Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Luis Emilio Recabarren

 | 
Eduardo Devés Valdés
, 
Ximena Cruzat Amunátegui

El Libertario, Ovalle

Texte intégral

El Libertario, Ovalle 17/agosto/1907

De La Reforma, Santiago. DE CHILE

1La provincia de Concepción, situada al Sur de Chile, tiene una población superior a 250.000 habitantes. Es la ciudad de mayor importancia de esa región por el gran desarrollo de sus industrias y su actividad comercial. La clase obrera tiene allí una buena organización política y mediante ella ha logrado conquistar la mayoría de los municipios de la provincia. Entre ellos, el de la capital de la provincia, ciudad de 50.000 habitantes y muy ensimismada por su burguesía. Allí hay 5 demócratas de la fracción conservadora del Partido y 4 burgueses de todos los matices políticos.

2Los triunfos obreros en todo el país, en los últimos años, han sido asombrosos y esto tiene inquieta a la clase capitalista que teme más por el porvenir que por el presente. Visto el peligro que encarna para ella el avance obrero en la administración de la cosa pública, empieza a librar batalla con la democracia en todas partes y a procurar destruirla o quitarle todos los medios de triunfo.

3En Concepción, la primera audacia cometida por la burguesía, es la siguiente: la provisión del agua potable a la población era allí un servicio municipal, que produce una regular renta y necesita de un numeroso personal de empleados. Todo esto, empleados y dinero, son armas útiles, sobre todo en épocas electorales. Los burgueses, considerando que esto era peligroso en manos de los obreros, resolvieron quitarle al municipio ese servicio y solicitaron del gobierno la respectiva autorización. Hecho el complot, el intendente de la provincia, con la fuerza pública a sus órdenes, toma posesión victoriosamente de los servicios del agua potable, destituyendo a todos los empleados que se habían negado a reconocer otra autoridad que no fuera el municipio. La burguesía no se para en pelillos cuando se trata de defender su régimen, y estos hechos solos deben bastar a los obreros para proceder del mismo modo, es decir, aprovechar todas las oportunidades y medios para destruir ese régimen e impedir la reacción cuando empieza a ser aplastada. Los tres alcaldes de esta municipalidad pertenecen al partido demócrata.

OTRA MUNICIPALIDAD OBRERA

4La comuna de Santa Luisa está situada al interior de Taltal, provincia de Antofagasta. Es otra fortaleza obrera: hay allí 5 obreros en el municipio. Los 3 alcaldes que se acaban de elegir son del Partido Demócrata Doctrinario.

MAS ORGANIZACION OBRERA

5La ciudad de Talca no tenía, hasta hace poco, ninguna organización de resistencia. Pasada la gran huelga ferrocarrilera, que también afectó a ese pueblo, los obreros han comprendido los beneficios que acarrea una buena organización para defenderse de los abusos del capital. Al efecto acaban de organizarse fundando una organización llamada Federación Obrera 1° de Mayo, dentro de la cual se construyen todos los gremios obreros.

UNA VENGANZA INFAME

6En la capital de Chile se publica una revista ilustrada titulada La Comedia, cuyos directores son Héctor Lacquaniti y Santiago Pulgar. A fines de mayo, una de sus ilustraciones representaba el salón presidencial, en el medio de éste la esposa del presidente de la república bailando una animada cueca (baile popular chileno) con un diputado. El presidente tocaba el piano. Lo hiriente del grabado era que representaba el piano recientemente comprado por el presidente en la suma de 4.000 pesos y que se internó sin pagar derecho aduanero por tratarse de una joya para S. E… quién ha subido hasta la presidencia de la república con un programa que hizo llamar de regeneración administrativa siendo una de las pruebas de sus propósitos la internación del piano sin pagar derechos.

7A los dos o tres días después de publicada esta caricatura, los dos periodistas fueron asaltados a una misma hora en sus respectivos domicilios por individuos pagados y dirigidos por las altas autoridades de la capital. Según la versión de La Reforma, los periodistas recibieron en sus casas la visita de unos individuos de aspecto vandálico y mal vestidos, solicitando entregar personalmente a ellos una carta. Mientras abrían la carta en presencia del portador, éste, sacando un grueso garrote de debajo del poncho, lo descargó con furia sobre el periodista, hasta dejarlo aturdido en tierra y bañado en sangre, y huyendo en seguida, pero dejando antes sobre el cuerpo de la víctima un papel que decía: Castigo por infame. A los gritos de auxilio de las familias de los periodistas, los dos bandidos alcanzaron a ser detenidos por la policía, pero después de haber señalado su papel, quedaron libres y desaparecieron, hasta la fecha. Los jueces, que nada hicieron al principio del crimen, y en la parodia de proceso iniciado después por la exigencia de la opinión pública, no han encontrado contra quién proceder. Según las diversas publicaciones de la prensa, los autores de la venganza serían, o el mismo presidente de la república (que tiene fama de enérgico, ¡!) o uno de sus ministros con el intendente de la provincia, a quienes secundaron sus perros de presa de la sección de seguridad.

