Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Luis Emilio Recabarren

 | 
Eduardo Devés Valdés
, 
Ximena Cruzat Amunátegui

La Reforma, Santiago

Texte intégral

La Reforma, Santiago 23/junio/1906

UNA PALABRA NECESARIA

  • 1 Lazcanistas: partidarios de Fernando Lazcano, quien fuera candidato la Presidencia de la República (...)

1Después del crimen cometido por una mayoría ocasional en la Cámara de Diputados, que me arrebata, que me escamotea la elección de diputado, se han hecho diferentes comentarios que tal vez no llegan a formar la merecida sanción para los verdaderos culpables. La verdad de las cosas es lo que sigue: Los lazcanistas, despechados por mi negativa para acompañarlos en esta campaña, encabezados por Malaquías Concha, formaron el cambullón, valiéndose, además, de la irritación que se produjo en las filas conservadoras por el juramento, para arrojarme de la Cámara1. En esta aventura le acompañaron tres radicales traidores, cuya falta, me hago un deber en manifestarlo, no debe recaer sobre la Unión Liberal, porque realmente me consta no puede ser responsable de este crimen. Declaro que no tengo motivos de queja contra la Unión Liberal.

2Santiago, junio 22 de 1906

Luis E. Recabarren S.

La Reforma, Santiago, 28/junio/1906

LA REFORMA. Diario demócrata

3Este diario se ha formado con el exclusivo propósito de contribuir a la educación de las clases populares, a fin de elevar su nivel moral e intelectual. Empresas que fundan diarios con estas intenciones, deben ser ayudadas por todas las personas que abrigan los mismos propósitos. Por eso llamados hoy a nuestro lado a los que quieran cooperar a esta obra.

4Queremos hacer de LA REFORMA un diario que sea libro, que llegue a todos los hogares, llevando el perfume de la más pura enseñanza moral, que tan necesario es a la época presente para morigerar los hábitos del pueblo. LA REFORMA debe llegar a todos los hogares, y para esto se necesita que cada persona que sienta este anhelo, gaste todos sus esfuerzos para obtener que LA REFORMA sea el diario predilecto de todos los que necesitan leer para cultivar su inteligencia.

5Esperamos, pues, que en todos los pueblos de este país habremos de encontrar compañeros que cooperen con actividad y abnegación a nuestros propósitos. La Empresa de LA REFORMA no es ni será una empresa mercantil, y procurará siempre que sus utilidades se inviertan en la difusión de nuestros ideales de educación popular.

Luis E. Recabarren S.

La Reforma, Santiago, 25/julio/1906

A LA LABOR

6Debo una palabra explicativa para los que nos acompañan en esta cruzada difícil de pretender de reformar el presente estado social.

7Desde la fundación de este diario, no me había sido posible entrar a colaborar en él porque tenía que dedicar mis atenciones y mis esfuerzos a la mejor instalación de los elementos que deben servimos para la obra en que estamos empeñados. Hoy, aunque no concluida esa labor, puedo ya dedicar mayor atención a esta campaña hermosísima de levantar los espíritus, apagados con la indiferencia, para interesarlos en esta buena obra.

8Los diversos servicios de LA REFORMA, irán mejorando en las condiciones que son necesarias para satisfacer los justos anhelos de todos aquellos que quieren ver surgir este Heraldo de los oprimidos, de aquellos que aman las doctrinas que sustentamos y, más que todo, de aquellos que aman la Verdad y la quieren ver iluminando la justicia. Llego a mi puesto de trabajo con todo el entusiasmo que produce el triunfo de una aspiración alimentada desde la niñez: ¡ver en Santiago un gran diario que sea propiedad del pueblo que sufre! Aquí estaré, luchando con todos los compañeros de idea, para llevar a feliz término nuestra obra. Los obstáculos no los miraremos. Hemos vencido los que ya se han presentado en nuestro corto camino recorrido, y venceremos -porque sería vergonzoso que la justicia no venciera- todos los que se presenten en el porvenir.

9El pueblo -nuestros hermanos- que nos acompaña con tanto entusiasmo en esta obra, ha sabido hoy cooperar a la satisfacción de sus propias necesidades. Mientras la prensa fue privilegio de los ricos, nosotros no tuvimos una tribuna pública donde denunciar los actos de barbarismo que con nosotros se cometen, ni tuvimos dónde hacer oír nuestras doloridas quejas -angustias del alma- que produce la mísera condición de abandono en que vivimos los pobres.

10El trabajador, el obrero que vive explotado y martirizado en los talleres, en las fábricas, en las faenas, en las minas, tendrá en LA REFORMA un servidor propio. El empleado -desde el chico al más grande- que vive esclavo de los prejuicios de la época, que se ve obligado a mantener una situación que su sueldo no le permite soportar, que sufre tanto o más que el obrero, encontrará aquí corazones sinceros y generosos. LA REFORMA será para ellos lo que es para todos: un servidor propio. Será el hogar de los que aman la justicia. De los que quieran felicidad.

11La mujer obrera, la mujer empleada, la mujer que vive mediante su trabajo y su esfuerzo tan mal retribuido; que tiene que soportar -con su peculiar y delicada abnegación- un yugo más pesado, una cadena de prejuicios más odiosa, ¡triste de ella que así sabe sufrir!, tiene que ver en LA REFORMA un diario propio, engendrado bajo los auspicios del más puro de los amores: ¡el amor a la justicia! La mujer -nuestra igual, nuestra compañera inseparable en la vida: ya como madre o esposa; ya como hermana o hija- será para nosotros, como en el hogar íntimo, el hogar social, la más tierna y amable compañera en nuestras luchas contra la tiranía actual, en nuestras campañas para afianzar la felicidad y perfección de la humanidad.

12Repito: llego a mi puesto de combate a recomenzar mi acción, a secundar a los que ya luchan; a luchar con todos. No espero, no quiero recompensas ni agasajos. Sólo anhelo que nos regeneremos, abandonando los vicios que nos dominan; que nos dediquemos al estudio para descubrir, para llegar a la Verdad que nos evite el espectáculo de la rencilla familiar; que aprendamos a amar íntimamente el Hogar para que amemos a la Humanidad.

13Nuestra pluma será para los buenos, el libro que enseña, y será para los malos el bisturí agudo que raspe las llagas sociales sin compasión. Así, en este estado de ánimo, porque la justicia me acompaña, anuncio mi incorporación al trabajo general.

Luis E. Recabarren

La Reforma, Santiago, 28/septiembre/1906

LA CARNE DE PRESIDIO

14Es muy triste la vida para el hombre que siente pasar los días recluido en la celdas formidables de la prisión. La naturaleza, que do quiera ostenta su vitalidad perenne, es todo libertad, vida libre, ha sido quizás cruel en sus designios al no saber evitar los errores humanos que conducen a gran porción de seres tras las rejas de la reclusión. Quien no haya sentido transcurrir los eternos días en las cárceles; quien no haya sentido la voz tronante y avasalladora que humilla, del verdugo brusco e inconsciente, que goza saciándose en la desgracia; quien no haya sufrido el hambre y el frío que padece el mísero reo que se enrosca entre sacos en el rincón de un pestilente calabozo, no sabe lo que es el dolor del presidio, no sabe lo que es sufrir…¡Cuántas veces el corazón de un reo es el teatro de un idilio íntimo, tierno, que termina en una tempestad de amargura! ¡Ah, la carne de presidio!

15El hombre despreciable, digno del odio social, el ser repugnante, de quien se debe huir -como dicen los inocentes que no saben lo que es un reo- es el ser que debe preocupar mucho la atención de los buenos hombres que quieran cooperar al progreso de las sociedades presentes. ¡Qué odiosos aparecen ante nuestros ojos los jueces cuando, como es de uso corriente, exageran y abusan de su ministerio! Ellos, los que llevan regalona y delicada vida, no pueden sentir remordimiento cuando eternizan la angustia de la madre dolorida, de la esposa desamparada, que cuentan los minutos que trascurren, mientras el hijo o el esposo soportan la reclusión muchas veces injusta y cruel…

16Pero el castigo es necesario, afirman los que, faltos de inteligencia, no encuentran medios humanos para reparar los errores. El castigo que hoy se aplica a los delincuentes es en sumo grado inhumano, excesivo e intolerable. A la simple vista parece insignificante. El juez que aplica la pena, no siente jamás pavor. Se disculpa con la ley, dice que es ella la que consigna los castigos y que el juez es un simple aplicador de la ley. Pero la ley tiene diversas gradaciones para su aplicación penal, y es el criterio del juez el que entonces procede. El individuo que tiene la desgracia de caer a un juzgado, cuenta con que recibirá un castigo inhumano, multiplicado por los abusos inherentes que se siguen a la sentencia.

17Sobre el tiempo de la condena que le salga, año y medio, por ejemplo, el pobre reo tendrá que soportar los siguientes castigos: falta de comodidad para la salud y la higiene; mala alimentación; maltrato por los guardianes y demás personal de las prisiones. ¿La familia le lleva frutas y otros comestibles? Los guardianes se los roban; privación de visitas por venganzas y caprichos; si los reos desean encargar algunas compras de pan, café, leche u otros artículos alimenticios, les cuesta un precio doble o triple. Hay numerosos empleados en el personal de las prisiones que hacen un descarado negocio con los reos. Muchos reos compran el indulto y la libertad. Me contaba un reo de la cárcel de Valparaíso, que por el indulto de dos años de tiempo que había gestionado, uno de los empleados que le había tramitado las diligencias le había cobrado doscientos pesos. ¿No es una inmoralidad este comercio indigno con tanto infeliz que vive en los presidios?

18Con esto vemos que tras el castigo de la privación de la libertad para un individuo, viene la explotación y el escarnio moral, el sufrimiento interior del desgraciado. Hagamos algo por corregir estos errores, estas incorrecciones tan frecuentes y usadas. El actual sistema carcelario es detestable, y merece que se le dedique tiempo para su mejoramiento. Hay una dirección de prisiones que, a nuestro juicio, no conoce los abusos internos que debiera corregir.

Luis E. Recabarren S.

La Reforma, Santiago 30/septiembre/1906

¡ABNEGACION!

Para Luis E. Gorigoitía, preso en Chañaral

19No puede el pobre que sufre desahogar su corazón denunciando su miseria, porque el grito angustiado del dolor es clasificado de subversivo. No puede un trabajador tener sentimientos altruistas y de confraternidad. Ni puede sentir en su pecho el dolor que siente su prójimo. No puede sentir indignación por la desgracia ajena. Debe ser egoísta según el espíritu burgués, porque se expone a ser considerado anarquista ¡Como si anarquista fuese sinónimo de bandido!

20La madre o el padre sufren horriblemente cuando el hijo sufre dolores que lo atormentan, y su desgracia la estiman inmensa, si muere. Esta es una virtud moral. En el matrimonio, si el hombre está enfermo, si sufre dolores morales o físicos, cualquier desgracia que perturbe su tranquilidad, la mujer-compañera sufre de igual suerte y a veces más, al considerarse impotente para aliviar el dolor del esposo. Esta es una virtud moral. Si la esposa amada está enferma, si sus dolencias no tienen lenitivo eficaz, si le vemos sufrir, el hombre-esposo sufre, se desespera, siente en sí mismo el dolor. Esta es una virtud moral.

21Si un miembro de la familia, sea hermano, tío, abuelo, primo o en cualquier grado de consanguinidad y aún de afinidad, sufre por dolencias morales o físicas, los demás de la familia sienten el mismo pesar y a veces más que el mismo paciente. Esta es una virtud moral. Si a un amigo le va mal en sus negocios emprendidos, sufrimos por ese mal. como si fuese propio. En fin, ante toda desgracia ajena que los ojos puedan ver, el corazón se siente

22íntimamente afectado y dolorido, revelando con ello que en el fondo de cada ser humano hay una sólida base de virtud moral. Mas, ya los trabajadores saben bien que la decencia en el cuerpo y en el hogar es necesaria para el buen gusto, para la cultura y para la satisfacción del alma. Mas, el amor recíproco germina en el alma cuando la decencia y el aseo es virtud en el hogar. La miseria inmunda y grosera y el desaseo producen repugnancia y alejamiento. Los buenos hábitos por el buen gusto y por la limpieza se están desarrollando asombrosamente en las clases trabajadoras. Esta virtud traerá como consecuencia una mayor cantidad de amor en cada hogar. El aumento de amor en el hogar fomentará la amistad y el compañerismo bien entendidos. Entonces las desgracias serán consideradas desgracias comunes, y considerándolas así, estaremos todos unidos y todos juntos trabajaremos para reparar estas desgracias. Esto será el triunfo de la virtud moral.

23Como la desgracia que hoy aflige a los trabajadores es causada por los burgueses, éstos tratan de impedir el desarrollo de las virtudes populares a fin de explotar eternamente al pobre. Pero el pobre no debe desmayar en buscar su felicidad, porque ella no causará mal a nadie. La felicidad de uno es la de todos. Cuando vemos un amigo poseído de dicha, nos sentimos también dichosos. Entonces cuando el pueblo haya conquistado su completa felicidad, será la paz común, todos seremos felices. Todo esto es virtud moral. Y si por sostener y predicar estas virtudes dando el ejemplo, se nos maltrata, aceptamos la persecución.

Luis E. Recabarren S.

La Reforma, Santiago, 4/nov./1906

¿POR QUE?

24¿Por qué La Reforma no da a sus lectores material más nutrido de lectura?, preguntan muchos compañeros que desean ver a nuestro diario con excelente material y en condiciones escogidas.

25La empresa de La Reforma también quisiera ofrecer al público un diario selecto, un diario que nada dejara que desear, un diario capaz de llenar el gusto de todos; pero todo esto no es posible, porque somos obreros y pobres, no tenemos capital para sostener esta empresa como es de desearlo, y la protección que recibimos del público no alcanza a cubrir los gastos. A esta razón poderosa agregaremos las siguientes:

26-Hay que pagar el personal con los mejores salarios y tarifas, a la altura de las más grandes imprentas.

27-Tenemos que pagar el papel al más alto precio, que no lo paga ningún diario, porque no tenemos dinero para hacer nuestros pedidos directamente a Europa, como lo hacen los otros diarios, y esto nos ocasiona un recargo de gastos ruinoso.

28-Nadie nos fía y debemos hacer todos nuestros pagos al contado o a plazos cortos de 30 días a lo más.

29Repetidas veces hemos dicho que es necesario dispensar mayor protección al diario, pero hasta aquí no vemos casi nada; la situación del diario es poco más o menos la misma que cuando nació. Para dar mayor número de datos a nuestros lectores, publicamos en seguida una circular que se dirigirá a todos los centros obreros del país:

30Compañero: La empresa de La Reforma, que es una empresa obrera, tiene el deber de dar a conocer, con toda franqueza y sinceridad, su verdadera situación, a cada una de las colectividades obreras que en esta capital ayudan, de un modo o de otro a la circulación de este diario que, hoy por hoy, es el único y el primero que logra colocarse en la situación que ha alcanzado La Reforma.

31Esta empresa hace toda clase de esfuerzos por ofrecer al público el diario lo mejor que es posible; pero la empresa no recibe aún la cooperación necesaria para satisfacer sus anhelos. La Reforma no tiene más capital para afrontar sus necesidades que la cooperación tan entusiasta y abnegada que hasta hoy le han prestado las sociedades obreras particularmente, y el público en general, que lo componen en su mayor parte los asociados de las instituciones. De modo que siendo esta la base financiera del diario, consideramos de nuestro deber dirigirnos a las sociedades para solicitar de ellas un mayor sacrificio: que se aumente la propaganda, la actividad, que se aconseje con admirable constancia la lectura diaria y asidua de La Reforma, para que su circulación se duplique, se multiplique, para bien del diario y de los que tienen interés de que viva y se perpetúe el diario obrero.

32La Reforma, con su situación actual escasamente costea sus gastos, que aunque se reducen a los estrictamente necesarios, son realmente enormes, y no tenemos por qué ocultar su presupuesto de gastos que exponemos, para que, conociéndolos bien, puedan darse cuenta exacta que se necesita más cooperación para salvar estos gastos. He aquí los gastos mensuales:

33En materiales, casa, gas, etc.

Papel

$ 1.800.00

Tinta, aceite

80.00

Casa

170.00

Gas

160.00

Franqueos, escritura

50.00

Seguro, varios

50.00

34Personal

Tipógrafos

$ l. 500.00

Prensa

500.00

Redacción

360.00

Administración

260.00

Extras

70.00

Total

$ 5.000.00

35Tenemos pues, un total de gastos, en números redondos, de cinco mil pesos mensuales. Sin tomar en cuenta que tenemos la obligación de pagar mensualmente una cuota de quinientos pesos por el valor de la Imprenta que se ha comprado. ¿Cuál es la entrada que tenemos para afrontar estos gastos? Supongamos que se vendan cinco mil ejemplares diarios, a tres centavos cada uno, en veintiséis días hábiles del mes, produciría tres mil novecientos pesos. Los avisos y donaciones que se reciben no producen los mil seiscientos pesos que faltarán para equilibrar el presupuesto. No es, pues, una situación holgada la que tenemos.

