobra el alimento del estómago. Así como el imán atrae el acero, así un cerebro bien alimentado atrae todo el alimento que necesita el estómago. Juan está en el colmo de su alegría, porque ve que sus encargos no son perdidos. Muchos trabajadores, son ya los que no pueden pasar un solo día sin leer El Socialista. ¡Y qué bella va siendo así la fuerza obrera! El buen apetito para leer dará a todos espléndida salud para cultivar la inteligencia, que es la fuerza conquistadora de cuanto queremos.

SREL

El Socialista, Antofagasta 26/10/1919

¿REVOLUCIONARIOS O DOGMATICOS?

271Ser revolucionario es ser partidario de toda idea que impulse el progreso, y es desarrollar ideas que perfeccionen todas las condiciones de la vida humana. Ser dogmático es rechazar toda idea que modifique las costumbres existentes, manteniendo en pie todos los principios del pasado. La lucha actual es lucha entre esos dos principios: entre dogmáticos y revolucionarios.

272Los dogmáticos quieren mantener el presente y el porvenir en las mismas condiciones que le hemos heredado del pasado. Los revolucionarios queremos corregir los errores del pasado en el presente para vivir mejor la vida. El pasado creó y estableció el régimen de esclavitud y de miseria en que vivimos. Los dogmáticos quieren mantenerlo igual. Los revolucionarios queremos corregirlo y perfeccionarlo de manera de acabar con la esclavitud y la miseria. Y así está la lucha entre estas dos fuerzas.

273Revolucionarias son todas las organizaciones obreras que aceptan la teoría de la práctica de introducir la perfección a todas las condiciones de la vida, en el sentido que podamos vivir cada día en mejores condiciones de libertad y de comodidad. Los dogmáticos se dividen en dos clases: los que mantienen los dogmas por egoísmo, para mantener todos los privilegios que estableció el error en el pasado, y los que, por ignorancia, siguen arrastrados por el ambiente.

274En el seno de las organizaciones obreras, que creen ser revolucionarias, tenemos todavía una cantidad de dogmaticos, como diríamos, a fardo cerrado… Y tratan de mantener íntegro el dogmatismo, cerrando las puertas a toda discusión sobre métodos a emplear para obtener mejor resultado de nuestra organización. Los obreros y las organizaciones que temen este temperamento, no hacen otra cosa que mantenerse estañados y renunciar al progreso, lo cual resulta impropio de la etiqueta que se dan los revolucionarios. Esto nos viene a demostrar que el revolucionarismo no es más que de nombre, puesto que se mantienen aferrados al pasado. Hoy, que tenemos planteada la discusión sobre principios revolucionarios en el seno de la organización obrera, es cuando con más discreción debemos proceder para no incurrir en los mismos errores de la burguesía. Si somos revolucionarios, no detengamos el progreso, ni pongamos trabas a nuestros pasos. Dejemos libre la discusión y conformémonos con el resultado que arroje la discusión. Política y religión han sido los elementos de esclavitud que han mantenido al pueblo en la ignorancia y la miseria. Política y religión deben ser los temas de libre discusión entre los trabajadores, para reemplazar la religión por principios paternales y para utilizar la política como fuerza social en beneficio del progreso y bienestar del pueblo. El dilema es claro: O somos dogmáticos o somos revolucionarios.

SREL

El Socialista, Antofagasta 10/11/1919

LA ASAMBLEA OBRERA DE ALIMENTACIÓN DE ANTOFAGASTA. Su importante misión

275Nunca antes en Antofagasta pudo organizarse una fuerza poderosa como la que hoy se está organizando con el concurso de la clase trabajadora de toda la provincia. Desde mayo pasado hasta hoy, van transcurridos sólo seis meses, y durante todo este tiempo, no ha pasado quizás una quincena sin que una nueva organización se haya constituido y se haya adherido a la Asamblea Obrera. Durante este período de tiempo, se han ido presentando a la consideración de la Asamblea una cantidad de problemas por resolver, que ha tenido que discutir. No ha pasado una sola semana sin celebrar una sesión ordinaria y, muchas veces, ha tenido sus sesiones extraordinarias, de tal modo que las delegaciones acreditadas han tenido una permanente acción.

276Como todas las cosas humanas y naturales, la Asamblea Obrera de Alimentación está todavía en el período de organización, de constitución y, por esta poderosa razón, no ha sido posible desarrollar una acción muy profunda y con resultados de más inmediato beneficio. Aun así, en su débil situación de institución naciente, su actividad ha sido bastante formal y ha podido demostrar y darnos la convicción de que somos una fuerza en pleno desarrollo, cuya acción futura se va trazando a medida que afianza su constitución.

277Nosotros, los que tenemos una clara idea del programa de acción que debe desarrollar la Asamblea Obrera de Alimentación en Antofagasta, nos encontramos bien satisfechos de lo que hasta hoy se ha hecho porque, en realidad, nunca antes los obreros de Antofagasta han hecho una obra igual, tan grande como esta. Sin embargo, no faltan elementos enemigos de la organización obrera que disimulan su odio a la organización fingiéndose hipócritamente partidarios. Estos enemigos andan por todas partes, y hasta tienen su órgano en La Nación para decir enfáticamente: ¿Qué hace la Asamblea de Alimentación? No hace nada. Y como generalmente ese modo de razonar lo hacen entre ignorantes o entre gentes que no comprenden lo que está haciendo la Asamblea, resulta que hipócritamente influyen en el ánimo de esas gentes en sentido desfavorable para la unión de los obreros.

278Felizmente, ninguna de las 30 organizaciones que están adheridas sostiene ni acepta tan malévola afirmación, pero no falta algún delegado o socio de alguna institución que, sin darse cuenta, repite lo que dicen los enemigos de la Asamblea, o los obcecados que, sin dar una sola idea para la mejor marcha de la Asamblea, quieren exigir de otros lo que ellos no pueden dar. No es honrado condenar a otros porque no producen ideas, cuando ellos tampoco las producen. No se ha organizado la Asamblea para meter bulla insulsa y superficial, no se ha organizado la Asamblea para buscar la populachería barata y frágil. La Asamblea se está organizando para hacer una obra estable, formal y de seguros buenos resultados para la felicidad social de la clase obrera. La Asamblea de Alimentación se está organizando para hacer, primero, la verdadera unidad de la clase obrera y la verdadera organización de la clase obrera, con el objeto de que la unidad y la fuerza obrera organizada, con un programa bien comprendido por todos los obreros organizados, pueden ir, poco a poco, fundamentando sus progresos y sus beneficios.

279La mayor parte de los gremios que constituyen la Asamblea son nacidos en el último semestre o han sido reorganizados, y están atravesando aún por el período constitutivo y en busca de su definitiva orientación. Malévola tiene que ser, entonces, toda expresión encaminada a desprestigiar esta organización porque en seis meses de existencia no ha hecho lo que los críticos no han hecho ni ayer ni nunca. Afirmar que la Asamblea entraba, desnaturaliza o encarpeta las buenas ideas que se proponen o se resuelven, es doblemente malévolo y calumnioso, porque eso no ha ocurrido en la Asamblea.

280Todos los asuntos llevados a la consideración de la Asamblea, todos se han discutido y se han resuelto en bien colectivo. No ha habido una sola proposición de bien público que haya sido rechazada y estorbada. Los enemigos que afirman desde las columnas de La Nación que la Asamblea rechaza las ideas buenas, debieran ser más concretos, menos malos, menos hipócritas, y citar hechos reales buenos, rechazados por la Asamblea. Eso no lo pueden hacer porque no existen y por eso recurren a decir ambiguamente, que rechazamos lo bueno. Felizmente, día por día los gremios se robustecen y se orientan mejor y eso hará que la Asamblea Obrera también se robustezca y se oriente a cumplir la noble y grande misión a que está llamada la clase obrera organizada. La gritadera insensata se perderá en el vacío. Los enemigos se estrellarán contra nuestra fuerza y perderán su tiempo desprestigiándonos. Nuestro poder se hará efectivo y cumplirá su misión anulando la defectuosa organización burguesa y colocando el poder obrero en la capacidad de producir el bienestar y felicidad de todos.

SREL

El Socialista, Antofagasta 08/11/1919

LO QUE PRODUCE LA FEDERACIÓN. Fuerzas que nacen en el gremio

281La solidaridad es la mejor y la más potente de las fuerzas que surge en el seno de la organización gremial. La solidaridad es el sentimiento de compañerismo y de defensa que sentimos entre todos, y cuando en el gremio se educa y se alimenta este sentimiento de solidaridad, entonces desaparece toda cobardía. Un obrero o un empleado de ambos sexos, no podrá ser despedido de su trabajo sin causa razonable y justificada, porque cuando la solidaridad se ha desarrollado es la fuerza invencible que garantiza el bienestar del obrero o asalariado en general, y no permite un abuso contra uno de sus asociados.

282La reciente paralización de Chuquicamata, hecha en defensa de la dignidad, es una prueba de compañerismo y solidaridad. Un obrero fue apaleado. Todos los obreros, se unen, se cruzan de brazos en señal de compañerismo, en señal de protesta y para que nunca más vuelva a repetirse.

283Igualmente, acaba de pasar con la huelga ferroviaria. Algunos obreros son despedidos porque no admiten mayor cantidad de trabajo. Se paraliza todo el tráfico en señal de compañerismo, se promete no volver al trabajo hasta que no se haga justicia. Ese es el fruto de la unión. Esa es una fuerza colectiva, más grande y poderosa que solo nace en el seno de la organización obrera y que solo allí se conserva. Hagamos progresar la organización obrera y veremos como el compañerismo resulta una fuerza invencible.

284Vean, pues, los obreros asociados todavía, cuánto les conviene ayudar a fortalecer la acción de la organización gremial, y cómo, en verdad, al asociarse adquieren todos los derechos a defender su vida y su progreso para sí y para su familia. Vean, pues, los obreros no asociados todavía, cuánto les conviene ayudar a fortalecer la acción de la organización gremial, y cómo, en verdad, al asociarse adquieren todos los derechos a defender su vida y su progreso para sí y para su familia.

285El obrero no asociado, en verdad, nada gana con ello y, en cambio, resulta verdaderamente perjudicado. Estúdielo y se convencerá. El obrero no asociado no es más respetado ni mejor pagado por el patrón que los obreros asociados.

286Podrá creer que vale más adular al patrón que fraternizar con sus compañeros, pero eso es un gran error que lo mantiene por más tiempo soportando un mal salario y un largo horario, o todos los abusos que generalmente ejercen los patrones o sus encargados.

LERS

El Socialista, Antofagasta 10/11/1919

LO QUE PRODUCE LA FEDERACIÓN. ¿En qué se transforma la cuota?

287La ignorancia se explota mucho por los mezquinos que no quieren admitir la necesidad del progreso en las multitudes obreras. Siempre se habla acerca del empleo o destino de los fondos que se acumulan en los sindicatos. Se murmura acerca de su buena inversión y si algún desgraciado se alza con unos miserables pesos, mejor se explota esto para convencer a los más ignorantes que no deben asociarse. El robo o el mal empleo de algún dinero en el gremio, suele ser un accidente. La vida normal del gremio es un buen funcionamiento y una honrada administración.

288Ahora, veamos si un gremio, con buena o mala suerte en su administración, deja de producir el bienestar a sus afiliados. Un sindicato cualquiera es víctima de un robo de fondos ¿Bajan los salarios de los afiliados por eso? No bajan si el sindicato mantiene su organización. En cambio, si un sindicato se disuelve por pereza e ignorancia de sus afiliados, entonces sí que veremos imperar el capricho de los patrones. De modo que por sobre cualquier percance, el gremio produce el bienestar y los afiliados constatan que su cuota y su actividad se transforma en afirmación o elevación del salario, en respeto y otras mejoras.

289Si a buen y puntual pago de nuestras cuotas, unimos nuestra cooperación a una juiciosa administración y a una interesante instrucción, resultará en un beneficio moral y material cada vez más grande. Tras esta afirmación alguien podría decir: y entonces, ¿por qué los elementos activos de los gremios no están mejor que los demás? Pues, por activo que sea un gremio, si es pequeño y se debate ante la indiferencia de la mayoría, es natural que tardará en conquistar los beneficios, tardará pero los conquistará y por eso es que repetimos estas verdades en estas líneas. De manera que podemos afirmar sin temor de ser contradichos, que la cuota que se paga en una organización gremial, UNIDA a la inteligencia que aportemos en su acción, se transforma en mejor salario, en respeto personal, en seguridad; mejoramiento y garantías que, por ahora, a la vez que nos dan bienestar, nos sirven de fuerzas para preparar aun una mucho mejor situación para el porvenir; y si no alcanzamos a llegar a ese porvenir a lo menos disfrutamos de las apreciables ventajas y beneficios que conquistamos en el presente, mediante la acción que dejamos señalada.

LERS

El Socialista, Antofagasta 13/01/1920

LA SEGUNDA CONVENCIÓN DE LA FEDERACIÓN OBRERA DE CHILE

290Aun cuando no haya tenido mucha resonancia, por falta de publicidad, la segunda Convención de la Federación Obrera es un inmenso acontecimiento en la historia proletaria de este país, tanto por la calidad de los elementos proletarios que la compusieron, como por las fuerzas numéricas que estaban representadas.

291La casi totalidad de la Convención se componía de juventud brillante por su entusiasmo para abrazar los ideales de reivindicación social, por su capacidad para abordar los problemas que se trataban, y soñadora, confiando que sus fuerzas serán sobradas para realizar el magnífico programa que se han trazado.

292Muy pocos delegados tenían representación indirecta, casi todos venían del seno de las organizaciones que les dieron poder. Las organizaciones femeninas estaban bien representadas. La labor más importante ha sido la construcción de la declaración de principios de la Federación que le da un carácter perfecto de clase, pues la organización obrera se ha dado cuenta que necesita tener como meta la socialización de los medios de producción y de cambio, ya que, de otra manera, la acción por el mejoramiento y perfeccionamiento de las condiciones de vida, resultaría una labor eterna y estéril.

293El Estatuto es una pieza completamente nueva, moderna y a la altura del nuevo espíritu que anima al proletariado. Traerá como consecuencia una mayor unión de fuerzas proletarias, más consistencia, mejor administración y descentralización del trabajo, pues antes sólo existía una Junta Ejecutiva que debía atender una gran labor. Ahora queda creada una Junta Provincial en cada provincia, que descargará el trabajo de la Junta Ejecutiva.

294En casi toda la dirección de las materias tratadas no ha habido divergencias de fondo y aun en los asuntos más delicados, que hieren prejuicios e intereses creados todavía existentes, aun cuando se gastó bastante fuego, todo se desarrolló en un ambiente dominante de elevación de miras de cordura y de clara comprensión de los deberes que les correspondían a los delegados en las horas soberanas porque atraviesa la vida proletaria de Chile.

295Podríamos decir que la Federación Obrera entraba a la Convención como adentro de un crisol de donde ha salido completamente nueva y harto distinta, por la voluntad casi unánime de los elementos que la componían. Han quedado eliminadas del Estatuto muchas disposiciones que la afeaban demasiado y que eran un obstáculo a la mayor unión de las organizaciones obreras. Ha salido de esta Convención una fuerza mucho más grande, más vigorosa, más inteligente y su labor futura, llena de responsabilidades, ha de dar frutos grandiosos con el concurso de todos los trabajadores.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 26/01/920

LA CONVENCIÓN DE LA FEDERACIÓN OBRERA DE CHILE CIRCULAR A LAS SECCIONES DE LA FEDERACIÓN OBRERA DE CHILE, REGION SALITRERA Y FEDERACIONES HERMANAS

296Hemos publicado todo lo importante resuelto en la Convención celebrada en Concepción, en diciembre pasado. Ahora estamos publicando, desde anteayer, los Estatutos aprobados. Con esto creemos terminar la cuenta publicada de la labor realizada en la Convención de Concepción. Corresponde ahora a cada una de las secciones de la Federación en Antofagasta preocuparse de estos acuerdos y resolver su conducta en el sentido de aprobar y cumplir las resoluciones adoptadas en Concepción, si es cierto que queremos hacer efectiva la unificación de toda la clase obrera del país.

297Hoy más que nunca se impone la más estrecha unión entre obreros y empleados de ambos sexos, porque, también, como nunca, los opresores procuran reducirnos a la más vil servidumbre. Nuestra burguesía nacional o extranjera, parece no avergonzarse de reducirnos a la esclavitud y entrabar nuestra acción de cultura y reivindicación social, cuando recurre a la mentira y a la calumnia, para enmudecer la voz de los que luchan e inutilizar los esfuerzos de los que se ocupan en combatir y corregir los vicios y defectos sociales.

298Frente a la actual tiranía en ejercicio que viola leyes y derechos constitucionales, armada de la mentira y de la fuerza, no podemos conformamos con soportarla sin peligro de ser anulada toda aspiración a la grandeza nacional y al efectivo bienestar del pueblo. Nosotros, los que sentimos vergüenza de vernos esclavizados y sin derechos en una tierra que se hace llamar una patria libre, no podemos resignarnos a que se nos haga vivir hipócritamente. Frente a este estado de cosas, corresponde a todos los obreros organizados, sea en la Federación Obrera de Chile, o en cualquiera de las otras federaciones hermanas, corresponde -decimos- tomar medidas encaminadas a conservar intactos los derechos y garantías que otorga a todo habitante nuestra Constitución y sus leyes.

299La Federación Obrera de Chile, en la Convención de Concepción, ha realizado la más hermosa obra de Construcción Social, y si todos los trabajadores de Antofagasta se dan cuenta del peligro que les amenaza, deberán cumplir con el deber de defensa social que nos ha encargado la Convención.

300La Declaración de Principios, que constituye un programa de hermosas aspiraciones de reconstrucción humana, y el Estatuto que ordena la forma de nuestra organización, son las dos obras más meritorias de dicha Convención, porque a la vez que orienta al proletariado sobre rumbos precisos, le indica la forma de organizarse para realizar dicho programa.

301Muy poco será lo que acá en Antofagasta tendremos que hacer para quedar dentro de la organización. Sólo se exige una cotización de 20 centavos mensual por socio para sostén de la Junta Ejecutiva con residencia en Santiago y que es el organismo de coordinación de todos los grupos organizados en la República. Esa cuota de 20 centavos mensuales podría pagarse como sigue: Las secciones Unión, Yungay y Boquete, se eliminarán de este pago en razón de que cotizan 50 centavos mensuales por socio para el progreso de la imprenta. La caja de la imprenta se desprendería de estos 20 centavos, conformándose para el progreso del taller con los 30 centavos restantes. En cambio, las secciones Calama, Chuquicamata, Antofagasta, deberán abonar esos 20 centavos por socio.

302Las demás Federaciones constituidas en el puerto, si se sienten animadas de un verdadero espíritu de unión para ampliar la fuerza con que debemos defendernos de los injustificados ataques de que somos víctimas, no tienen gran esfuerzo que hacer, sino cotizar 20 centavos mensuales por socio a la Caja Central. Esta cotización da derecho a recibir gratis el periódico órgano central de la Federación Obrera de Chile, editado en Santiago. Ojalá que todas las Federaciones se compenetren de la importancia de realizar nuestra acción de civilización social, reuniendo todas las fuerzas dentro de un solo frente, pues, así obtendremos más seguramente el triunfo de nuestros anhelos que si luchamos con nuestras fuerzas en dispersión.

303Todas las fuerzas enemigas de la civilización están unidas y procuran contra nosotros los más formidables golpes de muerte. No sigamos desunidos, cualesquiera que sean nuestras pequeñas diferencias de tácticas, es nuestro deber librar la batalla de la civilización en la más perfecta unión y solidaridad. Espero de Uds. una respuesta al efecto.

Salud
Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 31/01/1920

EL DIA QUE NO HAYA AGITADORES

304Ya que así se califica a los propagandistas y educadores de un ideal, adoptamos el mismo calificativo. Cuando no haya agitadores ¡qué gloria para los explotadores y pulmoneros! ¡Qué gloria para taberneros y embaucadores del pueblo! Cuando no haya agitadores, los obreros, ciudadanos chilenos, tendrán que trabajar más explotados que hoy con “guasqueros” a su lado y cargados de opresión y de andrajos. Cuando no haya agitadores reinará la llamada paz varsoviana, porque cada pulmonero se habrá asegurado la sumisión y mansedumbre de sus pobres víctimas sometidas a su cruel explotación.

305¿Qué decir esto es una exageración? Ahí está el pasado y aún el presente de los presidios industriales que no nos dejará exagerar. Mientras el pueblo no despertó, el pueblo obrero vivió sometido a una horrible abyección, víctima de esclavitudes que han narrado con horror los mismos historiadores burgueses y conservadores. Cuando la prensa burguesa, y los capitalistas-industriales que gobiernan, trabajan para extirpar a los agitadores, lo hacen para volver sobre el pueblo obrero y productor todos los vicios y condiciones de la vieja esclavitud a fin de amontonar millones, amasados vergonzosamente con el despojo de la felicidad de las multitudes obreras. Los capitalistas y su prensa son incapaces de concebir una clase obrera elevada y digna, participando en la administración industrial. Sólo admiten una multitud harapienta y degradada, trabajando para enriquecer bribones. Pero la quiere otra cosa.

306El espíritu de civilización se ha apoderado de muchos trabajadores esclavos del capital gobernante y esa nueva cultura –que el tiempo, fuerza natural de acción inevitable- se ha encargado de inculcar en el cerebro, viene a determinar la acción consiguiente. Los trabajadores que perciben las bondades de la civilización, se enamoran de ella y anhelan que llegue a ser ley de los pueblos.

307Cuando se compara el concepto de civilización con las costumbres del régimen capitalista imperante, una mueca de horror nos domina. Son incompatibles la civilización con el modo esclavizador de todos los capitalistas. Los trabajadores aman la civilización y marchan a perfeccionarla y a imponerla. Los capitalistas la desprecian, la combaten y la obstruyen, porque son groseros, como perfectos y natos herederos de la tradición salvaje de los siglos pasados. Y de esto surge la lucha impetuosa y brutal. Las fuerzas de la civilización empujadas por los explotados y oprimidos contra las fuerzas de la barbarie defendidas por los explotadores y opresores. Y en esta lucha surgen y se destacan aquellos obreros, aquellos trabajadores que primero conciben las bellezas de la civilización. A estos se les califica de agitadores, de subversivos, de peligrosos.

308Obra del tiempo, no de los hombres, es el brote espontáneo en todas partes, aquí, por las pampas y las minas, de los obreros enamorados de la civilización y de la cultura. A su paso salen los bárbaros. A su paso aparecen los groseros, los salvajes del tiempo a oponerse a la civilización. Las cosas deben continuar como están. El obrero andrajoso, mugriento y borracho. El degenerado delincuente y carne de presidio. La juventud femenina, agobiada por el hambre y el deseo de vivir mejor, arrastrada a la prostitución, en vez de convertirse en madres fecundas de una humanidad superior. El esclavo de la pampa y de las minas sometido a la esclavitud abyecta. Esto es lo que quieren nuestros honorables burgueses. Pero nosotros no lo queremos y como nosotros somos la fuerza, hoy ya en parte organizada, mañana seremos una inevitable potencia, será inútil detener la civilización, porque absorberá la pequeña fuerza salvaje que aún domina sólo gracias a artificios que pronto caerán.

309El pueblo es la fuerza. El pueblo es el poder y es la ley. Dentro de poco, por obra de la civilización, el pueblo soberano de verdad impondrá la ley de la humanidad y de la justicia, en cuyo reinado nadie sufrirá ni la esclavitud ni la miseria. Y sujetar esta civilización es todo el empeño presente de la burguesía y de sus lacayos y, para ello, recurren a la calumnia, a la persecución, a la violación de las leyes, el crimen mismo. Todo será inútil. El pueblo es más sabio y más poderoso. El pueblo triunfará. El pueblo es eterno. Los lacayos perecerán.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 29/03/1920

FEDERACIÓN OBRERA DE CHILE

310La Secretaría provisoria de la Junta Provincial de Antofagasta, por encargo del Congreso recién reunido, dirige a todos los Consejos la siguiente circular:

311Antofagasta, 27 de marzo de 1920

312Compañeros del Consejo Federal de…………………… Mientras se recopilan en un cuaderno impreso, los acuerdos y resoluciones del Congreso que acaba de realizar la Federación, al que concurrieron las secciones de Chuquicamata, Calama, Unión, Yungay, Antofagasta, de la Federación Obrera de Chile, y también acudió representación de los grupos femeninos de Unión, de Prat y otro de Antofagasta, una representación del gremio de cargadores y gremio de máquina de Unión, y el secretario del Consejo Federal de Gatico, quiero comunicar a Uds. las resoluciones de más importancia, como son:

313Aceptar por completo las resoluciones del Congreso de Concepción y, en consecuencia, ajustándose a ellas, cada Consejo deberá remitir a la tesorería de la Junta Provincial el 17 por ciento de su respectiva cotización destinada a cumplir las siguientes obligaciones establecidas por la Convención de Concepción: Remitir 20 centavos a la Junta Ejecutiva Federal en Santiago, para el sostén de la secretaria central y la publicación del periódico quincenal LA FEDERACION OBRERA, órgano de nuestra institución; destinar 10 centavos para el funcionamiento de la Junta Provincial de Antofagasta, y el resto de ese 17 por ciento, partirlo en proporción para la adquisición de nuevos materiales de trabajo para la imprenta y para avanzar en la construcción de la casa.

314La Administración de la imprenta y de la Casa fue encomendada al suscrito bajo el control de la Junta Provincial formada por delegados de todos los Consejos. El 17 por ciento, como podrán verlo, no aumenta las obligaciones económicas de cada Consejo pues los cotizantes de las secciones de la pampa contribuían antes con 70 centavos mensuales distribuidos entre el Comité Central, que ha dejado de existir al organizarse la Junta Provincial, y 50 centavos destinados para el aumento de maquinarias y materiales de la imprenta, en cambio ahora esa contribución sólo resultará de 68 centavos en vez de 70.

315Los consejos que por distintas razones no cotizaban en la misma forma que los de la pampa, tienen que colocarse ahora en igualdad de contribución, es decir, contribuir con el 17 por ciento cualquiera que sea el monto de su cuota. Esta disposición es obligatoria para todo Consejo que esté adherido a la Junta Provincial de la F.O.Ch., o que se adhiera más adelante, sin cuyo requisito no puede formar parte de nuestra organización. Además, es obligatoria la cotización de 50 centavos mensuales para adultos y 25 para mujeres y niños destinados a establecer una imprenta y diario en Santiago que defienda los intereses de todos los trabajadores del país. Los recibos para esta cotización se remitirán en el mes entrante. Esperamos que ese Consejo conteste cuanto antes su conformidad con todas estas resoluciones y que a partir del mes de abril, haga regir la cotización del 17 por ciento para los fines ya citados.