8Total, dos periodistas son casi asesinados en la capital por ser autores de una caricatura “al presidente de la república por sus actos de regeneración administrativa” y la llamada justicia y demás autoridades, son encubridoras unas, y autoras otras del intento de asesinato. El hecho en sí es una amenaza directa a toda la prensa que se atreve a criticar los malos actos de la administración. Si esto ocurre en la capital ¿qué ocurrirá en provincias?

LA AGITACIÓN OBRERA

9Los meses de abril, mayo y junio, han sido para los obreros de Chile un período de grande y activa agitación por la reivindicación de sus derechos. La huelga de los ferrocarrileros comprometió en su movimiento a casi todos los gremios que abarcan la red ferrocarrilera central de Valparaíso a Santiago, Concepción y Valdivia. Los primeros días de junio llegaron a ser de una paralización completa de toda la actividad de esos pueblos. Todas las ciudades importantes desde el norte: Iquique, Tocopilla, Antofagasta, Taltal, con sus obreros salitreros, mineros, marítimos y metalúrgicos, han luchado conquistando mejoras. En una palabra, toda la clase proletaria del país, de un extremo a otro, ha sido impulsada por el sentimiento de su propio mejoramiento a luchar contra el despotismo del capital y de las autoridades unidas. En general, el éxito ha correspondido a los luchadores.

10¡Bien!, que se persevere en esa acción hasta la completa extinción de los males sociales y económicos.

Luis E. Recabarren S.
Buenos Aires.

El libertario, Ovalle 25/agosto/1907

Desde Buenos Aires. LA RELIGION DE LA HUMANIDAD. Carta Pública

  • 1 Juan J. Julio Elizalde. Junto a los hermanos Lagarrigue, el clérigo Elizalde fue discípulo de A. C (...)

11Ciudadano Juan José Julio Elizalde1
¡Salud!

12He recibido su circular-prospecto, fecha 20 de junio de 1907, en que comunica sus propósitos de dar a la publicidad un Catecismo de la Religión de la Humanidad para el uso del proletariado, con el objeto de atender la propaganda de esos ideales, principalmente, según se comprende, entre la masa trabajadora.

  • 2 Juan E. Lagarrigue. Uno de los tres hermanos que cultivaron con fervor en Chile el positivismo fra (...)

13Conozco los propósitos y doctrinas de la Religión de la Humanidad por haber leído varias de las obras de don Juan E. Lagarrigue2. Para su circular, empezare por decirle que estoy en absoluto desacuerdo con sus propósitos y con sus teorías cuyas causas publicaré en el curso de esta carta.

14La Humanidad ha vivido y vive en el abismo de la desgracia. Toda su existencia ha sido una queja permanente. Donde quiera que miren nuestros ojos encontrarán el triste cuadro del dolor. La civilización y la cultura han sido y son escarnecidas por las clases llamadas selectas en la sociedad humana. La moral oficial presente, sólo se reconoce en los que prostituyen la dignidad del hombre. La Humanidad navega, en fin, en un océano de impudicias y corrupciones. Desde hace muchos siglos, en diferentes épocas, han aparecido hombres, honrados o sabios (según el medio ambiente en que han vivido, y según el estado de cultura de su época) que se han sublevado ante el espectáculo que ofrece el Estado Humano; que han sufrido horriblemente ante la desgracia viviente y que han tenido valor bastante para condenar un estado de cosas en que el hombre degrada su posición social, y se ha atrevido a señalar el camino de la redención. Cada uno de esos hombres, llámense Confucio, Buda, Mahoma, Cristo, Lutero o Comte, han dejado tras sí una religión y con ella sus grupos de adherentes que la han propagado y sostenido. Todas las religiones traen un fondo de moral, todas aspiran a la felicidad, todas ofrecen como remedios a los dolores humanos el amor, la justicia, la paciencia, la vida eterna después de la muerte, etc. Todas llevan una larga cadena de años sin que ninguna haya salvado a la Humanidad de sus dolores, de sus amarguras, de sus desgracias. No son esas religiones las que traerán la felicidad sobre la tierra. No. Todos ellos, Cristo o Buda, Mahoma o Lutero, etc., no han sido sino genios de su época, de una época muy atrasada, que no les permitió mayor inteligencia para formar la base de una doctrina perenne que salvara realmente a los pueblos de la desgracia. Han sido sólo románticos, teoristas, quizás muy amantes del bien humano, pero que fueron incapaces de dar formas a los medios de alcanzarlo. Los más, fieles sostenedores del cristianismo, en Europa, especialmente en Rusia, España, Italia y Sudamérica; del Budismo, en China y Japón; del Luteranismo, en las Indias, Inglaterra y Norteamérica; del Mahometanismo, en el Asia Occidental; todos sus fieles, sostenedores de las excelsas religiones que aconsejan la resignación, cometen, a la fecha los más atroces crímenes en el nombre de la moral social, del orden y de la justicia. No hay para qué particularizar ejemplos. Los millares de cadalsos levantados; los millares de víctimas inmoladas en plazas, calles, campos, los tétricos muros de las prisiones hablan con una elocuencia más brillante que todas mis palabras.

