Version classiqueVersion mobile
OpenEdition Books

Luis Emilio Recabarren

 | 
Eduardo Devés Valdés
, 
Ximena Cruzat Amunátegui

La Luz

Texte intégral

1La Luz, Año I, N° 13, Lebu 4/diciembre/1904

¡REBELIÓN! ¡AVANTE!

En verdad, es extraño que no estalle una bomba en cada esquina y cada minuto.
Tolstoi

2Cuando el anciano Tolstoi ha llegado a pronunciar esas palabras, grande muy grande debe haber sido la indignación que en ese momento le ha producido la marcha brutal de la iniquidad de los capitalistas que tritura las carnes de los explotados y oprimidos. Pero la culpa no es de los satisfechos, la culpa es de los que viviendo en la miseria, nos dejamos robar el fruto de nuestro trabajo para que el rico lo goce y lo derroche como que nada le cuesta obtenerlo.

  • 1 Recabarren hace referencia al anarquista Gaetano Bresci, que asesinó al Rey Alberto I, de Saboya, (...)

3Por eso, cuando la mano rebelde de Brecci1 vengó en el rey Humberto la desgracia del pueblo italiano, allá en la cuna de la autocracia, el viejo Tolstoi exclamaba: “En verdad es extraño que no estalle una bomba en cada esquina y cada minuto”.

4Si el rico, lleno de avaricia y ambición, quiere acaparar cada día mayor cantidad de dinero a costa del esfuerzo del trabajador, con mayor razón el pobre siente doble necesidad de poseer siquiera los recursos suficientes para atender a todas las necesidades de su vida. Y cuando nosotros vemos que trabajando con un exceso abrumador no posee nada, que todo pasa a las manos devoradoras de los burgueses, la indignación crece en grados, los bríos de la rebelión se duplican y nos sentimos empujados a gritarle al pueblo que se subleve, que se levante furioso y vengador contra sus opresores y destroce las cadenas de su esclavitud para gozar de la felicidad de una igualdad económica.

5No es un imposible lo que pedimos: ¡Que todos tengamos lo que es necesario para vivir en paz!

6El rico tiene en abundancia inútil lo que necesita y lo que no necesita y además millares de cosas superfluas. El pobre no tiene ni lo más indispensable. Entonces, hermanos, ¡a la rebelión! para establecer un reinado de paz y amor, sin ricos, ni pobres, sin opresores ni oprimidos.

Luis E. Recabarren S.

Notes

1 Recabarren hace referencia al anarquista Gaetano Bresci, que asesinó al Rey Alberto I, de Saboya, en julio de 1900.