316La Junta Ejecutiva Federal de Santiago ha pedido que cada Consejo remita un anticipo para la adquisición de las libretas que debe usar cada asociado por ser su costo bastante elevado y no tener la Junta Ejecutiva suficientes fondos para atender un trabajo de tanta magnitud para toda la república, de modo que cada Consejo debe disponer una cantidad anticipada para adquirir la libreta que todos los socios deben tener conforme a los acuerdos de la Convención de Concepción. Esperamos, pues, una pronta respuesta.

Luis E. Recabarren S.
Secretario General provisorio

El Socialista, Antofagasta 09/04/1920

FEDERACIÓN OBRERA DE CHILE (REGIÓN SALITRERA). Junta Provincial de Antofagasta. Casilla 327, Covadonga Nueva N° 339

317Esta Junta está constituida con las delegaciones de los siguientes

318Consejos Federales:

319Antofagasta, Luis E. Recabarren S., y Alberto Abarca

320Yungay, Humberto Dianderas y Juan B. Contreras

321Calama, Ricardo Mondaca

322Chuquicamata, Juan F. Céspedes

323Boquete, Juan Díaz y Ernesto Carrasco

324Gatico, Laureano Castro y Francisco Mazurett

325Tocopilla, Julio Molina

326Artes Mecánicas, Antofagasta, Hernán Cortés y Pedro Gaitán

327Mejillones, Carlos García y Pedro Elgueta

328Unión, Gremio de Cargadores, Joaquín Cerda y Juan Ramos

329Mejillones, Consejo Femenino, Enriqueta Rivera

330Unión, Consejo Femenino, Ángela Castro

331Antofagasta, Consejo Femenino, María Gelvez y Emeteria v. de Molina

332La siguiente nota ha mandado la Junta Provincial a todos los consejos adheridos a ella y que seguramente será acogida con entusiasmo:

333Antofagasta, marzo 31 de 1920, Secretario del Consejo Federal de…

334El Congreso Departamental de la Federación recientemente realizado, entre otros acuerdos, resolvió lo siguiente: Enviar anticipadamente una cuota que votará cada Consejo, a la Junta Ejecutiva Federal de Santiago para que pueda hacer y remitirnos las libretas que acordó la Convención de Concepción y que la Junta E.F. no puede enviarnos anticipadamente, porque carece de fondos para atender las necesidades de toda la organización. Espera, pues, esta Junta Provincial, que ustedes no retarden el envió de la cuota que ustedes resuelvan, tomando en cuenta que cada libreta valdrá 50 centavos de costo.

335También acordó contribuir con 10 pesos por Consejo cada vez que la Junta E.F. solicite solidaridad para alguna huelga y, como ya hemos remitido una cuota para los huelguistas de Curanilahue, ese Consejo nos adeuda la suma de 10 pesos.

336Compañeros, como el éxito de la organización consiste en la mejor disciplina de nuestros actos, esperamos que ustedes nos ayuden con la mejor puntualidad en todos nuestros compromisos a mantener esa disciplina. Esperamos pues, pronta resolución.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 18/04/1920

CÓMO SE HACE HOY UN ALLANAMIENTO. La odisea de Recabarren relatada por él mismo

337Hace dos días, tuvimos el agrado de recibir la carta que reproducimos a continuación, y que es la primera llegada directamente de nuestro compañero:

338Viña del Mar, abril 10 de 1920

339Compañeros de la Junta Provincial de Antofagasta:

340Cumplo con el deber de comunicar inmediatamente que ha sido posible lo que ha ocurrido conmigo desde el lunes 5 de abril:

341El lunes 5 de abril, como a las 3 de la tarde, el Mayor Leiva, caballerosamente, me sacó de la cárcel y me llevó al cuartel de carabineros de donde fui embarcado en un automóvil del ferrocarril y escoltado de 4 carabineros hasta Mejillones, en donde me entregaron a dos misérrimos “pacos”, los cuales me embarcaron en una lancha a gasolina y de allí me llevaron a Tocopilla, amarrado con esposas de fierro, durante todo el viaje de la lancha. En Tocopilla fui recibido por el Prefecto de Policía muy amablemente. Una hora y media después fui presentado ante el juez, quien me hace leer una resolución del juzgado que sobreseía y daba por terminado el proceso, ordenando la libertad de Muñoz y demás compañeros, y dejando sin efecto la orden de prisión en mi contra y de Cortez. Con la admiración que es de comprender, oí leer esa contraorden. ¿Qué había pasado? Que un juez interino, Rosamel Ramos, amigo de los demócratas, nos hacía esta jugada, iniciándonos un proceso por sedición y estafa. Deducían la sedición de una conferencia y, la estafa, porque Muñoz tenía en su poder una libreta de la Caja de Ahorros con más de doce mil pesos, que son los fondos de la Federación de la pampa de Tocopilla. Pero el juez titular, señor Barros Castañón, impuesto de tamaña barbaridad, deshace lo obrado por el juez interino, haciendo acto de justicia.

342Terminado el asunto, el juez me invita a irme a Iquique, porque allí podré encontrar más luego vapor para regresar a Antofagasta. Yo quiero excusarme, pero me veo obligado a aceptar la invitación del juez y me voy a Iquique en la Condell, cuyo Comandante se porta gentilmente. Llegando a Iquique en la mañana del miércoles, el Comandante me dijo que antes de desembarcarme, iría a dar cuenta a sus superiores. De regreso, el comandante me dice: Hay orden de las autoridades de Iquique de no dejarlo bajar a tierra bajo ningún pretexto. ¡Las garantías constitucionales han muerto en Chile, me dije silenciosamente! Un chileno no puede desembarcar donde lo necesite. Bien. El comandante me dice: después de almorzar veremos en qué vapor se puede regresar a Antofagasta.

343Así fue. Fuimos a ver al “Bologna” y como este vapor no tocaba en Antofagasta, porque partía directamente a Valparaíso, nos fuimos al “América”. Esta nave iba a Antofagasta, pero con escala en Caleta Buena. Aquí me dejó el comandante. Saqué mi boleto con dinero que pedí prestado en la Federación de Tocopilla. Al rato que estaba allí instalado, llegan tres agentes a decirme que el Intendente señor Morales, y el comandante de la Condell, señor Arturo Huland, deseaban conversar conmigo a bordo del “Bologna”. Pensando que se trataría de una nueva ‘travesura’ de las autoridades, exigí la devolución del dinero del pasaje y tomé mi equipaje -un poncho que generosamente me prestó el mayor señor Leiva- y seguí a los agentes.

344Una vez a bordo del “Bologna” le dijeron al contador: este es el pasajero y se retiraron. El cobrador me dice: El gobierno le paga a Ud. el pasaje, pero de tercera. Yo saqué mi pasaje en segunda clase. Y aquí he llegado después de toda esa odisea de tonterías de nuestras “formales” autoridades. Mañana voy a exponer estos hechos en Santiago, ante la Junta Ejecutiva de la Federación. Oportunamente avisaré cuando regrese. Salud.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 08/05/1920

TODAVIA PRESO

345Hemos recibido de nuestro compañero Luis E. Recabarren, de paso para Tocopilla, a donde va a comparecer a la presencia del Ministro que lo procesa nuevamente, las líneas que siguen:

346A mis compañeros y amigos: Desde la rada de Antofagasta y a bordo del vapor “Mapocho”, porque no puedo bajar a tierra, ya que nuevamente tengo la suerte de viajar con regia escolta, y en calidad de reo, porque así lo disponen inteligentes personajes y dirigentes de nuestra política, desde aquí quiero enviaros mi alegre y cordial saludo.

347No había escrito antes porque he pasado16 días incomunicado en un calabozo de la cárcel de Santiago y sólo se me ha suspendido la incomunicación la noche del 30 de abril en el momento que fui embarcado para traerme donde está instalado el tribunal nombrado especialmente para juzgar mi “tenebrosa” conducta, según lo debe haber dispuesto la honorable “mafia” de estas tierras.

348Nada puedo decirles de las causas de este nuevo proceso. En el exhorto que se me leyó después que me tomaron preso en Santiago, dice el Ministro Sepúlveda que me procesa “por propagar ideas subversivas” y pidió que se me incomunicara y que se me negara excarcelación bajo fianza. Por dos telegramas posteriores, exigía la misma situación y el pronto envío de tan terrible reo. Desgraciadamente, el gobierno no se dio prisa en remitirme.

349Ya saben Uds., mis queridos compañeros, voy a asistir al Tribunal que me juzga “por propagar ideas subversivas” y a repetirles que seré eternamente propagador de ideas subversivas, por lo cual, si quieren, pueden preferir condenarme desde ya a prisión perpetua, o al patíbulo, si así les parece mejor a los señores “de horca y cuchillo’que ahora y hasta hoy todo lo pueden en Antofagasta, menos encarcelar nuestras ideas, nuestras sublimes ideas, nuestras subversivas ideas.

350Con este nuevo atentado a nuestros derechos, cometido por el radicalismo roñoso de esta región (pues hay un radicalismo joven que no acepta estos atentados), ya lo han visto Uds., hemos ganado otro ciento por ciento, como en el “estado de sitio” del año pasado. La prisión para nosotros tiene la virtud de robustecer nuestra moral y nuestra voluntad para continuar con más bríos la obra redentora en que estamos empeñados. Como siempre, con el mismo empeño, prosigamos nuestra obra, compañeros y compañeras, y que nada nos detenga en nuestro glorioso impulso que nos va llevando al más seguro triunfo para nuestros ideales. Vuelva yo, o no vuelva; me dejen preso o libre, mi pensamiento y mis palabras escritas llegarán siempre hasta ustedes con el mismo tono, pues la cárcel jamás podrá encarcelar los frutos del pensamiento; puesto que jamás pudo evitar las grandes revoluciones cumplidas en la historia.

351La revolución chilena de 1810, la revolución francesa y la revolución rusa, triunfaron a pesar de la cárcel y del patíbulo. ¡Salud y fuerzas, pues, hermanos y hermanas!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 19/05/1920

LA PRISIÓN DEL DIRECTOR DE NUESTRO DIARIO COMPAÑERO RECABARREN. Escrito pidiendo sobreseimiento del proceso que se le sigue

352Damos a la publicidad el texto de un escrito presentado por nuestro compañero Luis E. Recabarren, a su llegada a Tocopilla, al Ministro Visitador. Omitimos comentarios pues de la lectura del escrito fluye con absoluta claridad la prueba de que nuestro amigo permanece aún preso, por la acción malévola y sombría de ciertos elementos reaccionarios, enemigos de nuestras organizaciones obreras.

353Por las consideraciones que expone, pide se sobresea:

354Señor Ministro: Luis E. Recabarren S., en el proceso que se le sigue, a V.S. digo: Que he sido notificado de la disposición que me encarga reo, en virtud de existir, a su juicio, fundadas presunciones de haber tenido participación en “delitos perpetrados” que castigan los artículos citados del Código Penal, en el auto que me encarga reo. Me permitirá V. S., afirmar (aunque no conozca el sumario) que considero que no puede existir en autos “hechos establecidos” que demuestren plenariamente la existencia, no diré de delitos consumados, pero ni siquiera de la intención de cometerlos, en los cuales yo pueda haber ejercido alguna participación. Estoy completamente seguro de que jamás, por ningún medio consciente o inconsciente, he participado en delitos que castigue el Art. 125 del Código Penal, y me atrevo a creer que en autos no puede haber establecido, con hechos fidedignos (salvo informes tendenciosos, faltos de verdad y aconsejados por la pasión de las luchas sociales que se desarrollan en el momento presente) que nadie, y menos con mi participación demostrada en ninguna forma, haya tenido la intención de cometer semejante delito. Para que yo aparezca participando en el delito, debe haber autor o autores de culpabilidad ya establecida en autos.

355¿Será posible que V.S. pueda haber encontrado entre los trabajadores alguien capaz del delito, aun cuando informes ad-hoc pretendieran establecerlo? Encontrar la imposibilidad del delito es cuestión que la seria penetración de V.S., puede establecer. Entiendo que el Código Penal establece delito cuando un hecho se verifique o cuando fracasa la intención de realizarlo. El Art. 125 del Código Penal castiga los hechos demostrados en los Arts. 121, 122, 123 y 124 del mismo Código. No tengo conocimiento ni sé que nadie lo haya tenido, de que alguien se haya alzado a mano armada contra el gobierno, constituido con el objeto de promover la guerra civil, ni pretendido cambiar la Constitución del Estado, o su forma de gobierno, ni tratado de impedir que ejerzan o entren en el ejercicio de sus funciones del Presidente de la República, o los miembros del Congreso Nacional, o de los tribunales superiores de justicia. Siendo éstas las únicas circunstancias que establece delito y pena el Art. 125 del Código Penal.

356Evidentemente, señor Ministro, la visual más modesta no permite establecer que en Tocopilla se haya podido cometer semejantes circunstancias que concurren en el Art. 125 del Código Penal. Ni el Presidente de la República, ni los miembros del Congreso Nacional, ni de los tribunales superiores de justicia pueden ser privados de ejercer sus funciones desde ningún punto de Tocopilla. ¿Cómo, entonces, señor Ministro, podrá haberse establecido en autos un delito de esa naturaleza?

357Considero que el elevado criterio con que V.S., debe mirar los hechos, después de esta exposición, habrá de considerar y establecer que en autos no puede haberse comprobado la comisión o el intento de cometer ese delito que lo pueda facultar para determinar que tengo complicidad en delito alguno. Esto es concreto y no cabe lugar a duda. Para mí y para la Federación Obrera, ha sido y será el honrado ejercicio del voto electoral, la única fuerza con la cual pretendemos perfeccionar la organización del Estado.

358También dice V.S. que en autos hay mérito para establecer que se ha cometido el delito penado por el Art. 202 del Código Penal, que castiga las sociedades ilícitas por el hecho sólo de su existencia. La Federación Obrera de Chile es una Sociedad nacional compuesta de cerca de 200 secciones, establecidas entre Arica y Puerto Montt. No hay en Chile, y menos en la provincia de Antofagasta, un solo hecho concreto y verídico que pudiera permitir a V.S., ni a Tribunal de Justicia alguno, establecer la ilicitud de esta vasta asociación nacional, cuyos estatutos, ley interna que rige a sus asociados, y que acompaño, no pueden caer bajo sanción penal alguna, porque todos los actos que se derivan del estatuto se realizan absolutamente dentro de las garantías que establece la Constitución chilena. La Federación Obrera de Chile realiza acciones que perfeccionan la moral, la educación y la cultura de la clase trabajadora de Chile y una asociación que estos hechos realiza, no puede hacerse ilícita porque la moral y la cultura no conducen nunca a la comisión de actos ilícitos. No podrá, tampoco, V.S. derivar de una huelga, acto no penado por ley alguna en nuestro país, ilicitud para la Federación.

359Hace pocos días ha terminado la huelga en la región carbonífera, sostenida por la Federación y cuya mesa directiva de Santiago conferenciaba con el propio Gobierno para determinar medidas de conciliación. Señalar a la Federación Obrera como sociedad ilícita, es transformar la verdad con la intención de atentar contra el derecho de asociación de los trabajadores, que no tienen otro medio para mejorar sus condiciones de vida. Ante estas explicaciones y con un nuevo examen razonable de los autos, descartando de ellos la filtración de pasiones propias de los hombres que luchan, pero que la justicia tiene el deber de descartar, me permito confiar que V.S. llegará a establecer que en autos no está lógicamente establecido ningún principio de ilicitud de la Federación Obrera de Chile y, por lo tanto, ninguno de sus miembros afectado como delincuente.

360El Art. 467 del Código Penal que castiga la estafa, es absolutamente inaplicable en el caso presente. La Federación Obrera de Chile está dividida en Asambleas, quienes eligen a pluralidad de votos sus tesoreros y administradores, personal que administra por el máximo de tiempo de un año o que puede removerse a voluntad de la asamblea. Cada asamblea es constituida por numerosos socios, que voluntariamente se han congregado y se han obligado a pagar las cuotas que los estatutos y las asambleas establecen. El tesorero autorizado por una asamblea para percibir las cuotas e invertirlas conforme al Estatuto, ¿podrá señor Ministro calificarse de estafador por este hecho? Ese es el único caso que se contempla en este proceso.

361El derecho de asociarse sin permiso previo (Art. 10 (12) de la Constitución chilena), garantiza la forma de administración que tiene la Federación Obrera. Conforme a este derecho constitucional, existe la Federación Obrera de Chile, cuyos fines patrióticos, puesto que elevan la moral del pueblo, no pueden ponerse en duda por ninguna persona que mire con honradez su existencia y su desarrollo. Imposible será que en autos exista establecido que algún tesorero o administrador de la Federación Obrera haya invertido fondos contraviniendo acuerdos legales de las asambleas o del Estado, único caso que merecería la pena, digo imposible porque no he tenido conocimiento que ninguna asamblea de la Federación Obrera haya hecho cargos a algún tesorero, de lo cual pueda desprenderse la sanción del art. 11-67 del Código Penal.

362En la forma que he prestado mi declaración ante las preguntas de V.S., veo que la investigación sobre la administración de los fondos sociales penetra en el terreno que a mi juicio lesiona el derecho constitucional de asociarse sin permiso previo. Si yo, como administrador de la imprenta de El Socialista administró los fondos que a ella corresponden, lo hago en virtud de un acuerdo de asamblea de representantes de todas las secciones que constituyen la Federación Obrera en Antofagasta, y esa asamblea me ha autorizado para invertir los fondos en la forma que mensualmente he explicado en Balances publicados en el diario El Socialista, propiedad de dicha Federación. Mis actos de administrador fueron aprobados recientemente, en marzo pasado por dicha asamblea. ¿Cómo podrá VS., establecer que existe en autos que se haya cometido este delito y que yo pueda tener participación en él? Creo que V.S., después de un maduro examen, podrá ver que detrás de las piezas o instrumentos que figuren en autos, pretendiendo establecer delitos donde no los hay, podrá advertir que es el espíritu contrario a nuestros sentimientos quien levanta una montaña donde sólo existe un oasis.

363Señor Ministro: la hora presente en la cual la Fuerza de la Historia ha embarcado a la Humanidad, quizás contra su voluntad, en una sacudida de renovación de sus bases sociales, agita a los hombres en un mar de pasiones que los obliga a luchar unos contra otros. Chile es teatro de una parte de esa agitación, porque es parte integrante de la Humanidad y las fuerzas psíquicas que nadie puede evitar lo adhieren al movimiento universal de perfeccionamiento de las instituciones. Tan es así que esta fuerza existe, que por primera vez en Chile un candidato a la presidencia de la República, el Sr. Arturo Alessandri, nos presenta un programa que es el más grande conjunto de aspiraciones a renovar fundamentalmente las instituciones de Chile. ¿Podrá alguien acusar judicialmente al Sr. Alessandri de subversivo por exponer un programa igual que lo hacemos nosotros, declarando que lo realizará si alcanza el triunfo?

364Este sumario en que me ha envuelto V.S. es parte de esa lucha inevitable. Los representantes de una tradición pasada se alarman ante el porvenir de renovación y no concibiéndolo con claridad, lo atacan. La Justicia, aunque esté representada por hombres que sienten las influencias de las pasiones que agitan este momento histórico, cumplirá honestamente su misión si logra constituirse como una fuerza directora que eleve las pasiones a la altura en que los hombres puedan conciliar sus encontrados anhelos. No tomar en cuenta los factores morales al lado de la fuerza honesta de la ley, es dejar sin solución el problema que nos agita. Prolongar este proceso que V.S. puede considerar terminado en cualquier momento, prolongar las prisiones que él ha motivado, indudablemente no producirá los fines que se persiguen y, en cambio, retardará la hora en que se borren definitivamente las asperezas que surjan en toda sociedad que no ha completado su cultura.

365¿Podría colocarse el señor Ministro en el caso de que los informes que en autos haya como antecedentes, sean falsos o deformados por la pasión -que siempre acompaña a los hombres- hasta colocar como delito lo que es una aspiración lícita? Si así resultara, ¿no sería un error continuar este proceso y prolongar indebidamente prisiones que no tienen razón de ser? En nombre de estos elevados principios, en nombre de la más honesta interpretación de las leyes, que no están en pugna con la acción judicial severa y generosa que debe consagrar el santo principio de la armonía social, es que invito a V.S. que logrando alejar de los autos la pasión innoble que haya, con el más elevado criterio que requiere la hora presente, considero legal y digno sobreseer definitivamente este proceso.

366Una gran parte del país, por lo menos las familias que constituyen la Federación Obrera -me lo figuro- tienen sus miradas puestas en los actos de V.S. esperando surja de ellos el más generoso procedimiento de justicia. Un espíritu de bien entendida nobleza aconseja en la hora actual no prolongar el momento de hacer justicia. Por tanto: no pudiendo estar comprobado en autos la comisión de los delitos que pena el Art. 125 del Código Penal, porque es ilógico a la simple vista que en Tocopilla se pueda cometer esos delitos; no existiendo hecho concreto alguno que establezca evidentemente la ilicitud que pena el Art. 292 del mismo Código; no pudiendo establecerse, por las razones expuestas, que pueda aplicarse el Art. 467 del Código Penal; a V.S. pido se digne sobreseer definitivamente este proceso por no haber mérito evidente para continuarlo.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 03/06/1920

EN LA PRISION ALEGRIA BREVE

367Nuestros “pobres” enemigos (ricos en dinero, o adulones de los ricos o aspirantes a ricos, pero pobres de inteligencia), están que no caben de alegría, porque ellos han metido a todos los agitadores a la “capacha”, de donde no saldrán más, según los deseos de ellos. ¡Pobres gentes! y se hacen llamar en Chile radicales los elementos más liberales de la República, y hablan contra los “retrógrados”… y ellos hacen el triste papel de retrógrados y peor, si se quiere, puesto que han tenido que inventar delitos y recurrir a falsedades de todas clases para hacerlas figurar como elementos de juicio en este insensato proceso que “están fabricando”. Y están alegres y contentos porque nos tienen “presos”, porque al fin encontraron “un juez” que se “prestará” para tomar en serio las ridiculeces que van acumulando en el sumario. Con estas prisiones: ¡Se morirán de miedo los obreros…! ¡Ya no saldrá más nuestro diario El Socialista (aunque lo sentí gritar a grandes voces por los contornos de la cárcel y la policía), que era la voz vibrante y honrada de los federados… ¡Ya no habrá más conferencias… ! ¡Ya no habrá más federaciones! ¡Han triunfado! ¡Han conseguido su objetivo! ¡Pobres ilusos, ignorantes de la Historia Humana! Pobres ignorantes pretensiosos que no se dan cuenta de la hora porque atraviesa la Humanidad. Hora de renovación de valores, de triunfo de ideas nuevas, de revolución definitiva para hacer vivir la vida sobre las bases de la Naturaleza, que la ignorancia alteró o desvió, pero que ahora existe la conciencia y las fuerzas que se necesitan para hacer cumplir las leyes de la Naturaleza Sabia y Justa.

368¿Qué otra cosa queremos nosotros, sino que se cumplan las leyes de la Naturaleza? ¡Y se creen triunfantes porque nos tienen presos! cuando están en dolorosa derrota, en necesaria derrota. Suprimir de las actividades revolucionarias a unos cuantos de nosotros, es darle más vigoroso impulso a la revolución que agita sus pasos vencedores con mayor fuerza, cuando pretende enseñorearse la injusticia y la represión ilegal. Allí está por ejemplo, Rusia. Miles de fusilados, miles y cientos de miles masacrados; cientos de miles en las horribles prisiones ¿detuvieron la Revolución? La precipitaron. ¡Esa es la Historia inmutable! Así, ahora, en Chile. Persiguen. Encarcelan. Deportan.

369Flagelan. Saquean. Destrozan imprentas. Asesinan. Pero no hacen otra cosa que robustecer la revolución ¡Que acercan la Hora decisiva! Pueden seguir riendo los ilusos, los ciegos, los ignorantes. Nosotros también reímos con verdadera alegría en nuestras prisiones porque la hora feliz de la Redención ya está sonando en el reloj de la Historia.

Luis E. Recabarren S.
Policía de Tocopilla, mayo de 1920.

El Socialista, Antofagasta 04/06/1920

EN LA PRISIÓN COSAS DEL TIEMPO. Donde resplandece la legalidad y justicia de nuestra causa

370¡Ya puedo morir tranquilo y feliz! No creeréis, pero es cierto, nunca me he sentido más satisfecho que en estos momentos que un nuevo proceso me priva de la libertad… Y, ¿por qué?, diréis. Porque este proceso, en lo muy poco que ya le conozco, veo que es la más hermosa prueba de la moral, de la justicia y de la razón que nos rodea en nuestras aspiraciones. Nuestros perseguidores no nos pueden procesar con la verdad en la mano. Tienen que recurrir a la mentira. Esta es la prueba fatal de que carecen de razón y de justicia para encarcelarnos.

371Hay en el proceso una parte que me acusa haber hecho un discurso, donde jamás nunca lo he hecho. Y de seguro se habrá hecho declarar a algunas personas que afirmen que oyeron mi discurso. Y si así es todo el proceso. Si habrá más falsedades declaradas para decir que hemos cometido un delito donde hemos hecho un acto generoso, no cabe duda que nuestros perseguidores, y ellos mismos, lo reconocerán, están perdidos en sus propósitos de anular nuestra justa acción de progreso y de perfeccionamiento social. Ellos saciarán sus bajas pasiones, encarcelando a unos cuantos de nosotros y nos darán por vencidos, aún muertos y, pobres insensatos que no se dan cuenta que ellos son los únicos vencidos aun con la apariencia de sus supuestos triunfos.

372Para encarcelarnos necesitan mentir, porque la verdad es nuestra. Entonces, ¿no están vencidos? No tienen razón porque la razón es nuestra. ¿Qué habrán ganado con encarcelarnos? Un abismo de desprecios. Sí, eso, un abismo de desprecios, es su única ganancia. Su propósito de mantenernos en la esclavitud, de anular nuestra organización que marcha a conquistar bienestar y libertad correcta y definitiva, ese propósito de acabar con nuestra acción redentora, aun de ellos mismos; eso, no lo conseguirán jamás, y por eso es que ellos son los únicos vencidos aun cuando nos dejen encerrados en las prisiones. Que este proceso es un complot de vencidos, lo dice claramente el siguiente párrafo de un diario de Tocopilla, en que, al defender al juez que el 6 de abril me puso en libertad, dice lo siguiente: “Nosotros que creemos que se nos puede tildar de amparadores de revoltosos, puesto que sin ambages de ningún género hemos combatido la obra de los agitadores, no sólo ahora sino desde mucho tiempo atrás, hemos comprendido que el ataque injusto que el corresponsal de Antofagasta hace al juez de Tocopilla, NO ES OTRA COSA QUE LA MANIFESTACION ELOCUENTE DE QUE EN LA CABECERA DE LA PROVINCIA SE DESEA A TODA COSTA SACAR LA CASTAÑA CON LA MANO DEL GATO, ES DECIR, QUE SEA AQUI EN TOCOPILLA DONDE APAREZCA EL QUE HA DE QUITARLES DE EN MEDIO AL PREDICADOR SUBVERSIVO, que opera como señor absoluto en la capital de la provincia, y NO SE ATREVEN A HACERLE NADA. Allí publica un diario que más perjuicios a causado y sigue causando a los obreros y TODAVIA NO HAN ENCONTRADO la manera de ANULAR esa publicación ni la obra del agitador y sus satélites.