15Todos los crímenes contra los pueblos se cometen por los sostenedores, por los sacerdotes y por los cabezas visibles de todas esas religiones ¿Qué novedad trae la Religión? escasamente la supresión de las idolatrías. Pero su moral es la misma. Esa moral podrida, elástica, que no es moral. En uno de los párrafos de su artículo, usted dice: “Principalmente veneramos el catolicismo, que es, por su moral, por organización, por su unidad y por sus altos fines sociales, el ideal religioso más excelso que se ha conocido, hasta el advenimiento venturoso de la religión fundada por Augusto Comte, cuya doctrina incomparable nace para salvar a las naciones, ofreciendo a las almas no la felicidad ficticia del cielo, creencia insostenible que ha llegado a su última agonía, sino la felicidad real de la tierra, eficazmente producida por el amor a la humanidad”.

16¿Cuál es la escuela moral del catolicismo? Ya lo he demostrado en mis líneas anteriores. El catolicismo y la religión de Comte sostienen el estado de organización social presente con todos sus tiranos y sus explotadores; sólo pretende dotar los corazones de amor, de justicia. de moral, para atenuar los males. Los principios del catolicismo, como las demás religiones, no han curado la enfermedad del mundo en el largo reinado que llevan. No las han curado y no la curarán. No son las religiones de ese género, sentimientos más o menos nobles, los que realizarán la obra de la felicidad humana. Para comprender la vida de la Humanidad, basta conocer el desarrollo de la vida del hombre. El niño nace sin conciencia; forma sus sentimientos morales y se educa según el ambiente en que se desarrolla y según la herencia que lleve en su sangre (hablo en sentido general). Un niño que nazca de bandidos o groseros y se desarrolle en ese ambiente, seguirá, fatalmente, el mismo camino. Un niño que nazca de padres cultos, morales y se coloque en el ambiente que le crean sus padres, seguramente saldrá más perfecto.

17La Humanidad, en su infancia, no tenía ambiente moral ni padres en donde recoger virtudes. Los primeros hombres fueron groseros, guerreros por naturaleza. De la humanidad primitiva no se puede recoger ejemplos. Pero la humanidad ha pasado ya su infancia. Hoy empieza el camino de su perfección, su mejor educación, basada en una religión moderna de la felicidad sobre el planeta. ¡Esa religión se llama Democracia Socialista! Su fundador es el pueblo harapiento. Sus discípulos son todos los hombres conscientes, honrados, que tienen hambre y sed de justicia. Es una religión incomparable y perfecta. Democracia socialista.

18Carlos Marx la afianzó sobre bases reales. Con Marx, muchos otros hombres en diferentes países han continuado cimentando la doctrina Demócrata Socialista. Es una religión sin ídolos, sin misticismos, sin cabezas visibles. Ella resuelve el problema del bienestar sin recurrir a cultos insípidos. ¡Es incomparable!

19Abolición de la propiedad privada, que es una cadena de esclavitud, degradación y explotación para el pueblo que se somete al capricho de propietarios sin conciencia. La habitación debe ser del pueblo, administrada por el municipio.

20Abolición de la clase patronal industrial y comercial, para concluir con los intermediarios que agotan la vida de los pueblos y las familias proletarias. Ocupación y administración de los establecimientos industriales por las Federaciones de Oficios.

21Abolición absoluta del Gobierno del hombre, estableciendo la administración de las cosas. En una palabra, suprimir la propiedad privada, industrial y gubernativa para establecer la socialización de la sociedad humana.