36Es verdad que las suscripciones de provincias aumentan; pero eso ocurre en forma muy paulatina. La venta en Santiago está estacionaria, no sube ni baja. Ahora, respondamos a estas preguntas: ¿Es necesario que exista este diario obrero? ¿Ha habido diario alguno que preste las facilidades que puede prestar un diario propio a los intereses sociales obreros? Si es necesario que exista un diario obrero, no tomemos en cuenta las deficiencias, pequeñeces o errores en que incurra, sino que tomemos en cuenta la necesidad de darle vida y de cooperar a sus progreso y a su perfeccionamiento.

37Expuesta, con la franqueza necesaria nuestra situación, invitamos a todas las sociedades obreras en particular, y a todos los proletarios, en general, a duplicar los esfuerzos para aumentar la propaganda, para multiplicar el número de lectores y favorecedores de La Reforma. Pongamos en juego todas las influencias posibles. Consigamos que el comercio que está más cerca del obrero, ayude con sus avisos; consigamos que los obreros y los empleados, que hombres y mujeres, en fábricas, talleres, establecimientos y negocios de toda especie sea leída La Reforma. Consigamos que en Santiago llegue siquiera a diez mil el número de personas que compren diariamente La Reforma, para que así podamos decir con orgullo que hay en la capital diez mil proletarios protectores y propagandistas del único diario obrero que hoy se publica en Santiago. Pero esto debe hacerse desde ya, con perseverancia, con entusiasmo, con actividad. Los resultados serán hermosos cuando haya diez mil proletarios que se constituyan en Santiago en protectores decididos de La Reforma. El contingente de provincias también aumentaría poderosamente. Entonces, manos a la obra.

LUIS E. RECABARREN S. Director de La Reforma

38Ahora que hemos expuesto las cosas claras, tomen el camino que crean conveniente las sociedades obreras, grupos, etc., y público en general que necesite de la existencia del diario obrero.

La Reforma, Santiago, 30/diciembre/1906

Desde Buenos Aires. EL PARTIDO SOCIALISTA

39Si las circunstancias me han obligado a establecer mi residencia en esta ciudad, por cierto que no he de permanecer en silencio, inactivo. Aprovecharé cuanto más sea posible mi tiempo en provecho de la organización y fraternidad proletaria de ambas naciones. En la prensa proletaria argentina escribiré lo que ocurre en Chile y haré la historia del movimiento obrero. Y a la prensa proletaria chilena enviaré las impresiones y estudios que aquí recoja. Pasado este preámbulo, entro en materia.

40Abriré un paréntesis antes de entrar a describir lo que es el Partido Socialista, sus hombres y su táctica de trabajo. La primera impresión, agradable a mis sentimientos emancipadores, la recibí al entrar a trabajar a un taller tipográfico que, por cierto, mi estreno lo he hecho intencionalmente en uno de los talleres más insignificantes, a fin de conocer desde abajo el estado moral del gremio. Se trabaja solamente OCHO HORAS, en dos jornadas de cuatro horas cada una, de 7 a 11 A.M. y de 1 a 5 P.M. Hay DOS HORAS para almorzar.

41La jornada de ocho horas está establecida en todos los talleres y en casi todos los gremios desde hace más de dos años. Desde luego, considero esto como un gran triunfo alcanzado por el proletariado, por medio de la huelga en todas sus manifestaciones, que coloca en aptitud de obtener para el porvenir nuevas reformas. El salario mínimo, en el gremio gráfico, puede considerarse establecido a firme. Los tipógrafos de remiendos y trabajos artísticos de correcta competencia, no pueden ganar menos de $ 140 mensuales. Los tipógrafos de este ramo, pero que no son competentes por su poca práctica u otras circunstancias, no pueden ganar menos de $ 120 mensuales. Los aprendices también tienen su reglamentación. Los tipógrafos de composición no pueden ganar menos de $ 100 mensuales. Los linógrafos competentes no pueden ganar menos de $ 140 mensuales. En esta proporción, más o menos, están acondicionados todos los obreros de las artes gráficas.

42El operario de esta categoría que por cualquier razón trabaje en una de sueldo inferior, gozará del sueldo correspondiente al superior. Un peso chileno, es igual a 60 centavos argentinos. La situación de los gráficos puede considerarse notablemente superior a la de los de Chile. Los tipógrafos chilenos tienen la palabra para unir sus filas, preparar sus cajas y resolverse a pedir la jomada de ocho horas y la abolición del trabajo a pieza y establecer el sueldo.

43Ahora paso a referir lo que he observado entre los socialistas, individualmente considerados, y lo que es el partido, colectivamente. El problema del Partido Socialista, definido y explícito, se practica estrictamente por cada individuo y por la colectividad. Los vicios: juego, embriaguez, prostitución, etc., son combatidos duramente, hay un celo especial, una censura rigurosa para mantener estrictamente un ambiente de severa moral libre entre los individuos. Ningún socialista es jugador de ninguna clase de juego. Y si alguno llega a ser sorprendido, es llevado ante los jueces disciplinarios del partido para hacer corregir ese defecto. Ningún socialista es borracho. El que tiene este vicio no puede militar en las filas del partido ni llamarse socialista porque sería denigrar el nombre. Ningún socialista debe ir a la iglesia so pena de exponerse a la sanción de los tribunales del partido. Ningún socialista debe ser patriotero ni militarista. El partido es por excelencia antimilitarista. Algunos ciudadanos cumplen con las leyes militares pero sólo para evitar los castigos o para adquirir el derecho de sufragio que no se otorga sino a los enrolados en los registros militares. En fin, el Partido Socialista es puritano por excelencia, y es exigente en el cumplimiento del programa por cada individuo en el hogar, en la calle, en el taller y en todas partes.

44Debido a esto, los socialistas son pocos, relativamente, pero escogidos. Se hace la propaganda por la conducta. Aquí no habrían podido militar en el Partido Socialista, ciertos ídolos, ya caídos de la democracia chilena, y habrían sido expulsados, por un voto general del partido; uno por jugador y el otro por borracho. La regeneración se hace práctica y severa. En una próxima correspondencia enviaré detalles completos sobre dos casos recientes que he conocido y cuyos datos tengo pedidos: uno es un joven socialista que contrajo matrimonio por la Iglesia, y el otro, un profesor socialista que asistió con sus niños educandos a una fiesta patriotera. En ambos casos las asambleas respectivas impusieron castigos de suspensión y expulsión, acciones que se han tramitado en el partido conforme a sus reglamentos, y en la que se ha demostrado la conciencia de la colectividad. Sometida a la apelación de estos fallos condenatorios el voto general de los socialistas, enormes mayorías se pronunciaron en pro del castigo. Como lo he dicho, el programa del partido debe practicarse. El ejemplo se da en especial por los que pueden considerarse moralmente como jefes del Partido. Los matrimonios son civiles, como todos los demás actos de la vida. El Partido Socialista no tiene jefes. No tiene Directorio General, ni presidentes. Las agrupaciones o asambleas seccionales no tienen directorio. El cuerpo directivo está abolido por el partido y por los gremios. Las agrupaciones y el partido sólo tienen comité ejecutivo: Un secretario, tesorero y varios vocales para la administración interna, etc. y ejecutar los acuerdos emanados ya de las agrupaciones, ya del partido en conjunto.

45Esta medida la considero muy juiciosa, concluye con el caciquismo, con los cambullones y con todos los vicios internos que tiene el partido demócrata en Chile. No hay pues, directorios deliberantes. Todas las reuniones son presididas por una persona elegida, en el acto mismo de cada sesión. Esta elección no absorbe tiempo, pues la votación se hace en una forma breve y sencilla. Abierta la sesión, el secretario pregunta a la asamblea ¿quién preside? -Fulano, dice un asambleísta; Zutano, dice otro; Mengano, Perengano, etc., dicen otros. Se proponen varios nombres escogidos entre los más prácticos para la dirección de los debates. Después de propuestos los nombres y anotados, el secretario vuelve a preguntar ¿quiénes votan por fulano? Los partidarios de Fulano levantan la mano, y el secretario, y quien quiera cuenta las manos, o sea, los votos y los anota anunciando el número de votos. Esta operación se repite por cada nombre propuesto. El nombre que obtiene mayor número de votos, ese preside.

46Esta operación se verifica en menos tiempo del necesario para describirla. El eje de cada corporación es el secretario, que es simplemente de función mecánica, no ejerce ninguna autoridad. No hay más autoridad que los estatutos o reglamentos (que son breves) y la asamblea respectiva. Todo socialista debe estar incorporado a su respectivo gremio y es considerado activo solamente si paga sus cuotas. Ojalá que el partido demócrata de Chile estudiara las conveniencias de estas reformas y procurara ponerlas en práctica. Ellas son de benéficos resultados. El Partido Socialista en su programa pide la supresión del Senado; luego, no presenta jamás candidatos a senadores y ningún socialista debe votar en estas elecciones. No votar tampoco en las elecciones presidenciales. El Partido Socialista argentino tiene doce años de existencia. El número de votos (en la capital) obtenidos en cada elección es el siguiente:

Años

Votos

1896

400

1893

400

1902

204

1904

1.254

1906 (marzo)

1.700

1906 (noviembre)

3.500

47Esta última elección fue complementaria. Este es el estado del partido en la capital. Tiene un diario: La Vanguardia, cuyo tiraje es de 6.000 ejemplares diarios más o menos. En la República Argentina no existe el voto acumulativo: se vota por lista incompleta. Por esta circunstancia el Partido Socialista tiene una insignificante representación numérica en los municipios. El Partido Socialista argentino está adherido al Partido Socialista internacional, cuyo secretario general reside en Bruselas. Este es un paso que debe dar luego el partido demócrata en Chile. En ninguna reunión socialista o gremial se conoce la palabra señor. A todos se les da el trato de compañero, ciudadano u otra expresión más íntima, según la amistad. Bien puede ser un abogado, como el diputado Palacios, o un médico, como los doctores Reppeto y Justo, todos reciben y dan el mismo trato fraternal, respetuoso y culto. En mi próxima enviaré algunos datos sobre la organización gremial argentina. Antes de terminar esta primera correspondencia, creo necesario decir algunas palabras sobre mi cambio de residencia.

48Yo no me he venido a Buenos Aires por temor a la cárcel. No. La condena por los sucesos de Tocopilla, de la cual debía irme al cumplir diez meses que me faltaban, no me apenaba, y estaba, como lo dije, dispuesto a cumplir con esa injusticia así dispuesta por los corrompidos jueces. Pero, después de ésa, la Corte de Tacna ordenó al juez de Antofagasta iniciar un proceso en mi contra, declarando que yo era responsable directo de un linchamiento y de un incendio que hubieron en la huelga del 6 de febrero de 1906. En la sentencia de la corte se ordena al juez que llame como testigos en este proceso a las personas más distinguidas de Antofagasta para establecer qué grado de culpabilidad tengo en estos sucesos. En estas condiciones, este nuevo proceso podría importar para mí y otros, una nueva persecución de cinco o más años. Mi ánimo no estaba, pues, para dar en el gusto a los infames ministros de la corte de Tacna. Si se encuentra duro este calificativo, léase la vista del fiscal de ese proceso publicada en LA UNION del 6,7 y 8 de noviembre último y se verá que mis palabras son nimias ante la conducta vergonzosa del Tribunal.

49Por eso me he venido, por no servir de pasto a los chacales burgueses. Pero aquí no estaré ocioso, no. Conspiraré como antes contra la burguesía de todo el mundo, y especialmente contra la de Chile, que me ha obligado a la proscripción.

Salud y felicidad,

Luis E. Recabarren S.
Buenos Aires, XII.24.1906

La Reforma, Santiago 13/enero/1907

Desde Buenos Aires. EL IV CONGRESO DE LA UNION GENERAL DE TRABAJADORES. La labor y sus conclusiones

50En una comunicación anterior, envié solamente las preliminares del funcionamiento de esta importante corporación que representa una fracción considerable del elemento obrero. Estaban en ella representados cerca de 5 mil obreros. Aquí se acostumbra que en cada Congreso los delegados establezcan el número de socios que representan, y esta operación se efectúa por los libros de Tesorería, en el que se toman en cuenta sólo los socios que están al corriente en sus pagos. Cada gremio adherido a la Unión General de Trabajadores debe pagar cinco centavos por cada socio agremiado activo: así es como se conoce el número exacto de cotizantes adheridos que tiene cada gremio. Cuando los delegados van debidamente autorizados, votan por el número de sus representados. En algunos casos se vota por delegado. Van, en seguida, los acuerdos y parte de sus debates más importantes.

51Al iniciar sus acuerdos se votó por unanimidad la siguiente moción:

52“Teniendo en cuenta que un solo fin o propósito debe guiar al proletariado en lucha contra el capitalismo, esto es, el gradual mejoramiento de sus condiciones de vida para arribar luego a la completa emancipación del asalariado, el IV Congreso de la Unión General de Trabajadores, al inaugurar sus sesiones, resuelve enviar un saludo entusiasta y cordial a todos los explotados en general y, en particular, a los de la República Argentina, incitándoles a continuar impertérritos en la lucha contra el común enemigo: la clase capitalista y sus servidores. E.P. Piot, L. Machia, J. Montesano, J. Cuomo”

53Aparte de la detallada memoria presentada, la Junta Ejecutiva agregó datos a la cuenta, y entre ellos van los siguientes muy interesantes sobre una fábrica de cigarrillos que tiene la U.G. del T.: “En el transcurso del primer año, poco faltaba para que todos los útiles y maquinarias fueran propiedad definitiva de la empresa, y hoy, al terminar el segundo año de ejercicio, tenemos el agrado de comunicar que hemos cancelado todas las cuentas de útiles y maquinarias y poseemos una fábrica con capacidad para producir cómodamente medio millón de marquillas mensuales. Hemos amortizado una parte del capital inicial que varias sociedades nos adelantaron para la implantación de la empresa obrera”. Dice que ya se hubiera podido amortizar toda esta deuda, a no ser la merma en la elaboración, causa ésta imputable a la despreocupación de los trabajadores que fuman y no favorecen los productos de la empresa. Agrega: “No son pocos los que por ignorancia o mala fe, se empeñan en descalificar los productos de la empresa. Sin embargo, a pesar de toda esa mala fe, a pesar de la guerra de descrédito y desconfianza que hacen a la Empresa Obrera muchos trabajadores y fabricantes burgueses poco escrupulosos, a pesar de la crisis aguda por que atraviesa el comercio, podemos comunicar con satisfacción que nuestra empresa ha cumplido fielmente sus compromisos comerciales, y sólo lamentamos que en estos momentos falte el entusiasmo y decisión de los trabajadores para triunfar e imponerse. Los útiles, maquinaria y fábrica toda, son de la propiedad absoluta de la Unión General de Trabajadores”.

54En el debate sobre la unificación general de los gremios, se vertieron expresiones como las que siguen: Vidal empieza preguntándose, “¿Qué nos une? ¿Es el deseo, el propósito lírico de contemplar en una gran muchedumbre al proletariado? ¿Es el paisaje realmente bello de la multitud en su desfile? No. Lo que nos une, más que la belleza del paisaje, más que la sugerente perspectiva, es un interés: el interés gremial”.

55“¿Qué nos separa? La disparidad de criterio, la política, las ideologías. Quiénes quieren la fusión? La fusión es deseada y predicada por los socialistas y es obra de los socialistas. Y pues, si sabemos las causas que nos vinculan y los motivos que nos separan, ¿por qué no eliminamos éstos y fortalecemos aquéllas?”

56Analiza después el movimiento obrero. Como un ejemplo de sus ideas, cita y elogia la huelga de los gráficos: “Elogio a los directores de ese grandioso movimiento -dijo- porque en el instante de la lucha, han sabido deponer sus tendencias para no ver sino el interés del gremio y solucionar el conflicto de acuerdo con el interés del gremio. Esa confusión de huelga, compuesta por Benard, sindicalista; Basalo, anarquista; y López y Marazyani, socialistas, ¿cómo hubiera solucionado el movimiento si cada uno de ellos propone y se encasilla en el procedimiento que les aconsejan sus doctrinas? Indudablemente, cada uno a su modo. Y así, el triunfo de los gráficos, el gran triunfo de los gráficos, hoy una realidad, hubiera sido una simple y sencilla derrota.”

57En general se votó por unanimidad el proyecto de fusión. En particular votaron por la adhesión lisa y llana: 17 sociedades con 2.527 cotizantes; por la adhesión de acuerdo con la proposición de la Junta Ejecutiva, votan: 24 sociedades con 2.382 cotizantes. Se pasa a la orden del día: boicot.