373Las autoridades, antes de desprestigiar y hablar sin conocer los hechos, SE DEBE OBRAR DE COMUN ACUERDO sobre qué es lo que se necesita en la época por la que atravesamos”.

374Así habló el San Pablo de Tocopilla.

375Por eso, repito, compañeros y compañeras ¡Ya puedo morir tranquilo y feliz! Nuestros enemigos nos reconocen sanos, honrados, tranquilos, respetuosos de la ley y ven que por eso no pueden impedir nuestra patriótica obra ni atajar nuestra perseverante acción. Como ellos no quieren que el pueblo progrese y creen que necesitan anular nuestra obra, no pudiendo hacerlo a la buena, lo hacen a la mala, y recurren a fabricar discursos y quién sabe qué otras declaraciones.

376Seguimos triunfando, porque la verdad es lo único que triunfa. ¡Lo falso es siempre vencido! La sinrazón de nuestros perseguidores se desploma estrepitosamente en este proceso. Ya puedo morir feliz y tranquilo, porque mis gratuitos enemigos confiesan mi honestidad intachable.

Luis E. Recabarren S.
Tocopilla, mayo de 1920

El Socialista, Antofagasta 06/06/1920

VERDADES INCOMPLETAS

Se habla de que el país está gobernado por la oligarquía, lo cual es falso, pues el Gobierno y la Cámara están formados de toda clase de gentes, venida de distintos puntos, la mayoría de modesto origen. Más exacto es decir que el país está gobernado por hombres que manejan la maquinaria electoral. Cada departamento tiene uno o varios caciques que se disponen a este juego y practican el cohecho y organizan fraudes. Todo movimiento popular en donde haya obreros conscientes debería dirigirse contra esa maquinaria, rechazando el cohecho y votando cada uno conforme a su conciencia. Carlos Silva Vildósola

377El consejo que nos da en el último párrafo el periodista de El Mercurio, Carlos Silva Vildósola es, precisamente, lo que está haciendo la clase proletaria ayudada en muchas partes por la llamada clase media, que en realidad es solamente clase proletaria. Pero ¿qué es lo que resulta de esa acción honrada de la clase proletaria? Que los caciques de las provincias, aun suponiendo que no sean todos oligarcas, unidos varios de ellos, son los dirigentes del gobierno y tienen, por lo tanto, las Cortes de Justicia a su disposición. Y con esta terrible maquinaria tratan ahora de torturar la organización obrera que ha levantado su bandera verdaderamente regeneradora y honrada, y que ha tenido la suerte de ser bien aceptada por toda la clase proletaria.

378Por lo que toca a las provincias salitreras, la conducta de los caciques ha sido y es lo más repugnante que pueda verse. Se dice que en Chile se respetan todos los derechos constitucionales. ¡Esto es una solemne falsedad! La prueba es que ya hemos soportado, aunque sin éxito definitivo, una cantidad de procesos deducidos de artículos de prensa o de discursos. Pero en el terreno en que más se especializa la burguesía, o los caciques, como los llama Silva Vildósola, y sus sirvientes, es en el arte de la falsedad. Ahí está el proceso a los obreros de Chuquicamata, en seguida, el proceso a la Junta Provincial de Antofagasta por un telegrama dirigido al gobierno. ¿Qué es lo que hay en todo eso? MENTIRAS, FALSEDADES, EXAGERACION, represión brutal y abuso de fuerza, en una palabra. Pero delito cometido por los obreros, no hay ninguno. Si hay algún delito es el cometido por las autoridades que contribuyen a este proceso. ¿Y los procesos hechos en Tocopilla? ¡Otro cúmulo de falsedades! Ningún obrero ha cometido delito alguno. Pero llegó un Ministro autorizado por la Corte Suprema y se llevan a la Cárcel a más de 30 obreros y se hace una batida a cientos de obreros en las oficinas. Felizmente nuestros enemigos fracasarán completamente y, en poco tiempo más, el sufragio popular sabrá castigarlos como merecen.

SREL

El Socialista, Antofagasta 08/06/1920

EN LA PRISIÓN CALCULOS ALEGRES…PARA “MATAR EL TIEMPO”

379A modo de predicciones, y con los elementos de información y de conocimiento de que podemos disponer, se nos ocurre SUPONER lo que sigue: hacia fines de 1921, Rusia estará en completa paz, pues todos los Estados Burgueses se habrán visto obligados, contra su voluntad, a dejarle su libre acción, impulsados por dos razones poderosas, a saber: Primera: la imposibilidad de cambiar el régimen maximalista de Rusia, debido a la firme voluntad de aquella gran nación, y al enorme gasto que esto exige a cada pueblo. Segunda: que cada proletariado, en la medida de sus recursos, habrá influido frente a sus gobiernos para dejar libre la Rusia. En completa paz, Rusia DESTINARA, quizás más de la mitad del esfuerzo que hoy le cuesta para mantener el “ejército rojo” de más de tres millones de soldados, y el gasto respectivo, en DIRIGIR los elementos pacíficamente, para decirle al resto del mundo solamente la verdad de lo que ha pasado en Rusia desde marzo de 1917. La explicación detallada de la verdad, pura y sencilla, de lo que ha realizado el esfuerzo del pueblo ruso, desde marzo de 1917, será la acción más eficaz que impulsará a todos los pueblos del mundo, a seguir, lo más rápido posible, el ejemplo de Rusia socialista. No será necesario que se diga otra cosa que la ACCIÓN CONSTRUCTIVA que se ha estado realizando, la socialización de las tierras y de las fábricas o industrias y comercios, el desarrollo de la instrucción e ilustración, la disminución y desaparición de los vicios, las formas de administración; no será necesario más que esto para que todos los pueblos del mundo precipiten su marcha hacia la perfección realizada por Rusia Obrera. Cuando el papel impreso, el conferencista, el biógrafo, el teatro, los fonógrafos, etc., penetren en abundancia, por todo el mundo, llevando la verdad de lo acontecido en Rusia ¿quién va a detener a los pueblos en marcha sobre la verdad y la felicidad? Si hoy mismo, antes que se realice esto que ya presentimos, con la poca información verdadera, con la poca defensa que en todas partes se hace de los procedimientos rusos maximalistas, cuando la burguesía todavía se esfuerza en mantener el dominio de la calumnia, si hoy mismo se va operando una acción vigorosa para admirar, aplaudir y defender a Rusia, primero, y querer imitarla después, ¿qué irá a ocurrir cuando desde allá venga todo el vigoroso e inesperado empuje para restablecer sólo la verdad?

380Si la Revolución Francesa, que en 1789, -130 años atrás- que no tuvo la publicidad en las condiciones que hoy la tiene la Revolución Rusa, influyó de tal manera en el ánimo del mundo, que determinó, entre otros hechos, el nacimiento de las repúblicas americanas, independizándose, por medio de la Revolución, de la monarquía española ¿qué irá a ocurrir en algunos “momentos” más en la Historia Humana, dado el superior grado de civilización que representamos?

381Hasta aquí nuestros cálculos de lo que surja solo a expensas de Rusia. Dos grandes y de las más importantes monarquías que quedan aún en pie en estos momentos, atraen las miradas de todos los proletarios de la tierra: Inglaterra e Italia. Inglaterra, la patria de la aristocracia por excelencia, e Italia, la patria de Dios… El proletariado de estas dos naciones, SIN ESPERAR MÁS TIEMPO, guiados por su propia conciencia, seguros, ABSOLUTAMENTE seguros, que nada, ABSOLUTAMENTE nada de perfeccionamiento social debemos esperar de las burguesías -cumpliéndose inviolablemente la sentencia de Marx: “La emancipación del proletariado ha de ser su propia obra”-, el proletariado de esas dos grandes naciones, digo, marcha a toda máquina a tomar INFALIBLEMENTE el poder político, cuya fuerza estará en todo su vigor bajo las riendas del proletariado a más tardar a fines de 1921.

382El gobierno de Inglaterra domina todavía sobre 400 millones de habitantes, incluyendo todas las colonias. ¿A qué punto de acción habrán llegado a fines de 1921, los proletariados de Estados Unidos, de Francia, de Alemania, de Bélgica, de Suiza, de España y demás países? Si ya tres años de ACCION MAXIMALISTA DE RUSIA han puesto en inquietante actitud a todo el proletariado del mundo ¿no habremos avanzado ya más de la mitad del camino? ¿Cuánto tiempo faltará? Junto a esta esperanza y acción a la vez que va desarrollándose, el proletariado de cada país que fue a la guerra tiene frente a sí este terrible interrogante: ¿A qué fuimos a la guerra? ¿Para qué acompañamos a los oligarcas a sufrir la horrenda catástrofe de la guerra? ¿Para qué soportamos ese horrible sufrimiento? ¿Para volver nosotros a la miseria, mientras los ricos autores de la guerra gozan en medio de sus riquezas? Y la respuesta a estas razones no puede ser otra que la inviolable sentencia de Marx, que no se puede separar de los obreros inteligentes: “La emancipación proletaria debe ser su propia obra”.

383Y nuevos bríos empujan el movimiento por el sendero único que tenemos. ¿Cuántos acontecimientos habrán ocurrido hasta fines de 1921? ¿Qué aporte habremos hecho en Chile a estas acciones de emancipación? Por todo esto no es posible apartar nuestros ojos de la jomada de marzo y abril de 1921. Senadores, diputados y municipales federados y socialistas, debemos ser las avanzadas de nuestro ejército hacia la perfección social a que marcha todo el mundo. Y si no alcanzamos esto, querrá decir que nuestro pueblo vive todavía en el año 1700. Y cuando Italia e Inglaterra unidas a Rusia, y seguramente con Alemania, resuelvan una política internacional uniforme ¿qué problema se presentará al resto del proletariado del mundo?

384No son, pues, puerilidades, ni asuntos que no interesan a los obreros, los problemas que la acción socialista y obrera va creando en el mundo. La clase proletaria organizada de Chile no debe estar desprevenida ni un solo instante hacia el futuro. Preciso es, pues, que todo el proletariado de ambos sexos, no descanse un solo instante en preparar y perfeccionar su capacidad para los acontecimientos que ya están a nuestras puertas. Saber conducir su propia economía, saber desenvolver y perfeccionar su propio hogar, aun en medio del caos en que vivimos, será un principio de capacidad para lo que necesitamos en el porvenir.

385Si el pueblo ruso, que era el que mayor porcentaje de ignorancia, vicios y fanatismo ofrecía sobre los demás, con pocos cerebros inteligentes ha triunfado con un régimen nuevo de vida, régimen fundamentalmente diferente sobre lo que tenemos costumbre de ver, si eso es ya una realidad, bien podemos afirmar que estamos preparados para cumplir la parte de revolución que nos corresponde. Apresuremos, pues, el tumo. Mientras tanto hacemos acá lo que nos corresponde, no perdemos de vista lo que van haciendo nuestros hermanos de los demás países de la tierra.

Luis E. Recabarren S., Tocopilla, mayo de 1920

386NOTA. Es natural, y me dispensarán los lectores, que no teniendo un trabajo obligado en esta bendita prisión donde me tiene el señor Gustavo Sepúlveda, ocupe mis horas de ociosidad en algunas “ociosidades” y por eso os obsequio la presente.

El Socialista, Antofagasta 09/06/1920

EN LA PRISION - DÍAS GLORIOSOS

387¡Cómo no! ¡Cada día que transcurre, es un día de gloria! No por lo que yo sienta dentro de la prisión, sino por lo que pensarán y por el fruto de esos pensamientos, que surja de cada uno de los trabajadores organizados de la nación.

388Hoy no es ayer. Ahora cuenta el pueblo organizado con una civilización superior, con un ideal, con una meta, y con una voluntad disciplinada para llegar al triunfo que desea. Cuando pienso en lo que pensará cada uno de los federados que comente mi prisión, se me llenan los ojos de fulgores y el corazón de inmensas alegrías que, como llamaradas gloriosas, me llenan de contento en la soledad de este cuarto que me sirve de calabozo y que lo veo iluminarse, cuando así pienso, con luces de nuevas auroras.

389¡Qué hermosa es la gloria! ¡Como me siento satisfecho aquí, tranquilo y feliz, reunido con el sentir de todos mis hermanos en la idea, fija nuestra vista en las grandes bellezas del porvenir, hacia donde vamos marchando tan majestuosa y rápidamente, mientras mis jueces se agitan en convulsa situación fraguando un proceso, “construyendo” un sumario, “fabricando” autos que le permitan derivar un delito con el cual poder declararme culpable y encerrarme por muchos años o expulsarme de mi patria amada, a la que le he dedicado mi vida entera para limpiarla de sus vicios, de sus males, de su ignorancia, de su incultura, para que en un día la podamos ver hermosa como la queremos, grande en el mundo, ¡patria de hermanos!

390Por eso que son gloriosos los días de esta celda. Porque siento entrar en ella no sólo el amor de todo un pueblo, hermano en la idea, sino que también, el cariño de los indiferentes, la mirada amable de muchos que se creyeron enemigos hasta ayer, pero que deponen su enemistad porque son honrados ante el derecho tronchado, hecho trizas, ante el prevaricato, ante el complot ilegal e indigno que se equivoca, que cuando cree abrir una fosa, ha construido un pedestal de gloria. ¡Salud a los tiempos que ven esta gloria!

Luis E. Recabarren S., Tocopilla, mayo de 1920

El Socialista, Antofagasta 10/06/1920

EN LA PRISIÓN. LOS SUPREMOS BIENES DE LA GUERRA

391Nunca guerra alguna ha producido el bien que nos dejó como herencia la brutal hecatombe que, desde 1914 a 1918, sacudió al mundo entero, por obra y gracia de los ridículos y degenerados magnates de la tierra, cuyo castigo todavía no llega para todos, pero inevitablemente llegará. Pero aun así no queremos más guerras.

392¿Cuáles son los bienes producidos por esa guerra? El nacimiento de las primeras repúblicas socialistas comunistas en Rusia que, a la vez derrumbaron la vergonzosa tiranía de los zares y grandes duques. Rusia, con sus 200 millones de habitantes y sus 23 millones de kilómetros de tierra, constituye el más fundamental esfuerzo del socialismo hacia la realización concreta del ideal. El derrumbe del militarismo y de las dinastías alemanas con todo su cortejo de fanfarronerías que ha dejado preparado el camino para el establecimiento próximo de un régimen republicano igual al ruso. La conclusión de la dinastía austriaca con lo que recobran su libertad buen número de nacionalidades que estaban oprimidas y que se aproximarán pronto al socialismo, cuyo germen potente existe desparramado en todo lo que fue el viejo y derrumbado imperio Austro-Húngaro. Los pueblos de Inglaterra y de Italia están a pocos meses de distancia para establecer el gobierno de los soviets, que es la expresión de las repúblicas socialistas comunistas o maximalistas.

393Inglaterra, la cuna y el foco de la más apergaminada aristocracia y el centro del más especulador capitalismo, será gobernada por el partido obrero. Italia, la privilegiada de Dios, asiento del Papa, sede de los representantes directos de la divinidad ¡habrase visto!, será gobernada por los enemigos de Dios. Es así el destino de las cosas irremediables. La guerra trajo una herencia inevitable. Y ante ese crujir de cosas viejas, todos los pueblos levantan la cabeza para asistir al derrumbe de lo inútil y cooperar a la más inteligente y justa reconstrucción del mundo.

394Aquí todos tenemos un sitio de trabajo. Adelante con la frente alta y risueña ¡Salud al sacrificio de la guerra que nos dio esa herencia!

Luis E. Recabarren S., Tocopilla, mayo de 1920

El Socialista, Antofagasta 12/06/1920

LA FEDERACION OBRERA DE CHILE. Como debe aprovechar las fuerzas que tiene en su seno. A TODOS LOS CONSEJOS FEDERALES Y ORGANIZACIONES HERMANAS

395La Federación Obrera de Chile y demás organizaciones obreras representan actualmente una fuerza aproximada a cien mil adheridos activos y posiblemente influyen directamente sobre cerca de medio millón de proletarios en toda la república.

396¿Cuántos ciudadanos ELECTORES hay dentro de esta fuerza organizada? Fácil es comprenderlo y calcularlo: por lo menos el SESENTA POR CIENTO de los electores de Chile. Hasta hoy estos electores están divididos entre todos los partidos políticos de Chile. Si hemos logrado hacer una “fuerza económica” para disminuir nuestras desgracias y nuestro malestar y, en la práctica diaria, vemos y comprobamos que es batida y obstaculizada en su acción mejoradora por la “fuerza política” de que disponen nuestros patrones, retardando así nuestras esperanzas y manteniendo intacta nuestra situación miserable, ¿por qué SI TENEMOS ahora la mayoría electoral que construye la “fuerza política”, por qué no la usamos en favor nuestro? ¿Qué razón hay para que demos a otros esa fuerza que podemos utilizar en beneficio nuestro y de nuestras familias?

397Pensemos, reflexionemos y determinemos nuestra acción futura. Si todos los federados al formar parte de la Federación se han propuesto realizar el hermoso programa de mejoramiento que tenemos ¿de qué manera se realizará mejor y más pronto? ¿Usando SOLO nuestras fuerzas económicas con la huelga, o usando estas fuerzas económicas JUNTO con el voto político, hasta lograr tener mayoría parlamentaria, puesto que somos la mayoría electoral del país? Creo que no será difícil disciplinar y uniformar las ideas para que TODOS LOS ELECTORES que hoy están afiliados a las Federaciones voten, en el porvenir, de manera de servir sus INTERESES SOCIALES que están por encima de todo ideal político que haya logrado dominarnos hasta hoy. Si como asalariados explotados, nos hemos unido para obligar al capitalista a cesar en su explotación, usemos el voto político para poder hacer LA LEY QUE, JUNTO CON NUESTRA UNION, obligará al capitalista a ser honrado y cesar en su obra de explotación

398De hoy en adelante el obrero federado tiene el deber de resolver dónde está su más grande interés: conquistar CON LA UNION Y CON EL VOTO el triunfo completo de la Federación o al del partido político a que pertenece. La razón es la que debe triunfar, no el capricho o el deseo de mantener ideas viejas. Ya que hemos logrado unir esas fuerzas tan grandes, sepamos sacar provecho de todas las fuerzas propias que residan en su seno.

Luis E. Recabarren S., Policía de Tocopilla, mayo 14 de 1920

El Socialista, Antofagasta 14/06/1920

¿HAY O NO GANANCIAS?

399¿Qué ganan los patrones gobernantes con perseguirnos, con encarcelarnos, con procesamos?: Amontonar odios, rencores, propósitos de venganza, producir asco por sus torpes procedimientos, realzar la injusticia.

400¿Qué ganan los proletarios que sufren la persecución y las prisiones?: Robustecer el sentimiento de unión y de solidaridad, se aprietan más las filas, aumentan mucho más los abnegados, los afiliados, los simpatizantes. Se desea acortar la jornada, llegar más pronto a la meta y terminar cuanto antes con el reinado de injusticias y de barbarie. ¿Entonces? Pueden continuar los burgueses su obra inculta e innoble. Unas cuantas víctimas, acarrearán para la Humanidad, el día de su completa liberación y bienestar.

SREL

El Socialista, Antofagasta 25/06/1920

EL VALOR MORAL DEL ESFUERZO PRESENTE

401Con digna altivez, el proletariado de Antofagasta, en especial, y los socialistas de toda la república, van a afrontar la presente campaña electoral para demostrar la firmeza de sus convicciones y como una protesta contra la indignidad reinante.

402El proletariado de Antofagasta lleva sobre todo la responsabilidad de esta acción. Tiene en las cárceles a muchos compañeros acusados de subversivos; tiene a otros compañeros excarcelados bajo fianza. Mejor dicho, el proletariado de Antofagasta, perseguido por el ejercicio de sus derechos, perseguido por querer mejorar su situación y librarse de la sin igual grosería con que lo tratan los explotadores, pretende en esta elección del 25, condenar los procedimientos represivos de los capitalistas que usan a las autoridades judiciales como instrumento para herir la acción civilizadora de la clase proletaria. Si la intención de los trabajadores es castigar a sus malvados opresores. Si la intención es de protestar contra los encarcelamientos y persecuciones, hay que desarrollar un esfuerzo tal que la oligarquía lo sienta bien marcado.

403Ir a votar y dejarse robar el voto será convertirse en un ridículo. Hay que votar y defender el voto. Hay que votar y no permitir que el cohecho nos deje por debajo. Hay que votar y hacer que el número de nuestros votos no sólo provoque el asombro de los verdugos, sino que lo sientan como el merecido desprecio y castigo. Hay que votar de modo que nuestro esfuerzo sea sentido por todo el país. Para lograr esto, sólo es preciso que toda la clase proletaria de la pampa, del mineral y de los puntos del departamento, comprendan el valor de nuestra acción, que ella será nuestra protesta contra la persecución y los procesos, que será un voto a favor de la libertad de nuestros presos y, por eso, el esfuerzo y el sacrificio que debemos hacer, debe realzarse con heroísmo y abnegación. Vamos, pues, a las urnas, a triunfar, no a ser vencidos. Entendámoslo bien.

SREL

El Socialista, Antofagasta 29/06/1920

¡ESCLAVITUD O FEDERACION!

404Son los dos términos de la situación en que han de colocarse necesariamente los obreros y sus familias. El sufrimiento llega a su colmo. La esclavitud marca el límite máximo. El despotismo y la brutalidad burguesa se ha alzado en Chile hasta el extremo que hoy ningún país ofrece el espectáculo de la barbarie que la burguesía ha desencadenado aquí. Se podría decir que todo el despotismo de la Rusia de los Zares se ha trasladado a Chile. Italia está a un paso de la revolución maximalista. En las propias barbas del rey se grita: ¡Viva la Revolución Social! ¡Viva Lenin, Trotsky! ¡Viva la Rusia maximalista! ¡Y quien lo creyera, en Italia nadie está preso, ¡ni se le inventan delitos como en Chile!

405En Hungría se ha desencadenado el terror blanco pero es para defenderse de la revolución maximalista en marcha. En Chile ni siquiera se desarrolla actividad de huelgas o manifestaciones semiviolentas contra la carestía y lo insoportable de la situación de vida que se nos hace aguantar con la fuerza de las bayonetas y, sin embargo, se encarcela a multitud de obreros, que no teniendo delito alguno, la desmoralización burguesa se los inventa. Pues, bien, ocurra lo que ocurra, es preciso que el proletariado alce con más dignidad su frente. No podemos, ni debemos soportar tanta ignominia. A los trabajadores y empleados se les persigue y se les niega sus derechos a asociarse y esto no se debe soportar. Las fuerzas nacionales se ponen al servicio del despotismo ¡para expulsar de las faenas al que se atreve a civilizarse! ¡No hay derecho a la civilización!

406Y mientras las fuerzas proletarias siguen produciendo inmensas riquezas, se les paga con el más feroz despotismo. Entre sufrir el hambre y el despotismo en la esclavitud y sufrirlo luchando para libertanos, es preferible la lucha que siquiera nos da la esperanza de libertarnos. ¡A federamos todos, hombres y mujeres, para robustecer la gran fuerza que acabará con la esclavitud!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 30/06/1920

¿DÓNDE ESTÁ LA FUERZA?

407Según estadísticas publicadas, el número total de electores en 1918 fue de 181.550 en todo Chile. Si actualmente hay en Chile cerca de 200 mil obreros y empleados organizados en Federaciones, fácil es comprender que más de la mitad de esa fuerza electoral está dentro de las filas de la Federación Obrera de Chile y demás organizaciones proletarias. Y con esta enorme fuerza ¿todavía soportamos esclavitud, hambre, injusticias? ¡Qué tontos somos! Hay necesidad urgente, pues, que todos los obreros y empleados organizados procuremos unir y orientar toda esa gran fuerza que es nuestra y usarla en beneficio nuestro, no para hacer vulgar politiquería, sino para darnos la felicidad a que tenemos derecho y de la que nos sirvan nuestros opresores, porque nosotros mismos le damos el poder.

408Toda la cosecha chilena de trigo, porotos, carnes, pasto, lanas, papas, lentejas, garbanzos, azúcar, frutas, etc., será vendida al extranjero, dejándonos aquí una ración de hambre, mientras nosotros dejemos desorientada la fuerza electoral que tenemos dentro de nuestras propias organizaciones. No es que queramos el gobierno y el parlamento para gobernar y hacer leyes, sino para quitar a los capitalistas esta terrible fuerza opresora con que nos explotan y nos esclavizan, y dar a la masa del pueblo esa fuerza para que rija los destinos de su felicidad. Apresuremos nuestra acción para que en 1921 hagamos un primer ensayo en todo el país. Si los Consejos Federales se creen impedidos para participar en las luchas electorales -aunque el estatuto no tiene prohibición al respecto- por lo menos los mismos federados constituyan un “COMITE FEDERAL ELECTORAL” en cada pueblo y preparemos la próxima campaña desde ya. Un diputado por cada provincia a lo menos somos capaces de elegir si sabemos orientar nuestra acción desde este mismo momento. No esperemos la última hora ni sigamos creyendo en las promesas de la burguesía, puesto que nosotros mismos podemos darnos lo que esperamos de falsas promesas.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 01/07/1920

NUESTRA REVOLUCIÓN ES PRECISO IMPULSARLA MÁS

409Nuestra revolución es fundamentalmente distinta a lo que es una revolución burguesa. Sus procedimientos son por lo tanto muy diferentes. La revolución burguesa tiene por mira la ambición de un círculo y por medio el complot cuartelero. La revolución social tiene por fundamento la organización de un estado social basado en principios de absoluta justicia y moral y tiene por medios la instrucción, la organización y progresiva capacidad del pueblo para llegar con la huelga general a inmovilizar las funciones del estado capitalista.

410Esta revolución sólo se produce cuando el estado de conciencia de la masa organizada se siente capaz para la administración del nuevo estado social. La revolución burguesa es la ambición de gobernar de un yugo u otro para mantener la esclavitud del pueblo. La revolución social es la administración obrera que es el noventa por ciento de la población, para administrar la producción, conforme los intereses de ese noventa por ciento, lo cual trae como consecuencia la verdadera libertad del pueblo, que asume todo el poder de gobierno que fuere necesario hasta la “dictadura proletaria” por el tiempo que sea preciso.