22El ideal de la democracia socialista será la más excelsa religión del porvenir que absorberá todas las religiones tradicionales. La democracia socialista ha tenido la virtud de penetrar ya en todos los rincones del mundo, está más extendida que todas las religiones y concluirá por imponerse. La moral socialista es inmutable e inconfundible: la solidaridad. Es superior al amor y a la caridad. La solidaridad es la concepción más altruista que ahuyentará todas las desgracias materiales. El amor y la caridad de las religiones es humillante para la dignidad humana. La solidaridad es el fruto estricto de la justicia, es inherente a la fraternidad y mantiene más alta la libertad. Huye de la gratitud y del homenaje. El amor subyuga, esclaviza; la caridad arrastra, humilla, esclaviza. Amor y caridad son la base de todas las religiones. Yo no acepto eso que degrada y envilece. La solidaridad es el sentimiento moral más elevado y perfecto. Es la nivelación de la Humanidad. Es la expresión de la justicia. Es la redención verdadera de la especie humana. Es la moral de la Democracia socialista. Es mi religión, mi amada religión. Mi vida le pertenece ¿Comprende?

23Quién abraza la doctrina de la Democracia Socialista, no tiene para qué abrazar otro principio, sin incurrir en contradicciones y confusiones. La Democracia Socialista es superior a la Religión de la Humanidad y a todas las religiones de la tradición. Por esta razón, yo no deseo cooperar a otra propaganda.

24Ud., ciudadano Julio Elizalde, ha tenido el valor de progresar a la vista del mundo. Ha condenado la maldad del clericalismo, pero conserva su doctrina… Ha abrazado, incorporándose, a la Democracia chilena. Es bastante propagar esta doctrina y contribuir a robustecerla y reforzarla con los principios socialistas que deben adaptársele. Si Ud. es un demócrata sincero y leal, no veo objeto sano en propagar otros principios.

25Tengo la confianza de que Ud. seguirá estudiando el medio de procurar el verdadero bienestar de la Humanidad y, por ese camino, llegará a ver la verdad, que he expuesto en esta carta. La moral en el medio económico en que vive. La lucha por la vida en las condiciones pasadas y presentes, no admite moral alguna. No puede haber moral en las masas hambrientas e ignorantes; cuando más habrá temor. No puede haber moral en las clases medias y elevadas que viven de artificios, vanidades y vicios. No puede haber moral con la organización económica presente. Por eso, la Democracia Socialista va directamente a solucionar el problema material de la vida nivelando la condición económica de los individuos suprimiendo las circunstancias que ocasionan la miseria y la desproporción de las fortunas. Cuando la Democracia Socialista haya distribuido este régimen social, socializando la propiedad, las máquinas, etc., y haya establecido la igualdad económica; cuando hayan desaparecido la miseria y la ignorancia, entonces, sin necesidad de apóstoles ni sacerdotes, brotará en todos los corazones la más perfecta moral. Entonces, cada cual la perfeccionará según sus gustos artísticos. Por eso yo grito, con Carlos Marx, en grito perenne: ¡Proletarios de todos los países, uníos!.

26Le he escrito con buena intención y espero ver su actitud futura encuadrada dentro de esos principios. ¡Salud y Fraternidad!

Luis. E. Recabarren S.
Buenos Aires

Notes

1 Juan J. Julio Elizalde. Junto a los hermanos Lagarrigue, el clérigo Elizalde fue discípulo de A. Comte. En 1877 ingresa a la Orden Mercedaria en la ciudad de Arequipa, realizando estudios con la posterior obtención de grados y prerrogativas. Sin embargo, su encuentro con Juan Serapio Lois (positivista) lo alejan del catolicismo, aunque no en lo formal ya que continúa usando alza-cuello y vestidura talar, pero sin insistir en la tonsura. Con su elocuencia anticlerical, el pope Julio (así le denominaba la prensa al coincidir su actitud con la que en Rusia produce el caudillo llamado Pope Gapón) incursionó en la política y recorrió el país dictando charlas. En 1934 se asila en el Hospital de San Vicente, después de haber renegado de Comte y haberse retractado por documento protocolizado.

2 Juan E. Lagarrigue. Uno de los tres hermanos que cultivaron con fervor en Chile el positivismo francés. Fueron divulgadores de Augusto Comte y practicantes de la Religión de la Humanidad. Si bien Recabarren sufrió la influencia del positivismo, esta provino más bien de la tradición inglesa, la evolucionista, de Spencer.