58Se trata de boicot a la Cervecera Quilmes, resolviéndose por 18 votos no discutirlo.

59La mayoría de la comisión presentó al Congreso el siguiente dictamen: “La Comisión acuerda el rechazo del boicot a los productos de la Cervecera Quilmes, por entender que los fundamentos que se han tenido en vista para declararlo no satisfacen las exigencias de formalidad más elementales que obligarían la solidaridad requerida. B. Vidal, F. Cúneo”.

60La minoría de la comisión propuso el siguiente dictamen: “El IV Congreso de la Unión General de Trabajadores, considerando que el boicot a la Cervecera Quilmes ha sido ampliamente discutido por las sociedades adherentes, resuelve apoyarlo sin discusión. L.A. Tortorelli”.

61Votados estos despachos, el dictamen de la minoría fue aprobado por 19 sociedades con 1.476 cotizantes que votaron por la negativa y 8 sociedades, con 614cotizantes, que se abstuvieron. Se estudia y se discute en seguida una moción que propone la creación de un comité permanente para la aplicación del boicot. Fue ampliamente discutida. La votación da el siguiente resultado: por la creación del comité de boicot: 25 sociedades, con 1.919 cotizantes; contra: 17 sociedades, con 2.524 cotizantes. Se abstiene una sociedad con 25 cotizantes.

62Presidente: Se continuará con la orden del día. Está en discusión la huelga general. Se lee la siguiente proposición: “La comisión considera la huelga general como un medio de lucha útil y eficaz para el proletariado, siempre que sea usada con las limitaciones que las condiciones de lugar y oportunidad le impongan. En casos excepcionales, como la suspensión de garantías y bajo el estado de sitio, la huelga general podrá ser resuelta por la mayoría de los representantes ante el Consejo Nacional de los gremios de la localidad afectada”. Y el siguiente agregado: “La comisión estima que en época normal la huelga general deberá ser declarada cuando menos por el 60% de los adherentes. B. Vidal - F. Cúneo”

63Otra proposición de minoría dice: “El IV Congreso de la U.G. de T. considerando que la huelga general es un arma genuinamente obrera y la más eficaz para la defensa y el ataque en favor de sus propios intereses y en detrimento de la burguesía, por cuanto va a herirla en la base fundamental de sus dominios, o sea, su preeminencia en el campo de la producción; que ella tiene la virtud como ninguna otra arma, de colocar frente a frente a las dos clases en pugna, provocando una situación de hecho que revela en la forma más evidente a los trabajadores el profundo antagonismo de intereses que dividen a las mismas; que la huelga general robustece el espíritu de lucha acrecentando la conciencia y fortaleciendo la organización obrera; por todas estas consideraciones, el IV Congreso declara que la huelga general es un arma superiormente eficaz y aconseja al proletariado capacitarse y ejercitarla, no debiendo ponerse límite de ninguna clase, pues ella debe surgir espontáneamente en el momento y circunstancias que sea requerida. L.A. Tortorelli”.

64La votación en particular dio el siguiente resultado: Por el dictamen de la mayoría de la comisión, 33 sociedades con 1.762 cotizantes. Por el dictamen de la minoría, 20 sociedades con 2.772 cotizantes

Luis E. Recabarren S.

La Reforma, Santiago 19/marzo/1907

Desde Buenos Aires. LA AGITACION INTERNACIONAL EL MOVIMIENTO OBRERO

65La nota importante del día, en el cuerpo socialista, es la campaña electoral de este mes, consistente en elecciones de diputados provinciales y elección municipal en la comuna de Avellaneda. La actividad de los socialistas es manifiesta. Todos los centros que toman parte en la elección entran en calor. Las asambleas y conferencias se suceden diariamente y se tocan los recursos para que la jornada resulte de todos modos una victoria para el progreso de las fuerzas socialistas.

66Por decreto del Ejecutivo de reciente fecha, se convoca para abril a los conscriptos nacidos el año 1886. Con este motivo la prensa obrera, combate el militarismo. El comité antimilitarista permanente, compuesto de delegados de todas las sociedades gremiales y grupos revolucionarios, acaba de lanzar un enérgico manifiesto condenando la vida de cuartel y llamando a la juventud a negarse a ingresar a la escuela del crimen.

LAS HUELGAS

67Terminó triunfante la huelga de los obreros zingueros y pizarreros del taller P. Breilar. Duró dos días. La huelga de estibadores de Montevideo continúa sin novedad. La del Molino de Riachuelo, caldereros del Riachuelo, panaderos de Azul, la de jarreros y varias otras, siguen firmes.

HUELGAS NUEVAS

68-200 obreros ferrocarrileros de la Compañía General de Buenos Aires, exigen 8 horas en vez de 10 que pretende la empresa.

69-Carpinteros del taller de J. Colli, exigen reposición de un compañero.

70-Los peones de un gran mercado solicitaron la expulsión de un mal compañero, dando 3 días de plazo. Vencido éste, los patrones despidieron a todos los peones y cerraron el mercado, haciéndolo resguardar por tropa. Es el Lock out en práctica contra ese gremio. Los peones, que son más de 300, se muestran dispuestos a luchar hasta vencer. En su primera sesión celebrada el jueves 7, acordaron que todos los días de huelga forzosa serán de cuenta de los patrones, y se designaron dos delegados para solicitar la cooperación de los conductores de carros (carretoneros) que les será concedida. En la asamblea, los carreros acordaron no cargar un solo saco mientras dure la huelga de los peones.

71-Se declararon en huelga los fundidores de la casa Doelli, Plumet y Cía. Exigen destitución del capataz por intolerable.

BOICOT

72La sociedad de resistencia Desolladores de los Frigoríficos, declaró boicot al almacén La Presidencia, cuyo propietario se ocupa de hacer activa campaña contra la organización obrera.

73El boicot al molino Riachuelo sigue firme. Se sabe que los obreros de Río Janeiro secundarán para hacer realmente eficaz este boicot a las harinas.

NOTICIAS DIVERSAS

74-En San Nicolás se reconstituyó definitivamente la Federación Obrera Social. La comisión administrativa quedó compuesta de un albañil, un tipógrafo, un sastre y un talabartero.

75-La anunciada huelga de estibadores en Rosario no se efectuó.

76-A 154.065 pesos oro llega la suma de derechos aduaneros dispensados en 1906 a los compinches burgueses por internación de vinos, licores y objetos del culto, mientras los artículos de consumo pagan inexorablemente los derechos.

77-Bastante activos siguen los trabajos para celebrar el 18 de marzo, aniversario de la Comunne de Paris

78-El centro socialista de San Nicolás designó candidatos a diputados provinciales a Mario Bravo, Juan B. Justo, E. del Valle L., Antonio Zaranini y Francisco Cuñes. Como ya he dicho, las elecciones aquí son por lista incompleta: no hay voto acumulativo.

79-El Centro de Estudios Sociales dio una fiesta de beneficio, obteniendo $ 167.95 de utilidad, en una entrada de $ 392.30. La utilidad dividida en dos partes iguales, se entregó una a La Protesta (periódico) y el resto al Centro organizador.

80-El jueves hubo una importante conferencia en Ingeniero White, que se realizó en la Casa del Pueblo. Hay mucho entusiasmo.

81-En Jañus se realizó con éxito la conferencia de la Cooperativa Obrera de Carnicería. Habló Dickman. Hay un capital suscrito de $ 1500.00 con 17 cooperadores y 500 pesos pagados. Pronto empezarán las operaciones.

82-Francia: La población vitícola de Salces (Pirineos Occidentales) ha decidido la huelga general contra el impuesto que los afecta.

83-En Soul, varios soldados artilleros hicieron uso de sus armas contra varios oficiales, por malos tratamientos.

84-España: En Valladolid se fugó del convento de las Reparadoras una joven de familia aristocrática, de acuerdo con su novio. La policía le dio caza y, de acuerdo con la familia, a la joven, en contra de su voluntad, se le devolvió al convento. La burguesía española llevará aún por siglos la sangre inquisidora.

85-Italia: En Cerignola reina gran agitación campesina. Un grupo de ellos pretendió tomar posesión en unos viñedos, pero la policía los desalojó, haciendo 17 prisioneros.

86-Rusia: La elección de los vicepresidentes de la Duma, resultó un éxito para los revolucionarios. Fueron elegidos Bezerin y Pasnansky. El zarismo recibe con esto un recio golpe.

Luis E. Recabarren
Buenos Aires, Marzo 9 de 1907

La Reforma, Santiago 5/abril/1907

Desde Buenos Aires. EL MOVIMIENTO POLITICO OBRERO

87Mi primera gira por la provincia

88El 31 de marzo se verificó la elección de diputados para la Cámara provincial de Buenos Aires, en la 2da. sección electoral de la provincia, tomando parte las ciudades de San Nicolás, Pergamino y San Pedro. El Comité Electoral Central de Buenos Aires, que atiende los trabajadores de toda la República, nombró una comisión de oradores para cada uno de los pueblos nombrados.

89San Pedro es una ciudad que está a 170 kilómetros de Buenos Aires y San Nicolás a 220 kilómetros más o menos. La comisión para estas dos ciudades se componía de los compañeros José Fernández, curtidor; José V. García, estibador; Mario Bravo, abogado y del que suscribe. Antes de terminar, daré a conocer que las conferencias, giras de organización y propaganda, se realizan conforme a la siguiente disposición reglamentaria del Partido:

90“Artículo 37. Los adherentes (correligionarios que pagan cuotas mensuales) enviados en viaje de propaganda y los delegados al Congreso del Partido (convenciones) tendrán derecho a recibir una compensación de cuatro pesos diarios, además del viático; y el importe del viático y la compensación serán cubiertas dos terceras partes por las agrupaciones que solicitan el propagandista o envían el delegado, y la otra tercera parte por la Caja Central”. En las instituciones obreras se procede de la misma manera.

91En todos los viajes a los diferentes pueblos de esta República, daré a conocer, en parte el desarrollo social y político obrero de Chile, a fin de estrechar cada vez más las vinculaciones de chilenos y argentinos. El entusiasmo es grande y es de prever que las burguesías de estas dos naciones caerán en poco tiempo al empuje irresistible de las huestes trabajadoras, fraternalmente unidas de estas dos naciones vecinas y hermanas ¡Viva la fraternidad internacional de los trabajadores oprimidos y explotados!

92Se ha publicado la estadística más o menos aproximada del número de obreros que respondieron a la huelga general en Buenos Aires, en los últimos días de enero próximo pasado. Esa publicación demuestra la preocupación y la labor de las secretarías de la Unión

93General de Trabajadores y Federación Obrera Regional Argentina que se ocupan de llevar una estadística lo más exacta posible del movimiento obrero local y de la República, con la cooperación necesaria de cada uno de los gremios que actúan en la lucha. Según esta estadística, hay en Buenos Aires 156.280 obreros, distribuidos en 51 gremios; de estos hay 46.890 organizados y pagan sus cuotas mensuales, a la fecha de la huelga, 21.890; el total de obreros que acudió a la huelga general fue de 94.420.

94El número de socios que pagan sus cuotas varía desproporcionalmente de un año a otro. Unas veces sube y otras baja. La cifra que hoy se da es una de las más bajas. En esta estadística no se han incluido los gremios sin organización ni los que se negaron a concurrir a la huelga, número que puede subir a 50.000 obreros más en la capital.

95He aquí el detalle de la estadística:

* En este número constan las diferentes secciones que componen el gremio de obreros del puerto, como son: estibadores, carboneros, güincheros, molineros, otros.
** Este gremio concurrió a su puesto de trabajo, pero la mayoría se negó a trabajar

96Hay gremios de Resistencia en Chile en cada pueblo. Tienen el deber de llevar una estadística lo más exacta posible del número de obreros con que cuenta cada gremio, porque ella es de utilidad indispensable para los efectos del movimiento obrero y para despertar mayor empeño en la propaganda de organización.

Luis E. Recabarren S.

La Reforma, Santiago 12/abril/1907

Desde Buenos Aires. EL CONGRESO DE UNIFICACION. Fracaso completo de la fusión

97Como ya he dicho en correspondencias anteriores, este Congreso tenía por objeto unir en una sola Confederación a todas las organizaciones gremiales que estaban divididas por ser unas anarquistas y otras independientes. Debo advertir que aunque divididas estas sociedades en su organización y marcha ordinaria, tratándose de huelgas y demás movimientos obreros, marchan férreamente unidas.

98El gran anhelo de unir estos elementos fracasó completamente debido a la intransigencia de los delegados anarquistas, que eran mayoría en el Congreso. Tenían el 70% por ciento de la representación. Los socialistas, sindicalistas y sociedades autónomas habrían aceptado la unificación solamente con que el Congreso hubiese votado este acuerdo: “que hubiera amplia libertad para la propaganda, para que las organizaciones no se abanderizaran oficialmente a ninguna idea determinada, porque este hecho constituía de por sí una limitación al pensamiento individual”

99Una de las mociones propuestas decía así: “Para realizar los propósitos de inmediata o lejana activación, el Congreso sostiene la mayor libertad de pensamiento para afiliados a las corporaciones gremiales, pudiendo cada cual aceptar, fuera de la organización, los medios de lucha que estén de acuerdo con sus ideas filosóficas o políticas”.

100Sin embargo, estas ideas tan ampliamente libres fueron combatidas por los anarquistas, quienes llegaban a impedir por todos los medios, incluso las armas, el derecho de sostener en la discusión elevada, estas afirmaciones; los anarquistas sostuvieron invulnerablemente la siguiente declaración: “La organización obrera que nace de este Congreso declara que marcha hacia el comunismo anárquico, que constituirá la completa emancipación humana”.

101Esta proposición fue combatida por socialistas, a pesar de las amenazas anarquistas, por considerar que ella limitaba la libertad amplia sostenida por los socialistas, pues era imponer un pensamiento determinado a la organización. Después de un debate larguísimo y violento, se llegó a la votación que dio el siguiente resultado:

102En favor del comunismo anárquico

103Sociedades de la capital: 28

104Sociedades de provincias: 34

105TOTAL 62

106En Contra

107Sociedades de la capital: 6

108Sociedades de provincias: 3

109TOTAL 9

110Se abstuvieron de votar

111Sociedades de la capital: 21

112Sociedades de provincias: 17

113Total: 38

114Que hacen un total de 109 sociedades, presentes en la votación. Las sociedades que se abstuvieron declaran que se retiraban del Congreso, no aceptando lo obrado en él porque vulneraba la libertad individual dentro de la organización. Por la votación se ve que de las 109 sociedades, votaron 62 por el comunismo anárquico, y 47 lo resistieron. Hay además 77 sociedades que deberán pronunciarse sobre estos acuerdos, y que no estuvieron presentes en la votación. Con este resultado siguen las cosas como estaban antes del Congreso. Dentro de la Federación Obrera Regional Argentina, los anarquistas. Dentro de la Unión General de Trabajadores, los socialistas y sindicalistas. La propaganda y la agitación obrera no decrece por esto, al contrario, recrudece y aumenta. Salud y agitación,

Luis E. Recabarren S.
Buenos Aires, abril 7 de 1907.

La Reforma, Santiago 18/agosto/1907

LA OFICINA SOCIALISTA INTERNACIONAL EN BELGICA

115La gran mayoría del proletariado ignora el objetivo y la existencia de la Oficina Socialista Internacional de Bélgica, por haberse publicado muy poco en Chile de su trabajó y no haberse dado a conocer ampliamente su objeto de existencia. Hoy, que LA REFORMA ha llegado a circular en todo el país y que es leída por lo que hay de más estudioso en la clase proletaria, es útil dar a conocer la gran obra que realiza esa Oficina.

116La Oficina Socialista Internacional es la representación de casi todos los partidos socialistas obreros del mundo que’están adheridos a ella. Está establecida en Bélgica por acuerdo de los partidos. Es el comité ejecutivo de los acuerdos de carácter general que toman todos los partidos reunidos en Congreso. La Oficina Socialista Internacional es una corporación idéntica al Directorio General del Partido Demócrata, que tiene su asiento en Santiago, y que representa a las diferentes agrupaciones de la República.

117En Chile, el Partido Demócrata existe organizado en todos los pueblos importantes.

118Para la unidad y uniformidad de acción tiene una dirección general y se reúne en convenciones ordinarias cada tres años, y extraordinarias cuando son necesarias, convenciones que fijan la marcha general del Partido.