411La clase trabajadora no necesita, como la burguesía, promover motines cuarteleros para realizar su revolución. La huelga general es un arma superior a todo ejército y alcanza resultados más rápidos y concretos, más estables y definidos que un golpe militar. Pero la huelga general necesita que sea esgrimida por un proletariado más o menos fogueado. Y, por eso, repetimos que la clase trabajadora no debe dejarse dormir, pues, para llegar a la meta cuanto antes, necesita sacudir su actitud constantemente para el mejor ejercicio de sus elementos. En Chile ya nos hemos probado un tanto y podemos decir, sin engañarnos, que la capacidad obrera no está mal, sin estar muy bien del todo. Las huelgas del carbón, la del ferrocarril a Bolivia, la de algunos puertos y otros gremios han demostrado el grado de resistencia y el espíritu combativo que ya posee nuestro proletariado. Entonces, no hablamos con bases supuestas. El proletariado chileno requiere un poco de más ejercicio para aguerrir sus fuerzas. El desarrollo de la organización obrera y su mejor perfección ha sido en nuestro país tal vez más rápido que en otros. Pocos años nos han bastado para alcanzar ya una formidable organización que sólo le falta en la actualidad un elemento importante para adquirir el máximo de cohesión. Le falta un diario en la capital. Cuando tengamos el diario, la organización será temible e invencible. Con un diario en la capital nuestra revolución se acercará al triunfo más pronto por el camino de la huelga que por el camino electoral, o posiblemente por los dos medios a un tiempo. Y cuando la Federación Obrera se coloque en este caso, mucho menos que ahora resultarán inútiles las persecuciones de las clases burguesas. En otro artículo diremos algo más.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 02/07/1920

NUESTRA REVOLUCIÓN ES PRECISO IMPULSARLA MÁS II

412Decíamos en el artículo anterior que a la organización obrera de Chile, que se viene desarrollando bien progresivamente, le falta un solo elemento de grande importancia y ello es un gran diario en la capital de la república. Todos los federados del país tienen en estos momentos la obligación de aportar los fondos necesarios para adquirir la imprenta de la magnitud que nuestra organización y nuestras aspiraciones necesitan. El diario de la Federación que circule a través de todo el país, será la fuente alimentadora de las energías sociales del proletariado que robustecerá su acción. En el norte ya lo hemos probado. La grandeza de la organización, la firmeza y abnegación de los federados para defender sus derechos, es obra de la prensa obrera, de las conferencias continuas y de las demás circunstancias que a ello concurren.

413Cuando tengamos un diario en la capital que sea leído en todos los Consejos Federales del país, que reparta la propaganda como por un alambre eléctrico de norte a sur, y ponga en contacto intelectual todas las fuerzas sociales, entonces veremos mejor más claramente todo lo que tenemos los proletarios. El diario llevará a todas partes la explicación de toda huelga importante y sus circunstancias, resultados y proyecciones que permitan a todos los federados deducir las conclusiones que sean menester. La huelga de los federados del carbón, a pesar de la falta de prensa nuestra, por las publicaciones de la prensa burguesa, todos hemos comprendido y reconocido lo que vale esa organización. En manos de los mineros está toda la economía del país. Los ferrocarriles, los vapores, las fábricas están en manos de los consejos federales de la región carbonífera. Ellos pueden afectar los intereses de toda la economía nacional. La huelga general de los mineros del carbón puede ser una huelga revolucionaria de vastas proyecciones. Necesitamos, pues, entonces perfeccionar la moral y la capacidad de todos los obreros organizados, para que la más perfecta conciencia sea en todos nosotros el motor que nos mueva y que sepamos dónde y cómo debemos atacar.

414Los obreros del carbón, si quieren no colocarse nunca en condiciones débiles para las emergencias de una lucha con sus opresores, deben preocuparse de que jamás haya abundancia de carbón almacenado, para lo cual deben ayudarles con informes los demás Consejos que puedan tener fiscalización sobre la producción del carbón. Limitar la producción y los STOCKS a las necesidades del consumo, debe ser todo lo que preocupe a los mineros del carbón. Así tendremos afilada la herramienta más formidable de la REVOLUCIÓN REDENTORA del proletariado. La convicción de que podemos ser invencibles, la convicción de que sólo nosotros, los proletarios, tenemos en nuestras manos las fuerzas libertadoras de la angustiosa opresión en que vivimos, sometidos a la ignominia de la brutalidad capitalista; esa convicción y esa fuerza solo puede penetrar en la mente virgen de las masas obreras, mediante la prensa obrera y las conferencias dentro de la organización.

415Procuremos, pues, para cuanto antes la fundación del gran diario de la Federación Obrera de Chile en la capital, que servirá de fuerza de unión cada vez más formidable. Todos ayudemos a ver pronto realizada esta necesidad. Aún diremos algo más sobre estos puntos.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 03/07/1920

NUESTRA REVOLUCIÓN ES PRECISO IMPULSARLA MÁS III

416A los factores señalados en los artículos anteriores, hoy agregaremos otros de igual o superior importancia. Los gremios de mar. He ahí otra fuerza inmensa y que puede ser decisiva para nuestra revolución. Los de Punta Arenas resolvieron no desembarcar más alcohol. Los de Valparaíso se niegan a embarcar azúcar y otros alimentos destinados al extranjero cuando acá hacen falta. Los de Arica se niegan a embarcar tropas destinadas a sofocar una huelga. Esas son fuerzas que sólo falta perfeccionar y dotar de un ideal superior para que en breve estén dispuestas a no servir más los intereses mezquinos del capitalismo.

417Orientar todas las fuerzas organizadas en la república. Estrechar la unión y ensanchar los propósitos del mejoramiento. Despejar las incógnitas. Hacer saber todo lo que tenemos y de lo que podemos ser capaces, llevar a todos los grupos organizados las noticias de todos los recursos de que podemos echar mano para mejorarnos, eso solo puede ser la obra y la labor de un gran diario de la Federación editado en la capital, que vendría a dar mucho más impulso a nuestras organizaciones. Hace poco, las Federaciones europeas han pedido el boicot a Hungría, mientras dure el terror blanco. La Federación Obrera Regional Argentina pide el boicot a Francia mientras dure la amenaza a la Federación francesa.

418Poco se habrá podido hacer en Chile todavía para cooperar en ese sentido por falta de los respectivos organismos. Hace falta el Comité Central de una Federación Nacional Obrera Marítima, que tenga a su cargo intereses generales. La organización marítima de Chile ha llegado ya a un gran desarrollo. Hay Consejos, Federaciones o gremios en Arica, Pisagua, Iquique, Tocopilla, Gatico, Mejillones, Antofagasta, Coloso, Taltal, Chañaral, Caldera, Huasco, Coquimbo, Valparaíso, San Antonio, Tomé, Penco, Talcahuano, Coronel, Lota, Lebu, Corral, Puerto Montt y Punta Arenas. Hay, pues, organización en 24 puertos, los más importantes. Y para algunos puertos intermedios como Junín, Caleta Buena, Constitución y otros pocos, están los puertos grandes o ciudades vecinas que pueden llevar la necesaria propaganda. La vida de Chile se agita en gran parte por los puertos. La riqueza que aprovechan nuestros groseros explotadores se ventila por los puertos, en gran parte.

419Unir los trabajadores de los puertos en un organismo poderoso. Iluminar sus conciencias con un ideal de redención. Redimirlos de las desgracias en que los sumen sus opresores. Hacerles sentir la esperanza del bienestar próximo si ellos refuerzan un organismo y se unen con las demás organizaciones. Hacer que penetre eficazmente el sentimiento de solidaridad. Alcanzar todo o parte de ésta, es darle un vigoroso impulso a nuestra revolución. Y todo esto vuelve a hacer resaltar la necesidad, imperiosa, diríamos, de tener un gran diario obrero en la capital, con circulación en todos los Consejos y demás organizaciones. Y la existencia de un gran diario solo puede ser la obra de todos los trabajadores organizados de la nación. Cooperemos, pues, a ella si queremos empujar más hacia su progreso nuestra revolución. La prensa obrera es la palanca de la Revolución Social. Sin la prensa no habríamos conquistado todo el progreso que ya hemos alcanzado. Por eso que los capitalistas, los gobernantes, los jueces, atacan nuestra prensa, porque saben que resulta ser algo así como el alma vigorosa de nuestra revolución. Avancemos, pues, dotando nuestra organización de tan poderosas armas.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 06/07/1920

COSAS DEL TIEMPO1. Donde resplandece la legalidad y justicia de nuestra causa

  • 1 Se reproduce in extenso el artículo de 4 de junio, al cual, ahora se le añaden otros párrafos que (...)

420Como ellos no quieren que el pueblo progrese y creen que necesitan anular nuestra obra, no pudiendo hacerlo a la buena, lo hacen a la mala, y recurren a fabricar discursos y quién sabe qué otras declaraciones.

421Seguimos triunfando, porque la verdad es lo único que triunfa. ¡Lo falso es siempre vencido! La sinrazón de nuestros perseguidores se desploma estrepitosamente en este proceso. Ya puedo morir feliz y tranquilo, porque mis gratuitos enemigos me confiesan mi honestidad intachable. El ex-prefecto de policía, Aníbal Larenas, fue arrojado de la prefectura de policía de Tocopilla por crápula, como lo probaremos en manifiestos que daremos más adelante. A la fecha en que este individuo pasó al ministro Gustavo Sepúlveda, el parte que me acusa haber dicho un discurso, ya estaba descalificado por la opinión pública de Tocopilla y por la Gobernación. Sin embargo, el ministro basa en esta falsa afirmación de Larenas, la parte más grave de los delitos que pretende establecer para realizar sus siniestros planes, pues con el falso hecho que Larenas afirma en el parte, el ministro habría fracasado desde un principio. Vea, pues, el público honrado las dos circunstancias que aquí anotamos, la mentira de Larenas, comparada con la publicación de La Razón, diario radical de Tocopilla en que revela la existencia de un complot contra el derecho popular de asociarse y defenderse de la carestía de la vida. Complot que se revela con todo cinismo.

422Según estos radicales EL DERECHO de prensa no debe concederse a los trabajadores. Debe haber en Chile dos derechos, uno para los “señores”, y otro para los trabajadores. Pues no se concibe otra cosa cuando dice que las autoridades y los antisocialistas de Antofagasta “Todavía no han encontrado la manera de anular esa publicación ni la obra del agitador y sus satélites”. ¿Cabe más injusticia que esto?

423Según eso, habrá derechos para radicales, conservadores, liberales, demócratas, para los rufianes, gariteros, taberneros, para todos habrá derechos, menos para los socialistas que con su prensa y sus organizaciones, hacen una obra de CULTURA NACIONAL que nadie más hace en Chile para salvar al pueblo de la catástrofe moral que lo está arruinando. Seguiremos, por medio de manifiestos, dando a conocer toda la PORQUERIA que hay en este ilegal y brutal ataque a la honradez de los obreros que se organizan para defender sus estómago, la vida propia y de sus familias que nadie pretende salvar de la avaricia desenfrenada con que los gobernantes ahorcan al pueblo todo con la jamás vista carestía de la vida y la represión autoritaria.

424Lo anómalo es que los instrumentos que actúan en contra nuestra: Ministro, ex prefecto, periodistas de La Razón y El Proletario de Tocopilla, el abogado municipal de Tocopilla, Rosamel Ramos, iniciador de este atentado al derecho, llamado proceso por “sedición y estafa”, ¿qué son?, son pobres diablos que viven al tres y al cuatro protestando también contra la carestía de la vida y las molestias que esto acarrea para todos y, sin embargo, se van de hachazo contra nosotros que buscamos empeñosamente un bienestar para ellos y nosotros, tan solo por el falso espejismo de creer que así se acreditan ante los poderosos y puedan alcanzar sus gracias.

Luis E. Recabarren S.
Procesado por “sedición y estafa” por un ministro radical

El Socialista, Antofagasta 07/07/1920

A LOS FEDERADOS, FEDERADAS Y TODOS LOS CONSEJOS

425Se ha terminado una campaña electoral en la que el 80 por ciento de la Federación ha puesto toda su alma vibrante de entusiasmo, de fe y de esperanza, habiendo olvidado las eternas decepciones y engaños del pasado. Todos esperan que en el nuevo período presidencial, la situación de los habitantes del país habrá de mejorar. Pero si nos confiamos en esperar solamente, contemos desde luego que ningún mejoramiento veremos operarse. Para garantizar todo el bienestar que se entrevé en el programa ofrecido por el señor Alessandri, debemos convencernos que eso no se realizará solo, porque los adversarios a esa presidencia le opondrán toda clase de obstáculos, y entonces es cuando a nosotros nos corresponde asegurar el cumplimiento de ese programa, tomando por nuestra cuenta la parte de ejecución que nos corresponda, y que el señor Alessandri tendrá que apoyar.

426Para garantizar esa acción nuestra, es materialmente indispensable que la Federación Obrera tenga a lo menos de 3 a 4 diputados siquiera, que sean la voz y la acción en la Cámara para la ejecución de aquel programa en la parte que nosotros podamos realizar. Si la Federación Obrera, unida a las demás organizaciones, habrá de tener en sus filas el 60 por ciento de los electores de la República, puede sentirse capaz, entonces, de tener su representación propia y prepararse desde ya a conquistarla exigiendo el respeto a sus derechos y nada más. Las elecciones de marzo venidero se han de realizar bajo la presidencia del señor Alessandri y es esta la inmediata ocasión para que la Federación pruebe y exija el respeto que sus derechos merecen, con mayor razón ahora que la Federación aportó en el país un concurso inapreciable al nuevo presidente.

427Si podemos tener fuerzas propias en la Cámara, no confiemos a fuerzas extrañas a nuestras aspiraciones el desarrollo de la acción venidera del proletariado. Pensemos con más cariño en nuestras ideas y resolvamos seriamente nuestra conducta para marzo venidero, que debemos empezar inmediatamente a preparar. Miremos el porvenir más positivamente. La Federación Obrera de Chile, que es ya una gran fuerza en el país, será cada nuevo día mucho más poderosa, y como dentro de poco será reforzada con el gran diario que en la capital se fundará por el esfuerzo de todos los federados, su poder y sus fuerzas serán aún mucho más grandes. Ahora, si a esta capacidad le agregamos un grupo de diputados obreros en la Cámara, la labor de la Federación será la que llevará el bienestar a la nación.

428Armémonos, pues, de todas estas armas: la fuerza de los consejos, la gran fuerza obrera, la representación en la Cámara de Diputados y en las Municipalidades. Todo esto y la huelga acercarán el triunfo de nuestros ideales de verdadera emancipación. Hay que aseguramos con nuestras fuerzas y no con fuerzas ajenas. Hay que empezar los preparativos desde ya. Organicemos nuestros trabajos como la inteligencia nos aconseje mejor en cada pueblo. Probemos cuánta fuerza electoral tiene la Federación llevando un candidato por cada provincia. Las federadas y los federados tienen una inmensa obligación y una preciosa oportunidad para poner a prueba su fuerza y su inteligencia empezando desde ya a ponerse de acuerdo.

Luis E. Recabarren S.
Preso por orden de un ministro aliancista. Tocopilla, julio 4 de 1920

El Socialista, Antofagasta 08/07/1920

BAJADO PRESO POR LEER EL SOCIALISTA. Burgueses enemigos de la lectura

429Los terribles explotadores de esta región salitrera saben muy bien que la lectura de todo papel impreso, significa una poderosa corriente de civilización y progreso. ¡Y combaten y persiguen la lectura y a los obreros que leen, con feroz encarnizamiento, de la misma manera que mezquinan y que niegan los elementos de higiene y de salud! Son unos salvajes perfectos disfrazados porque combaten la lectura y la limpieza de los obreros. Y muchos de esos explotadores son extranjeros y usan el ejército chileno para consumar su obra de salvajes.

430Hace pocos días el sereno de una oficina salitrera encontró leyendo a un obrero El Socialista de Antofagasta; dio cuenta al administrador. El obrero fue llevado preso, primero, ante el juez de Toco y, después, bajado con carabineros al Juzgado de Tocopilla. Y hasta el momento de escribir estas líneas, van más de 20 días preso por leer El Socialista sin que se resuelva el sumario. Decir esto, podrá parecer una novela, un cuento o una exageración, o un caso aislado…No, nada de eso, ni de caso aislado. Es preocupación constante de los explotadores y de sus sirvientes perseguir la civilización. Las últimas prisiones han recaído, casi todas, sobre los vendedores y agentes del diario socialista o éstos son el mayor número de los presos. Pero ni por eso, los obreros dejan de leer y luchan bravamente para evitar que triunfe un propósito tan bárbaro como es el combatir a los que leen y propagan la lectura. Y eso no solo ocurre con El Socialista. Ocurre con toda la prensa obrera.

431Los explotadores revelan francamente su odio a la cultura y civilización del pueblo que es el único elemento productor de riquezas. En cambio, son generosos para facilitar el alcoholismo hasta el mayor desenfreno. Ningún alcoholista ni alcoholizador será despedido del trabajo. Pero los obreros inteligentes combaten el alcohol y abren las puertas a la lectura, cualquiera que sea el sacrificio que haya que hacer.

SREL

El Socialista, Antofagasta 09/07/1920

LA IMPOTENCIA BURGUESA FRENTE A LA FUERZA OBRERA

432Igual que la evolución geológica de la tierra nadie puede detenerla, así la evolución sociológica de la humanidad, que culmina con la revolución social, nadie puede impedirla. Son dos fuerzas de la Naturaleza contra las cuales no hay fuerzas humanas capaces de impedir su desarrollo.

433Cuando nace un niño se conoce de antemano, por la historia, el curso de su vida hasta la vejez. Cuando se lee la historia, se sabe que la humanidad ha recorrido un camino, igual que cualquier hombre, que naciendo incapaz se hace capaz, cuando se desarrolla, que naciendo sin saber hablar, aprende después; que pasa varios años de ignorancia después de los cuales puede continuar su vida sumido en la ignorancia o puede penetrar en el campo de las ciencias y ser un hombre inteligente y sabio, según sea donde le toque vivir.

434Así la Humanidad aparece como continuación de la vida animal, sin saber hablar primero, absolutamente ignorante durante siglos, empieza, como los niños, poco a poco a aprender o discurrir algo que le ayude a vivir un poco mejor la vida, tan ingrata desde aquellos siglos hasta la fecha en que luchamos por desterrar definitivamente las causas de la ignorancia, porque ahora vivimos una época en que ello es posible. Así como una persona a los 20 años, más o menos, se determina a vivir conforme a un plan de vida que se traza, según sean sus aspiraciones, así hoy la humanidad proletaria, que la forman 1.800 millones de seres, contra unos 100 millones que forman las familias de los explotadores, a los 20 siglos de horribles sufrimientos causados por esa minoría y por la ignorancia de la mayoría, entramos decididamente a trazarnos el plan de vida futura que estamos dispuestos a desarrollar, con matemática precisión, sin que nada pueda desviar el curso de nuestra voluntad.

435Nadie puede impedir el nacimiento de un niño, cuando es tiempo; nadie y nada puede impedir la Revolución Social, que es la Sociedad Nueva, porque el sufrimiento humano ha llegado a su colmo anunciando ya el bienestar de mañana. ¿Que la burguesía pretende impedir este suceso? ¡Será arrollada por la avalancha portadora de la Nueva Vida! Y lo mismo que nada puede impedir el nacer de un niño, nada impedirá el nacer de la Nueva Sociedad que amamanta la revolución proletaria. ¡Es el curso de la Historia! Un niño puede pasar desde la ignorancia en que nace hasta la cúspide de la ciencia. Así la humanidad viene desde la remota ignorancia destinada a culminar, a llegar al máximo de la ciencia y del bienestar social. ¡Por eso la lucha presente! Los más quieren vivir bien y ordenar el desorden establecido por los menos.

436La mayoría proletaria está en marcha a poner orden a la sociedad y la minoría burguesa trata de poner dique al torrente que se desborda, pletórico de justicia y de razón y no conseguirá otra cosa que sufrir las consecuencias del choque sin evitar el ya glorioso triunfo de las ideas redentoras del socialismo internacional. La humanidad nueva ha nacido y ahora asistimos a su crecimiento y a su nueva educación ¡El pasado no volverá!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 10/07/1920

LA NOBLE MISION DE LA MUJER EN LA FEDERACION

437Muy poco se ha escrito en nuestro periódico sobre la noble y hermosa misión que la mujer proletaria puede desarrollar en el seno de la Federación. Es posible que la mayor parte de las mujeres piensan que su programa de acción en la Federación puede reducirse a lo que han hecho hasta la fecha, a la protección mutua entre las asociadas en los casos de enfermedad y a cooperar al éxito de las huelgas, sacando del trabajo a los cobardes o reacios y dándoles bríos a todos con sus ejemplos y entusiasmos.

438Por cierto que la entusiasta, briosa y decidida pujanza de las mujeres para cooperar al éxito de las huelgas, es uno de los papeles más importantes que se juegan, lo mismo que su resolución para impedir que la fuerza armada actúe contra los huelguistas. Aparte de la importancia de esta simpática actuación, la mujer tiene dentro de la Federación todavía una misión tan importante como aquélla, acerca de lo cual diremos algo: El interés por la educación y progreso de la cultura e inteligencia de toda la clase trabajadora. El interés por la buena administración de todos los intereses de la Federación. El interés porque la crítica que se desarrolle, no degenere nunca en pelambre; toda esta actividad, en estos sentidos, debe formar parte de la misión femenina en el seno de la Federación, sobre todo y especialmente en lo que se refiere al progreso de la cultura educación de todos y con mayor cuidado de la juventud de ambos sexos.

439Debe tener siempre presente que de la mayor inteligencia que se siembre en la juventud de hoy dependerá la mayor felicidad, justicia y libertad, la mayor perfección en la organización social del porvenir inmediato y mediato. Si comprendemos que será útil la mayor inteligencia para el porvenir, es indudable que debemos sembrarla desde ya. Desarrollar la mayor circulación de la prensa y folletos obreros y socialistas, será sembrar capacidad. Preocuparse de que todos paguen puntualmente sus cuotas y no falten a reuniones y conferencias, será robustecer la potencia de la Federación capaz para triunfar a cada momento. Cooperar a la belleza de todos los actos que desarrollamos. Todo eso que parece tan poco, podría ser para las mujercitas federadas un gran programa para realizarlo en poco tiempo.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 11/07/1920

EN LA PRISION. TOMEMOS BUEN RUMBO. A todos los federados de la República

440Pensar y obrar, no pensar y callar, debe ser el lema de cada federado o federada y de cada obrero organizado de la República. No basta ser federado; no hasta pagar puntualmente las cuotas; no basta concurrir a todos los actos de la Federación; no hasta ser disciplinado y solidario; no hasta cumplir con todos los deberes, como más o menos lo entendemos. Pues entonces ¿qué hay que hacer? Razonar y hacer razonar a los demás; a nuestros amigos conocidos, vecinos, compañeros de trabajo a nuestra familia, a todos. ¿Sobre qué debemos razonar? ¿Cuáles deben ser las bases más fundamentales de nuestros razonamientos? Veamos.

441Primero: clasifiquemos las condiciones de la lucha por nuestro mejoramiento, y una vez que veamos clara la posición de opresores y oprimidos, resolvamos lo que debemos hacer. Segundo: clasifiquemos los medios de que disponemos nosotros para mejorarnos, frente a los medios de que disponen nuestros opresores para mantenemos esclavos, hambrientos, desnudos e ignorantes. La existencia de la Federación ha puesto en nuestras manos una fuerza poderosa, moral y material a la vez, que en el poco tiempo que llevamos de experiencia, hemos podido apreciar los buenos resultados de su existencia. Muchos trabajadores han conquistado mejoras debido a la organización, tanto en un punto como en otro de la república y desde Magallanes hasta Arica, los trabajadores organizados se dan cuenta clara del inmenso valor que para los oprimidos y explotados representa la organización.

442Pero a la vez que comprendemos que la organización es la única fuerza que puede mejorarnos, hemos podido ver claramente también que, a medida que desarrollamos y perfeccionamos las condiciones mejoradas de nuestra fuerza organizada, la clase patronal, hoy dueña del gobierno (debido al voto venal e inconsciente del pueblo) dispone de todas las fuerzas del Estado: gobierno, ejercito, jueces, actos ilegales, prisiones, etc., para combatir nuestros derechos y nuestras fuerzas organizadas. ¿Es o no esto una verdad axiomática? Es legal que los patrones utilicen en su favor las fuerzas del Estado que todos pagamos? Este es uno de los razonamientos sobre el que debe meditar cada federado y federada.

443Tenemos, pues, a la vista, las condiciones y los medios de acción de que disponen las dos clases sociales: los explotados y los explotadores. Los explotados contamos con la organización, con solidaridad, con algunos miles de pesos en caja, con imprentas para propagar nuestras razones y con decidida buena voluntad y entusiasmo para alcanzar el triunfo de nuestras necesidades y aspiraciones. Los explotadores cuentan con su solidaridad, con sus riquezas, con sus rentas, con el gobierno que les permite violar todas las leyes, con las fuerzas armadas para someternos, con jueces para procesarnos por imaginarios delitos, con jureros falsos para calumniamos, con prisiones, etc. Miremos y razonemos sobre la posición efectiva de las dos fuerzas.

444Y, ahora, resolvamos. Si el gobierno de la nación se constituye por el sufragio popular y el sufragio popular puede llegar a estar en mayoría entre los federados ¿por qué no elegimos el gobierno nosotros de entre nosotros? ¿Quién lo puede impedir? Reflexionar, razonar sobre este tema, debe ser cosa de todos los días, de todos los federados y federadas, hasta que un ambiente de convicción convierta en realidad este pensamiento desde Magallanes hasta Arica.

445Miremos otro aspecto de la cuestión. Supongamos que debido a nuestra fuerza mejoremos un día la situación; al poco tiempo se vuelve a sentir nuevas necesidades, porque la vida ha vuelto a encarecer. Hace cerca de 50 años que damos vuelta al mismo círculo: un día de conquista mejora de salario, en seguida notamos cara la vida, volvemos a sentir la necesidad de nuevas mejoras. Es a este problema a lo que hay que ponerle término para que la lucha no sea eterna y evite peores situaciones.

446En parte podemos remediar pronto este mal si la Federación logra disciplinar bien sus fuerzas y logra vencer los errores, haciendo surgir una clara inteligencia que, unida a la fuerza, produzca el bienestar que queremos. ¡Conquistar el gobierno de la nación, conquistando municipios y parlamentos! Este debe ser el grito de alerta de sabia salvación de todos los seres honrados e inteligentes que militan dentro de la Federación. En otro artículo completaré estos pensamientos. Ojala que compañeros y compañeras quieran leer bien todo esto y sobre todo razonar y propagar con la conciencia que es preciso.

