Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Luis Emilio Recabarren

 | 
Eduardo Devés Valdés
, 
Ximena Cruzat Amunátegui

El Trabajo, Santiago

Texte intégral

El Trabajo, Santiago, 2/julio/1910

LA ACCION DE LA DEMOCRACIA EN LA SEGUNDA COMUNA

1Desde principios de marzo, se ha iniciado en la 2da Comuna un período de acción que, por los resultados obtenidos hasta el presente, promete marchar de momento en momento, afirmándose cada vez más hasta alcanzar el completo éxito que desean sus promotores. Y este movimiento se inicia y se desarrolla-para mayor estímulo de los que luchan-en medio de las miradas recelosas y desconfiadas de una multitud de demócratas que quizás no han sabido dar asilo a la fe en sus corazones, o no se atreven a emprender obras capaces de hacer la verdadera felicidad popular.

2Y bien, a pesar de todo, allí está el hecho, allí está ya organizado un grupo, que por su número, puede llamarse robusto y firme y que marchará desafiando a los incrédulos, hasta ver coronados todos sus deseos, todos sus anhelos. El movimiento de tesorería que se ha publicado en este periódico, es el hecho evidente, inesperado, de la acción iniciada en medio, ¡me atrevo a decirlo!, en medio de un desierto de miradas y de voluntades indiferentes e irónicas… ¡Son tan pocos los amigos que han aportado a nuestra acción sus votos de aliento, sus frases francas y sinceras!… que bien vale la frase.

3¡No me importa! No importa que el Lázaro moderno haya de levantarse, sin oír siquiera la histórica frase de ¡Levántate y anda!. Los demócratas de la 2da Comuna que con regular entusiasmo se han congregado, quieren que la causa del pueblo prospere y se engrandezca en la forma más real posible, más verdadera y, por eso, se han reorganizado en la forma en que hoy se presentan y luchan. Ellos quieren por fin tener un hogar político y social que les permita asociarse, conocerse y estudiar. Ellos quieren instruir al pueblo dándole conferencias y fiestas constantes. Ellos quieren desarrollar nuevas instituciones dentro de la democracia, como son las cooperativas y el desarrollo de las organizaciones de resistencia que mejoren las condiciones materiales del proletariado. En fin, ellos, los demócratas de la 2da Comuna, quieren y aman la causa del pueblo y lo prueban con el hecho, con la acción, habiéndose dado una magnífica organización que les permitirá llevar a la acción todos sus pensamientos de ayer. Eso es lo que necesita el pueblo: ¡hechos, más que palabras! Que los demócratas, los buenos y entusiastas demócratas de la 2da Comuna, perseveren en su obra, que luchen, que conquisten cada momento nuevos adeptos, nuevos compañeros que vengan con su concurso, con su entusiasmo, con su sinceridad a ayudar a la obra emancipadora del proletariado. Que los demócratas todos de Santiago, cesen en su indiferencia e inactividad y secunden la acción ya iniciada en la 2da Comuna.

4La acción, el hecho, es la prueba mejor que se puede dar de amor a una doctrina. Los que forman, los que dan vida a esta nueva organización en la 2da Comuna, fueron 64 en marzo, 78 en abril y, en mayo, pasaron de 80 compañeros. Luchen, pues, los compañeros de las otras comunas, de las otras agrupaciones; no pierdan el tiempo. No esperemos que llegue la última hora, porque así sólo obtendremos desgraciados resultados. ¡A la acción! A la acción demócratas de Chile.

Luis E. Recabarren S.

Acheter

Volume papier

Chargement

Unavailable