119En el mundo, el partido obrero, bajo el nombre de Democracia social, y socialista, existe organizado en todas las naciones importantes. Para la unidad y uniformidad de todos los trabajadores del mundo, tiene una Oficina Socialista Internacional, y se reúne en convenciones o congresos ordinarios cada tres años, para acordar todo lo que sea útil a la acción y marcha general del proletariado del mundo. Hasta ahora están incorporados a la Oficina los partidos socialistas de los siguientes países: África del Sud, Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Bohemia, Bulgaria, China, Dinamarca, Estados Unidos, España, Francia, Finlandia, Holanda, Hungría, Inglaterra, Italia, Japón, Luxemburgo, Noruega, Rusia, Rumania, Suiza, Serbia, Suecia.

120Están representadas las naciones más importantes de las cinco partes del globo: Europa, Asia, África, América y Oceanía. De las 23 naciones europeas, no figuran en la lista anterior: Portugal, Grecia, Turquía, Montenegro, Andorra, San Marino, Mónaco, porque ignoro si existe en ellas partido obrero y si están adheridas a la Oficina.

121De las 19 naciones de América, sólo Estados Unidos y la Argentina están incorporadas en la Oficina, Chile, y el Uruguay, que recientemente organizan su partido obrero, aún no se han incorporado a la Oficina Internacional. Los demás países centro y sudamericanos, poco se han preocupado de la organización obrera.

122El África se compone de posesiones europeas, y el socialismo se extiende rápidamente. Su centro principal es el Transvaal, la tierra de los boers. Del Asia, sus naciones independientes como China, Japón y Persia, tienen buena organización obrera. El resto del Asia se compone de países tributarios de Europa. En la Oceanía, los países importantes como Australia y Nueva Zelandia, tienen una excelente organización socialista y es donde mayores triunfos han alcanzado.

123Como se ve, pues, la Oficina Socialista representa una poderosa organización obrera que se extiende por todo el mundo. Cada día que transcurre aumenta ese poder. Entre los partidos adheridos a esta Oficina, cuentan con cerca 500 diputados en sus diferentes parlamentos (sin contar Rusia). La Oficina publica mensualmente una memoria de sus trabajos. En lo sucesivo enviaré a LA REFORMA todas las publicaciones que aparezcan de esta oficina.

124Los principios fundamentales del socialismo son iguales para todas las naciones: lucha de clases para abolir el régimen presente con su propiedad de tierra, de las industrias privadas, para reemplazarlas por la socialización de la sociedad. El último Congreso Internacional Socialista se reunió en Ámsterdam (Holanda), el año 1904. Allí fue donde se abrazaron los delegados rusos y japoneses, Plekanoff y Katayama, protestando, en nombre del socialismo, de la guerra que arruinaba a sus países. Ahora, del 15 al 20 de agosto del presente, se reúne el Congreso Socialista Internacional en Stuttgart (Alemania). Allí estarán reunidos delegados de todas las naciones ya nombradas y quizás de algunas otras recién incorporadas.

125Las resoluciones de este Congreso serán importantísimas. Especialmente la táctica que se acuerde para combatir el militarismo que es la peor peste que arruina los pueblos. Enviaré a LA REFORMA todos los detalles de la labor del Congreso de Stuttgart.

126En resumen, la Oficina Socialista Internacional, establecida en Bruselas (Bélgica) es el corazón y el cerebro de la organización obrera del mundo. Es de desear que el Partido Demócrata de Chile, se preocupe en lo sucesivo de conocer y estudiar atentamente los trabajos de la Oficina Socialista Internacional. En todos los partidos obreros del mundo, sus afiliados pagan una cuota mensual para el sostenimiento y desarrollo de la propaganda, cada partido obrero incorporado a la Oficina paga un tanto por ciento de sus entradas por cuotas, para el sostenimiento y el trabajo que realiza esta oficina, que a la vez se llama Secretariado Internacional Socialista. ¿Cuándo reconocerán útil pagar una cuota mensual los demócratas de Chile?

Luis E. Recabarren
Buenos Aires, julio de 1907

La Reforma, Santiago 10/septiembre/1907

COMPAÑEROS DE LA REFORMA

127Nuestro diario ha cumplido un año de vida. Los que hemos asistido a su nacimiento sabemos el áspero camino de sus primeros días, y hoy que podemos decir con orgullo que el diario tiene vida propia, que se ha impuesto en el pueblo, que vive para él y por él, debemos consagrar algunas líneas para festejar su primer aniversario. Por mi parte, cumplo este deber cooperando con un artículo ilustrativo, lleno de datos históricos, recogidos pacientemente de libros, revistas y diarios sobre lo que han hecho y lo que hacen los obreros belgas para conquistar su emancipación económica, política y social. Este artículo, que es el reflejo fiel de los hechos. es decir, de una parte solamente de los hechos, va con las pruebas de lo que se afirma. Allí van los grabados con las vistas fotográficas de aquellas creaciones que existen, creadas por la voluntad de obreros pobres y ricos en paciencia para vencer la indiferencia de sus hermanos y realizar sus propósitos. Allí van las fotografías de las cooperativas y Casa del Pueblo, fundada por los obreros de Bruselas, acompañadas de una breve historia. Habría mucho que decir de lo que han hecho los socialistas de Bélgica los últimos 30 años, pero por hoy bastará con esto, que después podremos dar noticias más modernas. Deseo que esta historia de las realidades que presento ante los otros, futuros socialistas de Chile, sirva, no como una lectura curiosa o admirable, sino como una enseñanza, como una acción digna de imitarse, de realizarse pronto, porque así lo requiere la triste situación presente. Los que hoy cooperan a la fundación de la Casa del Pueblo con elementos propios en la capital de Chile, inspírense y multipliquen sus esfuerzos y actividades para hacer otro tanto de lo que han hecho en Bruselas los obreros que, como nosotros, son víctimas de la barbarie presente, pero que debido a su obra creada por ellos y para ellos, pueden aliviarse mucho y aminorar la explotación burguesa. Con esto coopero, pues, al primer aniversario del nacimiento de LA REFORMA, anhelando que las líneas que siguen sean aprovechadas por todos mis compañeros de Chile. ¡Salud!, Luis E. Recabarren S.

LA CASA DEL PUEBLO DE BRUSELAS – BELGICA; BREVE HISTORIA

128Tenemos la satisfacción de adornar nuestras páginas con las fotografías que representan algunos de los grandes establecimientos de la Casa del Pueblo de Bruselas. Asimismo, incluimos la fachada de la Casa Central de la Cooperativa “Vooruit” (Adelante) de Gante, y la gran sala de fiestas de la Cooperativa Socialista de Lieja.

129La Maison du Peuple (La Casa del Pueblo) de Bruselas, fue fundada el año 1880, poco después de haberse fundado la Cooperativa de Gante. Al primer llamado sólo hubo diez inscritos… En agosto de 1881 se habían reunido 600 francos. A mediados de 1882 se alquiló un horno a razón de 30 francos mensuales, fabricando, en la primera semana, 552 panes; empleaba dos obreros y un perro de tiro. Es necesario advertir que en Bélgica es muy común servirse de perros de tiro, en vez de caballos, para arrastrar pequeños carretoncitos repartidores de pan.

130El desarrollo de la Cooperativa y Casa del Pueblo, marchaba demasiado lento y casi hacía naufragar los espíritus más firmes y entusiastas. Pero la perseverancia se imponía y arrastraba las vicisitudes e indolencias de los mismos trabajadores que se negaban a cooperar y alentaban la propaganda del desaliento. En 1883 se cocían 680 panes y se hizo el primer reparto de ganancias, equivalente a dos céntimos por pan. ¡Qué alegría para las familias! Era una novedad que conmovía y que sacudió los espíritus más escépticos. Este primer reparto de ganancias aseguró el éxito de la empresa y la empujó por un rápido desarrollo. Las utilidades de la Cooperativa se repartían a tanto por ciento sobre el consumo. De modo que los accionistas consumidores sólo tenían derecho a ganancias. Y los consumidores que deseaban participar de las ganancias, tenían que ser accionistas. La acción valía 10 francos y se pagaba en cuatro cuotas semestrales. A fines de 1883 había 160 cooperadores (socios accionistas) y la Cooperativa, en esa fecha, se afilió al Partido Socialista.

131En 1886 había 700 socios. En este mismo año se inauguró un nuevo e inmenso local con una gran fiesta. Todas las sociedades obreras de Bruselas establecieron sus secretarías y reuniones en la Casa del Pueblo, centralizándose así la agitación obrera y, por cierto, haciendo más económico su desarrollo y más fácil su progreso. Esto dio mayor vida a la Casa del Pueblo. Dos años después, en 1888, los socios llegaban a DOS MIL. La panadería aumentaba horno tras horno, sin conseguir satisfacer los pedidos. Cada ensanche que se hacía al local, al poco tiempo ya era insuficiente. En 1888 compró su primer edificio en donde estableció la gran panadería modelo. Los años transcurrieron unos tras otros, amontonando progresos tras progresos para La Casa del Pueblo, que multiplica sus establecimientos, sus sucursales y su campo de trabajo. El escepticismo y la desconfianza de los primeros años, ha cedido su puesto al entusiasmo y la actividad.

132En el año 1895 contaba con diez mil familias que representaban 25 mil personas y compró un gran terreno para su edificio central cuya hermosa construcción ofrecemos a la vista del pueblo obrero de Chile, a fin de alentarlo a imitar la obra de los socialistas belgas, porque es necesario y útil para el bienestar de los mismos trabajadores. En esta fecha circulan ya por las calles de la gran ciudad de Bruselas tres carros tirados a caballos, repartidores de pan, y cuarenta pequeños carritos de 300 (sic) kilos de carga, tirados por perros. Hay once sucursales de la panadería establecida en Bruselas. Se vende además en ellas: manteca, harina, café, achicoria, chocolate, vinos y jabón. La Casa del Pueblo tiene también establecidas carnicerías, carbonería, una tienda de confecciones con toda clase de artículos de vestir para familia, un despacho de cerveza, vinos y cigarros. Tiene también establecido un magnífico servicio médico farmacéutico para sus asociados y para el público. Los estatutos son claros y concisos. He aquí algunos de sus principales artículos:

133“El capital social, formado por el monto de las partes (acciones) suscritas por los socios, es limitado.

134“Las partes son de 10 francos pagaderos en cuatro semestres, y no pueden ser cedidas a terceros”

135“Para ser socio se requiere suscribirse a una parte, ser presentado por dos socios, ser aceptado por el Consejo de administración y ratificado como socio por la asamblea, y aceptar el programa del Partido Obrero”

136La gran cooperativa de la Casa del Pueblo de Bruselas, en el balance del primer semestre de 1903, da los siguientes datos. Beneficios líquidos: 300.008,19 francos. Estos beneficios se reparten por secciones en la forma que sigue:

Panaderías

225.383.29 FRANCOS

Comestibles, leche, manteca

25.165.63

Carbonerías

13.044,19

Confecciones y novedades

24.174.35

Café y restaurant de la Casa del Pueblo

l2.153.l3

Café de Molembeck

19.14

Lo que da un total de francos

299.939,73

137Pero en ese semestre, la sección de carnicería ha tenido una pérdida de 931.44 francos, de modo que los beneficios quedan reducidos a la cifra anotada.

138Los inmuebles y materiales de todas clases que posee la Cooperativa tienen un valor de 2.200.000 francos. Las panaderías han tenido una entrada por ventas de 1.385.436.54, y los gastos han sido de 1.160.053.25. Se han fabricado 5.516,172 panes. El pan que se fabrica en la Casa del Pueblo es el mejor de Bruselas y el más barato.

139En esta fecha el número de socios cooperadores llega a 6.000. La sección de servicio médico y botica se desarrolla extraordinariamente, extendiéndose a diversas poblaciones, donde tiene repartidos 19 médicos y 20 farmacéuticos. Los afiliados ascienden a 17.000, habiéndose recaudado de ellos, en el semestre, 12.317.70 francos.

140Los cooperadores de la Casa del Pueblo tienen derecho a este servicio gratuitamente sin más requisito que consumir en todas las dependencias de la Cooperativa. Las familias de los cooperadores pueden beneficiarse de este servicio por el ínfimo precio de cinco céntimos semanales por cabeza. La Casa del Pueblo gasta anualmente 90.000 francos para que sus miembros disfruten gratis de este servicio.

141Hay Cooperativas agrícolas en las que compran 20 y hasta 30 comunas enteras de campesinos. Las carretas repartidoras de artículos que cruzan ciudades y pueblos, ostentan en grandes carteles las frases “Casa del Pueblo”, “Cooperativa Obrera” y así como acarrea por todas partes los artículos de consumo, así también lleva el ideal socialista que se desparrama por ciudades, campos, aldeas… ¡Así es como los obreros socialistas de Bélgica propagan la doctrina de emancipación del pueblo! En Bélgica, que es un país en que gobierna el partido católico, hay naturalmente en cada pueblo por lo menos una iglesia. Pues bien, los obreros belgas van levantando en cada aldea, en cada ciudad, una Casa del Pueblo ¡Al lado de la iglesia católica, la iglesia socialista! En Gante, ciudad de 165.000 habitantes, hay 25 iglesias construidas en el transcurso de los siglos. Al frente de ellas hay construidas cinco grandes Casa del Pueblo, en sólo 27 años.

142Esto se decía el año 1903. Es la sociedad obrera que triunfa. Ella crece y progresa cobrando vigores y vida, para reemplazar con su orden admirable a la Sociedad Burguesa que cae arruinada por su propia acción. Muchas de las numerosas Cooperativas belgas se han levantado con erogaciones de 20 a 30 céntimos y hoy giran con enormes cantidades. Últimamente se han comprado nuevos terrenos para la construcción de dos nuevas fábricas: una chocolatería y una cervecería.

143La gran Cooperativa “Vooruit” (Adelante) de Gante, es la más antigua de Bélgica, aunque no tiene el desarrollo de la de Bruselas por estar en una localidad de menor importancia. Uno de los fundadores de la Casa del Pueblo de Bruselas, es el compañero Bertrand, actualmente diputado del Partido Socialista. Las diversas asociaciones Cooperativas de Bruselas están federadas entre sí. En el Congreso celebrado en 1904 había federadas 200 sociedades Cooperativas.

144En 1902 había 34 diputados socialistas y el Partido contaba con 467.000 electores, de los cuales 135.000 pagaban sus cuotas, en 1906. El número de empleados de las Cooperativas pasa de dos mil.

145El Anuaire de Fedération des Cooperatives publica una estadística de algunas cooperativas de consumo socialistas, al 31 de diciembre de 1904. Esta estadística es incompleta, porque muchas sociedades no se han tomado la molestia de responder a las repetidas peticiones de informes. Sin embargo, tal como la reproducimos, da una idea de los inmensos progresos realizados por la cooperación obrera socialista.

146Este es el movimiento de estas cooperativas durante el año 1904. Estos son los hechos más interesantes y recogidos a la ligera. La obra socialista de Bélgica es inmensa y detallarla completamente no sería posible en un diario: se necesitaría de un libro. Pero estos hechos hablan siquiera para alentar a los obreros de Chile a buscar su independencia por sus propios esfuerzos. “La emancipación de los trabajadores debe ser obra de los mismos trabajadores”, ha dicho Marx.

La Reforma, Santiago 10/noviembre/1907

Desde Buenos Aires. LA HUELGA EN LOS CONVENTILLOS

147Sus Progresos y Sus Triunfos - Una Nueva Fuerza Proletaria - Agitación Monstruosa Mujeres y Niños en Actividad

148En la lucha por la vida, que provoca una actividad de todos los momentos, ha aparecido un nuevo factor de lucha que antes nos era desconocido, un nuevo medio para combatir la usuraria explotación de los llamados dueños de la propiedad, una nueva arma de combate que llega a manos del proletariado para esgrimirla en la defensa de sus propios intereses: esa arma es la NUEVA HUELGA, declarada por los míseros habitantes de los conventillos, contra sus propietarios, negándose colectivamente a pagar los altos alquileres hasta que ellos bajen a un valor más humano.

149¡Quién lo creyera! Es algo original, es la nueva huelga. Antes de ahora se consideraba una utopía, quizás una imbecilidad el pensar en ella. Sin embargo, esta nueva huelga se ha producido, ha entrado al terreno de la experiencia y se ha visto y se ha probado que tiene menos, pero mucho menos peligro que las otras huelgas que se declaran a las industrias de la producción capitalista. Aunque tenga que extenderme un poco en este artículo, referiré algunos de sus detalles importantes por considerarlos útiles, no sólo para los lectores de LA REFORMA, sino para toda la población obrera que en Chile es una víctima de la misma explotación avarienta que realizan los propietarios de casas y conventillos. LA REFORMA, que desde su fundación se ha ocupado con alguna preferencia sobre este asunto, recibirá esta correspondencia como una lectura útil para todos sus lectores.