Luis E. Recabarren S.
Preso en la policía de Tocopilla

El Socialista, Antofagasta 12/07/1920

EL PADRE QUE ASEGURA EL HAMBRE DE SUS HIJOS. Graves efectos del error

447No se imaginen que vamos a tratar aquí el caso desgraciado de un padre vicioso que derrocha en el vicio lo que pudiera servir a sus hijos, no. Nuestro caso es lo contrario. Se trataría de aquel tipo de padre que ama a sus hijos y que se desespera por prepararles un porvenir dichoso, libre de esclavitudes. En la mayor parte de los casos, esta clase de padre se lamenta no poder sentirse menos obligado para destinar mayor tiempo y acción a la propaganda emancipadora.

448-Qué quiere, compañero, suelen decirnos, tengo tantas bocas a quienes darles pan, etc., y soportan esclavitudes, miserias, humillaciones, y cuanta infamia se le ocurre a sus explotadores, todo por amor al porvenir de sus hijos, para que no les falte el pan.

449¡Qué error tan grande! No luchan, no toman parte en ninguna actividad; no cooperan, no leen, y con esto retardan la llegada del mejoramiento a firme y alargan el reinado de los explotadores y de la vil opresión, alargando, estirando fatalmente los días de hambre y de miseria de sus propios hijos a quienes creen salvar con su “imparcialidad”, como ellos dicen. ¡Qué error más fatal! Van contra sus hijos, alargan la agonía de sus propios hijos. Si llegan a salvar de la muerte, pueden heredar su propio espíritu de cobardía, de pequeñez, de error.

450¿Acaso no vagan casi desnudos tus hijos? ¿Acaso no andan pobrecitos, siempre hambrientos de pan y amor? ¿Acaso no mueren en la inmensa mayoría faltos de alimentos, medicinas y cuidados? ¡Protege y prolonga la esclavitud propia y la de sus pobres hijos! ‘Hay que salir del error! Hay que ir con hijos y mujer al glorioso campo de la lucha, para tenerlos como banderas de combate, para alzarlos como trofeos de miseria conservada por la inhumana crueldad de los explotadores y por su propia cobardía.

451¡Al frente, pues, hermanos! No ponga más cobardía, a defender en el campo de la lucha, no es la pasividad el porvenir de nuestros niños.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 13/07/1920

NO SEAMOS CIEGOS TENEMOS UNA GRAN FUERZA

452La elección presidencial ha corrido el telón y ha dejado ver lo que todavía muchos proletarios que no quieren ver: QUE SOMOS UNA FUERZA IMPORTANTE capaz de influir en la dirección de la administración nacional para servir los verdaderos intereses nacionales, que son los de la masa popular. Las dos fuerzas burguesas: la alianza y la coalición, andan más o menos a igual altura. Si orientamos la fuerza política del proletariado organizado, de inmediato, participando con un candidato a diputado por provincia siquiera, en los centros donde las federaciones son ya una fuerza, en las próximas elecciones de marzo de 1921, a modo de ensayo y de prueba, DEMOS POR SEGURO que en 1924, nuestra capacidad política llegará a ser un factor decisivo en los destinos de este pobre pueblo esquilmado por una burguesía feroz.

453No ensayar, no resolvernos a servir nuestros intereses de clase proletaria (obreros y empleados), es sencillamente prolongar por nuestra propia acción o decidía el malestar que sufrimos por la carestía de la vida y la insoportable mala administración nacional que sume en miseria horrible al pueblo laborioso y hace millonarios a unos pocos holgazanes, (huelguistas eternos de levita). Hemos dicho en un artículo anterior que el número de electores de Chile llega a 181 mil. Si la enorme fuerza organizada de trabajadores y empleados puede tener el 50 por ciento de esa fuerza, es lógico suponer que la coalición y alianza solo contarían con un 25 por ciento cada una. Nuestra fuerza es, pues, incontrarrestable. Sólo que, como lo seguimos repitiendo, falta que nos disciplinemos y nos orientemos. Empecemos esta necesaria labor desde marzo venidero, pero preparando desde ya la mayor capacidad para salir victoriosos en el primer ensayo. No sigamos suicidándonos dando nuestras fuerzas a los que nos tienen sumidos en el hambre porque venden al extranjero todo el alimento que nosotros producimos. Utilicemos nuestras fuerzas para nosotros.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 15/07/1920

POR EL DIARIO DE LA FEDERACION EN LA CAPITAL. ¡Es una necesidad imperiosa!

454A simple vista parece una dejación muy grande que la clase obrera de la capital carezca de un buen diario órgano de sus intereses y portador de todas sus aspiraciones. Pero hoy más que nunca un diario obrero en la Capital requiere un “capital” de dinero que hasta hoy ha sido imposible reunir, si no se hace por el concurso de todos los obreros del país.

455Las provincias que sufren los rigores de los caciques bárbaros provincianos necesitan más que la misma capital de un gran diario obrero que grite muy en alto las necesidades obreras de las provincias y los abusos que, al amparo de la distancia, se hace sufrir a la población trabajadora.

456El número de Federados que hoy pasa de 100 mil es ya una garantía de que el diario obrero nace seguro de una vida robusta. Y ese mismo número, con un pequeño esfuerzo, puede reunir, en poco tiempo, el capital que hoy es necesario para un diario como es nuestro deseo. Sólo que falta, ¿qué es lo que falta?, un poco de empeño, un poco de más voluntad en cada uno de los Consejos Federales del país que ya pasan de 160. Un poco que se recaude mensualmente en cada Consejo, será esfuerzo útil que nos acerque a ver pronto realizada esta necesidad. No es simple vanidad la que nos guía querer tener un gran diario. Es la necesidad de defendernos de la agresión económica y social de que somos víctimas. Es la necesidad de denunciar los salvajismos que se cometen con la clase obrera para provocar la condenación de las gentes sensatas que haya en todas partes. Es la necesidad, en fin, de propagar los principios de Justicia que constituyen nuestros ideales.

457Por todo eso y por lo que cada Consejo en particular estime necesario, apuremos la acumulación del dinero necesario a esta empresa para que cuanto antes todos nos recreemos en el triunfo de nuestros esfuerzos.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 16/07/1920

LA MISIÓN DE LA MUJER EN LA FEDERACIÓN

458Partamos de la base que la mayoría de los federados de ambos sexos nos encontramos atrasados en cultura e ilustración, pero que deseamos progresar y perfeccionarnos. A muchos nos parece una cosa irremediable nuestra ignorancia porque suponemos carecer de facilidades para darnos el saber que necesitamos. Hay que tener presente que los primeros seres humanos capaces e inteligentes, se han formado solos su saber, porque no pudieron tener maestros que les enseñaran ninguna cosa. Así, ahora, procedemos nosotros, haciendo cuentas que no tenemos nadie que nos enseñe el camino de la libertad, del saber, de la justicia, de la felicidad, pues, desgraciadamente en la actualidad, un número pequeño de gentes tienen un equivocado interés en mantener la ignorancia y la miseria abundante y colosal del proletariado.

459Si nosotros comprendemos que necesitamos instruirnos para aumentar nuestra inteligencia y sabemos positivamente que la clase capitalista gobernante hace toda clase de esfuerzos para impedir el desarrollo de nuestra inteligencia, nada más natural QUE NOSOTROS MISMOS nos proporcionamos la educación c inteligencia que necesitamos. Y ocurra lo que decía Carlos Marx: “el proletariado tiene que aumentar su miseria y sus hambres para contribuir con sus cuotas a la construcción de la fuerza social que lo ha de sacar de la esclavitud”.

460Es con nuestros exclusivos recursos, como los tengamos, ya en dinero, ya en un poco de capacidad, con lo que tenemos que contar y disponer para abrirnos el camino de nuestro progreso de una manera rápida. La vida es demasiado corta y debemos aprovechar el tiempo para proporcionamos la felicidad para la mayor parte de ella. No es posible que gastemos toda la vida en buscarnos el mejoramiento como le ha tocado a nuestros antepasados y a nosotros. Que por lo menos nuestros hijos disfruten la mayor parte de la corta vida, en medio de la justicia y del amor reinando sobre todas las cosas del mundo.

461Y es en esta labor de perfección en la cual la mujer proletaria tiene un delicado e interesante campo de acción que desarrollar. La mujer seduce, la mujer encanta, la mujer atrae y sugestiona cuando pone amor y abnegación en su labor, por ignorante que sea. Todas las mujeres del proletariado, a medida que vayan comprendiendo cuanta belleza hay en nuestra labor revolucionaria para el establecimiento de un mundo mejor, basado en la justicia y en el amor humano, habrá de querer contribuir con cuanta abnegación sea posible para que el engrandecimiento de las fuerzas obreras progrese día a día para acortar el tiempo que aún queda de sufrimientos y esclavitudes para la raza humana.

462Pero el engrandecimiento de la fuerza obrera tiene que llevar el doble carácter. Engrandecimiento material, por el número que aumente día a día con el ingreso de hombres y mujeres que vengan a las filas. Engrandecimiento moral, que el progreso de la inteligencia de los asociados de ambos sexos. Y es para esta doble labor donde esperamos ver el infatigable y abnegado concurso de las mujercitas que ya han comprendido nuestros ideales. No necesitan considerarse sabias porque, como dejamos entender al principio, “nadie nace sabiendo”. La mujer tiene virtudes y cualidades invencibles que el hombre no posee para alcanzar muchos progresos en la tarea de nuestra organización. Esas virtudes y cualidades son sus bellezas morales o físicas, su abnegación, el cariño que pone en acción, su seducción natural, sus atractivos femeninos. Todo esto puesto al servicio de la propaganda con la corrección y delicadeza que corresponde, habrá de producir en poco tiempo magníficos progresos para el crecimiento de nuestras fuerzas revolucionarias.

463No mezquinéis, mujercitas, vuestro hermoso concurso a esta obra de liberación humana, para abatir cuanto antes las fuerzas infames y salvajes que aún sujetan a la humanidad en la esclavitud y la tiranía más horribles. Sin vuestro concurso no podremos triunfar contra nuestros opresores.

Luis E. Recabarren S., Preso en la policía de Tocopilla

El Socialista, Antofagasta 19/07/1920

EN TOCOPILLA EL PROCESO CONTRA RECABARREN Y DEMAS FEDERADOS. Todo un tejido de falsedades por el suelo. Páginas escritas a los 90 días de PRISION

464Habla Recabarren: La novedad que encontró el proceso en mi contra, cuando llegué a la presencia del Ministro Gustavo Sepúlveda, un mes después del primer arresto, fue un parte de policía del ex-Prefecto de este puerto, Aníbal Larenas, en el cual dice que yo pronuncié un discurso al subir al muelle, cuando él, con dos guardias, me traían preso desde Antofagasta.

465Había transcurrido un mes justo. Aquella llegada fue el 6 de abril y ahora estamos a 7 de mayo. ¡Yo habría dicho un discurso subversivo en el muelle! Este discurso lo hacía delito el Ministro (sin poder ser un delito), pues en todo caso tendría que contemplarse como emisión de ideas. Por él me aplicaría el art. 125 del Código Penal, que castiga con expulsión del país al autor de ese delito. ¡Qué contentos estaban los enemigos de los obreros organizados! ¡Se expulsaría a Recabarren de Chile, por unos diez años! Y yo, ¿cómo me defendería? ¿Cómo podría probar que no dije tal discurso?

466Hacía cinco años que yo no venía a Tocopilla. A qué gente recurriría para ver si alguien estuvo en el muelle el 6 de abril presenciando mi llegada, y todavía saber si querría declarar la verdad. Parecía que teníamos todo el ambiente popular en contra, debidamente preparado. Si alguien se decía “amigo” por alguna parte, era en silencio, que nadie lo supiera. Todos sentían miedo al Ministro. Yo mismo no quería hablar con nadie en la policía. Al día siguiente de mi declaración, de sorpresa, me carearon con el ex-Prefecto Larenas. Le pregunté cuánta gente había en el muelle. Dijo que no recordaba. Le pregunté si como Prefecto pudo conocer a algunos de los presentes a mi discurso en el muelle; dijo que no recordaba a nadie. Le pregunté por qué me dejó hacer el discurso. Dijo que fue un acto sorpresivo y corto, que no le permitió evitarlo. Le pregunté por qué no pasó parte inmediato, como lo manda la ley, que debe ser dentro de las 24 horas; dijo que por estar recogiendo investigaciones. El parte lo pasó diez días después. Quise hacerle otras preguntas y observaciones destinadas a aclarar la situación y el ministro salió en su auxilio, cortando el interrogatorio.

467Dos días después me carearon con los dos guardianes y ocurrió lo mismo. Cuando yo quise “atacarlos”, el ministro cortó el acto. En seguida, el ministro se fue a la pampa. Ahora yo quedaría tranquilo a lo menos un mes para pensar CÓMO PROBAR que no existió el tal discurso. No me importaba nada las expresiones puestas en el tal discurso. Yo diría mucho más que eso. No sentiría mucho que me obligaran a vivir fuera de mi patria algunos años. Pero no era honrado tolerar el falso testimonio, la conspiración contra nosotros, la alevosía y la premeditación con que se preparó el parte que me inventaba esos discursos. Se contaba, de antemano, que yo carecería de pruebas. Había que defenderse contra eso. ¿Qué resultarían algunas víctimas? No era culpa nuestra. Nosotros no habíamos querido esto. Fue un complot contra nosotros y había que desbaratarlo.

468Me puse a pensar y a reconstruir la escena desde mi desembarco al bote en que Larenas me recibió (muy amablemente) hasta que después de recorrido el muelle, llegamos al juzgado, muy temprano, y tomamos su coche para irnos a la prefectura esperando la hora de juzgado. Había, pues, un botero que nos había traído. Yo recordé vagamente que, además de nosotros, venía en el bote otra persona. En el muelle había poca gente el 6 de abril. ¿Quiénes serian? Era natural que yo me fijara bien en las pocas caras por si acaso reconocía algunos de los trabajadores que 15 años atrás fueron mis amigos. No reconocí, el 6 de abril, a ninguno.

El Socialista, Antofagasta 19/07/1920

469Había otro incidente imborrable: Al salir del muelle y ya en la calle, el prefecto mandó buscar un coche, ¿a quién? Hubo que buscar a esta persona que buscó el coche. Tendría que ser por fuerza un empleado de policía. No me pude recordar si llevaba traje civil o policial. Ya teníamos recordadas a dos personas: al botero y al que fue a buscar el coche. ¿Quién sería el otro que venía en el bote? ¿Quiénes serían las caras más visibles del muelle aquel día?

470El 7 de mayo -la segunda vez que volvía preso a Tocopilla- desde abordo hasta el Juzgado, me acompañó un agente. Era cara conocida. Divagando, divagando, me acordé vagamente que ese agente también estaba, como un civil, en el muelle el 6 de abril. Continuará mañana

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 20/07/1920

EN TOCOPILLA EL PROCESO CONTRA RECABARREN Y DEMAS FEDERADOS Todo un tejido de falsedades por el suelo Páginas escritas a los 90 días de prisión

471Cuando me llevaron al careo con los guardianes, fui con un empleado de policía civil acompañándome al juzgado y en el camino se nos junta una persona, a quien también vagamente recordé haber visto en el muelle el 6 de abril. Era otro agente de policía. Cuando veníamos con Larenas del muelle, ocurrió otro incidente cínico imborrable: a los guardianes que me trajeron desde Mejillones y que venían detrás de nosotros, entrando ya a la población, les ordenó retirarse, diciéndome a mí “no necesitamos escolta”.

472En ese mismo momento íbamos a dar vuelta una esquina (por la calle Serrano) donde está el juzgado; al dar la vuelta miré hacia atrás, venían a poca distancia los dos guardianes despachados y, más atrás, otra pareja de uniforme: uno alto y delgado, otro bajo y grueso. Eran los dos agentes que después he reconocido. Para mi cálculo, eran agentes civiles de policía, como lo comprobé después. Ya tenía recordadas cinco personas que vieron mi pasada por el muelle. Pero ¿podrían ser declarantes? Si estaban preparados declararían en mi contra. El botero también era empleado de la policía. Total, ya tenía a cuatro personas empleados de policía que eran testigos de mí pasada por el muelle. Pero ¿cómo saber si estaban o no advertidos para afirmar el parte de Larenas?

473Habría dos o tres más, personas civiles, que se habrían recordado. En fin, era necesario un juego de audacia. ¡Quién no se arriesga no pasa el río!

474O bien se afirma más el falso testimonio de Larenas, o bien lo destrozamos. Agentes “nuestros”, muy finísimos, de ambos sexos, se adiestraron para “tirar lengua” solamente para calcular si nuestros “cuatro hombres” ya bien destacados, estarían o no “preparados,”. Nuestros agentes se dieron cuenta que no estaban advertidos. Desde luego, si se les citaba a declarar, tendrían que decir la verdad de lo que habían visto, pues parecía que hasta ignoraban el carácter del parte pasado al Ministro por Larenas. Nuestras pesquisas estaban ya casi completas. Se comprenderá ¡con cuántas dificultades! El Ministro estaba ya por volver. El abogado que nos iba a acompañar, amigo Osvaldo Cornejo, y Ramón Sepúlveda, llegaban de Valparaíso, muy a tiempo. Ya “el panizo” estaba preparado. Entonces cambiamos opiniones. Si llevamos directamente ante el Ministro los 4 testigos ya avistados por nuestra cuidadosa investigación, podríamos correr el riesgo de alguna trampa. ¿Qué hacer?

475Una querella ante el juez de letras, acusando de falso testimonio a Larenas y ofreciendo la información inmediata. ¿Y si los “gallos” declaraban en contra? Fueron momentos de terrible ansiedad. Se presentó el escrito de querella. El juez lo aceptó. Citó a los testigos. Yo lo confieso, en mi celda llegaba a temblar, estaba nerviosísimo, en las horas que calculaba se estaría tomando la declaración a los “gallos”, que no dejaría de causarles sorpresa. Y el ministro ya vendría en viaje. ¡Qué irritación le iría a producir cuando supiera que le probamos el falso testimonio (quizás por el mismo aconsejado) y que le desbaratábamos sus planes de expulsión del país. Vinieron Cornejo y Sepúlveda a avisarme: ¡ya declararon! No estaban preparados y declararon la verdad de lo que habían visto. El falso testimonio estaba roto. La cárcel se abría horrible para estos tres hombres, proletarios también, para cuyo bien luchamos nosotros con tantos riesgos; pero no era culpa nuestra. Ellos, por su infundado error contra nosotros, llegaban al delito, para entrabar la obra de bienestar que a ellos mismos les alcanzará. ¡Qué hacerle! Es muy doloroso pero necesario. Ahora ya el camino está más expedito. Ya el ministro no me podrá echar de Chile. Su propósito y el de toda la camarilla que ha conspirado se deshace como espuma de jabón…

476¡Ah! No era verdad que Recabarren hubiera dicho un discurso subversivo en el muelle cuando venía custodiado por numerosa policía. Todavía el ministro no sabe nada de todo esto ¡Ha llegado ya! Qué sorpresa cuando sepa que se decreta orden de prisión contra el prefecto Larenas y los dos guardianes, acusados de falso testimonio, probado irrecusablemente. Qué sorpresa cuando se les vaya acompañando prueba tras prueba que le destroza todo el frágil castillo de su proceso.

Luis E. Recabarren S.
Continuará

El Socialista, Antofagasta 23/07/1920

LA MORAL DE MI JUEZ

477Los federados hoy en día están en todas partes, por lo tanto, sus ojos y sus orejas todo lo ven y lo oyen. Mi juez conversa en un círculo de sus amigos, recién vuelto de su excursión por la provincia, que ha durado mes y medio casi, preguntando por todas partes algo insulso referente a mi persona. Uno le dice: “parece que Recabarren ha logrado reunir pruebas bastantes para acreditar que no ha dicho el supuesto discurso del muelle”. ¿Pruebas bastantes?, exclama mi juez. Le bastarían dos. Después de un rato de asombro y de zozobra dice: ¡No puede ser! Tengo la convicción que Recabarren dijo el discurso. (Además diría para sí, necesito que aparezca como cierto el discurso). Yo he andado por el muelle -agregó en alta voz- y me he cerciorado que aquel día no había gente en el muelle, de modo que no veo de donde Recabarren sacará pruebas… (in mente: lo que me arruinaría el propósito del proceso. ¡Y yo que me he comprometido a expulsar del país a este…)

478Y entonces, el discurso se lo diría a los pescados y a los palos, gritó una voz que nadie supo de donde partió y que los estremeció a todos. Después de un rato de perplejidad:

  • Pero el hecho es que se asegura que tiene pruebas, y bastantes.
  • Habrá que matárselas, habrá que destrozárselas, murmura entre dientes mi pobre juez rendido y vencido en su torpe empeño…

479La reunión se dispersó porque ya no se podía conversar en aquel ambiente preñado de desconcierto.

480¡Ja! ¡ja! ¡ja! ¡ja! ¡ja! ¡jaaaaa! resonó en el ambiente de aquellas conciencias… Era la verdad que triunfaba sembrando estupor entre los amigos de la intriga. Mi juez tomó vereda abajo y parecía correr escapando a una terrible noche de tempestad…

481¡Qué horrible es inventar un delito a un hombre, asegurándose de antemano que no podrá reunir pruebas de su inocencia! Esa gente que así procede se reunió en Tocopilla en abril de 1920. Recabarren hacía 5 años que no venía a Tocopilla. El 6 de abril lo desembarcaron preso rodeado de mucha policía y bastó ese breve instante en el muelle, al pasarlo, entre su escolta, cometió un delito. ¡Qué bárbaro! ¡Lo traían preso y entre sus guardias cometió un crimen! Le habría dicho al muelle que lo traían injustamente preso… ¡Quién sabe si Recabarren se lo dijo en el alma a sí mismo y algún nuevo aparato radiográfico lo recepcionó!

482“Hay que reemplazar el gobierno tirano de este país por un gobierno del pueblo cómo lo ha hecho el proletariado ruso”, habría agregado Recabarren… ¡Qué salvaje! Cómo se le ocurre pensar en Chile cambiar este hermoso gobierno que tenemos. ¿De dónde sacaríamos otro mejor? Bien merecida tiene la prisión. Todavía es poco eso. Bastarían dos puntos, dice mi juez. Pero, si no había gente en el muelle, no tendrá ni esas dos…

483Pero sigue, en autos y en “la conciencia” de mi juez, siendo delito un discurso que a nadie se le ha dicho según mi propia expresión.

484¡Oh!, bendita escoba de la Revolución social, a tiempo llegas para barrer con tanta miseria…

Luis E. Recabarren S., preso en Tocopilla por haber dicho un discurso al viento.

El Socialista, Antofagasta 24/07/1920

LA MORAL DE MI JUEZ. Capítulo II. El sentido del delito

485Recabarren no dijo nada, atravesó el muelle en silencio… Pero era necesario hacer creer que había dicho un discurso subversivo. Era necesario. Y era necesario que en el discurso invocara a la Rusia maximalista. Porque hacer un discurso hoy es un delito castigado por el Art. 125 del Código Penal. Y porque hacer un discurso citando a la Rusia maximalista, son dos delitos que castiga el mismo artículo. Y arroparle la cabeza a mi juez, para que no se pierda tanta inteligencia y tanta moral, serán tres delitos. Y si me han de “castigar” por no haber dicho nada, será mejor que me “castiguen” siquiera por estas pícaras líneas, porque hemos llegado al año 1920 en Chile donde todo es delito, menos ser un juez… que no es juez que no puede ser juez… porque se ha hecho parte… parte y parte.

486¡Ah!, antes que se me olvide. Mi juez gana algo así como mil quinientos pesos mensuales; el viático debe ser entre 35 y 40 pesos diarios, siendo mil pesos mensuales más. Lleva tres meses “haciendo” este proceso. Encuadernando basura más basura ¿Para eso está ganando 2.500 pesos mensuales, lo que muchas de sus víctimas no lo ganaran al año?

487¡Hombre! ¡Dejemos a cada uno con su suerte… ! ¡La moral de mi juez! ¡Para eso el pueblo paga, pagaría todavía algunos años más pero muy pocos años más.

488Suponiendo que fuera cierto que mi juez cree cierto el supuesto discurso: -Bah, dice uno, se lo habrían pitado… y eso sería como robarle los huevos al águila.

489-No, amigo, no, el juez sabe que no hubo discurso, como también sabe que no puede haber delito en el supuesto discurso. Pero… por qué… Se ha hecho costumbre en Chile vivir a costa del fisco sin trabajar. La derrota del proceso ya está dibujada en el horizonte judicial. ¿Qué importa la derrota del proceso, cuando los sueldos y los viáticos se han cobrado? ¿Cuando se hizo todo el esfuerzo por triunfar? Recabarren no ha podido cometer delito alguno, como tampoco todos los demás obreros presos. Pero, pero qué otra vez. Pero ya van más de tres meses que están presos… Y esto le sirve de atenuante al juez… Hasta luego, que ya no aguanta más tanto olor a…

Luis E. Recabarren S., Procesado por haber dicho un discurso al viento.

El Socialista, Antofagasta 25/07/1920

LA MORAL DE MI JUEZ. Capítulo III. La odiosa acción judicial

490El 3 de abril se ordena mi prisión por un señor Rosamel Ramos, juez subrogante, que ha tenido que salir de Tocopilla más que ligero; el 6 de abril se me deja en libertad por el juez titular que no encontró razón a la prisión; el 9 de abril se manda al ministro; el 11 decreta mi prisión de nuevo, la que se cumple en Santiago, y el 7 de mayo llego a su presencia. Me pregunta lo siguiente: Si conozco a R. Soto, secretario del Consejo Federal de Gatico y si he recibido fondos de este consejo. Contesto que a Soto lo he conocido recién de vista y que nunca he recibido dinero del Consejo de Gatico

491Me pregunta si intervine en el telegrama al gobierno acordado por la junta Provincial de Antofagasta. Le contesté que yo estaba preso cuando se acordó ese telegrama, cosa que se puede probar fácilmente. Me pregunta si conozco a Julio C. Muñoz, tesorero del Consejo Federal de Toco., y si he recibido dinero de él. Le contesté que sí y que el dinero ha sido en pago de trabajos mandados hacer a la imprenta, cuyas cuentas o recibos deben estar en el archivo del Consejo. También he recibido dinero por cuotas según el estatuto. Me pregunta si yo he sido el fundador de la Federación en Tocopilla. Le dije que no, que sólo he contribuido a la fundación de las de Antofagasta, Chuquicamata y Boquete. Me pregunta si yo tengo una casa en Antofagasta, y como viera que las escrituras las tenía a la vista, le dije que ello dice que esas casas se compraron para la Federación, y que la escritura está muy clara. Me pregunta que con qué dinero he estado pagando las casas, y le contesto que “con los fondos del Comité Central, las utilidades de la imprenta y los depósitos de algunas secciones”.

492Me pregunta si ha tenido utilidades la imprenta de El Socialista, y le contesto que más o menos unos mil pesos mensuales. Me hace leer un parte del ex-prefecto de policía, Aníbal Larenas, en el que da cuenta que el 6 de abril, al desembarcar en el muelle, dije el siguiente discurso: “Compañeros: Se me trae preso por orden arbitraria de un juez que obedece los mandatos de los capitalistas explotadores del pueblo a quienes el gobierno ampara. Sacudamos este yugo y terminemos con este orden de cosas establecido que ahoga nuestras libertades y nos priva del goce de la propiedad en igualdad de condiciones. Invitad a nuestros compañeros para que, a ejemplo de Rusia maximalista, caigan destruidas en este país bajo las manos del soberano pueblo, las autoridades asesinas de nuestras libertades y cambien el orden de gobierno establecido”.

493Le contesté que nunca he dicho ni pensado decir ese discurso, que es una falsedad de Larenas, pero que no considero ningún delito el supuesto discurso. Le agregué después que le he contestado a sus preguntas por darle alguna noticias al respecto pero que no considero que tenga ningún derecho para intervenir en estos asuntos. Después de esto, me dejó preso.

494Al día siguiente me notificaron de la siguiente resolución: Tocopilla, 7 de mayo de 1920. Con el mérito de la sentencia condenatoria pronunciada por el Juzgado de Tocopilla en 1905 y APARECIENDO en autos MERITO BASTANTE para considerar QUE SE HAN PERPETRADO LOS DELITOS castigados en los artículos 125, 292 y siguientes del Código Penal y 4-67 del mismo Código, y que HAY FUNDADAS PRESUNCIONES de que ha tenido participaciones en ellos Luis E. Recabarren Serrano, y visto lo que disponen los artículos 296, 298, 299 del Código de Procedimiento Penal, se le encarga reo en el cuartel de policía.

495Pasaron casi dos meses. Después me llaman a CONFERENCIAR CARGOS, lo que se reduce a repetir la declaración anterior. Le exijo al ministro que me haga los cargos y QUE ME PRESENTE LAS PRUEBAS DE MI CULPABILIDAD como lo establece el Código de Procedimiento Penal y me contestó, muy fresco que, no hay más que eso. Le digo que entonces me debe dejar libre, puesto que no hay ni cargos ni pruebas de culpabilidad y me contestó que no. ¿Qué mejor moral queremos? ¿Qué mejor administración de justicia? No hay cargos, no hay pruebas de culpabilidad, no hay delito, pero tengo que estar preso. ¡Para eso es la justicia de clase, para servir los deseos de los señores!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 29/07/1920

EL PROCESO CONTRA RECABARREN

496Damos más abajo el escrito presentado por nuestro camarada Recabarren al ministro Sepúlveda pidiendo su excarcelación, la que le fue denegada fundándose en antecedentes verdaderamente maliciosos del proceso:

PIDE SU LIBERTAD PROVISIONAL CONDICIONAL S.M.V.

497Luis E. Recabarren S., en el proceso que se le sigue, conjuntamente con otros, por diversos y supuestos delitos, a US., dice: Hasta hoy en día, llevo ya 110 días de pérdida de mi libertad, sin que existan en mi contra cargos que pudieran justificar tal medida; y por el contrario, la prueba de descargos por mí presentada en el sumario -que es sólo una parte de ella, porque me he restado otra para el plenario-, justifican u obligan a US., ponerme en libertad incondicional.

498“El detenido o preso será puesto en libertad en cualquier estado de la causa EN QUE APAREZCA SU INOCENCIA”, dice el art. 379 inc. 20, del Código de Procedimiento Penal, el juez sumariante debe entrar a la investigación del hecho o hechos que motivan el proceso, presumiendo inocente al inculpado, y una vez que los antecedentes acumulados en su contra, justipreciados con los que también se hayan acumulado a su favor, ya que el juez instructor debe investigar, con igual celo, no sólo los hechos o circunstancias que establecen y agravan la responsabilidad de los inculpados, sino también los que les eximan, extingan o atenúen (art. 130 del mismo cuerpo de leyes), resolver si la coartación de la libertad del inculpado tuvo o no razón de ser, si es ella todavía necesaria o no. Dice el art. 379: “La prisión preventiva sólo durará mientras subsistan los motivos que la hubieren ocasionado”. Si del proceso no sólo aparece mi inocencia, sino que se impone con la fuerza de la razón ¿por qué continúa este estado de cosas? ¿Subsisten todavía los motivos que ocasionaron mi prisión?

499Y, por otra parte, ¿no están los funcionarios que intervienen en un proceso obligados a dilatar lo menos posible la prisión preventiva de los reos, en conformidad a lo que dispone el artículo antes citado inciso 30 °? Examinando con alguna detención este proceso, nos encontramos con cosas que causan pavor. Así, por ejemplo, hay una declaración del por entonces Comandante Particular de Armas del departamento, señor Arturo Hulaud, que dice que recibió un radiograma del Intendente de la provincia pidiéndole datos (los que no pueden ser otros que respecto al proceso que instruía el abogado subrogante, señor Rosamel Ramos, contra Muñoz, Cortés y otros), y “RECOMENDANDOLE SOLICITARA DEL JUEZ SUBROGANTE QUE ORDENARA LA DETENCION DE RECABARREN…”.

500Encontramos también una serie de telegramas cambiados entre el Intendente señor Navarrete y su excelencia el Presidente de la República, todos de carácter muy sugestivo, escritos con mano temblorosa como si Recabarren fuera un fantasma terrorífico. ¿Qué significa esta malquerencia para conmigo, que no había tenido arte ni parte en lo sucedido en esta ciudad? Por eso entonces viajaba hacia Valparaíso, Santiago, etc., sin que por mi mente pasara la menor sombra de una sospecha sobre lo que se tramaba entre las autoridades para enredarme en un proceso y privarme de la libertad, porque tenía la conciencia tan limpia como una patena.

501¿No nos asegura nuestra Constitución Política la libertad de permanecer en cualquier punto de la República, trasladarse de uno a otro, o salirse de su territorio? ¿Ella misma no nos dice que nadie puede ser preso, detenido o desterrado, SINO EN LA FORMA DETERMINADA POR LAS LEYES? ¿Es forma determinada por las leyes la que se desprende de las continuas comunicaciones entre las autoridades? ¿O esta forma es la que nos indica el Art. 268 del Código de Procedimiento Penal que dice: “Todo individuo CONTRA QUIEN LAS DILIGENCIAS DEL SUMARIO ARROJEN DATOS QUE HAGAN PRESUMIR SU RESPONSABILIDAD PENAL, quedará sujeto a la obligación de comparecer ante el juez de la causa O A LA RESTRICCION DE SU LIBERTAD PERSONAL EN LA FORMA DETERMINADA EN ESTE TITULO”

502Cuando fue imposible que se me enredara en el proceso que empezó a instruir el abogado Ramos, se me supuso un discurso subversivo dicho en el muelle a mi llegada al puerto, en calidad de detenido, discurso, que, en la hipótesis de que hubiera sido dicho, constituiría la manifestación de un pensamiento y en ningún caso delito. Me fue a buscar a bordo el día de mi llegada, el por entonces Prefecto de Policía, Aníbal Larenas, funcionario cuya personalidad moral, la que tengo probada, merece nota de menos que regular, rayana en mala. El tal Larenas, el día mismo de mi llegada (seis de abril), me pone a disposición del Juzgado, donde se me notifica del auto de sobreseimiento definitivo. Transcurren diez días. Larenas, el 16, pasa un parte de policía diciendo que uno de los guardianes que me custodiaba le comunicó que yo había dicho un discurso subversivo a mi arribo al puerto, discurso que en parte acompañaba. Algún tiempo después, llamado a declarar Larenas, dice que el tal discurso él mismo lo oyó. Vuelvo a ser traído a esta ciudad en calidad de detenido y procesado por subversivo. ¿Es concebible tal imputación? ¿Por qué no se dio cuenta de este discurso subversivo el mismo día de mi llegada, el seis de abril, y se viene a hacer diez días después? ¿Por qué Larenas, al ponerme a disposición del Juzgado ese día, nada dijo en el parte pasado para tal efecto? ¿Por qué dijo en el parte que da cuenta del discurso que según le informa tal guardián… ha tenido conocimiento del famoso discurso y después, en su declaración, dice que él lo oyó? ¿Por qué -y ESTO ES LO MÁS GRAVE- estando a cargo de mi custodia, no impidió que yo hubiera pronunciado ese discurso, y tanto más si venía procesado por pregonar ideas subversivas? Estos comentarios son hechos a CÁLAMO CURRENTE. Cuando llegue la ocasión desmenuzaremos el proceso para exponerlo a la faz pública y pedir a la opinión pública también su veredicto.

503Si este proceso hubiera seguido con la rectitud con que debe obrar la justicia y, sobre todo, en estas causas en que se pone en alarma a toda la República, mi principal detractor, Larenas, por los antecedentes que hay en su contra, por las numerosísimas pruebas por mí rendidas, las que llevan al convencimiento la no existencia del delito, etc., debería ya haber sido condenado por falso testimonio en contra del reo en causa criminal. Si Su Señoría no ha obrado así, nosotros nos encargamos de hacer efectiva esta responsabilidad criminal, como ya estamos procediendo y, pese a quien pese, tendrá que hacerse justicia, aunque sea tardía. Y aún Su Señoría, poniéndonos en el caso de que no hubiera probado mi coartada, por el hecho de no haber impedido Larenas pronunciar tal discurso, y estimándose éste como delito, debió considerarlo como co-autor, porque no sólo es autor del delito, en conformidad a nuestra legislación penal, el que toma parte en la EJECUCION DEL HECHO de una manera inmediata y directa, SINO TAMBIEN EL QUE IMPIDE O PROCURA IMPEDIR QUE SE EVITE. Cuando menos se le debe tener por encubridor, porque en su conocimiento la perpetración de un crimen o simple delito ha intervenido con posterioridad a la ejecución, ocultando el cuerpo del delito (locución tomada en su sentido vulgar y no jurídico) para impedir su descubrimiento, cuerpo del delito que sería el discurso pronunciado, el que guardó por diez días (Art. 17 No 2 del Código Penal).

504¿No cree S.S. que mi detractores más culpable que yo? Y, sin embargo, goza de completa libertad y del aplauso de todos, mientras que yo tengo mi libertad reducida a las cuatro paredes del cuarto que me sirve de celda; pero respecto a los aplausos, son unos cuantos, los menos, los que no me los prodigan.

505Este único cargo que existe en mi contra, PONIENDOME EN EL CASO DE QUE NO HAYA SIDO DESTRUIDO, Y TAMBIEN QUE SEA DELITO SANCIONADO POR EL ART. 125 DEL CODIGO PENAL, sería castigado con extrañamiento menor en su grado medio (delito de proposición para una rebelión) esto es, quinientos cuarenta y un días a tres años. En esta virtud, y dado lo dispuesto por los Arts. 133 de la Constitución Política del Estado y 382 del Código de Procedimiento Penal., a US., suplico, se sirva suspender el decreto de prisión preventiva y concederme la libertad provisional bajo de fianza.

Luis E. Recabarren S.
O. Cornejo M.

506Tocopilla, diecinueve de julio de mil novecientos veinte.

507Teniendo presente la naturaleza de los delitos PORQUE FUE ENCARGADO REO EL SOLICITANTE, no ha lugar a la excarcelación.

508G. Sepúlveda julio León G.

El Socialista, Antofagasta 30/07/1920

LA INMORAL ACTUACION DEL MINISTRO SEPULVEDA EN EL PROCESO CONTRA RECABARREN. Antecedentes que constituyen una afrenta a la magistratura judicial

509Damos a la publicidad el texto de dos escritos presentados por nuestro camarada Recaban-en al Ministro Sepúlveda. Publicamos también las providencias, piezas jurídicas que, como podrá apreciarlo el público, constituyen la más indecente chacota judicial.

510A LO PRINCIPAL, se tenga presente; AL OTROSI, se agregue original un documento, dejándose copia.

511S.M.V. Luis E. Recabarren S. en el proceso que se le sigue, conjuntamente con otros, por diversos y supuestos delitos, a US. dice: Su señoría de diversas maneras me ha insinuado que presente un escrito para declarar cerrado el sumario y pasar los antecedentes al Sr. Promotor, Fiscal ad hoc que tendrá que nombrar, sin perjuicio de agregarse las diligencias pedidas una vez verificadas. Esta indicación de US., está en contradicción con lo resuelto con fecha 13 de este mes a fs., resolución que en su considerando segundo dice: que las numerosas diligencias pendientes “que han impedido declarar cerrado el sumario” han sido solicitadas por el mismo reo.

512¿A qué temperamento, entonces nos sujetamos? Simplemente, al que nos indique nuestro criterio, libre de los prejuicios, de una amplitud que le permite discernir sin que la idea directriz sea desviada por una u otra influencia o mandato. Y el criterio nos señala como tal el de defendernos con la más amplia libertad, con la más estricta conciencia del que es víctima de injusticias: con la ley.

513Dice el Mensaje con que fue presentado el Proyecto de Código de Procedimiento Penal que hoy nos rige, al Congreso, en una de sus partes: “El libro segundo que trata del juicio ordinario sobre crimen o simple delito, consta de dos partes: la primera, relativa a la instrucción del sumario, la segunda, al procedimiento durante el plenario que es el que constituye propiamente el juicio criminal. “En la primera parte” se ha tratado de armonizar hasta donde era posible la investigación prolija y acertada de la existencia del delito o identificación y aseguramiento de la persona del delincuente, “con la más amplia libertad de defensa” y las consideraciones que se deben al presunto culpable mientras una decisión judicial no lo declare responsable del delito que se le atribuye.

514Asilado en esta parte del Mensaje y en diversas disposiciones del mismo Cuerpo de Leyes que garantizan esta libertad de defensa desde la declaratoria de reo, me defenderé en el sumario y también en el plenario, sin que US., por muchas facultades que pueda tener, ya sea que arranquen de la ley, lo que pongo en duda, o de acuerdos de la Corte de Iquique o de otras corporaciones, pueda coartarme este derecho. Un proceder contrario constituiría una denegación de justicia. Si me empiezo a defender, desde luego, en el sumario, es porque en este estado del juicio, el derecho de defensa es ilimitado; puedo, por ejemplo, presentar treinta o cuarenta testigos, mientras que en el plenario la ley los limita a diez. Es sensible, pero tiene su razón de ser para su Señoría, que los escritos de protesta de irregularidades los mande devolver alegando irrespetuosidad, y es sensible, digo, porque al hacer estas protestas, quiero dejar constancia escrita de todo lo que signifique arrogación de atribuciones, o extralimitaciones legales, o desahogos… ¿Por qué US., no me impone otras medidas disciplinarias que no signifiquen el retiro del escrito o escritos?

  • 2 Expresión del italiano: vientito o vientecito. Nota del editor

515El expediente que se ha formado después de ardua labor de US, tres meses y días, es un cúmulo de declaraciones tan inconsistentes que por sí solas se las lleva el viento cual si fueran una hojarasca. A su debido tiempo expondremos a la opinión pública la única que se ha escapado al “venticello”2 de la impudicia, pieza por pieza de este proceso. En esa virtud:

516A US., suplico, se sirva tener presente lo expuesto.

517OTROSI DIGO: Sírvase US., ordenar se desglose el documento que corre a fs. 15 de la querella que le sigo a Larenas y otros, dejándose copia en ella de tal pieza. Este documento debe estar original en el proceso, por razones que no escaparán al claro criterio de S.S.

Luis E. Recabarren S. Tocopilla, catorce de julio de mil novecientos veinte. Viniendo en términos irrespetuosos, devuélvase: G. Sepúlveda - Julio León J.

Se indique los términos irrespetuosos para no reincidir. S.M.V

518Luis Recabarren S., en proceso que se le sigue, conjuntamente con otros, por diversos y supuestos delitos, a US., dice: Su señoría nuevamente ha ordenado, respondiendo a un plan sistemático, devolverme un escrito en el cual se pedía una diligencia, alegando irrespetuosidad. “Para no reincidir”, a US., suplico se sirva ordenar que el señor Secretario de la causa me indique los términos irrespetuosos de tal escrito, para lo cual lo acompaño, como también la devolución de esta solicitud.

Luis E. Recabarren S.
Tocopilla, quince de julio de mil novecientos veinte.

Estando concebido también en términos irrespetuosos, devuélvase. G. Sepúlveda - Julio León J.

El Socialista, Antofagasta 11/08/1920

PONGAMOS REMEDIO AL MAL

519Los problemas de la miseria y la esclavitud no terminarán mientras tanto la clase obrera se resigne a sufrir la actual organización social. No son los burgueses los que van a remediar el mal, tenemos que ser nosotros, y para eso debemos preparar todas nuestras fuerzas. Cada región tiene su problema y su programa. Nacionalicemos las industrias extractivas. Nacionalicemos las minas del carbón, las salitreras, los bosques, el cobre, la agricultura y procedamos a que toda industria nacionalizada sea administrada bajo el control de comisiones nombradas por el gobierno o las municipalidades respectivas. Nacionalizar las industrias como están nacionalizados los ferrocarriles, correos, etc., y la administración en manos de los mismos obreros; este es el único remedio al mal de la esclavitud y la miseria.

520El voto y la huelga son las armas para esta obra. Si Chile es de los chilenos, que sea de verdad; que sea para todos y no para unos pocos privilegiados que se vuelven déspotas y tiranos. No es justo que unas pocas familias gocen en la abundancia mientras cuatro millones sufren hambre y despotismo. A unirse en la Federación Obrera de Chile para derribar todo ese mal.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 16/08/1920

NADA JUSTIFICA LA VIDA CARA EN CHILE

521En las tierras chilenas, famosas por su rica calidad se produce abundante: el trigo, la papa, el poroto, la lenteja, el maíz, las verduras, el zapallo, el pasto, las ricas frutas y tanto artículo alimenticio para el pueblo, sin que el precio del brazo del peón chileno haya subido gran cosa. ¿Por qué están caros todos estos artículos? ¿Por qué están caras las gallinas y los huevos, siendo que el alimento y cuidado de ellas no debiera haber encarecido? Nos alegan que los fletes de los ferrocarriles encarecen el costo del acarreo. ¿Por qué encarecen los fletes ferroviarios siendo que se alimentan de carbón chileno producido hasta antes de la última huelga, al precio que han querido los que se llaman dueños de las minas? ¿Cuánto ha subido el sueldo de los obreros ferroviarios? Una miseria. ¿Por qué está cara la leche y la carne? ¿Qué razón hay para que la alimentación de los animales haya encarecido, siendo que el cultivo del pasto no tiene razón de haber subido al exorbitante precio de hoy?

522Nunca, nunca podrán probamos con honradez, qué razón han tenido en Chile para que hayan encarecido tanto los productos chilenos… Hay materiales de construcción producidos en Chile en abundancia como la madera, ladrillos, clavos, etc. ¿Por qué han encarecido, subiendo el alquiler de las habitaciones y empeorando sus condiciones? No hay razón ninguna para tanto encarecimiento. Encárguese, preocúpese cada obrero y empleado de ambos sexos, de analizar, de estudiar esta situación y llegará a convencerse que no hay razón ninguna para tanta carestía y que la mayor parte de las razones que nos dan los burgueses son solemnes mentiras para ocultar su terrible ambición y crueldad.

523El día que el pueblo chileno tome la dirección del gobierno y del Congreso, ese día se convencerá por su propia experiencia que no hay razón para tanto encarecimiento y que se puede abaratar mucho más el costo de la vida. Reflexione la población chilena y se convencerá que depende de la unión del pueblo obtener una vida más barata y más agradable. No esperemos nada de las promesas de los partidos burgueses que hasta hoy han sido ellos los que han encarecido la vida. Reunamos nuestras fuerzas, obtengamos la capacidad de hacer las leyes y ejecutarlas y quedará resuelto el problema. Mientras el pueblo, de un modo o de otro, esté apuntalando el poder de los burgueses, sólo tendrá hambre y esclavitud en medio de la abundancia. Comprendamos alguna vez lo que debemos hacer.

SREL

524La clase obrera es la única culpable de toda la miseria que sufre, porque deja gobernar a sus explotadores, pudiendo impedirlo con el voto y la huelga. ¿Nunca seremos inteligentes los obreros y empleados?

El Socialista, Antofagasta 19/08/1920

SOMOS LA FUERZA, SOMOS TODO

525Cuando cada hombre y cada mujer, de toda edad, logre apoderarse de un modo verdadero del pensamiento que le indica que la vida es para vivirla, es decir, para gozarla, porque la vida que no se goza no se vive; entonces buscará la manera de llegar a alcanzar a satisfacer ese modo de vivir.

526Vivir una vida llena de enfermedades y malestar ¿para qué se vive? Vivir una vida abrumada por un trabajo excesivo, brutal, superior a sus fuerzas, obligado por el estómago a trabajar de tal manera ¿para qué se vive? Vivir una vida entre mugres y harapos, en cuartos oscuros y hediondos, sintiendo siempre hambre y necesidad ¿para qué se vive? Vivir una vida así, es vivir para alimentar solamente la eterna ingratitud de los capitalistas.

527Como no debemos renunciar a la vida, sin resignamos a la esclavitud, nuestra misión es unirnos para vencer la maldad que hasta hoy nos alcanza. No hay fuerzas fuera de la fuerza del hombre y de la mujer. Cada hombre es una fuerza. Cada mujer es una fuerza. Cada niño es una fuerza. Cada niña es una fuerza.

528El mundo se gobierna hasta hoy por la fuerza bruta de mil esclavitudes inventadas por la ignorancia del pasado y reinantes aún por la falta de unidad y de inteligencia de las fuerzas humanas. Cada nación, cada pueblo, cada fábrica, cada establecimiento se gobierna lo mismo que el mundo: por fuerzas y por inteligencia. Si no hay otras fuerzas que reglen la vida doméstica de los seres que las fuerzas de cada uno de nosotros, los perjudicados, los esclavizados, los oprimidos, los hambreados, los maltratados y nosotros somos la mayoría de las fuerzas, ¿por qué nos dejamos matar a pausa? ¿Por qué? ¿Por qué consentimos en morir lentamente sufriendo todos los deseos no satisfechos porque se nos priva por la fuerza de una mala organización social?

529Cada uno de nosotros, hombre, mujer, niño o niña, es una fuerza. Unidos todos los pobres, solos no hay fuerza más grande, como que somos 95 contra 5. Pero ¿qué sacarnos con tener esta fuerza si no sabemos hacer uso inteligente de ella? Tener la fuerza y no saberla usar, es lo mismo que no tenerla. Nadie ignora que cada uno es una fuerza. Si somos la fuerza y estamos vencidos, dormidos, es porque no hemos sabido usar la fuerza. ¿Qué falta para usar en beneficio nuestro la fuerza? Sólo dos cosas: unión y voluntad. Tenemos ya gran parte de la unión hecha. Somos cerca de 300 mil federados en Chile. Falta la voluntad. Hay que hacer la voluntad para emplear la fuerza en beneficio nuestro. Hay que saber lo que vamos a ejercer con la fuerza, es decir, hay que tener un ideal que realizar para saber vivir la vida. Si no se tiene un ideal de cómo debe ser y debe vivirse la vida, resultará inútil la fuerza y la voluntad. Tenemos el ideal escrito en el programa de la Federación. Procuremos comprenderlo en todo su alcance y unidos con fuerza e inteligencia, vamos a tomar posesión para realizarlo.

530Si llegamos a ser inteligentes haremos una unión verdadera y poderosa capaz de ser la fuerza que realice ese programa de bien social. Ojalá que no nos apartemos de este primordial pensamiento. Sea Ud. socialista o conservador; demócrata o radical; anarquista o liberal; católico o de otra religión, tiene Ud. boca para comer, igual que los demás; ojos para ver; cerebro para pensar ¿comprende?, pues, entonces, sin perjuicio de discutir el valor de esos ideales de cada cual, el primer deber consiste en unimos los que somos pobres, para tener el poder que nos garantice el pan barato y la libertad absoluta para discutir y pensar.

531¿Has entendido obrero y obrera? ¿Hasta cuándo vas a cooperar en la inactividad? ¿Hasta que se arruine tu juventud estrujada y maltratada por el sistema capitalista? ¿Vas a esperar entrar a la tumba? ¡Mirad hacia Rusia! ¿No sentís deseos de gozar esa misma libertad y felicidad? Pues, a luchar.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 20/08/1920

DIO EN LA HERRADURA

532Soy medio yanqui, señor, concreto y breve. Por eso no me detendré en los detalles sin valor que rodean el artículo de anoche del señor Martín Rodríguez, e iré al grano. La casa que he comprado para la Federación y por mandato de ella, NO POR MI EX PROFESA INICIATIVA, son un par de ranchos viejos, comprados para librarnos de los altos arriendos que en Antofagasta se cobran por las casas y la Federación necesita local con capacidad para dos mil personas. El arriendo de un teatro cuesta en Antofagasta, POR UNA SOLA NOCHE 450 PESOS y muchas veces no se consigue para nosotros por ningún precio. Hemos comprado ese par de ranchos (donde construiremos una casa limpia) para tener donde reunimos cuando queramos y necesitemos, evitándonos así de hacer desembolsos que a la larga resultaban más costosos que el dinero invertido en las casas.

533Hemos comprado esas casas para tener un sitio seguro DONDE INSTRUIR AL PUEBLO, como Ud. lo indica Sr. Rodríguez, PORQUE LA AUTORIDAD NOS NEGABA EL DERECHO de reunión para hacer conferencias públicas, molestándonos de mil maneras en las calles ¿Si fuéramos a hacer una conferencia semanal en un teatro, a 450 pesos cada vez, en 52 semanas al año, nos resultaría un gasto de 23.400 pesos y tendríamos que cobrar por la entrada. En cambio, ahora, las conferencias se hacen gratis en nuestra casa.

534Hemos comprado esas casas para tener establecidas firme: la imprenta, sus oficinas, nuestros centros de reunión, biblioteca, secretarías sociales, teatro para fiestas y conferencias, y para establecer más adelante escuelas, dispensario, etc., porque donde quiera que arrendemos no estaremos a firme como en una casa propia. Hemos comprado esas casas para que nadie nos suba el arriendo ni nos moleste, con o sin razón, y para que no se nos pida la casa cuando se le antoje al dueño obligándonos a mudanzas costosas, como Ud. comprenderá que es la de una imprenta o instalaciones sociales.

535Ahora, señor Rodríguez, tenga la bondad y la honradez de contestar correctamente, libre de circunloquios inútiles (porque en ello va mi buen nombre que tanto se afanan en zaherir) a las siguientes preguntas: Por las razones expresadas y las no expresadas. ¿Tenemos o no razón económica, en bien de los propios intereses de la Federación, para preferir comprar propiedad donde instalar todos los servicios sociales que su programa y sus recursos le permitan, antes que sufrir las incomodidades de la casa arrendada?