150Cuando en Santiago se organizó un comité en el barrio de la Estación para agitar la idea de la rebaja de los arriendos, yo recibí algunas cartas en que se me pedían dar noticias de las reformas y medios que aquí usaban instituciones análogas. Pero hube de contestarles que aquí en realidad no existía nada organizado en forma imitable. Recientemente no había nada positivo, y las ligas que empezaron a organizarse para combatir los altos alquileres, murieron de anemia, desaparecieron por falta de concurso. Cuando ninguna agitación especial en este sentido había, brota de improviso, en un conventillo, una rebelión de hecho, práctica, realizable. Una familia obrera exprimida por el constante abuso de los capitalistas, declara que no paga más alquiler hasta tanto no se rebajen. Esta acción encontró una admiración simpática entre el resto de los habitantes de ese conventillo (que tiene más de cien piezas y viven en él cerca de mil personas) y esa admiración no tardó en transformarse en adhesión, hasta que todo el conventillo entró en esa nueva huelga, la huelga de no pagar un arriendo abusivo. Pero luego tomó cartas en el asunto la famosa justicia y decreta el desalojo de ese arrendatario. El desalojo no pudo efectuarse, pues todos los habitantes del conventillo se opusieron violentamente. La noticia de esa agitación, de este nuevo método de lucha, repercutió en todos los conventillos de Buenos Aires, y poco a poco empezaron a declararse en huelga unos tras otros un gran número de inquilinos de los conventillos. Al mismo tiempo, empezaron a organizarse comités en todos los barrios que se encargaban de dar instrucciones para aumentar la propaganda y, en una palabra, de todo lo concerniente a conseguir la rebaja de los altos alquileres y la unión y organización de los habitantes de los conventillos.

151La acción se ha generalizado. La huelga abarca ya la cuarta parte de los conventillos, o sea, cerca de 500. Algunos propietarios han accedido a la petición de rebaja, lo que ha sido un verdadero triunfo que alienta a los que siguen luchando y a los que entrarán a luchar enseguida. La más hermosa característica de este movimiento es que sus principales actores son las mujeres y los niños. Las organizaciones obreras, socialistas o anarquistas, han prescindido por ahora, de tomar iniciativa o parte activa en esta nueva agitación, con el objeto de dejarla desarrollarse con sus propias fuerzas y dejar que los nuevos luchadores aprendan a defender sus derechos y a conquistar sus reivindicaciones. Se presta sí, la solidaridad que es debida en estos casos. Las medidas de violencia empleadas por las autoridades, no han hecho otra cosa que aumentar la excitación y aumentar el número de huelguistas. La sangre derramada ya en esta huelga, es el riego fecundo para esta nueva forma de luchar contra la explotación. Algunos creen que esta huelga (que ya lleva dos meses) no durará por mucho tiempo y que el rigor de las autoridades la destruirá. Felizmente ocurrirá lo contrario. Puedo decir, sin temor de equivocarme, que es un nuevo gremio obrero que se organiza; es un nuevo y poderoso gremio que funda su sociedad de resistencia con el abnegado concurso de toda la familia. Y entrará al concierto de la lucha obrera, como todos los otros gremios que diariamente tienen que batallar con la usura del capitalista y con la brutalidad de los gobernantes. Las bases generales de esta nueva organización serán, más o menos, las siguientes:

152Serán socios de ella todos los habitantes de conventillos, departamentos y piezas de alquiler. Se pagará una cuota de cincuenta centavos mensuales para el mantenimiento social. Las sociedades se organizarán en cada circunscripción. Habrá un Comité Central para la uniformidad y solidaridad del movimiento futuro, formado por representantes de cada circunscripción. El objeto de la Sociedad es luchar por todos los medios, especialmente por la huelga, para conseguir el más bajo precio en los alquileres y la higiene de las habitaciones. En cada conventillo y casa de departamentos (o cités), habrá un delegado encargado de tener a la Sociedad al corriente de lo que ocurra. El valor de alquiler de las piezas los fijarán la Sociedad de acuerdo con los inquilinos, y no se permitirá por ningún motivo que se eleve el precio de las piezas o departamentos. En el caso que un conventillo (por ejemplo) al haber una pieza desocupada, se pretenda exigir al nuevo arrendatario un alquiler más alto que el acordado, se declarará la huelga por todo el conventillo, negándose a pagar los alquileres, hasta que se obtenga el triunfo. Tampoco se permitirá que un nuevo arrendatario entre, (aunque sea por su voluntad) a pagar un alquiler más alto que el que rija.

153Estas son las ideas actualmente dominantes para dar forma y estabilidad a esta nueva organización obrera de resistencia, que llega como un factor poderoso a darle mayor vida y más animación a la acción proletaria que lucha contra este funesto régimen capitalista. A esta nueva organización, el elemento consciente del proletariado militante, le prestará todo su concurso y todo su entusiasmo. Como se ha visto, en la forma de organización no hay nada nuevo, es el mismo método usado en todos los gremios de resistencia. Así como se le obliga al patrón a pagar una tarifa mínima y a mantener un horario de 8 horas, también se puede obligar al propietario a fijar un límite al arriendo de piezas y de casas. Como se ha dicho, esta huelga acarreará menores dificultades que todas las otras de talleres, fábricas, etc. En esta huelga no hay pérdida de salarios como en otras. Si esta huelga se pierde, no empeora la condición de huelguista. A la inteligencia de los lectores queda el estudio de este nuevo factor de lucha. Esta exposición me parece suficiente por ahora, para que el proletariado chileno se oriente en esta nueva lucha y entre a ella para combatir la desenfrenada usura de los propietarios de la tierra. Respecto a detalles de las incidencias de la lucha y de la gran agitación que se realiza en estos momentos, envío los últimos diarios de esta capital que llevan una crónica completa y LA REFORMA podrá dar a los lectores en los días que siguen. Que estos hechos encuentren allí, pronto, muchos imitadores, son mis deseos.

Luis E. Recabarren
Buenos Aires, 29 octubre de 1907

La Reforma, Santiago 24/noviembre/1907

EL SOCIALISMO ALEMAN. Las Causas de su último desastre Desvaneciendo errores I

154En la Revista del Centro de Propaganda de la juventud demócrata La Vanguardia, se ha publicado una conferencia dada por el compañero Emilio Cocq, en que ha aparecido la siguiente expresión, refiriéndose a los socialistas alemanes:

155“Si en las últimas elecciones perdieron algunos asientos en la cámara fue debido, no a que los socialistas hubiesen disminuido (como alborozada lo dijo la prensa de nuestro país), sino que cometieron el error de atacar al militarismo, siendo el pueblo alemán, a este respecto, fanático por su institución militar, con lo cual perdieron algunas importantes adhesiones que dieron por resultado la pérdida de varias diputaciones”.

156En posesión de datos verídicos suficientes, creo útil y razonable no dejar en silencio un error tan fundamental como el sostenido por el compañero Cocq, que seguramente no ha tenido otra fuente de información a ese respecto, que las noticias y comentarios publicados por la prensa burguesa para destrozar y desfigurar todo aquello que es socialista.

157Tengo a la mano la Memoria del Partido Demócrata Socialista alemán presentada al Congreso Internacional de Stuttgart en agosto del presente año. La gran extensión de esa memoria no permite traducir párrafos porque ocuparía muchas columnas, sino que sólo nos concretaremos a resumir sus conceptos más concretos al respecto, que den a conocer al proletariado chileno lo que ocurre en Alemania entre el Partido Socialista y la burguesía capitalista. Dice la Memoria: las elecciones del 16 de junio de 1903, dieron a la democracia socialista de Alemania 3.010.771 de electores sobre un total de sufragantes de 12.351.248 que equivale, para los socialistas, al 24.02% sobre el total de electores, o sea, casi la cuarta parte. Con este resultado, llevaron a la Cámara 81diputados, que era la quinta parte de los asientos del Congreso, y era a la vez, por si solo el Partido Socialista, la segunda potencia numérica de la Cámara y la primera potencia electoral del país.

158Es de comprender que este resultado produjo en 1903 un asombroso pánico entre las clases burguesas, que se figuraron ver a la democracia socialista avanzando victoriosa sobre las instituciones de la nación. Les parecía que el dominio socialista en Alemania era cuestión de horas. Desde los primeros momentos de esta grandiosa victoria, dice la memoria, las clases burguesas comenzaron su obra de unión entre ellos en un block antisocialista dispuesto a poner toda clase de dificultades y obstáculos al desarrollo y progreso del socialismo. Este gran partido obrero abordó en el Parlamento, con sagaz sabiduría, la obra sublime de la emancipación del proletariado bajo los auspicios de la acción legislativa y de la crítica hecha en todos los momentos a la defectuosa organización capitalista que nos rige. Los oradores de la fracción socialista llevaron cada año a discusión los presupuestos del Imperio para condenar severamente el derroche de los dineros del pueblo y el favoritismo que con él se hace a las clases ricas. Protestaron vigorosamente contra el régimen bárbaro y brutal del militarismo y del marinerismo; contra la política colonial inhumana que derrocha centenas de millones; contra la política aduanera y los impuestos indirectos que hieren profundamente los intereses de las clases obreras y medias; contra la política de los contratos de comercio, tan perniciosa para las masas, política que es nefasta, política del derroche y del despilfarro en el imperio alemán; contra la actitud de los industriales y de las clases feudales en materia de legislación social; contra la conducta prevaricadora de la justicia alemana en los numerosísimos procesos contra los obreros socialistas. Los socialistas han dicho en el Parlamento: “Nosotros queremos el mejor armamento posible para la defensa de la nacionalidad, como lo indica claramente nuestro programa. La educación para la defensa general, la milicia nacional, en lugar del ejército permanente”. Pero, al reclamar una organización militar sobre una base democrática en oposición al militarismo actual, que es un instrumento de dominación de clase y de régimen personal, la social-democracia mantiene altivamente su divisa: “No acordamos a este sistema militar ni un hombre ni un centavo”.

159Además de esta obra de crítica al fatídico régimen burgués, realizada con severa cultura e inteligencia por los socialistas alemanes, se llevó al Parlamento, traducido en proyecto de ley, todo lo bueno que tiene el programa socialista en beneficio del pueblo obrero. Pero casi todos esos proyectos no llegaron a la discusión parlamentaria por la oposición sistemática de las clases gobernantes. La fracción socialista estaba aislada en el Parlamento. Pero su obra inteligente realizada allí atrae sobre sí las miradas de todo el mundo. Las clases obreras no ocultan su admiración y sus aplausos, como las clases burguesas tampoco ocultan su grosera adversidad y sus trabajos en contra del socialismo.

160La obra más importante realizada por la democracia socialista, ha sido, sin duda, la ley dictada y promulgada por su iniciativa, acordando a los diputados un sueldo de 20 marcos por cada asistencia a sesión (un marco vale 25 centavos oro, 50 peniques). Desde muchos años, la clase burguesa se opone a esta ley, como una traba poderosa para la entrada de los obreros pobres al Parlamento, pero como el Partido Socialista les pagaba sueldos a sus diputados, la clase burguesa tuvo que convencerse de la inutilidad de su obstrucción. La hermosa actuación del grupo socialista en el Parlamento, unida a la laboriosa e inteligente obra de más de dos mil municipales socialistas que representan a la clase obrera en las numerosas municipalidades del Imperio, y unida todavía a la activa propaganda realizada por sus tres millones de electores, con sus agrupaciones, centros de juventud, escuelas, bibliotecas, conferencias, sindicatos gremiales y todos los medios de propaganda, coronada toda esta obra por su poderosa prensa gremial, que imprime millones de ejemplares mensuales, y por su prensa política, de los cuales un solo diario de Berlín, Worwarts, órgano central del Partido Socialista, imprime 120.000 ejemplares diarios, o sea, 3.600.000 ejemplares mensuales.

161El Partido Socialista alemán cuenta con 77 publicaciones, de las cuales 65 son diarios, 1 bisemanal, 6 semanales, 2 bimensuales y 3 mensuales. Es aparte de la prensa oficial de los gremios y federaciones. Alemania tiene 56.000.000 de habitantes, de los cuales hay 3.250.000 electores socialistas que con sus familias, pueden constituir una población de 13 millones de socialistas. Agréguese a esta cifra, la población anarquista que es numerosa, la población indiferente o simpatizante a medias, los timoratos y los que no pueden tener derechos políticos por diversas causas y que son socialistas. Compréndase el valor de la organización socialista en Alemania, dentro de esa población y se podrá justificar el gran pánico que domina actualmente a las clases burguesas que son importantes para detener el poderoso y visible avance y progreso de la Democracia Socialista que se va internando sabiamente en todas las arterias de ese inmenso Imperio.

162El territorio alemán es reducido para tanta población, tiene 540.633 kilómetros cuadrados, con 52.139 kilómetros de ferrocarriles. Chile tiene 753 mil 216 kilómetros cuadrados con 4.503 kilómetros de ferrocarriles. Estos son los detalles más generales de las posiciones que ocupan socialistas y burgueses en Alemania. La lucha entre estas dos clases es ardiente, sin tregua; es la obra de todos los días. Las clases burguesas sólo piensan en obstaculizar y destruir al socialismo. En su obra diaria se refleja ese pensamiento que las domina. El Partido Socialista sólo piensa en la felicidad del pueblo entero (sin distinción de clases) y de la humanidad toda. La obra cotidiana del Partido Socialista es proporcionar al pueblo todos los medios para su propia educación (en todo el mundo) a fin de que el pueblo por sí solo, por su propia obra, se emancipe y se eleve hacia la cultura y el progreso, sin necesidad de pastores ni directores, ni protectores. “La emancipación de los trabajadores debe ser obra de ellos mismos”.

163En el propósito de explicar las causas del último desastre socialista alemán, ha sido necesario exponer primero, como antecedentes, la actuación y desarrollo del Partido Socialista en Alemania. En un artículo siguiente, que se publicará el martes, completaremos este propósito probando que la democracia socialista en Alemania ha aumentado en vez de disminuir. Pues, hasta el martes.

Luis E. Recabarren S.
Desde Buenos Aires, noviembre de 1907

La Reforma, Santiago, 26 noviembre/1907

EL SOCIALISMO ALEMAN. Las causas del último desastre Desvaneciendo errores II

164En nuestro artículo anterior (publicado anteayer) hemos relatado a la ligera, y en líneas generales, parte de la incomparable labor de los socialistas alemanes. Hemos dicho que desde junio de 1903, la burguesía inició una astuta labor de concentración y de coalición de todos sus elementos procurando formar un poderoso block anti socialista en todas las provincias del Imperio. Si la democracia socialista, por su lucha realizada en el Parlamento y municipios, ganaba terreno constantemente, la obra de los capitalistas y gobernantes también avanzada en todo sentido. Cualquier acción de los socialistas era calificada y explicada en forma malévolamente distinta de lo que era en realidad para desprestigiarlos ante el egoísmo de los burgueses y la torpeza de las clases ignorantes.

165Después de las elecciones de 1903, los políticos agrarios fundaron la Reisch Vervand (Unión Imperial). Dice la memoria del Partido Socialista: Esta organización se fundaba para servir de lazo de unión de todos los partidos burgueses en contra de los socialistas. El Emperador, por su parte, organizaba también -apoyado en los dineros del pueblo- los elementos oficiales que se preparaban para combatir al socialismo. El 13 de diciembre de 1906, dice la memoria, la nación alemana fue sorprendida con un golpe de sorpresa. El príncipe Bulow había disuelto el Parlamento, porque una mayoría, comprendiendo los diputados socialistas, los de centro y los poloneses, había negado 29 millones de marcos exigidos por el gobierno para el sostenimiento militar en África del Sur. La patria alemana estaba en peligro porque 800 hotentotes estaban en posesión de fusiles de pequeño calibre, a los que trata de someter con los 29 millones pedidos.

166Esta circunstancia fue explotada hábilmente por el block anti socialista. En la sesión del 1° de diciembre de 1906, el Partido Socialista declara en el Parlamento lo siguiente: “Hay una gran diferencia entre lo que la política debiera ser y entre lo que ella es. Si los representantes de naciones de cultura y de civilización, como por ejemplo, las naciones de Europa y América del Norte, van a los pueblos extranjeros en calidad de libertadores, como amigos y civilizadores, como ayudas necesarias para la conquista de su civilización y cultura, para elevarlos a la altura de hombres modernos, si todo eso se hace con una noble intención y una forma justa, entonces, nosotros, socialistas demócratas, estamos prontos, los primeros para sostener una colonización que lleva por fin la alta misión de la cultura. Si entonces, vosotros vais a los pueblos extranjeros como amigos, como bienhechores y educadores de la humanidad, para ayudarles a poner luz a sus propios tesoros de su país, para ser útiles a los indígenas y a la humanidad civilizada, entonces estamos de acuerdo. Si vosotros vais hasta ellos como compañeros de labor y de asociación, nosotros también os acompañamos. Pero ese no es el objetivo de vuestra política colonial. Vosotros no vais allá como libertadores y civilizadores, sino que vais como conquistadores, como opresores, como explotadores. Vosotros iréis allá como conquistadores para saquear a los indígenas con la fuerza brutal. Vosotros haréis de ellos ilotas (esclavos). Vosotros los obligaréis a servir a los extranjeros en sus propósitos de explotación. Esa es vuestra política colonial. Vosotros tomáis la propiedad de todos para darla a unos cuantos. El socialismo quiere tomar la propiedad de unos cuantos para dársela a todos. Esto es la gran diferencia de principios y de cultura entre vuestra política de propiedad y la de los socialistas. Vosotros dais la propiedad de la nada a gente que no tiene otro derecho a esta propiedad que de pertenecer a vuestra clase, la de los conquistadores. Ese es vuestro único y llamado derecho legal”.