536Que resultará más económico para la Federación: ¿tener su casa propia apta para todos sus servicios o gastar en altos arriendos de casas y teatros?

537¿Puede hacérseme algún cargo porque yo haya obedecido el mandato de la Federación de comprarle una propiedad? ¿Sabe Ud., señor Rodríguez con qué dinero se ha comprado esa propiedad y en qué condiciones? ¿En casa propia o arrendada para la imprenta, tendría que ocupar una pieza limpia para escribir? ¿Por qué el trabajador explotado, en medio de las riquezas que extrae, no le alcanza para tener limpieza, no diré comodidad? ¿El director o redactor de un diario obrero no tiene derecho a tener una pieza limpia y con luz donde escribir o dormir?

538Fue injusto y ofensivo al tratarme de explotador de los obreros en su artículo del 2 de agosto ¿Quiere tener la gentileza de confesar, Sr. Rodríguez, que “más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena”? Sin subir ni bajar de la posición en que siempre he vivido, y sí es cierto “que todos”, como Ud. dice, desean una situación de bienestar y justicia social, tenga la amabilidad de contestarme concretamente con la hombría de la honradez, si quiere que avancemos en esta obra en que nos hemos colocado.

Atentamente, Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 9/09/1920

HA FRACASADO EL ATENTADO

539La intención de la burguesía en su acción de persecución contra la clase obrera organizada ha fracasado completamente. Ha fracasado en su propósito de atemorizamos. Ha fracasado en su intención de destrozar nuestra organización. Los carcelazos sólo asustan a los timoratos, que son muy escasos entre los revolucionarios de la clase obrera. Hasta las mujeres, nuestras hermanas de sufrimiento, se sienten entusiasmadas en presencia de las prisiones. Ningún hecho puede ahora desorganizamos. El propósito de unión de los trabajadores es cada momento más firme. Y al propósito de unión se agrega el propósito de abnegación y sacrificio, con tal de perseverar en nuestras ideas y triunfar con ellas.

540Dos lemas formidables nos iluminaron desde nuestra cuna nacional: “Vencer o morir”, “Por la razón o la fuerza”. Y con ellos avanzamos en nuestra cruzada contra el despotismo y el hambre con que nos obsequian los explotadores y tiranos que gobiernan este país. A la petición humilde de que se nos mejore la vida, se nos contesta con la cárcel. A la resignación de esperar años y años, se nos contesta con el plomo. Pero todo esto no produce otro efecto que pensar en quitar el gobierno a los explotadores para dejarlo en manos del pueblo. Para eso tenemos el voto y la resolución de defender ese voto aun con nuestra vida. Nada ha conseguido, pues, la estúpida burguesía que gobierna este país con abrumarnos a prisiones. Los oprimidos hemos alzado la frente al grito de reivindicación.

SREL

El Socialista, Antofagasta 15/09/1920

AL PUEBLO DE TOCOPILLA

541Fui groseramente ofendido desde las columnas de La Razón, sin que mi gratuito ofensor tuviera la honradez de probar algunos de los cargos que me hacía. Solicité defenderme y se me aceptó, pero después que probé sobradamente que eran injustificados dos de los cuatro cargos que se me hicieron, la redacción de La Razón dio por terminada la polémica, dejándome sin defensa las más graves injurias que me dirigieron. Por esa razón hoy, en esta hoja, termino mi explicación, ya que el director de La Razón y don Martín Rodríguez, que parecen la misma cosa, carecieron de honradez para permitirme la defensa en el mismo sitio en que, sin prueba de ninguna clase, se me ultrajó en mi persona y en mis ideas. He aquí lo que me faltaba por contestar:

MONTAÑAS QUE SE DESHACEN COMO FRAGIL HUMO. ¿Dónde están las huelgas?

542Se me acusa de fomentador de huelgas y trastornos ¿CON QUÉ PRUEBAS? Simplemente con la suposición… con palabras vagas… Aclaremos las cosas:

543Los años 1904 y 1905, viví en Tocopilla. ¿Cuántas huelgas hubo en esos dos años aquí? Una sola huelga que duró un día y se produjo mientras yo estaba preso. El año 1906 estuve de trajines por mi ingreso a la Cámara, organizando la imprenta de La Reforma en Santiago, y por último, expulsado de la Cámara después de habérseme escamoteado la elección, me fui a la Argentina y a Europa, estando fuera de Chile 1907y 1908. En 1909 volví estando preso casi todo el año cumpliendo la pena que se me impuso caprichosamente en el proceso de 1904, de Tocopilla.

544En 1910 viví en Santiago y recuerdo que hubo UNA SOLA huelga de tranvías, la más aplaudida por la prensa santiaguina de aquella época. Los años 1911 a 1914, viví en Iquique (más de 4 años), pues salí de allí en abril de 1915 ¿Cuántas huelgas hubieron durante esos cuatro años de agitación en Tarapacá? Hubo UNA SOLA huelga de 3 ó 4 días de un grupo de cargadores, no más de 30 hombres? Parece mentira, que yo, el más terrible de los agitadores, no haya producido más huelgas en Tarapacá durante esos más de 4 años que viví allí con un diario pernicioso con el cual agitaba y envenenaba el cerebro de los obreros… Los años 1915 y parte de 1916, estuve en Valparaíso. No me recuerdo que hubiera otra huelga que parte del personal ferroviario, completamente ajeno al campo de mis actividades. Los años de 1916 y 1917, hasta febrero de 1918, estuve radicado en Buenos Aires. Desde julio de 1918 a enero de 1919, estuve radicado en Antofagasta, a cargo de la dirección de la imprenta de El Socialista. El 29 de enero de 1919 me tomaron preso y me encerraron en el regimiento Esmeralda, junto con muchos otros obreros. El 7 de febrero, diez días después de nuestra prisión, se decretó un Estado de Sitio y se ordenó relegamos a Lautaro, decretando el gobierno 2 mil pesos para pagar nuestra pensión en Lautaro. Durante todo este tiempo no se permitió la publicación de El Socialista. ¿Por qué se cometían esos inexplicables abusos contra nosotros? ¡Hasta hoy no lo sabemos!

545Durante toda esa permanencia, hasta el día en que me tomaron preso, NO HUBO NI SIQUIERA un conato de huelga. NI HUBO NUNCA ningún acto en que la policía u otra autoridad, tuviera que llamar la atención sobre nuestra intachable conducta. Volví a Antofagasta a fines de abril de 1919 y ANTES DE ENTERAR EL AÑO, fui tomado nuevamente preso, sin que nadie pueda exhibir aquí ninguna prueba que justifique la razón de tenerme encarcelado. Durante este último período, después de mi vuelta de Lautaro donde cumplí el caprichoso castigo de los gobernantes chilenos, hubo en Antofagasta una serie de huelgas. Es decir, tal vez más de diez huelgas durante un año. Porque yo resido en Antofagasta ¿soy yo el autor de las huelgas?

546Durante el mismo período hubo numerosas huelgas en muchos otros pueblos de la república, y en todo el mundo, ¿soy yo el autor de todo ese movimiento? Basta plantear los hechos para que se comprenda que es el FENOMENO DE LA MISERIA el único autor de las huelgas y agitaciones. Lo que he dicho en este artículo LO ESTOY PROBANDO en el infame proceso que se me sigue, con documentación oficial emanada de intendencias y gobernaciones y a tiempo oportuno publicaré los certificados del caso.

547¿Dónde están las tantas huelgas de que Ud. habla, señor Rodríguez? Sólo en su imaginación y en el mal espíritu de dañar la reputación de los obreros.

Luis E. Recabarren S.

Continuará

El Socialista, Antofagasta 16/09/1920

AL PUEBLO DE TOCOPILLA ¿EL TERROR MAXIMALISTA?

548La revolución chilena de 1891 hizo mucho más víctimas que el llamado terror rojo en Rusia. Parece mentira, ¿no?, pero es verdad. La revolución chilena hizo DIEZ MIL víctimas entre una población de poco más de tres millones de habitantes en 1891, en un territorio de 750 mil kilómetros de tierra. La revolución roja rusa hizo CINCO MIL víctimas en una población superior a CIENTO CINCUENTA millones, en un territorio de 22 millones de kilómetros cuadrados de tierra. ¡Qué monstruosa diferencia!…

549Hay QUE SABER lo que se habla, señor Rodríguez, y cuando no se sabe o no se tiene seguridad de la verdad, cuando está de por medio el buen nombre de los seres humanos, es preferible callarse y esperar que pase el torbellino de las pasiones para poder apreciar la verdad. He aquí la prueba, señor:

550Mr. W.C. Buillit, comisionado especialmente para visitar Rusia por el Presidente Wilson de Estados Unidos, en unión de W.W. Petit y Lincoln Steffens, en su informe a la comisión de relaciones exteriores del Senado, norteamericano, dice, sobre su misión en Rusia entre otras cosas:

551“TERRORISMO. El terror rojo ha terminado. La comisión extraordinaria para la supresión de la contrarrevolución, que era el instrumento del terror, condenó a muerte a cerca de 1.500 personas en Petrogrado, 500 en Moscú, y 3.000 en el resto del país. Total 5 MIL en toda Rusia. Estas cifras concuerdan con aquellas traídas de Rusia por el mayor Wardwoll y habiéndolas controlado con las provenientes de fuentes favorables y adversas a los Soviets y de fuentes neutrales, las creo aproximadamente exactas. Durante el terror blanco, solamente en Finlandia del Sur, según datos oficiales, el general Mannerhein hizo ejecutar, sin proceso, a DOCE MIL obreros de ambos sexos”.

552“ORDEN. Las calles de Petrogrado y de Moscú son tan seguras como las de París y Nueva York. La población de Moscú se ha duplicado, disminuyendo la de Petrogrado. “MORALIDAD. Cesada la causa económica, la prostitución ha desaparecido. La vida familiar no ha sido alterada. Nunca he escuchado más alegre carcajada que cuando refería Lenin, Tchitcherin y Livinoff la leyenda de las “mujeres nacionalizadas”. La mentira es tan totalmente fantástica que ni piensan en desmentirla. Grandísima es la obra realizada por el ministro de instrucción”.

553¿Valdrá esta prueba, señor Rodríguez de fuente yanqui, insospechable? El terror blanco de Kolchak y Denikine hicieron más de 20 mil víctimas. Si no le bastan estas pruebas, señor, tengo muchas otras, en el pequeño arsenal intelectual de mi celda, que podría exhibirle para demostrarle el gravísimo error de juzgar sin conocer la verdad. Los corresponsales no tienen moral alguna, señor Rodríguez, cuando lanzan una calumnia al mundo la dejan rodar sin corregir su error jamás. Así ha pasado con los maximalistas rusos. Se les ha calumniado y después no ha habido honradez para poner la verdad en su lugar.

554Aparte de las pruebas rendidas en el párrafo anterior, quiero recordarle un hecho ya universalmente reconocido entre los intelectuales: “La revolución francesa venerada en el mundo entero hizo mucho más víctimas y tuvo hombres inferiores a la revolución rusa”. La revolución comunista francesa de marzo de 1871, tuvo mucho más víctimas; pues, Thiers hizo fusilar 35 mil federados, Ve, señor Rodríguez, que el llamado terror ruso se vuelve humo. Aunque parece que Ud. señor Rodríguez, tiene una idea cercada a la verdad, respecto del maximalismo ruso, pues, en su artículo del 2 de agosto, dice Ud., refiriéndose a mi acción: “Propaga ideas de rebelión aconsejando la implantación del maximalismo NO EN SUS IDEAS BUENAS de equidad social y justa remuneración al capitaltrabajo, sino en sus horrores de destrucción y anarquismo”.

555Son sus propias palabras señor Rodríguez. Luego Ud., reconoce que el maximalismo ha implantado ideas buenas de equidad social. Si esto lo afirma Ud., no se concibe que la fuerza que realiza ese bien, siembre horrores de destrucción y anarquismo. ¿Quién le ha dicho a Ud. señor Rodríguez, que yo aconsejo los horrores de la destrucción y no las ideas de equidad? El folleto irónico titulado El Sembrador de Odios que Ud. conoce, y mi acción escrita y hablada durante más de veinte años dicen, claramente, y ningún hombre verdaderamente honrado puede negarlo, que yo no puedo propagar del maximalismo ruso otra cosa que sus buenas ideas de justicia social.

556He explicado en conferencias lo que es la revolución rusa y el maximalismo, desde Lautaro hasta Pisagua, explicando la obra bellamente creadora de la más alta civilización que se verifica en Rusia con el concurso DE TODA LA NACION, con excepción de unos pocos cientos de reaccionarios. Y he dicho que la revolución rusa ha probado que del socialismo no era una bella utopía ni estaba a siglos de distancia su realización porque suponer esto sería tener de los hombres la idea más pesimista. ¿Entiendo que hay derecho a ser optimista? Y he dicho que en Chile, más fácilmente que en Rusia -comparando lo que era el sistema de gobierno ruso, antes del triunfo de la revolución y lo que es el sistema de gobierno en Chile-, se podría implantar un régimen maximalista, pues tenemos de la mano adueñarnos de los municipios y del parlamento, si sabemos unificar y moralizar el voto electoral.

557He dicho que como todas las leyes se modifican con leyes, así podemos rehacer la Constitución el día que tengamos fuerza parlamentaria. Quiere probarme señor Rodríguez que yo haya hecho una propaganda diferente a lo que aquí afirmo? He probado mi honradez; que no siembro odios, que no fomento huelgas ni trastornos, que soy un maximalista enamorado de las ideas de justicia social. ¿Qué más desea señor?

558También afirmó el caballero Rodríguez que en Chile hay libertad, honradez y respeto electoral. Yo sostengo lo contrario. No hay libertad ni honradez electoral, desde el momento en que el trabajador tendrá que venir de la pampa -si le dan permiso- realizando un sacrificio y un crecido gasto para poder inscribirse primero y volver a repetir ese sacrificio y ese gasto, dos veces, para votar en marzo y abril. Esto se llama entrabar y casi anular el derecho electoral. No hay honradez ni respeto electoral, porque el cohecho, la suplantación y el fraude, en la mesa, en el colegio electoral y en el Congreso anulan cuando se les antoja la verdadera expresión del sufragio.

559Si la burguesía sigue por el camino del fraude, del dolo y se niega a moralizar y perfeccionar los derechos electorales, las consecuencias desgraciadas no se dejarán esperar mucho tiempo, porque ahora el pueblo dispone de una capacidad y voluntad muy superior a la de algunos años atrás.

Luis E. Recabarren S.

560NOTA: El público juzgará el “digno” proceder del diario La Razón. Quizás tuvieron miedo a que yo terminara de aclarar la situación. ¡Así han sido siempre!

El Socialista, Antofagasta 3/10/1920

MISION DE LUZ Y DE AMOR ES LA MISION DE LA MUJER

561SI ES NIÑA: Durante los primeros años de su infancia, debe recibir todos los cuidados dignos de una hermosa y delicada flor de la vida porque nada hay más delicado que los primeros años de una vida humana. Si es niña, durante los primeros años de su educación debe ser un objeto preferente para una esmerada instrucción que la prepare para saber vivir la vida siempre en eterna e inteligente alegría, nunca en las sombras del dolor. A la niña, desde que empiece su instrucción, debe preparársele para sus deberes maternales futuros. Su corazón debe ser bañado en exquisitos sentimientos de bondad y su cerebro ha de ser capacitado para percibir todas las ciencias.

562LA JUVENTUD DE LA MUJER. Debe ser la edad experimental cuando la mujer sepa apreciar el inmenso valor de su misión social y maternal. Es en plena juventud cuando la mujer debe empezar a gozar la vida en todas sus manifestaciones de grandeza, de saber, de amor, de bellas artes, de grandes ideales. La juventud llena de calor, llena de ímpetus, de pasiones grandes que idealicen la vida, debe ser para la mujer la edad mejor comprendida para delinear su programa de vida hacia el porvenir. Es en plena juventud cuando la mujer debe adquirir la capacidad de apreciar la mejor manera de gozar la vida.

563LA MADRE. La mujer que haya empezado a ser instruida en la infancia, que haya perfeccionado su capacidad en su juventud, será la madre más capaz para guiar los primeros pasos de sus hijos. Madre instruida, madre libre, madre consciente y amorosa, dotará sus hijos y sus hijas de sus mismas hermosas cualidades. Madre esclava e ignorante no puede producir sino hijos esclavos e ignorantes también. Fácil es comprender entonces todo lo que vale preocuparse de preparar a la mujer para que ella misma, desde su infancia, tenga voluntad de hacerse inteligente para que en su edad competente, sea o no madre, pueda contribuir a embellecer ilimitadamente la sociedad en que viva. Mujer inteligente es doble belleza, porque es mujer y porque es inteligente. Mujer inteligente y bella será una múltiple hermosura, que a la belleza de su inteligencia, agregue las gracias que la naturaleza le da junto con los encantos del sexo.

564Queramos, pues, que en la sociedad humana, la corta vida, tenga de verdad a la mujer inteligente y hermosa como una primicia de encantos inagotables. Para eso aprovechemos todo lo que sea posible para dotarla de encantos y de inteligencia.

565LA MUJER ANCIANA. Que haya recorrido el camino que acabamos de señalar, será la maestra adorada que a su belleza e inteligencia agregará la valiosa experiencia con que seguirá contribuyendo a la perfección de las costumbres de la vida. Una ancianidad ignorante es horrible. Una ancianidad inteligente que venga a coronar una vida gloriosa será siempre una ancianidad hermosa y amada, llena de felicidad.

566No despreciemos estos conceptos. Convenzámonos que la hermosura más grande, que los encantos más atrayentes en la mujer, desde el Alba hasta el Crepúsculo de su vida, son y serán: su saber, su inteligencia, su capacidad científica, artística y amorosa de la vida. Todos se sienten cautivados cuando admiran una demostración de inteligencia en una niñita, en una joven, en una mujer. Entonces sigamos cooperando al mayor desarrollo de su inteligencia porque mientras más inteligente sea la madre, mayores esperanzas habrá de sus hijos. Inteligencia y Amor es lo que necesitamos para ser felices. Y esto debe venir de la mujer.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 23/02/1921

¿A QUE IRÉ A LA CAMARA DE DIPUTADOS?

567La Federación Obrera de Chile, Consejos de Antofagasta y el Partido Obrero Socialista, como también algunas otras agrupaciones obreras, han resuelto luchar el 6 de marzo para obtener la mayoría electoral que me lleve hasta la Cámara de Diputados, corporación burguesa capitalista donde los explotadores del pueblo se reúnen para hacer leyes que encadenen al pueblo, y le hagan vivir en la más triste miseria. ¿Quieren los obreros que vaya a la Cámara a hacer leyes obreras, opuestas a las leyes burguesas?

568No. Ya comprendemos los obreros que el problema social no se resolverá por medio de las leyes, pues, la burguesía capitalista jamás habrá de permitir que se hagan leyes benéficas para el pueblo y si algunas se hicieren, no las respetará. Entonces, ¿para qué hacer más leyes?

569De la Cámara burguesa jamás saldrá una ley que determine la verdadera libertad, ni el verdadero bienestar y felicidad popular. Jamás. La historia del pasado es la prueba, porque jamás se ha hecho leyes que acaben con la esclavitud. Si la representación socialista fuera al Congreso a contribuir a la dictación de nuevas leyes, no iría a obtener la verdadera libertad que necesitamos, ni a obtener verdadero beneficio para la familia obrera. Cualquier ley que un diputado socialista obtuviera, con apariencias beneficiosas, no serviría de nada para el pueblo, puesto que nunca han servido y en cambio contribuiría a mejorar las condiciones del Estado capitalista, postergando y retardando la verdadera emancipación popular, a la vez que haciendo confiar al pueblo en esperanzas que jamás se transformarán en bienestar social.

570La burguesía legisladora y gobernante, jamás, en ningún pueblo de la tierra, ha producido la libertad y felicidad popular. Ha sido y es completamente incapaz. Las condiciones de organización del Estado burgués no podrán producir jamás el bienestar social del pueblo. Es inútil esperar de una mala organización un buen producto. Necesita el pueblo, para su felicidad, de la reconstrucción total de la organización del Estado, y esa reconstrucción no la puede hacer un parlamento de capitalistas. Es sólo el pueblo la única fuerza capaz de esa reconstrucción. Por eso no podemos ofrecer hacer leyes para parchar una organización ruinosa que debe abandonarse para dar paso a una nueva organización, qué, como la organización obrera, trae en su seno los gérmenes de la nueva vida. Los electores que comprendan bien claro, el moderno concepto con que pretende el proletariado organizado contribuir a la felicidad social, esos electores sabrán dar el triunfo a estos nuevos ideales. Si no vamos a hacer leyes, ¿qué vamos a hacer?

571Lo que hay que hacer es señalar, claramente, al pueblo, desde la tribuna parlamentaria, toda la inaudita corrupción capitalista, toda la incapacidad burguesa, toda la inutilidad de las leyes burguesas, para que el pueblo vea la verdad, por sus ojos, y entonces tome las medidas necesarias para organizar el bienestar social. Para hacer esta labor de higiene pública es que acepto ir al Congreso en brazos del esfuerzo popular. Por eso digo a los electores: No voy al Congreso a hacer leyes inútiles que violarán enseguida los capitalistas; leyes que perfeccionen el sistema de esclavitud, no; voy al Congreso: a criticar y combatir el régimen de la explotación burguesa contra la nación, y a señalarle al pueblo desde la tribuna parlamentaria el camino más corto para que alcance su completa libertad y felicidad. ¿Queréis que esta sea mi labor? ¿Comprendéis lo valioso de esta nueva orientación de la política revolucionaria, progresista, de la clase obrera organizada? Votad por el candidato de la Federación Obrera de Chile, sin ninguna condición.

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 13/04/1921

EN MARCHA SIEMPRE ADELANTE

572Ha pasado ya toda la agitación electoral y hasta dentro de tres años no volveremos a una campaña igual, si acontecimientos extraordinarios no producen un cambio de situación. Hemos ganado ventajosa situación en las campañas pasadas. En el Congreso y en algunos municipios tendremos una nueva fuerza: la que representa nuestro espíritu renovador. Con estos nuevos elementos de acción, habrá de perfeccionar su capacidad de mejoramiento. Las miserias producidas por la incapacidad burguesa para administrar las industrias, tendrá que obligar a los obreros a preocuparse de evitar, en el porvenir, la repetición de las crisis. Hoy piensan los obreros. Gracias al desarrollo de la organización pueden comprender que está en sus manos evitar las hambrunas que les regalan los capitalistas después de una temporada de brutal trabajo mal pagado. Por eso la Federación Obrera, pasada ya la interrupción que le produce una campaña electoral, vuelve a recobrar su itinerario de marcha en pro del mejoramiento de la vida. Saben todos los trabajadores organizados que su bienestar sólo depende de sus fuerzas organizadas y que su representación en el Congreso y en las municipalidades burguesas, sólo tiene un carácter de crítica y control que muy poco beneficio reporta al proletariado. Por lo tanto, la fuerza de la acción futura del proletariado va toda encaminada a obtener directamente el mejoramiento que necesitamos por medio de las imposiciones o conquistas que haga nuestra fuerza organizada. A seguir luchando, pues.

LERS

El Socialista, Antofagasta 1/05/1921

SURGIENDO A NUEVA VIDA (Capítulo de una historia de amores modernos)

573Al verte que venías quise hacerte una broma cariñosa y me subí dentro de un auto a esperar que pasaras, aunque sentía ansiedad de estar contigo después de tantas horas sin vernos. Creí que no me habías visto. Cuando subiste y te sentaste a mi lado ofreciéndome graciosa, tu boca para que la amara y la besara, ya el auto corría por la ciudad. Entonces comprendí que la fuerza síquica de los seres que se aman, obra a voluntad del sentimiento quizás antes que se manifieste. Después que nuestras manos conversaron su lenguaje amoroso, recordando las tibias escenas de otros días, llenas de silencio, todavía imborrables, poniendo el brillo juvenil de tus chispeantes ojos sobre los míos, sentí caer sobre mí un amoroso torrente cristalino de palabras que corrían, que escapaban como sintiendo el temor de ser silenciadas. Y cuando cada vez que yo iba a hablarte sellabas mis labios con los tuyos cortando el deseo, sentía que ambos nos estremecíamos. ¿Es que te gusta que hable menos y te acaricie más?

574-Bésame más, más, mucho más…

575-¡Qué dulce es vivir la vida en perenne caricia!

576Las escenas anteriores nuestras, casi siempre obligadamente silenciosas, necesitaban su expansión, ahora que íbamos libres y que podíamos conversarnos, decirnos en palabras todo aquel amor ya dicho en deleites casi mudos. Completar las escenas de otras horas, que aunque van quedando atrás, sus huellas se hacen más hondas y agradables cuando se las recuerda, se las remueve y se las comenta. Es que esas huellas constituyen el pórtico de esta historia magnífica del amor nuestro, especial por sus maneras, por sus gustos y por sus proyecciones futuras. ¿Se habrán grabado en ti las impresiones de todas nuestras horas felices, como en mi ser se han grabado? ¿Qué horas te han sido más gratas? ¿Aquella tarde cuando te llevé conmigo hasta mi habitación, para castigar, con mis caricias, tu audacia de galán? ¿Aquella mañana que me sorprendiste dormida? Dime, ¡dime la verdad!… Mira que mi gozo es inmenso cuando me acaricias, como cuando me miras y cuando me hablas. Quisiera oírte siempre. Hay en tu mirar y en tus palabras un narcótico seductor que mientras más se gusta, más se apetece, ¡cuya embriaguez nos lleva al ensueño!

577-Si he de decirte la verdad, todas las horas me son deliciosas, desde que tú me has hecho el bien de amarme.

578Cierto que serían particularmente superiores aquellas que paso a tu lado, pero créeme que cuando no estoy junto a ti, me embeleso con el recuerdo de tus caricias pasadas y con el presentimiento de lo que me reservas para el porvenir. Es cierto que cuando se ha disfrutado varias veces placeres agradables, resulta difícil establecer cuál, de entre ellos, ha sido superior. Sin embargo para mí se distingue y se distinguirá siempre aquella tarde, la primera, que sin darme cuenta -tan turbado estaba- me vi en tu habitación. Me recuerdan esas horas encantos eternos. Nada les superará porque tienen ellas el sello de lo primero, de lo imprevisto, de lo espontáneo, de lo nuevo, de lo que surge solo sin que se le prepare. De seguro que nunca volveré a ver igual, pues no le podrás repetir con el mismo encanto que tuvo en esa especial ocasión, aquella, tu mirada feliz, irreproducible, que determinó la iniciación de nuestro idilio en medio del más dulce deleite.

579¿Repetir, procurar imitar escenas que tuvieron su modo especial al caso? Podrá ocurrir, pero los efectos de una sensación de impresión natural, eso no. No lo creo vida mía, eso no puede volver, no se podrá volver a sentir la misma impresión, con el mismo deleite.