167Esta brillante conducta de los socialistas condenando la política colonial del gobierno, que contó con mayoría en el Congreso, fue el pretexto de que se valió la burguesía, con el Emperador a la cabeza, para pretender destruir la organización socialista. No ha sido por el antimilitarismo de los socialistas alemanes la guerra que se les ha hecho. El pecado de todos es señalar al pueblo el verdadero camino de la cultura y de la civilización que les ha de libertar sobre todo de las tiranías creadas por la burguesía. A los socialistas se nos combate porque somos socialistas simplemente. ¿Por qué en el Congreso chileno se robó la elección de Antofagasta? Porque el elegido era un demócrata socialista, un revolucionario que no debía sentarse en el Congreso chileno. Ese era todo el delito.

168Disuelto el Parlamento, se decretaron las nuevas elecciones para el 25 de enero de 1907. Dado el gran progreso y organización socialista, se creía que el partido ganaría en las nuevas elecciones a lo menos 20 asientos más. Esto no inquietaba mucho al Emperador porque su principal propósito era contar con una gran mayoría en la composición del nuevo Congreso, procurando sí hacer todo el daño posible a la democracia socialista. La agitación precedente a las elecciones fue terrible. La intervención del gobierno marcó los límites del descaro. El block anti socialista dirigido por el oficialismo imperante, desarrolla un terrible trabajo, una activísima y tenaz campaña en contra de los socialistas y en favor del Emperador. Las imprentas vomitaban millones y millones de folletos y proclamas. Solamente la Reischsverbund (Unión del Imperio) ha repartido más de 10.000.000 de impresos. Otro partido burgués, el Flottenvereì, ha distribuido más de 20.000.000 de folletos y proclamas. Añádase a todo esto la obra puerca de difamación y calumnias en contra de los socialistas. La memoria socialista hace a este respecto un minucioso detalle de toda la actividad burguesa y de los medios puestos en práctica en aquellas elecciones que no es posible por extensión reproducir aquí. Por fin, se realizaron las elecciones en las cuales los socialistas GANANDO UN CUARTO DE MILLON DE ELECTORES, resultan perdiendo 38 diputados. La ley de elecciones de Alemania es muy distinta de la de Chile. Aquella tiene muchas trabas para los socialistas; no triunfan las más altas mayorías; no hay voto acumulativo. El voto es unipersonal, por circunscripción, y se elige por representación proporcional de minorías. La geometría electoral -dice la memoria- es en gran parte un motivo de disminución de diputados. Si la ley electoral fuera justa, con esos mismos votos, los socialistas habrían llevado al Congreso 116 diputados. He aquí el número de votos y diputados obtenidos por todos los partidos en la elección de enero.

Socialista Demócrata

3.258.968 electores

43 diputados

Conservadores

1.070.658 electores

60 diputados

Partido del Imperio

447.303 electores

22 diputados

Nacionales Liberales

1.654.738 electores

56 diputados

Antisemitas

448.809 electores

27 diputados

Centro

2.183.381 electores

108 diputados

Unión Liberal

243.369 electores

16 diputados

Partido Liberal Popular

734.582 electores

27 diputados

Partido Popular Alemán

174.933 electores

6 diputados

Polonés

453.774 electores

20 diputados

Varios partidos

510.712 electores

12 diputados

Diversos

8.342 electores

-

169Este resultado numérico de las elecciones alemanas -que seguramente ningún diario burgués lo ha publicado-, demuestra la injusticia de la ley electoral alemana que coarta la acción socialista. Mientras el Partido Socialista, con 3.258.968 electores obtiene 43 diputados, el Partido Conservador, con más de dos millones menos de electores, se lleva 60 diputados, y el Partido del Centro, con un millón menos, obtiene 106 diputados. Juzguen más claramente los lectores.

170Ahora comparemos las dos elecciones últimas en que los socialistas obtienen los siguientes resultados. En 1903, 3.010.771 electores; en 1907, 3.258.968 electores. Habiendo un aumento de 248.197 electores, o sea, un cuarto de millón más. El total de votantes ha sido el que sigue: en 1903, 12.531.248 electores; en 1907, 13.193.571 electores Aumentaron 662.323 electores. De este aumento, de electores los socialistas se llevan más de un tercio. El porcentaje obtenido por los socialistas fue el que sigue: en 1903, 24.02%; en, 1907, 24.36% Sin embargo, el Partido Socialista considera que en estas elecciones el Partido ha ganado medio millón más de verdaderos electores socialistas que han ingresado al Partido durante los tres últimos años. Este aumento de medio millón lo explico considerando que sobre el total de votantes obtenidos en 1903, por lo menos un cuarto de millón, compuesto de pequeños burgueses, se han retirado del Partido. Entonces al obtener en 1907 un cuarto de millón más sobre los de 1903, ha obtenido otro cuarto de millón que es el que ha reemplazado a los que se han ido.

171Ahí, están, pues, en números claros y precisos los triunfos y las glorias socialistas que no dejan lugar a ninguna duda. El Partido Socialista alemán no ha sido combatido por su acción antimilitarista, sino por su programa socialista. El pueblo alemán no es un fanático por su ejército. Es solamente un pueblo sabio que comprende muy bien sus deberes y derechos. El Partido Socialista alemán, en el Congreso Internacional Socialista de Ittattget, ha vuelto a afirmar nuevamente sus principios antimilitarista y, en general, anti-burgueses. El Partido Socialista alemán ha sido, es, y seguirá siendo la primera potencia política electoral del Imperio. En las elecciones que deban verificarse en 1911, volverá al Congreso, triplicando sus representaciones y aumentando en mucho sus electores. La burguesía alemana, lo sabe bien esto, como sabe también que nada vale su persecución al socialismo. El progreso del socialismo en Alemania, como en cualquier país, es el progreso del pueblo obrero, de la humanidad que avanza rompiendo las cadenas que la oprimen. Los ejemplos dados por Alemania, Rusia, Austria y otros países, deben ser imitados por todos los pueblos del mundo que luchan contra todas las tiranías sociales. No trepidemos, pues, en nuestra obra y vamos francamente exponiendo nuestro programa y avancemos pisoteando los obstáculos que nos opone la burguesía. Con esto dejo subsanando el error involuntario del compañero Cocq. Es necesario no dar crédito a lo que dice la prensa burguesa en materia de hacernos socialistas. Salud y adelante.

Luis E. Recabarren S.
Buenos Aires, noviembre de 1907

La Reforma, Santiago 22/diciembre/1907

DEMOCRACIA-SOCIALISMO I. Sus diferencias - lo que debe preferir el pueblo - ¡Estudien los Demócratas! - La propiedad ante la Democracia y el Socialismo

172Hasta hace poco tiempo he creído que la Democracia y el Socialismo eran más o menos una misma idea, una misma cosa, o que ambas se completaban, que no tenían otra diferencia que el nombre. Sin embargo, el estudio y mi presencia desde hace algunos meses en las filas socialistas de esta nación, el ambiente nuevo que respiro, me llevan hacia otro terreno más eficaz y más completo que el de la Democracia y me hacen comprender más exactamente la diferencia que entre ambos ideales existe. He estudiado de nuevo ambos programas: el demócrata y el socialista, ¡y cuán enorme es la diferencia! El programa demócrata aparece pálido, insignificante, probando con sus expresiones la poca capacidad moral e intelectual de los obreros de Chile. Sólo contiene un programa de reformas por realizar sobre las instituciones existentes, ampliándolas, suavizándolas, democratizándolas, pero dejándolas siempre lo que son: instituciones coercitivas de la libertad dominadas por la burguesía.

173La democracia proclama reformar instituciones, democratizarlas. El socialismo proclama la desaparición de las instituciones inútiles y el reemplazo de algunas por otras completamente distintas, socializándolas. He dicho que la democracia sólo contiene un programa de reformas y le falta una declaración de principios en que se expresan las bases científicas de sus ideales del porvenir. Democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Socialismo es la socialización común de la propiedad de la tierra y de los medios de la producción. Más claro: La Democracia quiere que el gobierno sea formado por pueblo, que vengan a él los obreros y legislen en favor del pueblo, pero que exista siempre gobierno. Este sistema adolecerá siempre de la estabilidad de la tiranía autoritaria. Quien sea que gobierne tendrá gobernados a quienes impondrá la ley y tendrá descontentos que conspirarán en su contra. Ejemplos: La organización de las instituciones obreras y del mismo partido, tienen su base en la democracia, y su misma condición orgánica la hace engendrar diferencias, tiranías y despotismos que palpan los mismos obreros. El socialismo acepta el gobierno sólo como forma primitiva y transitoria para establecer y consolidar la forma de la sociedad socialista, que será resistida por la burguesía hasta mucho tiempo después de producida la revolución que transforme el orden social. El socialismo quiere la socialización de la propiedad de la tierra en el sentido de que sea la sociedad la propietaria y que asegure a cada cual la habitación amplia, saludable y segura, y suprime al propietario individual que acapara las habitaciones, las encarece y hace vivir a los pobres en condiciones inhumanas. La democracia sólo habla de colonización como medio de establecer la pequeña propiedad. Pero actualmente vemos que el Estado regala sus tierras a empresas ricas, y cuando la democracia llegue, caso de llegar a ser gobierno, ya no habrá tierras que sirvan de base a establecer la pequeña propiedad. La aspiración socialista de suprimir el propietario individual acaparador, asegurando a todos los individuos y familias su hogar higiénico, es muy superior y preferible a la idea demócrata. El que es propietario de su habitación en el régimen socialista continuará de igual modo.

174Hoy asustaría a muchos esta idea de expropiación que sustenta el socialismo y que, sin duda, esta expropiación será sin indemnización. Pero ¿acaso no procedió en peores formas la revolución francesa confiscando los bienes de la nobleza y el clero? ¿Acaso todas las revoluciones que han transformado un orden de Estado no han confiscado sin indemnización? La confiscación que hará la revolución triunfante del socialismo, será sin indemnización, puesto que el nuevo estado asegurará a cada individuo su bienestar sin más condición de que coopere a la producción útil. Esta es, rápidamente esbozada, una aspiración socialista, que la democracia no concibe y deja muy lejos. Si los demócratas de hoy llegan a comprender que es necesario proceder como piensa el socialismo en esta materia ¿por qué oponerse a introducir en la declaración de principios del Partido una afirmación categórica de esta naturaleza, que demuestre ante el mundo lo que piensa el trabajador en este sentido y que alimenta a ese mismo pueblo a cooperar a ese mismo estado? La fórmula democrática llevada hasta el hecho ¿cambiará el régimen de la propiedad en el sentido de aliviar la miseria del pueblo y de asegurarle un hogar confortable? No. En absoluto. Entonces la democracia no satisface la aspiración del presente de los proletarios, y una aspiración que no cumple un anhelo debe repudiarse y sustituirse por otra mejor.

175La Democracia es vaga, indefinida en esta materia; aspira a mejorar la situación, pero los medios de que se vale no le servirán. El Socialismo es preciso y claro y define francamente la situación, asegurándole a cada ser su hogar, en donde quiera que viva. ¿Cuánto se sufre hoy con la carestía de los hogares? ¿Cuánto se sufre con el abuso de los propietarios de casas y conventillos? Todo esto lo sabe bien el pueblo, y los demócratas que batallan a diario deben convencerse que ganarán moral y materialmente optando por la afirmación socialista y dejando a un lado la democracia como cosa pasada de moda ¿Habrá cobardes, miedosos?

176A los obreros organizadores se nos persigue de todos modos, nos llamemos socialistas, demócratas o socios de las sociedades de resistencia. El capital y la autoridad sólo quieren ver en nosotros unos esclavos mudos y serviles. Yo espero que los demócratas inteligentes de todos los pueblos estudien detenidamente este nuevo aspecto, escriban sobre él y, si es posible, den conferencias de propaganda en todos los pueblos para interesar a las asambleas en el estudio de estos problemas sociales a fin de educar de un modo más eficaz el elemento que marcha a la abolición del presente régimen burgués, aunque en una forma poco definida en Chile. En el siguiente artículo analizaré el socialismo y la democracia en el terreno industrial de la burguesía capitalista, la enorme diferencia de ambos conceptos y ventajas inmensas que inclinan la balanza a favor del socialismo. En este análisis, en esta confrontación de ideas, no persigo otro objeto que contribuir con mi pequeño esfuerzo intelectual a la democracia del día, e influir para que la organización política de Chile pueda figurar en la organización del Socialismo Internacional, realmente bastante ignorado en Chile. Así, pues, hasta mi siguiente artículo.

Luis E. Recabarren S.
Buenos Aires, 1907.

La Reforma, Santiago 28/diciembre/1907

DEMOCRACIA Y SOCIALISMO II. Sus diferencias - lo que debe preferir el pueblo - ¡estudien los Demócratas! El sistema industrial y comercial burgués ante la democracia y el socialismo

177El programa de la Democracia no soluciona el problema del sistema industrial y comercial del capitalismo burgués. Se limita solamente a pensar en suprimir o aminorar los derechos aduaneros y suprimir los impuestos sobre los artículos de consumo, creyendo, de este modo, abaratar mucho la vida y hacerla más fácil para el proletariado que hoy agoniza entre las garras del capital. Pero la democracia se ha olvidado que dejando en pie el sistema industrial que actualmente, obliga la existencia y concurrencia de patrones y obreros, dejará indefinidamente establecida y legalizada, como en la actualidad, la explotación y la opresión que el patrón hace al obrero.

178Si la democracia llegase a imperar con sus ideales en la legislación de su país, suponiendo que redujera los impuestos aduaneros y los que gravan los artículos de consumo, los patrones, a su vez, rebajarían los salarios con el pretexto de que la vida era barata y quedarían los obreros en la misma situación. La ley no podrá obligar al patrón a pagar un salario determinado, porque no sería posible legislar sobre esta materia en que concurren factores tan distintos unos de otros, como son: la diversidad de competencia, la antigüedad y el carácter de los obreros, como su conducta en el trabajo, etc. Al mismo tiempo, existe la variedad de formas y condiciones de trabajo que se multiplican hasta lo infinito. La democracia podría establecer una ley que fijara el salario mínimo, por ejemplo, dos pesos diarios. Esto daría resultado peor. Un patrón obligado a pagar este salario a un obrero que en su concepto no podría ganar más de un peso y medio, se lo quitaría a otro obrero que ganaría justamente un salario de tres o cuatro pesos. El abuso patronal tampoco puede regularlo la ley. Hoy apenas se consigue suprimir por medio de la unión de los obreros, que a veces son fuerza capaz de imponer la ley a los patrones. Esto prueba a la vez que la organización obrera puede más que la legislación parlamentaria. Si el pueblo aspira a la conquista del Parlamento, en mi concepto, no lo hace teniendo la confianza de que sea el Parlamento el que todo lo corrija, sino porque en caso de que el pueblo tuviera mayoría parlamentaria, el gobierno, que estaría en sus manos, no se pondría con las fuerzas militares al servicio del capital, como ocurre hoy, sino que ocurriría lo contrario.

179Vemos, pues, que por el lado que se analice, el sistema democrático no soluciona el principal problema, que es la situación económica de los obreros, hoy en manos de los capitalistas sin conciencia. Veamos, entonces, cómo el socialismo soluciona este problema en beneficio de todos, sin excluir a la clase patronal.

180El socialismo quiere la socialización de las máquinas, herramientas y todo instrumento de trabajo, es decir, que desaparezcan los patrones y propiedades, que todas estas cosas pasen a ser propiedad común, patrimonio de todos los individuos que necesitan servirse de la misma maquinaria para producir todo lo que es útil para conservar la vida humana. Los patrones, que hoy son los intermediarios que usufructúan del beneficio que arroja un producto fabricado, entre el precio de fábrica y el de venta, que constituye la explotación al obrero que lo produce y al obrero que lo consume, no se irían a morir de hambre por terminar su carácter de explotadores. Actualmente trabajan reservándose para ellos el trabajo de vigilancia o administración. En el nuevo régimen trabajarían siempre en lo que ellos sintieran más de su agrado. No sería posible detenerse a estudiar en un artículo las bases de estricta justicia que impulsan al socialismo a sostener este principio de abolición de la clase patronal con su sistema de industrias y de comercio, reemplazado por la socialización de la maquinaria puesta al servicio de la humanidad, repartiendo entre todos los beneficios que resulten de ella.

181Las fábricas y talleres industriales son actualmente verdaderos presidios donde los trabajadores pasan recluidos allí hasta 14 ó 16 horas por día, entregando todas sus fuerzas al capital avaro e insaciable, entregando hasta su vida, por las consecuencias y por los accidentes del trabajo. La democracia no remedia este hecho no lo soluciona satisfactoriamente y, en consecuencia, ella nada podrá hacer en beneficio de los proletarios dentro de este sistema. El capitalismo industrial seguirá su acción devastadora arruinando vidas y hogares, devorando eternamente energías proletarias. La democracia sería impotente para detener su obra, cualesquiera que fueran las leyes o reformas que se introdujeran. El sistema continuaría siendo siempre el mismo. En cambio, ya lo hemos dicho, el socialismo soluciona radicalmente este problema, haciendo propiedad nacional o internacional la maquinaria y todas las fuentes de producción. De este modo, solamente es como puede tener término este vergonzoso sistema de explotación y cómo podrá el proletariado emanciparse económicamente y liberarse para siempre de todas las tiranías y explotaciones.

182La democracia no es el ideal moderno del proletariado ni puede serlo ya en esta época. La democracia es un ideal propio de los burgueses que hicieron la revolución a la monarquía y al absolutismo, creando la república democrática, como existe en Francia, Estados Unidos y pueblos centro-americanos. La democracia es el gobierno del pueblo por el pueblo. Pues bien, en Chile existe nominalmente ese gobierno desde el momento que se le entrega a la libre elección popular. No hay leyes que impidan a la democracia actual de Chile ser poderosa y capaz de ser mayoría en el gobierno: es la ignorancia o desconfianza unida a la corrupción del pueblo, lo que le impide gobernar. La legislación chilena es en alto grado democrática, y quizás el único país sudamericano. La República Argentina no cuenta con leyes de comuna autónoma, ni con la totalidad de los municipios electivos, ni con leyes electorales amplias que entregan al pueblo la propia generación de las elecciones, ni tiene el voto acumulativo, ni las asambleas de electores que controlen de cerca la labor de los municipios, y toda esa legislación democrática burguesa, narcótico para adormecer incautos y cándidos.

183El pueblo ya sabe lo que es eso y sabe que toda la legislación democrática no es capaz de suprimir la ignominiosa explotación que hace la burguesía capitalista y gobernante de Chile. Reflexionemos con debida detención y veremos que el sistema industrial y comercial que lleva en sus entrañas las armas destructoras del proletariado no puede ser reformado y democratizado, sino que necesita la socialización como único recurso de suprimir esta espantosa y eterna guerra entre patrones y obreros. Si estas ideas expuestas hacen reflexionar a los demócratas, deben pensar que se hace indispensable variar nuestro programa en forma clara, franca, porque el socialismo no admite confusionismos, ni tampoco es de los hombres conscientes mistificar los hechos. El socialismo es una idea humana, que tiende a introducir la solidaridad entre todos los individuos; es un ideal altruista y generoso que debe exponerse sin timideces a la luz del día.

184En el siguiente artículo analizaré la cuestión salarios dentro del sistema socialista, y cómo se operaría el reparto de las labores de producción y de consumo a fin de completar este artículo en que hemos desarrollado la socialización de las industrias y del comercio.

Luis E. Recabarren S.
Buenos Aires, 1907

La Reforma, Santiago 3/enero/1908

DEMOCRACIA Y SOCIALISMO IV2. Sus Diferencias - Lo que debe preferir el pueblo - Estudien los Demócratas - La acción política de los obreros ante la Democracia y el Socialismo - La conquista del Poder Político

  • 2 El artículo III presumiblemente debía venir en la edición del 30 de diciembre de 1907, la cual no (...)

185Estos artículos, que constituyen un análisis de los ideales de la democracia y el socialismo, se comprenderá han tenido por objeto esparcir estos estudios en el ambiente obrero demócrata, ante quien se dilucida esta cuestión. Hace cerca de seis años que en el seno del partido se discute la idea socialista. En varias de sus convenciones se ha propuesto al cambio de nombre, pero esto no ha ido apoyado por un programa claro y por una discusión definida que interese e impulse a los demócratas a entrar en este nuevo camino sin vacilar, puesto que la utilidad y la conveniencia son manifiestas. He prometido tratar aquí la diferencia que hay entre la acción política de la democracia y la del socialismo. ¿Cuál ha sido la acción política de la democracia en Chile?

186El pueblo la conoce bien. La labor de este partido en los municipios ha consistido principalmente en fomentar la empleomanía de los obreros y de algunos jovencitos que han venido a la democracia sólo por conseguir empleos. Con este proceder, el mismo Partido Demócrata ha creado y fomentado en su seno una clase burocrática, distinta de la democracia, que ha causado males ocasionando retrocesos a la clase obrera organizada políticamente. La labor doctrinaria, que es lo esencial, no se ha visto practicar, a la medida de lo posible, en los municipios, salvo uno que otro bosquejo. En el Congreso ha ocurrido otro tanto, con la diferencia de que en él se ha hablado más para llamar la atención. Hechos de lo que se forma la vida orgánica, eso no hemos visto en la hora incipiente de la democracia parlamentaria. La protección a las sociedades de socorros mutuos, apagada desde la Cámara, es insignificante, y ella no es la que salva al obrero del desastre económico a que lo arrastra el capitalismo y la autoridad unidas.

187Fuera de esas corporaciones ¿qué ha dicho la democracia? ¿Ha organizado a la clase obrera para la lucha económica contra el capitalismo? ¿La ha instruido en los medios de lucha, dándole conferencias explicativas sobre las huelgas, boicot, etc.? ¿Ha desarrollado las asociaciones de resistencia, fomentando su multiplicación y confederación? Nada de esto ha hecho la democracia, propiamente hablando. La acción que en estos últimos años han hecho los obreros es obra de ellos mismos, y de los demócratas socialistas que han ido apareciendo poco a poco por obra y gracia del estudio.

188La acción socialista es todo aquello enumerado que la democracia no ha hecho en veinte años que tiene de organización en Chile. El Partido Socialista es el que ha marcado en su programa la organización de los obreros en partido de clase, para habilitarlos a luchar contra la clase opresora, dándoles como armas principales, la buena organización, en todo terreno, y la mejor instrucción realizada por la prensa y en la tribuna. El Partido Socialista es el que en casi todos los países ha abierto el camino de la organización de los trabajadores en sociedades de resistencia para luchar contra los abusos y explotaciones del capital. Hay, pues, notable diferencia entre una acción y la obra. Analicen por sí mismos los obreros en Chile lo que es acción democrática y acción socialista; lo que han hecho ambos ideales en el pasado, lo que hacen en el presente y lo que harán en el futuro, leyendo para esto ambos programas.

189Si una parte de la democracia, en los últimos años, ha entrado por el camino que necesiten los obreros, ha sido en el nombre de las ideas socialistas y persiguiendo esos propósitos. Siguiendo el camino trazado por estas ideas expuestas, el propósito de los partidos obreros es la conquista del poder político. La democracia y el socialismo han escrito en su programa esta aspiración: la conquista del poder político. Pero ambos ideales con objetos distintos, como ya lo hemos manifestado anteriormente. La democracia aspira conquistar el poder político para usar de la fuerza, democráticamente sí, a fin de democratizar todas las instituciones hasta donde pueda introducirse la acción del gobierno y del Congreso; más allá sí que no. El orden de cosas, como ya lo hemos dicho, no variará en el sentido de crear una COMPLETA energía social. El socialismo aspira a conquistar el poder político, y usará de las fuerzas mientras la burguesía caída procure reconquistar su dominio, para mantener el nuevo orden hasta que su práctica convenza a todos y la humanidad acepte entonces de buen grado el método de sociedad que establecerá el socialismo universal.

190El poder político en manos del socialismo significará, ante todo, la abolición del sistema capitalista que hace del proletariado y pequeños burgueses, una clase eternamente explotada y esclavizada. Abolido este sistema, vendrá la organización libre del trabajo en las industrias, las artes y el comercio, encargándose de encarrilar por el mejor camino la nueva marcha de la producción, no los gobiernos y capitalistas, como se hace hoy, sino las respectivas organizaciones gremiales más capaces para el objeto. La especulación comercial, el abuso en los alquileres de habitaciones, la locomoción, las viviendas obreras, las condiciones de trabajo, todo aquello que tenga relación con la vida de los pueblos, será transformada inmediatamente en condiciones de hacer desaparecer la miseria y el sufrimiento humano, cuando el socialismo haya conquistado el poder político. La tiranía de los poderes actuales, ese abuso autoritario que llega hasta violar las leyes existentes para abatir al obrero que desea elevarse y progresar, que le coartan el derecho a reunión, el de huelga, el de pensamiento, todo eso deberá desaparecer cuando el Partido Socialista haya conquistado el poder político. Y ¿cómo se hará la conquista del poder político por el proletariado? Esta pregunta ya no cabe ser contestada en este artículo, so pena de alargarlo demasiado; será entonces materia de otro artículo, lleno de detalles y cálculos necesarios para poner a los obreros en posesión de conocimientos indispensables que lo capaciten más en la obra de aprender a conquistar el poder político y saber aprovecharlo en beneficio de todos. Que la atención de los lectores no se canse y que persevere el deseo, que yo mismo siento, de que estos artículos produzcan alguna utilidad. Hasta el próximo.

Luis E. Recabarren
Buenos Aires, 1907

La Reforma, Santiago, 5/enero/1908

DEMOCRACIA Y SOCIALISMO V. Sus diferencias - Lo que debe preferir el pueblo - Estudien los demócratas ¿Cómo se hará la conquista del poder político?

191La organización del Partido Demócrata tuvo por objeto la conquista del Poder Político. Pero, como lo han probado los hechos de veinte años de lucha, no ha sido suficiente esa organización para obtener el deseo, porque ello no ha correspondido a los sanos fines propuestos y ha adolecido de muchos vicios que han retardado el tiempo del proletariado. En la lucha política obrera en Chile, hay hechos culminantes que debieran servir de ejemplar experiencia a todos los demócratas del país para ajustar todos sus actos al verdadero espíritu de clase que debe predominar en los actos internos y externos de nuestro partido. Quiero citar solamente un hecho, repetido varias veces, y cuyas pruebas están en todas partes; es el siguiente:

192Cada vez que una agrupación demócrata ha ido a una lucha electoral, completamente autónoma, desligada de todo compromiso con partidos burgueses, parece que la victoria más espléndida ha sido su premio al acto de pureza doctrinaria que la guiaba en la lucha. Ahí están las agrupaciones de Tocopilla y Santa Lucía. Tocopilla el año 1903 reunió 60 electores y obtuvo un regidor. En 1906, después de dos años de cruel persecución, de carcelazos por mayor, en que se expulsó a los obreros de ese puerto por grandes cantidades, reúne en las urnas 250 electores y obtiene la mayoría del municipio. Otro tanto ocurre en Taltal y Antofagasta. Chañaral, que no tenía organización, da la primera mayoría para sus tres candidatos al municipio y para su candidato a diputado, Gorigoitía, hoy en la cárcel. Todo esto por obra de la acción democrática completamente pura, sin mezcla alguna con los partidos burgueses, que son sus enemigos naturales. Y cada vez que una agrupación demócrata ha ido a las urnas en alianza con un partido burgués, ha tenido por resultado una vergonzosa derrota, lodo y desprestigio para muchos de sus afiliados, la desmoralización general, el desbande y la pérdida de la confianza para el partido de los obreros. Estos hechos son necesarios de recordar para el objetivo de este artículo. Además, el partido obrero, en los países europeos, ha sido siempre partido de clase, partido de agitación y que jamás ha hecho pactos vergonzosos con sus propios enemigos. Últimamente, en España, se propuso una alianza con el Partido Republicano, y el socialismo español, por gran mayoría, rechazó, considerando bastarda toda alianza con partidos burgueses. Si el Partido Demócrata de Chile aspira a conquistar el poder político de la nación para regirla por el sistema demócrata o socialista, según sean sus progresos futuros, no podrá obtener el triunfo de sus aspiraciones mientras acepte convenios con grupos burgueses y reciba dinero de ellos, a pretexto de trabajos electorales. Felizmente el Partido Demócrata Doctrinario seguirá este rumbo en todo el país, y esto será lo que le salvará de su posible bancarrota el seguir por el sendero pasado. La conquista del poder político, en Chile, es obra hoy más fácil que en cualquier país del mundo, por sus leyes y por el derecho máximo que se entrega al pueblo en la generación de los poderes políticos. No hay traba más poderosa que el cohecho burgués y la corrupción. Pero estos vicios, que son el factor principal que hoy retardan la conquista de ese poder, podrán desaparecer si la Democracia Doctrinaria pone mayores empeños en su acción de lucha y combate diario por el bienestar obrero y por el triunfo de sus aspiraciones. Para hacer más rápida esa marcha, la Democracia Doctrinaria debe hacer lo siguiente:

193-Difundir, por medio de la prensa, la mejor concepción de sus ideales a fin de perfeccionar a cada obrero y habilitarlo para propagar la doctrina y defenderla de los ataques e injurias.

194-Difundir y estimular la realización de conferencias en todas las agrupaciones del país, en que se traten los siguientes temas: organización política de los obreros, medios de conquistar el poder político, desarrollar el programa, la acción de los municipios en su obra de municipalizar todos los servicios populares, organización obrera, fomento de bibliotecas socialistas difundiendo el amor a la lectura, fomento y desarrollo de las sociedades de resistencia en todos los pueblos del país, desarrollo de cooperativas obreras, impulso a las huelgas como arma reivindicadora, boicot, etc. y todo aquello que forme una perfecta conciencia de la misión del obrero organizado, será aumentar la educación y capacidad del proletariado que marcha hacia la revolución social.

195-Combatir todos los vicios obreros.

196-Multiplicar la organización del Partido Demócrata Doctrinario a todas las comunas del país y luchar desesperadamente por la conquista del Municipio, como primer reducto para continuar con la conquista del Congreso. La conquista del Congreso será para el pueblo la conquista del Poder Ejecutivo, que hoy es para el pueblo la jarra de la tiranía, y la conquista del Poder Judicial, que hoy es el instrumento de la burguesía para cometer todos los abusos con el pueblo pobre y amparar todos los crímenes burgueses.

197-Multiplicar las organizaciones obreras de resistencia, porque éstas son la escuela donde el obrero comprende que es explotado y que cuando da su voto por un burgués, no hace sino afilar las garras de su patrón

198-Multiplicar la prensa y el número de sus lectores.

199-El Partido debe enviar conferencistas, bien premunidos de ideales, en gira por todas las Agrupaciones por lo menos dos veces en el año. Para esto deben todos los demócratas pagar una cuota mensual a la caja de su Agrupación, cada Agrupación pagar al Directorio General el 20 por ciento de cada cotizante para atender a los gastos de propaganda, como se hace hoy en todos los partidos obreros del mundo.

200-Hacer constantemente la crítica de la sociedad burguesa, con todos sus defectos y errores; señalarla a los pueblos con claros caracteres, para que se interesen en cooperar a su pronta transformación; esta es la obra imperiosa, urgente, actual de la Democracia Doctrinaria, para obtener la conquista del poder político. Hacer que sus representantes en el Congreso y en el Municipio hagan esta propaganda, que lleven la nueva voz del pueblo que desde lo alto empuja a su derrumbe al actual sistema social.

201Esto es lo que se debe hacer para apresurar la conquista del poder político. En Chile no faltan leyes que den al pueblo más amplios derechos políticos; lo único que falta es más conciencia y educación política en el proletariado, obra que debe realizar el Partido Demócrata cuanto antes. Toda esta acción señalada en las líneas precedentes, y las reformas sustanciales hacia el socialismo indicadas en los artículos anteriores, es lo que debe realizar la Democracia Doctrinaria si quiere de verdad tener el poder político para iniciar la felicidad de los pueblos. Mientras no haga esto, el mar de teorías en que se debate la hará retroceder antes que avanzar.

Luis E. Recabarren
Buenos Aires, 1907.

La Reforma, Santiago 7/enero/1908

DEMOCRACIA Y SOCIALISMO VI. Sus diferencias – lo que debe preferir el pueblo - ¡Estudien los Demócratas! - Después de la conquista del Poder Político

202Queremos poner término a estos artículos con las líneas que siguen. Sólo hemos pretendido señalar rápidamente las diferencias entre democracia y socialismo; los medios de lucha, los principios, finalidades y desarrollo de ambos ideales para que el pueblo estudioso continúe esta obra, la discuta, la analice y la complete. Para terminar, queremos señalar lo que en nuestro concepto se hará después de la conquista del poder político, que en los capítulos anteriores ha quedado bosquejado como programa de aspiraciones.