580-¡Ay! para mí, ha tenido su delicadeza excepcional aquella Aurora inolvidable de amor que me hiciste gozar. Aquella primera mañana, la única que pudiste sorprenderme. ¿Cómo olvidarla? jamás. Esa escena cuando me enloquecí besándote hasta agotarnos… ¡ay, qué rica!…¡qué rica, en emociones y sensaciones nerviosas… siempre me figuré repetirla, pero resulta cierto lo que tú dices: no hay dos goces iguales.

581-Te gusta intentar la repetición, ¿no? Ah, regaloncita ¡cómo te gusta saborear algo de lo mejor que tiene la vida, ¡ah!…

582-Yo recuerdo que soñaba aquella mañana de inmortal memoria, que estaba en un jardín inmenso de flores, y jugaba con una multitud de niñitas bellísimas, parecía una escuela, y me recuerdo que estaba gozosa de alegrías con tantas chiquitas, porque todas me rodeaban y me adornaban de flores olorosas y de besos y caricias infantiles, hasta el extremo de sentirme desfallecer de gozo en el sueño. Desperté encontrándome inundada de dicha. ¡Qué despertar aquel! ¿Nunca se repetirá igual, no?

583El auto corría, como corrían las horas de nuestra historia en aquella interminable conversación.

584-¿Y así se amarán todos los amantes? ¿Habrá muchas parejas enamoradas de verdadero amor en el mundo? ¿Cuánta dicha habrá en todas partes?

585-¡Ay! desgraciadamente, el verdadero, el consciente amor, todavía tiene en el mundo muy pocos partidarios o admiradores que lo practiquen.

586-¿Y por qué, cómo puedes calcularlo tú, cuando este sentimiento generalmente es de carácter íntimo?

587-Cuando hay abundancia de trigo, o de fruta, ¿por qué es? Porque hubo abundancia de siembras y de brazos para la cosecha. Cuando en las relaciones de los pueblos veas un mayor espíritu de fraternidad; cuando en las relaciones de los hombres, de las sociedades, veas surgir más sentimientos de justicia social y que la vida se hace más agradable, más cómoda y atrayente, entonces, sólo entonces, podremos advertir que el amor vaya triunfando en el corazón humano.

588-¿Cómo siempre se habla de parejas que se aman mucho? ¿De matrimonios muy felices? ¿De familias que se aman? ¿Cómo circulan tantas historias amorosas?

589-Todo eso es vago. Hoy son muy raros los verdaderos amores. Las llamadas pasiones amorosas no pasan de ser un sentimiento abstracto, un apetito sensual con apariencias espirituales, que sólo se cristalizan en caricias, y que la mayor parte declinan cuando se satisfacen los primeros entusiasmos que promueve la sangre. Cariños de efectos individuales, mezquinos, estrechos, dentro del círculo de lo que se llama un hogar, sin trascendencia social, mal educados, eso no puede ser amor.

590¿Acariciar un niño desde que nace hasta su adolescencia, amarlo mucho, y consentir, sin hacer nada para evitarlo, que después eso que era y que será todavía carne de amor, vaya a ser carne explotada en los presidios industriales a muy temprana edad, o carne de cañón en las guerras que los salvajes que todavía no domina la civilización, bajo el nombre de capitalistas, realizan para la satisfacción de sus brutales apetitos de comercio y dominación de los hombres? ¿A eso se llamaría, amor, o fruto de una pasión amorosa? ¡No! Eso cuando más es un sentimiento de atracción biológica animal y nada más.

591Hacer nacer un niño o niña y por encima de todos los inconvenientes y obstáculos sembrarle el camino de toda su vida de una serie de circunstancias felices haciéndole saber desde temprano que el objeto de la vida, ya que ella es tan corta, ha de ser vivir del amor y para el amor, y entonces hacer que todos los actos de la vida deban concurrir a ese objetivo para todos los seres vivientes de la tierra. El mundo anterior no estuvo preparado para ello. Era el mundo de la barbarie. Ahora marchamos con el empuje de nuestra revolución, a vivir una civilización y, entonces, recién, el amor podría venir a ser una realidad.

592Hacer nacer un niño y entregarlo a la barbarie del dominio capitalista ha sido todo lo que se ha hecho hasta hoy. Hacer nacer una niña destinada al suplicio de hacerla vivir entre la miseria o la prostitución, es lo que ha ocurrido hasta el presente. Todo eso debemos transformarlo, como te he explicado en otras ocasiones, para suprimir las causas que producen tanto malestar y miseria. ¿Cuántos niños destrozados en las máquinas de las fábricas y en los campos de batalla de la guerra?, ¿cuántas niñas perdidas por falsos amores, fruto de esta mala sociedad y por la miseria y en los prostíbulos, llegaron a la muerte horrible, después de inmensos sufrimientos, y cuando pequeños acaso fueron objeto del más intenso amor de parte de sus padres, que en la ignorancia tampoco sabían amar?

593Y tus caricias se mezclaban a cada instante en la conversación. La misión nuestra debe ser señalar los verdaderos horizontes del amor, para que el mundo viva, entiendes, para que el mundo viva, no para que el mundo sufra, porque solo cuando hay amor hay vida como tú me lo has dicho ya tantas veces. Para esto te busco, mujercita, hermana en la miseria de hoy, hermana en la grandeza social del porvenir; para que juntos, amándonos conscientemente, con la más avanzada capacidad revolucionaria, vamos por el mundo dando ejemplos y sembrando simiente de amor y espíritu de formidable rebelión contra la causa de los odios. Qué la unión nuestra sea como un ejemplo para todas las uniones: que lleve un objetivo grande, noble, una misión bien determinada que cumplir en la vida, para perfeccionarla, diferente al apetito incoloro e incoherente, cuando no vicioso y calculado hacia la degeneración, que hasta aquí ha animado a la mayor parte de las uniones.

594El hombre quiere para sí la mejor mujer del mundo, pero no piensa en ser el mejor hombre para aquella mujer. La mujer también quiere el hombre mejor de la tierra. ¿Queremos ser, para la mujer, el compañero ideal que le sublime la vida? ¡Empecemos por perfeccionarnos!

595¿Queremos hacer feliz a la mujer amada? No basta amarla. Hay que perfeccionarla y perfeccionarnos. Así habrá más amor. Debemos dar lo mismo que pedimos y debemos pedir lo mismo que damos en cuanto a cualidades. Queremos una mujer lo más ideal posible, démosle también un hombre lo más ideal que se pueda. Si la perfección no existe hagámosla venir, y después hagámosla progresar indefinidamente mientras dure la vida. Así pensemos, igual la mujer que el hombre.

596El automóvil seguía corriendo por la ciudad, dando vueltas por los jardines, como simbolizando la carrera vertiginosa de la vida, mientras nosotros, abrazados, estrechamente unidos, ensimismados en nuestra conversación, seguíamos besándonos con tanta pasión, como la pasión puesta en nuestras palabras, trazando allí el programa de nuestra vida futura. ¡Conjeturando si podríamos afrontar su realización con el éxito que deseamos!

597-¡Qué sublime ha de ser trazarse un plan de vida útil e inteligente! ¡Un plan de vida para saber vivir!, exclamabas ¡estallando en ternuras y caricias!

598-¡Ay!.., presiento que entraré a vivir una vida en la que nunca antes soñé, porque nadie me había hecho pensar que podría haber algo más distinto, superior de lo que ordinariamente se nos hace ver y saber. ¡Amar para aprender a amar, para dar ejemplos y enseñanzas de amor; saber, aprender a saber para repartir el saber, he ahí un ideal digno de una mujer y un hombre que unen sus vidas y aspiraciones bajo un mismo hogar y bajo una misma bandera!

599-¿Ahora, siento que te amo más, todavía mucho más de lo que me figuraba?

600Cuántas cosas se descubren cuando se piensa bien. Mi corazón de mujer, sale como de un letargo, cómo de un rincón oscuro hacia la luz intensa ¡Cuanta cosa nueva y hermosa está oculta! He de amar en ti un ideal de nueva vida. ¡Oh!… qué horizontes van apareciendo a mi vista… cómo voy de emoción en emoción descubriendo más y más que ver en la vida… Hay que hacer saber a todos que hay muchas delicias que gozar en la vida al alcance de todos.

601¡No! No me fue muy extraño del todo, aquella acción tuya, cuando, decidido, me tomaste de la mano, casi sin hablarme, aquella tarde; tu aparición sorpresiva, adueñándote de mí, aquella madrugada, sólo me pareció encantadora, cómo una audacia de enamorado, de galán atrevido, cosas que se leen en novelas e historietas. Pero ahora encadenando sucesos, me parece todo aquello propio de un modo de ser distinto, diferente a la vulgaridad de los tiempos. Me parece todo esto como parte de un programa de vida más llana, más natural, exenta de formulismos e hipocresías, de amaneramientos creados para despertar admiración donde no tienen razón de ser; para enaltecer hechos sin valor.

602Una vida nueva de revolucionarias cómo dices tú ¡Contigo iré, desplegando Banderas Rojas, como símbolos de amor nuevo y de vida nueva!…, Amor para producir amor, hasta que un ambiente inmenso de amor cubra como un cielo protector a toda la Humanidad; convertir el amor en Religión única de todos los seres humanos; hacer del amor un culto privado y público; hacer que los frutos del amor se traduzcan en amor por todo y para todo; amor por el trabajo productor y conservador de la vida, y por su propia perfección, amor por todo lo que conduzca al progreso y a la ciencia; amor por las artes que embellecen y recrean, alimentan y perfeccionan la moral y la cultura social; amor por la limpieza que disminuye la tristeza de la miseria; amor por la especie, porque cada hombre y mujer sean el instrumento de la ciencia, la mano del progreso, del arte, la flor de la paz, de la inteligencia, del amor mismo…

603Hacer de nuestra vida un idilio permanente, trabajar con ardor para ver en todos los hogares otros idilios iguales o parecidos; ver crecer nuestros hijos y todos los hijos de las demás parejas del mundo entero, sin que nunca, ni siquiera en la historia pudieran encontrar las huellas del dolor y del odio; sentirlos siempre alegres gozando de una paz que nadie les turbará, rodeados del cariño universal; verlos crecer lozanos de la mente y del cuerpo; admirarlos encontrando a cada paso la huella luminosa de la acción de sus padres que, unidos, construyeron los cimientos de la nueva vida para que las nuevas generaciones procreadas entre ternuras interminables, y el crujir siniestro de la Revolución, gozaran contentos; sentirlos alabando reconocidos la inteligente labor que con dolorosas abnegaciones para ellos se realizara, sin otra obligación que aumentar la perfección de ese ambiente de (falta texto) el fin de las gentes sea cultivar el amor para embellecer más y más la vida, con la misma pasión que se cultiva y se embellece un jardín.

604¿Eso es lo que debemos amar?

605Haré que mis hijos sean todos inteligentes y aprovechados, cada cual según las cualidades que le haya dispuesto su propia naturaleza.

606Seré feliz de poder advertir temprano sus gustos e inclinaciones para aprovecharles su capacidad en el sentido que cada cual sea apto para desarrollarla. ¿Acaso la felicidad y el amor es sólo para los sabios y para los que se hacen célebres? Las producciones de los campos, las más necesarias para la vida, las manufacturas y las artes, pueden florecer bellísimas y útiles en cerebros incapaces para las matemáticas, la enseñanza, la ingeniería, la medicina y demás ciencias. En una palabra, en la tierra hay y habrá siempre muchos sitios donde cada persona pueda ser útil para sí y para todos.

607Veo ya en un cercano porvenir los establecimientos destinados a provocar la inclinación de la inteligencia de los niños desarrollados en el sentido que sus naturalezas se inclinen. Y todos seremos felices cooperando a la felicidad social desde el sitio en que la infalible Naturaleza nos haya colocado. He ahí un ideal del amor.

608¿Es para fomentar este ideal, que me invitas a viajar por la vida, en un beso perpetuo, abrazados siempre, y con nuestra bandera roja, alegres, cariñosos, apartando suavemente, pero apartando los escollos del camino, sin que nunca, nunca nos cansemos de amarnos y de amar?, ¿de aprender y de enseñar?, ¿de trabajar y de triunfar? ¡Es bellísimo pensar en esto! Cada momento me enamoras más y más: me siento como encadenada a tu destino de amor, y de revolucionario, y quiero ser tu hermana, tu amiga, tu amante inseparable, cada día amándonos con más inteligencia para que triunfemos juntos lo para caer juntos, cuando el egoísmo nos venza, si pudiera vencernos, dejando nuestro sitio a otros que puedan continuar nuestra obra con más felicidad que nosotros.

609-Déjame besarte más todavía. No te canses nunca, amigo mío, compañero de mi nueva vida, de recibir todas mis caricias de mujer nueva, porque me has hecho nueva, porque me vuelvo y me siento nueva, y porque mis caricias son más que caricias, un digno premio a tu amor y a tu acción; un premio a tu pasión, y si pudiera decirlo, algo así como una inmensa y extraña aureola de flores naturales, ¿qué otra cosa son los besos brindados a ti, propagador incansable del amor que lleva a la Humanidad a su perfección…?

610Déjame pues, besarte para terminar esta conversación, que ha producido en todo mi organismo una sensación de infinita ternura, una revelación de nuevas intimidades del amor y del saber, un placer, un deleite, un sacudimiento delicado y tierno, superior, sí, créemelo muy superior, a todos aquellos dulces y sorpresivos cariños con que despertaste mi vida a la realidad…

611¡Qué agradable es sorprender los horizontes de estas maravillas que me enseñas a vivir! Yo no era un ser juicioso antes. Ahora creo que empiezo a serlo. ¡Pobres mujeres! Tantas que, como yo, creen que basta y sobra con ser buenas sirvientas de su hogar solamente. Hay que despertarlas y probarles que en el desarrollo de la inteligencia hay una inmensidad de placeres vírgenes que gozar y saborear para aumentar nuestra felicidad…

612Una madrugada, una aurora muy hermosa, cuya memoria, te repito, no se me borrará jamás, en una verdadera invasión de cariños y besos, cuyo calor siento siempre en mí, despertaste mi carne a la vida del amor sensual útil y fecundo, necesario e indispensable. Esta tarde es su símil. Esta tarde es la hermana de aquella aurora. Y es como la aurora que anuncia un nuevo día. Tus besos y tus palabras enseñadoras iguales emociones me graban. Hoy, mi amado, has despertado mi moral y mi inteligencia a la vida de superiores sentimientos, que me eran desconocidos, pero cuyo germen llevaba yo misma en mi propio ser. Llegas tú, y con tus caricias fecundas una nueva vida material, destinada a continuar nuestra labor; y con tus palabras fecundas mis vírgenes sentimientos con ese amor superior que le debemos profesar a la familia humana…

613¡Ven, vamos, unidos los corazones y las manos, llevemos a todas partes la buena nueva! Vamos a decirles a las gentes que el amor es la fuerza maravillosa que todo lo puede resolver dentro del más hermoso sentimiento de justicia social. ¡Que el amor es una fuerza de revolución redentora! ¡Que el amor terminará con la esclavitud y la injusticia! No pueden existir juntos el amor y la injusticia. Uno excluye al otro. Son dos sentimientos que se repelen. Hasta hoy ha imperado la injusticia. ¡Qué horrible ha sido la vida! ¡Cuánto sufrimiento humano! ¡La historia del pasado hasta hoy es una cadena de crueldades y martirios! Si la mujer ha tocado la mayor parte de los sufrimientos, debiera tomar la mayor parte de la actividad para concluir con ellos. ¡Mañana reinará sólo el amor! ¡Qué hermoso será vivir el futuro! Mañana no existirá la tiránica explotación del hombre por el hombre. Y entonces todas las miserias, todas las ruindades, las injusticias, todas las infamias habrán desaparecido.

614Mañana cuando triunfe el Socialismo, por nuestro esfuerzo y abnegación, basado en el Amor y en la Justicia, el mundo entero gozará la eterna felicidad. Apresuremos la llegada de ese mañana, sembrando por lo pronto, entre nosotros, las riquísimas semillas del más sano amor. Encendamos el amor hasta que sea capaz de concluir con todas las infamias y miserias que se esfuerzan en mantener las clases gobernantes. Mientras tanto nosotros le saboreamos desde ya, como le hemos saboreado siempre, entre un tumulto de besos y caricias, porque esto es lo que robustece y alimenta las fuerzas físicas y morales que necesitamos para nuestra misión: besos y caricias que se agiten como banderas desplegadas; besos y caricias que suenen como dianas al amanecer, despertándonos para el combate del día; besos y caricias que resuenen con estrépito como cantos de victoria anunciando el triunfo del Amor; besos y caricias que en los crepúsculos fecunden las vidas del porvenir con su música de ternura; besos y caricias que revolotean sobre los cuerpos abrazados de los amantes durante el sueño; besos y caricias que adornen, suaves, como coronas mortuorias, el recuerdo de los que supieron amar y luchar durante toda su vida, ¡por el advenimiento del imperio del Amor, ¡por el derrumbe de la injusticia!, ¡por el triunfo de la Vida!

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 11/08/1921

DESDE SANTIAGO. ¿PINTO DURAN? ¡Un farsante más!

615Acabo de leer en La Metralla del 13 de julio, una expresión en que Pinto Durán afirma que la carta que yo dirigí a Arancibia Laso iba en papel con el timbre del Senado, lo que prueba que Arancibia la escribió y me la envió para recoger mi firma. Esto me prueba una vez más que Pinto Durán no es otra cosa que un vulgar farsante. Es un hecho que Arancibia Laso no mandaría el original de mi carta a todos los diarios a un tiempo y puede haber sacado copias en papel del Senado. Envío estas cuatro líneas para que no quede en pie la farsa.

616Santiago, agosto 5 de 1921

Luis E. Recabarren S.

El Socialista, Antofagasta 27/08/1921

CIRCULAR A LOS CONSEJOS DE LA FEDERACION OBRERA DE CHILE

617Compañeros de los Consejos: El diario La Federación Obrera salió el sábado 20 de agosto. Para la mejor administración económica del diario, es preferible que en cada Consejo Federal se encargue a un compañero para que venda el diario y nos remita su valor semanalmente. El precio del diario para los vendedores es de 14 centavos. El compañero que cada Consejo comisione puede vender el diario a domicilio a algunos socios o amigos, pagable por semanas anticipadas, pues de otra manera no podremos asegurar una correcta y próspera administración. Para ningún trabajador, empleado o amigo amante a nuestra causa, será un inconveniente pagar por semanas anticipadas el valor del diario al vendedor que designe (falta texto) puntualmente con esta administración. Las personas que quieran y puedan suscribirse al diario directamente, deberán pagar por trimestres anticipados el valor de trece pesos, que valdrá el trimestre. No se admitirán suscripciones por menos de un trimestre. Necesitamos contestación, si fuera posible, a vuelta de correo, pues, como el diario aparecerá desde el sábado 20 del presente agosto, necesitamos saber cuántos ejemplares habremos de remitir diariamente a cada Consejo Federal.

618Sírvase indicarnos la dirección del Consejo, casilla o calle y su número correspondiente para evitar equivocaciones. Hace más de ocho días que envié una circular anterior que ha quedado sin respuesta, la cual perjudica al correcto funcionamiento de esta administración. Asimismo encargamos a los Consejos nos remitan puntualmente la correspondencia que necesiten publicar en el diario. Cuando nos remitan noticias telegráficas, les rogamos escriban con claridad sin economizar palabras para evitar errores. Advertimos que la prensa tiene derecho a pagar media tarifa. Confío que Uds. atenderán en seguida esta circular. No olviden contestar inmediatamente si quieren que les remita el diario.

Luis E. Recabarren S.
Director-Administrador

El Socialista, Antofagasta, 30/10/1921

DE SANTIAGO. Circular a los Consejos y a los Agentes del diario La Federación Obrera

619Compañeros:

620A medida que los días pasan, se va notando una cantidad de acciones de propaganda en contra del diario La Federación Obrera, que tienden a desprestigiarlo y a disminuirle su circulación. Si la circulación disminuye en vez de aumentar ¿piensan los compañeros de ese Consejo que puede llegar un momento en que este diario “no costee” sus gastos? ¿Qué se haría entonces?

621Si hemos hecho un admirable esfuerzo en montar un taller para hacer el diario que todos los federados querían, y una vez realizado este esfuerzo, en circulación ya el diario, digan compañeros, ¿cuál debe ser la labor actual de todos los Consejos para afianzar la vida del diario de manera de no exponerlo a su desaparición?

622Los Consejos que no hacen ninguna propaganda a favor del diario, ¿se les podría llamar “sepultureros” del diario? ¿Qué nos contestan? La mayor parte de los Consejos permanecen todavía indiferentes ante el esfuerzo de los que dirigen el diario ¿Por qué? Esperamos que den alguna razón. Ante esta indiferencia, toca y corresponde a los demás Consejos, a los que han demostrado interés por mantener el diario, reemplazar la indiferencia de los demás con entusiasmo multiplicado para suplir la circulación del diario que se niegan a desarrollar los Consejos indiferentes.

623Creo necesario colocar a los compañeros en condiciones de poder defenderse de los ataques y objeciones que se hacen en contra de nuestro diario: Primero: “que el diario sale de pocas páginas”. Somos una empresa demasiado pobre y el diario aparece en una época de encarecimiento extraordinario de los elementos de imprenta. Sin embargo, las “seis páginas” de lectura que se dan no alcanzan a ser debidamente leídas por la mayoría de los lectores de nuestro diario. No es papel abundante lo que necesitan nuestros lectores, sino lectura abundante y útil, sobre todo útil a la educación obrera.

624¿Qué el diario sale con muchos defectos? Esto no debe ser un motivo para repudiarlo, sino al contrario, comprender que con la pobre ayuda prestada por los obreros se está haciendo un diario todos los días, lo que es una labor gigante en comparación al capital con que se hace el diario. Los defectos del diario se irán corrigiendo día por día hasta lograr hacer mejor el diario. Pero para corregir los defectos, es preciso contar con los recursos necesarios. El diario podrá salir, no diremos con ocho páginas, con 10, sino que con 12 ó 16 o más si se quiere, pero esto será cuando la clase trabajadora de todo el país lo proteja y cuando el taller en que se hace, tenga todas las maquinarias para ello,

625Los obreros parece que exigen desde el primer momento “un gran diario” y eso no puede ser. Si la Federación hubiera tenido “doscientos mil pesos”, se habría hecho un buen diario, pero solamente ha podido reunir unos 25 mil pesos para montar un taller que ya vale cerca de cien mil pesos. Otra objeción que se hace es que el diario sale poco noticioso de hechos de las provincias. Este es otro inconveniente y un absurdo. Si los Consejos no nos mandan noticias de cada localidad, ¿las iremos a adivinar? Si en los pueblos no hay noticias, ¿las iremos a inventar? Entiendo que es precisamente lo contrario lo que debe desearse: es saber lo que pasa en otros pueblos. También hay otras circunstancias que disculpar, como son: la publicación tardía de algunas correspondencias, que no pueden salir más a tiempo por diversos inconvenientes del taller y las irregularidades que suele cometer el correo, retardando o perdiendo los paquetes. Por sobre todo, debemos tener presente que la más principal “misión de este diario es orientar, educar y criticar” para formar la unión y la capacidad obrera. Espero, pues, compañeros, que ese Consejo tome conocimiento de esta nota y conteste las opiniones del Consejo respecto a lo que llamamos la atención.

626Finalmente, habría otro punto que aclarar: hay obreros que dicen “no estar de acuerdo con la orientación del diario”. A eso contestamos: “nosotros estamos haciendo el diario de acuerdo con el programa de la Federación”. No nos apartamos de esta ruta. Pero que el diario no esté de acuerdo con la opinión de cada federado en particular, no es motivo para dañarlo negándole su concurso. ¿Acaso para esos federados que así tan erróneamente razonan es preferible o más aceptable proteger la prensa enemiga en contra de la nuestra?

627He remitido tres circulares anteriores, que la mayoría de los Consejos no ha contestado. Finalmente, planteo ante Uds. el siguiente dilema: ¿Necesitan los Consejos que haya un diario que grite sus dolores y defienda sus intereses? Sí o no. Si los Consejos están de acuerdo en la necesidad de mantener el diario, deben obrar inmediatamente en el sentido de adquirir más lectores fomentando la venta, e iniciándola los Consejos que hasta hoy no lo han hecho.

628“No respondo” de la vida del diario, si los Consejos y en general todos los compañeros, no ayudan inmediatamente a obtener mayor circulación, por poca que sea, pues un poco en cada parte dará la fuerza necesaria para mantener su vida. Igualmente es “indispensable” que los pagos por cuenta del diario se hagan semanalmente y, a más tardar, quincenalmente. No olviden que tenemos en venta unos cuantos buenos folletos para la educación del pueblo. Termino, compañeros, rogándoles contestar después de consultar al Consejo, pues es necesario que todos los Consejos contesten las notas para que la dirección del diario tenga, a menudo, las opiniones de los Consejos, para obrar en la labor del diario.

629Fraternalmente de Uds.

Luis E. Recabarren S.
Administrador

El Socialista, Antofagasta 18/03/1922

DE CURANILAHUE

630Curanilahue, marzo, 3. Federación Obrera. Santiago

631Acabo de regresar de Lebu, donde queda la más excelente impresión por las conferencias realizadas en medio de un éxito vivísimo. La conciencia general está atenta y dispuesta a mantener firmemente la justicia de su causa. Reuser fue recibido en ésta entre grandes aclamaciones. La enorme cantidad de compañeros que le aguardaba, hízole objeto de su simpatía y exteriorizaron con este motivo la unidad de sus ideales y de sus pensamientos. Me he impuesto de las opiniones manifestadas por el Intendente de Concepción, el Presidente de la República y el Gerente de las Compañías de Lota, Coronel y Cousiño, y publicadas en la prensa de estos días. A este propósito he consultado buen número de opiniones obreras, quienes manifestaron que estiman que el proceder de los gobernantes es la resultante lógica de las últimas resoluciones obreras relativas a la fórmula para poner término al lock-out. Se advierte que la opinión pública se inclina grandemente en favor de los trabajadores, toda vez que la mala fe de las Compañías ha quedado públicamente reconocida por los mismos gobernantes. La magnífica moral que ha presidido la huelga desde el comienzo, se mantiene inalterable. En estos momentos marchamos en dirección al campamento Plegarias con una inmensa y entusiasta multitud, en la que hay casi tantas compañeras como compañeros. En ese campamento se realizará una conferencia. Esta tarde regreso a Lota.

Diputado Recabarren

Notes

1 Se reproduce in extenso el artículo de 4 de junio, al cual, ahora se le añaden otros párrafos que son los que reproducimos.

2 Expresión del italiano: vientito o vientecito. Nota del editor

Acheter

Volume papier

Chargement

Unavailable