203La democracia variaría fundamentalmente las instituciones nacionales que componen el gobierno o administración de la nación. Se democratizaría todo. La tiranía desaparecería. La finalidad del gobierno sería suavizada. En fin, todo aquello que atañe a la sección administrativa, bajo una administración demócrata obrera, recibiría formas completas.

204El costo de la vida se abarataría en partes por la disminución de los impuestos, y las comodidades generales aumentarían notablemente. Pero el régimen capitalista industrial y comercial, no variaría gran cosa. Habría siempre explotación y opresión patronal, desigualdades y miserias, con todo su cortejo de vicios y desgracias. El socialismo, dueño del poder político, iría mucho más allá. La administración pública, como en la democracia, se reduciría a la simple expresión administrativa de las cosas. Pero donde el socialismo levantaría su monumento imperecedero, sería en la transformación completa del régimen capitalista, socializando la industria y el comercio, con sus maquinarias, tierras, edificios y almacenes; socializando toda propiedad colectiva, de manera de asegurar a cada individuo su habitación y todos los medios de subsistencia y de placeres, sin más obligación que trabajar unas pocas horas diarias en la profesión de su agrado. En los capítulos I, II y III hemos detallado estos pensamientos con abundancia de claridad y comprensión.

205Ya lo hemos dicho también, nuestro propósito es provocar en el Partido Demócrata una gran corriente de opinión, que estudie y discuta estas ideas que proponemos con el objeto de obligar a la democracia actual a aceptar estas nuevas ideas, estos nuevos principios, con los cuales se habilitaría para hacer mayores conquistas que robustezcan su ya nueva organización.

  • 3 Gabriel Deville, nació en Tarbes, pueblo cercano a la frontera franco-española, el 8 de marzo de l (...)

206En todas las agrupaciones se ha notado en los últimos años un deseo de abarcar mayores reformas que señalen al pueblo un programa completo de propósitos y de aspiraciones fáciles de realizar para el bienestar popular. Demócratas o socialistas somos igualitarios; no queremos que haya clases superiores que dominen ni clases inferiores dominadas. Para hacer desaparecer estas diferentes clases sociales no hay otro medio que apoderarse del poder político, que sería para nosotros solamente de uso temporal, pues, comprendiendo que el Estado establece diferencias de hecho, queremos también su supresión. Pero, como dice Deville en sus Principios Socialistas3, “no se puede abolir el Estado sino después de haber suprimido las clases, y no se pueden modificar las relaciones económicas, cuya personificación son las clases, sin ejercer primero una acción sobre el Estado. La cuestión planteada queda resuelta: es necesario ejercer una acción sobre el Estado porque sólo así podrá ponerse la condición de las personas de acuerdo con la evolución económica que sigue su curso y entraña la posibilidad de la supresión de las clases, a la cual el mismo Estado debe contribuir. La única línea de conducta practicable para los socialistas, para los trabajadores, es pues, según la expresión habitual, la conquista del poder político, la conquista del Estado. Todos sus esfuerzos deben tender a posesionarse, de un modo más completo cada día, de los poderes públicos; toda su táctica debe consistir en obtener este resultado”.

207Estos propósitos, para los socialistas chilenos, no son difíciles, son demasiado fáciles, por cuanto la obra ya está empezada desde 20 años antes. Los frutos empiezan a germinar por todas partes. La representación en los poderes públicos (Municipios y Congresos, Juntas de Beneficencia, etc.) del Partido Demócrata, alcanza una proporción satisfactoria que no en todos los países cuentan los partidos obreros. Sólo se necesita ahora mayores esfuerzos, mayor educación e ilustración social, económica y política para alcanzar también mayores triunfos. Los puestos conquistados ya en el terreno político, no sólo deben conservarse, sino que avanzarse a la conquista de muchos otros. Y esa conquista se obtiene ajustando la conducta de los representantes al exacto y fiel cumplimiento de programa adoptado y en cuyo nombre se ha ido a la representación. Mientras con más pureza se ostenta la doctrina; mientras más se acentúe, por la actuación del Partido, la lucha de clases, más rápidamente mejorará sus filas y, con ello, aumentará su potencia, su conciencia y su representación. Sólo así se podrá realizar con éxito la Revolución Social, reivindicadora de los derechos obreros, de los derechos proletarios, y que será la emancipación de la humanidad oprimida y esclavizada.

208Demócratas, obreros, ciudadanos: he cumplido con el deseo de exponer y explicar nuestras doctrinas para aumentar su propagación. Ahora os toca a vosotros completar la obra: en todos los pueblos, ciudades o aldeas, debe activarse la propaganda de nuestros queridos ideales. Sólo así habrá vida activa en las filas demócratas doctrinarias.

Luis E. Recabarren S.
Buenos Aires, 1907

La Reforma, Santiago, 27/junio/1908

Desde París (Especial para la prensa obrera). MAYO 18 DE 1908

209La ambición de estudiar, de conocer y de palpar de una manera escrutadora todo lo que hacen los obreros de Europa, me ha traído hasta esta gran capital -cuna del revolucionarismo obrero- donde permaneceré el tiempo necesario para hacer una investigación provechosa y útil. He llegado en los mejores momentos: al final de las elecciones municipales en Francia, cuando toda la prensa burguesa arrecia sus ataques contra el socialismo impertérrito que avanza como una montaña gigantesca, quizás pausadamente, pero de una manera segura y firme.

210Es posible que el telégrafo, en sus palabras de perfidia y malicia, haya enviado ya a ésa, la noticia de estas elecciones, anunciando que los socialistas han sufrido una derrota, un nuevo desastre, y que eso significa que el socialismo va en decaimiento. Pero todo carece de verdad. Los socialistas han perdido en el municipio de París tres asientos. De trece municipales que tenían, han quedado solamente con diez. Pero en cambio de esa pérdida de representantes, el Partido ha ganado en la jornada electoral 10.000 electores, solamente en París. En muchas comunas de provincias han triunfado con el total de sus candidatos, han conseguido llevar representación a municipios donde aún nada tenían y sus pérdidas son muy insignificantes ante la realidad numérica que acusa un crecimiento majestuoso en las filas del Partido de los trabajadores.

211Es menester decir algunas palabras respecto a las causas reales que hacen aparecer una derrota donde ella no existe. Hasta el año 1904, el Partido Socialista de Francia estaba dividido, pero el Congreso Internacional de Ámsterdam de aquel año, señaló el camino de la unificación y se unieron. Entre las causas de la división figuraba, en primer lugar, el hecho de que una fracción del Partido aceptaba hacer alianzas y combinaciones políticas con partidos burgueses y hasta apoyar ministerios o formar parte de ellos en nombre del socialismo. El Congreso Socialista de Ámsterdam declaró que el Partido Socialista era el Partido de la clase trabajadora en lucha contra la clase capitalista opresora y explotadora de los obreros y que entre estas dos clases no cabía, por ahora, amistad posible. El Partido Socialista debe, pues, luchar solo contra toda la clase capitalista hasta la completa reivindicación de los derechos del proletariado y el establecimiento de la doctrina socialista, igual en todas las naciones del mundo.

212Mientras duró la división del Partido Socialista, hubo fracciones que en las elecciones se prestaban mutuo apoyo con los radicales, o radicales socialistas, a otros grupos liberales. Mediante esas combinaciones, todos estos grupos aprovechaban todas sus fracciones electorales que, por sí solas, no bastan para obtener una representación. Esta vez el Partido Socialista ha ido completamente solo a la elección de municipales, teniendo por enemigos irreconciliables a sus amigos de otros tiempos: los radicales, que ahora formaban el block antisocialista con todos los partidos burgueses, con monárquicos y republicanos. Es que se unían todos los capitalistas -dice la prensa socialista- es que la alta banca, el gran capitalismo internacional, el gran comercio y el gran patronato, necesitaban un municipio más que obediente, sumiso y servicial a sus intereses, y lo han conseguido. Esto es lo que ocurre en París.

213¿Qué nos importan asientos de más o de menos?, dicen los socialistas. Lo que necesitamos es que aumente el número de nuestros verdaderos partidarios, de los conscientes, de los que votan con la conciencia limpia, de los que van hacia la expropiación capitalista, de los que aspiran a la desaparición de la sociedad burguesa y del Estado, su arma de defensa, de sus privilegios. No necesitamos número de diputados o de municipales -dicen a cada momento aquí los socialistas-. Lo que necesitamos es que la clase obrera comprenda su misión. El número de diputados o municipales no se debe nunca a la fuerza efectiva de cada partido, sino a las maniobras más no menos indecentes de los partidos burgueses. El Partido Socialista necesita acción definitiva y clara. En Francia va ahora por ese camino.

214L’Humanité, el diario socialista de esta capital, dice: “Que el radicalismo francés, que tanto se alegra de la disminución de tres asientos socialistas en el Municipio, debe esperar a su turno la pérdida de 150 diputados radicales que están en la cámara por el voto y la ayuda de los socialistas y que en las próximas elecciones en que les faltará ese concurso no podrán ser reelectos”. Así son las derrotas socialistas. En Paris, perdiendo tres asientos en el Municipio, ganan diez mil electores sobre las elecciones últimas. En Alemania, en enero de 1907, perdiendo 40 diputados, sobre 80 que tenían, aumentan sus votos de tres millones a tres millones y medio. En Buenos Aires, en marzo último, pierden su único diputado, pero, de 3.300 electores en l906, llegan a 7.500 en 1908. Estas son nuestras victorias.

215Estas son, pues, mis primeras impresiones en París. Allí van para que mis compañeros saquen de ellas todo el beneficio posible. En mi próxima, irán datos más correctos.

Luis E. Recabarren S.

La Reforma, Santiago 30/agosto/1908

Desde Bruselas. LOS PRINCIPIOS SOCIALISTAS EN BELGICA Y ALEMANIA

216En mi anterior correspondencia, enviada desde París, daba a conocer a los lectores de LA REFORMA la gran victoria obtenida por los socialistas en las elecciones municipales de Francia. Ahora tengo la satisfacción de constatar una nueva victoria socialista obrera conquistada por los elementos proletarios en Bélgica.

217El 24 de marzo del presente año, tuvieron lugar las elecciones para renovar la mitad de la Cámara de Diputados. La Cámara belga se compone de 166 miembros, de los cuales eran: 89 clericales, 45 liberales, 30 socialistas y l demócrata cristiano. El gobierno contaba con una mayoría de doce votos. La renovación de la Cámara correspondía efectuarse sobre 81 diputados que terminaban su mandato, de los cuales eran: 18 socialistas, 23 liberales, 1 demócrata cristiano y 39 clericales. Las elecciones se realizaron con toda tranquilidad, si bien es cierto con gran actividad y empeño por los tres partidos en lucha que se disputaban el predominio de Bélgica. El resultado fue el siguiente: los socialistas triunfan con 23 diputados. Los liberales con 20 diputados. Los clericales con 37 diputados; el demócrata cristiano 1.

218El único victorioso en esta elección es el Partido Obrero, que gana cinco diputados más, en perjuicio de tres que pierden los liberales y dos que pierden los clericales. La Cámara queda compuesta así: 35 socialistas obreros; 43 liberales, de oposición al Gobierno; 1 demócrata cristiano, de oposición al Gobierno y 8 clericales, única base de apoyo del Gobierno, cuya mayoría quedó reducida a 8 votos.

219El Gobierno del rey Leopoldo tenía en 1902,26 votos de mayoría; en 1904,20 votos; en 1906,12 votos; en 1908,8 votos. Las elecciones de 1910 le quitarán esa mayoría, pues bastará que pierda 4 diputados para empatar. Grandes acontecimientos esperan pues a la Bélgica obrera, cuya acción activa y perseverante va conquistando paso a paso el dominio de los poderes. La acción y conducta del Partido Obrero Socialista de Bélgica han sido y son completamente independientes y autónomas, sin compromisos de ninguna clase con los partidos burgueses. El resultado de las elecciones de 1910 colocará al Partido Obrero en una condición especialmente delicada y de responsabilidad, cuya acción es imposible presagiar. El Partido Obrero de Bélgica debe su mayor potencia y vigor a las organizaciones sindicales que lo forman. El progreso constante de la organización gremial da al Partido, cada vez más, nuevos elementos y nuevas conciencias que lo vigorizan.

EN ALEMANIA

220El 4 de junio han tenido lugar las elecciones de Lantadg prusiano, corporación en la cual los socialistas no tenían aún representación a causa de las tres categorías de electores que todavía perduran allí. El resultado ha sido una grandiosa victoria para los socialistas, que lograron triunfar con siete de sus candidatos, esta victoria ha sido muy comentada en toda la prensa alemana burguesa, asombrada ante este avance incontrarrestable de las fuerzas organizadas del Partido Socialista. El diario radical estima que ese resultado “es la condenación a muerte del sufragio de clases. La capital del Imperio, agrega, ha votado ayer la introducción del sufragio universal en Prusia”.

221Entre los elegidos a la dieta prusiana figura Liebknecht, que actualmente cumple una prisión por condena impuesta por los tribunales alemanes, por el delito de alta traición (antimilitarismo). En Alemania se elige diputado a un reo confinado en una prisión, cuya elección será severamente respetada porque es la voluntad de un pueblo serio; ¡mientras que en Chile se les arroja por defender su conciencia!

222En noviembre próximo tienen lugar en Estados Unidos las elecciones para Presidente y Vicepresidente de esa República. El Partido Socialista ha proclamado como candidatos a esos cargos a dos de sus miembros, los más odiados y los más perseguidos por la clase burguesa, por sus obras y acciones educadoras entre las masas populares de la gran república; ellos son los ciudadanos Eugenio Víctor Debs, candidato a la presidencia, el alma de la gran huelga ferroviaria de 1893, que ha sido ya representante del Partido de 1900 a 1904. Y como manifestación de un admirable vigor, que es un verdadero desafío lanzado a la clase capitalista, el candidato a la vice-presidencia es Haywood, el intrépido secretario general de la Unión de los Mineros del Oeste, del cual ya conocemos el dramático proceso, ayer arrancado al patíbulo de Bois City por el soberbio esfuerzo de solidaridad de toda su clase ¡Debs y Haywood son todo un programa!

223En 1900 el Partido Socialista reunía sólo cien mil votos para su candidato presidencial. En 1904 subió a 400.000. ¡Y para este-año todos esperamos que el número de los electores socialistas pasará de un millón!

224En el próximo correo enviaré algunos artículos que titularé: “La Bélgica Obrera” en los cuales se resume la obra realizada por el Partido Socialista en las diferentes provincias de esta pequeña nación. Llamo sobre ellos la atención porque se trata de obras hechas en beneficio del pueblo, por la decidida voluntad y abnegación de los obreros socialistas, y porque ellas pueden ser imitadas por nuestros ya numerosos municipales demócratas que desgraciadamente, no han hecho gran cosa, no por culpa propia, sino por falta de conocimientos suficientes y por falta de un bien trazado programa de trabajos que verdaderamente beneficien al pueblo. Creo que la Bélgica obrera ofrece un gran campo de estudio y de observación y por eso pienso permanecer algún tiempo aquí a fin de poder comunicar a los lectores de LA REFORMA el fruto de mis estudios, que, confío, serán aprovechados por los compañeros de Chile.

Luis E. Recabarren S.
Bruselas, junio de 1908

Notes

1 Lazcanistas: partidarios de Fernando Lazcano, quien fuera candidato la Presidencia de la República, en 1905. Malaquías Concha, líder del Partido Demócrata, apoya a Lazcano en dicha oportunidad. Estos sucesos se encuentran a la base del fraccionamiento del PD, en 1906.

2 El artículo III presumiblemente debía venir en la edición del 30 de diciembre de 1907, la cual no se encuentra en la colección de la Biblioteca Nacional. Cabe la posibilidad de que se cometiera un error en la numeración, siendo este el III; tampoco podríamos desconocer el efecto que tal vez le cupo a los sucesos del 21 de diciembre, en la Escuela Santa María de Iquique.

3 Gabriel Deville, nació en Tarbes, pueblo cercano a la frontera franco-española, el 8 de marzo de l854. Publicó sus Principios Socialistas en París, en 1890. Fue un divulgador del marxismo. Perteneció al Partido Obrero Francés, trabajó como redactor de L’Egalité, en unión de Guesde y Lafargue. entre otros; fue diputado entre 1896 y 1893. De su obra hay versión española.

Table des illustrations

Légende * En este número constan las diferentes secciones que componen el gremio de obreros del puerto, como son: estibadores, carboneros, güincheros, molineros, otros.** Este gremio concurrió a su puesto de trabajo, pero la mayoría se negó a trabajar
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/196/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 674k
URL http://books.openedition.org/ariadnaediciones/docannexe/image/196/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 231k